Del Renacimiento al Barroco

Historia del arte. Movimientos artísticos. Contraposición. Antagonismo. Análisis. Etapas. Transformación estilística. Neoclasicismo. Romanticismo

  • Enviado por: Flia Larrosa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Vanguardias arquitectónicas en el siglo XXI.
Instituto Superior De Arte - I/art
Durante los últimos 20 años, la Arquitectura ha conseguido ocupar gran parte del espacio y la atención de los medios...
Solicita InformaciÓn

Monitor/A en Pintura Decorativa. Técnicas Tradicionales
CCC Online
CCC y la Escuela TRINEL presentan este curso para que aprendas las técnicas de pintura decorativa adecuadas para...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Monografía de historia del arte :

El cambio como necesidad. Ejemplificación : Renaciemiento - Barroco

El cambio como manifestación necesaria en el arte.

Todo a lo largo de la historia, el arte fue una contraposición de dos grandes movimientos. La proporción y la desproporción, lo armónico y lo inestable, lo estático y lo dinámico, lo clásico y lo nuevo ; son algunos de los antagonismos que observamos al comparar estos movimientos. Por supuesto, estos constantes cambios no se dieron de manera premeditada, se fueron dando en la mente del hombre sin otro fin que el mismo cambio. Mirando hacia atrás podemos extraer el más marcado de estos cambios, el paso del Renacimiento al Barroco. Resulta casi insólito cuando el Renacimiento, el movimiento clasicista más enriquecedor, alcanzando su máximo esplendor y auge es desplazado por este nuevo concepto de lo ridículo, lo absurdo, lo “barroco”. Es claro el cambio aquí, pero confusas sus causas.

Para poder llegar a comprender de manera más aproximada esta transición, es necesario hacer todo un análisis ideológico e iconográfico. Debemos ambientarnos a aquella época y hacer un estudio de los hechos más importantes. Este y ningún otro es el objetivo primordial de esta monografía. Pero su legado espera ser más que este. Va a ser entender cuan maravilloso es el arte, y que sus obras son ventanas, que nos permiten mirar dentro de la ideología, psicología, y espiritualidad del hombre de aqu8ella época, pues estás disciplinas vienen ligadas intrínsecamente con él.

Empezemos con este análisis, enfocado principalmente en la pintura.

Análisis de la conciencia del Renacimiento.

El pensamiento renacentista se representó tempranamente a través del humanismo., movimiento que se inició y alcanzó su apogeo primeramente en Italia. Los humanistas quisieron dar respuesta a los interrogantes del momento y para ello recurrieron tanto al cristianismo como a la filosofía grecolatina, creando asi un sistema intelectual caracterizado por la supremacía del hombre sobre la naturaleza y el rechazo de las estructuras mentales impuestas por la religión medieval.. La intención del humanismo era desarrollar en el hombre el espíritu crítico y la plena confianza de sus propias posibilidades, rasgos que le habían sido vetados durante la época medieval.

Es esplendor intelectual conseguido por los humanistas contribuyó a la aparición de la Reforma, movimiento de rebelión contra la Iglesia Católica que convulsionó el centro de Europa durante el siglo XVI y que tenía como principal atacante a Martín Lutero.

La actitud de Lutero no fue un echo aislado ni circunstancial, sino que respondía a una época de crisis. La Reforma coincidió con un profundo descontento económico, el desprestigio de la jerarquía eclesiástica, la propagación de corrientes místicas, los continuos enfrentamientos bélicos y una desorientación espiritual generalizada. Era evidente la necesidad de una reforma que que devolviera la esencia del cristianismo, y asi fue como se manifestó la Contrarreforma por parte de la Iglesia Católica a mediados del siglo XVI.

La fuerza de consolidación del espíritu católico dio mayor estimulo a la propagación y la enseñanza de la religión. Tanto los gremios como ricas familias de prestigiados comerciantes(los Médici), empezaron a contratar artistas para que decoraran con pinturas y esculturas los palacios, las iglesias y los monasterios. Fué de esta forma que se propagó rápidamente mediante sus obras, los estudios de la cultura grecolatina y los conocimientos sobre la perfección adquiridos recientemente, entre ellos , la perspectiva.

Etapas del Renacimiento : del estatismo al dinamismo.

