Desarrollo cognitivo y motor en edad infantil

Crecimiento. Madurez. Comportamientos y trastornos motores. Movilidad. Sistema nervioso. Motricidad. Reflejos. Prensión. Actividad gráfica. Adaptación

  • Enviado por: Matu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 32 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Tema 3

EL DESARROLLO MOTOR

  • Factores que influyen en el desarrollo motor.

  • El recién nacido parece un ser indefenso, sin embargo posee muchas capacidades que le permiten sobrevivir y transformarse en un ser evolucionado y maduro.

    Entre el nacimiento y los 2 años, el pequeño sufre una transformación motriz.

    Este cambio está condicionado por varios factores.

    1º factor -> Su desarrollo Neuro-muscular

    que le permitirá adquirir un tono de base en los músculos,

    la correcta evolución de las posturas (levantará la cabeza,

    se sentará y

    empezará a caminar)

    y los movimientos, que serán cada vez más coordinados

    (mejorará la manipulación

    y la marcha)

    2º factor -> Su desarrollo psicológico

    es, decir, sus manifestaciones afectivas y cognitivas.

    Hay una evolución paralela y una influencia recíproca entre

    el desarrollo psico-motor,

    el dsrrllo afectivo-social

    y dsrrllo cognitivo.

    La madurez del desarrollo motor también está condicionada por estructuras

    Neurológicas y por otros factores.

    Aunque hay unos patrones básicos que rigen el desarrollo, cada niño/a tiene

    su propio ritmo que se debe conocer y respetar.

    RIGAL

    Señala los siguientes factores:

    • Factores Internos -> Los genes, las hormonas, alteraciones psicológicas y médicas importantes, etc...

    • Factores Externos -> La nutrición, las enfermedades de la madre, las radiaciones, las drogas, el clima, las clases sociales...

    KOUPERNIK

    También establece dos clases de factores influyentes en la transformación que experimenta el niño entre 0-3 asños:

    • Componentes constitucionales del comportamiento

  • LA CALIDAD

  • = la constitución psico-química del cerebro.

    El autor afirma que hay buenos o malos cerebros, como hay buenos y malos corazones, que determinan nuestra forma de reaccionar a las tensiones...

  • LO TEMPORAL

  • = las experiencias personales directas, que empiezan a influirnos antes del nacimiento.

    Cada sistema nervioso se desarrolla a partir de sus propias experiencias con el medio.

    Cada niño posee un ritmo y un estilo de crecimiento que son tan característicos de su individualidad como los rasgos de la cara.

    • Componentes Ambientales

  • El aprendizaje sensorio-motor del mundo físico y de las relaciones humanas

  • La cristalización de los afectos a lo largo de las fases por las que pasa el niño.

  • Gracias a la intervención de factores internos y externos, el ser humano se puede desarrollar, y en su evolución motriz influyen su peculiar forma de madurar física y neurológicamente, la calidad y variedad de sus experiencias y numerosas condiciones, tanto genéticas como ambientales.

    Tampoco se ha de olvidar lo importante que es un clima afectivo sano, que proporcione seguridad y favorezca la autonomía del niño.

  • Leyes del desarrollo motor

  • Las observaciones sobre el desarrollo motor están apoyadas sobre la idea de la progresión en la organización de los movimientos, que se efectúa en el sentido cefalo-caudal y próximo-distal

    LEY CEFALO-CAUDAL

    Establece que la organización de las respuestas motrices se efectúa en orden descendente, desde la cabeza hasta los pies.

    Es decir, se controlan antes los movimientos de la cabeza que de las piernas.

    Esto explica el hecho de que el niño sea capaz de mantener erguida antes la cabeza que la espalda, y ésta antes de que las piernas puedan mantenerlo.

    LEY PRÓXIMO-DISTAL

    Indica que la organización de las respuestas motrices se efectúa desde la parte más próxima al eje del cuerpo, a la parte más alejada.

    Así, se puede observar que el niño controla antes los movimientos de los hombros, que los movimientos finos de los dedos.

    Otra de las máximas del desarrollo, es la evolución de los movimientos, desde respuestas globales o generales, a respuestas más localizadas y específicas.

    Se observa como un bebé de 4 meses al que se presenta un objeto interesante, agita todo su cuerpo de una forma general, pero cuando crece, a los 7 meses, ya puede coger con la mano (si está a su alcance) el objeto deseado.

  • Desarrollo Neuromotor

  • Bases y Estructuras Neurofisiológicas de la Motricidad Humana

  • El ser humano se relaciona con el medio a través del movimiento, pero éste solo es posible si la orden se transmite correctamente desde el cerebro, que es el motor de la motricidad humana.

    El impulso se origina en el SNC y es conducido por las vías motoras a los músculos, es decir, a los órganos efectores del movimiento.

    Resulta evidente que un niño no puede llevar a cabo determinadas actividades debido a que posee un sistema nervioso aún incompleto.

    Durante los últimos meses de embarazo y los primeros años de vida, se va a ir dando el proceso de mielinización, fundamental y responsable del ajuste, la adecuación y rapidez de los movimientos.

    Este proceso consiste en la formación de una vaina de mielina alrededor de la célula nerviosa, que va a permitir que la información que se transmita a través de las neuronas y las conexiones en los centros del cerebro sea más rápida, completa y eficaz.

    Al nacer, la mielinización sólo alcanza los centros subcorticales, haciendo del recién nacido un ser de respuestas involuntarias, automáticas y reflejas, que reacciona a la estimulación con movimientos que no puede controlar.

    (Por ejemplo, succiona un objeto al acercárselo a la boca)

    A medida que se va perfeccionando el S. N. Y el proceso de mielinización alcanza las zonas del córtex, el niño puede llevar a cabo actos conscientes y voluntarios, es decir, ejercer un control de sus propios movimientos.

    Los órganos efectores de nuestros movimientos son los músculos.

    Ellos realizan la actividad muscular cuando la energía nerviosa generada en el cerebro se transforma en energía mecánica.

    La actividad muscular puede ser:

    • Estática o tónica

    • Dinámica o cinética.

    - Estática o tónica -> relacionada con la tonicidad de los músculos.

    El tono es el grado de tensión de los músculos, que permite

    organizar gestos, controlar los movimientos, modificar posturas, y

    mantener una actitud equilibrada.

    Un mal funcionamiento de los centros reguladores del tono produce

    anomalías en él, en las posturas, en el equilibrio y en el movimiento,

    por lo que aparece atonía, hipertonía e hipotonía y otras patologías.

    • Dinámica o cinética -> Hay que señalar que cada uno de nuestros movimientos es un acto

    motor.

    Los comportamientos motores nos permiten clasificar los movimientos en 3 grupos:

  • Movimientos Reflejos

  • Es la forma más simple de motricidad

    Son los movimientos innatos. La primera manifestación motriz del recién nacido.

    Entre otros están los reflejos de : succión, prensión, andar automático...

    La ejecución de los movimientos reflejos no es consciente, están regulados por la médula y por el tronco cerebral.

    Debe desaparecer para dar paso a los movimientos voluntarios y controlados.

  • Movimientos Voluntarios

  • Son intencionales, por tanto antes de ejecutarlos se han de representar mentalmente.

    Para su ejecución se requiere la coordinación de varios músculos, a fin de alcanzar el objetivo propuesto.

    Su control depende de la corteza cerebral.

