Derechos torcidos; Mariano Vara

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa y cuentística. Cuentos. Derechos humanos. Infracción y vulneración

  • Enviado por: Kalcetin
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

ÍNDICE

Artículo

Págs.

  • Índice.........................

I

  • Resúmenes................

II

  • San Juan Chamula................

II-III

  • Khajuraho..………………………

III

  • Kawanake...........................…

IV-V

  • Fez........................................…

V

  • Sabana....................................

VI

  • Zaragoza-Madrid..................

VII-VIII

  • Sarajevo................................

VIII-IX

  • Opinión personal....

IX

RESUMEN

E

ste libro trata sobre que los derechos humanos los han escrito, bien, pero no se respetan de ninguna manera. Cuenta varias historias que explican lo que quiere decir el autor, variando con temas distintos y explicando a que derecho se refiere cada uno.

SAN JUAN CHAMULA

S

an Juan Chamula era un pueblo mejicano que conservaba el espíritu afable y resignado de los nativos que todo lo han perdido. Era un pueblo pobre, como otros muchos. Allí vivía un indio llamado Juan que vivía en el pueblo con su mujer llamada María. María estaba embarazada e iba a tener un hijo por quinta vez, y eso a Juan le preocupaba porque era otra boca que alimentar.

Cuando nació el niño y Juan fue a mirarle, el niño tenía el aspecto de un monstruo. Juan pensó que era una maldición, y pensando que sus vecinos lo podían ver, acordaron entre la familia que dijeran a todos que el niño había muerto en el parto. En el entierro depositaron un ataúd vacío para que nadie sospechara. Juan decidió bautizar él mismo a su hijo, y le puso su propio nombre: Juan.

El niño crecía escondido en la casa sin conocer el exterior ni a otras personas. Su madre sabía que algún día el niño se daría cuenta de que había algo más fuera de la casa que él no conocía. Un día escuchó por la radio que había un famoso cirujano en la capital que podría curar la enfermedad de su hijo. El padre insistió en que debía ir ala ciudad a buscar a ese cirujano.

Cuando llegó a la ciudad, preguntó a un policía por la dirección y se dirigió allí. Cuando llegó, la recepcionista le dijo que no estaba, y le dio una dirección donde le podría encontrar. Se dirigió hacia el lugar donde le indicó la recepcionista. El doctor le atendió y le preguntó que si tenía dinero para pagarle, él le dijo que no, entonces le propuso que fuera a un banco a que le hicieran un préstamo. Luego empezó a andar por las calles de Méjico hasta llegar a una plaza donde dormían otros pobres. Al día siguiente se dirigió al banco para que le hicieran el préstamo, y se lo negaron ya que era pobre y no tenía con que pagarlo después.

Tuvo que volver a San Juan, sin poder haber ayudado a su hijo. Al día siguiente, el hijo había desparecido. Se fue a vivir a la selva en compañía de otros animales. El niño sabía lo desgraciado que era, y decidió irse a vivir por su cuenta.

Unos años más tarde, en la casa del indio Juan se celebraba la boda de la hija mayor. Cuando se estaba celebrando la ceremonia, apareció Juan delante de todos. María y el indio Juan, le vieron y se acercaron, le besaron y se murió. El padre le absolvió de sus pecados.

Todos los días el indio Juan depositaba unas flores silvestres en la tumba de su hijo. Siempre pensaba en lo injusto que era lo que le había pasado, y perdió los deseos de vengarse del médico que no quiso operarle, y así continuó su vida de pobre en la aldea.

KHAJURAHO

S

helma era una guía turística en el pueblo de Khajuraho. Vivía con su padre y su madre a quienes les daba todo el dinero que ganaba. A los seis años empezó a ir a la escuela, pero a los ocho lo tuvo que dejar porque en su casa necesitaban la fuerza de sus brazos en la casa. Ella siempre quiso desde pequeña aprender cosas y conocer más allá de las montañas que veía desde su casa.

Un día, limpiando la puerta de su casa se encontró enfrente de un hombre, el cual se había encontrado algunas veces y este le observaba a ella detenidamente. Así le ocurría varias veces. Hasta que un día entrando en su casa se encontró con este hombre al lado de sus padres. Su padre le dijo a Shelma que le iba a llevar con él y que se iban a casar. No se atrevió a contradecir lo que le dijo, porque sabía las costumbres de su pueblo.

