Del Feudalismo al Capitalismo

Historia universal. Servidumbre. Periodo de transición. Modo de producción

  • Enviado por: Mercedes Martín-clara Martinez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

CURSO DE DOCTORADO: Historia Social.

LA TRANSICION DEL FEUDALISMO AL CAPITALISMO.

1. INTRODUCCION.

1.1 Qué es el feudalismo.

1.2 Qué es el capitalismo.

1.3 Qué es la transición.

2. PUNTOS DE DEBATE DE LA OBRA.

2.1 Sobre la servidumbre.

2.2 Naturaleza de las causas del feudalismo al capitalismo.

2.3 Qué clase es la dominante en el período transicional, qué clase de Estado hay.

2.4 Cómo surge el capitalismo.

3. CONCLUSIONES.

4. BIBLIOGRAFIA Y APENDICES DOCUMENTALES.


  • QUÉ ES EL FEUDALISMO. DIFERENTES VERSIONES.

  • Creemos necesario antes de abordar las cuestiones que se plantean en el libro que vamos a estudiar hacer unas puntualizaciones previas respecto al concepto de feudalismo que tienen diferentes autores, podremos ver así cuáles son los puntos que consideran importantes a destacar para así construir sus críticas hacia otros autores.

    Consultada la Enciclopedia Internacional de Ciencias Sociales encontramos que feudalismo designa un tipo de sociedad y de sistema político que surgió en la Europa central y occidental.

    En su acepción marxista se refiere a un tipo de economía y de sociedad caracterizado por la servidumbre, el cual, generalmente, sucede a los sistemas económicos, basados en la esclavitud, precediendo a su vez al capitalismo.

    Pese a la gran variedad de definiciones que encontramos, en un sistema feudal se registran una serie de rasgos comunes:

    • Las relaciones señor - vasallo.

    • Un gobierno personalizado y separación escasa de las funciones políticas.

    • Un sistema de posesión de la tierra basado en la concesión de feudos a cambio de una serie de prestaciones y de la obligación futura de determinados servicios.

    • La existencia de ejércitos privados y de un código del honor que acentúa la importancia de las obligaciones militares.

    • Un conjunto de derechos señoriales del señor sobre el campesino.

    Una definición en la esfera política es la de Max Weber:

    Consideran el feudalismo como un tipo de autoridad patriarcal.

    Para Gunder Frank el feudalismo era un sistema político y económico con base en la adquisición de homenaje y servicio. Los señores contaron muchos sirvientes o vasallos quienes tenían el deber comprometido de apoyar en tiempo de guerra o inquietud civil.

    Jean Suret- Canale califica de equívoco este término, pues no tiene un sentido estricto, designa una superestructura política y adopta significaciones diferentes, sí sólo se refiere a una superestructura política se corre el riesgo de calificar feudal a sociedades que nada tienen en común.

    D. Perrot y R. Preiswerk consideran el feudalismo como un ejemplo de transferencia de concepto: forjado a partir de una realidad europea y ampliamente utilizado para describir realidades a veces extraordinariamente diferentes en el tiempo y en el espacio.

    Veamos ahora las opiniones de los participantes en el libro:

    Paul Sweezy no describe el feudalismo pero atendiendo a las puntualizaciones de Takahashi podemos deducir que para Sweezy el feudalismo es un “sistema de producción para el uso”, veremos ampliado este concepto en el apartado 2.4.

    Maurice Dobb define el feudalismo por una característica: la servidumbre, sobre este punto vemos abajo una ampliación porque es una de las claves de la crítica. El feudalismo como un régimen de producción que consiste en una obligación impuesta al productor por la fuerza a cambio de ciertas exigencias económicas o de trabajos.

    SERVIDUMBRE

    El concepto aparece en la obra siendo polémico desde el principio, ya que el mismo Dobb, identifica feudalismo con servidumbre, como obligación hacia el señor de una masas de productores, según ciertas formas: prestación de servicios, pago de cantidades en productos o en dinero, cuestión que critica Swezy en toda su amplitud, ya que en sistemas no feudales puede darse cierto grado de servidumbre, y ello ha ido unido a distintas formas de organización económica, lo que si afirma es que la principal relación de producción es la servidumbre. La servidumbre va a ir sufriendo ciertos cambios, algunos tan importantes como la obligación del pago de la renta en dinero al señor, que incluso será una de las causas de caída definitiva del feudalismo, profundamente dañado con la presión a los siervos para aumento de ingresos.

    El comercio interior y venta en el mercado de productos por parte de los campesinos.

    El auge de las ciudades supuso un comercio y un mercado, poniendo en marcha una economía de intercambio, que minó a las estructuras feudales, pero que no fue capaz en este período que nos ocupa de poner fin ni a la servidumbre ni al señorío, tal vez se explique porque esta economía puede ser compatible con distintos tipos de mano de obra: esclavos, siervos, trabajadores independientes por cuenta propia y trabajo asalariado, en este punto tanto Sweezy como Dobb están de acuerdo en subrayar que el comercio no supone automáticamente la liquidación de la servidumbre, sin embargo tal vez haya que explicar el hecho de que el progreso de la economía de intercambio se produjera, al mismo tiempo que la decadencia de la servidumbre. Para Sweezy es interesante relacionar esta tendencia en que el cultivo de la terrae in dominicate llevado a cabo por una mano de obra servil va siendo sustituida por la agricultura en aparcería, que utilizaba o bien mano de obra de campesinos independientes o (en menor medida) mano de obra contratada, junto con el auge de las ciudades y demostrar que la estructura de las tierras del señor eran ineficaces e inadecuadas para dedicarlas a la producción para el mercado.

    Lo que también es cierto es que las relaciones sociales en el campo entre los productores y sus dueños y señores conservan en gran parte su carácter medieval y en líneas generales persistió la estructura básica del orden feudal, este es el planteamiento de Dobb, al que rechaza Sweezy, porque mantiene que la servidumbre decayó, los campesinos iban siendo dueños de algunas parcelas, sin embargo seguía existiendo la coerción extraeconómica.

