Depreciación

Activos fijos. Depreciaciones. Bienes depreciables. Efectos. Cálculo. Asientos contables

  • Enviado por: Diego Arboleda
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 29 páginas

publicidad

DEPRECIACIÓN

Presentado por

SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje)

Centro de atención del norte

Santa Rosa de Osos

2002


INTRODUCCIÓN

Como una forma de búsqueda del conocimiento nos hemos puesto en la tarea de estudiar a grandes rasgos el tema de la depreciación, con el ánimo de crear en nosotros un ambiente de interés en el campo de la contabilidad para así alcanzar nuestras metas propuestas en dicho campo y por ende en nuestra vida.

Como sabemos la contabilidad es un tema bastante amplio y nuestro propósito no es cubrirlo en su totalidad, mas bien, queremos dar un vistazo a manera de estudio para así enriquecer nuestras ideas en el tema.

Por las investigaciones que hemos llevado a cabo, podemos decir que la depreciación es la reducción del valor histórico de las propiedades, planta y equipo por su uso o caída en desuso. La contribución de estos activos a la generación de ingresos del ente económico debe reconocerse periódicamente a través de la depreciación de su valor histórico ajustado, como podremos verlo más adelante ya entrados en el tema. Con el fin de calcular la depreciación de las propiedades, planta y equipo es necesario estimar su vida útil y, cuando sea significativo, su valor residual.

Como sabemos la depreciación es el desgaste de los activos fijos en la vida útil. Se entiende por vida útil el lapso durante el cual se espera que estos activos contribuyan a la generación de ingresos de la empresa. Para determinarla es necesario conocer ciertos factores como las especificaciones de la fábrica, el deterioro que sufren por el uso, la obsolescencia por avances tecnológicos, la acción de algunos factores naturales y los cambios en la demanda de bienes y servicios a cuya producción o servicio contribuyen.

De acuerdo con el articulo 64 del Decreto 2649/93, al cierre del período, el valor neto de las propiedades, planta y equipo, represado como consecuencia de la inflación, debe ajustarse a su valor de realización, a su valor actual o a su valor presente, el más apropiado en las circunstancias, registrando las provisiones o valorizaciones que sean del caso. De esta disposición se pueden exceptuar aquellos activos cuyo valor ajustado sea inferior a veinte salarios mínimos mensuales vigentes.

Ahora sin más preámbulos nos queda solo dejar que usted mismo vea por cuenta propia nuestra investigación y determine de acuerdo a su criterio u opinión la importancia que hemos querido tratar dejar plasmada con relación al tema en dicho texto.MARCO TEORICO

Antes de incursionar en el tema propiamente dicho (la depreciación), es bueno conocer algunos aspectos que están sumamente relacionados con el tema, como son los activos fijos.

ACTIVOS FIJOS

DEFINICIÓN:

Los activos fijos son bienes de la empresa que tienen una vida relativamente larga y no están para la venta dentro de las actividades normales de la empresa, y solo están para su servicio.

  • CLASIFICACIÓN GENERAL:

  • Los activos fijos de una empresa se clasifican en dos grandes grupos principales.

  • Bienes inmuebles:

  • Los activos fijos de una empresa se clasifican como bienes inmuebles cuando no son trasladables, es decir, que no se pueden mover de un sitio a otro.

  • Bienes muebles:

  • Los activos fijos de una empresa se clasifican como bienes muebles cuando son trasladables, es decir, que se pueden mover de un sitio a otro.

    La inmensa mayoría de los activos fijos de una empresa son bienes muebles, esto es, que se pueden trasladar o mover de un lugar a otro.

    De los activos fijos muebles de una empresa se destacan:

    • Los muebles y enseres

    • La maquinaria y equipo

    • Los vehículos

  • CLASIFICACIÓN CONTABLE

  • Para efectos contables los activos fijos, tanto muebles como inmuebles, se clasifican particularmente en dos grupos: activos no depreciables y activos depreciables.

  • Activos no depreciables:

  • Los activos no depreciables son aquellos que no sufren desgaste o demérito por el uso a que son sometidos y que por tanto no pierde un precio, al menos contablemente. Entre los activos no depreciables tenemos algunos ejemplos como son:

    • Terrenos:

    Se estima que los terrenos no sufren desgaste por el uso a que son sometidos, ni por el trascurso del tiempo, y por esta razón se consideran no depreciables. Esta es una teoría contablemente aceptada en todo el mundo.

