Deprivación materna y abuso infantil

Salud. Pedagogía. Aprendizaje. Trastornos. Agresión Infantil. Educación. Alimentación. Tratamientos psicológicos

  • Enviado por: Carlos
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Deprivación materna y abuso infantil

Bachilleres:

Preescolar. Julio 2005.

INTRODUCCIÓN

La salud y la reproductividad es, hoy día un aspecto del individuo la cual está condicionada por factores de tipo social, cultural, político, económico, medio ambiente y por acciones provenientes de otros sectores como vivienda, educación y alimentación de allí la imperiosa necesidad de concretar esfuerzos en las áreas prioritarias en busca de un mayor impacto en el bienestar de la población.

Cabe destacar que, para la aplicación de procedimiento y orientación; es formar principios a todos los competentes de: salud sexual, lactancia materna y sus deprivaciones y en tanto la atención al abuso infantil, para preservar su calidad de vida y salud.

ÍNDICE

1: Deprivación materna.

2: Desviaciones en los cuidados maternos.

3: Función materna múltiple.

4: Separación materna.

5: Variables en la deprivación materna.

5.1: Deprivación sensorial.

5.2: Estadio de desarrollo.

5.3: Diferencia individuales.

6: Síndrome de agresión infantil.

7: Centros diurnos de cuidados infantiles.

8: Maltrato infantil.

9: Tipos de maltrato infantil:

10: Indicadores del maltrato infantil.

Conclusión.

Anexo.

Bibliografía.

DEPRIVACIÓN MATERNA.

Es un trastorno caracterizado por retrazo del desarrollo que se produce como resultado de una deprivación física o emocional. Afecta sobre todo a lactantes. Sus síntomas más típicos son falta de crecimiento físico, peso corporal inferior al percentil tres para la edad y tamaño del niño, malnutrición, aislamiento, silencio, apatía e irritabilidad junto con una postura y un lenguaje corporal características con una regidez poco natural y una reacción de respuesta frente a los otros muy lenta. Las causas de este síndrome suelen ser múltiples y complejas influyendo factores tales como indiferencia de los padres, inestabilidad o inseguridad emocional de la madre, retraso o falta de desarrollo del proceso de unión madre- hijo, expectativas poco realistas por parte de los padres o cierto rechazo con respecto al sexo, aspecto o adaptabilidad del niño o condiciones socioeconómicas desfavorable de la familia. El tratamiento suele exigir hospitalización, especialmente en los casos de malnutrición grave, e incluye valoración de la situación familiar, psicoterapia, asesoramiento, etc; para que los padres aprendan a tratar al niño. La naturaleza y extensión de los efectos de este síndrome sobre el posterior desarrollo físico, emocional, intelectual y social del niño varían considerablemente y dependen de la edad en que se produce la deprivación, su grado y duración, la constitución del niño y la atención sustitutiva que se le presta. Los niNos que sufren deprivación emocional no suelen alcanzar un desarrollo intelectual normal, no llegan aprender una conducta social aceptable y son incapaces de establecer relaciones autenticas con los demás. En los casos graves de deprivación precoz y prolongada la lesión puede ser irreversible.

DESVIACIONES EN LOS CUIDADOS MATERNOS.

Los niños pequeños sometidos a una residencia prolongada en ambientes institucionales pobres desarrollan déficit trastornos intelectuales y de personalidad. Las manifestaciones de retraso intelectual y de lenguaje se manifiestan por las desviaciones precoces de la conducta personal social son consideradas precursoras de desviaciones ulteriores de la personalidad caracterizadas por escaso dominio de los impulsos, falta de sentimientos adecuados de culpabilidad después de una conducta agresiva y destructiva y una incapacidad de establecer relaciones interpersonales estrechas y significativas.

Al analizar el impacto del cuidado institucional deben considerarse variables como la siguiente la calidad, cantidad, y variedad de estimulación sensorial y perceptual proporcionada por los cuidadores, la cantidad de oportunidades para adquirir y practicar las actitudes, el momento y lo adecuado de las respuestas del cuidador a la conducta del niño.

FUNCIÓN MATERNA MÚLTIPLE.

La multiplicidad de cuidadores tiende a crear un ambiente impredecible para el niño pequeño : tiene oportunidades limitadas para desarrollar expectativas constantes. Además, no es probable que los cuidadores adapten su trato a la características peculiares del niño, limitando así los tipos de interacciones recíprocas que son básicas

para que se desarrollen relaciones interpersonales significativas y pautas normales de identificación.

La importancia materna no siempre se asocia a deprivaciones graves o/a las interrupciones traumáticas en los cuidados. La presencia de más de una figura maternal puede asociarse a una estimulación más variada.

Los efectos del “ maternaje” múltiple dependen de las pautas específicas de interacción y del contexto social más amplio.

SEPARACIÓN MATERNA.

Una interrupción en la continuidad de la relación con una figura materna es una experiencia turbadoras para los niños pequeños, tal como lo manifiesta su conducta en el momento de la separación e inmediatamente después. Esta conducta, llamada de hambre de afecto, se sigue habitualmente de un rechazo activo de las personas. Los niños situados en ambientes interpersonales sin un cuidado maternal sustitutivo adecuado se produce una depresión cada vez más grave, ya que el significado del desarrollo depende del nivel de desarrollo del niño.