    Como punto final a este apartado diremos que lo que significó el sistema de producción feudal y sus caracteres jurídicos y políticos en lo que respecta a su abolición definitiva, va unido a la Revolución francesa al abolir la servidumbre por decreto en 1789; Inglaterra conoció este proceso en el siglo XVII, cuando puso fin a la monarquía absoluta y en Rusia se mantuvo hasta 1861.

    Veamos ahora otras definiciones del feudalismo:

    Para Rodney Hilton los principios fundamentales fueron:

    Jerarquía, respeto, fidelidad, destreza guerrera y liberalidad, entendida como la distribución de las elevadas rentas aristocráticas extraídas de los campesinos, entre los guerreros subalternos y las bolsas del clero.

    Como característica principal del régimen de producción feudal es que los propietarios de los medios de producción, terratenientes, intentan apropiarse para su propio uso de todo el excedente que producen los productores directos.

    Para Lefebvre la característica del feudalismo reside en la jerarquía del señor y de sus vasallos, así como en la distribución de feudos por el primero a los segundos.

    Otra versión encontramos en la Enciclopedia Encarta 98.

    El feudalismo alcanzó el punto culminante de su desarrollo en el siglo XIII; a partir de entonces inició su decadencia. El subenfeudamiento llegó a tal punto que los señores tuvieron problemas para obtener las prestaciones que debían recibir. Los vasallos prefirieron realizar pagos en metálico (scutagium, `tasas por escudo') a cambio de la ayuda militar debida a sus señores; a su vez éstos tendieron a preferir el dinero, que les permitía contratar tropas profesionales que en muchas ocasiones estaban mejor entrenadas y eran más disciplinadas que los vasallos. Además, el resurgimiento de las tácticas de infantería y la introducción de nuevas armas, como el arco y la pica, hicieron que la caballería no fuera ya un factor decisivo para la guerra. La decadencia del feudalismo se aceleró en los siglos XIV y XV. Durante la guerra de los Cien Años, las caballerías francesa e inglesa combatieron duramente, pero las batallas se ganaron en gran medida por los soldados profesionales y en especial por los arqueros de a pie. Los soldados profesionales combatieron en unidades cuyos jefes habían prestado juramento de homenaje y fidelidad a un príncipe, pero con contratos no hereditarios y que normalmente tenían una duración de meses o años. Este `feudalismo bastardo' estaba a un paso del sistema de mercenarios, que ya había triunfado en la Italia de los condotieros renacentistas.


  • QUE ES EL CAPITALISMO

  • Vistas algunas de las definiciones o rasgos que caracterizan al feudalismo según varios autores pasemos a ver qué entienden por capitalismo, algunas versiones.

    Para Gunder Frank en el mismo artículo que define el feudalismo como hemos visto anteriormente el capitalismo, por la manera de contraste directo, podría definirse como un sistema político y económico con base en la adquisición de riqueza.

    Los capitalistas exitosos, por otra parte, cuentan mucho dinero u otras propiedades

    Una vez liberado de restricciones feudales, el capitalismo comenzó a desarrollarse bastante rápidamente debido a su lógica interna propia. Los capitalistas exitosos crean más rendimiento (productos) desde la misma cantidad de aporte (materiales en bruto, dinero) que los otros que hacen las mismas mercaderías.

    La eficiencia más alta les permite vender las mercaderías más baratas. Dada una elección entre productos similares, los consumidores naturalmente escogen el menos caro.

    Hay tres maneras importantes de llegar ser más económicamente eficiente.

    La primera está comprar materiales en bruto más económicos. La mejor manera está comprar en el volumen.

    La segunda manera está romper tareas complejas abajo en más simples, más fácilmente una desempeñadas. Que hace lo más fácil y de aquí en adelante más barato para encontrar trabajadores capaces de desempeñar la tarea.

    La tercera manera está usar máquinas en vez de trabajadores humanos. Aunque inicialmente caro, las máquinas, a largo plazo, frecuentemente resultan ser más baratas que gente. Ellas pueden trabajar todo el día.

    Los capitalistas usan esos y otros métodos para desempeñar su competición. Quienes continúan usando los métodos más viejos, las técnicas más caras, no pueden producir sus mercancías económicamente suficientes para competir con los capitalistas más innovadores.

    Tarde o temprano, los capitalistas más ineficientes salen de negocio. Las economías de capitalista, por lo tanto, constantemente producen más y más para cada vez.

    Permite a más gente participar de los nuevos productos y servicios, aumentando la calidad material y longitud de sus vidas que, a la vez, crea un mercado más grande de labor, más eficiencia, y mercancías.

    En el mismo artículo en el vocabulario define así al capitalismo:

    El capitalismo. - - un sistema económico donde el mercado se permite que determine el precio y las características de mercancías y servicios mediante las leyes de oferta y demanda - Los ricos capitalistas permiten que posean y controle una proporción grande de riqueza.

    Para Takahashi en el capitalismo no sólo se convierten en mercancías los productos de trabajo, sino que la misma fuerza de trabajo se convierte en mercancía.

    Para Sweezy el capitalismo es en sí una forma de producción de mercancías.

    Hilton en su libro hace algunas alusiones al concepto:

    La cuestión del capitalismo, según muchos historiadores marxistas, su característica principal es la división en clases entre asalariados sin propiedad y empresarios que poseen el capital.

    Para H. Pirenne es la tendencia constante a la acumulación de riquezas.

    Características del capitalismo

    A lo largo de su historia, pero sobre todo durante su auge en la segunda mitad del siglo XIX, el capitalismo tuvo una serie de características básicas.

    En primer lugar, los medios de producción —tierra y capital— son de propiedad privada. En este contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para producir bienes y servicios destinados al consumo.

    En segundo lugar, la actividad económica aparece organizada y coordinada por la interacción entre compradores y vendedores (o productores) que se produce en los mercados.

    En tercer lugar, tanto los propietarios de la tierra y el capital como los trabajadores, son libres y buscan maximizar su bienestar, por lo que intentan sacar el mayor partido posible de sus recursos y del trabajo que utilizan para producir; los consumidores pueden gastar como y cuando quieran sus ingresos para obtener la mayor satisfacción posible.