Es inconcebible pensar que los artistas llegaron a la perfección en las formas y la proporción de manera inmediata. Fue una larga trancisión en que se realizaron estudios mediante la observación minuciosa de la realidad y gracias a los conocimientos adquiridos por anteriores observadores.

El Renacimiento se divide en dos grandes etapas, el Quattrocento (siglo XV) y el Cinquecento que floreció entre 1490 y 1527. Estos a su ves fueron precedidos por un período prerrenacentista llamado el Trecento, en el cual se destacan artistas como Giotto y Duccio, a quienes se les atribuye las primeras observaciones de la perspectiva. Luego fue Masaccio, dentro del Quattrocento el primero en emplearla de manera adecuada. Pero fue en el Cinquecento, desarrollado en Roma, donde el Renacimiento alcanza su auge y esplendor. Las formas adquirieron mayor perfección y armonía que en la primera etapa. Las obras alcanzaron más serenidad, belleza y dinamismo.

Este último período contó con tres figuras de primera magnitud : Leonardo, Miguel Angel y Rafael. Cada uno de ellos personíficó un aspecto personal de este período : Leonardo fue el arquetipo de hombre renacentista, un genio solitario que abarco múltiples facetas del conociemiento ; Miguel Angel encarnó el poder creador y concibió varios proyectos insp[irandose en el cuerpo humano como vehículo esencial para la expresión de emociones y sentimientos ; y Rafael ejemplificó el espíritu clásico la armonía, la belleza y la serenidad.

Podemos apreciar entonces, como el arte renacentista es un arte basado en la observación del mundo visible, y en una serie de principios matemáticos y racionales, como equilibrio, proporción, armonía y perspectiva. ¿ Qué fue entonces lo que abrió paso a un movimiento completamente contrario como lo es el denominado Barroco ?. Para entender este interrogante es menester tener primero una idea clara de lo que fue el Barroco.

El Barroco.

En nuestros días, se conoce como Barroco al arte que sucede al Renacimiento y se opone a el, sin embargo no fue este su primera definición. El término barroco fue creado y aplicado por los tratadístas neoclásicos del siglo XVIII, como sinónimo de “extravagante y ridículo” aquel arte del siglo XVII. En aquella época se empleaba esta palabra para designar las perlas gruesas y de forma “irregular”.

El Barroco sin duda se caracteriza por su irregularidad, por ese quiebre de lo que es regular, de lo que es estable. Este movimiento no tuvo un surgimiento repentino sino que se fue dando paulatinamente y comienza a destacarse a fines del siglo XVI, consiguiendo su auge en el siglo XVII. No resulta completamente claro si el estilo Barroco tuvo su origen en Roma ; pero sí es indudable que los artistas barrocos realizaron en la ciudad eterna sus mayores proezas.

Los más destacados son Caravaggio y Reni en Italia, Velazquez en España y Rubens y Rembrandt de la escuela flamenca (Flandes y Holanda).

La complejidad, el dinamismo, los grandes contrastes, las formas abiertas son muchas de las características más importantes que enriquecieron al Barroco. Sin embargo sus causas , sus orígenes, su génesis, resultan difícilmente precisables desde el punto de vista cronológico.

Causas y origenes : el paso del Renacimento al Barroco.

De acuerdo al principio general según el cual una determinada orientación artística sucede sin aparente solución de continuidad a la tendencia que le es opuesta, se caracteriza el surgimiento del Barroco.

Sus origenes, encuentran antecedentes ya en la en el Renacimiento. Miguel Angel, con sus ultimas obras deja abierto el paso al movimiento siguiente y Leonardo ya había empezado a usar unos indicios de lo que d8espués sería el exagerado juego de luz y sombra.

¿Por qué es entonces el estilo Barroco el que precede al renacentista ? Es en este campo en el que se destacan los estudios del tratadista Heinrich Wölfflin. `El cambio aparece absolutamente necesario' dice en su obra “Renacimiento y Barroco”.

Según Wölfflin, son dos las razones más importantes de las transformaciones estilísticas : la teoría mecánica y la teoría psicológica.

