Delitos sexuales

Abusos contra niños y mujeres. Violación. Víctima de agresión sexual. Tipos. Indicadores del abuso

  • Enviado por: Yolanda Rodríguez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 28 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

INDICE

1.- Delitos sexuales - perversión.

2.- Abusos sexuales en niños/as.

3.- ¿Qué se entiende exactamente por abuso sexual?

4.- Diversos tipos de abuso sexual.

5.- El abuso y su comportamiento.

6.- Abusos en otros ambientes.

7.- La violación de la mujer.

----- VICTIMOLOGIA -----

8.- La víctima y su comportamiento.

9.- Intervención comunitaria con víctimas de delitos.

10.-Asistencia de víctimas de agresiones sexuales.

11.- Información de Internet sobre la declaración de las Naciones Unidas de 1985 sobre los principios básicos de justicia para las Víctimas del crimen y de abuso de poder...

Convención Europea sobre la compensación de las víctimas de delitos violentos.

DELITOS SEXUALES - PERVERSIONES.

Perversiones sexuales:

Tenemos que partir de la idea de que perversiones sexuales y delitos no son sinónimos.

Muchas perversiones no son castigadas por la ley, un claro ejemplo de esto es la homosexualidad femenina o el fetichismo, la cosa cambiara si van acompañados por algún tipo de violencia.

Así mismo los delitos sexuales no implican necesariamente un instinto pervertido, como es la verbigracia (relaciones sexuales entre un jovencito y una jovencita menores de 16 años)

Freud clasificó las perversiones sexuales de la siguiente manera:

1.-Aberraciones en relación con el objeto sexual;

  • Inversión

  • Coito con niños y animales

  • Fetichismo

  • 2.-Aberraciones en relación con el fin sexual;

    a)Mirar y ser mirado (voyeurismo, exhibicionismo)

    b) Sadismo y masoquismo

    Clínicamente no hay una línea divisoria entre las actividades sexuales normales y perversas.

    Perversión :

    El origen de la perversión puede ser debido a muchas causa; un desarrollo inadecuado en la infancia del individuo, influencia de factores internos o externos, ambiente familiar, falta de uno de los padres ... .

    El problema fundamental es el desarrollo sexual del individuo.

    Definiendo pues que las perversiones son trastornos del desarrollo del instinto sexual.

    Es difícil administrar un tratamiento para este tipo de personas pero lo que esta claro es que el tratamiento no se suele administrar a los delincuentes sexuales, no sirve para ellos.

    Delitos sexuales:

    Los jóvenes raras veces incurren en delitos sexuales. Con mayor frecuencia son ellos los objetos o víctimas Los delitos sexuales que se presentan en los delincuentes juveniles, son cometidos del mismo modo y por la misma motivación psicológica que en el adulto.

    Hemos de orientarnos en un tratamiento hacia la causa de la perturbación, y no hacia el comportamiento actual; esto ha sido en cierta medida aceptado.

    Existen ciertos tipos de delitos sexuales que a la luz de una investigación superficial no cabe incluir lícitamente entre las perversiones. Sólo una investigación que atendiese a los motivos inconscientes podría decir si el comportamiento responde a meras circunstancias externas o a una exigencia perversa.

    Delitos sexuales:

    Agresión sexual, agresión a niños, incesto, luego veremos alguno de estos delitos más detenidamente.

    ABUSOS SEXUALES EN LOS NIÑOS:

    Introducción:

    El recurso de la violencia siempre ha existido, y es posible que siga existiendo en gran medida, pero ahora trataré el abuso sexual en menores.

    Los estudiosos del tema que intentan hablar con las víctimas suelen enfrentarse con numerosos obstáculos.

    El primero es el silencio, ya que muchas personas, tal vez demasiadas, callan al respecto, o le restan importancia argumentando que ”no es ni mucho menos como dicen”. Y en segundo, los virulentos sentimientos que estallan de forma invencible al tratar este asunto.