    Este principio, que se denomina soberanía del consumidor, refleja que, en un sistema capitalista, los productores se verán obligados, debido a la competencia, a utilizar sus recursos de forma que puedan satisfacer la demanda de los consumidores; el interés personal y la búsqueda de beneficios les lleva a seguir esta estrategia.

    En cuarto lugar, bajo el sistema capitalista el control del sector privado por parte del sector público debe ser mínimo; se considera que si existe competencia, la actividad económica se controlará a sí misma; la actividad del gobierno sólo es necesaria para gestionar la defensa nacional, hacer respetar la propiedad privada y garantizar el cumplimiento de los contratos.


  • QUE ES LA TRANSICION

  • Para estudiar la llamada transición del feudalismo al capitalismo, haremos una periodización básica, recorriendo la visión de algunos autores:

    TESIS DE PIRENNE: En su estudio "fases del desarrollo social del capitalismo". Plantea la siguiente hipótesis: Primeros siglos de la Edad Media: expansión comercial y libre comercio.

    Ultimos siglos: estancamiento comercial y regulación del trafico comercial.

    Otros historiadores: Primera fase: expansión económica, culmina a principios del siglo XIV.

    Segunda fase: contracción, siglos XIV-XV.

    En contra de esta opinión E. A. Kosminsky, historiador soviético "Problemas de la Historia agraria de Inglaterra en el siglo XV", 1953, hace una revisión crítica: el siglo XV no fue época de estancamiento y declive económico. Para ello hace la siguiente argumentación: los investigadores de Cambridge han sido deslumbrados por los datos de su documentación señorial. Las formas feudales de organización se estaban resquebrajando, pero la documentación señorial por ser feudal, exageraba inevitablemente la decadencia y no tenía en cuenta el nuevo crecimiento que se producía fuera de las comunidades feudales. Los historiadores de Cambridge deberían haber visto los nuevos ámbitos de crecimiento:

    - La industria pañera, las ciudades en expansión, aumento del número de campesinos y propietarios; lo cual invalidaba la teoría de un descenso o estancamiento de la actividad económica. Así el siglo XV ocuparía el lugar que le corresponde, como un siglo que supuso un paso adelante en la secuencia dialéctica de la evolución progresiva.

    Postan, ante estas opiniones, se apoya no tanto en la polémica sobre el hecho de la fluctuación como en sus probables explicaciones. Al intentar explicar las depresiones posteriores y el crecimiento anterior, los historiadores han sacado a la luz, incidentalmente los problemas fundamentales del desarrollo medieval, inherentes al comportamiento de los precios, acuñación monetaria, tecnología y población.

    Para este autor el estudio se centra en: población y ocupación de la tierra

    técnicas productivas y tendencias generales de la actividad económica.

    Por tanto, estos cambios pueden ser analizados desde varios puntos de vista:

    - jurídico-política: finales del XIII, por dejar de ser las instituciones feudovasalláticas esenciales, según Ganshof.

    -feudalismo como la integración de los regímenes feudal propiamente dicho y señorial: fue suprimido a finales del sigo XVIII y principios del XIX.

    Según " La abolición del feudalismo en el mundo Occidental"

    Planteamiento desde el punto de vista de modo de producción o sistema social: Elemento motriz : nivel económico.

    Aspectos importantes; propiedad, trabajo y renta, con carácter superestructural.

    El período que va entre finales del siglo XIII y finales del siglo XVIII, puede ser estructurado en tres partes:

    a) la crisis de finales de la Edad Media.

    b) el período de transición.

    c) época de la abolición.

    De forma breve analizaremos a) y c ) para detenermos en b).

    a )crisis de finales de la Edad Media.

    La crisis, abarcaría los siglos XIV y XV, con las siguientes características:

    Fractura demográfica, retroceso de la producción agraria, brusca ruptura de precios y salarios, agudización de las luchas sociales.

    Para Hilton, significaría crisis general del sistema feudal, no desaparición , son grietas.

    Los señores no se adaptan a una economía de dinero y el mundo rural habría alcanzado techo.

    La salida de la crisis se lograría con readaptaciones. L a propiedad señorial no salió derrotada, el señorío continuó siendo una realidad en Europa. Hilton afirma que mejoró la situación del campesinado, con los siervos liberados o payeses de remensa.

    b) el período de transición.

    La transición, siglos XV al XVIII, durante la Edad Moderna el feudalismo está viva. Enormes contradicciones: sociedad feudal/sociedad moderna. La sociedad presenta dos caras: a1: la que procede del pasado (feudal); a2: la que mira al porvenir, capitalista o que lleva al capitalismo.

    a1: subsisten señoríos y jurisdicciones privadas, la sociedad estamental y corporaciones de oficios.

    a2: se crean grandes compañías mercantiles, acumulaciones de capitales. Conviven los dos modos de producción, uno enfermo y otro juvenil que lucha por crecer y desarrollarse.

    c) época de la abolición.

    La abolición, tradicionalmente se conecta con la Revolución Francesa, Inglaterra conoció este proceso en el siglo XVII, cuando se puso fin a la monarquía absoluta.

    Si seguimos la linea de la obra "LA TRANSICION DEL FEUDALISMO AL CAPITALISMO." Sweezy y Dobb, a pesar del enfrentamiento que mantienen coinciden en situar este momento de transición entre los siglos XIV al XVI, lo que llaman "esos doscientos años.

    La idea de crisis y de transición a veces aparecen como sinónimos en el caso de P. Anderson define el período como una crisis general cuyo determinante mas profundo radica en un bloqueo de los mecanismos de reproducción del sistema en el punto limite de sus ultimas capacidades. Aquí aparece una primera idea: el motor básico de las roturaciones rurales, que había impulsado durante tres siglos a la economía medieval superó los limites objetivos de la tierra y de la estructura social, dentro de lo que él consideraría unas dificultades económicas generales. Lo explica analizando una parada en la roturación de bosques y de tierras baldías, que no fue acompañado de su conservación, parejo a ello se inicia una diversificación de la economía feudal europea, con el desarrollo del comercio Las manufacturas urbanas y los bienes caros producidos para el consumo señorial gozaban por el contrario de una clientela selecta y aumentaron sus precios. Este proceso contradictorio afecto radicalmente a la clase noble, ya que su modo de vida cada vez mas se había acostumbrado a los productos de lujo producidos por las ciudades, mientras que el cultivo de sus tierras y las rentas serviles procedentes de sus dominios producían unos ingresos progresivamente decrecientes. El resultado fue un descenso de las rentas señoriales y guerras o bandidajes de señores individuales en busca de botín.