La primera encuentra su justificación ciertamente en que las formas del Renacimiento pierden su atractivo `lo muy visto ya no actua, el sentimiento de la forma, que se ha debilitado, pide un refuerzo de la impresión producida (...) una estimulación siempre idéntica, a menudo repetida, debilita el órgano de la precepción, es decir, que la participación en el espectáculo ofrecido se vuelve cada vez menos intensa(...) pierden su fuerza.'

Con respecto a la segundo teoría dice Wölfflin que la necesidad de cambiar no proviene solo del exterior, sino del interior del hombre.

Es por esto entonces que se produce el cambio. Lo renacentista se empieza a ver como algo aburrido, rígido, estático, simple. Es entonces como progresivamente se pasan de las formas rígidas a las formas suaves, de las lineas rectas a las lineas curvas, de lo trascendente a lo instantaneo, de lo equilibrado a lo inestable , de lo estático a lo dinámico. Todo se produce como de manera “mecánica” pero a su ves de manera psicológica. El hombre se cansó de lo tranquilidad y la serenidad, necesita ese éxtasis, ese sobresalto, esa embriagues que le proporcionará el Barroco.

Otros cambios de la misma naturaleza : del neoclasicismo al romanticismo.

El descubrimiento de las ciudades griegas enterradas Herculano y Pompeya trajeron consigo un nuevo despertar de la admiración hacia la cultura grecolatina. Esto sumado al racionalismo imperante dieron lugar al neoclasicismo. El auge de la razón se manifestaba en pensadores como los franceses Voltaire y Rousseau,y sus nuevas ideas del siglo XVII : la Ilustración. El arte se convirtió en algo puramente racionalista y no se alejaba de la antiguas proporciones e idealizaciones griegas de serenidad y armonía. En la pintura se pueden ver claramente estas características en las obras de Ingres y David.

En contraposición a este movimiento, y años más tarde de la revolución francesa, aparece el romanticismo, y he aquí otra ves el cambio como medida necesaria. Lo clásico y lo racional son desplazados por lo actual y lo pasional. De lo inexpresivo se pasa a la sentimental. Se destacan sentimientos como el nacionalismo y la fuerza de la naturaleza. Florece entonces un movimiento completamente antagónico al clasicista. Se destacan los franceses Delacroix y Gericault, los ingleses Blake y Turner, y el aleman Friedriech.

Conclusión.

Es difïcil decir que existe un progreso en el arte . Si es que existe algún progreso, se lo puede tribuir al incursinamiento hacia nuevas tendencias, pero esto no significa que unas sean mejores que otras. Es dificil de establecer este 2criterio pues todo la historia del arte se da en constantes cambios. Cambios que , como plantié anteriormente, son necesarios. ¿ Qué sería del arte sin el cambio ? Resulta dificil imaginaselo de tal manero, pero de ser asi, uno podría imaginarselo como algo monótono, insípido, aburrido.

El hombre necesita permanentemente de nuevas formas de representación. Al no sentirse identificados con una forma de expresarse buscan otra, y al explotar esta, busca a su vez otra. Es por eso que recién cuando se abrieron a nuevas formas de pensar y al liberalismo humano empezaron a surgir nuevas e innumerables tendencias de represantación artística, unas contraponiendose a otras y asi sucesivamente hasta el día de hoy, que ya todos hacen cosas diferentes y es dificil de catalogarlas dentro de alguna manifestación etrictamente regular.

Fue importante para mi realizar esta investigación, pues pude llegar al fondo en los temas que me resultan singularmente interesantes. Si bien este tema podría haberse planteado de manera mucho más amplia pensé que sería adecuado sintetizarlo y redactarlo enteramente con mis palabras, pues es esto lo que me resulta a mi enriquecedor ,entre las tantas otras tareas necesarias para el armado de la monografía.

Espero entonces haber demostrado y concluido mi objetivo planteado desde un pincipio en el comienzo de esta monografía, pues el arte es algo divino, es una capacidad del hombre para llegar a la plenitud espiritual, manifestándose ideológica y psicológicamente ; y gracias a él podemos estudiar los grandes cambios en el hombre a lo largo de la historia.

Bibliografía :

`Renacimiento- Barroco', Heinrich Wölfflin

Enciclpedia Hispánica

Enciclopedia Encarta.

Historia del arte Salvat

Vídeos relacionados