    • Construcciones en proceso:

    Todo activo comienza su proceso de desgaste, de perdida de valor contable, a partir de la fecha en que la empresa comienza a usarlo para los fines del negocio, y no desde la fecha de la compra, fabricación o construcción como a veces se cree.

    • Maquinaria en montaje:

    Cuando la maquinaria que compra o fabrica la empresa para su propio uso a un no a entrado en el proceso productivo porque apenas esta montando, o instalando, o armando, etc. no es depreciable, pues se considera que si la compañía no comienza a utilizarla, tal maquinaria no sufre desgaste ni deterioro.

    • Muebles y enseres en fabricación:

    A igual que la maquinaria la empresa puede producir sus propios muebles o adquirirlos de otras fuentes, pero solo entran en la cuenta depreciables a partir de la fecha de la cual la empresa empieza hacer uso productivo de ellos, no antes.

  • Activos depreciables:

  • La inmensa mayoría de los activos fijos de una empresa son depreciables.

    Los activos fijos de la empresa que sufren desgasto o deterioro por el uso a que son sometidos o por el simple transcurso del tiempo, hacen parte de los activos depreciables.

  • Clasificación especial:

  • Existen algunos fijos que exigen alguna clasificación especial para su tratamiento contable. Consideremos tres de esos activos.

    • Edificios:

    Los edificios físicamente conforman una sola unidad con el terreno sobre el cual están construidos. Sin embargo para efectos contables es necesario separar el uno del otro, al menos teóricamente.

    Dentro de la contabilidad de la empresa tanto el terreno como el edificio deben llevarse en cuentas separadas.

    ¿Cómo lograr esta separación?

    Es fácil, basta con determinar por cualquier medio contable aceptable el costo del terreno y el costo del edificio en forma separada.

    • Redes de distribución:

    Otros activos fijos de la empresa son las redes de distribución de agua, energía, vapor, gas, etc. que generalmente van incorporadas o adheridas a los terrenos o edificios. Es conveniente independizar contablemente el costo de estos activos.

    • Mejoras al terreno:

    Los terrenos en su natural concepción no son depreciables, sin embargo es común que a esos terrenos se le hagan mejoras tales como recubrimiento con cemento, asfalto u otro material que los proteja o los engalane. Dichas mejoras son contablemente depreciables y conviene entonces en estos casos independizarlas del costo del terreno, incluyéndolas en una cuenta auxiliar tal como “mejoras al terreno”.

    DEPRECIACIONES

    DEFINICIÓN:

    La depreciación es la perdida de valor contable que sufren los activos fijos por el uso a que se les somete y su función productora de renta. En la medida en que avance el tiempo de servicio, decrece el valor contable de dichos activos.

  • Sujetos de la depreciación

  • Vida de los activos depreciables.

  • Los activos fijos que sufren depreciación tienen una vida limitada, al menos desde el punto de vista legal y contable.

    La vida de un activo depreciable termina cuando a perdido todo su costo, es decir, cuando se ha depreciado totalmente.

    • La vida legal o contable:

    La vida contable de un activo fijo depreciable comienza desde la fecha en que la empresa lo compra y lo empieza a explotar económicamente hasta la fecha en que se cumple su depreciación total.

    En Colombia por ejemplo, el gobierno determina la vida legal de los activos fijos depreciables; de ahí su nombre de vida legal, porque esta expresamente establecida por la ley.

    La leyes tributarias colombianas establecen una vida legal normal para los activos fijos así:

      • Edificios 20 años.

      • Muebles y enseres. 10 años

      • Maquinaria y equipo 10 años.

      • Vehículos 5 años.

    A esta vida legal también se le llama vida útil probable.

    • Vida efectiva:

    La vida efectiva o real de un activo fijo depreciable va desde la fecha de compra de dicho activo hasta cuando la empresa no lo utiliza más, bien por desgaste total (inservible), bien por obsoleto (inadecuado), o bien por cualquier otra razón que lo haga inoperante y por lo tanto quede definitivamente fuera de servicio.