    Para completar este panorama, la crisis estructural estuvo sobredeterminada por una catástrofe coyuntural: la invasión de la peste negra procedente de Asia en el año 1348. El resultado fue una devastadora mano de obra, precisamente cuando la economía feudal estaba bloqueada por sus graves contradicciones internas.

    ¿Cómo afecta a las clases sociales en su lucha por la tierra?

    a) Nobles: amenazados por las deudas y la inflación se enfrenta ahora a una mano de obra descendente y hostil. Su reacción inmediata fue el intento de recuperar su excedente atando a los campesinos al señorío o reduciendo drásticamente los salarios en las ciudades y el campo. Los "Estatutos de Trabajadores" (Inglaterra 1349-1351), se encuentran entre los programas mas fríamente explícitos de explotación de toda la historia de la lucha de clases en Europa.

    b) Este intento señorial de reforzar la condición servil y hacer que la clase productora pagara el coste de la crisis enfrentó a ambos grupos con una violenta resistencia, en forma de grandes explosiones regionales o nacionales.

    La penetración del intercambio mercantil en el campo había debilitado las relaciones consuetudinarias y la llegada de los impuestos reales se superpuso con frecuencia en las aldeas a las exacciones nobiliarias: ambos hechos tendieron a centralizar en grandes movimientos colectivos las reacciones populares contra la extorsión y la represión señorial. En 1381 estalló la rebelión de los campesinos en Inglaterra, precipitada por una nueva capitación, con los objetivos mas avanzados y radicales de todos estos levantamientos: nada menos que la completa abolición de la servidumbre y la derogación del existente sistema legal.

    Esta idea de crisis general ha sido criticada por Duby, es una idea romántica, basándose en que durante los últimos siglos de la Edad Media tuvieron lugar importantes progresos culturales y urbanos en algunos sectores.

    Para Bloch, el comienzo del fin supone una profunda disminución de la vida de las relaciones feudales,

    La gran cuestión está en intentar ver qué es la transición. De forma poco rigurosa siguiendo el texto de Hindes diremos condición en que un modo de producción dominante es sujeto de transformación y de la no reproducción de sus condiciones políticas, ideológicas y económicas de existencia.

    Los períodos de transición no pueden ser concebidos como desarrollos lineales o evolucionistas

    No hay nada en los conceptos de modo de producción feudal y modo de producción capitalista que haga necesario que el primero evolucione hacia el segundo. Prestaremos especial atención a la separación del trabajador respecto de sus modos de producción, a la transformación de la renta feudal del suelo y al papel y efectividad del comercio y de la producción mercantil en el período de transición, estudiaremos el significado del Estado absolutista en el desarrollo del capitalismo y de la llamada crisis general del siglo XVII.

    ¿Qué es modo de producción? Es una combinación articulada de relaciones de producción y de fuerzas productivas, cuya estructuración se produce bajo el predominio de las primeras.

    Relaciones de producción: definen un modo específico de apropiación del trabajo excedente y específicamente de la distribución social de los medios de producción que corresponde a ese modo de apropiación del trabajo excedente. Son relaciones que los hombres mantienen entre ellos dentro de la producción.

    Fuerzas productivas: alude al modo de apropiación de la naturaleza, esto es, al proceso de trabajo en que una determinada materia prima se transforma en un producto determinado. Las fuerzas productivas varían de acuerdo con el modo en que estos elementos se combinan en formas concretas del proceso de producción. Se entiende como la articulación de los elementos, no los elementos mismos.

    Qué no es transición. No es un momento de desestructuración, ni tampoco como una progresión lineal y evolucionista. No puede definirse el concepto de período de transición por sus puntos finales, en el cual se combinan elementos del futuro con elementos del pasado. Como vemos una opinión contraria a otras definiciones anteriores.

    Separación del trabajador respecto de sus medios de producción:

    El modo de producción capitalista requiere que la masa de trabajadores no tenga medios de producción propios, ni otros medios de vida, que la venta de su fuerza de trabajo. En este sentido los trabajadores están separados de los medios de producción. Este estado de separación no se da en el momento de transición, a pesar del intercambio de mercancías, es necesario la formación de un mercado interno bien estructurado.

    La eliminación de la renta feudal del suelo:

    Si estudiamos el complejo tema de la renta es preciso un breve esquema de los tres tipos que dominan en el modo de producción feudal y sus efectos sobre el sistema:

    RENTA/TRABAJO: el señor dueño del proceso de producción.

    RENTA/ESPECIE: el señor rentista del suelo.

    RENTA/DINERO: disolución del sistema feudal.

    La renta feudal remite al mecanismo de apropiación feudal del trabajo excedente por una clase de propietarios feudales. La plusvalía se extrae en las formas variantes que hemos señalado, cada una de las cuales tiene sus propias y específicas condiciones económicas y políticas de existencia. En las condiciones feudales, la renta funciona como el mecanismo primario de extracción de trabajo excedente.


    2.2.NATRURALEZA DE LAS CAUSAS DE LA TRANSFORMACION DEL

    FEUDALISMO AL CAPITALISMO.

    En este apartado expondremos las causas que los autores del debate establecen en la transformación del feudalismo al capitalismo.

    La naturaleza de las causas que aportan son causas internas y externas al feudalismo.

    ¿CAUSAS INTERNAS -CAUSAS EXTERNAS?

    Los diversos planteamientos giran entorno a la idea si esos cambios y transformaciones, que son evidentes los generó el mismo sistema de producción feudal o se ve derrotado por causas externas.

