Desarrollo de la expresión plástica y su didáctica

Educación infantil. Fenómenos psicológicos. Inteligencia práctica. Percepción. Motivación. Materiales. Intencionalidad. Simbolismo. Egocentrismo. Sincretismo. Garabato. Composición gráfica

  • Enviado por: Zeltia Conde
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 51 páginas

publicidad
publicidad

Desenvolvemento da expresión plástica e a súa didáctica.

Introducción

Los niños dibujan todos igual. ¿A qué se debe esto? Los niños a nivel intelectual se desarrollan igual. Los fenómenos psicológicos, el egocentrismo y el sincretismo son los que van a marcar en el niño en la manera de ser (pensar, sentir, representar, jugar, relacionarse, etc.). El egocentrismo o lo que es lo mismo “todo es el”, va a predominar su Yo. Las cosas van a ser lo que el quiera que sean que son.

Es importante que nosotros lo ayudemos desde el primer momento a que distinga lo que es natural de lo que es artificial.

La primera inteligencia que tiene el niño es una inteligencia práctica, es decir que es manipulativa, motora, sensoriomotora, kinestésica, áptica (de coger). La inteligencia para desarrollarse necesita de un marco que es el espacio. Existe una inteligencia práctica y existe una inteligencia de las ideas (representación mental). El niño tarda en pasar de un pensamiento práctico (kinestésico) a un pensamiento imaginativo, tarda en hacer una representación mental de los objetos.

La razón de que todos los niños a nivel geográfico grafíen de la misma manera es que piensan de la misma manera (por ejemplo, la transparencia de los dibujos de los niños). El niño evoluciona de lo concreto a lo abstracto, por ejemplo, para que aprenda las características de un animal de 4 patas hay que mostrarle un animal de su entorno, puesto que va de lo concreto a lo abstracto y un elegante nunca lo ha visto y no puede ser concreto. Lo más concreto que tiene el niño es lo que tiene a su alrededor.

¿Cómo sería mejor enseñarle al niño lo que es una vaca? Pues relacionando al niño con la vaca, es decir que la vea, que la trabaje con los sentidos. Una educación para que sea total debe abarcar el mayor número de sentidos puesto que nada hay en el entendimiento que primero no este en los sentidos.

El conocimiento del espacio puede ser a nivel cualitativo (cada vez conocer más el significado de cada espacio) y a nivel cuantitativo (cada vez conocer más espacios). El niño tiene que vivir, percibir y luego hacer un concepto del espacio. Para el niño el espacio no significa lo mismo que para un adulto en ninguno de los dos niveles. Además, tienen una orientación distinta que la del adulto, conciben primero el concepto de arriba-abajo, adelante-atrás antes que derecha e izquierda.

¿Qué representa el niño? Es una representación autoplástica: cuando es una vivencia personal. Las representaciones son universales en el tiempo, además de geográficamente. Los niños de todos los tiempos dibujaron igual.

El niño desde muy temprano representa el sexo de las personas y de los animales, pero raramente representa la genitalidad. El niño cuando quiere representar la genitalidad la enmascara, es el lenguaje subliminal, cuando el niño le da importancia detalla mucho. Normalmente cuando representa la genitalidad dibuja una cremallera.

El niño representa lo que sabe, no lo que ve, por que el niño es sincrético, es realista no naturalista, representa refiriéndose a la realidad no a la naturaleza. El niño es un realista intelectivo, no es un realista óptico. A la hora de representar usa mecanismos propios.

  • Dibujo del caballo: Se realza la transparencia del caballo, porque se ven las piernas de la persona, esto quiere decir que está en un realismo intelectual. La mezcla de la opacidad con la transparencia es de la etapa sincrética, mezcla no categoriza.

  • Dibujo del señor: los ojos juntos son como los que dibujaban los egipcios, mezcla de frente-perfil. Sería una imagen global, confusa y de mezcla, es decir una imagen sincrética. Parece un comic, ya que tiene en cuenta la secuencionalidad. Es un dibujo de 8 años o más. Esto sería una etapa figurativa.

El concepto de proporción del niño no es el mismo que el adulto. Para el niño lo que quiere mucho lo dibuja grande y el adulto dibuja los objetos grandes representando el tamaño.

  • Dibujo de la cara con los dientes: nos está dibujando una sensación, una experiencia (por ejemplo, la caída de algún diente) a lo que le da mucha importancia puesto que lo dibuja muy grande.

Para el niño una cosa es mayor porque la quiere mas (por ejemplo, a el mismo por el egocentrismo, se dibuja mas grande que el árbol, que un coche…), sin embargo para el adulto es mas grande aquello que mide mas.

El arte del niño es algo para ver, no para comparar, por eso no se le debe corregir el dibujo. Por ejemplo, si no le quiere dar importancia a la mano, tal vez no dibujara los cinco dedos pero enfatizara otra cosa, entonces no es necesario corregir.

Para representar distintos objetos puede usar los mismos grafismos.

Etapa prefigurativa 2-4 años (garabatos). A partir de ahí empezará a hacer representaciones.

Etapa figurativa 8 años más o menos.

Podríamos definir la materia como un lenguaje grafoplástico, de los 0 a los 6 años. Todo lo que tiene relación con la escritura sería lo gráfico y la parte artística sería lo plástico.

A medida que se le fue dando importancia al niño, todas las asignaturas que tenían que ver con la copia desaparecieron y aparecieron nuevos sistemas de aprendizaje.

El niño de 0-6 años se mueve dentro de los dos cambios. El egocentrismo que evoluciona al altruismo y el sincretismo que evoluciona a la categorización. El niño de 0-6 años está dentro del Yo. Poco a poco va descubriendo el Alter (el otro, el medio). Es decir que va asociando. El otro sería su madre, pero esto puede ser incluso una lámina donde el niño trabaja.

Al principio, para el niño el instrumento es algo que no sabe para que sirve, por ejemplo, un lápiz, le sirve para chuparlo porque esta en una etapa oral…

Vemos que el niño va haciendo un recorrido, a la hora de jugar, de hablar va a estar marcado por un proceso psicológico que va a ir viviendo, luego concibiendo y luego percibiendo. Ese proceso psicológico va a tener unas manifestaciones en toda su vida y es por eso por lo que todos los niños dibujan igual: porque todos los procesos psicológicos son iguales para todos.

Para escribir es necesario que el niño asocie, una letra con otra letra, al igual que para leer es necesario que el niño asocie, una silaba con otra silaba.

El ser humano, desde el momento de nacer, lo que intenta es dominar el medio, a todos los niveles: espacial, temporal, etc. (por ejemplo, el invento del teléfono) y el niño hace lo mismo.

Dialogar: Dia: a través de. Pasar la palabra de uno a otro, para eso hace falta asociar...

El niño vive, experimenta, explora, no razona.

Diáfano: Dia: a través de… Fono: ver la luz.

Los niños pequeños no dialogan, sino monologan. El niño evoluciona y una de las cosas importantes por las que evoluciona es la fabulación. El niño se autocuenta de una forma artificiosa la realidad, inventa. De ahí la importancia que tiene la Educación Infantil. No debemos de impedir el desarrollo del niño, pero cuando nos acercamos al niño como categorías de adultos se lo impedimos.

El segundo cambio el es sincrético, es donde el niño intenta conciliar dos aspectos de la realidad que son inconciliables, por ejemplo, de frente y de perfil. Poco a poco el niño irá dando pasos e irá categorizando, clasificando, razonando. Es decir que pasará de un pensamiento sincrético (global) a un pensamiento categórico, bien deduciendo o bien induciendo. A diferencia de los adultos que deducimos o inducimos, el niño trasduce, el niño relaciona a través de analogías inmediatas (Piaget).

TRASDUCIR: el niño relaciona y razona a través de analogías inmediatas.

ANALOGÍA: Ana: conforme a… Logos: razón.

El niño es incapaz de atender a más de un aspecto de una cosa a la vez o de muy pocos aspectos. Si queremos que el niño relacione algo puedo hacerlo por el color, por la forma, por el peso, pero no puedo pedir que lo asocie por distintos aspectos porque el niño es simplista y debemos tenerlo en cuenta a la hora de programar. El niño descubre el medio porque lo siente y también porque se mueve, de ahí la importancia de movimiento. El niño recibe las primeras sensaciones a través de los sentidos, estas sensaciones van al cerebro y allí codifica y va discriminando esas sensaciones y va dando una respuesta pero esto no lo hace por razonamiento (adultos) sino por vivenciacion, experimentación, porque lo siente (estadio sensoriomotor) y también conoce el medio porque se mueve (estadio sensoriomotor)

El niño, desde una edad muy temprana (el cuando es difícil de precisar por las diferencias cronológicas y psicológicas) debe ser el que realice las cosas, es decir, nuestro principio básico debe ser que todo lo que el pueda hacer por si mismo no lo hagamos nosotros, si, por ejemplo, el niño tiene que coger un material, unas ceras, etc., si puede cogerlas el mismo, ¿para que se las voy a dar yo? Para que el niño pueda asociar de una manera sensoriomotora (porque las ve y porque se puede mover) tengo que tener en cuenta un factor: que el objeto este al alcance del niño, debo tener almacenado el material por lo tanto en un lugar al cual el niño pueda tener acceso. También tengo que tener en cuenta la relación continente-contenido, debo procurar facilitar al niño el que pueda asociar las ceras incluso por el color, por ejemplo, que el contenedor y el contenido tengan el mismo color. El material necesario no hace falta comprarlo, se puede hacer.

Otra característica psicológica de esta etapa es que el niño es absolutista, es decir que para el niño una cosa es o no es. No existen términos de comparación (igualdad, superioridad).

Otra característica es que el niño es animista, las cualidades que el niño tiene como persona se lo atribuye a los seres. Todas las cosas que hay a su alrededor son como él, todas las cosas piensan, sienten igual que el. Si algo existe fuera de el lo hace porque “el quiere”.

El niño es mágico, como el hombre prehistórico que pintaba animales en las cavernas y los hería y creían que eso se iba a trasladar a la realidad (causa-efecto).

El niño es irreversible, el niño no tiene más que un punto de vista. Para un niño su padre es su padre, pero para ese niño su padre no es hijo de su abuelo. No puede ser reversible, ya que no razona.

