Deportes

Deportes de equipo. Balón. Baloncesto. Balonmano. Voleybol. Fútbol sala

  • Enviado por: Silmasaba
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

Deporte practicado entre dos equipos de cinco jugadores cada uno, que intentan introducir la pelota dentro de la canasta defendida por el equipo contrario, con el objetivo de conseguir más puntos que el adversario.

CANCHA Y PELOTA

Los partidos de baloncesto se desarrollan en una pista, cuya superficie es normalmente de madera o parquet, de 26 m de largo por 14 m de ancho. En los extremos de ésta hay dos anillas o aros de 45 cm de diámetro colocados a 3,05 m de altura y soportados en un marco rectangular de 1,8 m de ancho por 1,2 m de alto fijado al suelo por unos soportes. De las anillas cuelgan unas redes de cuerda abiertas por su parte inferior y la pelota ha de ser introducida a través de ellas. La zona donde suelen caer las pelotas que han sido lanzadas pero no introducidas en el aro se llama zona de rebotes y está situada en las inmediaciones de éste. La línea de tiros libres se halla a 5,80 m de la línea de fondo que delimita el campo.

REGLAMENTO

Los equipos se componen de cinco jugadores en el campo (dos pívots, dos aleros y un base) y cinco suplentes en el banquillo, que permanecen fuera del terreno de juego y pueden ser intercambiados en todo momento. En las competiciones internacionales pueden inscribirse hasta doce jugadores por equipo. El jugador base es el director del juego, los aleros son fundamentalmente tiradores y los pívots (los más altos) son los encargados de controlar los rebotes. Hay dos árbitros por partido (principal y auxiliar), que comunican sus decisiones a una mesa de jueces mediante una serie de gestos establecidos que incluyen hasta 31 signos diferentes. La pelota tiene entre 75 y 78 cm de circunferencia y pesa entre 600 y 650 gramos. El partido se juega a dos partes de 20 minutos cada una con un descanso de 10 minutos entre ellas. Este tiempo es de juego real o efectivo, es decir, si el juego se para por algún motivo, el cronómetro también se detiene para ponerse en marcha tras la interrupción. Los entrenadores de los equipos pueden solicitar dos tiempos muertos cada uno para exponer nuevas tácticas a sus jugadores.

Cada vez que un jugador logra introducir la pelota en la canasta defendida por el equipo contrario, consigue puntos para el suyo. Si lo consigue tras un lanzamiento libre, como consecuencia de una falta grave, la canasta vale un punto. Las faltas personales cometidas sobre un jugador cuando este se encuentra en disposición de tirar a canasta son castigadas con dos tiros libres. Si la falta se comete sobre un jugador que tiene la pelota pero no está en disposición de tirarla, este pondrá el balón en juego desde una de las bandas laterales, excepto en el caso de que el equipo infractor haya acumulado 7 faltas personales, momento a partir del cual las faltas se penalizan con tiros libres. Si el jugador encesta durante el desarrollo normal del juego, la canasta vale dos puntos y si ha lanzado desde una distancia superior a 6,25 m, obtiene tres puntos. Las tácticas defensivas básicas, de las que se desprenden diversas variantes, son la individual (cada jugador sigue a un determinado contrario en todo el campo) y la de zona (el jugador controla a cualquier contrario en una porción de terreno determinada).

Durante el juego la pelota ha de cogerse obligatoriamente con las manos, no se puede avanzar tres pasos con ella sin haberla botado y no puede tocar el pie del jugador que la lleva. Éste será también penalizado si gira sobre sí mismo sin botar el balón. Este tipo de faltas las saca el equipo contrario desde la línea de banda. El tiempo máximo permitido para llevar el balón al campo ofensivo es de 10 segundos y el de posesión de pelota es de 30 segundos. Estas violaciones de las reglas suponen la pérdida del balón para el equipo infractor. Cada jugador puede cometer un máximo de cuatro faltas personales (tocar intencionadamente a un jugador del equipo contrario) y al cometer la quinta es excluido del partido.

HISTORIA

El origen del baloncesto se remonta al año 1891, en que fue inventado por el profesor de educación física James A. Naismith, de la Universidad de Springfield (Massachusetts, Estados Unidos). Tras su extensión a Puerto Rico, Cuba y el resto de América, los soldados estadounidenses que participaron en la Guerra Mundial lo introducirían en Europa. A España llegó en 1921 de la mano del padre escolapio Eusebio Milán, quien aprendió su práctica en Cuba y lo divulgó a través de los alumnos del colegio barcelonés de San Antón. Un año después creó el primer club específico de este deporte, el Laietà Basket-Ball Club.