Cuando a la noche se fue a dormir, empezó a decirle a su madre que no quería casarse con ese hombre porque era viejo y estaba enfermo. Su madre le dijo que la única solución era escaparse. Le indicó que se dirigiera a una misión religiosa que no estaba muy lejos de allí. Sabía que no podría volver a Khajuraho porque había deshonrado a su marido. Cogió el poco dinero que tenía ahorrado su madre y las pertenencias que tenía, y se fue.

A la misma hora, el que iba a ser su marido, llegó a casa de Shelma y se dio cuenta de que no estaba. No podía permitir es traición y decidieron ir detrás de ella.

Shelma estuvo andando cuatro días escondiéndose de la gente. En la noche durmió en el porche de una casa, la cual se aseguro que no había nadie. Se le acercó un joven alto y guapo, este le preguntó que hacía allí sola y Shelma le dijo que buscaba la escuela de la misión. El joven se llamaba Shinta, le dijo que la misión no estaba lejos de allí y la invitó a que pasara a su casa. Shelma le contó su historia a Shinta.

Al día siguiente el chico acompañó a Shelma hasta la misión. En el camino se encontraron con los que seguían a Shelma y ésta corrió hasta la misión mientras Shinta les entretenía. Cuando llegó entró rápido y le atendió un hombre joven que la protegió de los perseguidores. Se quedó allí un tiempo hasta que se recuperó ya que estaba mal herida. Cuando se recuperó decidió quedarse definitivamente en aquel lugar.

El padre de la chica se enteró de lo sucedido y repudió a su hija. Ésta se enteró y pensó que por fin tendría una vida libre.

KAWANAKE

K

awanake era un pueblo de Canadá. Aquí convivían los mohawks, que era una tribu antigua de aquella zona, con los demás habitantes del pueblo. En el pueblo vivía Billy Tres Ríos. Billy Tres Ríos quería licenciarse en leyes con una beca que tenía y estaba enamorado de la hija del jefe de policía que se llamaba Sara.

Un día llegando a la casa encontró con que iban a construir un complejo turístico-deportivo en el cementerio de los mohawks. El padre de Billy Tres Ríos le llevó hasta donde estaba enterrada la vieja hacha de la tribu que significaba la libertad de ésta.

El padre era el representante de la tribu y como tal tenía que evitar que profanara el lugar donde descansaban sus antepasados. Los habitantes del pueblo no escucharon a Billy y decidieron continuar con las obras.

El día de las obras todos los mohawks se unieron para detenerlas. Quemaron las maquinas y bloquearon los caminos. Entonces llegó el jefe de la policía local pidió que se rindieran y llamó a los militares. El capitán del ejercito dijo al jefe de los mohawk que abandonara, este se negó y empezaron a combatir a disparos. Un policía muerto, dos militares heridos y un indio herido. Los indios se quedaron de guardia por si había represalias.

Billy Tres Ríos estaba en la casa de Sara y decidió salir a ver que pasaba pero los griteríos de la gente blanca se lo impidió. Entonces se vistió y fue a la habitación de Sara a despedirse pero ésta se fue con él. Se dirigieron a la colina de Kawanake donde estaba el conflicto. Al llegar allí el padre de Billy le abrazó y les dijo que volviesen a la ciudad. Mientras volvían tuvieron que escapar de unos hombres que querían matar al chico. Se fueron al bosque y allí durmieron en un claro. Al día siguiente Billy Tres Ríos llevó a Sara a un antiguo poblado mohawk, en el cual había cabañas, aunque para llegar allí tenían que cruzar el Rió San Lorenzo que no tenía puente.

El padre de Sara estaba preocupado por ella y por Billy, entonces fue a buscar al padre del chico y este tampoco sabía nada. Decidieron dejar lo que estaban haciendo y seguir el rastro de sus hijos. Fueron por el bosque hasta llegar al rió donde yacían los cuerpos de los chicos muertos. Los padres maldijeron a la guerra. Se preguntaban una y otra vez que porque tenían que morir dos jóvenes que se amaban.

Los cuerpos fueron inhumados y enterrados en las tierras sagradas de Kawanake. El padre de Sara presentó su dimisión como jefe de policía porque no quería hacer nada que no le dictara su conciencia.

