Desarrollo cognitivo y motor del niño

Educación Infantil. Intervención educativa. Desarrollo sensoromotor. Recursos didácticos

  • Enviado por: Luna
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

DCM TEMA 5

LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA Y EL DESARROLLO COGNITIVO Y MOTOR

Actividades de juego adecuadas para niños de 1 año.

La respuesta adecuada a esta propuesta pasa por recordar la evolución de los aspectos sensoriomotrices que te permitirá conocer el tipo y el nivel de los juegos más apropiados para niños de 12 meses en función de su momento de maduración. Te proponemos a modo de ejemplo:

  • Juegos con recipientes de boca estrecha y objetos pequeños que permitan al niño la utilización de la pinza y ensayar la coordinación oculomanual.

  • Juegos con piezas de construcción de formas rectas para que ensaye la coordinación de movimientos e intente apilarlos.

  • Juegos para practicar la marcha autónoma y mejorar el equilibrio dinámico: el tren, el corro de la patata…

  • Jugar a ser gatitos, perritos…, para perfeccionar el gateo.

LOS OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN EL DESARROLLO SENSOROMOTOR Y COGNITIVO DEL NIÑO

Analiza los objetivos generales del Área 2 de Conocimiento del Medio e identifica las capacidades cognitivas que se pretenden conseguir.

El objetivo de esta área es facilitar el descubrimiento, conocimiento y comprensión de aquello que configura la realidad del niño, abarca los entornos y objetos físicos, las organizaciones y relaciones sociales inmediatas, que el niño actúe con autonomía, confianza y seguridad, conociendo y utilizando las normas que permitir convivir.

LOS CONTENIDOS DE TRABAJO

La marcha autónoma, el gateo, las diferentes posturas, la carrera, bajar y subir escaleras, la aprehensión, el gesto gráfico, la orientación espacial, la coordinación de movimientos, la coordinación visomanual…son ejemplos de contenidos que se pueden trabajar en el ámbito motor.

La exploración y experimentación de estímulos referidos a los diferentes sentidos, su discriminación e identificación, son ejemplos del ámbito sensorial.

La conceptualización de cualidades de los objetos: la forma, el tamaño, el color, las identidades, las clasificaciones, los conceptos espaciales y temporales, el concepto del número, son contenidos del ámbito cognitivo.

El RD del Currículo recoge en sus tres áreas un amplio abanico de contenidos distribuidos en conceptos, procedimientos y actitudes y agrupados por bloques

Las actitudes tienen un alto componente afectivo (además de cognitivo y conductual)

Los procedimientos implican acciones sensomotoras, cognitivas, comunicativas.

LA INTERVENCIÓN EN EL ÁMBITO SENSORIAL

  • La detección de estímulos fundamentalmente sensorial: luces, sonidos, contactos táctiles

  • La discriminación de formas, colores, sonidos: auditiva: ruido-silencio; visual: discriminar objetos por su forma, color, tamaño; táctil; olfativa; gustativa.

  • El reconocimiento de lo percibido en una clase determinada, intervienen además aspectos cognitivos, fundamentalmente de memoria y aprendizaje.

  • La identificación: la voz del educador, el sonido del viento…

  • La reproducción y copia, lo sensorial no interviene pero si la memoria, visual, auditiva.

Ordenación de las tareas perceptivas

(Procesos sensoriales y procesos cognitivos)

  • emisión de juicios

  • reproducción

  • identificación

  • reconocimiento

  • discriminación

  • detección

Las actividades

La comida, los momentos de aseo, la salida al patio después de la tormenta, el visitar el parque en primavera… proporcionarán suficientes recursos para que el niño detecte y perciba olores y sabores diferenciados y variados.

La intervención en el ámbito motor

La sensibilidad (ámbito sensorial); el movimiento y el tono muscular (ámbito motor). Los aspectos perceptomotores: el esquema corporal, la organización espacial y temporal implican ya aspectos perceptivos, motores y cognitivos.

Se deben trabajar a partir de la postura, los desplazamientos, la manipulación, conocer los espaciotemporales necesarios para su desenvolvimiento en el medio.