  • Movimientos Automáticos

  • Son movimientos inicialmente intencionales, y por tanto voluntarios, que a base de repetirlos muchas veces se automatizan y no requieren representación para ejecutarlos.

    Precisan poca atención y poca energía.

    La realización continuada de movimientos voluntarios se integra de forma automática convirtiéndose en hábitos, de esta forma se ahorra energía a la hora de interpretar y realizar movimientos.

    Son ejemplos: escribir, caminar, montar en bicicleta.

    La actividad motriz evoluciona desde los actos reflejos y movimientos incoordinados y sin una finalidad hasta los movimientos coordinados y precisos de los actos voluntarios y de los automatizados.

    En el Sistema Nervioso Central se distinguen las siguientes estructuras:

  • El cerebro -> es el motor del movimiento.

  • En él hay que considerar:

  • El Córtex o Corteza Cerebral

  • Es el origen de la vida de relación consciente y voluntaria.

    Participa en la motricidad intencional.

    En él nacen las decisiones e iniciativas motrices y cualquier forma de acción controlada sobre el medio.

    El córtex está dividido en dos grandes bloques:

    a.1 Los lóbulos parietales, occipitales y temporales.

    Su función en recibir, analizar y descifrar la información que recibe del exterior además de almacenarla.

    Este bloque se denomina “cerebro del conocimiento”

    a.2 Los lóbulos frontales.

    Representan el “cerebro motor”.

    En él se inicia el control de todos los actos voluntarios.

    Aquí están programados y se formas los comportamientos motores intencionales.

    Mantienen la atención y preparan para la acción.

    Las lesiones en este bloque provocan déficit en la memoria y en la atención, así como pérdida de iniciativa. Se altera la facultad de organización motriz, el lenguaje articulado, la escritura y la marcha.

  • Estructuras Subcorticales o Núcleos grises centrales.

  • Están situados en las proximidades del cerebro.

    Lo forman:

    b.1 Tálamo

    Desempeña un papel muy importante en la selección de información.

    b.2 Los Núcleos Grises de Base

    Cumplen una función muy importante en la motricidad humana, ya que aseguran la coordinación de los movimientos de todo el cuerpo y favorecen la ejecución de los actos voluntarios especializados como la escritura.

    Permiten también el mantenimiento de las posturas.

    Las lesiones en éste área del cerebro originan: hiperactividad motriz expresada a través de movimientos involuntarios, rápidos, y desordenados.

    O por el contrario: rigidez muscular y cierta inmovilidad.

  • Tronco cerebral. -> Situado en la base del cerebro, entre la médula y los núcleos grises centrales.

  • Forman parte de él: El bulbo raquídeo

    La formación reticular (tejido nervioso en el centro del tronco) que actúa como activador y aumenta el estado de vigilancia.

    3.Cerebelo -> Situado sobre el tronco.

    Representa un órgano de control en la motricidad, pues controla y regula el tono y el equilibrio estático y dinámico en las posiciones de pie y marcha.

    Permite además, gracias a la relación con el córtex, la correcta ejecución de los movimientos voluntarios y automáticos regulando su coordinación.

    Si se lesiona aparecen movimientos incoordinados, se pierde el equilibrio y aparece disartria, debido a la imposibilidad para coordinar los músculos del aparato fono-articulador.

    4- Médula espinal -> Conduce los impulsos nerviosos aferentes (de entrada al S.N) y

    eferentes (de salida de información del S. N), y es la base de la motricidad refleja.

    En ella están las neuronas responsables del tono muscular y las posturas, y otras que afectan a la motricidad (tanto refleja como voluntaria y automática).

    cerebro

    Por lo tanto el S. N. C. comprende: Encéfalo tronco cerebral

    Cerebelo

    Y la Médula espinal

    3.

  • Desarrollo motor del niño de 0 a 6 Años

  • Los desarrollos motor y psicomotor se llevan a cabo en etapas sucesivas, cada una de las cuales viene preparada por la anterior, y ha de conducir al niño a una madurez mayor en la siguiente.

    A lo largo de las etapas, los movimientos voluntarios e intencionales serán cada vez más adaptados, y la adquisición de automatismos finos y precisos convertirán al niño en un ser maduro y evolucionado.

    Al nacer es un ser frágil, y a lo largo de una serie de etapas ha de completarse y adquirir autonomía e independencia de movimientos.

    Ya se ha visto como el desarrollo sigue unas leyes de maduración, y requiere unas condiciones neurológicas que harán posibles las sucesivas adquisiciones motrices a lo largo de las etapas.

    Se constatará como las posibilidades motrices y posturales varían con la edad y se vuelven más complejas a medida que el niño crece.

    Las adquisiciones motoras no han de entenderse como logros independientes unos de los otros, y solamente guiados por un plan pre-inscrito en los genes o en el cerebro; en conjunto el desarrollo motor debe entenderse no como el mero despliegue de un calendarios predeterminado, sino como el producto de la acción conjunta de la programación madurativa con las circunstancias ambientales y las características del propio bebé.

    De hecho, existe un margen de variación relativamente amplio en la edad concreta en que cada bebé adquiere cada uno de los hitos del control postural

    Por ejemplo, un niño se podrá mantener sentado sin apoyo dentro del margen de edad de 5-9 meses. El 50% de los niños lo consiguen a los 7 meses.

    Parte de esas diferencias está relacionada con la cultura, pues algunas culturas estimulan la adquisición temprana a través de la práctica y el entrenamiento repetido, mientras que otras no creen en que tal entrenamiento tenga interés alguno, y aún otras tratan incluso de postergar el momento en que ocurre la independencia motriz, por ejemplo, para evitar que niños muy pequeños se acerquen al fuego o se alejen solos del cuidado materno.

    Desde luego, como la adquisición de ciertas habilidades tiene límites establecidos por el programa madurativo y por la necesidad de adquisiciones previas (para sujetarse de pie, antes hay que ser capaz de sostenerse sentado, de controlar el movimiento de las piernas y de ser capaz de mantener el equilibrio). Por más que se estimule a un bebé en esa dirección no se puede conseguir que camine con soltura a los 7 meses.

    Lo cierto es que incluso en el interior de una misma cultura se observan diferencias entre unos bebés y otros.

    Tales diferencias se refieren por un lado al calendario concreto de aparición de las habilidades, por otro al hecho de que algunos bebés se saltan algunos de los hitos (por ejemplo, algunos bebés no gatean nunca, usando para desplazarse otros procedimientos, como usar las manos como remos estando sentados).

    Las diferencias inter-individuales pueden relacionarse con factores varios, como la herencia concreta que un niño haya recibido, o como la estimulación mayor o menor que encuentre en su ambiente.

    No se observan diferencias del control postural en el calendario de su adquisición ligadas al género: niños-niñas tienen ritmos de adquisición bastante semejantes, estando las diferencias entre unos y otras ligadas no al género, sino al conjunto de influencias que se han mencionado.

    Tampoco se ha de olvidar que el desarrollo motor supone una evolución paralela y una influencia recíproca entre el desarrollo neuro-muscular y el desarrollo psicológico.

    El Neuro-muscular permite al niño

    • adquirir el tono de los músculos necesario para mantener las posiciones (cabeza recta, sentado y de pie),

    • y el dominio de la motricidad coordinada (marcha, manipulación, etc..)

    El desarrollo psicológico supondrá madurez cognitiva y afectiva.