Ejemplo de sincretismo:

  • Niños jugando a las damas: mezcla de plano y elevación. Es una imagen realista, no es naturalista. Pero no es un realismo objetivo (óptico), sino que es subjetivo, porque no se produce relación entre dibujo y realidad.

En dicho dibujo, el niño resalta mucho las orejas, son de gran tamaño, y eso es debido a que el niño que lo dibujo es sordo y por eso le da tanta importancia. En psicología existe la llamada Ley de la compensación: cuando uno de los miembros pares de nuestro cuerpo deja de funcionar y el otro miembro es llevado a la fuerza para compensarlo. Por eso el niño cuando intenta compensar de alguna manera expresa en el dibujo esa deficiencia que tiene. Las exageraciones y las omisiones graficas, por lo tanto, pueden ser representaciones autoplásticas: de su propio cuerpo, de su propio movimiento.

El niño tarda más o menos 5 años en descubrir dos referentes: la línea horizontal y la línea vertical (la línea de la tierra), las cuales son dos elementos del espacio, por lo tanto, el niño tarda en saber lo que es arriba y lo que es abajo, derecha e izquierda.

Normalmente, en un principio el niño es caótico, aespacial, es decir, que evoluciona del caos al orden. En un principio, el niño a la hora de andar y de manifestarse se mueve como un pez en el agua pero no sabe hacia donde.

También evoluciona de lo horizontal a lo vertical. Esta evolución podríamos decir que es una evolución biológica. En un primer momento se desplaza a cuatro patas, y tarda un tiempo en mantenerse en los dos pies, por eso las manifestaciones gráficas irán de lo horizontal a lo vertical.

Esto dentro del proceso evolutivo del niño es importante porque el niño mientras no se organice en el espacio, mientras que no este lateralizado, no podrá leer, escribir, de ahí la preescolar. Fundamentalmente, en preescolar lo que debemos hacer es que el niño madure para que pueda leer e escribir.

Si nosotros intentamos que el niño aprenda a escribir o a leer antes de tiempo, se van a producir una serie de disfunciones disléxicos. Pueden aparecer las disgrafías en las que confunda la -d con la -p, etc. Esto se debe a que el niño no tiene asimilado lo que es derecha de lo que es izquierda. Nosotros como adultos funcionamos con unos referentes (cerca, lejos, por delante, por detrás…), el niño aún no los tiene. Si le mandamos representar una carretera con árboles, seguro que haría así:

El mundo Occidental y el mundo Oriental a nivel de espacio, a nivel de representación del espacio y desplazamiento del espacio no es igual. Puede influir la percepción, el desarrollo cognitivo, psicológico, afectivo, etc... Una persona actúa de una manera o de otra según esté biológicamente desarrollada.

Existen varias maneras de entender el desarrollo humano:

El ser humano se manifiesta según se valla desarrollando sus aprendizajes (Bandura).

El ser humano se desarrolla según ponga el centro afectivo en un lugar o en otro. (Escuela psicoanalítica).

El se humano se desarrolla según su inteligencia. (Piaget).

Todas y ninguna tienen razón puesto que en el desarrollo influyen muchos aspectos (entorno, la cultura).

Un autor llamado Leontiew dice: El ser humano no nace con una aptitud determinada, nace con la aptitud de desarrollar esas aptitudes, es decir, no nazco futbolista, ni nadador, ni profesor, sino que nazco con las aptitudes de desarrollar esas aptitudes.

A nivel espacial, la cultura influye enormemente. Nosotros a la hora de leer, de escribir hacemos un recorrido de la cultura que va de arriba a bajo y de izquierda a derecha. Esto quiere decir, que el espacio para nosotros tiene unos lugares de tensión. El espacio para nosotros no es algo aséptico, sino que tiene un espacio determinado donde influye la cultura.

En el niño, esta influencia no existe todavía. Para el niño a parte de su conocimiento del espacio, no tiene cultura espacial, por tanto va a representar en el espacio de manera distinta a la de los adultos.

No podemos valorar de incorrectas sus representaciones, sino que simplemente son distintas. El adulto representa de una manera canónica (reglada), codificada o sistemática. El niño representa de una manera subjetiva. Dentro de esta subjetividad, el niño representa de una manera egocéntrica y sincrética, y tendrá como referentes el yo y la globalidad, no tiene referentes espaciales. Para el adulto estos referentes son los de orientación (arriba, abajo, izquierda, derecha, delante, detrás…).

El niño esta en una etapa de parloteo gráfico o inventario gráfico: El niño hace una enumeración. Todos esos objetos que están en el espacio nosotros los relacionamos con los otros que conocemos; el niño los relaciona consigo mismo (es egocéntrico, el yo, el mío). Podemos llamarle etapa enumerativa. Todos los objetos que están en el espacio los relacionamos entre ellos, el niño no, lo relaciona con el y todo gira alrededor de el.

Una imagen sincrética es también el pintar o dibujar aquello que no se ve, que sabe que esta y por eso lo representa, por ejemplo, las raíces del árbol, las piernas de un jinete a caballo…

A la hora de relacionar el niño en esa etapa según Piaget no deduce ni induce, no va de lo universal a lo particular. La pequeña o poca relación que puede hacer la hace con lo que tiene más próximo. Por ejemplo, para poder grafiar o representar una chimenea tendría que tener en cuenta dos puntos de referencia (el tejado y la línea de tierra). Como no puede tener varios puntos de vista y no relaciona, usaría como punto de referencia el mas próximo que es el tejado, por ello la chimenea esta “torcida” en vez de estar derecha.

El arte gráfico infantil se divide:

  • Hasta los 4 años. Prefigura, no hay figuras.

  • A partir de los 4 años, etapa figurativa, más que figurativa, es representativa.

El niño hasta los 4 años no hace representaciones. Quizás la primera impresión que haga el niño sea la de la figura humana. El niño no tiene una coordinación óculo-manual antes de los 2 años para hacer un garabato, un grafismo. No tiene desarrollada una presión grafica. El niño evoluciona del roce a la presión. Primero el niño produce un grafismo por roce y luego eso se va a convertir en presión.

Con respecto a la actitud postural: analizar el comportamiento cuando grafía, si atiende a lo que hace, como coge el instrumento, con toda la mano, en pinza, si la presión es constante, si rompe el papel, si tiene en cuenta el tamaño del papel y si se sale o no…

TRABAJO: Recopilación de dibujos de niños y estudio:

Ficha:

*Nombre. (Identificación del niño, no debe ser el nombre real, sino que hipotético).

*Edad. (Ver si coincide edad cronológica con la psicológica).

*Ambiente. (Rural, urbano, etc.).

*Profesión de los padres.

*Número de hermanos. (Lugar cronológico que ocupa).

Reunir “dibujos” (grafismos, manifestaciones grafoplásticas).

Observación:

*Hasta el más mínimo grafismo (manifestaciones).

*Formas.

*Estructuras, composiciones...

*Tamaños.

*Ubicaciones.

*Actitudes, temporalidad.

*Verbalizaciones, comentarios.

*Orden de realización.

*Interés, tendencias, aficiones.

*Técnicas: analítica o sintéctica.

*Materiales: discriminación, uso.

*Motivación: auto, extra.

*Imágenes: típicas, propias. Causas: permanentes, esquemas, estereotipos o miméticas.

Soporte: el lugar donde el niño grafía.

La inmovilidad gráfica es uno de los problemas que más influyen en la evolución gráfica.

Formas…….: triángulo, rectángulo, círculo, óvalo, cruces (x. +). Van a depender de cómo los componga. Ya en el garabato están incluidas estas formas básicas.

Dentro del desarrollo de psicomotricidad hay un desarrollo próximo-distal y céfalo-caudal. Por ello, al principio la primera grafomotricidad es bruta, gruesa, y luego pasa a ser fina y con pequeños movimientos.

Los niños hacen los siguientes movimientos: de abducción (hacia dentro) y de adduccion (hacia fuera). Estos movimientos son los que, de alguna manera, causan el que hagan grafismos, son movimientos instintivos. También pueden ser movimientos de flexión y de extensión. Primero son movimientos involuntarios, no intencionados, no los hacen con una intención.

Otros movimientos son los de circonduccion. Estos también son innatos, instintivos, reflejos en un principio, involuntarios, no intencionados, y son los que van a dar pie a los primeros grafismos que hace el niño. Esos primeros grafismos, poco a poco, de una manera no reconocible, de una manera implícita y confusa, van a dar origen a las primeras formas.

La inhabilidad grafica es uno de los elementos que mas influyen en la evolución grafica. Si nosotros cuando representamos algo fuéramos capaces de representar aquello que queremos representar siempre crearíamos menos formas que cuando fracasamos; uno de los elementos por los cuales el niño crea nuevas formas es por la inhabilidad que tiene para representar aquellos que el quiere. Al no representarlo, al no salirle, crea nuevas formas y esas formas las retiene y así el niño va aprendiendo nuevas formas a través del fracaso de representar lo que el quería representar.

También tiene mucha importancia la memoria. La memoria tiene un desarrollo bastante importante a los 3 años. A nivel didáctico, si las formas que el niño va creando va a servirle para crear nuevas formas es muy importante que no le dejemos usar la goma de borrar porque el va a observar lo que hace y si lo borra no va a provocar en el niño una nueva forma.

Con los movimientos simples como el círculo, el cuadrado, el triangulo… una figura irregular y las dos cruces: con estos elementos básicos va a tener suficiente para representar todo lo que va a representar, dependiendo de cómo los componga. En el garabato ya están implícitas alguna de estas formas y el niño va a tener lo básico para posteriores grafismos.

El niño empieza a grafiar más o menos al año y medio (garabatos). Debemos observar si usa diferentes grafismos, si son reconocibles o no.

El niño es “faber” (artesano), es fabricante de su propia educación, se va autoeducando desde sus propias tendencias y desde sus propias capacidades. De ahí, que debemos tener en cuenta esas tendencias y esas capacidades, en el momento en el que se encuentre el niño. Lo más importante es lo que sale del niño, lo que el niño ha asimilado.

La respuesta que el niño nos da es importante que las fabrique, es decir que sea el autor de sus respuestas. El educador debe reestimular al niño para que cree sus propias respuestas. Sería erróneo darle ya la respuesta. El educador debe ser una ayuda, un estimulo.

