Demanda de dinero y equilibrio en el mercado monetario

Producción. Precios. Liquidez. Monetarismo. Inflación. Instrumentos monetarios

  • Enviado por: Susana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

TEMA 11

DEMANDA DE DINERO Y EQUILIBRIO EN EL MERCADO MONETARIO. SU INCIDENCIA EN LA PRODUCCION Y EN LOS PRECIOS.

Hay varios enfoques explicativos, de entre los que destacaremos 2:

  • El derivado de la teoría cuantitativa del dinero, en sus versiones antigua y moderna.

  • El correspondiente a la teoría de la preferencia por la liquidez.

  • LA DEMANDA DEL DINERO: DETERMINANTES.

  • La Demanda real de dinero (Md / P) es una variable que podría definirse como la capacidad de compra que los individuos y las empresas desean mantener en su poder, en función de los distintos niveles alcanzados por la actividad real (Y) o por otras variables relevantes.

    La Oferta de dinero, es una variable nominal, no ligada a la capacidad de compra de la gente.

    El BE en ningún caso podrá controlar la demanda real del dinero. Los economistas han venido sugiriendo 3 razones básicas por las que las familias o las empresas podrían desear mantener en su poder una cierta cantidad real de dinero:

  • Razones transaccionales.

  • Motivos precaucionales.

  • Argumentos especulativos.

  • La demanda transaccional del dinero.

  • El volumen global y deseado de tenencias dinerarias que las familias y las empresas necesitarán para hacer frente a los pagos normales de cada día, cada mes o de cada año, es lo que se conoce con el nombre de la “demanda transaccional de dinero”.

    Ese volumen real de dinero a mantener, necesario para las transacciones de cada periodo, dependerá positivamente de la renta o del ingreso real del periodo de los consumidores y de los empresarios.

    Cuando la Renta Nacional Real o el PIB real suban, la demanda real de dinero por motivo transaccional también se elevará y viceversa.

  • La demanda de dinero por motivo precaución.

  • La demanda real de dinero por motivo precaución es aquella cantidad real de dinero que las familias y las empresas desearán mantener en su poder para hacer frente a sucesos o eventos no previsibles. También dependerá positivamente de la renta o de la productividad real de las familias y de las empresas.

  • La demanda especulativa del dinero (o demanda de dinero como activo).

  • En la medida en que los particulares puedan elegir entre mantener su riqueza en dinero líquido o posicionarla alternativamente en bonos u otros activos rentables, se transformarán en especuladores, elección que llevarán a cabo teniendo en cuenta el tipo de interés actual de los bonos y el grado de incertidumbre con la evolución futura de ese tipo.

    Para los tenedores del dinero, el tipo de interés nominal será el coste de oportunidad de mantenerse en situación de liquidez.

    Cuando los tipos de interés sean altos, la gente deseará situar su riqueza nominal más bien en bonos que en dinero; y cuando aquellos sean bajos la gente deseará mantener su riqueza más bien en dinero que en bonos.

    A medida que baje i, cada vez habrá más personas que preferirán colocarse en situación de liquidez que mantener su anterior posición en bonos.

    La demanda especulativa del dinero en términos reales dependerá inversamente del tipo de interés nominal.

  • La demanda global del dinero.

  • La demanda global del dinero será la suma de las 3 demandas: transaccional, de precaución y especulativa.

    La curva se desplazará a la derecha cuando se produzcan elevaciones de la renta real o del tipo de interés esperado; desplazándose hacia la izquierda en los casos opuestos.

    La “Teoría Cuantitativa del Dinero” pone su énfasis básicamente sobre la demanda de dinero por motivos transaccionales.

    La “Teoría de la Preferencia por la liquidez” subraya la importancia de la demanda de dinero por razones especulativas y generará potencialmente unos resultados muy distintos a los originados por la Teoría Cuantitativa del Dinero.

  • LA TEORIA CUANTITATIVA DEL DINERO.

  • Esta teoría sostiene la existencia de una relación directa y predecible entre la cantidad de dinero en circulación y el nivel de precios, de resultas de la existencia de una demanda real de dinero de carácter transaccional.

    La Teoría Cuantitativa del dinero deriva de una identidad, la llamada Ecuación de Cambio

    M . V = P . PIBr

  • La Teoría Cuantitativa clásica.

  • Demasiado dinero circulante para comprar un volumen limitado y constante de bienes y servicios, generará forzosamente un proceso inflacionario o de elevación de precios. Esta proposición se asumió como correcta por los defensores de la Teoría Cuantitativa, a partir de los supuestos clásicos y neoclásicos de que tanto la velocidad de circulación V como el PIB real se mantendrían constantes y por tanto serían predecibles.

