Derechos Humanos

Ciencias sociales. Historia. Características. Grupos vulnerables. ONU (Organización de las Naciones Unidas)

  • Enviado por: Sym
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


PAGINAS

  • ¿QUE SON LOS DERECHOS HUMANOS? 2

  • CARACTERÍSTICAS DE LOS DERECHOS HUMANOS 2

  • HISTORIA DE LOS DERECHOS HUMANOS 3

  • PRINCIPALES DERECHOS HUMANOS 4

  • ¿QUÉ SON GRUPOS VULNERABLES 5

  • LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES 6

  • LAS NACIONES UNIDAS Y LOS DERECHOS HUMANOS 7

  • CONCLUSIÓN 8

Derechos humanos
¿Que son los Derechos Humanos?

Los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas inherentes a la naturaleza de la persona, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral del individuo que vive en una sociedad jurídicamente organizada. Estos derechos, establecidos en la Constitución y en las leyes, deben ser reconocidos y garantizados por el Estado.

Todos estamos obligados a respetar los Derechos Humanos de las demás personas. Sin embargo, según el mandato constitucional, quienes tienen mayor responsabilidad en este sentido son las autoridades gubernamentales, es decir, los hombres y mujeres que ejercen la función de servidores públicos.

La tarea de proteger los Derechos Humanos representa para el Estado la exigencia de proveer y mantener las condiciones necesarias para que, dentro de una situación de justicia, paz y libertad, las personas puedan gozar realmente de todos sus derechos. El bienestar común supone que el poder público debe hacer todo lo necesario para que, de manera paulatina, sean superadas la desigualdad, la pobreza y la discriminación.

La defensa o la protección de los Derechos Humanos tiene la función de:

  • Contribuir al desarrollo integral de la persona.

  • Delimitar, para todas las personas, una esfera de autonomía dentro de la cual puedan actuar libremente, protegidas contra los abusos de autoridades, servidores públicos y de particulares.

  • Establecer límites a las actuaciones de todos los servidores públicos, sin importar su nivel jerárquico o institución gubernamental, sea Federal, Estatal o Municipal, siempre con el fin de prevenir los abusos de poder, negligencia o simple desconocimiento de la función.

  • Crear canales y mecanismos de participación que faciliten a todas las personas tomar parte activa en el manejo de los asuntos públicos y en la adopción de las decisiones comunitarias.

Características de los derechos humanos

  • Universalidad: Todos los hombres los tienen, sin depender de su naturaleza.

  • Imprescriptibles: Son anteriores y fundamentan su extensión por el lado del poder político, es decir, no se pueden perder a lo largo del tiempo.

  • Irrenunciables e inalienables: Nadie puede pasar desapercibido ante ellos ni ignorarlos.

  • Absolutos: Son los primogénitos y los más importantes de nuestra historia y a ellos les debemos el nacimiento de los demás derechos.

  • Innegociables: No se puede discutir sobre ellos, ya que constituyen la dignidad de todas las personas.

Historia de los derechos humanos

Para comprender el significado actual de los derechos humanos proclamados en los distintos textos internacionales, es preciso sintonizar las distintas etapas históricas en las que dichos derechos y libertades ocuparon algún lugar.

Con la abolición del absolutismo comienza la lucha a favor del hombre, en sí las declaraciones de derechos surgen contra el poder absoluto, ya que con ellas se persigue, en principio, la limitación del poder por el poder.

El siglo XVIII descubre la existencia del hombre, y por esto mismo tropezará con unos derechos consustanciales. Es el siglo de las revoluciones y de la burguesía. La americana es un primer paso de revolución triunfante producto de tensiones, en especial de carácter económico y que no contó con la luego acostumbrada maduración ideológica. Se basó en unos hechos y situaciones, y triunfó.

La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1791) constituye el paso más importante de cara a la definición y a la lucha por unos derechos. La misma Declaración de las Naciones Unidas hace más de treinta años, se basa en parte en la francesa de la época de la revolución.

La declaración de 1791 es el resultado de la suma del espíritu propio del siglo XVIII. En ella se entremezclan las filosofías de los más destacados directores del pensamiento. En definitiva, y es lo más importante, refleja de manera clara los intereses de la clase dominante la burguesía.

El siglo XIX nos trae el liberalismo, el nacionalismo y el socialismo. Con el liberalismo llegó la protección de la vida privada del individuo frente a las interferencias de los Gobiernos o Estados. Llegaron lo que se denominó como libertades civiles de carácter negativo, por lo que de limitación tenían de cara al sustentador del poder. Pero el siglo XIX extendió sus libertades a las de enseñanza, asociación, huelga. El Estado, en el siglo XIX, entenderá como deber el asegurar el imperio de la ley.

Condiciones distintas de vida forzaron la aparición de derechos como el de asociación sindical, sufragio universal, asistencia social, educación gratuita, etcétera, pero también trajeron minorías marginadas, y se puso de moda el llamado tercer mundo.

Un mundo que poco o nada tiene que ver con los derechos y que pide a gritos la aplicación en su seno de lo proclamado en la declaración.