    El desarrollo motor depende no sólo de la madurez del cerebro, sino de una alimentación adecuada, de buenas condiciones de vida e higiene, de un buen clima afectivo...

    Características motrices del Recién nacido

    Al nacer la mielinización únicamente llega a los centros subcorticales, por lo que el recién nacido es un ser automático. Esto significa que sus actos motores son reflejos.

    Los centros que rigen los movimientos voluntarios todavía no funcionan, por lo que reacciona a los estímulos con movimientos que aún no puede controlar.

    La existencia de los reflejos indica que el niño está sano y que carece de lesiones neurológicas; su persistencia se ha de controlar, pues la no desaparición de algunos puede ser un signo patológico.

    Uno de los contenidos que se evalúan en el Test de APGAR, son los reflejos neonatales.

    Los recién nacidos exhiben una amplia variedad de reflejos durante sus primeros meses de vida. Algunos de ellos tienen valor supervivencial, como ocurre con el reflejo de succión; otros carecen de valor para la supervivencia actual, pero pueden haber sido tan importantes en la evolución de la especie en su momento que pasaron a formar parte de la dotación genética humana.

    Todos éstos reflejos están presentes en el momento del nacimiento, a partir de ahí algunos desaparecen en el curso de los 4 o 5 primeros meses, mientras que otros se convertirán en acciones voluntarias y otros seguirán siendo reflejos toda la vida.

    La presencia de estos reflejos en el neonato es un signo de normalidad. La progresiva desaparición posterior de aquellos que no vayan a mantenerse es también un signo de normalidad evolutiva que indica sencillamente que la corteza cerebral está tomando bajo su control voluntario acciones y movimientos que antes estaban controlados por partes inferiores del cerebro.

    En el Recién Nacido, los reflejos más importantes son:

    REFLEJO NEONATAL

    CARACTERÍSTICAS

    EDAD A LA QUE DESAPARECE

    - Respiratorio

    Se activa con la apertura de los pulmones y la entrada de aire en ellos.

    Permanente

    - Succión

    Se coloca un objeto entre los labios del bebé (p.e: un dedo) y lo chupará rítmicamente

    Pasará de reflejo a voluntario hacia los 4 meses

    - Prensión muscular o

    Reflejo Grasping

    Se coloca algo en la palma de la mano y el bebé cierra la mano con fuerza.

    Hacia los 4 meses, siendo luego voluntario

    (manipulación)

    - Retraimiento del pie

    Se pincha suavemente la planta del pie, el bebe retira la pierna flexionando la rodilla

    Con estímulos intensos permanente

    - Parpadeo

    Cerrar los ojos ante luces intensas y en situación de sobresaltos.

    Permanente

    - Andar automático

    Se coge al bebé bajo las axilas, asegurándose que las plantas de su pie reposen sobre una superficie plana, el bebé flexiona y extiende las piernas como si estuviese andando.

    Hacia los 2-3 meses

    Aparecerá luego como conducta voluntaria.

    - Moro

    Brazos en cruz o

    Paracaídas

    Cuando se produce un sonido fuerte y se asusta, separa bruscamente los brazos, para después volverlos a poner sobre su pecho.

    La reacción del abrazo desaparece antes. La de sobresalto hacia los 4 meses, y con menor intensidad posteriormente.

    - Babinski

    Con un objeto punzante se hace una diagonal en la planta de su pie, el pie se dobla y sus dedos se abren en abanico

    Está presente hasta casi el final del primer año.

    - Natatorio

    Dentro del agua el bebé patalea rítmicamente al tiempo que sostiene la respiración

    4 o 6 meses.

    Otras características observables en el recién nacido:

  • Tono muscular

  • Al nacer predomina una hipertonía (excesiva tensión de los músculos) en las extremidades superiores e inferiores, y un estado de hipotonía (excesiva relajación) en la cabeza y en el tronco.

    Esto se manifestará en el mantenimiento de las posturas

  • Las posiciones

  • Sosteniendo al bebé sentado, no controla los músculos del tronco, por lo que aparece una cifosis global, es decir, no puede mantener recto el tronco y tiende a incurvarlo.

    Tampoco puede sostener la cabeza, por insuficiencia en los músculos de la nuca, y los miembros no los puede extender por la hipertonía de los flexores.

    Si se le coloca en posición ventral (boca abajo), adopta la postura fetal típica del recién nacido, es decir, con los miembros inferiores y superiores flexionados.

    Una característica general de las posturas en ésta etapa es la asimetría (el brazo y la pierna de un lado extendidos, y los del otro flexionados), y la tendencia constante a la flexión.

    Un recién nacido que se halle en extensión de manera continua es un hipotónico patológico, y lo mismo ocurre si mantiene las manos continuamente abiertas.

  • Los movimientos espontáneos

  • Ante un estímulo brusco aparecen movimientos globales, anárquicos e inadaptados de todo el cuerpo.

    Características motrices del bebé de 1-2 meses

    La motricidad es todavía primaria, es decir, el pequeño mantiene los reflejos; el bebé se sobresalta espontáneamente, realiza movimientos de brazos y piernas a la vez, y con más soltura a los 2 meses.

    En posición ventral, durante el primer y segundo mes, el tono del tronco y la cabeza aún permanece débil, por lo que no puede mantener las posturas.

    En los miembros predomina la hipertonía y sigue conservando la posición fetal, es decir, brazos y piernas flexionados.

    En posición dorsal, sigue manteniéndose flexionado.

    En cuanto a la prensión, con 2 meses empieza a disminuir este reflejo, y las manos no están tan cerradas.

    Características motrices del bebé de 3-4 meses

    Van desapareciendo los reflejos primitivos, debido al incremento de la madurez cerebral.

    Al observar su motricidad parece que mueve los brazos y las piernas menos que en los meses anteriores, debido a que está pasando del control reflejo al voluntario.

    En cuanto a las posiciones, sentado mantiene la cabeza erguida, ya que va consolidando el tono del tronco y la nuca, aunque en la región lumbar necesita un apoyo

    En posición ventral puede levantar la cabeza, manteniéndose sobre los antebrazos.

    Con 4 meses flexiona y extiende los miembros superiores e inferiores, parece que “nada”.

    En posición dorsal, intenta poner el pié sobre la rodilla opuesta. Los miembros inferiores y superiores están en extensión.

    Utiliza las manos con más habilidad e indistintamente una u otra.

    Desaparece el reflejo de prensión palmar (Gransping), y empieza a interesarse por los objetos, pero aún no puede cogerlos. Sin embargo, al contacto con ellos abre y cierra la mano reteniéndolos algunos segundos. Su prensión aún no es voluntaria.

    A los 4 meses ya puede llevar el objeto a la boca.

    Característica motrices del bebé de 5-6 meses

    En posición ventral, el bebé puede levantar la cabeza y gran parte del tronco con firmeza, apoyándose en los antebrazos, y a los 6 meses se sostiene ya sobre las manos.

    En ésta posición puede manipular un juguete con las manos, realizando un buen ejercicio para la espalda.

    También en ésta edad intenta pasar de la posición ventral a la dorsal.

    Apoyado sobre el tórax mueve los brazos y piernas haciendo el “avión”.

    Sentado a los 6 meses, se sostiene con el mínimo apoyo.

    En posición dorsal intenta sentarse, pero sólo no lo consigue. Lo logra si le sujetamos mínimamente.