    Los clásicos pensaban que la velocidad de circulación del dinero se mantendría constante a corto plazo. También pensaban que el PIB real se mantendría constante.

    Si los valores de V y del PIB real fueran constantes o predecibles la Teoría Cuantitativa siempre sería capaz de generar una clara relación de causa a efecto entre la cantidad de dinero en circulación y el nivel de precios.

  • El dinero y los precios relativos: la neutralidad del dinero.

  • Los primeros economistas clásicos consideraron que el volumen de dinero en circulación y/o sus variaciones no afectarían en nada a la economía real, acuñándose así a partir de entonces el llamado principio de la neutralidad del dinero.

    Este principio sugiere que los precios relativos (p/P) de todos los bienes y servicios producidos serán independientes del nivel de precios absolutos P de la economía.

    Si la producción y los gustos de los consumidores se mantienen invariables, el nivel de precios P se duplicará cuando el volumen de dinero en circulación se duplique. A pesar de tal duplicación de los precios absolutos, los economistas clásicos pensaron que los precios relativos de las cosas se mantendrían invariables.

  • LA TEORIA DE LA PREFERENCIA POR LA LIQUIDEZ.

  • De la mano de Keynes surge el concepto de la demanda especulativa de dinero; demanda que añadida a las demandas transaccional y precaucional sentaría las bases de lo que a partir de entonces se conocería con el nombre de la Teoría de la Preferencia por la Liquidez. Esta teoría vino a afirmar que el tipo de interés nominal quedaría determinado por la acción conjunta de la oferta y la demanda de dinero.

  • Oferta de dinero, demanda de dinero y tipo de interés.

  • La Oferta Sobrante del dinero es la diferencia entre la Oferta real de dinero y la Demanda dinerario por motivos de transacción y precaución.

    El tipo de interés nominal de equilibrio será el punto donde se igualarán la cantidad real de dinero sobrante y la demanda real de dinero de carácter especulativo.

    Si el interés nominal es mayor que el de equilibrio, la demanda real dineraria de carácter especulativo sería inferior al dinero real sobrante, lo que generaría un exceso de oferta que originaría una caída del tipo de interés nominal.

    Inversamente, un tipo de interés nominal menor que el de equilibrio, generaría un exceso de demanda real de dinero de tipo especulativo sobre el dinero real sobrante que impulsaría al tipo de interés nominal al alza.

    Podríamos llegar a idénticos resultados en cuanto al tipo de interés de equilibrio alcanzado, si en lugar de jugar con la demanda especulativa real y con la Oferta Dineraria real sobrante, consideráramos la Oferta Monetaria total real y la igualáramos a la demanda monetaria total en términos reales.

  • La oferta de dinero, la trampa de la liquidez y la Inversión privada.

  • La clave para entender la importancia de la demanda especulativa y de la Teoría de la Preferencia por la Liquidez sobre la economía real, está en saber si un incremento de la oferta monetaria real disponible para especular podrá afectar o no a las demandas de inversión y de consumo, que dependerán de los tipos de interés reales como sugerían los economistas clásicos.

    Para Keynes el tipo de interés nominal sería el resultado de un conjunto de fuerzas actuantes que podrían hacer:

  • Que no se redujera en algunos casos ese tipo de interés por debajo de ciertos niveles, aun cuando se elevara la oferta monetaria real disponible para especular.

  • Que de reducirse ese tipo de interés nominal, tal reducción apenas afectará al consumo o a la inversión reales.

  • Si la demanda de dinero por razones especulativas tuviera un tramo horizontal, denominado trampa de la liquidez, entonces elevaciones en la liquidez suministrada por el BE no tendrían ningún efecto sobre el tipo de interés nominal (ni sobre el real).

    La trampa de liquidez podría producirse a partir de unos tipos de interés nominales ya muy bajos que indujeran a todos los agentes económicos a pensar que la inversión en bonos sería ya irrentable; razón por la que, ante esa situación, todos los agentes acumularán cualquier cantidad adicional de dinero recibida del BE, absteniéndose por tanto de comprar bonos, los que por consiguiente ni subirán de precios, ni impulsarán adicionalmente a la baja a los tipos nominales.

  • La oferta de dinero y el nivel de precios.

  • Como consecuencia de los argumentos Keynesianos la velocidad de circulación del dinero podría no ser constante sino variable, razón por la que la proporcionalidad entre M y P sugerida por los economistas clásicos y neoclásicos podría no cumplirse.