    Dobb mantiene una postura firme en su discurso siempre entorno a que fueron inherentes a la estructura del régimen feudal de producción, aunque dejara una ventana abierta tras el debate con Sweezy para hablar de interacción, por lo que también se le acusará de postura ecléctica. En el otro extremo estará Sweezy, cuyo estudio se centra en las causas externas, a la vez esto plantea un nuevo tema de debate: ¿cuales fueron esas fuerzas externas al sistema feudal y de dónde procedían? ¿Por qué llevo el desarrollo del feudalismo a la crisis, y por último al derrumbamiento?.

    Veremos qué autores aportan unas y otras y las críticas que suscitan.

    En primer lugar veremos las causas que aduce Dobb como desencadenantes de la caída del feudalismo.

    Dobb cree que estas causas pueden encontrarse dentro de la propia economía feudal citando sus palabras:

    “La ineficacia del feudalismo como sistema de producción, junto con las crecientes necesidades de ingresos de la clase dominante, es la causa primordial de su decadencia, dado que esta necesidad de mayores ingresos fomentó tal aumento de la presión sobre los campesinos que ésta llegó a hacerse insoportable”

    Como consecuencia de esto “Se desembocó en el agotamiento y la desaparición de la fuerza de trabajo que alimentaba el sistema”.

    Para Dobb la causa esencial del derrumbamiento del feudalismo fue la superexplotación de la fuerza de trabajo: los siervos abandonaron la tierra y para quienes quedaron la presión del señor se hizo insoportable.

    Dobb en un primer momento del debate aporta las causas internas, pero tras la crítica que le hace Sweezy a su teoría, se decanta por una interacción de causas internas y externas como desencadenantes de la crisis del feudalismo.

    Como contrapunto las causas que indica Sweezy son causas externas al feudalismo y ataca las que indica Dobb.

    Pero antes veamos cuáles son los puntos que critica a Dobb.

    La crítica de Sweezy es que no se puede demostrar la necesidad de ingresos que aduce Dobb

    Sweezy critica estos factores, porque según él existieron a lo largo de todo el período.

    Por otro lado es también dudoso a juicio de Sweezy que el aumento de la clase parasitaria ejerciera presión sobre la producción pues la clase servil también aumentaba.

    Nosotras creemos que en este aspecto Sweezy no tiene en cuenta que el aumento de clase servil no significa que todos los individuos se dedicaran a la producción, estos individuos excluidos del sistema encontraban como formas de salida la emigración a la ciudad o formaban parte de los marginados.

    También criticamos a Sweezy cuando afirma que no pudo haber un aumento de la clase parasitaria a causa de las guerras que mermaban la población parasitaria pues eran quienes podían disponer de armas, esto es así pero no en su totalidad, pues olvida que de entre la población servil los individuos excluidos de la producción que antes hemos mencionado eran absorbidos por los ejércitos como mercenarios, también olvida una de las claúsulas que conlleva el feudalismo como institución que es la obligación de los siervos de prestar sus servicios en tiempo de guerras, por lo que estos también acudirían al conflicto.

    Sweezy no duda disponemos de documentación para probar el aumento de las extravagancias de la clase dominante, sin embargo, numerosas desde el siglo XIII diversas disposiciones en varias convocatorias de cortes contra los gastos suntuarios y limitando el consumo de objetos y productos de lujo que tanto gustaban a las clases nobiliarias, pero afirma que este fenómeno de creciente extravagancia ocurría fuera del sistema feudal.

    Entre las causas que enumera como desencadenantes de la crisis feudal, Sweezy aporta las siguientes:

    -La huida de los siervos de la tierra.

    -El crecimiento de las ciudades.

    Presta especial atención a la conjunción de estos dos factores, actuando desde fuera del sistema feudal, las ciudades acogían a la población excluida del sistema feudal, los burgueses absorbían esta mano de obra que “sobraba” del sistema, son por tanto factores externos al funcionamiento feudal, pero para Dobb esta conjunción de factores representaban factores internos al orden feudal, ya que esta huida de los siervos era propiciada por la presión de los señores sobre los siervos, que no podían soportar esta situación de presión y se encontraban obligados a huir de la tierra.

    Vemos por lo tanto dos versiones explicativas ante unos mismos factores.

    Sweezy acepta algunas de las explicaciones de Dobb por innovadoras en la historiografía sobre el feudalismo pero no termina de aceptarlas plenamente.

    Le critica sin embargo que continúe con el tradicional discurso del desarrollo del comercio como causante de la crisis del feudalismo, pero apunta que la teoría de Dobb sobre la complejidad del comercio es acertada, y más complicada de lo que se había creído hasta entonces.

    Uno de los puntos interesantes de debate de Sweezy es su teoría de la producción para el mercado y la producción para el uso, el sistema feudal sería una producción para el uso, que en un momento dado se yuxtapondría al sistema de producción para el mercado, pero este punto lo trataremos más ampliamente en el apartado 2.4. Cómo surge el capitalismo.

    Para el autor japonés Takahashi, Sweezy tiene razón al afirmar que la acción desintegradora del comercio sobre el sistema de producción para el uso fue la causa de la crisis del fin de la Edad Media, comparando el feudalismo europeo con el japonés afirma que fue precisamente la mayor fragilidad de aquel lo que favorece la inclusión del feudalismo, pero en otro punto explica que la estructura esencial no es el comercio ni el mercado en sí; la estructura del mercado está condicionada por la organización interna del sistema de producción.

    Por lo tanto está de acuerdo con la tesis de Sweezy pero no cree en el predominante papel que le atribuye Sweezy

    Henry Pirenne no interviene directamente en el debate pero sus tesis son seguidas desde esta obra, veamos pues cuáles son las razones que aduce para el declive del feudalismo.

    Como resultado de la irrupción del Islam en Europa se produjo una desmembración del comercio internacional que durante la antigüedad había estado funcionado y fluyendo, como resultado de esta desmembración el predominio de los dominios señoriales cultivado por siervos y la producción para el consumo inmediato.

    La actividad mercantil no volvió a Europa hasta que se reanudó el comercio entre las costas mediterráneas, y el comercio de artículos suntuarios fue determinante tanto de la decadencia de producción de mercancías del siglo VII como de su renacimiento en el siglo XI.

