Desarrollo humano en el Golfo Pérsico

Ética social. Niños explotados laboralmente. Evolución educativa. Explotación infantil. Extremismo. Juventud musulmana. Muerte infantil en Irak

  • Enviado por: Feg
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

DESARROLLO HUMANO

La situación del desarrollo humano en los países del golfo Pérsico es muy dispar entre las naciones y en el interior de ellos. Dicha situación se refleja en la diferencia que existe entre los indicadores sociales que muestran la calidad de vida de la población, por un lado, y los datos del PBI por otro. Las elevadas tasas de analfabetismo (que en muchos casos llega al 40% de la población), la corta esperanza de vida (alrededor de la sesenta años) son datos que reflejan una clara situación de subdesarrollo. Dicha disparidad también se ve plasmada territorialmente si se observan las diferencias en las formas de vida de la población urbana y rural.

Debido al desarrollo de la actividad petrolera y al crecimiento de las ciudades, las desigualdades en cuanto al desarrollo humano han aumentado. A diferencia del genero también marca una variación en la calidad de vida de las personas.

Las mujeres, los niños y los enfermos son los mas marginados social, económica y políticamente. Dicha marginación los enfrenta a situaciones de vida muy difíciles. En los países más poblados, como Irán, Irak, Turquía, Arabia y Yemen, la diferencia de genero es mas marcada. Esta situación se evidencia en los datos del PBI per capita, la alfabetización y la matriculación en las escuelas.

Los países mencionados, debido a sus incesantes conflictos internos y externos de origen político, religioso, étnico y económicos, que han provocado sucesivas intervenciones militares por parte de las potencias mundiales, son los que cuentan con gran cantidad de refugiados.

TRABAJO: EXPOLTACIÓN INFANTIL

La Trata de niños jinetes de camellos hacia los Emiratos Árabes Unidos (EAU)

Este es el quinto año consecutivo en que se ha tenido que informar al Grupo de Trabajo de la grave preocupación que causa el envío de niños hacia los EAU con fines de explotación. El secuestro, la venta de niños y de niñas por parte de sus madres, padres o tutores y el traslado de niños de otros países para utilizarlos como jinetes de camellos en los EAU continúan ocurriendo. La mayoría de estos niños proviene de Pakistán, la India o Bangladesh.

La utilización de niños en las carreras de camellos es una actividad extremadamente peligrosa en sí misma y puede causar graves lesiones, e incluso la muerte. También existen pruebas del maltrato y las torturas a que algunos jinetes de camellos han sido sometidos por parte de traficantes y empleadores, incluyendo que se les prive de una alimentación adecuada y se les golpee. No obstante, el hecho de que a estos niños se les separe de sus familias y se les traslade a un país donde la gente, la cultura y, generalmente, el idioma, les son totalmente desconocidos, significa que normalmente los niños no son capaces de denunciar incidentes de abusos.

La trata de niños para utilizarlos como jinetes de camellos está prohibida por la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN) y por varios Convenios, todos los cuales han sido ratificados por los EAU.

Cuando los EAU ratificaron el Convenio No. 138, especificaron que la edad mínima de admisión al empleo o al trabajo era de 15 años. La Sección 20 del Código Laboral Federal No. 8 (1980) prohibe asimismo el empleo de todo niño menor de 15 años. No obstante, es preciso subrayar que el empleo de niños como jinetes de camellos constituye un trabajo peligroso, puesto que puede poner en peligro la salud y la seguridad del menor. Se insto al Gobierno de los EAU a aprobar una ley que establezca claramente la edad de 18 años como la edad mínima de admisión al empleo para los jinetes de camellos, exigencia que, a la fecha, no ha sido cumplida por el Gobierno.

DESARROLLO DE LA SALUD

Uno de los efectos más claros del flujo de petrodólares en los países petroleros de la región ha sido una modernización en el aspecto sanitario .esto se logró a través de la introducción de medidas que han reducido notablemente los índices de mortalidad. Este importante descenso de la mortalidad respecto de los valores anteriores fue posible gracias a las masivas campañas sanitarias desarrolladas por los organismos gubernamentales. Asimismo, la expansión de las infraestructuras de servicios básicos ha eliminado el aislamiento de numerosas comunidades campesinas, y la generalización de los medios de comunicación de masas, especialmente la radio, ha permitido la difusión de recomendaciones sanitarias.