Hay niños que son naturalmente analíticos y otros que son sintéticos y esto va a perdurar en la edad adulta. También hay niños que son hápticos (niños que enfatizan más, que tienen una tendencia mayor a percibir, a aprender a través de la manipulación).

El niño al ser “faber” es un ser independiente. El niño desde que se le corta el cordón umbilical ya es independiente y tiene que aprender a controlar el medio y educar es preparar para la autonomía (autogobierno), para la independencia. Una persona sería más educada cuando resuelva los problemas por sí sola.

Actividad centrífuga (hacia fuera), de agresividad. (Garabatos muy abiertos).

Es importante saber cuándo escojo esa actividad, para qué edad y qué objetivo me propongo conseguir con ella.

Por ejemplo: la actividad de hacer bolitas es para trabajar la disociación digital. Antes de hacer esta actividad es conveniente trabajar con la disociación manual, porque coge al principio el niño coge una cosa y no la suelta.

La percepción que tiene el niño cuando hace bolas de papel es distinta que cuando las hace de barro o plastilina. Esas sensaciones distintas son las que van preparando al niño para que se mueva. (Se mueve de la impresión a la expresión).

En educación se intenta que todos demos la misma respuesta y esto es erróneo.

Darrow: una cosa es crear mentes convergentes (hacer que todos piensen igual) y otra cosa muy distinta es crear mentes divergentes (hacer que cada uno de su respuesta).

Si permitimos que el niño experimente, explore, se familiarice, se va a fabricar un concepto propio de ese material determinado.

La labor del educador tiene dos características:

  • Científica: como cúmulo de Ciencia.

  • Sapiencial: para hacer algo te tiene que gustar.

  • Podemos acercarnos al niño con un cúmulo de ciencia y es importante acercarse al niño con sapiencia. Conocer una cosa, saber que es, a demás de conocerla de una manera fría implica mucho más. Debemos acercarnos al niño por lo que es, no por lo que sabe.

    Debemos fijarnos en la actitud o comportamiento del niño con los materiales. El material siempre va a estar relacionado con el instrumento. El primer instrumento que tiene el hombre es su mano, los otros instrumentos son prolongación de la mano. La primera relación que conoce es causa-efecto. En un principio, usa los materiales por casualidad, les da un significado diferente que el adulto y esta promovido por los intereses que tiene el niño. Hay que observar como los usa y para que.

    Es importante que el educador sepa escoger materiales adecuados y materiales inadecuados. Por ejemplo: no podemos darle a un niño materiales tóxicos, cortantes… hay materiales que sirven para un adulto y no para un niño, deben tener unas características adecuadas.

    Otro aspecto muy importante es la motivación, ver como el niño se interesa por algo, ver como una actividad es significativa y es estimulante para el niño. La mayoría de las veces se automotivan. Les puede estimular el mismo material, un lápiz nuevo, el color, la forma, etc.

    Debemos de provocar que el niño se interese con la actividad que vamos realizar, que se interese, que se estimule. Podemos recurrir a la música, a los cuentos… hay que intentar que se sienta actor con lo que realiza, que este metido en esa actividad que realiza.

    Es importante llegar a descubrir cuando hay manos agresoras, de mayores en los dibujos. Hay trabajos que están hechas por los padres de los niños.

    Copiar aparentemente parece que está induciendo al niño a una seguridad, pero en sí lo que hace es inducir a una inseguridad. Por eso hay que evitar toda copia y toda ficha. El niño puede hacer una ficha, siempre que sea de apoyo. El niño se convertirá en inseguro y copión, es decir será un niño preguntón. El niño debe ser independiente, debe ser él.

    El niño que copia lo hace porque cree que la ficha o el libro es mejor de lo que el puede hacer.

    Para pegar el niño va a llevar un proceso llamado “pegado transporte”, que es el paso previo a pegar. Como por ejemplo los gomets.

    El niño descubre la tridimensionalidad a través de materiales de volumen como la plastilina, barro…

    Tema 1

  • La evolución de la expresión plástica infantil.

  • En el estudio de la evolución grafo-plástica infantil influyen tres pilares o factores:

  • La expresión grafo-plástica infantil como producto de la civilización industrial.

  • La importancia de la niñez, sobre todo a partir de Rousseau.

  • La civilización de la imagen. Esto lo estudia bien René Huyghe.

  • A partir del siglo XIX C. Ricci fue uno de los pioneros del estudio del arte Infantil y se fundamentó en el estudio de tres pilares.

    Hasta después de los años cincuenta prácticamente no había material de expresión plástica. La industria ha influido en ello, el reproducir. Antes no había pinturas, lápices, papel (había pizarra)… y los materiales que habían eran muy caros.

    Se le empieza a dar al niño un valor de persona y no de personaje, entonces cada uno de los periodos o etapas de la persona tiene un valor en sí, antes se consideraba cada periodo como una preparación para el siguiente.

    Entonces, a partir de revalorizar lo que es la Infancia, influye en que se le da importancia a las manifestaciones del niño. Una de las manifestaciones importantes del niño es la expresión plástica y gráfica.

    Hasta mediados del siglo XX, no se le da valor ninguno a la imagen. Aparece su importancia con el uso de la TV, la publicidad, etc. En la imagen están los grafismos de niño.

    Estos tres pilares van a dar origen a diferentes concepciones del desarrollo grafo-plástico infantil, es decir que van a entrar en juego unas ciencias nuevas.

    • Se le va dar mucha importancia al evolucionismo (como evoluciona el ser humano).

    • Otra ciencia importante y nueva es la psicología, saber que factor psicológico influye dentro del ser humano, también dentro de la psicología es muy importante el estudio de la percepción, el saber como percibe el ser humano.

    • Una ciencia que tiene poco más de cien años es la Grafología. Preyer: estudia la grafología, como un grafismo es algo personal y propio que se diferencia de los demás.

    • Otra ciencia que influye mucho es el estudio de la motricidad.

    Estas ciencias son las que van a dar distintos enfoques sobre el estudio grafo-plástico infantil. Según a lo que demos más importancia, a un aspecto motor, psicológico, perceptivo… nosotros vamos a concebir el arte infantil de una manera o de otra.

    Dentro de las Escuelas que van a estudiar el estudio del Arte Infantil son:

    • La Escuela Alemana, la Escuela de Munich, que tiene como principal representante a Spencer, que estudia el arte infantil basándose en paralelismos etnográficos. El arte infantil se estudiará comparándolo con las culturas que a nivel desarrollo coincidirían con el desarrollo evolutivo del niño. ¿Que relación puede tener el arte infantil con el arte primitivo, con el arte prehistórico, con las tribus actuales no culturizables? A través de estos paralelismos Spencer estudia el arte infantil, los denomina paralelismos etnográficos. Esto demuestra que hay un momento en el que el niño dibuja como un prehistórico, primitivo, etc. Esta escuela alemana va a tener una semejante en Estados Unidos. Su representante es G. Hall, el que hace un estudio del arte infantil basado en la Teoría de la Recapitulación. Argumenta lo siguiente: “lo ontológico recapitula lo filogénico”, el niño en sus manifestaciones grafo-plásticas es como un resumen de las manifestaciones grafoplásticas del hombre a través de la historia.

    • Otra escuela importante es la Escuela Inglesa.

    • La Escuela Alemana de la Psicología de la Forma.

    • La Escuela Francesa, que tiene como representante a Luquet.

    • La Escuela de Wallon, que le da importancia al desarrollo de la psicomotricidad.

    • La Escuela de Piaget.

    Estas escuelas luego se cristalizan en unos autores determinados y en unas teorías determinadas. Dentro de estas teorías están las siguientes:

    La de Di Leo, el cual divide el arte infantil en dos etapas:

  • De 0-4 años. Etapa prefigurativa, etapa del pensamiento kinestésico.

  • A partir de los 4 años. Etapa figurativa o representativa, donde el pensamiento del niño es un pensamiento imaginativo.

  • Otro autor es Bernson, que divide el arte infantil en tres etapas:

  • Grafo-vegetativa psicomotriz, su origen lo tiene al año y medio.

  • Representativa-imitativa. Abarca 2-3 años.

  • Comunicativa-social. A partir de los 3-4 años.

  • Estas tres etapas van a ir coincidiendo con la evolución de la inteligencia del niño, con el pensamiento.

    Por lo general los autores no estudian la expresión grafo-plástica infantil hasta el año y medio, serían pregarabatos.

    Otro autor importante es Luquet, el cual fundamenta su teoría en el fenómeno psicológico del realismo. El niño a percibir globalmente, de un a manera confusa, no distingue entre realidad y apariencia. Por lo tanto el niño es realista, todas las cosas para él son reales. Debemos de diferenciar el realismo (lo que guarda relación con la realidad, pero la realidad a su vez puede ser objetiva o subjetiva, y el niño es subjetivo) del naturalismo (lo que guarda relación con la naturaleza). Cuando hablamos de naturalismo, estamos hablando de objetivo. Divide el arte Infantil en cuatro etapas.

  • Realismo fortuito. Los grafismos que el niño deja sobre el soporte no son intencionados, es decir que grafía por casualidad, NO INTENCIONALIDAD.

  • Realismo fallido. El niño descubre que los grafismos que ha realizado por casualidad pueden estar relacionados con el medio. Entonces el niño intentará reproducir esos grafismos. Pero al niño le falta habilidad gráfica, para reproducir aquello que quiere. Ya hay INTENCIONALIDAD, aquí es donde empieza a jugar la memoria visual, y la intención (lo que intente grafiar el niño o que grafía) y la interpretación (lo que nos dice el niño que ha grafiado).

  • Realismo intelectual. El niño no representa lo que ve de las cosas, sino lo que sabe. El niño es distinto del adulto. El adulto representa con un realismo visual, con un realismo óptico. Intenta representar las cosas estableciendo relación entre dibujo y objeto, objeto y representación.

  • Realismo Visual. El niño intenta representar como representan los adultos, de una manera objetiva.

