Derechos de autor

Propiedad intelectual. Domino público. Depósito legal. Copia ilegal. Usurpación. Piratería. Ilegalidad. Legislación

  • Enviado por: Adrian Meneses
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

Índice

Índice………………………………………………………………………………Pag.1

Introducción...................................................................................................Pag.2

Tipos de Derechos del Autor…………………………….………………………Pag.3

Derechos protegidos por la Ley Sobre el Derecho de Autor....................…Pag. 3

Derechos no protegidos por la Ley Sobre el Derecho de Autor……………. Pag.7

Deposito de la Producción Intelectual…………..……………………………..Pag. 7

Acciones Administrativas y Derecho sobre la Defensa de Autor………….. Pag.9

Conclusión……………………………………………………………..……….. Pag.10

Referencias Bibliográficas……………………………………………..……….Pag 11

Introducción

Es muy común en nuestra Caracas ver en diferentes autopistas, avenidas bulevares, etc. Una gran cantidad de “Vendedores Informales” los cuales impunemente negocian con copias ilegales y piratas de libros, video juegos, películas de cine, software, etc. Cualquier turista que visite nuestro país se quedaría asombrado al ver la facilidad con que se irrespeta el derecho del autor en nuestra querida patria.

Tomando en cuenta que Autor, es el causante de alguna cosa, o invento de cualquier obra científica, literaria o artística, se llevará a cabo un minucioso y cuidadoso análisis acerca de la Ley sobre el Derecho de Autor, que tiene por objeto proteger los Derechos de los Autores sobre todas las obras del ingenio de carácter creador, en sus diversos géneros, forma de expresión, mérito o destino. Es importante destacar que el Autor por ser el titular de alguna obra, adquiere los Derechos de orden Moral y Patrimonial establecidos en esta Ley.

Este Análisis se enfocará específicamente en los derechos protegidos, en el Deposito de la Producción Intelectual, Las Acciones Civiles y Administrativas, Órganos Administrativos competentes en la materia y en su ámbito de aplicación, entre otros aspectos importantes; debido a que es precisamente esta Ley la que se encarga de garantizar, y hacer valer los Derechos de dichos Autores conferidos en ella.

El Derecho de Autor: Consiste en el conjunto de facultades Morales y Patrimoniales que corresponden en forma exclusiva al Autor de una obra, o quien corresponda la titularidad de estos por haberles sido transmitidos por el autor o por disposición legal, y conforme los cuales aquel puede beneficiarse de la utilización o comercialización de su obra, ya sea directamente o autorizado a terceros la realización de ciertos actos.

Tipos de Derechos del Autor.

  • Derechos Morales: Son los derechos de autor de naturaleza inalienables, inembargable, irrenunciable e imprescriptible.

  • Derechos Patrimoniales: Son los derechos que posee el autor o el titular del derecho el cual se caracteriza por ser transferible, temporal e irrenunciable.

  • Derechos protegidos por la Ley Sobre el Derecho de Autor.

La Ley protege los derechos de los autores sobre todas las obras del ingenio de carácter creador, ya sean de índole literaria, científica o artística, cualesquiera que sea su género, forma de expresión, mérito o destino. Los derechos reconocidos en esta Ley son independientes de la propiedad del objeto material en el cual esté incorporada la obra y no están sometidos al cumplimiento de ninguna formalidad.

Se protege exclusivamente la forma mediante la cual las ideas del autor son descritas, explicadas e ilustradas o incorporadas a las obras.

Se consideran comprendidas entre las obras del ingenio especialmente las siguientes: los libros folletos y otros escritos literarios, artísticos y científicos; incluidos los programas de computación, así como su documentación técnica y manuales de uso; las conferencias, alocuciones sermones y otras obras de la misma naturaleza.

El autor de una obra del ingenio tiene por el solo hecho de su creación un derecho sobre la obra, que comprende, a su vez, los derechos de orden moral y patrimonial determinados en la ley.

Se entiende por obra audiovisual toda creación expresada mediante una serie de imágenes asociadas, con o sin sonorización incorporada, que esté destinada esencialmente a ser mostrada a través de aparatos de proyección o cualquier otro medio de comunicación de la imagen y del sonido, con independencia de la naturaleza o característica del soporte material que la contenga. La calidad de autor de una obra audiovisual corresponde a la persona o las personas físicas que realizan su creación intelectual.