    Deja de mirarse las manos para cogerse los pies.

    A los 5 meses aparece la prensión voluntaria, puede coger los objetos y llevarlos a la boca.

    A los 6 meses ya la tiene bien adquirida.

    Características motrices del bebé de 7-8 meses

    En posición ventral puede girar sobre sí mismo, y pasarse a ésta posición desde la dorsal, mostrando con ello una nueva conquista motora. Con el dominio del giro de una posición a otra pronto conseguirá gatear.

    Logra mantenerse sentado sin apoyo, sujetándose en las manos para no caerse.

    A los 8 meses la tonicidad del tronco le permite sentarse con mayor equilibrio, y sin ninguna sujeción.

    De pie le gusta saltar y agacharse.

    En cuanto a la prensión intenta coger en pinza inferior (pulgar-meñique). Mantiene un objeto en la mano si se le ofrece otro. También puede pasarlo de una a otra y golpearlo, y lo más importante: puede soltar voluntariamente el objeto, ya que va adquiriendo el relajamiento de sus flexores.

    A partir de ese momento le encantará tirar objetos y el ruido que hacen al caer.

    Con 8 meses se perfecciona su facultad de soltar

    Características motrices del bebé de 9-10 meses

    Con 9 meses al pequeño le gusta desplazarse reptando y arrastrándose.

    Con 10 meses disfruta gateando.

    Sentado puede inclinarse hacia delante sin perder el equilibrio, hacia los lados le cuesta un poco más.

    Con 9 meses puede ponerse de pie sujetándose a los muebles.

    Con 10 ya da pasos apoyándose.

    Por otra parte, mejora la independencia manual, y su prensión está lograda, ya coge en pinza superior (pulgar-índice), lo que le permitirá coger objetos pequeños y darlos de uno en uno, así como entretenerse introduciendo y sacando objetos de cajas.

    Características motrices del bebé de 11-12 meses

    En cuanto al desplazamiento, gatea con mayor rapidez.

    Se mueve apoyándose en las manos y en los pies. Este movimiento es denominado “marcha del oso”.

    También puede caminar agarrándose a los muebles y llevándolo de la mano.

    Entre los 12 y los 15 meses empezará a caminar sólo.

    Poco a poco conseguirá la marcha segura. Para soltarse a andar necesitará agarrarse a sillas, andadores y paredes, pero a los 15 meses su locomoción será más estable y equilibrada.

    El equilibrio se aprecia cuando estando de pie logra agacharse para coger un juguete sin caerse, o cuando intenta chutar un balón, aunque aún le falta control.

    Respecto a la prensión, perfecciona la pinza y el relajamiento de los flexores para soltar.

    A los 11 meses le gusta señalar y explorar con el índice en orificios.

    Se entretiene reuniendo objetos uno a uno e introduciendo y sacando.

    Con 12 meses realiza sus primeros encajes, por ejemplo coloca el circulo en su sitio, y sus primeros garabatos si ve hacerlo a los adultos.

    Características motrices del bebé de 15 meses

    Su locomoción se va haciendo más segura, va perdiendo el miedo.

    Le gusta desplazarse empujando objetos (correpasillos, por ejemplo), y anda solo.

    Puede subir escaleras gateando, y se arrodilla sin ayuda, pero al ponerse en pie pierde el equilibrio fácilmente.

    En prensión, su relajamiento se hace más fino y preciso.

    Su motricidad fina ha mejorado mucho, lo que le permite entretenerse y ejercitar sus habilidades manuales (por ejemplo, mete una bolita en una botella, pasa las hojas de un libro aunque se salta algunas, construye torres, sujeta la cuchara aunque la ponga al revés, etc...)

    Características motrices del bebé de 18 meses

    Baja las escaleras sin alternancia (es decir, para con los 2 pies en un escalón), y con ayuda de las dos manos.

    A los 21 meses puede bajarla ya con alternancia

    A los 21 meses mejora su equilibrio, lo que le permite saltar con los 2 pies.

    Puede agacharse para coger las cosas.

    Puede caminar arrastrando un juguete, y correr aunque sea con piernas abiertas y cayéndose mucho.

    En cuanto a la prensión, puede lanzar un balón sin caerse.

    Le gusta garabatear.

    Se quita los zapatos y la ropa que no tiene botones, cremalleras ni cordones.

    Puede comer con bastante limpieza, colocando bien la cuchara en la boca.

    Características motrices a los 2 AÑOS

    • 24 meses: Salta con los dos pies sobre el sitio

    Dobla el papel por la mitad por imitación

    Construye una torre de 6 cubos

    Vierte agua de una taza a otra

    Desenrosca tapones

    • 28 meses: Se apoya sobre un pie sin ayuda

    Puede recibir una pelota grande

    Se mantiene sobre la punta de los pies (se pone de puntillas)

    Salta hacia delante

    Pasa las hojas de los libros una por una

    Imita el trazo circular (hace círculos)

    • 30 meses: Camina de puntillas

    Sube y baja las escaleras alternando los pies sin ayuda (dominio)

    Camina sobre una línea trazada en el suelo

    Puede hacer una torre de 8 cubos

    Sostiene el lápiz entre los dedos

    Su puede levantar cuando está tumbado boca arriba y ponerse de pie

    • 34 meses: Enhebra una bola de un centímetro de diámetro

    Usa los pedales del triciclo

    Trepa por espalderas

    Salta hacia los lados

    Pone nombre al dibujo que ha hecho

    Hace un puente con 3 cubos

    Características motrices a los 3 AÑOS

    • 36 meses: Corre de puntillas

    Salta hacia atrás

    Puede girar al correr

    Puede controlar la parada en la carrera

    Salta a la pata coja sin ayuda

    Se pone/quita solo la ropa

    Dice lo que va a dibujar (explica sus dibujos)

    • 42 meses: Salta una cuerda a 20 cm del suelo Los logros + imp. son respecto al

    Salta 3 o 4 veces a la pata coja equilibrio

    Lanza una pelota con los pies fijos

    Características motrices a los 4 AÑOS

    Por lo que respecta a la motricidad gruesa (movimientos que conllevan coordinación de todo el cuerpo " motricidad fina: de manos, dedos...) en los años anteriores el desarrollo es rápido y los cambios muy marcados.

    El niño de 4 años corre dominando el ritmo de la carrera y la parada.

    Brinca y salta con los pies juntos

    Maneja el triciclo coordinando todos los movimientos de su cuerpo

    Su prensión es correcta en el manejo del lápiz, pero aún es torpe en el trazado de

    las grandes grafías

    Come solo pero aún no utiliza bien el cuchillo

    Se desviste mejor que se viste

    Con los cubos realiza construcciones más complejas que los puentes y torres.

    Características motrices a los 5 AÑOS

    El niño adquiere madurez en el control motor general

    Se establece la lateralidad (predominio de hacer las acciones de un lado, diestro o zurdo)

    Posee mayor dominio en los gestos finos, así se le puede ver recortando, pintando o pegando sobre una línea recta sin salirse; sin embargo la actividad gráfica aún es deficiente.

    A lo largo de los 5 y 6 años irá adquiriendo precisión.

    Al final de los 6 años, su ritmo empezará a ser normal en todos los movimientos, y sus gestos se irán haciendo precisos.

    3.