Por ejemplo: cambiar un material: aprendizajes manipulativos; la postura sedente, la marcha, la carrera se aprenden con la práctica.

La intervención en el ámbito cognitivo (según Piaget)

Conocimiento físico, es el conocimiento de los objetos de la realidad externa como el color, el peso, la dureza, la rugosidad, su temperatura, al tocarlo, se adquiere por abstracción simple y su tratamiento didáctico es por descubrimiento.

Conocimiento social, por las relaciones personales, su origen está en las interacciones con los otros, se adquiere por transmisión directa y su tratamiento didáctico es por enseñanza/aprendizaje.

Conocimiento lógico, es por las relaciones, su origen es mental, interno, se adquiere por abstracción reflexiva y su tratamiento didáctico es por descubrimiento y apoyo a la elaboración y construcción de conceptos.

Los contenidos y actividades de conocimiento físico

También se refiere como interactuar en el entorno con el fin de descubrir esos rasgos, es decir, manipulando activamente y descubrir los efectos de sus acciones: color, forma, peso, tamaño, apretar, pellizcar, dejar caer, calentar, propiedades de gases, líquidos y sólidos, flotar, rompe, doblar, verter, efectos de lluvia, del viento, del sol, imanes, construir torres

Las actividades

Los cumpleaños, las fiestas, podemos cocinar, utilizar utensilios, hacer polos, preparar bocatas, hacer regalos; la introducción de animales y plantas en la vida diaria; mantener nuestro rincón de descubrimientos y exploraciones.

Los contenidos y actividades de conocimiento social

Los conocimientos de reglas y convenciones específicas utilizadas en la cultura propia, el niño puede obtener también aprendizajes de los seres vivos: el color del pelo, de ojos, la suavidad de la piel de mamá, la aspereza de la barba de papá.

Para la comprensión de estas convenciones sociales es fundamental que el niño haya logrado la capacidad de representación y la función simbólica, y la consigue alrededor del año y medio o dos años con el paso a la etapa pre-operacional

La capacidad de representación implica fundamentalmente:

  • Posibilidad de emplear objetos como sustitutos de otros: un plátano (un teléfono)

  • Reconocer y utilizar imágenes para significar objetos reales

  • El gesto de golpear representa un martillo

  • Representar seres vivos imitando sus conductas

  • Representar acciones: en un cuento, hacer lo que se dice en él

Dentro de este apartado podemos encuadrar también algunos contenidos relacionados con las normas y convenciones sociales:

  • Las reglas y rutinas de clase

  • Colaborar en recoger juguetes, felicitar a los compañeros

  • El reconocimiento y la utilización de los diferentes lenguajes socialmente establecidos

Las actividades

  • La utilización de ritmos constantes y ritos a la hora de introducir rutinas

  • La elección del símbolo de nuestra clase o habitación o grupo

  • La utilización de fotos, distintivos personalizados

  • El calendario, la gráfica del tiempo

  • Las tareas que se realizan cotidianamente

Los contenidos y actividades de conocimiento lógico-matemático

Las relaciones espaciales implican siempre la existencia de conocimientos de tipo físico sobre el medio cercano al niño

  • Conceptos de abierto, cerrado

  • Conceptos de posición: dentro, fuera

  • Relaciones parte-todo, las partes forman el todo y el todo puede ser dividido y reconstruido pero una ordenación distinta puede dar lugar a un todo diferente

  • Conceptos de proximidad y distancia: cerca, lejos, junto a, al lado de, sobre

  • Conceptos de direccionalidad: hacia delante, hacia atrás, hacia el lado

Para el niño pequeño el tiempo es la duración de su comida, el intervalo de su siesta, en ningún momento es capaz de captar el tiempo como algo distinto de su propia actividad

  • La sucesión obligada de causa-efecto, tengo una herida porque me caí

  • La relación entre velocidad y duración

La conservación:

  • El conocimiento de qué acciones producen cambios reversibles y cuales no; reversibles: doblar, trasvasar líquidos, hacer nudos…irreversibles: disolver azúcar en agua, cortar

  • Reconocimiento de propiedades que cambian y de no cambiantes. No cambiantes: la cantidad, el número, la longitud

