Demanda de amparo directo e indirecto

Derecho Constitucional mexicano. Protección garantía derechos individuales. Autoridades responsables. Requisitos procesales

  • Enviado por: Jingo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

REQUISITOS LEGALES PARA UNA DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO.

En términos sencillos, por demanda en general debe entenderse aquel acto procesal del demandante en virtud del cual ejercita el derecho de acción. A efectos del juicio de garantías, la demanda viene a ser el acto procesal del quejoso en virtud del cual ejercita la acción de amparo para solicitar la protección de la Justicia Federal, al estimar que uno o varios actos reclamados, de una o varias autoridades responsables, violan sus garantías individuales o sus derechos derivados de la distribución de competencias entre la Federación y las entidades federativas.

Por tanto, como toda demanda, la de amparo indirecto debe reunir satisfactoriamente ciertos requisitos, que conforme al artículo 116 de la Ley de la materia, son los siguientes:

I.- En primer lugar, debe observarse la forma escrita, para la formulación de la demanda, por regla general, ya que la misma Ley de Amparo establece excepciones a esta formalidad, en los siguientes casos:

a) Cuando se pretenda ejercitar la acción constitucional en contra de actos que representen un peligro grave para el quejoso, la demanda puede formularse por comparecencia, es decir, verbalmente, ante el Juez de Distrito, levantándose acta tanto de la comparecencia como de lo manifestado por el quejoso o por quien promueva en su nombre, según lo prevén los artículos 17 y 117 de la ley en comento.

b) Cuando se trate de casos que por su naturaleza no admitan demora, es posible presentar la petición del amparo y de la suspensión del acto utilizando la vía telegráfica, siempre que se encontrare algún inconveniente en promover la demanda ante la justicia local, en uso de la competencia auxiliar que para efectos del amparo tienen estos órganos. Cuando se presente la demanda por esta vía, la Ley de Amparo establece que deben cumplirse dos condiciones:

- Que la demanda contenga todos los requisitos que deban cubrirse, como si se entablara por escrito;

- Que el promovente ratifique por escrito la promoción, dentro de los tres días siguientes a aquél en que se hizo.

Esto se encuentra previsto por el artículo 118 de la misma ley.

II.- En segundo lugar, en cuanto al contenido de la demanda éste debe apegarse a lo previsto por cada una de las fracciones del artículo 116, para efectos de la "completa y efectiva formación de la relación jurídica procesal, así como para fundar la acción especial deducida". De esta manera, la demanda debe contener:

1.- Nombre y domicilio del quejoso y de quien promueve en su nombre.

Debe expresarse si se promueve por propio derecho o si se hace en representación del quejoso. "El señalamiento de persona que promueve en nombre del quejoso sólo debe cumplirse en tres casos: cuando se trate de una persona moral, la cual siempre requerirá de alguien que la represente; cuando se trate de un incapacitado que promueva como quejoso, o cuando el amparo lo promueva un apoderado o defensor del quejoso". Entonces, si el que promueve es un representante del quejoso, deberá indicar su nombre, su domicilio y los de la persona a quien representante, y anexar las constancias que acrediten tal representación, salvo que se trate de las materias penal y agraria, o que el acto reclamado consista en el desconocimiento de la personalidad en el juicio del que emane.

En cuanto al domicilio, basta con señalar uno para efectos de recibir notificaciones dentro del juicio, ya que en la mayoría de las ocasiones se trata del domicilio del representante legal del agraviado, el cual debe encontrarse en el lugar en que tenga su residencia el Juzgado de Distrito que conozca del juicio.

2.- Nombre y domicilio del tercero perjudicado, si es que lo hay.