  • Evolución del tono y control postural

  • La evolución del tono desempeña un papel muy importante en el desarrollo motor, ya que en él se apoya el control postural

    las actitudes posturales y

    el dominio de la motricidad fina y gruesa

    En el nacimiento, el tono del tronco está mucho menos desarrollado que el de los miembros, tanto en las extremidades superiores como en las inferiores se observa hipertonía en los músculos flexores, y por esto el bebé permanece en postura flexionada.

    La evolución del tono a nivel del eje (de la columna vertebral) permitirá al niño :

    levantar la cabeza

    sentarse

    ponerse de pie y

    caminar.

    La evolución del tono y las posturas sería:

    • Hacia el 3er mes

    El tono de los músculos del cuello permite al niño controlar los movimientos de la

    cabeza y mantenerla en línea con la espalda cuando se intenta sentarlo tirándole de

    las manos.

    • Hacia los 7 u 8 meses

    El niño domina la posición de sentado, debido a que la tonicidad del tronco ha ido madurando

    Ha desaparecido la cifosis y ha logrado enderezar la columna vertebral.

    Antes, hacia los 4-5 meses ya podía sentarse pero con ayuda.

    • Con 9 meses

    Logra ponerse de pie y mantenerse únicamente con la ayuda de sus manos, pero mantiene el tronco inclinado hacia delante para no perder el equilibrio.

    Solo a los 10-12 meses endereza el tronco y se mantiene de pie sin ayuda. A partir de éste momento está preparado para caminar.

    EVOLUCIÓN DEL TONO Y CONTROL POSTURAL

    Hipertonía -> músculos flexores

    Nacimiento

    Hipotonía -> tronco ------------ cabeza erguida -> “verticalidad humana”

    • 3 meses controla movimientos de la cabeza

    • 7-8 meses sentado sin apoyo

    desaparece la cifosis

    4-5 meses : sentado con apoyo

    • 9 meses de pie con apoyo en manos

    tronco hacia delante

    - 10-12 meses preparado para caminar.

  • d) Desarrollo de la Prensión

  • Las fases evolutivas de la Prensión serían:

    • De 1 a 2 meses

    Se observa en el niño el reflejo de Grasping; aprieta fuertemente la mano ante un objeto introducido dentro de ella; es un cierre involuntario y no puede soltar.

    • De 3 a 4 meses

    Hay una prensión al contacto; si estimulamos la mano del pequeño con un sonajero lo coge por contacto y lo lleva a la boca;

    Es una prensión involuntaria, y en ella no participa la vista.

    Sigue sin poder soltar voluntariamente.

    En ésta edad el niño ya tiene iniciativa y ante un objeto que ve agita los brazos, pero es incapaz de cogerlo. Sin embargo reacciona ante él.

    • De 5 a 6 meses

    Se da la prensión palmar voluntaria; ya coge voluntariamente un objeto grande entre el pulgar y los tres últimos dedos de la mano, no obstante lo hace de una forma global e imprecisa, y aún no puede relajar para soltar.

    • De 7 a 8 meses

    Se observa la prensión voluntaria en pinza inferior;

    ahora el bebé ya puede coger con el pulgar y el meñique.

    Se suceden nuevos progresos, coge y relaja los flexores para soltar de forma voluntaria, aunque el relajamiento no es preciso.

    También pasa objetos de una mano a otra y puede golpearlos.

    • De 9 a 10 meses

    Tenemos la prensión voluntaria en pinza superior;

    Coge por fin un objeto pequeño con el pulgar y el índice.

    El relajamiento para soltar es más preciso, por lo que ya puede tirar de una anilla por medio de una cinta, hacer sonar una campanilla, tirar objetos por el placer que le produce que suenen...

    El niño ya ha logrado la prensión definitiva, aunque aún abre demasiado la mano para coger, porque no representa bien el tamaño del objeto.

    Otra conquista importante relacionada con la maduración de la prensión es que a partir de ahora puede explorar los objetos con las yemas de los dedos, no teniendo necesidad de informarse siempre a partir de la boca. Sus dedos, con la ayuda de la vista le servirán para apreciar la forma y la superficie de las cosas.

    • De 12 a 15 meses

    Se observa la prensión fina, más precisa, y relajamiento para soltar también fino y preciso.

    Por fin domina el coger y el soltar voluntariamente; esto le dará independencia manual para comer y beber sólo, colorear, dibujar y realizar otras actividades más finas y precisas.

    DESARROLLO DE LA PRENSIÓN

    coger

    Prensión

    Soltar

    Evolución:

    1-2 meses reflejo de Grasping; cierre involuntario.

    3-4 meses prensión al contacto; cierre involuntario

    no participa la vista (=no interacciona)

    reacciona ante el objeto.

    5-6 meses prensión palmar voluntaria

    sobre todo con 3 últimos dedos más la palma

    7-8 meses prensión voluntaria : pinza inferior

    9-10 meses prensión voluntaria: pinza superior

    12-15 meses perfecciona

    Definida ya la prensión definitiva.

    3.e) Evolución de la marcha

    Las secuencias de la postura para la locomoción en el niño desde el nacimiento hasta los 3 años sería:

    • Hacia los 3 meses

    El niño logra mantener la cabeza en posición firme y recta; ésta es la primera conquista importante para adquirir la verticalidad humana.

    Los pasos siguientes serán: sentarse

    gatear y

    caminar

    Estas conductas son la base para adquirir la coordinación dinámica general.

    • A los 6 meses

    El bebé se mantiene sentado con apoyo, pero su posición no es del todo estable, ya que el tronco y las piernas permanecen pasivas, observándose la espalda curvada y las piernas flexionadas

    • A los 7 meses

    Ya se sienta sin apoyo durante breves momentos, pero hasta los 10 meses no logra la madurez necesaria para mantener el equilibrio sentado.

    Ahora ya no se cae hacia atrás o hacia un lado, y puede maniobrar relativamente bien, inclinándose hacia delante y volviéndose de lado.

    • A los 8 meses

    Se mantiene parado con apoyo,

    Y a los 9 mese se sostiene por sí mismo con las manos, pudiendo permanecer parado agarrándose a la barandilla del corralito o la cuna.

    El hecho de que el niño pueda permanecer de pie es una señal indicativa de madurez neurológica a nivel del cerebelo.

    Esto le permitirá desplazarse, y es signo de que su coordinación y equilibrio estático se están estableciendo.

    • A los 10 meses

    Se para y se sienta él solo, aunque sus movimientos son poco coordinados;

    Le falta independencia y equilibrio para estar de pie, por eso necesita una base de apoyo ancha (una mesa, silla, algo grande)

    • A los 11 meses

    Ensaya los primeros pasos, pero necesita apoyarse en las dos manos.

    A los 12 meses ya camina agarrado de una sola mano

    Y a los 15 ya lo hace sin ayuda.

    A partir de este momento ejercita la marcha y logra seguridad y equilibrio; sus pasos se vuelven más suaves y regulares.

    Y ya con 24 meses adquieren rapidez.

    Así se pasa de la marcha a la carrera, mejorando su coordinación dinámica general.

    • De 18 a 24 meses

    Afirma su equilibrio dinámico (= equilibrio que necesita cuando está en movimiento)

    Aprende a subir escaleras agarrado de la mano, y puede arrastrar juguetes tras de sí cuando camina.

    • A partir de los 2 años

    Realiza simultáneamente desplazamientos y actividades con las manos.