  • Otro autor es Cizek, divide en tres estadios al arte:

  • Estadio del garabateo, 0-4 años, el cual incluye dos subestadios :

  • Estadio de ritmo, de espíritu y mano. Estadio impulsivo, no intencional, estadio motor, psicomotor, de movimientos reflejos, en el que luego se harán voluntarios, por lo tanto estarán coordinados, estos movimientos van a dar lugar :

  • Estadio simbólico, en el que entra en juego rotando la imaginación, a partir de ahí se da el siguiente estadio:

  • Estadio de “tipos”, el tipo es la representación a la que cada niño llega a través de una sucesión de dibujos. Podríamos relacionarlo con imagen, que es la representación mental de un objeto.

  • Estadio de la introducción de la forma, del espacio, colores concretos. Esos tipos se convierten en esquemas.

  • Otro autor es Tomlison, que divide en tres estadios el arte infantil:

    1. Estadio de manipulación y simbolismo (0-4 años). En realidad si se quiere concretar sería:

    a) Estadio manipulativo de 0 a 2 años.

    b) Estadio simbólico de 2 a 4 años.

    Esto podríamos fundamentarlo en el concepto de desarrollo de inteligencia que explica Wallon:

  • Inteligencia práctica (manipulativa) de 0-2 años.

  • Inteligencia representativa.

  • 2. Estadio Pseudorealista y de transición (4-8 años), que en realidad también son dos estadios:

    a) Estadio Pseudorealista.

    b) Estadio de transición.

    En estos dos estadios juega un papel importante el sincretismo, la globalidad, el concepto confuso que el niño tiene de las cosas. Abarcaría todo tipo de representaciones, mezcla de frente-perfil, imágenes en transparencia, plano elevación. (Imágenes sincréticas).

    3. Estadio de realismo visual. A partir de los 8 años, intenta establecer una relación entre dibujo y objeto, representa las cosas como si fuera un adulto, con un realismo óptico, es decir las cosas como se ven.

    Otro autor es Gasch, divide en 3 etapas el arte infantil:

    1. Dibujo involuntario (0-4 años), hace un estudio muy global.

    2. Realismo intelectual (4-8 años).

    3. Realismo Visual (8-9 años)

    Otro autor Windlócher, divide el arte infantil en cuatro etapas:

    1. Le da importancia a la coordinación óculo-manual, le da importancia al desarrollo de la psicomotricidad, esto se llama Etapa de control simple (controlar mi movimiento hacia un punto determinado) y de control doble (controlar el movimiento hacia dos puntos). Aquí empieza a dar importancia al grafismo infantil a partir de los dos años, que es cuando el niño empieza a controlar el control doble.

    2. Etapa de intención representativa. (3-6 años). El niño intenta representar a partir de los 3 años. El niño tendría una inteligencia simbólica.

    3. Etapa intelectual (6-9 años).

    4. Etapa visual, a partir de los nueve años.

    Victor Lowenfeld, divide en tres etapas:

    1. Etapa de 0-4 años, etapa del garabato, que a su vez la subdivide en tres etapas:

    a) Año y medio a 2 años, etapa del garabato desordenado, que se caracteriza porque el niño no tiene control óculo manual, es decir que no tiene en cuenta el soporte donde grafía, el espacio donde grafía, etc.

    b) De 2 a 3 años aproximadamente, etapa del garabato controlado, el niño adquiere un control óculo-manual, ya tiene una intención de interpretar.

    c) Etapa del garabato verbalizado o garabato con nombre, el niño empieza a decirnos lo que está grafiando, está estableciendo una relación entre lo que grafía y el medio, hasta aquí el niño tenía un pensamiento kinestésico, a partir de aquí empieza a adquirir un pensamiento imaginativo, entra e el mundo de las imágenes.

    2. Etapa preesquemática (4-7 años), es una etapa representativa, el niño ya esta haciendo representaciones.

    3. Etapa esquemática (7-9 años), el niño hace esquemas personales de las cosas que le rodean y establece un concepto- esquema de la realidad, ejemplo; cuando hace un esquema de color, un esquema de espacio… Ubicará las cosas en un lugar determinado, a partir de los 9 años será una etapa realista.

    Piaget estudia la evolución del niño en estadios:

    1. Estadio sensorio-motor (0-2 años).

    2. Estadio preoperacional (2-6 años).

    3. Estadio de operaciones concretas.

    4. Estadio de operaciones formales.

    En estos cuatro estadios el niño sigue unos niveles de desarrollo:

    1) Nivel reflejo o infancia mecánica.

    2) Nivel de percepción y hábito.

    3) Nivel de inteligencia sensoriomotriz.

    4) Nivel de inteligencia intuitiva.

    5) Nivel de inteligencia operativa.

    6) Nivel de inteligencia formal.

    En el estadio de 0-2 años, la inteligencia es sensoriomotora, es decir empírica, experimental. El niño establece una interacción con el medio a través de los sentidos, no tiene capacidad de expresar lo que quiere. Inteligencia y pensamiento kinestésico.

    En el estadio preoperacional, la inteligencia es intuitiva, el niño establece relaciones con las cosas a través de una analogía inmediata, ejemplo; establece una relación con dos cosas por la forma, tamaño, color, etc. El niño está en un pensamiento transductivo (ni deduce ni induce). A nivel representativo es capaz de representar. Esta en una etapa representativa- imaginativa, etapa simbólica.

    Otros autores Ibarra- Panier, dividen el arte infantil en dos grandes etapas:

    1. Etapa estática, a la hora de representar hace representaciones en reposo.

    2. Etapa dinámica, el niño hace representaciones en movimiento, nos responden a la pregunta de cuando son imágenes en movimiento.

    Divide el arte infantil en tres estadios:

    1. Estadio Celular (0-4 años).

    2. Estadio representativo, que correspondería con la representación de la figura humana, llamada Etapa del Renacuajo (4 años)

    3. Nueva etapa de mezcla frente-perfil. En el momento en el que el niño es capaz de representar las imágenes sin mezclar mal el frente y el perfil, es cuando empiezan las representaciones en movimiento.

    4. A partir de los 9 años entraría dentro de un realismo.

    Resumen del análisis de la expresión plástica en la edad preescolar:

    Arte autodidacta:

  • Estadio de los patrones, (2 años o antes). El niño hace los garabatos básicos, el niño dibuja algunos en patrones de disposión.

  • Estadio de las figuras, (2-3 años). Diagramas nacientes (transición entre los dos primeros estadios). Diagramas.

  • Estadio del dibujo del arte espontáneo (3-4 años). Elaboración de diagramas dando lugar a:

  • *Combinaciones, unidades de dos diagramas.

    *Agregados, unidades de tres o más diagramas,

    Estadio del dibujo; El niño comienza a hacer representaciones lineales en equilibrio, como:

    * Mandalas.

    * Soles.

    * Radiales.

    D. Estadio pictórico, (4 años). El niño hace trabajos pictóricos, dibujos que representan a:

    * Figuras humanas.

    *animales.

    * Casas.

    *plantas.

    * Otras temáticas gráfico infantiles.

    Este estudio está desde un enfoque tradicional por Rhoda Kellogg. Normalmente el arte infantil se analiza a base de etiquetas, buscamos un parecido gráfico con los objetos. El niño normalmente no etiqueta, el niño se expresa, sólo etiqueta cuando le pregunta al adulto.

    Este estudio se fija en el arte infantil de una manera distinta, se fija en la gestalt (forma) y se fija en como el niño va estructurando esas formas para que el niño llegue a una representación.

    De ahí que todo esquema está con el título de “ arte autodidacta”, porque el niño no aprende a dibujar, se autoenseña , es un autodidacta, por eso no tiene sentido preguntarle por lo que dibuja, ya que el niño se adaptaría a nosotros.

    A la hora de escoger materiales debemos escoger materiales adecuados, de agua, por que hay rotuladores que son tóxicos.

    La educación en la rigidez lleva a formar grupos. Hacen una idea transferente. Esa rigidez que el niño experimenta el niño, la transfiere. Lo mismo que puede transferirla idea de autoridad. Esto lo lleva a educar en la copia, en la inseguridad. En definitiva, es educar en la mentira.

    La coordinación óculo-manual favorece mucho el grafismo. En la etapa del garabateo es importante usar el lápiz, ese lápiz debe de ser blando. A los dos años hay garabato controlado.

    • El origen de la expresión (porqué se expresa el niño)

    El niño expresa tanto expresiones verbales, gráficas, mímicas, porque el niño recibe impresión.

    Por lo tanto hay una relación directa entre impresiones y expresión.

    ¿Cómo se producen esas impresiones?

    A nivel de sensaciones, a nivel de percepciones y a nivel de conocimientos. Por lo tanto el niño llevará una evolución de vivir, de percibir, de concebir. A mi la percepción me añade el discriminar las sensaciones. Sería el proceso de discriminar los estímulos e interpretar los resultados. Percibir, ayudar a que el niño discrimine e interprete esas sensaciones.

    Concebir: es conocer, averiguar la Naturaleza de las cosas. Averiguar la esencia de las cosas. Una cosa es el “que” y una cosa es el “como”. Sería también averiguar la relación de las cosas. Para yo poder expresarme podemos percibir unas impresiones. Nada hay en el entendimiento, que antes no esté en los sentidos.

    La expresión que dé yo, viene dada por los estímulos que yo recibo. Ahí está la base y el origen de la expresión.

    ¿Cómo vive, cómo percibe y concibe el niño así mismo y al medio?

    La expresión que me haga el niño de ese medio está en relación directa con la forma que tiene el niño de vivir, percibir y concebir en el.

    ¿Quién es el niño para él?

    Es lo que quiere que sea. Lo que el desea que sea, o lo que imagina que es. En definitiva lo que hace que sea. Es artesano de su yo y de su medio.

    Toda acción educativa debe arrancar de que para el niño el mundo es distinto de cómo es para el adulto.

    ¿Cómo vive el niño así, cómo vive el mundo?

    De una manera confusa, de una manera subjetiva, porque la forma de vivir, percibir y concebir el mundo está condicionada por unos condicionantes que son psicológicos (el egocentrismo y el sincretismo).

    • El egocentrismo: es un fenómeno cognitivo, es una manifestación del conocimiento, es como una ilusión óptica. La ilusión es una apercepción incorrecta de la realidad. Es una manera subjetiva de ver. Las características son:

    • Para el niño el lo es todos. Es todo lo que existe: el es el mundo y el mundo es el.