Algunas de estas naciones, poseen altas tasas de mortalidad infantil superiores al 80%. Es evidente que las enormes inversiones que se realizaron en estos países, sobre todo en los petroleros, no consiguieron reducir la mortalidad a índices bajos. Esto sucede porque para lograrlo es necesario un nivel de desarrollo general que no existe en esta parte del mundo.

Las enfermedades más importantes

En estas naciones, hay una importante presencia de tuberculosis y de hepatitis B y C. Pero las normas sociales conservadoras, los factores climáticos y el alto nivel de inversión en el área de salud en las ciudades de los países petroleros, tenderán a limitar la aparición de algunas enfermedades, como el sida y la malaria. La región tiene la tasa de infectados por el virus del HIV más baja del planeta. Sin embargo, los avances logrados en la región se ven reducidos por el impacto de las guerras y los conflictos civiles, la superpoblación de las ciudades, los nulos sistemas sanitarios rurales y la escasez de agua, en especial potable.

SÍNDROME DE LA GUERRA DEL GOLFO

¿Qué es el síndrome de la Guerra del Golfo?
El síndrome de la Guerra del Golfo es un término ampliamente utilizado para referirse a las enfermedades sin explicación que ocurren en los veteranos de la Guerra del Golfo. Los impactos en la salud de la guerra del Golfo de 1991 sobre las tropas de los Estados Unidos fueron enormes, con 160.000 de los 573.000 participantes en la guerra del Golfo diagnosticados con problemas médicos relacionados con la guerra, muchos debidos a la exposición a tóxicos químicos, desechos de uranio, agentes biológicos, o gas enervante. Esto constituye un aterrador 28% del total, mucho peor de lo que las tropas estadounidenses experimentaron durante la segunda guerra mundial (6,6%), la guerra de Corea (5%) y la guerra de Vietnam (9.6%). (Washington Post, diciembre 30, 2002). El Pentágono ha negado por años que haya ningún “Síndrome de la Guerra del Golfo” que afecte la salud de soldados, pero las nuevas cifras revelan la magnitud del impacto sobre la salud.

El impacto del síndrome de la Guerra del Golfo
De acuerdo al Instituto Americano de Medicina Laboral y del Medio Ambiente (American College of Occupational and Environmental Medicine), al menos el 12 por ciento de los veteranos de la Guerra del Golfo están actualmente recibiendo alguna forma de compensación por discapacidad debido al síndrome de la Guerra del Golfo.

¿Cuáles son las posibles causas del síndrome de la Guerra del Golfo?
Entre las causas posibles se incluyen las siguientes:

  • Armas químicas, especialmente el gas neurotóxico, o el bromuro de piridostigmina, que se dio como una medida preventiva a los soldados con probabilidad de estar expuestos a armas químicas.

  • Factores psicológicos, tales como el desorden de estrés post-traumático. Los veteranos con el síndrome de la Guerra del Golfo tienen mayores índices de enfermedades psiquiátricas acompañantes.

  • Otros agentes químicos, tales como el humo proveniente de los incendios de las refinerías de petróleo, pesticidas, uranio agotado o la exposición a disolventes o líquidos corrosivos durante los procesos de reparación y mantenimiento.

Tratamiento del síndrome de la Guerra del Golfo:
Aunque no existe tratamiento específico para el síndrome de la Guerra del Golfo, las investigaciones sugieren que una propuesta llamada terapia conductista-cognoscitiva puede ayudar a los pacientes con síndromes sin síntomas específicos a llevar vidas más productivas al controlar activamente sus síntomas.

El Departamento de Asuntos de los Veteranos (Department of Veterans Affairs) está dirigiendo un estudio de dos años, científicamente controlado, para determinar la efectividad de la terapia conductista-cognoscitiva en los veteranos con estos síntomas.

El ataque continuo: sanciones y muerte de los niños en Irak

Las sanciones económicas impuestas desde 1990. Estas sanciones sobre Irak, impuestas por las Naciones Unidas inmediatamente después de la invasión a Kuwait, precedieron a la Guerra del Golfo Pérsico de enero y febrero de 1991.