    También a partir de ésta edad puede correr sin caerse, aunque no controla el detenerse porque carece de freno inhibitorio (parar para dejar de hacer ese movimiento, para parar de correr) que irá adquiriendo a partir de este momento, y que le permitirá a partir de los 3 años regular y moderar a voluntad sus movimientos.

    Una postura típica del niño de 2 años es estar en cuclillas largo rato mientras juega; sin embargo no mantiene el equilibrio al patear una pelota.

    Un logro muy significativo es que ya sube y baja escaleras, poniendo ambos pies en cada escalón.

    • A los 3 años

    Perfecciona toda su motricidad gruesa;

    Puede caminar de puntillas, mantenerse en equilibrio sobre un pie, subir escaleras alternando los pies (aunque para bajar necesita apoyarlos en el mismo escalón, ya que aún tardará un año mas para subir y bajar de forma definitiva)

    3. f) Motricidad Gráfica

    Los primeros trazos que realiza el niño no tienen significado, los ejecuta porque le produce placer el movimiento, el sonido, la huella que deja el lápiz, etc... hasta que poco a poco les va dando significado respondiendo a las demandas del adulto.

    Hay que aprovechar las manifestaciones espontáneas del pequeño para motivarle a escribir, y respetar siempre su ritmo y su deseo de disfrutar pintando.

    Para la realización del gesto gráfico, antes de que éste adquiera significado y se convierta en lenguaje escrito, se requieren las siguientes condiciones:

  • Capacidad para inhibir unos grupos musculares, y un buen control neuro-muscular de otros

  • Independencia funcional del brazo

  • Buena coordinación espacial

  • Coordinación funcional de la mano, lo que supone independencia mano-brazo

  • independencia de los dedos y

    control y dominio de la prensión.

  • Hábitos neuro-motrices correctos y bien establecidos, es decir, capacidad para transcribir de izquierda a derecha, rotación correcta de los bucles, y manteniendo correcto el lápiz.

  • La actividad gráfica está determinada por tres factores:

    • Factores de tipo motor

    Están relacionados con el grado de madurez y con la capacidad de control neuro-muscular (prensión del instrumento,

    postura del cuerpo,

    independencia funcional de brazo y mano

    coordinación óculo-manual.)

    El niño desarrolla estas habilidades motoras aproximadamente al año y medio.

    • Factores de tipo perceptivo

    Se trata de la forma y las características del trazo (posición

    orientación,

    tamaño,

    proporción, etc...)

    El niño debe darse cuenta de estas características para poder reproducirlas con eficacia, por eso es muy importante no tener problemas espacio- temporales ni de lateralidad, ya que las grafías (letras, números) están orientadas hacia arriba, hacia abajo, a la derecha, y hacia la izquierda.

    En niño desarrolla las habilidades perceptivas necesarias aproximadamente a los 2 años y medio.

    • Factores de tipo representativo

    Este factor está relacionado con el significado del trazo, según el grado de madurez y desarrollo éste factor se verá reflejado en la escritura del niño.

    El niño desarrolla la capacidad representativa aproximadamente a los 3 años.

    El grafismo antes de consolidarse en escritura, es decir, con un significado convencional, va a atravesar los siguientes momentos en el desarrollo:

    Evolución:

    • Hacia el año y medio

    Aparecen las primeras manifestaciones.

    El niño ya es capaz de coger un objeto,

    en éste caso el lápiz o la pintura, y realiza

    trazos en forma de garabatos;

    Es un movimiento impulsivo y rápido, sin control

    se mueve todo el brazo

    y no hay coordinación visual y manual.

    Hay un placer en la mera actividad.

    El movimiento de la mano es lo que mueve

    a realizar el acto gráfico.

    • Hacia los 20 meses

    Ya entra en juego

    la articulación del codo,

    y como resultado aparece

    un garabato de vaivén denominado “barrido”

    El niño aún no observa lo que hace.

    Posteriormente el garabato se hace circular.

    • A partir de los 2'5 años

    Existe un mayor control de la muñeca

    y del movimiento de pinza.

    El niño es capaz de hacer trazos independientes.

    Interesa sobre todo el placer

    que obtiene en el movimiento.

    Aún no tiene coordinación óculo- manual.

    • Alrededor del 3er año

    Se empieza a establecer la coordinación óculo- manual, y entra en juego la percepción.

    El niño ya mira lo que dibuja, y trata de controlar o dirigir el movimiento de la mano.

    Se observa en el niño un mayor interés y atención en sus producciones:

    Empieza a respetar los límites del espacio (no se sale del papel)

    Trata de cerrar las líneas...

    • Después de los 3 años

    Se observa un salto significativo; hay un momento en el que el niño, de forma espontanea da nombre al dibujo que realiza.

    Esto significa que el grafismo va tomando valor de signo, de representación de algo.

    En principio no hay relación o semejanza entre el dibujo y el nombre que da al mismo.

    Posteriormente se observa una ligera relación entre el dibujo y lo que dice que es.

    • Hacia el 4º año

    El niño dice antes lo que va a dibujar.

    Aquí se aprecia claramente la intencionalidad y el sentido de representación que tiene el dibujo.

    Estas producciones gráficas irán evolucionando y perfeccionándose a medida que evoluciona el niño en otras áreas, como la cognitiva, la afectiva...

    • Alrededor de los 5 años

    El niño ya está en condiciones de iniciarse en las actividades de pre-escritura a través de la ejecución de grecas, trazos en distintos sentidos y direcciones...

    CONDICIONES

    FACTORES

    • Inhibición + control de grupos musculares

    • Hábitos neuro-motrices

    • Tipo motor (1'5 años)

    ( movimiento neuro-muscular)

    • Independencia funcional de

    brazo y mano

    • Tipo perceptivo (2'5 años)

    (de las características del trazo para poder REPRODUCIRLO)

    • Coordinación espacial

    (ajustarse a espacio y tamaño)

    • Tipo representativo (3 años)

    (capacidad de atribuir significado)

  • Alteraciones y Trastornos motores

  • Concepto

  • - Los trastornos que afectan a la motricidad son trastornos relacionados con las disfunciones1 o déficits2 en las bases anatómicas3 funcionales4 y neurológicas5 de la

    motricidad humana, en mayor o menor grado.

    • Según el Centro Nacional de Recursos para la Educación Especial, déficit motor sería:

    Las disfunciones o déficits motóricos son alteraciones, permanentes o transitorias, en el aparato motor, debido a un deficiente funcionamiento en los sistemas

    Óseo- articular

    Muscular

    Y/o nervioso.

    Y que en grados variables limita alguna de las actividades que pueden realizar los niños de su misma edad.

    Por tanto, un niño con una deficiencia motora presenta alguna desventaja en su aparato locomotor con relación a otros niños y niñas, y las limitaciones más importantes para él determinan sus posturas, sus movimientos, y en general, su motricidad fina y gruesa.

    Los rasgos mas destacados según éste concepto son:

    - alteración en el aparato motor

    - anomalías de funcionamiento

    - grados variables

    - limitación en algunas de sus actividades.

    Esquema:

    Según el CNREdEsp:

    - alteraciones

    óseo - articular

    - mal funcionamiento de sistemas muscular

    nervioso

    - limita las actividades

    DESVENTAJA

    4.

  • Clasificación

  • El Centro Nac. De Recursos para la Ed. Especial establece las siguientes clasificaciones de las deficiencias motoras:

  • Atendiendo a la fecha de aparición

  • * desde el nacimiento: espina bífida, luxación congénita de cadera...