    • Indistinción entre él y el mundo.

    • Está encerrado en su yo.

    • El niño y el mundo están fusionados. Esta fusión le lleva a una confusión.

    • El niño vive en el medio de una manera biológica. Afectiva, pero no lo conoce.

    • Tiene su único punto de vista, piensa que todos los demás ven las cosas como las ve él.

    • No pude ponerse en lugar de otro, porque tiene su propio punto de vista.

    • El niño reduce el mundo a su escala personal. Hay dos conceptos que podrían parecerse al egocentrismo:

    • egoísmo: es un interés calculado, consciente, mientras que el egocentrismo es inconsciente.

    • Egotismo: culto o idolatría al yo. También es consciente.

        • Consecuencias psicopedagógicas del egocentrismo.

      El origen y la causa de las cosas.

    • El niño está en el, las cosas son porque el desea que sean. Cuando el no da buscado ser él la causa de las cosas, el buscará el origen de las cosas en alguien. Normalmente ese alguien, es mítico, fabuloso. (porque llueve, porque nieva?)

    • Esto hace que se produzca el fenómeno de la indistinción, no distingue la causa y el fin. El niño no distingue el ser animado del ser inanimado.

    • El artificialismo, todo lo que existe, todo se hace, todo se origina por una causa voluntaria, porque alguien quiere.

    • Artificialismo mítico (7-8 años): el origen de las cosas es un ser fabuloso.

    • Artificialismo técnico (8-9 años): cuando el autor de las cosas es el hombre. Cuando el autor de las cosas es el yo como yo sería un artificialismo científico egocéntrico. Cuando el autor de las cosas no es el niño, sino que el hombre sería el artificialismo antropocéntrico.

    • En resumen, el egocentrismo en cuanto a la causalidad adopta el aspecto del artificialismo, es decir, la causa de todo es artificial en la etapa egocéntrica.

      4. El finalismo: no distingue la causa del fin, no distingue el porque y el para qué. Es normal porque si el niño atribuye su bondad a lo que existe, normalmente el niño querrá eso para algo. La mentalidad del niño es finalista porque es artificialista. Tanto la mentalidad finalista y la mentalidad artificialista son contrarias a la científica. Y a la objetiva. Nosotros debemos de ayudar al niño a que distinga el fin de las causa.

      5. Indistinción entre seres animados e inanimados. Se denomina animismo; “cuando el niño le pega a la mesa y la llama mala”, este aspecto, nos va a llevar a la magia y a la fabulación. El niño es fabuloso por naturaleza, en cuanto que le atribuye a los objetos cualidades que quiere él.

      ¿Cómo se manifiesta el egocentrismo en el área del pensamiento?

      El niño percibe el mundo desde su punto de vista. El niño no relaciona por ejemplo “no relaciona los hechos y las veces que se producen”. No existe la reciprocidad, ni la relación, ni la ilación. El niño vive su experiencia inmediata. No existen hipótesis.

      ¿Cómo podemos nosotros ayudar ese egocentrismo?

      Actuando en tres niveles:

      1) Nivel pedagógico, ayudando al niño a sobrepasar su propio punto de vista, ayudando al niño a observar en un principio manipulando, experimentando. Enseñar al niño a comparar a través de la descentración.

      Ayudar al niño que domine el medio y lo conozca. Es decir que adquiera conciencia de s mismo, una manera sería trabajando mucho los sentidos. Estos ejercicios sensoriales valen para que tengan conocimiento de su propio cuerpo, hará un esquema corporal. El primer estadio yo y el medio dura hasta los 3-4 años.

      2) Nivel psicológico, ayudar al niño a ir de lo vivido a lo percibido y a lo concebido. Segundo estadio diferencia el medio.

      3) Nivel epistemológico (que forma de explicación vamos a usar con el niño). Debemos de usar un método experimental. Llegará a esto a través del descubrimiento.

      • El sincretismo (confusionismo): El niño distingue mal el medio, se distingue mal así y distingue mal los elementos que componen el medio. El niño ve de una manera global, el niño categoriza. Las características del sincretismo:

      Incapacidad que tiene el niño para descomponer los objetos. El niño confunde los elementos que componen el mundo. Lo lleva a no distinguir lo esencial de lo accidental.

      Consecuencias psicopedagógicas del sincretismo:

      Para el niño todo es real. Confunde realidad y apariencia. Este confusionismo de la realidad puede tener dos formas:

    • Un realismo intelectual, tiene mucha aplicación en la plástica. Llevar al niño a representar los objetos en todos sus aspectos. Representa lo que concibe no lo que percibe.

    • Un realismo perceptivo, confunde realidad con la apariencia. Para el una cosa existe porque el la ve. El niño crea el color, y el color existe porque el lo crea. Actúa la subjetividad, no la objetividad.

    • ¿Cuál sería nuestra labor educativa respecto del sincretismo?

      Ayudar al niño a evolucionar en el sentido científico, ayudar al niño a dominar el medio, ayudar al niño a analizar el medio.

      Antes de la adquisición de conocimiento del medio. Debe estar la formación de actitudes, debe enriquecerse a través de la exploración del medio.

      ¿Cómo se manifiesta el sincretismo en el pensamiento del niño?

      El niño no sabe atribuir una permanencia o una constancia a un objeto.

      Las cualidades del objeto están adheridas al objeto de ahí que al cambiar una cualidad del objeto cambia el objeto.

      En cierta manera el sincretismo se une al egocentrismo en cuanto que el niño mezcla todo, no admite la reciprocidad, no hila, no deduce, ni induce, sino que globaliza.

      Podemos ayudar al niño en tres niveles:

    • Nivel pedagógico: elevarse de esa confusión inicial, compara, etc.

    • Nivel psicológico: ayudar al niño a ir de lo vivido a lo percibido y concebido.

    • Nivel epistemológico: Debemos de usar un método experimental.

    • El niño y el medio

      En esta relación del niño con el medio, el niño se encuentra con dos hechos, un hecho negativo y uno positivo. Para el niño el medo es un enemigo inevitable, se encuentra con un mundo exterior que le es agresivo, que choca con él a través de los sentidos. El niño tiene necesariamente que relacionarse con el medio, lo que podría llamarse, la inevitabilidad. En esa relación el niño se desarrolla, el niño no podría desarrollarse sin el medio. A través del medio percibe, conoce, desarrolla su inteligencia, es decir se desarrolla su aspecto positivo. El niño sin el medio caería en el nihilismo. ¿Cómo se establece esa relación?

      En un principio es exclusivamente sensorial. El niño sólo conoce lo que siente, a través de impresiones. Pero este contacto es un contacto polémico, porque el niño no es neutro. Hay una lucha entre el mundo interior del niño que es subjetivo y el mundo exterior que es objetivo.

      ¿Cómo se adapta a ese medio?

      A través de la asimilación del medio y a través de una estructura psicológica adaptativa, que Piaget entiende por esquema, un sistema localizado de acciones:

      1) Acciones sensoriomotores.

      2) Internalizaciones, interiorizaciones del medio.

      Esta adaptación del medio se establece a través de la experiencia, a través del método ensayo-error. Este método experimental encierra unas virtudes pedagógicas para el niño. Sería el único medio que tiene el niño para avanzar por si sólo. El único medio para descubrir por sí sólo, para progresar según su propio ritmo. Con este método el niño por si mismo se hace avanzar. Y así podíamos desarrollar el concepto fundamental dentro de la Educación Infantil, Método de la creatividad Experimental, el método que le va a permitir al niño sorprenderse, asombrarse, explorar, dudar y comprobar.

      ¿Cómo percibe el niño el medio?

      En la percepción intervienen tres elementos:

      1) La realidad externa; de donde proceden los estímulos que serán ondas lumínicas para la vista, serán interacciones mecánicas para el tacto. El mundo exterior emite unos sentidos, que en un segundo estadio serán recibidos por

      2) Los órganos filosóficos de los sentidos, transformando esos estímulos en impulsos eléctricos.3) El cerebro, elaborará la información e interpretará esa información codificada. La codificación, la interpretación y la discriminación de esos estímulos en el cerebro está condicionada por el individuo, a través de la experiencia y a través del aprendizaje, actuarán como condicionantes de la percepción. Aquí tiene mucha importancia la atención.

      Tanto los adultos como el niño a la hora de atender nos vamos a fijar sólo en los aspectos del objeto.

      ¿A qué aspectos se les presta más atención?, ¿Cómo seleccionamos los estímulos que provocan nuestra atención?

      Estos determinantes pueden ser determinantes externos, como puede ser el tamaño, el contraste, la repetición, el movimiento y determinantes internos como la motivación, los intereses, la espectatividad, la disposición…

      En realidad de las cosas, yo veo lo que estoy predispuesto a ver. Nosotros a la hora de percibir tenemos unas tendencias estructurales que pueden ser de orden fisiológico, o bien, de orden psicológico. Tendemos a estructurar la realidad agrupándola, la realidad no la vemos aislada. La agrupamos por proximidad, por semejanza, por contigüidad, por simetría, el niño usa muy pronto imágenes simétricas.

      Otro factor que influye en la percepción es el fondo-forma, el contorno, la pregnancia (tendemos a agrupar) y esta tendencia hace que veamos las imágenes continuas, no discontinuas.

      ¿Cómo percibe el niño el medio?

      El niño percibe el medio influenciado por el egocentrismo y por el sincretismo, de una manera egocéntrica, de una manera sincrética. Percibir el medio de una manera egocéntrica es decir que el niño imagina más que observa. El niño cree percibir lo que surgió en su mente en ese momento, el niño es un creador de su realidad. Hasta los 7 años el objeto que el niño suele percibir está influenciado por estas tres fuerzas conjuntas: por la percepción, la imaginación y por la afectividad, es decir el niño percibe, imagina y siente todo a la vez.

      El niño, al igual que el adulto sólo percibe algunos elementos del objeto, pero el niño no necesariamente construye ese objeto, sino que construye su objeto es subjetivo, mientras que el adulto es objetivo.