    En casos muy concretos el asco, el rechazo, el horror y el afán de venganza son emociones tan intensas como la compasión que inspira el niño.

    Hasta el momento, varios estudios nos han demostrado que los autores de abusos sexuales, por lo general, son los hombres “completamente normales”

    De todas las edades y todos los estratos sociales. También se sabe que sólo un 6% de los abusos sexuales son cometidos por alguien desconocido por la víctima.

    Por la sociedad en la que vivimos se ven reflejados los diferentes comportamientos hombre - mujer, y se transmite en los niños haciendo más débil en cierta parte al sexo femenino. Por esta razón muchas niñas se víctimas silenciosas de los abusos sexuales sin necesidad de forzarlas con violencia, y permanecen en silencio largo años, culpándose a si mismas de su estado, pues no entra dentro de sus esquemas que un adulto su padre incluso sea capaz de hacer algo “malo”. La vergüenza, los remordimientos y la convicción de que sólo a ellas les ocurren esas cosas las atemoriza y no se atreven a contar a nadie los abusos sexuales que sufren por miedo a ser castigadas. Esto traumatiza a la niña durante toda su vida.

    Abusar sexualmente de un niño-a se considera un “DELITO CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL”

    Al parecer los niños se muestran incluso más reticentes que las niñas al hablar sobre sus experiencias, puesto que piensan que si salieran a la luz destruirían su imagen de hombres, dado que su papel de víctima no es en absoluto un atributo varonil.

    También las mujeres son culpables, cometen abusos sexuales pero es menos frecuente y su comportamiento es menos violento, de modo que es más difícil de descubrir.

    Los niños no tienen ninguna posibilidad de defenderse, y en otros casos su resistencia es aniquilada.

    ¿QUÉ SE ENTIENDE EXACTAMENTE POR ABUSO SEXUAL?

    En general, los padres, educadores, y los especialistas tienen muchas dudas acerca de que es realmente abuso sexual.

    Todos estos factores aquí mencionados son importantes para definir exactamente en que consiste el abuso sexual de menores.

    Pondré a continuación algunos casos específicos de abusos sexuales; desconozco de quienes son los testimonios pero los he obtenido en el libro:

    “Abusos sexuales en los niños”. De Beate Bestes.

    -El señor P. hace años que viola a sus tres hijas por vía anal y oral, y desde que, según se opinión, están “suficientemente” preparadas, también por la vagina. Las amenaza con matarlas si se lo cuentan a alguien. Además, dice, cualquier padre tiene ese derecho ya que al fin y al cabo, él las ha hecho.

    -El pediatra A. Introduce su dedo en el ano a casi todos los niños que explora, según dice, es imprescindible para cualquier revisión en profundidad.

    Como estos dos ejemplos podría obtener miles, la lastima es que no se denuncian tantos delitos como los que se cometen.

    DIVERSOS TIPOS DE ABUSO SEXUAL.

    Partiré de que no se pueden considerar abusos sexuales lo que se puede dar en una familia, eso es cariño o afecto no es un abuso.

    En una familia en la que los miembros que la integran se besan o se ven desnudos, se duchan juntos etc. Dependiendo claro está del tipo de familia que sea si no es muy liberal y es una familia en la que rigen reglas y prohibiciones muy estrictas en lo referente a la desnudez y sexualidad hay ya podemos sospechar.

    Saller distingue tres categorías principales:

    Veremos la primera que son las manifestaciones claras e inequívocas:

    • Relaciones sexuales genitales-orales.

    • Penetración en el ano del niño con dedos, pene, u objetos extraños.

    • Penetración en el ano de la niña con dedos, pene, u objetos extraños.

    En mí opinión un niño debe disfrutar del derecho a defenderse y negarse a aquellos tocamientos y comportamientos de los adultos que le sean desagradables.

    El gran problema que tenemos a la hora de saber cuando abusan de un niño es que no hable. Es un tema tabú y el niño tiene más miedo de las consecuencias que pueda traer que a los propios abusos, algunos factores que fomentan el silencio en el niño son:

    -Amenazar con recurso de violencia (física), (si dices algo te mato)

    -Amenazar con ingresar al menor en una institución.