    La vida legal está preestablecida por la misma ley; en cambio la vida efectiva o real esta dada por el buen o mal uso que se haga del activo.

  • Tasas de depreciación:

  • Las tasas de depreciación son los porcentajes en que anualmente se va reduciendo el costo de los activos por razón del desgaste o deterioro que sufren al ser usados.

    Cada año el activo vale menos contablemente porque cada año esta más desgastado, mas deteriorado, y la empresa debe cuantificar este desgaste y contabilizarlo.

    Según la vida legal normal de los activos depreciable, sus tasas o porcentajes de depreciación son las siguientes:

    • Edificios:

    El porcentaje normal de depreciación para los edificios (no incluido su terreno) es del 5% anual.

    ¿De donde sale este 5% anual?

    Si un edificio se deprecia totalmente en 20 años, es decir, que en 20 años pierde el 100% de su valor total por el uso a que es sometido, entonces cada año esta perdiendo la veinteava parte de ese costo total. La veinteava parte de 100% es el 5% (100% ÷ 20 = 5%)

    • Muebles enceres maquinaria y equipos:

    El porcentaje normal de depreciación para estos activos es del 10% anual.

    La vida normal de los activos enunciados es de 10 años; por lo tanto su costo total, o sea, el 100% de su costo se reduce a una décima parte cada año. La décima parte del 100% es el 10% (100% ÷10 = 10%)

    • Vehículos:

    Los vehículos tienen una vida legal normal de 5 años, es decir, que su desgaste es más acelerado que el de la maquinaria, los muebles, los edificios, etc. siendo su vida de solo 5 años entonces su depreciación anual será del 20% (100% ÷ 5 = 20%).

    Mientras mayor sea la vida legal de un activo menor será su depreciación anual; mientras menor sea la vida legal de un activo, mayor será su depreciación anual.

    Nota: La tasa o porcentaje de depreciación anual de un activo cualquiera es el resultado de dividir el 100% por la vida legal de ese activo.

  • Efectos de la depreciación:

  • Efectos internos:

  • Los efectos internos causados por la depreciación inciden en forma directa sobre el patrimonio y sobre las utilidades.

    • Sobre el patrimonio:

    La depreciación es una reducción progresiva del costo de los activos fijos de la empresa. Si los activos fijos de la compañía van soportando una reducción gradual de su costo, el patrimonio se va reduciendo también en esa misma proporción hasta agotarse totalmente, si esos activos a su vez no son capaces de generar un renta de tal nivel que enjugue esa perdida de valor producido por la depreciación.

    • Sobre las utilidades:

    La depreciación es un gasto imputable al ejercicio contable en el cual se causa. El efecto final de todo gasto e reducir las utilidades, disminuir las ganancias.

  • Efectos externos:

  • El más importante de los efectos de orden externo que tiene la depreciación esta relacionado con los impuestos.

    En Colombia existen muchas modalidades de impuestos, dentro de las cuales se destacan principalmente dos: El impuesto al patrimonio y el impuesto a la renta.

    • Impuesto al patrimonio:

    El impuesto del patrimonio es un tributo que se debe pagar sobre el capital neto invertido.

    Si bien las personas jurídicas, en el momento de escribir este libro, no tienen que pagar este impuesto, los socios de esas empresas si tienen que pagarlo de acuerdo con la participación que cada uno tenga dentro del patrimonio de la compañía. Es decir que, mientras mayor sea el patrimonio de la empresa, mayor será el impuesto que los dueños tienen que pagarle al estado sobre ese patrimonio.

    • Impuesto a la renta:

    Las compañías así como las personas naturales deben pagar impuestos sobre la renta que gane cada año.

    Cada año las empresas deben presentar ante la oficina de impuestos una declaración de renta y patrimonio, documento que no es otra cosa que una copia fiel del balance general y el estado de perdida y ganancia de la compañía a 31 de diciembre.

  • Calculo de la depreciación:

  • Existen varios métodos para calcular la depreciación, dentro de los cuales el uso ha consagrado uno de ellos como el más equitativo y fácil de aplicar; este método, el más utilizado en el mundo es el llamado Método de Línea Recta.