      Hasta los 7 años la percepción en el niño se caracteriza por la dificultad de abstraer y por la dificultad de generalizar. Hasta esta edad confunde los objetos entre sí, no distingue lo que es esencial de un objeto con las de otro, confunde las cualidades del objeto. Tiene incapacidad para descomponer los objetos y observar las propiedades que podían ser comunes a otros objetos. El niño es incapaz de atribuirles a los objetos una constancia, esto se debe a que el niño tiene imposibilidad para inducir y para deducir, como diría Piaget, “ el niño transluce”, el mundo del niño es el mundo de la experiencia inmediata, el mundo de la particularidad. Por lo tanto, en esta etapa el niño se ve incapacitado para rebasar el área de lo experimental y meterse en el área de lo teórico, hasta esa edad el niño no establece relaciones, sino yuxtaposiciones, se encontraría en la etapa del pensamiento preoperatorio.

      Pensamiento operatorio: es cuando el niño es capaz de establecer estas cinco relaciones:

    • Relación de transitividad.

    • Relación de reversibilidad.

    • Relación de asociatividad.

    • Relación de identidad.

    • Relación de Tautología, decir lo mismo con otras palabras, cuando usa sinónimos.

    • ¿Cómo podemos enseñarle al niño a percibir?

      Ayudándole a superar las consecuencias del egocentrismo y del sincretismo, actuando en tres planos.

      1. Plano Psicopedagógico: Siguiendo el proceso de lo vivido 6-7 años, lo percibido 7-10 años y lo concebido 11 años. Enseñándole al niño a reconocer lo que realmente ve, escucha, busca, huele…

      Ayudándole a adquirir la objetividad sensorial, enseñarle al niño únicamente lo que percibe, ayudar al niño a percibir el objeto en todos los aspectos, que distinga lo que es real, de lo es imaginario.

      2. Epistemológico: forma que adaptaríamos nosotros a la hora de explicar al niño. Usaríamos un método experimental, vivencial, manipulativo, concreto, dado que el niño necesita experimentar tanto intuitivamente como empíricamente.

      3. Plano Didáctico. Provocar la aparición de la causa del fenómeno. El niño debe de descubrir el porque, hacer que el niño se sienta actor, que se sienta causa de las cosas, enseñarle a comparar los objetos de la misma especia, analizar, esto requiere experimentar, repetir, para retener lo que es constante, permanente, esencial. En este proceso tiene muchísima importancia el movimiento, el cual contribuye a la individualización de los objetos, nos comenta que ciertas cualidades de los objetos se transportan juntas de un lugar a otro, por lo tanto ayuda a captar la permanencia del objeto. Mediante la marcha el niño logra tener la experiencia del objeto bajo aspectos diferentes, ayudaremos al niño a ir de lo concreto a lo abstracto, de lo físico a lo mental, de la experiencia hacia la reflexión. La experiencia es una condición necesaria, pero influencia en la educación del niño. Debemos de ayudar al niño de ir al mundo de la experiencia al mundo de la inteligencia o reflexión, de la vida sensorial a la vida intelectual. La experiencia es el punto de arranque de la educación del niño, es el fundamento de desarrollo, o sea que le experimentación y la observación abren al niño el gran libro del mundo, ese libro donde todo lo encuentra, la experiencia evita el verbalismo, el pragmatismo. La única autoridad es la de las cosas. La experiencia permite concebir al niño el sentido de la realidad. Pero la experiencia en sí, es un medio no un fin. El considerar la experiencia y la observación como fin, nos llevaría al empirismo pedagógico, es decir nos llevaría a conocer sólo lo que se hace desde la realidad. Esto lo llevaría a una cultura restringida, de su propio medio. La observación y la experiencia deben de ser como el puente de unión entre lo subjetivo y lo objetivo, puente entre la sensación y la percepción y comprensión.

      El niño necesita ineludiblemente reaccionar ante el medio, y esto lo hace a través de la expresión. O sea, esas impresiones recibidas por el niño a través del contacto con el medio, necesitan ser expulsadas mediante expresiones. Un niño falto de impresiones o expresiones es un niño traumatizado.

      Un niño puede estar falto de impresiones, porque no se las proporciona el medio educativo, tanto familiar, escolar, etc. También, puede estar falto de impresiones por condicionantes internos (defectos físicos). Puede faltarle medio para que sus propias impresiones pueda expresarlas, o bien por torpeza manual, por falta de coordinación o por falta de técnicas.

      El niño falto de impresiones o expresiones, buscará otras válvulas de escapa para hacerlas, como puede ser la disciplina, actitudes de defensa, mentiras…

      ¿Qué factores influyen en la expresión grafo-plástica visual infantil?, ¿Por qué se expresa grafo-plástica y visual el niño?

      A. Stern cifra el origen de la expresión grafo-plástico infantil en tres elementos:

      1) Obediencia al dictado de la expresión.

      2) Obediencia al dictado de la formulación.

      3) Obediencia al dictado de la formulación.

      El niño siente una necesidad natural e innata de expresarse, de jugar y de fabular. Pero en realidad existen otros mecanismos, otros elementos que influyen en este origen. Esos elementos pueden ser fenómenos internos y fenómenos externos. Los internos pueden ser de orden psicológico o bien de orden neurobiológico. Dentro de estos mecanismos está el egocentrismo, el sincretismo, la percepción, el conocimiento, los sentimientos, la afectividad, el animismo, el artificialismo, el pensamiento mágico que tiene el niño, el realismo, el simplismo,…

      Dentro de los biológicos estaría la psicomotricidad.

      En los externos hay unos factores que son mediatos e inmediatos. Los factores externos mediatos, son factores pretéritos que se refieren al pasado, factores influyentes dentro del claustro materno. Los factores externos inmediatos son factores presentes que se pueden referir al aquí y ahora.

      La asociación de ideas también es otro factor que puede influir al igual que la intuición, la interpretación. “Una cosa es lo que el niño quiere dibujar y otra muy distinta es lo que consiguió dibujar”

      Otro factor influyente es el automatismo gráfico (repetir algo automáticamente), la movilidad del espíritu, el niño es evidentemente cambiante, vive el momento.

      1) Obediencia al dictado de la expresión; El niño recibe unas impresiones y tiene una necesidad innata de esas impresiones a través de los sentidos. El niño a la hora de expresarlas las expresa de una manera inconsciente, de una manera natural, se siente inspirado, es decir que se siente afectado en su pensamiento, en sus sentimientos y en la acción de expresarse. El niño actúa de una manera automática.

      2) El niño obedece a una necesidad innata de jugar; Lo mismo que el niño tiene una necesidad innata de hablar, gesticular… siente una necesidad innata de jugar. La expresión gráfica para el niño se convierte en un juego gráfico, pero es interesante analizar lo que entendemos por juego. La palabra juego etimológicamente puede venir del italiano ICARE, raíz latina de “Ludus”, el juego significa competitividad, esta acepción no nos sirve, porque el niño a la hora de jugar no compite. El otro concepto “game”, significa saltar de alegría. Nosotros cuando no nos referimos a la etapa grafoplástica infantil nos referimos al juego autogratificante no competitivo.

      ¿A qué testimonio puedo acudir?

      Berson le aplica al juego grafo-plástico infantil la característica de interioridad: la actividad grafo-plática infantil no es gratuita, es una actividad natural, es una actividad interior. La expresión no entra en el niño, de ahí podemos decir “no a la copia”, “no a la imposición”.

      Otro testimonio lo podemos coger de Montessori, que fue una de las inventoras de la preescolar “La casa de Bambini”, en la cual basaba el juego en la libertad, una educación sin premios ni castigos. Sería una expresión libre, no coaccionada.

      Kant, define el juego como espontaneidad.

      Fröbel, define el juego como la instrucción espontánea de si mismo.

      Vemos que en todos los testimonios, la aceptación que debemos de dar al juego en infantil es de autogratificación, no competitividad.

      A la hora de clasificar el juego nos referimos a Piaget, que lo divide en tres tipos:

      1) Juego paralelo (autojuego): El niño juega consigo mismo, hasta los dos años, aunque los niños jueguen en grupo, el niño no juega “con”, juega al lado “de”. El niño juega a su juego, no comparte.

      2) Juego asociativo: Tres años, aunque los niños juegan juntos coordinan las actividades y si juegan con el mismo material lo hacen de distintas formas.

      3) Juego cooperativo: Después de los cuatro años, juega ya con cierta coordinación.

      Resumiendo podríamos decir dos etapas:

      1) Juego (2-6 años), juego simbólico, afectado por el egocentrismo. Un juego donde el niño confunde la realidad con lo imaginativo,

      2) Juego asociativo(a partir de los 6 años), pasa al altruismo, estos juegos pueden ser individuales o colectivos.

      El juego hace que sea para el niño un medio de expresión, el dibujo es una actividad gráfica a través de la cual el niño se expresa jugando, es una actividad interior, real en cuanto que cumple las cualidades del realismo psicológico que tiene el niño. La característica de que el niño confunde la realidad con la ficción es el sincretismo.

      El juego grafo-plástico se caracteriza:

      Por que es un juego reposado, no nos referimos al ritmo, sino que es una actividad “ociosa”, una actividad sin recompensa. La mayoría de las actividades que realiza el ser humano son actividades servibles. Hago las cosas buscando una rentabilidad.

      ¿Qué diferencia hay entre la búsqueda de la rentabilidad del adulto y la del niño?

      • Es una actividad en la que el niño no necesita compañía. La mayoría de las actividades que realizamos el adulto necesitamos compañía. Es muy importante en la etapa egocéntrica, lo realiza el sólo y casi no necesita motivación.

      • Es una actividad a la que el niño se entrega con todas las vivencias, donde entran sus sentimientos, emociones. Es una actividad de autoidentificación, una actividad de ensimismamiento. Cuando el niño está adquiriendo una coordinación óculo-manual a nivel gráfico, hace que nos hagamos esta pregunta ¿con qué dibuja el niño, con la mano, con la nariz, con las ceras…? Porque está metido totalmente dentro de la actividad. De ahí que esta actividad grafoplástica como juego tengo su plenitud en los 3,4 primeros años de vida. La necesidad que experimenta el niño en los tres años es la necesidad de apropiación y dominio del medio. A demás de esto, el niño necesita controlar el medio, y ¿cómo domina el espacio? A través de la descentración y de la extensión. Toda actividad que requiera descentración y extensión ayuda al niño salirse de si mismo (salir del egocentrismo). También ayudamos a través de un control visual, que va unido por un control motórico, este control va a producir en el niño una autogratificación, un autogobierno. Cuanto mayor control óculo-manual más se autogobernará. El niño puede crear, por eso cuando el niño descubre que puede dejar una huella sobre un soporte sale de sí y se pronuncia en otro que sería el soporte,

      • El juego grafo-plástico es un juego serio, porque el niño dedica el dibujo para alguien, lo regala, es decir le da un valor. El niño los califica de dos maneras:

      _ Manera expresa.

