Derecho del trabajo en México

Derechos sociales. Principios ordenadores. Relaciones de trabajo. Justicia social. México

  • Enviado por: Padme Amidala
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

_________________________________________________________________

PRINCIPIOS ORDENADORES DE LAS RELACIONES DETRABAJO

Principios Generales del Derecho

Idea del vocablo principio

La idea de principio denota el origen y desarrollo de criterios fundamentales expresados en reglas o aforismos que tienen virtualidad y eficacia propia, su más pura esencia responde a una general aspiración que se traduce en la realización de su contenido.

Principios generales del derecho

Los principios generales del derecho son enunciaciones normativas de valor genérico que condicionan y orientan la comprensión del ordenamiento jurídico, tanto para su aplicación o integración, como para la elaboración de nuevas normas. En tal sentido, son verdades fundantes de un sistema de conocimientos, admitidas como tales por ser evidentes, por haber sido comprobadas y, también, por motivos de orden práctico.

La dignidad humana como principio general del derecho

El derecho a un nivel de vida digno, el deber de vivir dignamente y el derecho a la libertad. El trabajo no es humano si no permanece inteligente y libre. Y que el trabajo es un bien del hombre, no sólo un bien útil o para disfrutar sino un bien digno, es decir corresponde a la dignidad del hombre, un bien que expresa esta dignidad y la aumenta.

La idea de dignidad en el Código Social de Malinas

Este código considera que el trabajo es la parte del hombre en la obra de la producción; es el esfuerzo intelectual y manual realizado para disponer de recursos, según las necesidades de su naturaleza y el desenvolvimiento de su vida (artículo 87). El trabajo no es una mercancía que se compra y se vende (artículo 89), es una actividad libre a la dignidad humana. Todo hombre por el hecho de serlo tiene una categoría superior a la de cualquier otro ser, una dignidad que no puede serle arrebatada. Aunque no tenga otra cosa, tiene dignidad.

Ideas Fundamentales de Justicia

La justicia divina

La idea de justicia es ingénita en el alma humana, aunque el conocimiento de ella, como todas las verdades eternas, sea gradual. La superioridad de la justicia divina en comparación con la humana depende, principalmente, de una síntesis con la misericordia; comprende también el don de la gracia y el misterio de la redención.

Los principios del derecho natural no expresan formas de la realidad, sino exigencias ideales y normativas. La vida humana condiciona, limita e inspira los valores o principios que constituyen el derecho natural. Las doctrinas del derecho natural han mantenido viva la creencia en la capacidad de la razón humana, para la resolución de los problemas prácticos de la vida.

La doctrina aristotélica de la justicia individual

Aristóteles también hizo referencia de la justicia plasmada en los textos legales, "el justo será el observante de la ley y de la igualdad. Lo justo es lo legal y lo igual; lo injusto lo ilegal y lo desigual".El concepto iustitia particularis en distributiva y conmutativa, al mencionar las dos especies señaló que una forma tiene lugar en las distribuciones de honores y riquezas y demás cosas repartibles entre los miembros de la comunidad, en las cuales puede haber desigualdad entre uno y otro. La otra desempeña una función correctiva en las transacciones o conmutaciones privadas.

Función social del derecho

En los dominios de lo jurídico, la socialización se traduce en una reglamentación imperativa de las relaciones humanas, que aleja a la autonomía individual sumamente restringida. La socialización jurídica implica razones de necesidad social, cuyos criterios principales que lo caracterizan son: la imperatividad y el interés general comunitario.

La justicia social

Estas normas pretendieron, frente a la colonización ejercida por el derecho civil, la construcción de un campo jurídico autónomo en el que el Estado adquirió el compromiso, a través del Pacto Constituyente, de introducir en la Constitución los derechos sociales, para que, de una vez por todas, éstos alcanzaran la mayoría de edad y pudieran desprenderse del derecho privado.

El porvenir de la justicia social

El anhelo de justicia social es universal, entraña una indeclinable comprensión de lo humano y sus valores. Sabemos que la justicia social puede sufrir oscilaciones y momentos de crisis. Aún así, es indudable que en el porvenir la justicia social perdurará, podrá adoptar formas nuevas y orientarse hacia nuevas finalidades y aplicaciones. Lo importante es que se salve el criterio de justicia de no ser así, sería porque felizmente, no era ya necesario, habría cumplido entonces su misión y merecería el respeto y el homenaje de la historia.

Principio de equidad y buena fe

La equidad es un principio correctivo de la ley injusta, exige en el juez acomodarse a la naturaleza conforme con la cual han sido hechas, dirigidas y formuladas todas las leyes. Obrar equitativamente quiere decir -según Aristóteles- corregir la ley humana y hacer resplandecer los principios de la ley natural, de aquí nació la tendencia a equiparar la equidad a un derecho natural. El juzgador debe atender, cuando se encuentre en presencia de un caso determinado, al llamado de la voz de la equidad para que lo induzca hacia la justicia del caso concreto.