El señalamiento de este sujeto procesal es indispensable, pues la falta de emplazamiento al mismo dará lugar a la nulidad de lo actuado y a la reposición del procedimiento. Por lo tanto, deben proporcionarse datos fidedignos para efectos de que pueda ser emplazado en forma debida. Si son varios los terceros perjudicados, entonces el quejoso debe proporcionar los datos de todos y cada uno de ellos. En el caso de que no exista tercero perjudicado, el quejoso necesariamente deberá hacer la declaración correspondiente en la demanda, ya que en caso contrario, el Juez de Distrito dictará auto de prevención a efectos de que sea aclarado este punto.

En cuanto al domicilio del tercero perjudicado deberá tratarse de aquel que haya sido designado para oír notificaciones ante la autoridad responsable.

3.- La autoridad o autoridades responsables; el quejoso deberá señalar a los titulares de los órganos del Estado a los que la Ley encomiende su promulgación, cuando se trate de amparos contra leyes.

Debe señalarse tanto a las autoridades que pretendan ejecutar el acto reclamado, como a aquellas que lo hayan dictado u ordenado; si son varias, debe señalarse a todas y cada una, teniendo cuidado de no omitir a ninguna que tenga el carácter de responsable, ya que, la constitucionalidad del acto reclamado solamente se estudiará con respecto a las autoridades que se hayan señalado; si de la lectura de la demanda se desprende que existen otras además de las señaladas, el Juez de Distrito prevendrá al quejoso a efectos de que exprese si desea ejercitar acción en contra de tales autoridades. Además, no debe señalarse genéricamente de la unidad burocrática a la que se atribuyan los actos que se reclamen, sino que deben indicarse los órganos especiales que la integren y de los que provengan los referidos actos, realizando la designación correcta de la denominación oficial que les corresponda. No es necesario expresar domicilio de las autoridades responsables, ya que la localización de éstas compete al juzgador de amparo.

Si el amparo se pide contra una ley y contra el acto de aplicación de la misma, debe señalarse como autoridades responsables tanto a aquella que pretende ejecutarla, como a aquella que la promulgó.

4.- La Ley o acto que de cada autoridad se reclame; el quejoso manifestará, bajo protesta de decir verdad, cuáles son los hechos o abstenciones que le constan y que constituyen antecedentes del acto reclamado o fundamentos de los conceptos de violación.

De esta fracción se desprenden los siguientes requisitos:

a) Señalar claramente la ley o el acto que de cada autoridad se reclamen; debe existir exactitud en la fijación de cada acto reclamado respecto de cada autoridad señalada como responsable. Es decir, "el agraviado debe atribuir a cada una de las autoridades que señale como responsables, los diversos actos que impugne en su demanda, estableciendo entre aquéllas y éstos una relación o nexo causal de imputación".

b) Manifestar bajo protesta de decir verdad los hechos o abstenciones que le constan, expresándolos como antecedentes del acto reclamado y como fundamentos de los conceptos de violación. De esto se deriva lo siguiente:

- Capítulo de antecedentes.- Los antecedentes vienen a ser la relación de los hechos o abstenciones que le constan al quejoso acerca de la emisión del acto reclamado, y con base en los cuales sostiene que el acto reclamado es violatorio de garantías. Al respecto, debe el quejoso sujetarse a los siguientes lineamientos:

- Narrar solamente aquellos hechos que le constan al quejoso.

- Expresar solamente aquellos que constituyan antecedentes del acto reclamado, ya que resulta irrelevante hacer referencia a aquellos respecto de los cuales no exista esta relación.

- Que los hechos que se narren sirvan para fundamentar los conceptos de violación, que sirvan de base a la reclamación hecha por el agraviado.

Es conveniente realizar esta narración siguiendo un orden cronológico y haciendo alusión a los elementos que respalden las afirmaciones que se expresen.