Todos los pasos dados desde el punto de vista histórico tuvieron su consagración universal de forma teórica un 10 de diciembre de 1948, cuando las Naciones Unidas lanzaron la Declaración de los Derechos Humanos.

PRINCIPALES DERECHOS HUMANOS

  • Derecho a la vida.

  • Derecho a la integridad física y moral.

  • Derecho a la libertad ideológica, religiosa y de culto.

  • Derecho a la objeción de conciencia.

  • Derecho a la libertad y seguridad.

  • Derecho a la igualdad y no discriminación por razón de sexo, raza religión o condición social.

  • Derecho al honor, intimidad personal y familiar, y a la propia imagen.

  • Derecho a la inviolabilidad del domicilio y secreto de las comunicaciones.

  • Derecho a la libertad de residencia y movimientos.

  • Derecho de libertad de expresión, libertad de producción y creación literaria, artística, científica y técnica, libertad de cátedra y libertad de información.

  • Derecho de reunión, de asociación, derecho a participar en los asuntos públicos y a acceder, en condiciones de igualdad, a funciones y cargos públicos.

  • Derecho a la tutela efectiva de jueces y tribunales.

  • Derecho a la representación por un juez ordinario predeterminado por la ley.

  • Derecho a la educación y a la libertad de enseñanza.

  • Derecho a la libertad sindical y derecho de huelga.

  • Derecho de petición.

  • Derecho a contraer matrimonio.

  • Derecho de propiedad privada y a la herencia.

  • Derecho de fundación.

  • Derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y los empresarios.

  • Protección de la familia, los hijos y las madres.

  • Distribución equitativa de la renta.

  • Régimen público de Seguridad Social.

  • Derecho a la protección de la salud.

  • Derecho a la cultura.

  • Derecho a un medioambiente adecuado.

  • Derecho a disfrutar de una vivienda digna.

¿Que son grupos vulnerables?

Son aquellos grupos o comunidades que, por circunstancias de pobreza, origen étnico, estado de salud, edad, género o discapacidad, se encuentran en una situación de mayor indefensión para hacer frente a los problemas que plantea la vida y no cuentan con los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas. La vulnerabilidad coloca a quien la padece en una situación de desventaja en el ejercicio pleno de sus derechos y libertades.

La vulnerabilidad fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de garantías y libertades fundamentales, de tal forma que las personas, grupos y comunidades en esta situación tienen derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan las condiciones necesarias para su ejercicio.

Esta circunstancia viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y los margina, razón por la cual el Estado tiene la responsabilidad de proteger a estas personas, quienes frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignoran los medios para hacerlos valer y carecen de los recursos necesarios para acudir ante los sistemas de justicia.

Factores que influyen en la vulnerabilidad:

  • Falta de igualdad de oportunidades.

  • Incapacidad para satisfacer sus necesidades básicas.

  • Desnutrición.

  • Enfermedad.

  • Incapacidad de acceder a los servicios públicos.

  • Marginación.

Las Organizaciones no Gubernamentales

Las organizaciones no gubernamentales constituyen las expresiones autónomas de la ciudadanía en su legitimo afán por defender sus derechos y al mismo tiempo intervenir o al menos influir en el proceso de toma de decisiones publicas netamente diferenciadas de los partidos políticos y de las empresas comerciales industriales, por cuanto no aspiran a ejercer el poder del estado ni a participar en el circuito económico, las ONG combinan aspectos de los movimientos sociales y de los grupos de presión.

A lo largo de los últimos treinta años se ha producido una proliferación de grupos de presión y de interés en todos los campos de actuación de la organización mundial y muy especialmente en el de los derechos humanos debido a la consuetudinaria indefensión en que se encuentran los individuos frente a sus propios estados y la consiguiente internacionalización de la temática humanitaria.

Las ONG han conseguido ventilar muchos episodios de intolerancia y de violencia que sin su celo habrían permanecido impunes, han promovido cambios normativos y ajustes políticos de envergadura en los organismos intergubernamentales, y se han convertido en una experiencia viviente de democracia participativa sin la cual las relaciones internacionales seguirían siendo tan solo el campo de batalla de los poderosos de la tierra.

Entre las numerosas ONG que actúan hoy en la arena exterior, cabe mencionar algunas que se destacan por su influencia o su trayectoria: Amnistía Internacional, Comisión Internacional de Juristas, Liga Internacional de los Derechos y la Liberalización de los pueblos, entre las de ámbito internacional, y Comisión Andina de Juristas, Federación Latinoamérica de Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos e Instituto Internacional Americano de Derechos Humanos, entre las de ámbito regional, en este caso latinoamericano.

Unas se especializan en ciertos tipos de violaciones, mientras que otra se dedican a la educación, la investigación y la gestión jurídica.

Atacadas sin pudor por gobiernos y ejércitos de regímenes autoritarios, y defendida con pasión por exiliados y perseguidos de todas las persuasiones, Amnistía Internacional es la más importante ONG de los Derechos Humanos en el mundo, tan grande es su influencia que la factibilidad misma del proyecto de un tribunal penal internacional de carácter permanente depende probablemente de la campaña mundial de apoyo a dicha iniciativa que ha lanzado y encabezado la organización con sede en Londres.