Las muertes del policía, de Sara y de Billy no fueron suficientes para que se parasen las obras del complejo turístico-deportivo. Los indios solo pidieron que dejaran trasladar los cuerpos de los muertos a otro lugar donde no llegara la mirada egoísta del hombre blanco.

Después de la construcción del complejo deportivo los padres de Sara y Billy dejaron de ser amigos, pese a que el antiguo jefe de la policía no quisiese jugar en el lugar que fue la tumba de su hija.

FEZ

F

ez era una ciudad en Marruecos, era una ciudad muy pobre. En ésta vivía un chico llamado Mahed que vivía con su padre, su abuela y dos hermanos más jóvenes que él. No tenían dinero suficiente para mantenerse y Mahed se las ingeniaba para conseguir dinero.

El padre de Mahed deseba ir a España donde tenía amigos que le decían que se vivía mejor y se tenía más oportunidades de trabajo y mejor sueldo. Trabajaron duro padre e hijo para conseguir dinero.

Como no pudieron sacarse el pasaporte tuvieron que coger una patera que les llevase hasta la costa de España, el precio era mucho más caro y el viaje era más arriesgado. Preferían eso a quedarse en Marruecos. En el viaje lo hicieron desde Tánger. Cuando estaban llegando casi a la costa tuvieron que saltar al mar por culpa de la guardia costera. Una vez en España se separaron todo los componentes de la patera y Mahed y su padre cogieron un tren que les llevaría hasta Madrid donde temían la dirección de unos amigos.

El sitio donde vivían sus amigos era un viejo garaje de maquinaria agrícola. Les hicieron un sitio y le buscaron trabajo a Jasuán. Mahed no tuvo tanta suerte y se ocupaba de la casa y a ayudar a su padre. Mahed añoraba a su familia y a su abuelo.

Un día de otoño cuando hacía frió y no tenía nada que hacer bajó a un río donde observaba a los pescadores. Se acercó a uno que había allí ese día y empezó a hablar con él. Le dio unos pescados y le dijo donde vivía. Mahed estaba contento de que había encontrado un nuevo amigo.

Por la noche todos volvieron a la casa menos su padre. Al día siguiente fue a buscarle a su trabajo pero no estaba allí. Entonces fue a la casa de Agustín que era el amigo que conoció en el río. Este le invito a comer y después empezó a llamar a todos los hospitales y comisarías hasta que averiguó que estaba en la cárcel de permiso de residencia. Agustín llevó a Mahed a su casa y al día siguiente fueron a la cárcel a visitar a Jasuán. El policía dijo que si en cuarenta días el juez no dictaba una sentencia quedaría libre.

Pronto Jasuán fue juzgado y enviado con otros inmigrantes a Europa. Mahed quería ir con su padre en el autobús aunque Agustín le ofreció a quedarse en su casa. Mahed deseaba inventar volver a España con sus hermanos, su abuela y su padre. Recordó a su amigo al otro lado del mar y se lamentaba de la impotencia que tenía.

SABANA

E

n la Sabana, se realizaban tradicionalmente rituales en los cuales los niños se pudieran convertir en hombres. Tenían que traer el trofeo de una pluma de águila en siete días.

A Knomo le tocaba realizar la prueba. Tenía que realizarla obligadamente, si no, sería tratado como a un minusválido y las mujeres le rehuirían. Para el ritual tendría que utilizar un carcaj de flechas, un arco y un puñal sagrado perteneciente al ese pueblo.

El primer día que salió, cazó una gacela para utilizar su sangre de alimento y sus piernas de cebo para el águila que tenía que cazar. Al segundo día siguió su camino en dirección a las montañas. Por la noche no pudo dormir debido a que anhelaba la compañía de sus familiares y conocidos.