  • Los conceptos de cantidad: muchos-`pocos-ninguno; más-menos-igual

Las clasificaciones implican de conocimiento físico y el inicio de elaboraciones lógicos, los contenidos de trabajo serían:

  • Reconocimiento de semejanzas y diferencias entre objetos: coches, camiones

  • Emparejamiento de objetos

  • La construcción de clasificaciones jerarquizadas

El concepto numérico, los contenidos de trabajo apropiados son:

  • La comparación cuantitativa entre dos grupos de objetos: muchos-pocos-algunos-ninguno

  • La comparación por correspondencia de uno a uno

  • La comprensión de los efectos de añadir o quitar objetos

  • La observación de la permanencia del nº a pesar de la modificación

  • La comprensión de los aspectos ordinales y cardinales

Las actividades

Las actividades de conocimiento físico son la base adecuada para estructurar el conocimiento lógico.

Por ejemplo si damos una pajita para soplar al niño, sabe como ponerla para mover los objetos, se da cuenta que hay objetos que no se mueven.

El educador ocupa un papel en el proceso lógico-matemático:

  • Es el responsable de poner al aniño en contacto con los materiales y las situaciones

  • Debe estar pendiente de retomar de forma específica los conceptos que vayan surgiendo.

Propuestas adecuadas para descubrirlos:

  • Recoger el material y los juguetes ayudará a hacer clasificaciones

  • Recolectar materias naturales del jardín; piedras por tamaños, ramas, flores…

  • Ayudar a llevar el control del calendario, de asistentes, de responsabilidades

  • Contar las experiencias de fin de semana

  • Jugar con material estructurado: puzzles, lotos, bloque lógicos

Las fichas y el desarrollo cognitivo

Inconvenientes:

No respetan el carácter individual del aprendizaje. Normalmente se pide una única respuesta común para todos los niños: pintar el círculo de rojo; hacer el camino que ha de seguir la niña hasta su casa...

— La presentación, muy atractiva por otra parte, plantea pocas posibilidades de respuesta creativa. A veces consiste únicamente en uno o dos trazos.

— Facilitan en exceso la realización y no dejan al niño pensar ni decidir

cuál es la solución válida, por lo que difícilmente van a provocar aprendizajes constructivos.

— Los niños tienen recursos suficientes para captar los detalles necesarios

para obtener un resultado aprobado por el adulto. Desgraciadamente a veces sólo intervienen aspectos memorísticos y no cognitivos.

— Los aspectos espaciales, que frecuentemente trabajan, son difíciles de percibir en el papel, ya que exigen un tratamiento en el espacio real mucho más apropiado para ser captado por el niño. El arriba y el abajo en una hoja de papel situada en horizontal no son conceptos reales, sino representados, lo que únicamente puede ser captado por el niño a partir de cierta edad.

— El niño podrá desarrollar su gesto gráfico mucho más adecuadamente

a través del dibujo libre y de la utilización de técnicas plásticas, cuando el niño tenga otros conocimientos adquiridos entonces se debe elaborar nuestras propias fichas.

PROPUESTA METODOLÓTICA DE ACTIVIDADES

Actividades de exploración o perceptivas: Son las primeras que se han de plantear su finalidad se centra en dar al niño la oportunidad de observar

y descubrir sensorial, y motoramente, tanto aspectos de sí mismo como del entorno. Sirven para trabajar además contenidos de conocimiento físico. Ponerle en contacto con los objetos, estimularle para que vea, huela, toque, oiga, para que ande, gatee, corra, salte, capte diferencias, perciba formas, colores, distancias, cantidades...

Actividades de expresión: El lenguaje conforma el pensamiento, y la expresión del niño permite, en muchos casos, conocer lo que piensa y descubre.

Actividades de conceptualización, razonamiento, memorización: Se centran ya en aspectos directamente relacionados con las capacidades cognitivas. Aquellas actividades que faciliten al Educador la posibilidad de centrar el descubrimiento del niño, afianzarlo, aplicarlo y generalizarlo a situaciones nuevas. En función del momento evolutivo, convendrá aplicar todos los pasos o sólo algunos de ellos. Es evidente que las actividades

de conceptualización sólo se podrán realizar siempre y cuando el niño disponga ya de ciertas estructuras cognitivas básicas.