Declaración de los Derechos Sociales de 1917

Con la declaración de los derechos sociales, México se convertiría en el país con la legislación del trabajo más progresista y completa del mundo. Las viejas estructuras fueron renovadas para establecer las bases fundamentales de un nuevo Estado y de un nuevo derecho. Se impuso al Estado un hacer, una conducta que cuidara la condición justa y libre de los hombres frente a la economía y el capital.

Libertad, dignidad y salud

El trabajo es un derecho y un deber social, no es artículo de comercio, exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia.

La imperatividad en el derecho del trabajo

El derecho del trabajo, desde sus orígenes, procuró una pretensión de imperatividad absoluta ésta quedó consignada en el artículo 123 constitucional, fracción XXVII, el cual determinó "la nulidad de todas las estipulaciones que impliquen la renuncia de algún derecho consignado a favor de los trabajadores". La intervención del Estado en las relaciones de producción, a través de la promulgación de normas protectoras de las condiciones de vida y de trabajo, limitaron el poder omnímodo y la voluntad absoluta del empresario en la fijación del contenido del contrato de trabajo.

Principio in dubio pro operario

En cuanto al principio de la norma más favorable implica que el vértice de la pirámide de la jerarquía de las normas laborales será ocupado por la norma más favorable al trabajador.

Principios de estabilidad y continuidad en el trabajo

La garantía de permanencia en el empleo es unilateral, sólo favorece a los empleados, presupone la posibilidad de prestar servicios y representa un medio para asegurar sus beneficios. La estabilidad es un principio que debe prevalecer en el derecho positivo, porque es una traba para el despido abusivo o injustificado, la ruptura de ésta produce efectos como la reinstalación e indemnización y evitan el despido libre.

Ineficacia del principio de la estabilidad

Debemos tener presente que la estabilidad en el empleo sólo puede lograrse cuando existen suficientes fuentes de trabajo y la conservación del empleo puede prolongarse, durar y continuar Sin embargo, para ello es necesario que existan circunstancias sociales y económicas que lo permitan.

Criterios judiciales acerca de la estabilidad

El Poder Judicial ha establecido, en diversas ejecutorias, excepciones al principio de estabilidad para los trabajadores al servicio del Estado, con especial énfasis para quienes ocupan puestos de confianza, por tal razón éstos no pueden válidamente demandar prestaciones derivadas de este derecho con motivo del cese, como son la indemnización o la reinstalación. En otros casos, hacen referencia a la fracción XIV, del apartado B, del artículo 123 constitucional, argumentando que éste los limita sólo pueden disfrutar los trabajadores de confianza, de protección al salario y de seguridad social. Estos criterios eximen al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje de responsabilidad si absuelven del pago de indemnización constitucional y salarios caídos reclamados por un trabajador de confianza, que alega un despido justificado, por tanto, no incurre en violación de garantías.

Principios de garantías mínimas para los trabajadores

El Poder Judicial de la Federación ha expresado: las normas laborales sólo consagran los derechos mínimos que deben disfrutar los trabajadores. También ha sostenido que los principios del artículo 123 son: únicamente el mínimo de beneficios que el Estado ha considerado indispensable otorgar a los trabajadores. En cuanto a los contratos de trabajo, tanto individuales como colectivos, el Poder Judicial ha sostenido en diversas tesis y jurisprudencias que ningún contrato individual o colectivo puede válidamente consignar prestaciones inferiores.

Principio de igual salario para igual trabajo

La idea de igualdad denota correspondencia y proporción que resulta de muchas partes que, uniformemente, componen un todo, también es la expresión de la "equivalencia de dos cantidades. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos.

Principios de la libertad sindical en la Constitución de la OIT

La Organización Internacional del Trabajo incluye en el preámbulo de la Constitución el vocablo libertad sindical y, en el apartado B), del numeral 1, de la Declaración de Filadelfia queda manifestado que "la libertad de opinión y de asociación es esencial para el progreso constante".Con la calificación de principio, la libertad sindical está referida en el párrafo segundo del preámbulo de la Constitución. Sin el respeto a esta libertad, no es posible concebir la consagración de los derechos económicos y sociales. La no observancia de ellos -declara la Constitución constituye una amenaza para la paz y armonías universales.

Cuestionamiento

Los principios a que con antelación no referimos representan las bases en las que se encuentra sustentado el Derecho del Trabajo, así mismo fungen como una directriz que no puede dejarse de observar pues los fines de dicha ciencia se encuentran superditados al cabal seguimiento de estos principios. Así mismo fungen como un instrumento técnico empleado por los juzgadores para aclarar el sentido de una norma jurídica igualmente dictar una sentencia.

Derecho Individual del Trabajo