    ( hendida (dislocación)

    rasgada pero sin romper)

    * después del nacimiento: parálisis cerebral...

    * a lo largo de toda la vida: traumatismos cráneo- encefálicos...

    (lesión interna o externa

    producida por violencia externa)

  • Según la Etiología (la causa)

  • * por transmisión genética

    * infecciones microbianas

    * accidentes de origen desconocido...

  • Atendiendo a la localización topográfica (donde): Parálisis y parésias (parálisis ligera) de un miembro, de dos, de medio cuerpo...

  • Según el origen:

  • * de origen cerebral: parálisis cerebral, traumatismos cráneo- encefálicos...

    * de origen espinal: espina bífida, traumatismos medulares...

    * de origen muscular: distrofias musculares

    ( trastornos de crecimiento, desarrollo o formación del músculo)

    * de origen óseo- articular: malformaciones congénitas (luxaciones congénitas de

    cadera, reumatismo de la infancia...)

    Es importante resaltar que al educador infantil le interesa conocer la clasificación de deficientes motóricos, pero también es necesario que sepa que todo niño es educable, para darle una respuesta educativa desde la escuela, adaptando los programas a ellos.

    b.1 ) Alteraciones motrices más frecuentes:

    • Parálisis cerebral infantil

    Se define la parálisis cerebral como un síndrome caracterizado por trastornos motores y otros problemas asociados como resultado de una encefalopatía.

    Implica una lesión cerebral

    Según la Soc. Intenac. de Parálisis cerebral, Se define como un desorden permanente y no inmutable de la postura y el movimiento, debido a una lesión del cerebro antes de que su desarrollo y crecimiento sean completos.

    Las características que delimitan este concepto son:

    • lesión cerebral, que afecta al desarrollo normal del niño

    • daño en las funciones motrices (tono, postura, y movilidad)

    • lesión no evolutiva, es decir, las neuronas lesionadas no crecen ni se mielinizan.

    Las causas pueden ser:

    • Prenatales

    • Paranatales

    • Postnatales

    Según la parte afectada del cuerpo se distingue:

    • Paraplejía los dos miembros inferiores

    • Tetraplejia miembros superiores e inferiores por igual

    • Monoplejia Un solo miembro (superior o inferior)

    • Diplejia Mayor afección en los miembros inferiores

    • Triplejia Tres miembros, dos muy afectados y uno algo menos

    • Hemiplejía Un lado afectado del cuerpo (derecho o izquierdo)

    • Espina Bífida

    Es una enfermedad congénita, en la que las vértebras no se desarrollan con normalidad en el embrión, dejando un hueco bien en la región lumbar, bien en la lumbo-sacra posterior.

    Se trata por tanto de una malformación de la médula espinal.

    Sus características generales son:

    • parálisis en los miembros inferiores, que puede variar en cuanto al grado

    • problemas esfinterianos

    • Mioopatía s o Distrofias musculares progresivas.

    (cualquier patología que afecta (que van a más)

    al músculo)

    Son enfermedades de origen genético, y en algunos casos la causa es desconocida

    Se caracteriza por una disminución progresiva de la fuerza muscular voluntaria.

    • Poliomelitis

    Es una enfermedad infecciosa que ataca a las neuronas motoras de la médula, provocando - parálisis flácida

    - e importantes deformaciones óseas de grado variable

    Es de etiología vírica.

  • Intervención Educativa

  • Los objetivos de la educación motora se establecen siguiendo unas pautas del desarrollo motor, por ello es conveniente conocer las características típicas de cada etapa.

    Sólo sabiendo cuales son las conductas motoras específicas,

    su grado de madurez,

    y su evolución normal en cada momento,

    se podrán plantear los objetivos y dar una respuesta correcta a cada niño en cada etapa de su evolución.

    A lo largo de los 3 primeros años es muy importante la estimulación motora para potenciar el desarrollo cognitivo general

  • Objetivos y materiales según la edad del niño

  • De 0 a 6 meses:

    - Adquirir un buen control de la cabeza

    - Favorecer el desarrollo y la tonicidad del tronco

    - Estimular y potenciar la sedestación con apoyo

    - Estimular la prensión voluntaria

    - Instalar móviles, bolas y tiras de colores en el techo cuna

    - Colocar en distintos lugares animales de plástico y juguetes

    musicales vistosos y móviles, sujetándolos con ventosas o sencillos tentetiesos.

    - Anillas, llaves y cajas de música

    De 6 a 12 meses:

    - Estimular y favorecer la sedestación sin apoyo

    - Potenciar el arrastre y el gateo

    - Fortalecer el tono y el equilibrio estático

    - Estimular la pinza y la manipulación

    - Fortalecer el tono de las extremidades inferiores

    - Cubos de colores

    - Carretes

    - Bolas de colores

    - Anillas

    - Sonajeros

    - Tazas de plástico

    - Libros de cartón

    - Andadores

    De 12 a 18 meses:

    - Afianzar y potenciar los desplazamientos, variando los puntos de

    apoyo (reptando, gateando, caminando...)

    - Afianzar y fortalecer el equilibrio estático y dinámico

    - Favorecer y estimular la prensión y la manipulación

    - Cojines grandes y pequeños

    - Desmontables

    - Juegos de Construcción

    - Libros de cartón

    - Lapiceros

    - Botellas con tapones de rosca

    - Cajas

    De 18 a 24 meses

    - Afianzar y estimular el equilibrio estático y dinámico

    - Potenciar y consolidar distintos tipos de desplazamientos

    - Fortalecer la manipulación y la precisión para coger en pinza

    - Juegos de Construcción

    - Cubos para apilar

    - Pelotas, balones

    - Libros

    De 2 a 3 años

    - Lograr incrementar la coordinación en los desplazamientos

    - - Adquirir un mayor dominio y control postural, potenciando el equilibrio estático y dinámico

    - Adquirir mayor precisión y equilibrio en prensión y manipulación.

    - Cajas

    - Bancos y sillas no muy altos

    - Pelotas

    - Cuerdas

    - Aros

    - Sacos de arena

    - Triciclos

    - Cordones y cuentas de plástico

    De 3 a 4 años

    - Adquirir un creciente control y coordinación en la locomoción

    y en actividades manipulativas

    - Mejorar el equilibrio estático y dinámico

    - Fortalecer la musculatura de las extremidades sup. e inf.

    - Adquirir mayor precisión y destreza manipulativa.

    - Potenciar y estimular las diversas formas de desplazamiento

    (saltar, brincar, trepar...)

    - Para trabajar la motricidad:

    - cuerdas, pelotas, sacos, etc.

    - Para trabajar la manipulación y prensión:

    - pinturas, tijeras, materiales moldeables, papel...

    0-6 meses

    Control de la cabeza

    Sedestación con apoyo

    6-12 meses

    Manipulación, pinza,

    Equilibrio ESTATICO

    Sedestación, arrastre, gateo

    Tonicidad extremidades inferiores.

    12-18 meses

    Equilibrio ESTATICO

    DINAMICO

    18-24 meses

    2-3 años

    Coordinación desplazamiento

    Control postural

    3-4 años

    Mejora la locomoción

    musculatura

  • Adaptaciones Curriculares

  • Cuando en la escuela infantil y en otros centros de atención a la infancia hay niños con discapacidad motora, se han de analizar en 1er lugar sus características, y en 2º lugar los elementos del currículo para adaptar la respuesta educativa a las necesidades especiales de cada niño.

