Demian; Herman Hesse

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa irracionalista alemana. Amistad y amor. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Alexis Samohod Saldaña
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

“ DEMIAN ”

(1919)

(historia de la juventud de Emil Sinclair)

(¿porqué es tan difícil intentar vivir lo que brota de mí?)

Hermann Hesse (1877-1962 = 85 años)

Autodidacta, maestro de la Prosa contemporánea

Novelista, ensayista, narrador y poeta Alemán, nacionalizado Suizo (a los 45 años)

trató el Misticismo Oriental y la búsqueda del “Yó”

Premio Nóbel de Literatura en 1946

Premio Goethe en 1946

Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán en 1955

“Bajo las ruedas”, “Consuelo de la noche”, “Cuentos”, “El juego de los abalarios”, “El lobo estepario”, “Obstinación”, “Pequeñas alegrías”,

“Peter Camenzind”, “Sidartha”

“Ilumina” la zona oscura de la condición humana, descubriendo su carga trágica y su destino incierto; su popularidad se debió a su capacidad para “sintonizar” con la ética, la estética y la visión del mundo de las nuevas generaciones.

La I Guerra Mundial -y tragedias familiares-, le produjeron desesperanza y desilusión.

Su obra busca nuevos objetivos y valores que sustituyan a los “obsoletos” tradicionales.

Fue el primer libro de Hesse traducido al español en 1930

El texto está influido por la obra del siquiatra Suizo Carl Jung:

el tratamiento que da a la dualidad simbólica entre Demian (el personaje de sueño) y su homólogo Sinclair (real), interesó a los intelectuales europeos.

Sus novelas se fueron haciendo cada vez más simbólicas y acercándose al psicoanálisis.


" Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella.

Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si al momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado a reunirse con su estrella”.
”Las cosas que vemos son las mismas que llevamos. No hay más realidad que la interior. Por eso la mayoría de los humanos vive tan irrealmente, porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría”.

Novela psicoanalítica orientada a buscar nuestro destino; interesante historia  que encanta y emociona; linda vivencia que hará reflexionar en temas como: trayectoria de vida, religión, amor, felicidad, amistad.

El pájaro rompe el cascarón. El huevo es el mundo. Quien quiere nacer tiene que romper un mundo.

El pájaro vuela hacia Dios, que es Abraxas (piedra grabada usada en Oriente como talismán)

Crítica Literaria

Emil Sinclair es un caminante que discurre por un laberinto social y religioso, con dos caras: claridad y oscuridad (que aporta las dudas necesarias de una vida plena: primero debemos conocer lo que nos rodea para luego conocernos y lograr así la vida plena).

Quienes le otorgan las dudas a Sinclair, son sus guías (Demian y Pistorius):

  • Demian toma las creencias familiares y religiosas de Sinclair y sin ponerlas en duda, le da otra forma de interpretación (es decir, abre su mente):

Adán y Eva son una metáfora -no existieron-, como lo dice la Iglesia Católica.

Así, Demian logra que Sinclair tome otra concepción de Dios = Abraxas,

Ya que la Religión Católica le creó restricciones e impedimentos éticos y morales, disminuyendo su “yo” interior.

  • Pistorius introduce a Sinclair a la nueva religión (Abraxas):

cubre el mundo y los sub mundos, sin restricción moral alguna; da todas las respuestas y muchas libertades (nada es bueno ni malo):

- al ser humano no se le puede obligar a ir contra su naturaleza

- deberíamos santificar y venerar al mundo y crear un Dios que integrara al

diablo y ante quien no tuviéramos que cerrar los ojos cuando sucedan las

cosas más naturales de la vida

- Sinclair se siente feliz al descubrir este nuevo Dios: Abraxas, que integra

a Dios y al diablo, complementando los mundos de la luz y de la oscuridad

Introducción

Los poetas cuando escriben poemas, acostumbran actuar como si fueran Dios; el autor dice que él no es capaz de ello.

Esta obra es muy importante, pues cada ser vivo es único y especial; está basada en un hombre real (Emil Sinclair).

Capítulo I

Los Dos Mundos

La historia se remonta cuando el narrador tenía 10 años e iba a su escuela de letras.