Las Naciones Unidas y los derechos humanos

La creación de la Organización de las Naciones Unidas estuvo precedida por experiencias sumamente dolorosas para la humanidad. Se trataba de renovar con mayor énfasis los propósitos que habían inspirado, luego de la Primera Guerra Mundial, la creación de la Sociedad de las Naciones.

Esa organización había tenido por principal objetivo el establecimiento de un foro del cual participaran todos los Estados del planeta a fin de evitar el acaecimiento de guerras y conflictos armados entre ellos. Sin embargo, pocos años después, en 1939, se desataría una nueva conflagración internacional que produciría aun más víctimas y daños que la anterior y que dejaría en el olvido a la Sociedad de las Naciones.

Apenas finalizaba la Segunda Guerra Mundial, el abril de 1945, se celebró la conferencia de San Francisco en la cual se elaboró el Estatuto de las Naciones Unidas. En él se manifiesta el deseo de poner en marcha un organismo supranacional con el fin de cuidar que impere la paz y la vigencia de los derechos humanos en todo el mundo.

Este segundo aspecto cobra un interés particular por parte de la nueva institución. Ello en razón de que se consideró que existía una vinculación muy grande entre la situación imperante en el interior de los países y el mantenimiento de la paz mundial.

Resultaba evidente que el detonador de la guerra había partido de la existencia de regímenes totalitarios a cuya cabeza se encontraba el sistema nazi alemán. Estos regímenes cuya concepción se basaba en la violación de la libertad y de la igualdad entre sus habitantes en el interior de los mismos, se había reflejado en lo exterior, a través de una política de conquistas territoriales y de avasallamiento de las soberanías nacionales. Por lo tanto, la acción de las Naciones Unidas debía apuntar hacia el resguardo de la paz entre las naciones y luchar por el establecimiento de los derechos humanos en el interior de ellas. Es así como el mismo Preámbulo de la Carta de la organización determina "la fe en los derechos fundamentales del hombre" y consagra el propósito especial de trabajar por la vigencia de las libertades del hombre. En 1946, el Consejo Económico y Social establece la competencia de la Comisión de Derechos Humanos y le encomienda la preparación de una declaración universal de derechos.

Después de aprobado el documento se convertiría en la expresión de los derechos de todos los pueblos del mundo con mayor consenso en la historia de la humanidad.

Esta declaración no tiene una fuerza jurídica directa sobre los países, pues no se trata de una convención internacional. Sin embargo ella presenta un modelo de alto contenido ético y moral que ha ejercido una gran influencia en todo el orbe.

Ella ha sido tomada como modelo para la redacción de numerosas constituciones y leyes nacionales. También, los jueces la adoptan como base para fundamentar sus decisiones en materia de derechos humanos.

CONCLUSIÓN

Para llegar a una buena reflexión del tema se ha de tener en cuenta que no nos hallamos ante una cuestión de facciones políticas enfrentadas. Los derechos humanos no son un asunto de colores ni partidos: deben trascender todo esto con el fin de poder ser aplicados a todos los habitantes del mundo, sin distinción de razas, idiomas, culturas, estamentos sociales. Un humanismo, bien entendido y definido, es lo que se pretende fomentar y reivindicar sobre la base de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Su estudio y proyección nos concierne a todos, por cuanto el propósito de esta declaración es defender la dignidad, la libertad, la justicia y la paz de cada uno de los miembros de la familia humana. Se pretende, en esta reflexión , dar una visión sencilla y clara sobre el tema, con el objeto de fomentar el conocimiento de los Derechos Humanos a todos los niveles.

Toda persona posee un valor intrínseco que la hace digna. Para que ese valor propiamente humano exista efectivamente, se hacen necesarias ciertas condiciones de vida que nos permitan desenvolvernos, utilizar nuestras dotes de inteligencia y conciencia, y satisfacer nuestras necesidades espirituales. Tales condiciones de existencia, que inspiran la filosofía de los Derechos Humanos, se basan en la creciente demanda de la humanidad para gozar de una vida en que la dignidad inherente a cada persona sea protegida y respetada.

La realidad en la actualidad, es que este documento ha quedado como una recopilación de buenos deseos.

¿Cómo se podría entender si no que reconozca el derecho a la vida cuando hay mas de 1000 millones de personas que viven en la pobreza mas absoluta, 1300 sin agua potable o 430 están subalimentados? o ¿Cómo es posible hablar en serio del derecho al trabajo cuando seria necesario crear mas de 600 millones de puestos de trabajo solo en el tercer mundo o viven mas de 100 millones de personas en desempleo sin ningún tipo de subsidio? o ¿Cómo es posible hablar de derecho a la educación cuando existen 123 millones de niños en edad escolar en todo el mundo que nunca pisarán un centro educativo?

El hecho de luchar para que se respeten los Derechos Humanos en el mundo es una manifestación de paz y justicia, que nos beneficia a todos y que, en el futuro, beneficiará a las generaciones venideras.

8