Democracia

Política democrática. Formas democráticas. Parlamentarismo. Presidencialismo

  • Enviado por: Ulises
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

LA DEMOCRACIA Y SUS FORMAS: PARLAMENTARISMO, PRESIDENCIALISMO:

  • LA DEMOCRACIA: ¿QUÉ ES?

  • La democracia es definida por muchos pensadores, intelectuales e incluso por “gente de la calle” de muy diversas formas. Aquí vamos a tratar de exponer aquellos que mejor puedan servir para definir esta palabra:

    • Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

    • Tendencia a mejorar la condición del pueblo.

    • Conjunto de los demócratas de un país.

    Pero no podríamos pasar sin exponer la interpretación de un filósofo español muy destacado: ORTEGA Y GASSET. Él empezaba por hacer la siguiente pregunta: <<¿quién debe ejercer el poder público?>>. Y terminaba con la siguiente respuesta: <<el ejercicio del poder público corresponde a la colectividad de los ciudadanos>>.

    Pero en realidad, ¿cuál es la cuna de la democracia? Bueno digamos, que la palabra apareció concretamente en Grecia, aunque en realidad, entonces, la palabra designaba más una concepción política defendida por un partido que un determinado tipo de organización del estado; esto sucedió cuando el partido <<democrático>> se opuso al partido <<aristocrático>> en el poder, es decir, a la concentración del poder en manos de las grandes familias.

    Debido a las pequeñas dimensiones y la débil población de las ciudades griegas, y la escasa proporción de los habitantes que formaban el <<pueblo>>, explicaban la posibilidad de una <<democracia directa>>, es decir, la existencia de una asamblea del pueblo de la que formaban parte todos los ciudadanos. Se podría decir, que esta asamblea era el símbolo del gobierno popular, y estaban asistidas por otras instituciones representativas (como por ejemplo magistrados elegidos por el pueblo, o escogidos al azar por sus miembros).

    Como es de suponer, este régimen político también tenía defectos, ya que por así decirlo era <<pronto>>. Pero como vemos al hablar de democracia, nos hablan de algo nuevo, pero tal como lo entendemos hoy la mayoría de las personas, es una forma de vivir mejor y estar más integrado en la sociedad, siendo de la clase que ocupes.

    Hablábamos de la <<cuna de la democracia>> que como hemos visto fue en Grecia, donde se veía a Atenas como una ciudad abiertamente democrática. Habría que decir que la democracia se ha dado en muchos lugares y en muy diversas etapas, como por ejemplo: la Edad Media. Hoy en nuestro caso, podemos definir a nuestro país como un estado laico-democrático.

    Democrático, porque evidentemente vive en una democracia, y laico porque es no confesional, es decir, no es definido religiosamente, al contrario que en la “época franquista”, donde España estaba declarada como católica.

    Sin embargo, la democracia, está considerada por muchas personas, como un régimen dotado de muchas ventajas, las cuáles ayudan, entre otras cosas, a que haya una libertad de expresión y una tranquilidad para muchas personas. Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, el peligro de la democracia es que pueda ser rota por un dictador. Y en este país tenemos el gran problema terrorista donde unas personas que tienen otra manera de pensar, construyen lo que para ellos es la libertad matando a multitud de personas que no piensan como ellos. Este punto canallesco, sin darse cuenta casi, hace que la democracia se sienta un poco frustrada, y que montones de personas se sientan como en una dictadura, y muy perseguidas. Pero como ya digo muchas personas creen en este régimen del cuál hablamos y lo defienden hablando de una democracia limpia y tranquila, como es el caso del filósofo Fernando Sabater, el cuál defiende la democracia de la mejor manera que se puede defender, hablando, y no manchándose las manos con sangre.

    Bueno, dando finalidad al problema español, sigo hablando de la democracia. Como vengo diciendo, y sin ánimo de hacer un informe muy pesado, hay distintos tipos de democracias como por ejemplo las llamadas “modernas”, que para los filósofos del siglo XVIII, el buen funcionamiento de una democracia va cogida de la mano con el respeto de un cierto número de libertades fundamentales: libertad de pensamiento, expresión(prensa, reunión), y lo que pienso que es una de las cosas mas importantes, una buena organización de la información de los ciudadanos. Y sí no existen estas condiciones, como es de suponer, no hay lugar para la opinión pública, ni partidos, ni verdadera y libre elección.

    Hay otras clases de democracias, de las cuáles pienso que merecería la pena citar algunas y volcarse en ellas de manera no muy extensa, pero para dar una aproximación creíble, y apta para un pequeño conocimiento, y con pequeño queremos decir no demasiado extenso, sino breve, claro y no precario.