  • Método de línea recta:

  • Es el método de depreciación más utilizado y con este se supone que los activos se usan más o menos con la misma intensidad año por año, a lo largo de su vida útil; por tanto, la depreciación periódica debe ser del mismo monto. Este método distribuye el valor histórico ajustado del activo en partes iguales por cada año de uso. Para calcular la depreciación anual basta dividir su valor histórico ajustado entre los años de vida útil.

    DEPRECIACIÓN ANUAL = VALOR HISTÓRICO AJUSTADO - VALOR RESIDUAL

    AÑOS DE VIDA ÚTIL

    EJEMPLO

    Torres e Hijos adquirió el 2 de enero del presente año un activo por $12.600.000. se estima que este activo tendrá una vida útil de 5 años y un valor residual no significativo. El cálculo de la depreciación anual es el siguiente:

    Depreciación anual = $12.600.000 = 2.520.000/año.

    5

    La depreciación anual, la depreciación acumulada y el valor en libros del activo al final de cada uno de los 5 años de vida útil, se pueden apreciar en la siguiente tabla:

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    2

    3

    4

    5

    $2.520.000

    $2.520.000

    $2.520.000

    $2.520.000

    $2.520.000

    $2.520.000

    $5.040.000

    $7.560.000

    $10.080.000

    $12.600.000

    $10.080.000

    $7.560.000

    $5.040.000

    $2.520.000

    0

    Con el fin de calcular la depreciación periódica de las propiedades, planta y equipo, se requiere estimar, como se menciono, su vida útil probable. Aunque estas estimaciones no siempre son precisas ni reflejan con exactitud la realidad del activo, en Colombia tradicionalmente se han estimado las siguientes, con fundamento en las normas tributarias:

    Si el contribuyente considera que la vida útil fijada en las normas no corresponde a la realidad de su caso particular, puede, previa autorización, fijar una vida útil distinta, con base en conceptos o tablas de depreciación de reconocido valor técnico (Estatuto Tributario).

    Las propiedades, planta y equipo depreciables adquiridas a partir de 1990, cuyo valor de adquisición sea igual o inferior a $100.000 ($380.000 en 1996) podrán depreciarse en el mismo año en que se adquieran, sin consideración de su vida útil. Si la vida útil efectiva resulta menor que la autorizada, por razones de obsolescencia u otro motivo imprevisto, el contribuyente puede aumentar su deducción por depreciación durante el periodo que le queda de vida útil al bien, aduciendo las explicaciones pertinentes (Estatuto Tributario).

    Si los turnos establecidos exceden a los normales (8 horas diarias), el contribuyente puede aumentar la alícuota de depreciación en un 25% por cada turno adicional que se demuestre y proporcionalmente por fracciones menores (Estatuto Tributario).

  • Contabilización de la depreciación:

  • La depreciación debe contabilizarse mensualmente. Esta contabilización mensual se hace a través de un asiento de ajuste.

  • Modalidad de los asientos:

  • A nivel universal existen dos modalidades para registrar el ajuste por depreciación.

    • Asiento directo:

    Toda depreciación es un gasto para la empresa y una disminución de su valor de costo de sus activos fijos depreciables. Enfocada la situación bajo este precepto, el valor de la depreciación se debitara en gastos y se acreditara en la cuenta del activo depreciado.

    Ejemplo:

  • El 16 de enero de 1995 la empresa compra un escritorio para la gerencia por $ 30.000

  • Lo deprecia el 31 de enero de 1.995

  • Asientos:

    MUEBLES Y ENSERES BANCOS GASTOS ADMINISTRATIVOS

    (1) 30.000 129 (2) 30.000 (1) (2) 129

    29.871

    Explicación de los asientos:

    Asiento N° (1):

    Con este asiento se ha debitado muebles y enseres por la compra del escritorio y se ha acreditado bancos por haberse pagado de costo.

    Asiento N° (2):

    Antes de registrar este asiento hemos calculado la depreciación de la siguiente manera:

  • Costo X tasa = Depreciación anual.

  • $ 30.000 X 10% = $ 3.000 Depreciación anual.

  • Depreciación anual ÷ 12 = Depreciación mensual

  • $3.000 ÷ 12 = $ 250 Depreciación mensual.