- Protesta de decir verdad, que debe preceder a la manifestación de los hechos, ya que su fin es, por una parte, hacer que el quejoso se conduzca con verdad en la narración que ha de hacer, y por la otra, el de sujetarlo a la responsabilidad penal prevista en el artículo 211 de la Ley de Amparo, para el caso de que afirme hechos falsos, omita expresar los que le consten, o bien, que para dar competencia a un Juez de Distrito señale como autoridad ejecutora del acto a una que no lo sea, siempre que no se trate de actos previstos en el artículo 17 de la misma ley. Por lo tanto, esta frase viene a ser un recordatorio del deber de veracidad de aquel que formula una demanda de amparo, y debe incluirse visiblemente en el texto de la misma, ya que de lo contrario sería irregular, lo cual traería consigo que el Juez de Distrito dictara auto a efectos de que se aclara o subsane tal omisión.

5.- Los preceptos constitucionales que contengan las garantías individuales que el quejoso estime violadas, así como el concepto o conceptos de las violaciones, si el amparo se pide con fundamento en la fracción I del artículo 1o. de esta Ley.

Según esta fracción, debe expresarse lo siguiente:

a) En primer lugar, los "números de los artículos constitucionales que contengan las garantías individuales que el quejosos estime violadas". A este respecto, la Ley de Amparo establece en su artículo 79 la obligación por parte de la autoridad que conozca del amparo, de corregir aquellos errores que se adviertan en la cita de los preceptos constitucionales y legales que se estimen violados, hecha por el quejoso en la demanda.

b) En segundo lugar, los conceptos de violación, los cuales vienen a ser los "argumentos basados en la lógica y en el derecho formulados por el quejoso, en los que apoya su criterio en el sentido de que el o los actos reclamados, de la autoridad o autoridades responsables, son violatorios de las garantías individuales indicadas o de los derechos derivados de la distribución de facultades entre la Federación y los Estados". Consisten en "la relación que el agraviado debe establecer entre los actos realizados por las autoridades responsables y las garantías que se consideran violadas, demostrando jurídicamente la contravención de éstas por dichos actos". En otras palabras, son aquellos motivos de inconformidad que el quejoso vierte en la demanda, explicando por qué considera que el acto que se reclama es violatorio de garantías.

En la práctica es recomendable que se expresen los conceptos de violación a manera de un silogismo jurídico, en el que la premisa mayor esté constituida por el o los preceptos constitucionales que se estiman violados, la premisa menor consista en el o los actos reclamados, y la conclusión venga a ser la contradicción entre ambas premisas, acerca de la ilegalidad o inconstitucionalidad del acto o los actos que se reclaman. Si son varios los conceptos de violación, es aconsejable que aparezcan expresados en párrafos debidamente separados y numerados.

Cuando los conceptos de violación sean deficientes o no combatan con argumentos lógico-jurídicos los fundamentos del acto reclamado, el amparo promovido debe sobreseerse, con base en la causal de improcedencia prevista en la fracción XVIII del artículo 73 de la Ley de Amparo. Sin embargo, cabe mencionar que la misma ley prevé la posibilidad de que el juzgador de amparo subsane las deficiencias que existan en los conceptos de violación, o incluso la ausencia total de los mismos, en aquellos casos señalados por el artículo 76bis, que junto con el artículo 79, viene a constituir el principio de suplencia de la queja en el juicio de amparo.

6.- La facultad reservada a los Estados que haya sido invadida por la autoridad federal o el precepto de la Constitución General de la República que contenga la facultad de la autoridad federal que haya sido vulnerada o restringida, cuando el amparo se promueva con fundamento en las fracciones II o III, respectivamente, de la Ley de Amparo.

7.- Por último, deben anexarse a la demanda las constancias necesarias para acreditar la representación, en el caso de que el amparo sea promovido por apoderado, representante legal o defensor del quejoso, así como las respectivas copias de estos documentos y de la demanda misma, para efectos de correr traslado a las demás partes, según lo dispone el artículo 120 de la Ley de Amparo, salvo que se promueva la demanda por comparecencia, su puesto en el cual, la autoridad que conozca del amparo, de oficio mandará expedirlas.

De esta manera, atendiendo a los requisitos establecidos en la ley respectiva, así como a otros que son comunes a toda demanda, puede establecerse la siguiente estructura para llevar a cabo una demanda de amparo indirecto:

1.- Indicar al comienzo del escrito el juzgador de amparo al cual se dirige.