En 1930 se celebraron los primeros Campeonatos Suramericanos, que ganó Uruguay. La Federación Internacional de Baloncesto Amateur (FIBA) se fundó en Ginebra en 1932 y tres años más tarde se disputó el primer Campeonato de Europa, en el que España resultó segunda tras Lituania. En 1936 se creó la Federación Española de Baloncesto y desde ese año este deporte es olímpico en categoría masculina, disciplina en la que Estados Unidos permaneció imbatido hasta 1972. El baloncesto femenino se añadió al programa olímpico en 1976. En 1950 tuvo lugar el primer Campeonato del Mundo masculino y en 1953 el femenino.

Deporte practicado entre dos equipos de siete jugadores que intentan introducir con las manos la pelota en el interior de la portería defendida por el equipo contrario.

CAMPO Y PELOTA

Los partidos de balonmano se juegan sobre un campo de 30 a 50 m de largo por 15 a 25 m de ancho, normalmente sobre una superficie de cemento o parquet. En la parte central de sus extremos se sitúan las porterías, que tienen 3 m de ancho por 2 m de alto y están provistas de una red sin tensar que evita que la pelota salga rebotada al entrar. Los postes, cuadrados, han de tener 8 cm de espesor. Una línea divide en dos mitades el terreno de juego. El área de portería queda limitada por una línea paralela de 3m cuyos extremos van unidos a la línea de fondo por un cuarto de circulo cuyo centro es la misma portería. Esta zona de los 6 m no puede ser pisada o atravesada por ningún jugador, tanto de uno como de otro equipo, con excepción del portero. Éste puede emplear cualquier parte del cuerpo para parar el balón. A tres metros de la línea de área hay otra discontinua denominada <<línea de golpe franco>>, desde donde se ponen en juego las faltas cometidas en las inmediaciones del área de portería.

El peso de la pelota es de 325 a 400 gramos en los partidos de categoría femenina y de 425 a 475 en los de masculina. Su diámetro puede oscilar entre los 58 y los 60 cm. Los jugadores visten camiseta (con un número dorsal identificativo visible en su parte delantera y trasera), pantalones cortos y calzado deportivo. La indumentaria del portero ha de ser claramente diferenciada a la del resto. Dos árbitros son los encargados de dirigir el partido.

REGLAMENTO

Los encuentros de balonmano se dividen en dos periodos de 30 minutos con un descanso de 10 entre ellos. Cada equipo consta de 12 jugadores (7 titulares y 5 suplentes). Éstos se diferencian según la función que realizan y la situación que ocupan (portero, extremos, segundos líneas, pívot, central) y pueden ser suplidos cuantas veces considere el entrenador en cualquier momento del partido, previa autorización del árbitro. Éste puede expulsar a los jugadores de forma temporal (2, 3 o 5 minutos) o definitiva, según la gravedad y voluntariedad de las faltas cometidas.

La pelota puede ser tocada con las manos, los brazos, el tronco y la cabeza, pero nunca con los pies (exceptuando al portero); no puede ser retenida más de 3 segundos por un jugador que permanezca inmóvil ni este puede hacer más de tres pasos seguidos sin botarla. Si el equipo atacante trata de conservar la pelota sin ánimo de tirar a gol (para sostener un resultado favorable, por ejemplo), puede ser sancionado con la pérdida de la pelota, que pasará al equipo contrario. Una infracción reglamentaria suele ser castigada con un tiro libre, poniendo en juego la pelota un oponente del infractor en el punto donde se ha cometido la falta. Si ésta ha sido grave se produce un penalti, castigado con un lanzamiento que se efectúa a 7 metros de la portería. Toda falta cometida dentro de la zona de los 6 m es castigada con un golpe franco si el jugador que la sufre no está en posición de tiro o en posesión de la pelota. En el caso de que estuviera en disposición de tirar la falta se castigará con un penalti.

Los gestos técnicos básicos en el balonmano son el bote, el pase a otro jugador, la recepción o control de la pelota y el tiro o lanzamiento a portería (que puede ser en suspensión). El gol no es válido si, antes de soltar el balón, el jugador se apoya en el área de portería.