    -Sobornar al menor mediante regalos y una permisividad condescendiente.

    -Aprovecharse de las necesidades que tiene el niño(tú eres mi princesita, la única que me entiende y me quiere)

    -Falsear las normas morales y sexuales (todos los padres les enseñan esto a sus hijas).

    -Provocar que el niño sienta miedo;

    -A ser castigado.

    -A no ser creído.

    -A no poder expresar con palabras lo que ha vivido.

    -A ser abandonado.

    -A ser responsabilizado de lo ocurrido.

    -A perder el apoyo de la familia.

    -A que la madre se desespere al saberlo.

    -A que la familia se hunda por las consecuencias.

    -A no “estar bien” él mismo.

    -A ser acusado de haberlo soñado y acusar indebidamente a alguien.

    Michael Baurman; Ha demostrado en su estudio lo siguiente:

    - En un 25 `45% de los casos, el autor ha sido el padre, el padrastro o uno de los hombres que viven en la casa.

    - Un 11'4% eran amigos íntimos de la familia o parientes.

    - Un 34'1% tenía contacto regular con la víctima.

    - Un 29'3% eran personas que habían visto hablado frecuentemente con la víctima.

    - Sólo en un 6'2% de los casos los autores eran desconocidos para la víctima.

    EL ABUSO Y SU COMPORTAMIENTO

    La idea de que sólo seres violentos, degenerados, antisociales y trastornados pueden abusar sexualmente de un menor es un prejuicio muy extendido entre la gente.

    En realidad, los autores de esos actos no son de ninguna clase social determinada, ni tampoco son “monstruos sexuales”

    Según el psicoterapeuta Rich Snowdon en sus informes sobre las experiencias médicas con hombres que han abusado sexualmente de menores dice que personas completamente normales.

    Como detectar un abuso sexual:

    Los niños sometidos ha abusos sexuales no suelen atreverse a mostrar abiertamente lo que les está sucediendo, ya que el autor de los abusos les obliga aguardar silencio. Por esa razón emite mensajes en clave, muchas veces sin ser plenamente consciente de ello.

    INDICADORES CLAVES DE ABUSOS:

    • Agresiones; agresiones del niño contra sí mismo. Ej: Arrancarse el pelo, morderse las uñas, o hacerse cortes. “El ataque es la mejor defensa”

    • Trastornos del sueño; dificultades para conciliar el sueño, y también pesadillas, el miedo a ser sorprendido por la noche.

    • Trastornos en la alimentación; detrás de la bulimia o de la anorexia puede esconderse el deseo de la víctima de hacer que su cuerpo le resulte poco atractivo al agresor.

    • Regresión del comportamiento; cuando los niños vuelven a orinarse, o se aferran de repente a una madre y no quieren quedarse nunca solos.

    • Comportamiento sexualizado; los conocimientos sobre sexualidad que no se corresponden con la edad del niño.

    • Comportamientos obsesivos; la obsesión por lavarse constantemente, la obsesión por el orden debido al desorden interno del niño.

    • Aislamiento; aislamiento de amigos, familiares puede obedecer al miedo de que los demás se den cuenta de lo sucedido.

    • Docilidad externa; el aparente desinterés por dar su opinión puede reflejar el deseo de no llamar (todavía mas) la atención. También puede indicar la perdida de autoestima.

    • Alteraciones en el rendimiento escolar; el niño está mas ocupado consigo mismo y sus experiencias desagradables, también puede suceder lo contrario.

    • Perdida de la ilusión, a causa de un abuso sexual el niño no tiene ganas de nada.

    • Instinto de suicidio.

    • Accidentes continuos.

    • Comportamientos extraños.

    • Trastornos en el habla.

    • Miedo, puede hacer alusiones claras mediante distintas vías de comunicación. Ejemplo : -la frase “El señor M lleva una ropa interior muy rara” o “No quiero ir más a clase del profesor de repaso” pueden ser peticiones de auxilio.