Un estudio de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) demostró que el 21% de los niños menores de 5 años estaban por debajo de su peso normal, 20% con deficiencias en el crecimiento debido a desnutrición crónica y 9% sumamente enflaquecidos, con masa muscular deficiente debido a desnutrición crónica. Más aún, los servicios de salud sufren de una falta de abastecimiento de suministros y medicinas básicos. Esto ha resultado finalmente en muertes de niños a causa de desnutrición, diarrea y pulmonía. Las sanciones también han tenido un efecto destructivo en otras facetas de la sociedad iraquí. Las mujeres están desproporcionalmente desempleadas. Un informe del Consejo de Seguridad Nacional de las Naciones Unidas mencionó aumentos en las enfermedades mentales, en la delincuencia juvenil, en la cantidad de mendigos y en la prostitución, así como un empobrecimiento cultural y científico.

En la región centro-sur de Irak, la tasa de mortalidad infantil (la proporción de infantes que mueren antes de cumplir sus primeros 12 meses de vida) aumentó a 108 muertes por 1000 nacimientos vivos durante el período de 1994-99. Para propósitos de comparación, la tasa de mortalidad infantil en los Estados Unidos para 1995 fue de 8/1000. El período que se incluye en este estudio incluye la propia Guerra del Golfo Pérsico, períodos de represión bajo el gobierno de Saddam y fluctuaciones en el precio del petróleo.

Más aún, estas estimaciones de mortalidad de niños, por definición excluyen las muertes entre los adultos, particularmente los ancianos. Además, estas cifras no toman en consideración las muertes de los adultos durante la Guerra del Golfo Pérsico, en la cual los combatientes iraquíes tuvieron muy pocas oportunidades de defenderse.

Estados Unidos y el Reino Unido, han sostenido que la responsabilidad de estas muertes recae sobre Saddam Hussein. Sin embargo, estas consecuencias habían sido pronosticadas por el sistema de inteligencia de Estados Unidos al terminar la Guerra del Golfo Pérsico, dejando claro que éstas eran una decisión política.

Al fin y al cabo, son las mujeres, los niños, los ancianos, los enfermos y los pobres, aquellos quienes son menos responsables por las acciones del gobierno iraquí, quienes sufren más debido a las sanciones.

DESARROLLO DE LA EDUCACIÓN

Cerca de cinco millones de niñas no acceden a la enseñanza primaria en el mundo árabe

a Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) advirtió que, según un estudio publicado recientemente por este organismo, alrededor de ocho millones de niños en edad de cursar la enseñanza primaria siguen sin escolarizar en los Estados árabes, de los cuales cinco millones son niñas. No obstante, según el informe, cuando se les brinda la oportunidad de ir a la escuela, las niñas tienden a repetir curso menos que los niños y logran acabar sus estudios de primaria y secundaria con más frecuencia que ellos.

En el informe sobre la región de los Estados árabes elaborado por el Instituto de Estadística de la UNESCO, se analiza el estado de la educación en 19 países que cuentan con una población total de 270 millones de habitantes, de los cuales el 39 por ciento tiene menos de 14 años.

El informe se refiere al año escolar 1999/2000 y, por consiguiente, no tiene en cuenta el deterioro de los sistemas de educación provocados por los conflictos en los Territorios Autónomos Palestinos e Irak, si bien se indica que el nivel de escolarización es relativamente elevado en estos dos países.

El estudio señala también que en los últimos cuarenta años se han realizado "inversiones considerables" en toda la región, lo cual ha permitido a muchos países acercarse a la meta de escolarizar a todos los niños.

No obstante, también indica que la paridad entre los sexos (es decir, un porcentaje igual de matriculación de los niños y las niñas) sólo se ha logrado en Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Líbano y los Territorios Autónomos Palestinos. En comparación con otras regiones, y aunque pueda parecer sorprendente, la paridad entre los sexos en el acceso a la enseñanza primaria es más equilibrada en los Estados árabes que en los países africanos de habla francesa, según la UNESCO.

Según el informe, de los 35 millones de alumnos del mundo árabe matriculados en la enseñanza primaria en el año escolar 1999-2000, el 54 por ciento eran niños. Por otra parte, esas cifras indican que siguen sin tener acceso a la escuela uno de cada cinco niños -y una de cada cuatro niñas- en edad de cursar estudios de primaria.

El país con el índice de matrícula más bajo es Djibouti, donde sólo va a la escuela el 30 por ciento de los niños en edad de cursar primaria. Además, en este país la disparidad entre los índices de matrícula de niños y niñas es también la más acusada: algo más de un 35 por ciento de los niños y apenas un 26 por ciento de las niñas en edad de ir a la escuela.