      _Manera tácita.

      Esta valoración la puede hacer a través de palabras, de actitudes (riéndose, enfadándose), también puede valorarlo con hechos (rompiendo, arrugando), puede valorarlo a través del machismo, puede valorarlo sobrecargándolo.

      Una manera de sobrecargar es detallándolo mucho, cuando lo sobrecarga es que lo está valorando. A veces lo detalla de una manera enmascarada, es como una válvula de escape. Busca una equivalencia para representarlo. El niño puede valorar el dibujo de manera tácita, silenciándolo, dejando lo que está mal y corrigiendo lo que está bien. El tachar es una actividad intelectiva, es una actividad de selección, de discriminación. El niño en este momento se da cuenta que no cumple con l a finalidad que el propuso. Si yo permito que el niño borre, esa imagen que está ahí, el niño no la retiene y la borra.

      Es también una facultad de abstracción, o sea que el niño cuando tacha o cuando borra está eliminando lo superfluo, el niño está haciendo una actividad de selección, está jerarquizando. Esta actividad de abstracción le está ayudando a salir del sincretismo.

      Esto todo nos ayudará a comprender lo que son las desviaciones en el dibujo del niño:

      1) Omisiones.

      2) Exageraciones.

      Según Lowenfeld, tanto las omisiones como exageraciones pueden producirse por tres razones:

      1) Pueden deberse a experiencias autoplásticas, experiencias basadas en el propio cuerpo y propio movimiento, es decir en el propio yo.

      2) A la importancia relativa que el niño puede darle a determinada parte del cuerpo. Para el niño no todas las partes del cuerpo tienen la misma importancia,

      3) El significado emocional que en un momento determina una parte concreta.

      El hecho de que el niño tache o borre (actividad intelectual, de selección) ayuda a salir del sincretismo, nos va a dar pie a poder fijarnos en las exageraciones y omisiones.

      A la hora de exagerar o de omitir alguna parte del cuerpo hay una diferencia entre el niño y el adulto. Cuando lo hace un adulto lo hace normalmente de una manera consciente. El niño lo hace inconcientemente y es así porque tienen su origen en la movilidad de espíritu del niño (el niño es cambiante, vive el momento) o bien porque el niño esta influenciado por el egoísmo y el sincretismo.

      Dentro del egocentrismo y del sincretismo decimos que el niño es mágico, confunde causa-efecto. El niño vive el fenómeno del simplismo o centracion (característica del egocentrismo), el niño es simplista: a la hora de clasificar no podemos pedirle al niño que se fije en varias cosas a la vez (peso, tamaño, forma) porque es incapaz de fijarse en muchas cualidades. Cuando el niño representa, a la hora de representar no es capaz de fijarse en todos los detalles del objeto y sólo representa aquel que le llamó la atención.

      Cuando el niño representa el cuerpo humano lo simplifica en la representación de la cabeza sin cuerpo o el cuerpo pero sin el pelo… se centra en unos aspectos limitados de la figura humana por el simplismo y la centracion.

      Los trazos erróneos prácticamente el niño no los ve, porque el niño es un creador de formas, está como hipnotizado detrás de la forma nueva que está creando. También suele pasar entre los adultos, se “autoconvencen” de que esta bien. Gracias a eso avanza porque esas formas nuevas que va creando intenta repetirlas posteriormente.

      Las imperfecciones: Cuando el niño no le sale algo bien pero la obra que está realizando es de manera libre y espontánea; cuando al niño le proponemos que realice algo en el primer caso el niño normalmente cuando algo para él es imperfecto suele disculparlo (si se sale del papel dira que el papel era demasiado pequeño) o puede ser que el niño ese “fallo” lo desapruebe, pero va a buscar razones más o menos sofisticadas. No va a decir que le salio mal pero busca una justificación porque no tiene prácticamente ningún criterio.

      Dentro de las causas, factores que influyen en la actividad grafoplástica del niño:

      Obediencia al dictado de la fabulación.

      El niño siente una necesidad innata de fabular, es decir inventar, narrar de una manera artificiosa, personificar a personas, animales o cosas, por que para el niño la fabulación tiene importancia ya que es sincrético.

      Dentro del sincretismo, el niño confunde la realidad con la apariencia, con la ficción, por eso el niño fabula. Es animista, atribuye cualidades que el tiene a animales o cosas. La muñeca llora, come, se enfada… esto llevado a la fabulación seria lo siguiente: la hormiga es previsora, trabajadora, el león es el rey, el lobo es malo... hay una relación directa entre la fabulación y el sincretismo.

      El niño no miente cuando fabula, por que es un fenómeno inconsciente al igual que el egocentrismo, que no es lo mismo que egoísta (que si es consciente) para mentir hay que ser consciente, la mentira es decir lo contrario de lo que se piensa y por ello se es consciente.

      El niño a la hora de fabular, como confunde realidad con apariencia, cree en la realidad de lo que narra (cree en lo que dice), no miente. Cuando el niño se empieza a dar cuenta de que “la piedra no llora” y se pone colorado, esta saliendo del sincretismo, empieza a distinguir entre la realidad y la ficción. Entre esto y la mentira hay un transito, se empieza a dar cuenta de que puede mentir mas o menos a los 4 o 5 años. Cuando duda y le da vergüenza no es consciente de la mentira.

      Vemos como la fabulación tiene su origen en dos pilares: el egocentrismo en cuanto al animismo, en el egocentrismo en cuanto a la magia, y en el sincretismo en cuanto a que el niño es realista (virtual o perceptivo).

      La fabulación puede tener dos acepciones:

      1) Medieval: narrar de una manera ficticia.

      2) Aplicar la teoría de Piaget a la fabulación, hacer un paralelismo entre fabulación y juego. El niño en un principio no juega con otro niño sino que juega al lado de el (paralelo). Aplicado al lenguaje como juego lo que hace son soliloquios (monologa) porque es egocéntrico, esta encerrado en su mundo, no hay mas mundo que el suyo y es incapaz de ponerse en el lugar del otro. Lo opuesto sería altruismo (otro). Mientras no llegue a la etapa del altruismo no dialoga. Para poder dialogar necesitamos a “otro” y hasta que no este en una etapa altruista no puede dialogar, no es suficiente con el “yo”. Va creciendo la sociabilidad y así podrá dialogar y jugar con el otro y aparece el juego de colaboración, con reglas.

      A través de la fabulación el niño se descentra, se produce el fenómeno de la descentración, cuando esto se da va saliendo del egocentrismo. Incluso a través del soliloquio que hace empieza a crear el otro (los animales, las cosas…) esta creando el “tu” y se esta descentralizando, de una manera muy rudimentaria y elemental.

      La importancia de la fabulación por lo tanto es enorme a la hora de desarrollarse a nivel de lenguaje.

      Circunstancias inmediatas externas y factores externos mediatos.

      La secuencializacion del tiempo puede ser anterior, inmediata o posterior a un hecho. Cuando las circunstancias externas influyen en un momento determinado se denominan causas inmediatas. Entre la influencia de la causas y la expresión no media nada (si nevara, por ejemplo, puede influir para que el niño se exprese, seria una circunstancia inmediata, la influencia y la expresión se producen aquí y ahora)

      Las circunstancias son mediatas en cuanto a que entre la circunstancia y la expresión hay un periodo de tiempo, no se da al mismo tiempo. Son tan mediatas que pueden tener su origen dentro del claustro materno, estas influencias dentro del claustro materno, serían factores que influyen en el niño prenatal y pueden ser de varios tipos:

      • Pueden ser producidos por enfermedades, por toxoplasmosis, por drogas, por la rubéola, por la nutrición, por estados emocionales de la madre, la edad, la estimulación precoz…

      • Otra serie de circunstancias como pueden ser aquellas que están relacionadas con el movimiento (la kinestesia: capacidad que tiene el niño de percibir el movimiento de una manera activa y de una manera pasiva.

      • Aquellas que influyen en la percepción de la realidad, son circunstancias externas y en general se refiere a la influencia de los estímulos. Cuanto más estimulado este la percepción del niño más rica será la expresión.

      • El clima, el hábitat, el entorno, las costumbres…

      • El ambiente familiar, el arraigo o desarraigo, el cuidado...

      • Los acontecimientos como pueden ser los familiares, la separación de los padres, las matanzas, las fiestas, la nieve, un atentado, los vestidos en cuanto a uniforme.

      • La escolarización, las oportunidades que se le van a dar al niño y los materiales para que se exprese plásticamente.

      • Los métodos de enseñanza, dentro de ellos deben de ser activos, participativos, sociables. También influyen losaos libros de texto, las ilustraciones, ya que muchas veces lo que hacen es copiar.

      • Los medios de comunicación, los dibujos de los mayores, la asociación de ideas, como relaciono o asocio yo una cosa.

      Formas de asociación.

      Aristóteles dice que los principios de asociación son tres:

      1) Contigüidad: asocio mantel a silla.

      2) Semejanza: por analogía, por cosas que se parecen.

      3) Contraste: por antinomia, por contraposición, blanco-negro.

      Todo esto podemos llevarlo al terreno de las ideas, a nivel de ideas establecemos una asociación. Esta asociación de ideas puede ser en tres niveles:

      1) Asociación de ideas a nivel intelectual; se produce por analogía de función, yo puedo asociar dos cosas cuando tiene las mismas funciones. Casa-coche: lugar de protección.

      2) Asociación a nivel visual; La analogía no se dbe a la funcion sino a la forma, la semejanza a nivel visual es una analogía morfológica. Esta se puede producir de dos maneras:

      1. Analogía morfológica objetiva, cuando un objeto se parece a otro objeto en la forma.

      2. Analogía morfológica gráfica, cuando un objeto y otro objeto lo representamos gráficamente de la misma manera, también se denomina homonimia gráfica. Una antena de TV a una mano o a una flor.