    Keynes añadió que la demanda de dinero de carácter especulativo sería muy inestable, desplazándose hacia la derecha o hacia la izquierda en función de las expectativas cambiantes de los agentes económicos, en relación con el tipo de interés nominal esperado que habría de prevalecer en el futuro.

    Según Keynes un incremento de la cantidad de dinero generará un exceso de oferta real del dinero que permitirá reducir el tipo de interés nominal (salvo en casos de trampa de liquidez). De producirse tal reducción, la Inversión privada se elevará (no mucho) afectando en pequeña medida al nivel de actividad (Y) y al empleo. Si la economía está deprimida, es posible que esa escasa elevación de Y, apenas induzca elevaciones de P.

    Esa posición pesimista de Keynes en relación con la escasa utilidad de la Política Monetaria no es compartida ya, al día de hoy, por los economistas keynesianos modernos, quienes han llegado a la conclusión de que la demanda especulativa keynesiana no será tan elástica al tipo de interés como lo sugerido por Keynes. Ellos sugieren que la demanda de Inversión privada podría no ser tan inelástica al tipo de interés real como lo sugerido por Keynes.

  • EL ENFOQUE MODERNO DE LA TEORIA CUANTITATIVA: EL MONETARISMO.

  • El monetarismo ha tratado de dar una explicación alternativa en torno a la relación existente entre el volumen del dinero en circulación y el nivel de precios.

    Los monetaristas han tratado de analizar los efectos a corto y largo plazo de los cambios habidos en la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero en circulación sobre el nivel de precios P y sobre el nivel de actividad Y, y lo han hecho a partir de la introducción del concepto de “incertidumbre en torno a la evolución futura de los precios esperados P”.

    La explicación aportada por el monetarismo en relación con el fenómeno inflacionario requiere 3 elementos fundamentales:

  • Un planteamiento alternativo sobre los fundamentos de la demanda de dinero.

  • Una explicación sobre la divergencia existente entre los tipos de interés de mercado o nominales (i) y los ya conocidos tipos de interés reales ( r ).

  • Un análisis del impacto de las expectativas de los particulares, en relación con los precios y con la tasa de inflación que prevalecerá en el futuro.

  • La demanda de dinero de los monetaristas.

  • Clásicos y neoclásicos: Demanda de dinero por causas transaccionales y precaucionales.

    Keynes: Demanda de dinero por causas transaccionales, precaucionales y especulativas.

    Friedman (monetarista): No hace separaciones. La demanda global de dinero en términos reales dependerá de modo conjunto de la suma de una serie de variables de las que las principales serían el PIB real y el tipo de interés nominal.

    Keynes y Friedman introdujeron al tipo de interés nominal como variable causa de la demanda real de dinero.

  • El tipo de interés nominal y los precios esperados.

  • El tipo de interés real se define como la diferencia existente entre el tipo de interés nominal y la tasa esperada de inflación r = i - π, y viene determinado por la oferta y la demanda de ahorro.

    El tipo de interés nominal o de mercado tiene 2 componentes:

  • Un componente básico llamado tipo de interés real.

  • Un componente adicional, dinámico, basado en la existencia de una determinada tasa de inflación esperada. I = r + π

  • El equilibrio en el mercado monetario: reenfoque cuantitativo.

  • El equilibrio se dará a igualar la demanda real de dinero a la oferta real del dinero.

    La ecuación de equilibrio monetario de los monetaristas equivaldrá a M . V(i) = P . Y, expresión que coincide con la representación matemática de la Teoría Cuantitativa tradicional, aún con la diferencia de que ahora la velocidad V(i) es variable, incluso a corto plazo.

  • TEORIA CUANTITATIVA MODERNA E INFLACION.

  • Para comprender el problema inflacionario desde la perspectiva monetarista, deberemos adaptar la Teoría Cuantitativa contemplada hasta ahora a una versión dinámica de la misma.

  • El proceso inflacionario monetarista.

  • La posición de equilibrio dinámico de la economía, se caracteriza por los siguientes extremos:

  • Tasa constante de expansión de la cantidad de dinero en circulación.

  • Tasa esperada de inflación igual a la tasa de inflación actual e igual a la pasada.

  • Tipos de interés nominales equivalentes a la suma del tipo de interés real más la tasa de inflación esperada.

  • Existencia de un equilibrio en el mercado monetario de modo que los salarios reales existentes se igualen a la demanda real de dinero.