En el tercer día por la mañana se fijó en unas huellas de neumático que habían en el suelo, decidió seguirlas y a las dos horas se encontró con los camiones parados y un grupo de chicos y chicas encadenados. Esto le recordó que a veces desaparecían jóvenes sin saber nadie nada. Ya por la tarde, Knomo lanzó una flecha con fuego al aire para pedir ayuda a otros guerreros. Después cogió las llaves de un camión que estaba cerca de él ya que los vigilantes estaban borrachos. Uno de estos se dio cuenta de que faltaban las llaves entonces empezó a buscar por el bosque. Knomo cogió una flecha y le dio al guardián en el hombro, este disparó al cielo, Knomo creía que le empezarían a buscar pero no podían dejar de vigilar a los esclavos. Knomo se quedó escondido cerca de los camiones. Esperó a que se durmieran todos por la noche menos el guardián para dispararle. Cuando le disparó este volvió a disparar al aire, entonces empezaron a buscarle menos uno que se quedó vigilando. Knomo se acercó al camión donde estaban los esclavos y les hizo una seña para que se fueran. Fue entonces cuando el guardián le capturó, y le ataron a un camión.

Al día siguiente Knomo no podía aguantar ya que tenía sed, hambre y el calor. Le amenazaban una y otra vez hasta que oyó el sonido de una flecha que dejó tumbado a un guardián. Eran guerreros de otras tribus que venían alertados por la flecha que lanzó. Hicieron que los hombres blancos huyeran y acompañaron a los prisioneros a sus respectivos pueblos. Knomo estaba contento pero no del todo ya que no había conseguido la pluma del águila. Quería ir a buscarla pero no quedaba tiempo y estaba cansado.

Al día siguiente Knomo fue acompañado por tres guerreros hasta su aldea. Uno de estos le dio sus flechas, su arco para agradecerle que haya liberado a los de su pueblo. Cuando llegó a la aldea le estaban esperando los de su tribu que habían oído lo que había hecho. Ser guerrero no era tan maravilloso como él pensaba.

ZARAGOZA-MADRID

E

ra una noche tranquila, Santiago iba en su coche en dirección Madrid. Iba con su esposa, Sara y su hija, Mariola. De repente se cruzó un relámpago en su camino y Santiago hizo un brusco giro, el coche empezó a dar vueltas de campana. Pasado un rato Mariola se levantó y salió corriendo a pedir ayuda. Cuando se paró un coche se llevaron a Mariola al hospital y avisaron a una ambulancia para que fuera al lugar del accidente.

Los médicos dijeron que Mariola solo tenía un esguince en el tobillo, pero que la tuvieron que ingresar tres días en el hospital. Durante el tiempo que estaba ingresada los médicos declararon que su estado no era grave, fue entonces cuando una psicóloga le dijo a Mariola que sus padres habían muerto. La niña empezó a llorar y se dio cuenta de que le iba cambiar la vida por completo. Le preguntaron que si tenía familiares cercanos y ella respondió que sus tíos o su madrina.

Al día siguiente llegó una representante de la protección de menores. Le hizo variadas preguntas y Mariola respondía con desgana.

Cuando fueron a la casa de los tíos de Mariola para preguntarle que si quería quedarse con la niña. Estos dijeron que era bastante improbable. También se lo preguntaron a su madrina. La madrina dijo que como no era de la familia no podía aceptar. El juez decretó que Mariola fuera a un centro tutelar dependiente de la Comunidad de Madrid.

Helena, que era la enfermera que cuidaba de Mariola, la ayudó a que hiciera su equipaje. Le prometió a Mariola que iría de vez en cuando a visitarla. En el centro tenía compañeros que habían sido abandonados o eran maltratados. De vez en cuando iban parejas par adoptar a un hijo, estos solían coger a recién nacido. A la gente mayor como Mariola tenía pocas posibilidades, aunque no le hubiera gustado vivir con una familia extraña.

Cuando sus tíos la visitaban, Mariola les proponía ir a montar en moto, para salir de los muros del centro de menores, estos utilizaban evasivas para que no fuera. La madrina sólo había ido un par de veces. La que más la visitaba era Helena que se había convertido en su mejor amiga.

Un domingo Helena invitó a Mariola a su casa a cenar. Cuando fue a dejarla al colegio Mariola esperó a que se fuera para irse lejos del centro. Recorrió lugares a los que había ido con sus padres y eso le hacía recordar. A las 12 de la noche la directora del centro llamó a Helena para preguntarle si Mariola estaba con ella. Como Helena no sabía nada fue al centro a hablar con la directora. A Helena se le ocurrió que podría estar en su antigua casa y allí la encontraron. Mariola decía que quería quedarse a vivir allí en su casa y no en el centro. Fue entonces cuando Helena le propuso a Mariola que se fuera a vivir a su casa. Ella aceptó y se quedaron a dormir juntas aquella noche en la habitación de Mariola.