    Estas causas que acusa Pirenne están ya anticuadas, nosotras al igual que Hilton creemos que la irrupción del Islam, no descabezó el comercio sino todo lo contrario, por una parte no había mucho que desmembrar tras los años de dominación de los pueblos bárbaros cuya principal actividad no era precisamente el comercio ni menos aún los grandes flujos comerciales, por otra parte los árabes sí tenían una gran actividad comercial en las ciudades y en las grandes rutas comerciales por el Mediterráneo.

    Hilton opina que la vida urbana se desarrolló dentro de la sociedad feudal y no como opinaba Pirenne como resultado del impacto externo de mercaderes ambulantes.

    El desarrollo del mercado interno y externo constituyó un factor importante que impulsó a los señores feudales a exigir rentas cada vez mayores era la única forma en la que podía cubrir diferencias entre ingresos y gastos.

    Según Hilton:

    “El progreso económico inseparable de la lucha por la renta y de la estabilización política del feudalismo estuvo caracterizado por un aumento del sobrante social total de la producción por encima de lo necesario para subsistir”

    Esto fue la base para el desarrollo de mercancías y no el comercio de artículos suntuarios.

    Fue la interacción de varios factores internos para Hilton los causantes de los profundos cambios en la Europa feudal.

    Lefebvre cree que en esta cuestión hay que tener en cuenta la multiplicidad de factores, el factor demográfico como señala Dobb presiona a los campesinos que se ven obligado a huir a las ciudades y el comercio de estas ciudades ofrece a los señores las posibilidades de mejorar su estilo de vida. Hobswan sitúa la fase de transición iniciada por una ruptura entra la base y la superestructura de la sociedad feudal entre 1450 y 1650 siendo el siglo XVII en Inglaterra el primer momento del surgimiento de la sociedad burguesa y las relaciones de tipo capitalista, Wallerstein acompaña a Hobsbawn en cuanto a las fechas pero sitúa el surgimiento capitalista en la escala mudial lo que él llama capitalismo histórico que se constituye como una economía-mundo.

    Gunder Frank, expone que los burgueses están fuera del sistema, son personas autonomas, libres para persegior unos objetivos nuevos. La clase comerciante unió los lazos feudales con una nueva politica: el resultado era la formación del Estado o nación moderna, caso de Francia e Inglaterra.

    El cambio para Hindess, parece estar en relación con el efecto de variación en el modo de combinación de las relaciones de producción y las fuerzas productivas. Esta variación parece susceptible de explicar los hechos reales. Plantea una dicotomía entre economía monetaria y economía natural, cuyo resultado es que la diferencia entre feudalismo y capitalismo se reduce al predominio de una sobre otra, coincidiendo con Postan. Muchos teóricos marxistas estudiosos de la transición del feudalismo al capitalismo, consideran el desarrollo de la renta feudal en dinero como una forma que contiene el máximo de contradicciones y que, en consecuencia, conduce a la sustitución del feudalismo. En esta concepción la transición es el resultado necesario del pleno desarrollo de las contradicciones internas a un modo de producción dado, en una progresión lineal.

    De las llamadas causas externas, habría dos que se dan a partir del siglo XIII: auge creciente de las ciudades y clase social surgida en su seno, la burguesía que nos sirven de punto de partida, así como principios contrarios al modo de producción feudal que también surgen: la propiedad de la tierra en diversos grados y la propiedad limitada de las personas; esto implicaba un circuito cerrado entre el producto agrícola y el consumo conjugado de las clases campesinas y feudales.

    ¿Qué ocurría fuera del sistema feudal? Encontramos razones para la extravagancia creciente de la clase feudal dominante: la rápida expansión del comercio a partir del siglo XI, que puso a su alcance gran variedad de mayores bienes. Dobb, reconoce la relación clase social dominante-comercio, pero no le da demasiada importancia, así sigue fiel a su criterio que la creciente extravagancia de la clase dominante se debía a causas internas del sistema feudal.

    Un segundo aspecto era el problema de la huida de los siervos que caracterizó al siglo XIV. Sweezy y Hilton dicen que no es demostrable que la opresión, (causa interna), hiciera que se marcharan de la tierra, y si lo hicieron solo es porque tenían algún sitio a donde dirigirse.

    Sin embargo si lo relacionamos con que ocurrió a la vez que crecían las ciudades (causa externa) para Sweezy sí tendría sentido.

    Se salvaría Dobb, si demostrase que el auge de las ciudades constituyó un proceso interno del sistema feudal, pero adopta una postura ecléctica, sobre el origen de las ciudades medievales, pero reconoce su crecimiento y que fue proporcionado a su importancia como centros comerciales, a no ser también que Dobb demostrase que las ciudades surgieron gracias al esfuerzo de la clase feudal dominante.

    P. Anderson hace una aportación al tema indicando que fue principalmente el sector urbano, protegido por la parcelación de la soberanía en el sistema político medieval el que se desarrolló hasta un punto en el que podía cambiar decisivamente el resultado de la lucha de clases en el sector rural. La presencia de ciudades comportaba la irradiación de las relaciones mercantiles en los campos de los alrededores, y en época de transición, las tensiones de una agricultura semicomercializada resultase mucho más grave para el armazón de la sociedad feudal, aunque ello atribuye a causa interna. Muchas ciudades apoyaron o ayudaron de una forma u otra a las rebeliones rurales, bien desde la base: simpatía popular; bien desde arriba: cálculo patricio de sus propios intereses. Es evidente que en Occidente en general las ciudades ejercieron una continua influencia sobre la relación de fuerzas sociales en el campo.

    1)Hacía escapar escasos siervos descontentos, que entraban en la manufactura urbana y 2) presionaba a los nobles belicosos a recibir sus ingresos en forma monetarizada, una de las principales causas de la caída feudal.