    Citando una de ellas nos referiremos a las << democracias populares>> o <<repúblicas democráticas>>. Para estas democracias, el <<<pueblo>>, está constituido por los trabajadores, quienes han realizado la revolución social y política de la que ha surgido la nueva estructura del estado.

    Otra democracia a la cuál haré alusión es la <<democracia cristiana>>: sin demasiado desarrollo, hay que decir que al pie de la letra significa un régimen político en el que el poder pertenece al pueblo y está dirigido según los principios de la Doctrina de Cristo expresados en el evangelio.

    Y como conclusión, diré, que después de hablar sobre diferentes clases de democracias desde la antigüedad hasta nuestros días, es difícil encontrar una definición común a todas ellas. Lo que si hay que decir que las democracias, son las más grandes defensores de las libertades fundamentales, por las cuáles ha luchado el ser humano en tantas ocasiones.

    LAS FORMAS DE LA DEMOCRACIA:

    EL PARLAMENTARISMO:

    La mejor manera de definir el parlamentarismo es diciendo que el parlamentarismo se basa en la distinción, aunque no en la separación absoluta, de poderes, en especial, ejecutivo y legislativo.

    El gobierno participa en la tarea legislativa, aunque solo tenga la iniciativa de las leyes. El poder ejecutivo se presenta dividido, entre un presidente o monarca, responsables políticamente en menor medida, y un primer ministro que es nombrado por el jefe del estado.

    Es muy necesario e indispensable decir, que el parlamento es el centro fiscalizador del poder. El parlamentarismo se presenta como el sistema clásico del equilibrio y colaboración de poderes.

    Dentro del sistema parlamentario podemos hacer algunas distinciones:

  • El parlamentarismo dualista: se caracteriza por la nota del equilibrio de poderes; el jefe del estado tiene encomendados funciones políticas importantes; el gobierno es responsable ante el jefe del estado y ante el parlamento.

  • El parlamentarismo monista: en el diálogo político fundamental se mantiene entre parlamento y gobierno; en resumen, el jefe de estado queda como simple magistratura moral;

  • El régimen de gabinete: sus características son igual al sistema monista, pero con la nota de que el gobierno o gabinete es una representación del partido que posee la mayoría en la cámara.

  • Tras documentarme sobre el parlamentarismo, no es posible hablar de él con rigor antes del siglo XVI. Y también no podría omitir que es un fenómeno exclusivamente europeo en sus orígenes y restringido en su ámbito de desarrollo.

    Montesquieu, intelectual que entre otras muchas cosas se conoce por su gran aportación a la enciclopedia, hizo célebre la forma de gobierno de la división de poderes.

    EL PARLAMENTO EN ESPAÑA:

    Se creó por Napoleón en la Asamblea de Bayona. Esta estableció un senado y unas cortes. El presidente del senado sería nombrado por el rey y elegido por los senadores, y el presidente ejercía sus funciones durante un año. Existieron en el senado dos juntas, la <<senatoria de libertad individual>> y << la senatoria de la libertad de imprenta>>, compuesta ambas por cinco senadores, elegidos por el senado, y en las que se renovaba uno cada seis meses.

    Pero todo hay que decirlo, la experiencia parlamentaria que intentó introducir la construcción de Bayona no pudo llevarse a efecto, se vería truncada por el levantamiento nacional contra el imperio napoleónico.

    Además de esto hubo mucho más, como por ejemplo las famosas Cortes de Cádiz...

    LA DEMOCRACIA Y SUS FORMAS:

    EL PRESIDENCIALISMO:

    Régimen político en el cuál el poder ejecutivo pertenece al presidente de la República, que detenta simultáneamente las funciones de jefe de estado y jefe del gobierno.

    Debemos señalar algo muy importante en el presidencialismo, el jefe de estado no es designado por el parlamento sino que es elegido directamente por la nación mediante sufragio universal.

    En teoría hay que decir, que existe una completa separación entre los tres poderes. En un régimen presidencialista multipartidista, suele acontecer en muchas ocasiones, si ningún partido ha obtenido mayoría absoluta en parlamento, sólo el presidente puede hablar en nombre de la nación, ya que el está ahí por haber obtenido la mayoría absoluta.

    Muchas veces, siempre hay que decirlo, sale el problema, en este tema hay que apuntar y recabar que en muchas ocasiones los regímenes presidencialistas han sufrido muy a menudo deformaciones que en muchas ocasiones han desembocado en situaciones semidictatoriales.

    De todas maneras, digo a modo de dato curioso, una gran mayoría de los estados árabes y africanos, recientemente independizados, han adoptado regímenes presidencialistas.