Helena tuvo que rellenar un sinfín de papeles para la adopción de Mariola. Tenía la ventaja de que Mariola tenía uso de razón y quería estar con Helena, hasta que al final lo consiguió y fue rápidamente al colegio de Mariola para irse a vivir juntos.

SARAJEVO

B

orislav Herak no tenía casa a causa de la guerra. Había matado a mucha gente. Y llegó a amar a una mujer, Alma. Todo eso servía para que fuera condenado a muerte. Él le echaba la culpa a Kardic, Kardic era el jefe político de uno de los tres grupos que luchaba en lo que antes fuera Yugoslavia.

Borislav nunca hubiera querido participar en la guerra, pero un día llegando a su casa encontró ruinas y humo, y en una habitación los cadáveres de su familia. Borislav juró venganza a los quienes habían matado a su familia y destruido su casa.

Después del entierro, Borislav se marchó a la casa de Alma pasando por donde todos los francotiradores. Se puso ha hablar con el padre de Alma y después con Alma. Le dijo que pensaba buscar a los culpables de la muerte de su familia, Alma intentó impedírselo pero estaba decidido.

Cuando salió de la casa de Alma unos soldados le encañonaron por detrás y Borislav les dijo que quería ingresar en las milicias de Kardic. Los soldados le llevaron hasta un campamento donde podría hablar con el capitán de la milicia. El capitán le dijo que tenía que entrenarse para poder combatir. Así lo hizo y gracias a su odio a los musulmanes aprendió a utilizar el cuchillo rápidamente y era el más aventajado de su grupo.

Por fin llegó el día de su primera misión. Antes de empezar se acercó por la casa de Alma. El padre de Alma al enterarse de que le había alistado en las fuerzas de Kardic se dio cuenta de que había perdido todo tipo de razón. Luego Borislav se dirigió en busca de sus compañeros. Primero entraron en una casa, en la cual estaba toda la familia escondida en el sótano. Mataron al más anciano y llevaron a las mujeres como rehenes. Después Todos se fueron al campamento, pero Borislav se quedó reflexionando sobre si matar de la forma que lo había hecho era la guerra.

En las siguientes semanas cometió actos como el anterior. Siempre estaba con gente que no conocía, era una estrategia para que no se conociesen y dialogasen y entonces intentaran obtener la libertad.

En la misión de Ahatovici, se trataba de limpiar la ciudad de la raza musulmana. La batalla fue fácil ya que los musulmanes estaban desarmados. La búsqueda de todos los musulmanes en la ciudad duró todo el día y las calles quedaron totalmente rojas. Después tuvieron que reacondicionar la ciudad y limpiarla de símbolos del Islam.

La siguiente misión era en Vogoska. Allí les habían prometido que irían a una bodega con el mejor vino de Yugoslavia, pero cuando llegaron solo había una botella que encontró Borislav. Luego el jefe invitó a todos a un sitio donde había mujeres que fueron violadas y matadas por los soldados.

Después de eso Borislav se acordó de Alma y consiguió cinco días de permiso para ir a visitarla Sarajevo. Cuando llegó estaba la puerta abierta y subió a la habitación de Alma. Ella le dijo que se fuera lo antes posible y que no volviera porque ya no le quería. Empezó a deambular por la ciudad hasta que fue esposado por unos militares musulmanes. Fue enviado a una cárcel donde estuvo tres días hasta que le condenaron por actos de guerra. Borislav sabía que había sido un monstruo y que debía ser condenado. Solo pedía que fuese una muerte rápida.

OPINIÓN PERSONAL

E

n libro me pareció interesante porque trata sobre las injusticias que hay en el mundo y los países ricos hacen unos derechos humanos y se creen que lo arreglan todo.

Los cuentos que más me han gustado y parecido interesante del libro han sido: el de Kawanake por que trata de ver que el mundo moderno no respeta lo antiguo y autóctono y se mueve por el dinero. También el de Fez ya que es un tema de actualidad y trata sobre lo que se tiene que sufrir para llegar a un país desarrollado. Y por último el de Sarajevo que trata sobre las guerras que se producen solo por el odio a otra etnia.

II

Trabajo Lengua

I

Derechos Torcidos