    • Por medio de los juegos.

    Cambiaremos ahora de tema, ya no será el objetivo los niños, sino que generalizaremos un poco sobre el abuso en otros ambientes.

    ABUSOS EN OTROS AMBIENTES.

    Para comenzar una nota de Judith Lewis Herman, 1992.

    La reacción normal entre las atrocidades es exiliar de nuestra conciencia que hay violaciones de contrato social que son demasiado horripilantes como para mencionarlas en alto. Esto es precisamente el significado de la palabra inconfesable.....Las atrocidades sin embargo no se dejan enterrar.

    Dejando aparte la nota de Judith Lewia hablaré de las escenas brutales que desafían la imaginación de las peores pesadillas se evidencia todo un abanico de torturas, desde daños sutilmente disimulados hasta la crueldad más flagrante y grotesca. En estas orgías de odio desenfrenadas en la intimidad, adultos enloquecidos impulsados por una fuerza maligna: golpeen, muerden, azotan, atan, estrellan contra la pared, pisotean, ahogan, patean, asfixian, hierven, desmembran salvajemente o simplemente matan de hambre a las criaturas para lograr su objetivo feroz, estos verdugos usos sus puños, hebilla de cinturones, correa, cepillos de pelo, cordones eléctricos, reglas, palos, zapatos, tuberías de metal, botellas, ladrillos, cadenas de bicicleta, cuchillos, tijeras, líquidos abrasivos y muchos mas objetos que tengan a mano.

    Según estudios recientes, estos comportamientos crueles están estrictamente relacionados con conocidos factores sociales y economicos que tienden a aumentar el nivel de estrés y de tensión en el hogar. La pobreza, el desempleo, los conflictos en la pareja, el abuso de drogas o de alcohol.

    Desde mi punto de vista es evidente que se den estos factores para llevar a cabo los malos tratos, simplemente el estrés o que el agresor lo haya vivido anteriormente es el caso de que la víctima se vuelvan agresor.

    Según los datos presentados en el libro “EL drama del menor en España” da un total de casi diez millones de niños de 16 años, se calcula en cerca de medio millón de criaturas que pueden estar sufriendo abusos físicos y esta cifra se duplica cuando hablamos de malos tratos psicológicos.

    LA VIOLACIÓN DE LA MUJER

    Violar es invadir sexualmente el cuerpo de otra persona a la fuerza.

    Casi siempre cometida por hambres en las que la víctima no puede escapar, a traves de la historia la mujer ha sido tipicamente la víctima de crimen sexual y el hombre su verdugo. El orden social basado en el principio justiciero del talión “vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano...” la mujer se ha encontrado en una situación, de desventaja de desigualdad ante la ley.

    La violación de la mujer de forma institucionalizada se ha practicado durante épocas de esclavitud y en situaciones de servidumbre socialmente aceptadas. En el ámbito del matrimonio, el sometimiento sexual por la fuerza no ha sido considerado un delito de violación hasta hace pocos años y solo en contados países.

    La violación sexual ha constituido un arma regular de agresión, de terror y de venganza.

    Históricamente la violación ha sido una acción emblemática del vencedor, supone la máxima humillación del conquistado, el golpe de gracia psicológico.

    La agresión sexual es uno de los crímenes menos denunciados. Se calcula que, como mucho, solo se denuncia una agresión de cada seis. Entre las razones que suelen dar las víctimas para no revelar el delito destacan el miedo a las represalias por parte del criminal, la reconocida insensibilidad que suelen mostrar policías, fiscales o jueces, la vergüenza a exponerse al escrutinio público y el temor al estigma social que desde siempre ha marcado a las víctimas de asaltos sexuales. Las mujeres violadas por un familiar o conocido suelen sentirse especialmente confundidas y culpables.