LOS RECURSOS DIDÁCTICOS

El momento más adecuado para centrarte en la elección de materiales deberá ser siempre posterior a la selección y secuenciación de objetivos y contenidos de trabajo, pero simultáneo a la programación de actividades.

Materiales adecuados

No son recomendables los que llevan cuerda y el adulto debe ponerlo en marcha. Los materiales más interesantes son aquellos que permiten una gran variedad de usos y estimulan más acciones del niño. Los cubos o dados de diferentes materiales pueden ser mirados, tocados, chupados, golpeados, apilados, puestos en hilera, escondidos, lanzados, introducidos en un bote, clasificados... Serán más adecuados en función de cuantos más sentidos intervengan en su descubrimiento y exploración, o cuantas más acciones permitan.

Las materias naturales: legumbres, maderas, tierra, harinas, agua...; el material de desecho: botes, cajas, cartones, ropa usada, porespan..., y objetos de uso cotidiano: telas, sombreros..., suponen un recurso idóneo para trabajar todos los ámbitos del desarrollo infantil, dependiendo únicamente de tu intención educativa y de tu imaginación y creatividad.

Los espacios

Fundamentalmente, deberá aportar al niño un marco adecuado para su exploración y descubrimiento sensorial, motriz y cognitivo.

Debe ser suficientemente amplio y seguro para responder a sus necesidades de movimiento sin riesgos innecesarios. Siempre adaptándose a sus necesidades evolutivas.

Debe disponer de variedad y riqueza de estímulos sensoriales y perceptivos con el fin de potenciar su curiosidad y su interés por la acción

Estrategias de actuación

El niño debe recibir las suficientes respuestas de su entorno como para permitirle captar el efecto de su propia acción. El niño que sonríe y patalea y capta así la respuesta alegre del Educador se sentirá motivado para seguir actuando.

Las rutinas diarias son excelentes oportunidades para aprender. Fundamentalmente porque son momentos gratificantes y satisfactorios para el niño.

Debes evitar la sobreestimulación y el desorden. El niño necesita tiempo

y oportunidad para afianzar sus aprendizajes y ello no se conseguirá con

un continuo bombardeo de nuevas experiencias.

Como educador, durante este período, debes interesarte más por el propio niño que en la actividad en sí.

Cuantas más acciones sensoriales y motrices realice, más opciones de captar información le estaremos dando.

Una actividad que suponga la atención individual con cada niño, mientras el resto del grupo espera su momento, no suele ser la más apropiada, si no se cuenta con personal de apoyo suficiente. Un regalo para el día del padre, la utilización de materiales sucios sin la ropa adecuada, en muchos casos, implican un corro de niños esperando pacientemente, a que el Educador llame a cada niño para que ejecute una pequeña acción totalmente dirigida: meter la mano en pintura roja y estamparla en el sitio elegido. Si queremos realmente potenciar el desarrollo infantil, debemos tratar de que el niño esté activo, planteando situaciones que permitan la simultaneidad de todas las as actuaciones a pesar de que el resultado sea menos vistoso.

Analiza el artículo 4.º del Real Decreto del Currículo, donde se explicitan los objetivos generales de la etapa, intentando extraer información sobre los aspectos de los ámbitos de desarrollo motor, sensorial y cognitivo que se pretenden potenciar. Repite tu análisis con el artículo 5.º, dedicado a los objetivos generales del primer ciclo.

1. El artículo 4.º del Real Decreto del Currículo explicita los objetivos generales de la etapa de Educación Infantil. Como ya sabes, únicamente prescriptivos para los Centros de Educación formal, pero clarificadores para cualquier Educador infantil, independientemente de la institución desde donde ejerza su profesión.