HISTORIA

Son varios los países europeos que se atribuyen la invención del balonmano. Uno de ellos es Dinamarca, donde el profesor de gimnasia H. Nielsen parece ser que introdujo un nuevo juego con balón pequeño en un instituto de enseñanza media en 1898. Se trataba de meter goles en una portería, de manera semejante al fútbol, pero manejando el balón con las manos. Era una practica eminentemente recreativa y su primera publicación técnica, obra del propio Nielsen, no apareció hasta 1907. Sin embargo, la concepción teórica del balonmano en la forma que conocemos actualmente data de 1914 y se atribuye a Karl Schelenz, profesor de la escuela de educación física y de deportes de Berlín. Desde ese año, este departe comenzó a practicarse en Alemania y los países colindantes. Las reglas eran casi las mismas del fútbol, con la excepción de que se jugaba con las manos y que los jugadores no podían penetrar en el área de los 6 m.

El balonmano fue evolucionando de forma paulatina hasta ser incluido en la Olimpiada de 1936 (Berlín), en su modalidad a once. Luego desapareció de los Juegos Olímpicos hasta reaparecer en Munich (1972), pero en la más extendida modalidad a siete. La categoría femenina fue incluida en la edición siguiente (Montreal, 1976).

El primer Campeonato del Mundo (en la modalidad a once) se celebró en Alemania en 1938, resultando vencedora la propia selección anfitriona y en 1946 se fundó la Federación Internacional de Balonmano (I.H.F., International Handball Federation), con sede en Estocolmo. La modalidad de siete jugadores se internacionalizó en 1954 (hombres) y 1971 (mujeres). Los campeonatos del mundo se organizan actualmente cada cuatro años.

La popularidad de que hoy goza el balonmano se debe a su modalidad de sala o pista, con siete jugadores por bando. La antigua especialidad del balonmano a once, o de campo, ha desaparecido en muchos países y solo sigue practicándose de forma intensiva en Alemania y Austria, donde coexiste con el juego en sala. En el resto del mundo se ha impuesto completamente esta última especialidad. Excepto en los años 50, cuando Suecia dominó el panorama mundial, tradicionalmente la practica del balonmano ha alcanzado sus mayores niveles de calidad en los países del Este europeo. Este dominio sólo fue contrarrestado en las competiciones continentales de clubes.

El balonmano llegó a España en la década de los años 30. El nivel técnico fue modesto hasta los años 60. La revelación internacional se produjo con el triunfo de la selección nacional española en la Copa Latina de 1963 celebrada en Madrid.

Este deporte vio la luz en 1885, en la ciudad norteamericana de Holyoke, estado de Massachusetts. Su creador fue el profesor de educación física William G. Morgan, que ideó este juego para que lo practicasen aquellos muchachos para quienes el baloncesto resultaba excesivamente duro.

El voleibol se introdujo en el continente gracias a los soldados norteamericanos que tomaron parte en la Primera Guerra Mundial. El reglamento de este deporte fue evolucionando con el paso de los años. En 1896 aparecieron las primeras normas; en 1912 se introdujo la rotación; en 1922 se limitó el número de toques por equipo a tres, y en 1938 apareció el bloqueo, lo que dio paso al moderno voleibol.

En 1947 se creó en París la Federación Internacional de Voleibol y en 1949 se disputó el primer Campeonato del Mundo, celebrado en Praga. Este deporte alcanzó el rango olímpico en 1964, en Tokio, tanto en la categoría masculina como en la femenina.

Velocidad, agilidad y potencia son las bases principales, además de una preparación técnica y táctica imprescindibles en todo equipo. La capacidad de reacción y decisión son también cualidades muy importantes al tratarse de un juego que se desarrolla con mucha rapidez.

El voleibol se practica en un rectángulo de 18 x 9 m, con una red que divide el campo en dos cuadrados de 9 x 9 m. La red tiene unas dimensiones de un metro de ancho por 9,50 m de largo y debe estar suspendida a una altura de 2,43m para la categoría masculina y 2,24 m para la femenina.

El terreno de juego de cada equipo está dividido en una zona de ataque (3 x 9 m) y una zona de defensa (6 x 9 m), siendo seis los jugadores por equipo, colocándose tres en la zona de defensa y los tres restantes en la de ataque.