Para él, existían 2 mundos: el del hogar (lo correcto) y el de fuera (lo prohibido).

Al acabar sus clases, Emil fue a pasear con dos amigos; en el camino, Franz Kromer, un bribón de 13 años, se les unió; Emil se sintió incómodo.

Los 4 se sentaron formando un círculo y empezaron a contar sus hazañas; como Emil no tenía alguna, inventó que robó unas manzanas de un huerto.

Franz le preguntó si eso era real y Emil dijo que sí; entonces, Franz dijo que el dueño de las manzanas daría 2 marcos de recompensa por encontrar al ladrón y que aprovecharía la oportunidad para entregarlo.

Emil suplicó que no lo haga; Kromer le dijo que tendría que pagarle los 2 marcos, sino lo denunciaría; Emil le dio el dinero según lo obtenía (durante semanas).

Capítulo II

Caín

Al colegio llegó un chico llamado Max Demian; era huérfano de padre y rico; aunque era mayor que Emil, se hicieron amigos y discutían sobre las asignaturas.

Max empezó a hablarle sobre la historia de Caín; al finalizar, Emil llegó a la errónea conclusión de que Caín había sido un hombre noble, pero incomprendido y Abel un cobarde y que debido al estigma que Caín llevaba en la frente, habían inventado el resto de la historia; Emil dedujo que muchas de las cosas de la Biblia eran falsas; pero Max le dijo que eran verdad, pero mal explicadas.

Cuando Max se fue, Emil recapacitó de lo hablado y pensó que le habían tomado el pelo, pues cómo era posible que Dios no hubiera actuado; Max lo había engañado; pensó que Max era un Caín, al hablar con desprecio de los débiles y piadosos.

Max se enteró de cómo Kromer atormentaba a Emil; entonces le dijo que si no podía librarse de él, que lo mate.

Poco después, los llamados (silbidos) de Kromer a Emil, no se escucharon más; luego de muchos días, Emil se encontró con Kromer y éste trató de evitarlo.

Max había hablado con Kromer para que deje en paz a su amigo. Ahora que Emil era “libre”, sus padres se alegraron al verlo sin preocupaciones.

Capítulo III

El Mal Ladrón

Durante una clase de religión, donde el sacerdote narraba la pasión y muerte de Jesús, Max le dijo a Emil que el arrepentimiento del “buen ladrón”, era de personas sin carácter (pues tenía miedo de su trágico fin); mas el “mal ladrón” sí tenía carácter, pues nunca se arrepintió de lo hecho.

Luego dijo que la mitad del mundo era religiosa y la otra mitad pecadora; entonces ¿por qué rechazar a la segunda mitad?; mejor sería crear un nuevo dios que sea mezcla del bien y del mal y así, toda la humanidad estaría unida.

Este sería para Emil su último año en ese colegio; luego estudiaría lejos de casa.

Capítulo IV

Beatrice

Emil fue llevado a un internado (fuera de su ciudad); allí se convirtió en un pésimo alumno; junto con su amigo Alfons Beck, se emborrachaban en tabernas, recibiendo advertencias de expulsión; pero por las súplicas de su padre, no lo botaban.

Un día, paseando por el parque, vio a una chica muy hermosa de la que se enamoró; aunque no la conoció, dejó sus vicios y empezó una nueva vida; la llamó Beatrice.

Emil estaba tan obsesionado con “Beatrice”, que decidió hacer un retrato de ella; al terminarlo, lo contemplaba largas horas, hasta que descubrió que el rostro no era exacto al de ella, sino que se parecía al de Max y si lo observaba con más detalle, también se parecía a él mismo; entonces se dio cuenta que su dibujo representaba cómo sería su amigo, cómo sería su verdadera amada y cómo sería su vida futura.

Luego de muchos años, Emil se reencuentra con Max y se reúnen en una taberna; pero la conversación no le fue grata, pues Max trataba de desviarlo del buen camino. Esa noche, soñó con Max y con el escudo que tenía Emil en su casa; en la pesadilla, Max ordenaba que se coma el escudo y Emil lo hacía, pero temiendo que el ave dibujada cobrara vida y le comiera las entrañas.