    Dobb no parte del auge del comercio basándose en que aunque se produjo un aumento de la economía monetaria, ello podía dar lugar a dos hechos constatados históricamente:

    • una intensificación de la servidumbre, que podría ser causa de la decadencia del feudalismo o un recrudecimiento de este a una segunda servidumbre en Europa Oriental. Por ello cree que los factores más importantes están dentro de la misma economía feudal, con dos cuestiones:

    1) la ineficacia del feudalismo como sistema de producción

    2) la creciente necesidad de ingresos en la clase dominante

    Para Hilton la idea es clara, la vida urbana, como consecuencia del desarrollo de las fuerzas económicas y sociales, se desarrolló dentro de la sociedad feudal, y no, según opinaba Pirenne como resultado del impacto externo de mercaderes itinerantes o buhoneros.


    2.3. QUÉ CLASE ES LA DOMINANTE EN EL PERIODO TRANSICIONAL.

    QUÉ CLASE DE ESTADO HAY.

    Sweezy siguiendo la cronología de Dobb considera el período de crisis del feudalismo en el siglo XIV, sin embargo no se puede hablar de capitalismo propiamente hasta la segunda mitas del XVI, por lo tanto surge la siguiente cuestión:

    Cómo hablar de ese período intermedio que no parece ni feudal ni capitalista. En este apartado expondremos las opiniones de diferentes autores tratando esta cuestión.

    Dobb expone la cuestión y plantea esta problemática pero no la resuelve, concluye diciendo que a pesar de algunos cambios en el modo de producción como eran:

    Una desintegración del régimen feudal, un aumento de la burguesía comercial, el ascenso de cultivadores libres, pequeños aparceros que pagaban su renta en dinero y la contratación de mano de obra para realizar trabajos en las tierras, a pesar de todo ello los dueños de las tierras seguían siendo señores medievales, después de todo seguían siendo feudales.

    Encontramos en este análisis de Dobb una contradicción respecto a sus propios planteamientos, pues en su definición de feudalismo que hemos visto en el primer apartado lo reduce casi exclusivamente a una existencia de la servidumbre, cómo entonces se sigue manteniendo el modo feudal, sin servidumbre.

    En cualquier caso Dobb posteriormente denomina a esos doscientos años entre Eduardo III y la reina Isabel como de transición.

    Dobb es quien plantea la cuestión sobre qué clase es la dominante en ese período.

    Veamos a continuación la respuesta a esta cuestión por parte de Dobb.

    No puede hablarse de una clase capitalista ya que no había una producción capitalista desarrollada, si la clase dominante estaba constituida por una burguesía comercial entonces el Estado debería haber sido burgués y si esto fuera así no tendría sentido hablar de la Revolución burguesa del XVII.

    Por lo tanto Dobb mantiene que la clase dominante era la feudal y el Estado seguía siendo instrumento político de su dominio. Pero con algunas observaciones. La estructura propiamente feudal que siglos anteriores se había observado estaba disolviéndose, la clase dominante mostraba interés por el comercio y se asociaba con la burguesía comercial.

    Sweezy sugiere la siguiente opinión: “La forma del Estado y el sistema económico de la época de los Tudor y los Estuardo representaba algo situado a mitad camino entre el feudalismo y el capitalismo”. Para exponer su tesis de que puede que no hubiere una sola clase dominante en el poder sino varias basadas en distintas formas de propiedad y trabadas en una lucha más o menos constante por la preferencia y en último término por la supremacía.

    Veamos la opinión de Hill.

    Hill opina que en el siglo XVI, parte de la sociedad inglesa y el Estado seguían siendo predominantemente feudales y se muestra contrario al planteamiento de Sweezy de la existencia de varias clases dominantes, en primer lugar por el planteamiento mismo de la respuesta acerca de varias clases dominantes, cuando lo más acertado sería citar sólo dos clases en lucha. Una clase dominante detenta el Poder del Estado directamente y según Hill no es posible compartimertarlo. Aunque en la historia ha habido algunas situaciones de esta naturaleza desde luego no se han dilatado en el tiempo y han terminado en crisis o guerra por el Poder.

    La confusión que Hill cree que tiene Sweezy acerca de no desear la identificación de Estado feudal = Monarquía absoluta parte de tres errores de planteamiento:

    • En primer lugar la identificación del feudalismo con sus cláusulas militares, en lugar de hacerlo con sus relaciones económicas.

    • En segundo lugar la equiparación del Estado feudal con el Estado en que predomina la servidumbre.

    • En tercer lugar la idea de que un Estado feudal ha de ser un Estado descentralizado.

    Para Hill el dominio del feudalismo es sin lugar a dudas la forma de Estado predominante durante los llamado siglos de transición aunque el Estado se presente como un Estado Absolutista los intereses respondían a los feudales.

    No hay nada en el modo de producción capitalista que le exija ser precedido por el feudalismo, autores que lo han hecho se han equivocado al ver en la representación política de la burguesía en el período de transición, esto se debía a una alianza económica con la nobleza feudal. Todo depende de las condiciones en que tenga lugar la transición y del carácter de las coyunturas transicionales. Las teorías evolucionistas quedan fuera del materialismo histórico.

    Si es evidente, que puesto que la transición del feudalismo al capitalismo tuvo lugar, han de haberse creado ciertas condiciones necesarias para ello bajo el predominio del modo de producción feudal: lo que se llama acumulación originaria.

    No se trata todavía del capital en sentido estricto, sino en el sentido de capital necesario para la formación de unidades económicas formalmente capitalistas.

    Dado el desarrollo extensivo del comercio y de la producción mercantil, tienen determinadas condiciones jurídicas y políticas de existencia. Por una parte, la circulación mercantil regular y sistemática en gran escala supone cierto grado de garantía legal de los contratos y una "igualdad" respaldada por la ley entre comprador y el vendedor respecto a ciertos contratos. En consecuencia tiene que haber un aparato jurídico capaz de hacer efectivas tales garantías, al menos a un nivel mínimo. Por otro lado el comercio regular presupone la pacificación del campo, libre de bandas de ladrones y de guerras irregulares entre señores feudales, al tiempo que es necesario que el comercio este libre de interferencias arbitrarias. En ambos sentidos, el desarrollo del comercio y de la producción mercantil, depende de un aparato jurídico y político centralizador, capaz de hacer efectivas sus decisiones contra los señores feudales individuales. Presupone la forma absolutista del Estado feudal. Esto no implica tanto que el Estado absolutista sea en sí mismo un fenómeno de transición, como que la transición del feudalismo al capitalismo solo es posible a partir de la variante absolutista del feudalismo. Por esta razón el Estado absolutista es un rasgo tan importante del período de desarrollo del capitalismo en Europa. Es sabido que la intervención del Estado desempeña un papel fundamental en la lucha entre las potencias europeas por el control del mercado mundial que se abrió en los siglos XVI y XVII.