  • Depreciación mensual ÷ 31 = Depreciación diaria

  • $ 250 ÷ 31 Días de enero = $ 8.06 diaria

  • Depreciación diaria X días de depreciación de enero

  • $8.06 X 6 días de enero = $128.96 Depreciación enero

    El asiento se hizo por $ 129 con cargo a gastos administrativos por tratarse de un activo utilizado al servicio de la administración. Por igual valor se acredito la cuenta de activo que sufrió la depreciación. En nuestro caso esa cuenta fue muebles y enseres pues allí estaba incluido el escritorio, objeto de la depreciación.

    • Asiento Alterno:

    Una segunda modalidad del asiento para registrar la depreciación es la llamada asiento alterno.

    Mirando este tipo de asiento se afecta como siempre la cuenta de gastos, la cual se debita por el valor de depreciación calculada. La otra cuenta que se afecta es la de depreciación acumulada. Esta cuenta, como su nombre lo indica, va acumulando la depreciación que de mes en mes, de año en año, van sufriendo los activos fijos a todo lo largo de su vida legal o contable.

    Por toda depreciación cargada a gastos se acredita la cuenta de depreciación acumulada.

    El asiento alterno de que hemos hablado es el más utilizado del mundo porque de un lado mantiene inalterable el valor de costo e los activos y de otro lado muestra la depreciación causada (el desgaste) de los activos hasta la fecha y por tanto permite analizar el tiempo de uso que lleva el activo, lo mismo que la vida legal que aun le queda en una fecha determinada.

    Asiento para contabilizar la compra, y la depreciación del escritorio.

    MUEBLES Y ENSERES BANCOS GASTOS ADMINISTRATIVOS

    (1) 30.000 30.000 (1) (2) 129

    DEPRECIACIÓN ACUMULADA

    129 (2)

    Explicación.

    Asiento N° (2)

    Con este asiento se a debitado la cuenta de cuenta de gastos por $ 129 y se ha acreditado la cuenta de depreciación acumulada por igual valor. Durante el próximo mes y siguientes de toda la vida legal del escritorio se seguirá haciendo el mismo asiento; desde luego que para el mes de febrero y siguientes no se aplicaran $ 129 por depreciación sino la cuenta completa para un mes o sea $ 250.

    Comentario del asiento alterno

    Mediante este tipo de asiento quedan al descubierto varias cosas importantes: la cuenta de muebles y enseres sigue mostrando su costo histórico; la cuenta de depreciación acumulada muestra el valor total del desgaste en que han incurrido los activos depreciables hasta la fecha; conociendo los 2 datos anteriores se puede determinar el tiempo que la empresa a usado el activo y el tiempo de vida legal que aun le queda al mismo activo.

    2. Presentación en el balance general.

    En el balance general se presentan las cuentas de activo y de depreciación acumulada dispuestas como una deducción la una de la otra así:

    Muebles y enseres $ 30.000

    Menos depreciación acumulada 129

    29.871

    El efecto final de este asiento alterno es exactamente igual al que resulta con el asiento directo, o sea, un momento de los gastos de la empresa y una disminución del costo de sus activos depreciable y por tanto de su patrimonio. Pero este asiento alterno es más descriptivo y por lo tanto más informativo para el lector del balance.

    De la combinación del activo despreciable y su depreciación acumulada resulta el llamado valor contable que es el que suma dentro de los activos de la compañía. A este también se le llama valor neto o valor de libros de los activos fijos.

    E. Métodos de depreciación acelerada.

    Estos consisten en distribuir el valor depreciable de un activo en forma descendente, es decir, una mayor proporción de su valor en los primeros años de vida de algunos activos son mas productivos y requieren menos gastos de reparación y mantenimiento. Al equilibrar los gastos periódicos de depreciación y mantenimiento de los activos a lo largo de su vida útil, en los primeros años se presentaran altos montos de depreciación y bajos gastos de mantenimiento, mientras que los últimos años la relación será inversa. Con el avance tecnológico, algunos activos tienden a hacerse obsoletos rápidamente, lo cual justifica también la necesidad de depreciarlos en forma mas acelerada.

    a) Método de la suma de los dígitos de los años.

    Este método aplica sobre el valor por depreciar una fracción cuyo denominador corresponde a la suma de los dígitos de los años de vida útil y el numerador es el numero de años que le resta de vida útil al activo.