2.- Encabezado, en el cual se manifieste:

a) Nombre del promovente;

b) Carácter con el que se promueve la demanda, ya sea por propio derecho, si es el mismo agraviado quien lo hace, o "en representación de", si otra persona lo hace en nombre del quejoso;

c) Domicilio del promovente para recibir notificaciones, y expresión de las personas autorizadas para ello;

d) Comparecencia del promovente ante el órgano de control constitucional;

e) Objeto principal de la demanda y de la mencionada comparecencia, que es la petición de obtener la protección de la Justicia Federal.

3.- Nombre y domicilio del quejoso.

4.- Nombre y domicilio del tercero perjudicado.

5.- Autoridad o autoridades responsables.

6.- El acto o los actos reclamados, los cuales deben expresarse con nitidez y en incisos separados.

7.- Capítulo de antecedentes, que debe contener la manifestación bajo protesta de decir verdad que de los hechos o abstenciones que le constan al quejoso.

8.- Preceptos constitucionales que contienen las garantías individuales que se estiman violadas.

9.- Conceptos de violación, si el amparo se pide con fundamento en la fracción I del artículo 1o. de la Ley de Amparo; o la facultad reservada a los Estados que haya sido invadida por la autoridad federal o el precepto de la Constitución General de la República que contenga la facultad de la autoridad federal que haya sido vulnerada o restringida, cuando el amparo se promueva con fundamento en las fracciones II o III del mismo artículo, respectivamente.

10.- Capítulo relativo a la suspensión del acto reclamado.

11.- Capítulo de Derecho.

12.- Capítulo relativo a los puntos petitorios, que son las solicitudes específicas que dirige el agraviado al órgano de conocimiento del amparo.

13.- Lugar y fecha en que se suscribe la demanda, y el nombre y la firma de quien lo hace.

* * * * *

DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO.

C. JUEZ DE DISTRITO DE GUANAJUATO

EN MATERIA PENAL.

PRESENTE.

SILVIA VENEZUELA, en representación de mi cónyuge, el señor ÁNGEL COLOMBIA, y señalando como domicilio para oír y recibir toda clase de notificaciones y documentos el despacho ubicado en el edificio número 30 de la Avenida Juárez, Zona Centro, de esta Ciudad; autorizando en los términos del artículo 27 de la Ley de Amparo en vigor, al C. Lic. AARON HERNÁNDEZ LÓPEZ, comparezco para exponer:

Que vengo en este acto a solicitar a este H. Juzgado el AMPARO Y PROTECCIÓN DE LA JUSTICIA FEDERAL, en la vía indirecta, en contra de los actos de las autoridades que señalaré a continuación, y en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 116 de la citada ley BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD, manifiesto los siguientes:

I.- QUEJOSO: ÁNGEL COLOMBIA, con domicilio en la calle Mellado número 3, en la Colonia Mineral de Mellado, de esta Ciudad.

II.- TERCERO PERJUDICADO: No existe.

III.- AUTORIDADES RESPONSABLES:

1.- C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO ADSCRITO A LA TERCERA AGENCIA INVESTIGADORA, DEPENDIENTE DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE GUANAJUATO.

IV.- ACTO RECLAMADO: Del C. Agente del Ministerio Público adscrito a la tercera agencia investigadora, la incomunicación en que se mantiene a mi esposo el señor ÁNGEL COLOMBIA como consecuencia de la detención a que se vio sujeto por elementos de seguridad pública, por lo que solicito que cese tal incomunicación por se este acto violatorio de la garantía consagrada en el artículo 20 fracción II de la Constitución General de la República.

BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD, manifiesto que los hechos y abstenciones que me constan y que constituyen antecedentes del acto reclamado y fundamentos de los conceptos de violación, son los siguientes:

ANTECEDENTES.