Intentando recoger la información que nos aporta más directamente relacionada con nuestro Módulo, destacaríamos:

El apartado a): Se dirige al descubrimiento, conocimiento y control del cuerpo, contenidos claramente relacionados con el ámbito motor, fundamentalmente, con el esquema corporal y, a la vez, con el ámbito cognitivo, ya que como ya sabes el descubrimiento que el niño hace e sus posibilidades motoras pasa a convertirse en conocimiento de sus potencialidades y limitaciones. El apartado b): Se dirige a la actuación autónoma en las actividades habituales del niño. La actuación implica siempre acciones motoras. Vestirse, comer, jugar... Pero, además, el niño debe conocer la forma adecuada socialmente de actuar, conocimiento social; los espacios, los objetos que ha de utilizar... conocimientos físicos y lógicos.

El apartado e): Implicaría los tres ámbitos trabajados. El ámbito sensorial, ya que la exploración y observación nace de la estimulación sensorial; el ámbito motor y el ámbito cognitivo, ya que el niño conocerá a partir de su acción. Los conocimientos obtenidos serán prioritariamente

de conocimientos físicos y lógico-matemáticos.

El apartado f): Está directamente dirigido al ámbito cognitivo y concretamente a los contenidos de conocimiento social.

El apartado g): Se centra en aspectos relacionados con la función simbólica y la representación, contenidos de desarrollo cognitivo, íntimamente relacionado con la expresión y comunicación del niño,

estudiada en el Módulo 4. El artículo 5.º concreta estos objetivos en el primer ciclo. Los más

relacionados con nuestros ámbitos de desarrollo son los recogidos en los apartados b); d); f) y i).

A pesar de que en los apartados reseñados aparecen más claramente reflejados los ámbitos de desarrollo propuestos, dado el desarrollo integral del niño, podríamos encontrar conexiones

también con el resto. (Repasa el apartado 1 de la primera parte de esta Unidad.)

Módulo de desarrollo cognitivo y motor

Identifica, dentro de los contenidos recopilados en el Área 1 del Currículo, aquellos que más directamente corresponden a contenidos de los ámbitos sensorial y motor

Bloque I

Bloque II

Bloque III

Bloque IV

PROCEDIMIENTOS

1. Identificación de partes del cuerpo.

2. Utilización de sentidos.

1. Exploración de las

posibilidades motrices

del cuerpo.

2. Control del tono y

la postura.

3. Adaptación de ritmos.

4. Coordinación corporal.

5. Coordinación de

habilidades motrices.

6. Afianzamiento de

lateralidad.

7. Desplazamientos.

2. Planificación secuenciada

de acciones.

.

1. Acciones autónomas

del cuidado del

cuerpo.

2. Acciones de colaboración

en el cuidado

del entorno.

3. Hábitos de alimentación

(Utilización

de utensilios).

ACTITUDES

1. Aceptación de posibilidades

y limitaciones.

2. Confianza en sus

propias posibilidades.

1. Iniciativa.

2. Actitud de ayuda.

3. Aceptación de sus

posibilidades.

4. Iniciativa y autonomía

en las tareas

Aclaraciones:

No hemos introducido los conceptos, ya que implicarían aspectos cognitivos, a pesar de estar relacionados con el conocimiento del propio cuerpo.

Los procedimientos que se han seleccionado implican todos ellos dominio del esquema corporal y organización espacial y temporal.

Hemos seleccionado también las actitudes que consideramos van a ser más potenciadas mientras se trabajan los contenidos sensoriomotores.

(Repasa el apartado 2 de la primera parte de la Unidad

Haz un listado de cinco contenidos de conocimiento social que sería adecuado introducir en tu programación si trabajaras en un Centro Residencial de Menores como Educador de un grupo de niños de 1 a 5 años.

Entre los diferentes contenidos de conocimiento social que podrías trabajar vamos a seleccionar aquellos que puedan tener más incidencia en la vida comunitaria que plantea el Centro Residencial de Menores:

— Colaboración al nivel de las posibilidades individuales en la recogida de la habitación.

— Respeto a las normas de silencio en los períodos establecidos.

— Cuidado de los instrumentos de uso personal.

— Detección, reconocimiento e interpretación de los distintivos personales.