    Para el caso del activo de Torres e Hijos, cuya vida útil es de cinco años, la suma de los dígitos de los años es: 5+4+3+2+1 = 15

    Algebraicamente, con el fin de obtener la suma de los dígitos de los años, debe aplicarse la siguiente formula:

    S = n (n+1) donde:

    2

    S = suma de los dígitos de los años

    n = años estimados de vida útil

    Para el caso del ejemplo, la suma de los dígitos es:

    S = 5 (5+1) = 5 (6) = 15

    2 2

    La fracción que se aplicara sobre el valor por depreciar para el primer año será entonces 5/15, para el segundo año será 4/15 y así sucesivamente. Las depreciaciones para cada uno de los 5 años de vida útil, en el caso del activo de Torres e Hijos. Serán:

    primer año

    5/15 x $ 12.600.000 = $4.200.000

    segundo año

    4/15 x 12.600.000 = $ 3.360.000

    tercer año

    3/15 x 12.600.000 = $ 2.520.000

    cuarto año

    2/15 x 12.600.000 = $ 1.680.000

    quinto año

    1/15 x 12.600.000 = $ 840.000

    En la siguiente tabla se presentan la depreciación anual, la depreciación acumulada y el valor en libros del activo para cada uno de sus 5 años de vida útil.

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    2

    3

    4

    5

    $ 4.200.000

    3.360.000

    2.520.000

    1.680.000

    840.000

    $ 4.200.000

    7.560.000

    10.080.000

    11.760.000

    12.600.000

    $ 8.400.000

    5.040.000

    2.520.000

    840.000

    0

    Como se puede observar, por este método se deprecian los activos en mayores montos en los primeros años de vida, que bajo el método de línea recta, mientras que en los últimos años sucede lo contrario.

    b) Métodos de reducción de saldos.

    Este método consiste en la aplicación de una tasa sobre el valor no depreciado del activo. El calculo de la tasa se lleva a cabo mediante la siguiente formula:

    Tasa de depreciación = 1 - n

    Valor residual

    Valor histórico

    Donde n es el número de años de vida útil del activo

    Para el caso de Torres e Hijos, y suponiendo que el activo tiene un valor residual estimado por la empresa igual a $3.150.000, la tasa de depreciación anual por este método se calcula de la siguiente manera:

    Tasa de depreciación = 1 - 5 3.150.000

    12.600.000

    Esta tasa debe de aplicarse para cada año sobre el valor no depreciado del activo. La depreciación para cada uno de los años de vida útil del activo en el ejemplo es la siguiente:

    Primer año: $12.600.000 x 0.242142 = $3.050.896

    Para el segundo año , el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $12.600.000 - $3.050.896 ­= $9.549.104

    Segundo año: $9.549.104 x 0.242142 = $2.312.236

    Para el tercer año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $9.549.104 - $2.312.236 = $7.235.868

    Tercer año: $ 7.236.868 x 0.242142 = $1.752.346

    Para el cuarto año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $7.236.868 - $1.752.346 = $5.484.522

    Cuarto año: $5.484.522 x 2.242142 = $1.328.032

    Para el quinto año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $5.484.522 - $1.328.032 = $4.156.490

    Quinto año: $4.156.490 x 0.242142 = $1.006.460

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $ 3.050.896

    $3.050.896

    $9.549.104

    2

    2.312.236

    5.363.132

    7.236.868

    3

    1.752.346

    7.115.478

    5.484.522

    4

    1.328.032

    8.443.510

    4.156.490

    5

    1.006.460

    9.450.000

    Valor Residual 3.150.000

    Si el valor residual no es significativo, este método no puede usarse, porque al aplicar la fórmula la tasa de depreciación sería 1, lo que significaría una depreciación del 100% para el primer año.

    El sistema de reducción de saldos se puede aplicar con un porcentaje equivalente al doble del que se trabajaría en línea recta, en caso de activos cuya vida útil sea superior de cinco años (Estatuto Tributario).

    Para el caso del activo de Torres e Hijos, suponiendo que este procedimiento pudiera utilizarse para este de tipos de activos y puesto que la tasa de depreciación anual por el método de línea recta es del 20% (5 años de vida), debería tomarse como porcentaje de depreciación anual el 40%, el cual se aplicaría al valor no depreciado.