Al despertarse, notó que la ventana de su cuarto estaba abierta y la lluvia entraba; la cerró y notó que algo blanco estaba en el suelo; al amanecer, vio que lo blanco era su dibujo, mojado y arrugado; lo puso a secar y cuando lo fue a ver, el rostro había cambiado: ahora era muy parecido al de Max.

Asombrado por el sueño y por la transformación de su dibujo, dibujó el ave del sueño y se la envió a su amigo.

Capítulo V

El Pájaro Rompe el Cascarón

Emil recibió respuesta de Max sobre el dibujo; en la carta decía que el dios se llamaba Abraxas y el pájaro del dibujo iba hacia ese dios.

Estuvo toda la clase de filosofía antigua pensando en tal respuesta, cuando el profesor pronunció la palabra “Abraxas”, diciendo que era un dios de una secta antigua, que encerraba el bien y el mal.

Caminando, Emil se detuvo en una Iglesia a escuchar la bella música del órgano.

Cuando el organista -Pistorius- salió, Emil lo siguió hasta un bar; hablaron sobre la música; cuando de pronto Emil le preguntó sobre Abraxas, el músico, alarmado, lo llevó a su casa y frente al fuego, empezaron a reflexionar; no quiso darle mucha explicación, pero al parecer, Abraxas era un dios relacionado al fuego.

Capítulo VI

La Lucha de Jacob

Un día, Knauer -un chico de la escuela-, empezó a seguir a Emil, para pedirle consejos, a fin de tener una espiritualidad pura, para dejar de pensar en sexo; Emil le dijo que no podía ayudarlo, pues él mismo tenía que aprender a controlarse; entonces Knauer se molestó y dijo que Emil era la misma basura que todos y que también tenía sus asquerosos secretos que algún día serían revelados.

Una noche, Emil no podía dormir; salió a pasear e ingresó a un edificio en construcción; escuchó que lo llamaban; era Knauer, quien le preguntó cómo lo había encontrado; Emil le dijo que algo lo guió hasta allí.

Capítulo VII

Frau Eva

Emil fue a buscar a Demian; encontró a una anciana que le dijo que la familia se había ido de viaje y le mostró una foto de ellos; en el retrato vio a la madre de Max … era la misma persona que había soñado y dibujado.

Emil se fue de viaje y encontró a Max, que alegre lo acogió y llevó a su casa, donde se enamoró de Frau Eva -madre de Max-; un día, su amigo le contó la historia de un chico enamorado de una estrella; tan desesperado por su imposible amor, se acercó a un acantilado y se arrojó pensando que la alcanzaría; pero dudó y cayó destrozado. Max dijo que la enseñanza era que todo lo que uno se propone hay que realizarlo; si el chico no hubiera dudado, hubiera llegado volando a su amada estrella.

Capítulo VIII

El Principio del Fin

La guerra en Rusia iba a empezar; Max era oficial y pronto estaría en el frente de batalla; luego de unos días, Emil también fue llamado.

En una granja que la tropa de Emil había tomado, éste se quedó dormido bajo un árbol; de pronto una explosión lo lanzó y quedó inconsciente; en el hospital, herido en una cama, encontró a Max, quien le dijo que pronto “se iría” y si algún día lo necesitaba para resolver sus problemas, que lo busque en su interior (en su alma).

A la mañana siguiente, cuando Emil despertó, volteó hacia la cama vecina para despertar a Max, pero sólo encontró a otro soldado herido.

Personajes:

  • Emil Sinclair : niño rico de 10 años

  • Lina : servidumbre de Emil

  • Franz Kromer: chico pleitista de 13 años, hijo de un sastre

  • Max Demian : hijo de una viuda rica

  • Alfons Beck : mayor del internado

  • Beatrice : nombre que le puso a una chica de la que se enamoró

  • Pistorius : organista loco, había estudiado teología

  • Abraxas : dios antiguo, de una secta, relacionado al fuego

  • Knauer : muchacho de la escuela, que pide consejos a Emil

  • Frau Eva : madre de Max Demian -de la que se enamora Emil