    La mujer violada se siente totalmente abandonada, solo y desconectada del sistema protector humano que mantiene la vida. El ataque daña gravemente la creencia de que puede ser ella misma en relación con los demás. Estos efectos no nos deben extrañar por que la violación, por su naturaleza, está diseñada para traumatizar física y psicológica y moralmente a la víctima. Después de todo, el objetivo principal del violador es aterrorizar, dominar, humillar y torturar.

    Después de ser violada, la mujer experimenta profundos sentimientos de vergüenza, degradación, miedo, rabia y desconcierto. Muchas víctimas padecen el síndrome de estrés post-traumático y sufren los efectos de pesadillas constantes o de imágenes muy vividas y obsesivas de los detalles de la agresión. El trauma de la violación llega a impregnar tanto los planes futuros como el día a día de la víctima.

    VICTIMOLOGÍA

    LA VÍCTIMA Y SU COMPORTAMIENTO

    Estás pequeñas lolitas tan precoces y seductoras tienen la culpa”

    Las personas que ven el problema desde fuera muchas veces tienen la impresión de que los afectados no se defienden en absoluto. Sin embargo, todos los niños se defienden en ocasiones, a los demás les resulta difícil detectar esta resistencia, de ahí que muchas veces se den por vencidos al poco tiempo, dado el esfuerzo que supone para ello.

    Es posible que el menor acceda al contacto sexual por que se siente solo y es la única forma de cariño y ternura que puede recibir.

    Con frecuencia la imagen de la “lolita precoz y seductora” sigue vigente. Ella representa a la mujer que atrapa en sus redes a los hombres con poca voluntad, sucumbiendo así a sus encantos. Incluso determinados comportamientos de los niños pequeños, sobre todo de las niñas, se interpretan como una provocación sexual.

    Las razones últimas de estas supuestas “provocaciones” de las víctimas son muy variadas:

    • El deseo de reconocimiento como adulto

    • La inexperiencia

    • Curiosidad sexual

    La sexualidad infantil es absolutamente distinta a la de los adultos.

    INTERVENCIÓN COMUNITARÍA CON VÍCTIMAS DE DELITOS

    La preocupación de la víctima se inició con la aparición de la victimología como disciplina científica debido fundamentalmente a los trabajos de Von Hentig (1948), y posteriormente de Mendelsohn y Ellenberger permitieron la introducción de un sistema de análisis dinámico e interactivo entre el delincuente y la víctima.

    El servicio de atención primaria especializada, con seis funciones básicas:

    • facilitar información global del tipo psico - socio - jurídico.

    • Promover la defensa de los derechos jurídicos de las víctimas.

    • Acceso a las redes de servicios sociales y sanidad.

    • Concienciar a la comunidad sobre la problemática delictiva y la forma de abordarla.

    • Atención especial a los colectivos de riesgo.

    • Prevención a la segunda victimización.

    Metodología:

    Doble vertiente: atención individual y atención comunitaria.

    Atención comunitaria, bloqueo de la intervención:

    A.- Prevención del delito

    A.1.- Inespecífico

    A.2.- Específico

    B.- Intervención centrada en la comunidad

    B.1.- Voluntariado social

    B.2.- Conciliación víctima - autor

    B.3.- Intervención sobre el entorno socio - familiar

    C.- Prevención de la segunda victimización.

    C.1.- Asesoramiento institucional

    C.2.- Preparación para el juicio oral

    Equipo interdisciplinar: trabajo social, asistencia jurídica y asistencia psicológica.

    Valoración Crítica:

    Como aspecto negativo del programa encontramos la poca expansión nacional del mismo. Estamos deacuerdo con los objetivos y metodología aplicada en el programa, pero pensamos que se ha prestado una mayor atención a la vertiente individual frente a la comunitaria. Creemos que esto es debido al impacto del programa en el contexto socio - jurídico y pensamos que los resultados son a largo plazo y no a medio plazo. Consiguiendo así los puntos de los que carece en la actualidad: aumentar el número de usuarios, marco legal para la conciliación, pauta de intervención con las denuncias no interpuestas, estructuración de vías de implicación de la comunidad en la problemática delictiva; mejora de los derechos de las víctimas a partir de intervención con grupos y asociaciones; y por último, abarcar el conjunto del proceso de victimización de forma global (desde prevención comunitaria a la segunda victimización).