— Ritmos y ritos de las rutinas de higiene y alimentación

Diseña una situación de aprendizaje para el aula de niños de 1-2 años para trabajar aspectos de desarrollo cognitivo

Los niños del nivel 1-2 se encuentran todavía en el período sensoromotor

(Repasa la información correspondiente en la Unidad 3), y ello implica que deberemos trabajar siempre dentro de las premisas que nos marca esa realidad y atendiendo a las características que recogíamos en el apartado 1:

— Situaciones que impliquen la acción del niño (cuantas más, mejor).

— Propuestas espontáneas y naturales.

— Actividades que compendien la exploración del propio cuerpo, de los objetos y del espacio.

— Al tiempo que le permitan enfrentarse a nuevas situaciones y explorar y aplicar lo ya conocido.

Te proponemos introducir en el aula un nuevo material: papeles de distintos colores, tamaños, texturas... (cartulina, periódico o revistas, embalar, celofán, seda...) y dejar al grupo actuar libremente.

El material permitirá que el niño realice muy variadas acciones: pisarlo, cogerlo, chuparlo, ponerlo sobre la cabeza, tocarlo, transportarlo, compartirlo con el compañero, romperlo, ver al trasluz...

Los aspectos que estamos trabajando, además de los aspectos sensoriales y motores, base de los aspectos cognitivos son:

— Conocimientos del medio: Conocimiento físico. Propiedades de los objetos: color, forma, peso, textura...

— Conocimientos sobre su propio cuerpo: ¿Qué movimiento es más adecuado para atrapar el papel de seda que cae lentamente?

¿Cómo puedo romper más eficazmente un trozo de periódico?

¿Qué fuerza necesito aplicar para rasgar la cartulina? Evidentemente nos encontramos en una fase únicamente vivencial o preparatoria.

— Conocimientos del entorno social: Compartir material, jugar con el otro, respeto del espacio individual, colaboración...

Tu papel como Educador Infantil es fundamental en esta situación y deberás estar pendiente de cuantas contingencias ocurran con el fin de mejorar la experiencia del niño: evitar conflictos, llamar la atención sobre el descubrimiento que ha hecho un pequeño, ayudar en un momento determinado al niño en problemas, observar el desarrollo de la actividad infantil y recoger información para las siguientes: ¿Por qué no introducir algún

material nuevo? (palos, telas...) ¿Conviene darles más oportunidades de experimentar este material? ¿Se han cansado de él? ¿Qué variedad de acciones han surgido?...

Define tres actividades para trabajar la clasificación adaptando cada una a un nivel evolutivo diferente.

Para dar respuesta a esta propuesta debes conocer previamente las características evolutivas de los niños (aspectos del conocimiento infantil de la Unidad 3), así como la información correspondiente a las clasificaciones (subapartado 4 del punto de la primera parte de esta

Unidad, dedicado al Conocimiento Lógico-Matemático).

Primera actividad. Nivel 2-3.

Juegos libres con los bloques de construcciones. Los niños a lo largo de su actividad, harán distintas agrupaciones que identificarán con “casas”, “trenes”... (colecciones figurales). Igualmente sucedería con otros materiales: legumbres, botones, chapas...

Segunda actividad. Nivel 3-4.

Juegos con bloques lógicos con propuestas del tipo “hacer una torre roja”, “reunir todas las figuras redondas”... aplicando ya un criterio de clasificación. Igualmente se podría proponer la organización de los materiales del rincón de pintura; separar los cuentos del rincón de biblioteca

por sus temas y en función de los distintivos que hayamos colocado...

Tercera actividad: Nivel 5-6.

Poner una cruz en las casillas correspondientes:

Animales que vuelan

Animales que viven en el agua

Animales que andan por la tierra

Animales que ponen huevos

Animales que tengan cuatro patas

El juego consistirá en nombrar animales y poner una cruz en las casillas que correspondan. Así, un perro sólo tendrá una cruz, pero la gallina tendrá tres. Posteriormente razonaremos con los niños los subgrupos obtenidos y trabajaremos la relación de inclusión de unos subgrupos en otros. (En la clase de animales que ponen huevos estará incluida la subclase de los animales que vuelan, pero también habrá animales que viven en el agua y que ponen huevos e incluso pueden aparecer algunos de tierra.)

DCM

11