Depreciación contable

Economía de la empresa. Recuperación de capital. Reducción en el valor de un activo. Método de línea recta, de saldo decreciente, basado en la actividad

  • Enviado por: Lara
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
En este curso aprenderás los conceptos básicos sobre análisis técnico, gestión monetaria y con qué actitud debes...
Ver más información

Planea con la bolsa tu futuro
Planea con la bolsa tu futuro
¿Sabe qué es inteligencia financiera? Aprenda a utilizarla de una mejor manera dentro de sus finanzas personales.
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

Las compañías recuperan sus inversiones de capital en activos tangibles, equipos, computadoras, vehículos, edificios y maquinaria, mediante un proceso llamado depreciación. El proceso de depreciar un activo al cual se hace referencia también como recuperación de capital, explica la pérdida del valor del activo debido a la edad, uso y obsolescencia durante su vida útil.

LA DEPRECIACIÓN

Depreciación es el término que se utiliza más a menudo para dar a entender que el activo tangible ha disminuido en potencial de servicio. Cuando los recursos naturales (como madera, petróleo y carbón constituyen el activo) se emplea el término agotamiento.

La depreciación no es un asunto de valuación sino una manera de asignar el costo.

Los activos no se deprecian basándose en una disminución de su valor justo de mercado sino cargando sistemáticamente el costo al ingreso.

TERMINOLOGÍA DE DEPRECIACIÓN

Depreciación: Es la reducción en el valor de un activo.

Costo Inicial: Es el costo instalado del activo que incluye el precio de compra, las comisiones de entrega e instalación y otros costos directos depreciables en los cuales se incurre a fin de preparar el activo para su uso.

EL valor en libros: Representa la inversión restante, no depreciada en los libros después de que el monto total de cargos de depreciación a la fecha han sido restados de la base.

El período de recuperación: Es la vida depreciable del activo en años para fines de depreciación.

El valor de mercado: Es la cantidad estimada posible si un activo fuera vendido en el mercado abierto.

La tasa de depreciación o tasa de recuperación: Es la fracción del costo inicial que se elimina por depreciación cada año.

El valor de salvamento: Es el valor de intercambio o de mercado al final de la vida útil del activo.

METODOS DE DEPRECIACIÓN

  • Método de línea recta:

  • El método de línea recta es un método de depreciación utilizado como el estándar de comparación para la mayoría de los demás métodos. Obtiene su nombre del hecho de que el valor en libros se reduce linealmente en el tiempo puesto que la tasa de depreciación es la misma cada año, es 1 sobre el período de recuperación.

    En este método la depreciación se considera como función del tiempo y no del uso. Cuando la obsolescencia progresiva es la causa principal de una vida de servicio limitada, la disminución de utilidad puede ser constante de un período a otro. En este caso el método de línea recta es el apropiado. El cargo de depreciación se calcula del siguiente modo:

    Costo menos valor de desecho = Cargo por depreciación

    vida estimada de servicio

  • Método de saldo decreciente:

  • El método de salto decreciente, conocido también como el método de porcentaje uniforme o fijo, es un modelo de cancelación acelerada. El cargo de depreciación anual se determina multiplicando el valor en libros al principio de cada año por un porcentaje uniforme. El porcentaje de depreciación máximo permitido (para fines tributarios) es el doble de la tasa en línea recta.

    Los métodos de saldo decreciente permiten hacer cargos por depreciación más altos en los primeros años y más bajos en los últimos períodos.

    Por lo general con el método del cargo decreciente se siguen dos enfoques: el de suma de números dígitos o el de doble cuota sobre valor en libros.

  • Método de la suma de los dígitos:

  • Da lugar a un cargo decreciente por depreciación basado en una fracción decreciente del costo depreciable (el costo original menos el valor de desecho). Con cada fracción se usa la suma de los años como denominador, mientras que el número de años de vida estimada que resta al principiar el año viene a ser el numerador. Con este método, el numerador disminuye año con año aunque el denominador permanece constante al terminar la vida útil del activo, el saldo debe ser igual al valor de desecho.

  • Doble cuota sobre valor en libros

  • Utiliza una tasa de depreciación que viene a ser el doble de la que se aplica en línea recta. A diferencia de lo que ocurre con otros métodos, el valor de desecho se pasa por alto al calcular la base de la depreciación. La tasa de doble cuota se multiplica por el valor en libros que tiene le activo al comenzar cada período. Además, el valor en libros se reduce cada período en cantidad igual al cargo por depreciación.

    OTRO METODO DE DEPRECIACION

    • Método basado en la actividad

    Presupone que la depreciación está en función al uso o la productividad y no del paso del tiempo. La vida del activo se considera en términos de su rendimiento (unidades que produce) o del número de horas que trabaja.

    (Costo menos valor de desecho) X horas de uso en el año = cargo por Total de horas estimadas depreciación

    CONCLUSIÓN

    La depreciación en si no constituye un desembolso de caja, lo único relevante es el efecto tributario de la depreciación de los activos.

    En nivel de factibilidad, lo correcto es aplicar el método más conveniente para los intereses de la empresa.

    El valor libro de los activos corresponde al costo contable de cada activo en el momento en que se vende. Siempre que se venda un activo se deberá colocar sólo su valor libro como gasto no desembolsable  y nunca incorporarlo cuando no se venda un activo.