1.- Con fecha 6 de octubre del año en curso, al salir del templo ubicado en la colonia Mineral de Mellado de esta ciudad, acompañada de mi esposo y otros familiares, al agraviado en cuestión fue detenido por elementos de Seguridad Pública con motivo de haber sido señalado por otra persona como partícipe en la riña que se suscitó cerca de las canchas de usos múltiples que se encuentran en el lugar. Una vez detenido, fue trasladado a los separos de la Agencia del Ministerio Público, donde se le mantiene en calidad de detenido y sin derecho a recibir atención médica de las lesiones que le fueron infligidas por los elementos de Seguridad Pública al llevar a cabo la detención.

2.- Debo hacer notar a este Juzgado que mi esposo se encuentra incomunicado desde el día 6 de octubre, aproximadamente desde las 17:00 horas, sin que la que suscribe pueda entrevistarse con él y sin que haya sido proporcionado por la Representación Social dato alguno relativo a la acusación que contra el agraviado en cuestión se formuló, motivo por el cual se solicita el presente amparo.

V.- GARANTÍAS VIOLADAS: La consagrada en el artículo 20 Constitucional, fracción II.

VI.- CONCEPTOS DE VIOLACIÓN: Se violan en perjuicio de mi esposo, el señor ÁNGEL COLOMBIA, la Garantía Individual contenida en el artículo 20 de la Constitución Federal, en su fracción II, que a la letra establece:

"ARTÍCULO 20.- En todo proceso de orden penal, tendrá el inculpado las siguientes garantías:

Fracción II.- No podrá ser obligado a declarar. Queda prohibida y será sancionada por la ley penal, toda incomunicación, intimidación o tortura. La confesión rendida ante autoridad distinta del Ministerio Público o del Juez, o ante éstos sin la asistencia de su defensor, carecerá de todo valor probatorio".

En el presente asunto, el acto que se reclama al C. Agente del Ministerio Público consiste en que se mantiene a mi esposo privado de su libertad sin permitirle entrevistarse con la que suscribe y sin poder enviar ni recibir comunicación alguna del exterior.

Por lo tanto, la que suscribe considera que este acto es violatorio de garantía, porque implica una actuación en contra de la letra expresa de nuestra Carta Magna.

VII.- SUSPENSIÓN DEL ACTO RECLAMADO: Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 122 y 124 de la Ley de Amparo, solicito la SUSPENSIÓN PROVISIONAL DEL ACTO RECLAMADO, y en su oportunidad la definitiva, ordenando a la autoridad responsable que cese la incomunicación que afecta al agraviado y que se abstenga de incurrir nuevamente en la misma conducta.

DERECHO

Se funda la presente demanda de garantías en los artículos 1, 4, 22, 27, 114, 116, 120, 122 y 124 de la Ley de Amparo, así como 51 fracción I de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Por lo expuesto y fundado, A USTED C. JUEZ DE DISTRITO atentamente solicito:

PRIMERO.- Se tenga esta demanda de amparo por presentada en tiempo y forma, y en su oportunidad sea admitida.

SEGUNDO.- Se remitan copias de la presente demanda a las autoridades señaladas como responsables, solicitando sus informes previos y justificados en los términos de ley.

TERCERO.- Se tengan por autorizadas para recibir notificaciones en los términos del artículo 27 de la Ley de Amparo a la persona mencionada y en el domicilio señalado al efecto.

CUARTO.- Se conceda en favor de mi esposo el AMPARO Y PROTECCIÓN DE LA JUSTICIA FEDERAL.

PROTESTO CONFORME A DERECHO.

SILVIA VENEZUELA

Guanajuato, Gto. a 8 de octubre de 2002.

ARELLANO, Carlos. El Juicio de Amparo, pp.704.

BURGOA, Ignacio. El Juicio de Amparo, pp.647.

ARELLANO, Carlos, ob. cit.

BURGOA, Ignacio, ob. cit.

ARELLANO, Carlos, ob. cit.

Ídem.

BURGOA, ob. cit.