    La determinación de necesidades educativas especiales es fruto del análisis de las capacidades del niño y de las respuestas que le oferta el entorno donde está inmerso.

    Cada uno desarrollará de un manera particular sus necesidades en función de cuales sean y como se organicen los diferentes elementos del contexto.

    Esto quiere decir, que dos niños con la misma problemática pueden manifestar necesidades diferentes, dependiendo de la interacción que establezcan con el entorno.

    Aceptando este supuesto, podemos ejemplificar algunas de las necesidades más significativas de los niño deficientes motóricos:

    • Necesidades relacionadas con el desarrollo de capacidades básicas

    • Aumentar su autonomía e iniciativa en las rutinas diarias, en el juego, y en las actividades que se desarrollan en el aula

    • Desarrollar un autoconcepto más positivo y una imagen ajustada de sus posibilidades

    • Aumentar y desarrollar estrategias de manipulación con los objetos utilizados en las rutinas cotidianas y en las tareas escolares

    • Desarrollar estrategias que permitan le comunicarse con los adultos y compañeros

    • Aumentar sus competencias sociales y la calidad y cantidad de sus interacciones

    Rutinas diarias

    - Autonomía e iniciativa juego

    Aula

    - Autoconcepto e imagen positiva

    - Manipulación

    - Comunicación

    - Competencias sociales e interacción

    • Necesidades relacionadas con las Areas Curriculares

    • Aprender a identificar las diferentes partes de su cuerpo y las posibilidades motrices

    • Adquirir conceptos espaciales básicos

    • Aprender a expresar sus deseos y necesidades mediante un lenguaje oral o un sistema de comunicación alternativo

    • Conocer el entorno físico

    • Necesidades relacionadas con el entorno

    • Un ambiente y unos recursos que le ayuden a permanecer en la postura más adecuada para participar en cada una de las actividades y rutinas escolares

    • Disponer de un espacio y unos materiales adaptados a sus posibilidades motrices, o a las ayudas técnicas que utiliza para desplazarse

    • Realizar tareas que le motiven a participar como miembro activo del grupo

    • Recibir refuerzos ante sus logros por pequeños que sean

    • Disponer de la organización y recursos adecuados para la utilización de sistemas de comunicación no verbales.

    6. a) Adaptaciones en los elementos de acceso al curriculum

    Los elementos de acceso al curriculum están constituidos por los elementos materiales y los elementos personales.

    En los alumnos con discapacidad motora es muy importante estudiar bien las adaptaciones en dichos elementos curriculares, a fin de normalizar al máximo la respuesta educativa.

    • Elementos materiales:

    En los niños con discapacidad motora, las adaptaciones de acceso, aulas, espacios, material didáctico y mobiliario son necesarias para realizar con éxito la tarea educativa.

    Habrá que realizar cambios para que el discapacitado motórico pueda desplazarse (rampas antideslizantes, elevador de escalera, barras de apoyo).

    En general, las adaptaciones en los elementos materiales se realizarán

    • en el edificio: exterior, patios, pasillos, escaleras, aulas, puertas, aseos

    • en el mobiliario: sillas y mesas especiales

    • en el material didáctico

    • también material para adaptar su comunicación: tableros y comunicadores electrónicos, y otros materiales en función del sistema alternativo de comunicación.

    • Elementos personales

    El equipo docente debe preguntarse qué tipo de ayuda provisional necesita el niño con discapacidad motora.

    La respuesta esta en función de cada niño, pero siempre se ha de contar con los recursos humanos adecuados para cada necesidad.

    Dentro del equipo de trabajo integrado por todos los profesionales que puede necesitar éste tipo de niño, hay que contar con los siguientes:

    - El fisioterapeuta

    Deberá valorar, tratar y seguir la rehabilitación física de los alumnos mediante técnicas específicas para mejorar las posibilidades físicas de los niños.

    Potenciará no sólo los aspectos motrices, sino también cualquier actividad de la vida diaria que lleve al niño a adquirir más autonomía.

    Colaborará también orientando al equipo educativo acerca de las adaptaciones que requiere el mobiliario.

    - El Logopeda

    Trabajará en la rehabilitación del lenguaje y asesorará sobre el sistema de comunicación que emplea el niño y los instrumentos necesarios para comunicarse, marcará las pautas a los demás miembros del equipo y a los padres para que contribuyan y participen en los progresos del lenguaje.

    - El Auxiliar Técnico Educativo

    Ayudará a los niños a realizar aquellas actividades de la vida diaria que no puedan hacer por sí mismos (aseo personal, alimentación, desplazamientos, etc.)

    SU actuación es muy importante para que consigan la autonomía personal.

    No se debe olvidar que en ésta labor de equipo es fundamental la buena formación de profesores y tutores y la actitud del educador infantil.

    Además, habrá que planificar las asistencias especiales estableciendo tiempos y espacios en el horario escolar.

    6. b) A.C en los Elementos Curriculares Básicos

    En función de las características de cada alumno puede ser necesario adaptar objetivos, contenidos, y actividades; por ejemplo, un alumno con discapacidad motora puede tener graves problemas manipulativos, en cuyo caso se deben modificar los objetivos y actividades del lenguaje escrito.

    Adaptaciones curriculares

    1º- Determinación de necesidades

    materiales

    Elementos de Acceso

    al curriculum formación permanente y actualizada

    personales Eq, docente

    planificación de asistencias espec.

    2º- A.C

    Elementos

    Curriculares básicos

    Desarrollo Cognitivo y motor

    Educación Infantil.1º. Tema 3

    1

    Tono

    Estado de tensión de los músculos

    Importante porque influye en->

    • el control postural

    • las actitudes posturales

    • motricidad

    Fina = movilidad de los dedos

    Gruesa = movilidad general de los flexores

    Evolución

    Rasgo común:

    NO SOLTAR

    Tamaño

    Yemas dedos

    Mas fino coger

    Mas preciso soltar

    AUTONOMÍA

    Ya suelta voluntariamente

    Movimiento impulsivo rápido

    (garabato)

    Vaivén o barrido

    Movimiento circular

    Trazps independientes

    EVOLUCIÓN

    18 mss

    20 mss

    2 años

    3 años

    + 3 años

    4 años

    5 años

    1: no funcionamiento 4: funciones de las partes del cuerpo

    2: falta de algo 5: relación entre cuerpo y sistema nervioso.

    3: partes del cuerpo

    Transitorias

    Permanentes

    Objetivos:

    Materiales

    Objetivos:

    Materiales

    Objetivos:

    Materiales:

    Objetivos:

    Materiales:

    Objetivos:

    Materiales:

    Objetivos:

    Materiales:

    NO COMUNES

    COMUNES

    Prensión

    Pinza

    Manipulación

    Equilibrio

    Desplazamiento

    En vida cotidiana

    En tareas escolares

    Capacidades básicas

    Areas curriculares

    entorno

    Edificio

    Mobiliario

    Material

    Comunicación

    -Fisioterapeuta

    rehabilitac. FISICA valorac, tramto,sgto

    aspectos motric vida diaria

    - Logopeda

    rehabilitac. LENGUAJE

    sistemas comunicac

    instrumentos

    - Aux. Tecn. Educativo

    autonomía personal

    -objetivos

    -contenidos

    -actividades