Tras la disputa de cada punto, se ejecuta la rotación de todo el equipo, corriendo cada jugador un puesto en el sentido de las agujas del reloj. El voleibol consiste en lanzar el balón al campo contrario por encima de la red, de manera que el rival no pueda devolverlo en tres golpes o menos y sin que toque al suelo.

El equipo vencedor es el que se adjudica tres sets. Cada uno está compuesto de quince tantos y debe ganarse con un mínimo de dos tantos de diferencia. Si se llega al 14-14 se sigue jugando hasta que uno de los dos conjuntos le saque dos puntos de ventaja al otro.

La técnica del juego se basa en los tres toques de balón que, como máximo, cada equipo tiene opción a realizar. El primer toque se denomina de recepción. Su objetivo es recibir el saque o el remate del equipo rival y pasarlo al compañero en buenas condiciones. El segundo pase, de colocación tiene como fin principal colocar el balón en el lugar idóneo para que otro jugador efectúe el tercer toque o remate. Este último golpe consiste en tirar el balón al campo contrario con el fin de que bote en el suelo o provoque una falta del equipo rival.

El voleibol es un deporte colectivo que puede jugarse tanto al aire libre como en recintos cerrados. El objetivo del juego es que cada equipo, compuesto por seis jugadores cada uno, envíe la pelota por encima de una red para que toque el suelo del campo contrario. El balón solo puede ser golpeado con las manos o con los brazos.

Los palos que sostienen la red deben estar fijados al suelo y tienen que ser lisos y redondos, con una altura de 2,55 metros.

Por su parte, las líneas de fondo y las laterales delimitan el terreno. Deben ser de 5 centímetros de ancho y de color claro para diferenciarlas del suelo de la pista. A tres metros de la línea central se encuentra la de ataque, la cual delimita la zona ofensiva, y al final del terreno de juego se halla la zona de servicio, desde donde se pone en movimiento la pelota. Ésta tiene que ser esférica y de piel, con una circunferencia de 65 centímetros a 67 centímetros y un peso oscilante entre los 260 gramos y 280 gramos. Además debe ser de color claro, generalmente blanco.

Cada equipo ha de contar con un máximo de 12 jugadores, cuyo vestuario es una camiseta, unos pantalones cortos y unas zapatillas de deporte. Los dos primeros tienen que ser uniformes y del mismo color, estando numeradas las camisetas. Además, todos los equipos nombraran un capitán, el cual estará autorizado a hablar con los árbitros para pedir cualquier explicación. Éste se distinguirá del resto de compañeros por una cinta situada horizontalmente bajo el número de la parte delantera.

EL PARTIDO

Siempre que un equipo falle en el servicio o no consiga devolver la pelota, el contrario gana la jugada, obteniendo un punto si este mismo conjunto estaba sirviendo, o ganando el derecho a servir, sin ganar ningún punto.

Antes de empezar cada set, los dos equipos deben dar el orden de rotación. Éste consiste en situar a los jugadores en una posición determinada en el campo. Los atacantes ocuparán, de derecha a izquierda, las posiciones 2, 3 y 4. Los defensores, las posiciones 1, 6 y5. El orden de rotación será siempre el mismo, siendo su incumplimiento motivo de falta.

Después de cada recuperación de servicio, el equipo tendrá que cambiar de posiciones siguiendo el sentido de las agujas del reloj. De este modo, todos tienen la oportunidad de servir. La rotación sólo debe mantenerse durante el servicio, ya que cuando el balón está en juego, pueden hacerse todos los cambios de posición que se quieran.

Una vez realizado el servicio, cada equipo puede realizar tres toques como máximo. El primero de ellos se llama recepción y suele realizarse con un pase de antebrazos hacia el colador; el segundo se efectúa normalmente con un pase de dedos, y el tercero es el remate.

Si se realizaran cuatro toques, se considera falta, excepto si el balón toca primero en el bloqueo. Este movimiento consiste en pegarse a la red con los brazos levantados y las manos abiertas para oponerse al remate del contrario. La clasificación del bloqueo está en función del número de jugadores que lo formen. De esta manera, puede ser individual, doble o triple.

EL FÚTBOL SALA EN ESPAÑA

La fecha concreta de su nacimiento es septiembre de 1953. Sería, sin embargo, temerario negar que con anterioridad en algún rincón no se hubiera unido ya un grupo de amigos y practicado ese <<mini-fútbol>>. Ajenos totalmente a la evolución que más tarde tendría este deporte. Pero si puede afirmarse, sin posibilidad de error, que en Sabadell (Barcelona) se organizó por primera vez en España un torneo de fulbito, como por aquel entonces se le denominaba.