En el informe se señala que las niñas tienen menos probabilidades de repetir curso en la enseñanza primaria que los niños, excepto en Sudán. A nivel regional, solamente el 6 por ciento de las niñas repite curso, mientras que el porcentaje de los niños alcanza el 9%. Estos porcentajes globales ocultan, sin embargo, las diferencias considerables que se dan de un país a otro. El índice más bajo de repetidores corresponde a Jordania (1 por ciento) y el más elevado a Túnez (16 por ciento).

No obstante, más del 90 por ciento de los escolares consiguen terminar sus estudios de primaria. En la mayoría de los países, el porcentaje de éxito de las niñas es levemente superior al de los niños.

Escuela secundaria

El informe indica también que los alumnos tienen más posibilidades de pasar de la enseñanza primaria a la secundaria en Bahrein (98 por ciento).

Asimismo, el informe pone de manifiesto que la proporción de niñas en edad de cursar estudios de secundaria y matriculadas en este tipo de enseñanza es superior a la de los niños.

Al igual de lo que ocurre en la enseñanza primaria, las niñas obtuvieron mejores resultados que los niños en los 13 países que suministraron datos pertinentes sobre el aprovechamiento escolar del alumnado en la enseñanza secundaria. No obstante, el informe señala que los porcentajes de repetición de curso de ambos sexos suelen ser elevados.

Todos los países estudiados en el informe poseen por lo menos una institución docente de enseñanza superior. No obstante, el documento señala que "una gran cantidad de estudiantes efectúan o completan sus estudios superiores en el extranjero”.

EL EXTREMISMO NACE EN LAS ESCUELAS

Buscan una reexaminación de los planes de estudios educativos de países Arabes y Musulmanes y su efecto en sus niños. Según un diario palestino, la única manera eficaz de contener el radicalismo en el mundo Arabe y Musulmán es llevando a cabo una reforma comprensiva de su educación y cultura religiosa.

Reexaminando La Educación Arabe-Musulmán

"Siguiendo al 11/9, los efectos del sistema educativo en el mundo Arabe y Musulmán en el radicalismo religioso fueron levantados muchas veces. Los medios de comunicación Occidentales atribuyen el radicalismo en el mundo Arabe a la educación de temprana edad… "

Los Musulmanes que se oponen a investigar los efectos de la educación en el radicalismo entre la juventud se olvidan que la zambullida en el extremismo, sea racial, nacional o religiosa, ocurre en fases. Normalmente es el resultado de desviación religiosa o una interpretación falsa de ideología o cultura moderada. Examinando sus causas e identificando sus raíces no es una acusación de cualquier religión, ideología, o cultura. El análisis y las discusiones abiertas de las razones para la desviación de algunos Musulmanes les permiten aprender las premisas básicas de su religión.

El Extremismo Empieza en las Escuelas

Desde el 11/9, toda la juventud Musulmana que lucho con el Taliban fueron calificadas como extremistas, aunque es un hecho conocido que la mayoría de ellos dejó sus países con el consentimiento de sus familias y sus gobiernos. Su zambullida en el extremismo fue gradual, pero tendrían que admitir que empezó con su educación y su ambiente social.

"¿Cuáles son los componentes religiosos y culturales que aquellos 'Afganos Arabes aprendieron de su plan de estudios educativo y ambiente religioso? ¿Cuales son los componentes que amoldaron sus opiniones y sentimientos y los llevaron a abandonar a sus familias, ciudades, y vidas que parecían aburridas para ellos porque ellos no midieron a la cultura religiosa que les lavó el cerebro?

Ddebemos comprender que esos niños, adolescentes, hombres, y mujeres, siempre son expuestos a una cultura religiosa distorsionada que permite el odio de otros. Debemos entnder que hay alguna conexión entre la cultura Islámica como es reflejado en el plan de estudios educativo, en casa, y en el barrio, y la cultura que engendra el fanatismo religioso… Esa cultura Islámica ofrece información parcial, llena de odio injustificado hacia las religiones de otras gentes y culturas, como si esas gentes no hacen algo sino planes de guerra contra los Musulmanes.

Las culturas Occidentales, las culturas Orientales y sus pueblos se describen como enemigos de Musulmanes, pero cuando alguien se enferma, su vida es salvada por un médico del campamento enemigo [es decir el Oeste], y él toma medicación desarrollada y fabricada por ese campamento.

Ninguna duda que adoptando esta marca de cultura religiosa producirán, a lo mejor pensamientos desconcertados y conducta equivocada hacia otros, algunas veces al punto de tener una personalidad desdoblada.