    La depreciación para el primer año se calcula de la siguiente forma:

    Primer año: $12.600.000 x 0.40 = $5.040.000

    El valor por depreciar para el segundo año será:

    $12.600.000 - $5.040.000 = $7.560.000

    La depreciación para el segundo año se calcula de la siguiente forma:

    Segundo año: $7.560.000 x 0.40 = $3.024.000

    El valor por depreciar para el tercer año será:

    $7.560.000 - $3.024.000 = $4.536.000

    La depreciación para el tercer año se calcula de la siguiente forma:

    Tercer año: $4.536.000 x 0.40 = $1.814.400

    El valor por depreciar para el cuarto año será:

    $4.536.000 - $1.814.400 = $2.721.600

    La depreciación para el cuarto año se calcula de la siguiente forma:

    Cuarto año: $2.721.600 x 0.40 = $1.088.640

    El valor por depreciar para el quinto año será:

    $2.721.600 - $1.088.640 = $1.632.960

    La depreciación para el cuarto año se calcula de la siguiente forma:

    Quinto año: $1.632.960 x 0.40 = $653.184

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $5.040.000

    $5.040.000

    $7.560.000

    2

    3.024.000

    8.064.000

    4.536.000

    3

    1.814.400

    9.878.400

    2.721.600

    4

    1.088.640

    10.967.040

    1.632.960

    5

    653.184

    11.620.224

    979.776

    Cuando se utilice este sistema, el valor de la depreciación correspondiente al último año de vida útil comprenderá el monto total del saldo pendiente por depreciar (Estatuto Tributario).

  • Método de unidades de producción.

  • Para algunos activos como máquinas, equipos y vehículos, su vida útil está estrechamente relacionada con la capacidad de producción, la cual se expresa en horas de trabajo, kilómetros recorridos, unidades producidas, etc. Para estos activos se utiliza este método de depreciación que consiste en calcular el monto de depreciación periódica, de acuerdo con el volumen de actividad alcanzada.

    El activo de Torres e Hijos tiene una capacidad de producción de 100.000 unidades, al final de las cuales se espera que quede totalmente depreciado. La producción por año a lo largo de su vida útil fue la siguiente:

    Año

    Unidades producidas

    1

    20.000

    2

    40.000

    3

    25.000

    4

    15.000

    La depreciación por unidad se calcula de la siguiente manera:

    Depreciación por unidad = Valor histórico = $12.600.000

    Capacidad de producción 100.000 unid

    = $126/unidad

    El gasto por depreciación para cada uno de los 4 años se calcula de la siguiente manera:

    Primer año

    20.000unid x $126/unid = $2.520.000

    Segundo año

    40.000unid x 126/unid = 5.040.000

    Tercer año

    25.000unid x 126/unid = 3.150.000

    Cuarto año

    15.000unid x 126/unid = 1.890.000

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $2.520.000

    $2.520.000

    $10.080.000

    2

    5.040.000

    7.560.000

    5.040.000

    3

    3.150.000

    10.710.000

    1.890.000

    4

    1.890.000

    12.600.000

    0


    OBJETIVOS

    OBJETIVO GENERAL:

    Esta investigación que un grupo de estudiantes del SENA ha realizado es con el fin de adquirir Conocimientos en el campo de la contabilidad, más específicamente en el tema de la depreciación, como una búsqueda, o más bien, una necesidad de obtener un aprendizaje más o menos autodidacta, por medios propios pero siempre contando con la dirección y accesoria de nuestro tutor.

    OBJETIVOS ESPECIFICOS:

    • Conocer la depreciación, su definición, concepción y su metodología

    • Reconocer cada uno de sus métodos y manejo en los informes contables.

    • Llevar a la practica el conocimiento adquirido por este trabajo.

    BIBLIOGRAFÍA

    SINISTERRA, Gonzalo; POLANCO, Luis Enrique; HENAO Harvey. Contabilidad: sistema de información para las organizaciones. Bogotá: Mc Graw Hill. 1997.

    Pág. 258-264.

    SPILLER, Earl A., Jr; GOSMAN Martín L. Contabilidad financiera. Mexico D.F: Mc Graw Hill. 1988. p 307-314.

    HURTADO, Henao Gabriel. Contabilidad activa nivel 3. Medellín Colombia. 1.982 Pág. 49 - 110.