Las relaciones madre -hijo, a diferencia de las deprivaciones experienciales que acompañan a la falta de interacción suficiente con una figura materna o de las interrupciones de la relación materna, estas desviaciones se dan primordialmente en la calidad de la relación afectiva.

VARIABLES EN LA DEPRIVACIÓN MATERNA.

Deprivación sensorial: En el cursos de las actividades maternas normales, la madre sirven a la vez como una fuente de estimulación y como un medio para poner el niño en contacto con estímulos ambientales adecuados, amortiguando a veces la intensidad de la estimulación. Las deprivaciones sesoriales y preceptúales graves en épocas de la vida pueden afectar adversamente el desarrollo de los procesos sensoriales y las estructuras subyacentes básicas del sistema nervioso central.

Estadio de desarrollo: La sensibilidad a determinados tipos de estimulación y la vulnerabilidad a tipos específicos de deprivación o de stress varía según los diferentes períodos del desarrollo. El efecto sobre el niño pequeño de la pérdida de una figura materna, antes de que haya desarrollado una intensa relación de dependencia, es muy diferente de la experiencia de separación durante el período en se está desarrollando una relación con la madre y después de que se haya establecido una situación centrada. De modo similar, la reacción del niño pequeño a la pérdida de una figura materna en períodos ulteriores del desarrollo puede variar según el grado de autonomía que haya alcanzado.

Diferencias individuales: Puede haber diferencias individuales en la susceptibilidad a los tipos particulares de estimulación. Estudios recientes han destacado hasta qué punto el niño influye sobre el tipo de estimulación que recibe y particularmente cómo las características de niño influyen en la conducta materna.

Síndrome de agresión infantil.

Aunque la agresión se da más a menudo en los grupos socioeconómicos más bajos, el resto de las agresiones se dan en los niveles socioeconómicos más altos. Cuando los padres son los responsable de la agresión, suelen haber una historia de desarmonía matrimonial, encarcelamiento o reclusión en hospitales psiquiátricos, o una historia de alcoholismo o de adicción a las drogas.

La agresión infantil se observa a menudo, pero no exclusivamente, en niños de menos de 3 años de edad.

Los tipos de agresión recogidos son variados:

Las palizas( con la mano, con un palo, etc.) son a veces tan graves que produce la muerte.

Los signos y síntomas observados en los niños incluyen los de trauma ( hematomas, fracturas, traumatismos craneales), convulsiones, terror psicológicos, negligencia psicológica, desnutrición e incluso inanición.

CENTROS DIURNOS DE CUIDADOS INFANTILES.

El número de madres que trabajan está aumentando mucho y es sumamente necesario mejorar los medios de cuidados de los niños, haciéndoles competentes constructivos y disponibles.

Se ha dicho también que los centros de cuidado de día representan una amenaza para la vida de la familia americana. El hecho de mantener medios adecuados para el cuidado de los niños se ha convertido en una necesidad esencial para aportar estos medios a las madres trabajadoras aunque hay controversia la mayoría de investigadores están deacuerdo en que:

  • El desarrollo psicológico de los niños no se ve afectado en los centros en los que el personal es afectuoso y bien adiestrado.

  • Inversamente, los medios o el personal inadecuado pueden ser destructivos para el buen desarrollo psicológico del niño.

  • El numero de niños de edad preescolar aumentara enormemente durante la próxima década .

  • Hay una crisis de gran magnitud para aportar los medios óptimos para el cuidado de los niños.

EL MALTRATO INFANTIL:

Es cualquier acto por acción u omisión realizado por individuos, por instituciones o por la sociedad en su conjunto y todos los estados derivados de estaos actos o de su ausencia que priven a los niños de su libertad o de sus derechos correspondientes y dificulten su optimo desarrollo.

TIPOS DE MALTRATO INFANTIL:

  • Maltrato físico: acción no accidental de algún adulto que provoca daño físico o enfermedad en al niño, o que le coloca en grave riesgo de padecerlo como consecuencia de alguna negligencia intencionada.

  • Abandono físico: situación en que las necesidades físicas básicas del menor,(alimentación, higiene, seguridad, atención médica, vestido, educación, vigilancia),no son atendidas adecuadamente por ningún adulto del grupo que convive con él.

  • Abuso sexual: Cualquier clase de placer sexual con un niño por parte de un adulto desde una posición de poder o autoridad. No es necesario que exista un contacto físico( en forma de penetración o tocamientos ) para considerar que existe abuso sino que puede utilizarse al niño como objeto de estimulación sexual, se incluye aquí el incesto, la violación, la vejación sexual ( tocamiento/ manoseo a un niño con o sin ropa, alentar, forzar o permitir a un niño que toque de manera inapropiada al adulto) y el abuso sexual sin contacto físico ( seducción verbal, solicitud indecente, exposición de órganos sexuales a un niño para obtener gratificación sexual, realización de el acto sexual en presencia de un menor, masturbación en presencia de un niño, pornografía).