El boom del fútbol sala no se detuvo. En 1992, en España pasó a ser el tercer deporte en número de licencias y con más de un millón de practicantes más o menos asiduos. El esfuerzo de los directivos para cubrir los presupuestos se vio compensado con las importantes sumas de dinero aportadas por los patrocinadores, que no dudaron en invertir en un deporte, que debido al gran número de practicantes y con el escaparate que suponía la televisión, tenía un gran impacto publicitario.

El fútbol sala es un deporte colectivo en el que se enfrentan dos equipos con el único objetivo de introducir el balón en la portería contraría.

TERRENO DE JUEGO

Este deporte se practica en un terreno de juego rectangular de 40 metros de longitud por 20 metros de anchura, marcándose con líneas visibles de 8 centímetros para delimitar sus dimensiones. A través de la anchura del terreno, se debe trazar en la mitad una línea de medio campo. La superficie tendrá que ser lisa y libre de asperezas, pudiendo ser de parquet, caucho, madera o linóleo.

A cada uno de los lados de la línea central encontramos las porterías, formadas por dos postes verticales, separados por 3 metros entre sí, y unidos en sus extremos superiores por un travesaño horizontal situado a 2 metros del suelo.

Tanto los postes como el larguero deberán tener una anchura de 8 centímetros, estando pintados en dos colores alternativos que generalmente, son el blanco y el rojo, de modo que puedan distinguirse claramente del suelo. Además, se tendrán que enganchar redes en los postes por detrás de la portería.

A una distancia de 6 metros del centro de cada meta se marcarán dos círculos de 10 centímetros de radio llamados puntos de penalti, desde donde se lanzan los mencionados castigos. También existe la denominada área de penalti, que está delimitada por 3 líneas. Una de ellas es paralela a la línea de portería, y está trazada a unos 6 metros de ésta, con una longitud de 3 metros. Las otras dos tiene el centro en la base de cada uno de los postes de la portería y unen los dos extremos de la línea anterior.

Dentro del terreno de juego deberá marcarse una zona de sustituciones, por donde los jugadores tendrán que entrar y salir cuando se produzca dicha sustitución.

BALÓN

Los balones que se utilicen en los partidos deberán ser de la marca y modelo que haya designado la Liga Nacional de Fútbol Sala. Su peso oscilará entre 410 gramos y 430 gramos, y tendrá una circunferencia comprendida entre 59 centímetros y 61 centímetros.

El balón está en juego excepto cuando haya traspasado completamente la línea de banda o de meta, cuando haya tocado el techo después de alguna acción o cuando haya sido detenido por el árbitro.

JUGADORES

Cada equipo consta de un máximo de 5 jugadores de los cuales uno debe jugar como portero. Para poder comenzar el partido se exige un mínimo de 4 jugadores. En el caso de que alguno de los dos equipos tuviera que jugar con solo tres, habría que suspender el encuentro.

Respecto a las sustituciones, se pueden realizar tantas como se deseen, siempre y cuando al efectuarlas se avise al juez de mesa. El guardameta podrá cambiar su puesto con cualquier otro jugador, siempre que se detenga el juego para realizar dicho cambio.

DURACIÓN

La duración de los partidos es de 40 minutos, divididos en dos periodos de 20 minutos cada uno, con un descanso entre ambos de 10 minutos.

Durante el partido se permite la solicitud de dos tiempos muertos de 1 minuto de duración cada uno, siempre que estos se soliciten uno en cada periodo de juego.

La duración de un encuentro puede prorrogarse para ejecutar una pena máxima o un tiro libre sin barrera, una vez agotado el tiempo reglamentario.

  • A.A.V.V. Gran Diccionario Enciclopédico Visual, Océano, 1996

  • A.A.V.V. Enciclopedia de los Conocimientos Océano, Océano, 1996

  • A.A.V.V. Enciclopedia Multimedia, Planeta de Agostini, 1997

CONTENIDO PÁGINA

BALONCESTO....................................................................................................1

BALONMANO.....................................................................................................4

VOLEIBOL...........................................................................................................7

FÚTBOL SALA...................................................................................................10

BIBLIOGRAFÍA.................................................................................................13

HA REALIZADO ESTE TRABAJO:

13

Deportes

Deportes