Se entiende por obra radiofónica la creación producida específicamente para su transmisión a través de la radio o televisión, sin perjuicio de los derechos de los autores de las obras preexistentes. Tiene la calidad de autor de una obra radiofónica, la persona o personas físicas que realizan la creación intelectual de dicha obra.

Sin perjuicio de los derechos de los autores el productor de la obra radiofónica puede, salvo estipulación en contrario, ejercer los derechos morales sobre la obra, en la medida en que ello sea necesario para la explotación de la misma.

Se entiende por programa de computación a la expresión en cualquier modo, lenguaje, notación o código, de un conjunto de instrucciones cuyo propósito es que un computador lleve a cabo una tarea o una función determinada, cualquiera que sea su forma de expresarse o el soporte material en que se haya realizado la fijación.

El productor del programa de computación es la persona natural o jurídica que toma la iniciativa y la responsabilidad de la realización de la obra.

  • No obstante, el derecho de explotación de una obra audiovisual, de una obra radiofónica o de un programa de computación, se extingue a los sesenta años contados a partir del primero de enero del año siguiente al de su primera publicación o, en defecto de esta, al de su terminación. Esta limitación no afecta a los derechos morales de cada uno de los coautores ni al derecho establecido en el último aparte del artículo 10 de la Ley Sobre el Derecho de Autor.

El autor tiene, frente al adquirente del objeto material de la obra, el derecho de prohibir toda modificación de la misma que pueda poner en peligro su decoro o reputación.

Si uno de los autores se niega a terminar su contribución, o se encuentra impedido de hacerlo por fuerza mayor, no podrá oponerse a que se utilice la parte ya realizada de su contribución con el fin de terminar la obra, sin que ello obste a que respecto de esta contribución tenga la calidad de autor y goce de los derechos que de ella se deriven.

El derecho de autor dura toda la vida de éste y se extingue a los sesenta años contados a partir del primero de enero del año siguiente al de su muerte, incluso respecto a las obras no divulgadas durante su vida.

A la muerte del autor, su derecho sobre la obra se transmite conforme a lo dispuesto en el Código Civil.

No obstante cualquier cláusula en contrario de las capitulaciones matrimoniales, el derecho de autor corresponde exclusivamente al cónyuge autor o derechohabiente del autor. En caso de comunidad legal de bienes, el cónyuge titular del derecho podrá administrarlo y disponer de él sin las limitaciones del Artículo 154 del Código Civil.

Articulo 154 Código Civil. “Cada cónyuge tiene la libre administración y disposición de sus propios bienes; pero no podrá disponer de ellos a título gratuito, ni renunciar herencias o legados, sin el consentimiento del otro”.

  • Derechos no protegidos por la Ley Sobre el Derecho de Autor.

No están protegidos: Los textos de las Leyes Decretos, Reglamentos Oficiales, Tratados Públicos, Decisiones Judiciales y demás Actos Oficiales.

  • Deposito de la Producción Intelectual.

El Registro es la inscripción facultativa u opcional que pueden realizar los autores, artitas, productores o divulgadores de las obra y de los productos protegidos por ley o sus derechohabiente, así como las partes intervinientes en los actos y contratos referidos al derecho de autor y a los derechos conexos, y a las sociedades de gestión colectiva, en los que respecta a sus documentos constitutivos y modificatorios.

El Registro se efectúa en la oficina del Registro de la Producción Intelectual de la Dirección Nacional de Derecho de Autor, adscrita al servicio autónomo de la Producción Intelectual

El Registro de la Producción Intelectual se crea, adscrito a la Dirección Nacional del Derecho de Autor.

Las obras del ingenio, los productos y las producciones protegidas por la Ley sobre el Derecho de Autor podrán inscribirse en el Registro de la Producción Intelectual.

En la inscripción se expresará, según los casos, el nombre del autor, del artista, del productor, y, cuando se trate del divulgador; la fecha de la divulgación o publicación y las demás indicaciones que establezca el Reglamento.

El registro dará fe, salvo prueba en contrario, de la existencia de la obra, producto o producción y del hecho de su divulgación o publicación. Se presume, salvo prueba en contrario, que las personas indicadas en el registro son los titulares del derecho que se les atribuye en tal carácter.

En el Registro de la Producción Intelectual podrán inscribirse las obras del ingenio, los productos y las producciones protegidas por esta Ley.