    ASISTENCIA DE VÍCTIMAS DE AGRESIONES SEXUALES

    Importancia de la denuncia:

  • Las víctimas que denuncian tienen menos secuelas al reducir su sentimiento de culpa.

  • Quién ejerce la violencia sexual puede repetir el acto con la misma o con otra víctima.

  • El agresor puede recibir más ayuda si es condenado.

  • Razones que llevan a la ocultación del delito:

  • Falta de información

  • Miedo a represalias por parte del agresor.

  • Desconfianza sobre el trato y la eficacia de las fuerzas del orden, y de la justicia.

  • Sentimientos de culpa.

  • Vergüenza y temor a la censura social.

  • Estado de confusión e indefensión como reacción a la experiencia.

  • Veracidad:

    Criterios a tener en cuenta:

  • Prácticamente todos los niños dicen la verdad, especialmente los preadolescentes.

  • Si engañan en la mayoría de los casos es por sugerencia de un adulto.

  • Indicadores de veracidad:

  • Dar detalles precisos y repetirlos una o varias veces.

  • Narrar una secuencia congruente.

  • Expresar sentimientos congruentes con los hechos.

  • Informar que ha habido repetición del abuso.

  • Indicar en la descripción que había progresión de las conductas.

  • Quién denuncia el abuso es preadolescente.

  • Se describen o se encuentran efectos físicos.

  • Principales causas de las agresiones sexuales:

  • Afinidad de su poder y fuerza (roles especiales).

  • Baja autoestima.

  • No aceptar una negativa por parte de una mujer sin ser capaz de afrontar la frustración producida.

  • Comportamiento antisocial generalizado.

  • Falsas creencias

  • Son infrecuentes.

  • Se dan en las niñas pero no en los niños.

  • El agresor es un enfermo psiquiátrico.

  • Se dan asociados a situaciones especiales.

  • Los niños no dicen la verdad.

  • Le ocurre a las niñas que lo buscan.

  • Los menores son culpables de que les ocurra.

  • Si ocurriese en el entorno nos enteraríamos.

  • La madre los denuncia cuando se entera.

  • Los agresores son casi siempre desconocidos, conocidos, familiares, viejos, jóvenes.

  • Los efectos son siempre muy traumáticos.

  • Los efectos no suelen tener importancia.

  • Van casi siempre asociados a violencia física.

  • No es obligatorio denunciarlos.

  • Es un asunto privado y no se debe denunciar.

  • Respuestas inadecuadas cuando un niño o niña dice que ha sufrido una agresión sexual:

  • Negar que el abuso ha ocurrido.

  • Culparse del abuso.

  • Reacción de alarma.

  • Tratarle como si tuviera “una marca” y ya no fuera el mismo niño o niña.

  • Sobreprotección.

  • Bibliografía:

    • “Las semillas de la violencia”, Luis Rojas Marcos.

    • “Abusos sexuales en los niños”, Beate Besten.

    • “Intervención comunitaria con víctimas de delitos” , Sánchez Vidal

    Fuentes de información:

    • Asistencia de víctimas de agresiones sexuales. Tlfno: 923 - 260599. Salamanca.

    • Internet. http://www.lander.es/-jperales/onu.htm

    Los seres humanos son capaces de entrar en el dolor

    ajeno e imaginarse lo que siente el que sufre... Nadie se habría

    preocupado de liberar a los esclavos a no ser que, de forma

    imaginaria, se hubiera podido poner en el lugar del esclavo...

    Esta es precisamente la base sobre la que se apoya la capacidad

    del hombre para la crueldad. Su deseo de torturar y humillar a

    otro ser, sobre el que ya tiene poder, está claramente relacionado

    con su habilidad para entrar imaginariamente en la agonía de

    la víctima.

    Anthony Storr, La agresión humano, 1968.