      Pueden darse dos semejanzas juntas. El niño pude representar por ejemplo el barco y la casa de la misma manera, podemos decir que cumple la misma función porque es lugar de cobijo, pero al mismo tiempo también es homonimia gráfica.

      3) Asociación a nivel consecutivo; cuando una cosa es consecuencia de otra, es decir cuando un objeto me provoca otro, ese objeto provocado es consecuencia del anterior. El plato me puede provocar comida, el tenedor me puede provocar la cuchara.

      Los dibujos producidos por asociación de ideas se llaman dibujos evocativos, porque a menudo se da un dibujo evocado a continuación de un dibujo evocador. Yo a la hora de dibujar el padre me evoca que dibuje a la madre, el dibujo de un sobre me puede evocar dibujar un sello.

      Otros factores que pueden influir en la representación grafoplástica es la intención y la interpretación. La intención es lo que el niño intenta representar, la idea que tiene el niño en la mente al empezar a dibujar. La interpretación, es lo que el niño dice que ha dibujado, lo que le da nombre al dibujo. La idea que tiene el niño mientras está dibujando y permanece mientras ha dibujado. Esta claro que lo que intento dibujar y lo que dibujo la mayoría de las veces no coincide porque el niño no consigue dibujar lo que quería por la inhabilidad grafica entonces hay una diferencia entre la intención (dibujo sugestivo, lo que nos sugiere) y la interpretación (dibujo denominativo viene dado por el parecido que hay entre el dibujo y el objeto, por que le da determinado nombre al dibujo, por que el dibujo se parece a lo que quería dibujar, es decir se parecen por la destreza.).

      Si fuera capaz de dibujar lo que quiere la intención y la interpretación sería la misma. Entre la intención y la interpretación se establece muchas veces un paralelismo antitético, es decir una contraposición. Este paralelismo desaparecería a medida que aumenta la habilidad gráfica.

      A la hora de dibujar existe la intención y la interpretación. La intención tiende a permanecer, mientras está dibujando ese deseo se prolonga en el tiempo, lo recuerda mientras dibuja, entonces la interpretación surge cuando por falta de habilidad no se le parece a lo que quiere dibujar, la falta de parecido le sugiere al niño otra cosa. La interpretación entonces está en relación, en función de la morfología analógica objetiva, esto es que va a estar en función del parecido entre el objeto y el dibujo..

      Entre la intención y la interpretación se produce una dinámica (fuerza), por el parecido, cuanto menos parecido haya entre el objeto y el dibujo más dinámica hay, cuanto más parecido menos lucha hay, de tal manera que cuando hay correspondencia entre el dibujo y el objeto se producen la paz, por que no hay lucha.

      El niño avanza más cuanto menos le salga lo que quiere, aprende a base de los errores.

      Entre el objeto y el dibujo se puede producir un conflicto, entre la interpretación y la intención, donde el conflicto puede ser:

    • El recuerdo de la intención sea acentuado y la interpretación débil: Yo quiero representas esto y no me salió, pero yo a la hora de interpretar lo que hice, no me aferro a la interpretación y reconozco igual con que fracasé. Es decir, esto no significa nada.

    • El recuerdo de la intención y de la interpretación sean débiles: no pone mucho empeño ni en hacerlo ni en que se parezca, no le preocupa.

    • El recuerdo de la intención y la interpretación sean fuertes: A la hora de preguntar lo que dibujó dará respuestas incoherentes, por que no entiende lo que dibujó y va a buscar respuestas sustituibles. El niño quiere que le salga y quiere que exista un parecido entre el objeto y el dibujo.

    • El recuerdo de la intención es débil y la interpretación es fuerte. No hay ningún problema a la hora de preguntarle, intento dibujar algo, no le salio y al final nos dice otra cosa que le da nombre al dibujo.

    • Vemos que lo que consigue es aumentar su inventario gráfico, crear nuevas formas, aprende más a través de esa inhabilidad gráfica.

      _Otro factor que puede influir es el automatismo gráfico, lo que hace sugerir al niño la repetición y produce de una manera espontánea. Y además también influye la movilidad del espíritu, el niño vive el momento

      La etapa del garabato (2-4 años)

      El hecho de garabatear es un hecho a través del cual el niño produce unos rasgos gráficos, que podríamos llamarles dibujos. El niño en el momento de garabatear, produce, inventa, descubre, realiza, hace real algo, dejando una huellas permanentes a su alrededor, a través de la misma mano como instrumento natural o a través de otros instrumentos que son prolongación de la mano como son el lápiz, pincel, ceras... La mano es el primer instrumento natural que tiene el ser humano.

      Todos los niños garabatean, por eso se dice que es una actividad natural, la cual no se debe de prohibir.

      ¿Por qué garabatea el niño?

      • Por una necesidad natural que tiene, la cual le permite satisfacer esas necesidades naturales como son expresarse.

      • Necesidad innata de dominar el medio, de apropiarse del medio, una necesidad innata de satisfacer su animismo mágico.

      • A través del garabateo busca su yo, buscando el soporte (el otro), se distingue del soporte.

      • A la hora de garabatear un libro, o una pared no podemos decir que lo está deteriorando, por que lo hace es satisfacer una necesidad natural, lo que hace es mantener una confianza con el soporte.

      Un simple garabato puede ser para el adulto algo para estudiar, algo en que nos podemos apoyar para estudiar la evolución del niño. Para el niño es alguien, el otro, el socio, el tu, con el cual el niño se relaciona. El hecho de que el niño garabatee de una manera consciente, voluntaria revela que el niño de una manera consciente, voluntaria revela que el niño está relacionado con el medio, y esto significa que el niño se está descentrando, extendiendo, está saliendo de su mundo, es decir que está saliendo del egocentrismo, dominando el medio.

      A través del garabato hace que su yo se consolide, por que a medida que existe otro, su yo es permanente (no cambia).

      Si el niño distingue lo que es esencial de lo que es accidental sale del sincretismo.

      Todos los niños van a garabatear igual pero de una manera distinta, es decir garabatear es una actividad natural, universal, pero cada niño lo hará de distinta manera. Ante esta actividad el adulto puede optar por:

    • Impedirle al niño garabatear, que se exprese.

    • Potenciar que el niño se exprese.

    • La tendencia de impedirle al niño expresarse, se debe a que el adulto considera el garabateo como una pérdida de tiempo, una actividad inmadura. El hecho de prohibirle al niño desarrollar esta actividad natural, puede producir efectos nefastos, puede llevarle al niño a la clandestinidad, a la agresividad, a la violencia… Para conseguir que sea una actividad natural, el adulto debe de mostrar interés por su parte, sería la gran forma de motivarlo. Proporcionarle al niño la oportunidad de poder garabatear, y el material adecuado es una manera de motivarlo.

      El acto de garabatear para el niño, es como una revelación, descubre que es capaz de realizarse, de extenderse a través de una obra. El garabato tiene vida, es como un testamento ológrafo, hecho de puño y letra, personal, en donde el niño de un manera inconsciente me expresa su desarrollo en todos los niveles: sensorial, afectivo, imaginativo, etc.

      A través del garabato se suscita el diálogo fabulativo, el niño nos anima a mantener con él una conversación, es decir que intenta comunicarse. Convierte la expresión en comunicación, un monólogo en un diálogo. También va a realizar un juego creativo (caracterizado por libertad, espontaneidad, autogobierno…), el niño espera encontrar una aprobación.

      El hecho de que el garabato empieza en el hogar, tiene sus riesgos. El riesgo de la indiferencia, el riesgo de menospreciarlo, el prohibirlo. De ahí que el educador debe de ser un colaborador con los padres, en donde el diálogo con los padres ayude a enriquecer y valorar esta actividad.

      El garabatear o pintar sería una actividad extereoceptora (centrífuga, hacia a fuera), mientras que el modelar o amasar sería interoceptora (centrípeta, propioceptora).

      Aspectos que debemos tener en cuenta en el garabateo.

      A la hora de fijarnos en un garabato podemos tener en cuenta el material , la composición gráfica, el ritmo, las formas, las ligaduras, la medición de la amplitud de los rasgos gráficos, la orientación, el trazo y el dinamismo.

      1) Material: como lo trata (lo rompe, lo ensucia, lo cuida…). Como elige el material es una actividad que conlleva un grado de inteligencia bastante grande. Esta relación si la hace rápida o lenta, si es más o menos adecuada. También nos podemos fijar en el grado de concentración. El grado de concentración y de madurez van paralelos, en la concentración hay un ritmo y ese ritmo es personal. A mayor madurez mayor concentración. A través de este trato con el material podemos ir descubriendo indicadores de coordinación óculo-manual, de cómo el niño se enfrenta a nivel espacio temporal.

      2) La composición gráfica: Puede informarnos a nosotros de cómo el niño se sitúa en el espacio, de cómo se mueve, cómo se siente en el espacio, es una evolución hacia fuera (centrífuga) o hacia a dentro (centrípeta). Si se sale del soporte, el niño como lo valora, se justifica o se disgusta. Si a la hora de grafiar tiene en cuenta el tamaño del papel, si para el niño tienen importancia las márgenes o la forma del soporte,

      3) El ritmo: Si es lento o es ágil.

      4) Las formas: Pueden informarnos de la memoria visual.

      5) Las ligaduras: Las presidias pueden informa del comportamiento social del niño. Para leer y escribir hay que relacionar, ligar. Estas presidias pueden aparecer de una manera continua, discontinua o ondulada.

      6) La medición: El tamaño del garabato está condicionado por el formato del soporte, por el desarrollo psicomotor, los garabatos van de grandes movimientos a pequeños movimientos.

      7) La orientación: Nos informa a nosotros del grado de coordinación, donde se sitúa el niño, los garabatos en un lugar determinado o indeterminado del espacio. La coordinación: guarda coordinación directa con la orientación.

      8) El trazo: A través de el, podemos valorar lo cuantitativo y lo cualitativo (presión).

      9) El dinamismo: informa de la movilidad física y psíquica del niño (timidez, interés…)