  • Maltrato Emocional: conducta de los padres/madre o cuidadores tales como; insultos , rechazos, amenazas, humillaciones, desprecios, burlas, criticas, aislamiento, atemorizacion que causen o puedan causar deterioro en el desarrollo emocional, social o intelectual de el niño.

  • Abandono Emocional : situación en la que el niño no recibe el afecto, la estimulación, el apoyo y protección necesarios en cada estadio de su evolución y que inhibe su desarrollo optimo. Existe una falta de respuesta por parte de los padres/ madres o cuidadores a las expresiones emocionales de el niño (llanto, sonrisa) o a su intentos de aproximación o interacción..

  • Maltrato institucional: se entiende por malos tratos institucionales cualquier legislación, procedimiento, actuación u omisión procedente de los poderes públicos o bien derivadas de la actuación individual de el profesional que con porte abuso, negligencia de la salud, la seguridad, estado emocional, el bienestar físico , la correcta maduración o que viole los derechos básicos de el niño y la infancia.

  • Síndrome de Müchhausen por poderes; Los padres/madres , cuidadores; someten al niño a continuas exploraciones médicas, suministro de medicamentos o ingresos hospitalario, alegando síntomas ficticios generados de manera activa por el adulto (por ejemplo mediante la administración de sustancias al niño.

INDICADORES DE MALTRATO INFANTIL

El niño no sabe defenderse antes las agresiones de los adultos, no pide ayuda, esto lo sitúa en una posición vulnerable ante un adulto agresivo y negligente. Los niños que sufren maltrato tienen múltiples problemas en su desarrollo evolutivo, déficit emocionales, conductuales y socio-cognitivos que le imposibilitan un desarrollo adecuado de su personalidad .

De ahí la importancia de detectar cuanto antes el maltrato y buscar una respuesta adecuada que ayude al niño en su desarrollo evolutivo.

Los problemas que tienen los niños maltratados se traducen en unas señales y alarmas de atención en que podemos llamarlos indicadores.

Algunos de los indicadores que se pueden dar son:

NIÑO:

  • Señales físicas repetidas (morados, magulladuras, quemaduras).

  • Niños que van sucios, malolientes, con ropa inadecuada, etc...

  • Cansancio o apatía permanente (se suele dormir en el aula).

  • Cambio significativos en la conducta escolar sin motivo aparente.

  • Conductas agresivas y rabietas severas y persistentes.

  • Relaciones hostiles y distantes.

  • Actitud hipervigilante (estado de alerta, receloso).

  • Conducta sexual explicita juegos y conocimiento inapropiados para su edad.

  • Conducta de masturbación en publico.

  • Niño que evita ir a su casa (permanece mas tiempo de lo habitual, patio y alrededores).

  • Tiene pocos amigos en la escuela.

  • Muestra poco interés y motivación por las tareas escolares.

  • Después de el fin de semana vuelve peor al colegio (triste, sucio, etc).

  • Presenta dolores frecuentes sin causa aparente.

  • Problemas alimenticios (niño muy glotón o con perdida de apetito).

  • Falta a clase sin forma reiterada sin justificación.

  • Retrasos en el desarrollo físico, emocional e intelectual.

  • Presenta conductas antisociales: fugas, vandalismo, pequeños hurtos etc.

  • Intento de suicidio y sintomatología depresiva.

  • Regresiones conductuales.

  • Relaciones entre niños y adultos secreta, reservada y excluyente.

  • Falta de cuidados médicos básicos.

EN LOS PADRES:

  • Parece no preocuparse por el niño.

  • No acuden nunca a las citas y reuniones de el colegio.

  • Desprecian y desvalorizan al niño en publico.

  • Sienten a su hijo como una propiedad (puedo hacer con mi hijo lo que quiero por que es mío).

  • Expresen dificultades en su matrimonio.

  • Recogen y llevan al niño sin permitir contacto social.

  • Los padres están siempre fuera de casa.

  • Compensan con bienes materiales la escasa relación personal afectiva.

  • Abusan de sustancias toxicas.

  • Trato desigual entre los hermanos.

  • No justifican los ausencias de clase de sus hijos.

  • Justifican la disciplina rígida y autoritaria.

  • Ven al niño como malvado.

  • Ofrecen explicaciones ilógicas contradictorias no convincentes o bien no tienen explicación.

  • Habitualmente utilizan una disciplina inapropiada para la edad del niño.

  • Son celosos y protegen desmesuradamente al niño.

Estos indicadores pueden observarse en otros casos que no necesariamente se ven en niños maltratados, las diferencias más notables es que los padres maltratadores no suelen reconocer la existencia del maltrato y rechazan cualquier tipo de ayuda, llegando a justificar con argumentos muy variados este tipo de acciones; en los padres con dificultades suelen reconocerlas y admiten cualquier tipo de ayuda que se les ofrezca.

BIBLIOGRAFÍA.

Bowlby, J Maternal. Care and Mental Health. Monografía Serie 2.world health. Organizacion, Geneva, 1951.

Diccionario de medicina oceano Mosby .

Dirección general sectorial de aencion a la familia. Socióloga rosalinda Simon.

www.google.com.