Pueden registrarse también, los actos entre vivos que transfieran, total o parcialmente los derechos reconocidos por la Ley, o constituyan sobre ellos derechos de goce, así como también los actos de partición o de sociedades relativas a aquellos derechos.

Los autores, artistas, productores o divulgadores de las obras y de los productos protegidos por La Ley, podrán depositar en el registro dos ejemplares o reproducciones de la obra, del producto o producción, en los términos y formas establecidos por el Reglamento. El Registro de la Producción Intelectual remitirá uno de los ejemplares o copias depositados al Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas.

  • Acciones Administrativas y Derecho sobre la Defensa de Autor.

El titular de cualquiera de los derechos de explotación previstos en esta Ley, que tuvieren razón para temer el desconocimiento de sus derechos o que se continúe o se reincida en una violación ya realizada, podrá pedir al Juez que declare su derecho y prohíba a la otra persona su violación, sin perjuicio de la acción por resarcimiento de daños morales y materiales que pueda intentar contra el infractor. Para la efectividad de la prohibición el Juez conminará en la sentencia con multa al ocurrir una contravención. El Juez impondrá la sanción a solicitud de la parte agraviada.

El titular de uno de los derechos de explotación previstos en esta Ley y que resulte lesionado en su ejercicio, podrá pedir al Juez que ordene la destrucción o retiro de los ejemplares o copias ilícitamente reproducidos y de los aparatos utilizados para la reproducción, siempre que éstos últimos, por su naturaleza, no puedan ser utilizados para una reproducción o comunicación diferente. Queda a salvo, en su caso, la acción por la indemnización de los daños y perjuicios causados al titular de uno de los derechos de explotación indicados.

A los efectos del ejercicio de las acciones previstas en los artículos precedentes, el Juez podrá ordenar inspecciones judiciales y experticias, así como cualquier otro medio de prueba previsto en el Código de Procedimiento Civil.

El Juez podrá decretar el secuestro de todo lo que constituya violación del derecho de explotación, también el embargo de los proventos que correspondan al titular del derecho de explotación litigioso.

Las medidas de secuestro y embargo sólo se decretarán si se acompaña un medio probatorio que constituya presunción grave del derecho que se reclama, o si dicha presunción surge en la práctica de alguna de las pruebas indicadas.

Si hubiere litigio entre las partes, las pruebas y medidas serán decretadas por el Juez de la causa. Pero si la urgencia lo exigiere, podrán ser decretadas por el Juez Parroquia o Municipio del lugar donde deba ejecutarlas, cualquiera que sea la cuantía. En tal caso, la parte contra quien obre podrá reclamar de la misma ante el Juez de la causa, sin que ello obste a la práctica de la prueba o la ejecución de la medida.

Si no hubiere litigio entre las partes, dichas pruebas y medidas serán decretadas por el Juez de Parroquia o Municipio del lugar donde deba ejecutárselas si su urgencia lo exigiere, sin que el propietario, poseedor, responsable, administrador u ocupante del lugar donde deban efectuarse pueda oponerse a su práctica o ejecución. El mismo Juez levantará las medidas a solicitud de la parte contra quien obren, al vencimiento de treinta (30) días continuos, desde su ejecución, si no le hubiese comprobado la iniciación del juicio principal. Las pruebas y medidas serán practicadas por el Juez que las decretare, por su comisionado o por la autoridad policial a quien el Juez requiera para ello.

Conclusión

Para conocer de los asuntos judiciales relativos al Derecho de Autor y demás Derechos protegidos son competentes los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y de Primera Instancia en lo Penal, la Ley sobre el Derecho de Autor atribuye competencia a los Juzgados de Parroquia o Municipios, el Concejo de la Judicatura queda facultado para atribuir a uno o varios de los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y a uno o varios de los Juzgados de Primera Instancia en lo Penal del Distrito Federal, respectivamente, jurisdicción en todo el territorio de la República para conocer de los asuntos relativos al derecho de autor y demás protegidos por la Ley, que no sean de la competencia de los Juzgados de Parroquia o de Municipio.

Referencias Bibliográficas

  • Ley sobre el Derecho de Autor. Gaceta Oficial Nº 4.638 Extraordinario, 1 de Octubre de 1993.

  • Código Civil. Gaceta Oficial Nº 2.990 Extraordinario. 26 de julio de 1982.