  • Crecimiento del PIB real (Y) a una tasa también constante.

  • Al dinamizar M .V = P .PIB obtendríamos M + V = P +PIB

    Para acelerar la inflación se requerirá tan solo que el BE, eleve el ritmo de crecimiento monetario desde su posición de equilibrio inicial hasta otra tasa superior y que después la mantenga a ese nivel.

    El proceso se detendrá cuando el BE detenga el ritmo creciente de la cantidad de dinero en circulación.

  • Algunas conclusiones provisionales sobre la inflación.

  • Para los monetaristas la inflación será en todo caso y en todo lugar un fenómeno monetario.

    La razón última de las aceleraciones de la inflación en algunos piases no fue otra que el comportamiento monetario excesivamente expansivo de sus BE.

    Los altos tipos de interés nominales a veces observados, no serán una de las causas de la inflación sino más bien la consecuencia de ésta. Los tipos de interés nominales subirán cuando suba la tasa de inflación y ambas tasas lo harán cuando se acelere el ritmo de crecimiento de M.

    Los monetaristas no creen que la inflación es un fenómeno que se autoacelere por sí mismo.

  • Las limitaciones del monetarismo.

  • Los monetaristas creen que una aceleración de la tasa de crecimiento de M no afectará de modo duradero a las tasas evolutivas de la Inversión Privada, de la DA, o del PIB real y del empleo, al no poder afectar aquél crecimiento de M al tipo de interés real a largo plazo.

    Para que la economía vuelva por sí sola al pleno empleo, los precios, los salarios y los tipos de interés reales deben ser flexibles. Si existiera alguna limitación a esas flexibilidades, la economía podría alejarse durante largo tiempo del pleno empleo. En ese caso incrementos o aceleraciones de la tasa de crecimiento de M podrían no afectar a P, por lo que a corto plazo M podría afectar al PIB real, no siendo por tanto el dinero neutral a ese plazo.

  • LOS INSTRUMENTOS MONETARIOS DE CONTROL DE M.

  • Los instrumentos para conducir la evolución de la Oferta Monetaria nominal son varios. Los 3 más manejados son:

  • Operaciones de mercado abierto.

  • Alteración del tipo de redescuento.

  • Modificación del coeficiente legal de caja.

  • 6.1. Las operaciones realizadas a mercado abierto (open market).

    El instrumento más importante y flexible de entre los manejados por los BE occidentales, es el que se refiere al control de la Base Monetaria a través de las operaciones de compra o venta de títulos públicos.

    Este instrumento permite al BE afectar directamente a las Reservas de los bancos y por tanto al volumen de depósitos creados por éstos y por consiguiente a la Oferta nominal de dinero puesta a disposición de los particulares.

  • Las variaciones del tipo de redescuento.

  • El proceso en virtud del cual los Be facilitan liquidez a las entidades bancarias mediante la concesión de préstamos a un determinado tipo de interés (llamado tipo de redescuento o simplemente descuento) es una de las operaciones más antiguas practicadas por el BE.

    Tipo de redescuento definible como el tipo de interés que el BE cargará a los bancos comerciales cuando les preste fondos adicionales.

    Este instrumento afectará a la Oferta Monetaria nominal por 2 vías:

    • Modificando el valor de la Base Monetaria.

    • Alterando el valor de e = XR / D que será función directa del tipo de redescuento.

  • Alteraciones en el coeficiente legal de caja.

  • El coeficiente legal de caja es el instrumento más potente a disposición de los BE, aunque no suele ser usado con demasiada frecuencia.

    Una elevación del coeficiente legal de caja ( r ) reducirá el valor del multiplicador de la Base Monetaria lo que hará que “ceteris paribus” se reduzca el valor de la Oferta Monetaria; ocurriendo lo inverso cuando se reduzca el coeficiente legal de caja.

    El uso de este instrumento resultará no neutral con respecto a los bancos. En la medida en que el nivel del coeficiente legal de caja exigido sea mucho más alto que el técnico, el mantenimiento de aquél representará una suerte de impuesto implícito sobre los accionistas de los bancos absolutamente innecesario.

  • Uso de los instrumentos y nuevos equilibrios.

  • El uso combinado de esos 3 instrumentos básicos de política monetaria permitirá al BE modificar, a voluntad, la cantidad disponible de saldos líquidos de los agentes u Oferta Monetaria Nominal; cambios que combinados con los correspondientes niveles de precios y superpuestos a la demanda real de dinero generarán nuevas situaciones de equilibrio a corto plazo en el mercado monetario.