    Si profundizamos en el tipo de Estado, que hemos dicho absolutista, en el caso feudal estricto, funciona con una clase dominante, que es independiente de la maquinaria del Estado y unos productores directos que están ligados política y jurídicamente a sus explotadores.

    En el feudalismo el señor esta con el siervo en la relación de Estado a súbdito, el poder señorial es poder estatal a pequeña escala y la servidumbre es una condición jurídica y existe en la medida en que está políticamente vigente; en efecto, es una forma de subordinación política lo que proporciona la base para la explotación. El señor feudal extrae el producto excedente por la coerción política, el señor posee la tierra en virtud de su posición política y extrae el producto excedente por la fuerza.

    Según Engels, la monarquía absoluta de los siglos XVII y XVIII, era el Estado de esta transición: "En ciertos períodos ocurre, entenderemos períodos de transición, de modo excepcional, que las clases combatientes están tan equilibradas que el poder público, el Estado, adquiere forma de independiente al actuar como si fuera mediador entre ella la clase capitalista, burgueses, tiene como objetivo dominar el Estado y conseguir la ascendencia definitiva sobre las demás clases para Sweezy.

    Tanto Dobb como Sweezy lo que va entre el siglo XV y el siglo XVI era un período en que el feudalismo se hallaba en plena decadencia y en el que todavía no se apreciaban mas que los primeros comienzos del capitalismo, lo que califican de situación peliaguda. Aunque el segundo critica la posición de Takahasi al respecto, que afirma que no existe una solución de continuidad entre los procesos de decadencia feudal y de auge capitalista.


    2.4 COMO SURGE EL CAPITALISMO

    Según la historiadora brasileña Christine Rufino Dabat:

    El aumento de la producción agrícola propició las variaciones ocurridas a lo largo de varios siglos, y que llevarán a la disolución del feudalismo medieval y el inicio del capitalismo.

    El crecimiento del comercio fue a la fuerza más importante aislada para a

    desintegración del capitalismo, pues comenzaron a surgir ciudades comerciales, donde florecía un mercado permanente. A medida que el comercio se expandía, la necesidad de más manufactura y más confianza en la oferta inducía a un creciente control del proceso productivo por el capitalismo comerciante, donde se creó una fuerza de trabajo que no poseía capital y se tenía la fuerza de trabajo para vender los así como las herramientas e también la materia prima que contrataba la fuerza de trabajo pagando salario. Esas dos características marcaban el surgimiento del sistema capitalista.

    ¿CÓMO SURGE EL CAPITALISMO?

    Según Gunder Frank, dentro de una linea evolucionista afirma que los remanentes del feudalismo dieron lugar al capitalismo, para ello sienta las bases de una diferencia fundamental entre ambos: el primero es un sistema político económico con base en la adquisición de homenaje y servicio mientras en el segundo sistema político-económico la base es la adquisición de riqueza. Sus mismas características impedían un nuevo tipo de riqueza, ya que para el señor feudal el tipo de riqueza definido era la tierra, las mercaderías, los siervos y seguridad en el homenaje. No es un modo de producción para ganar mas, se limitaban contentos al rendimiento por siervo. Los siervos no tenían incentivos para innovar. Pero casi de forma imperceptible y mediante cambios lentos, nuevos mecanismos alteraron el paisaje casi estático, aunque no inamovible, feudal, de forma suficiente para permitir a la semilla del capitalismo a brotar y crecer. Una vez liberados del homenaje, y las rentas tomando formas en dinero, el capitalismo comenzó a desarrollarse rápidamente, él, afirma debido a su lógica interna propia, cuestión muy discutida y que se estudiará en nuestro trabajo.

    Veamos algunas de las teorías que aportan los autores del libro:

    Siguiendo el pasaje de Sweezy refiriéndose a Dobb, éste reconoce que la tesis que apoya sobre el camino revolucionario acerca del surgimiento de la clase capitalista desde las filas de los pequeños propietarios, a pesar de esto reconoce que hay pocos datos para ver los detalles de este proceso.

    Sweezy interpreta que esta tesis surgida de Marx está mal interpretada pues él en ningún momento considera que la clase capitalista surgiera de entre los artesanos.

    Dobb interpreta el proceso de acumulación originaria implicando dos fases:

    Por una parte la burguesía adquiere tierras y bienes a precios muy bajos, concentrándose cada vez más propiedades en menos manos.

    En segundo lugar la llamada fase de realización en la que según Dobb se venden los artículos que ha generado esta apropiación y con esta venta se empieza a adquirir maquinaria, mano de obra, medios de producción.

    En conclusión Dobb demuestra que el complemento necesario de la adquisición por la burguesía no era la realización por la burguesía sino la destrucción del antiguo sistema de producción, en especial la expropiación de trabajadores agrícolas como para formar una clase dispuesta a trabajar por un salario.

    Sweezy le critica a Dobb que para esta llamada fase de realización no encuentra pruebas y es difícil precisar qué clase pudo haber tenido medios para adquirir estos productos producidos por la primera acumulación, sin lugar a dudas los propios miembros de la burguesía serían sus propios clientes, nosotras creemos que a ellos habría que sumarles la nobleza.

    Sweezy apunta a la cuestión sobre el motor primordial del desarrollo del capitalismo que la acumulación del capital es inherente a la propia estructura del proceso de apropiación capitalista.

    G. Lefrevbre cree que un factor a tener en cuenta en el desarrollo del capitalismo es el papel del Estado, por la cantidad de pedidos que hacía tanto para gastos suntuarios de la Corte como pedidos para gastos generales y aprovisionamiento, el artesanado no podía abastecer estos pedidos masivos.

    Para Takahashi los procesos fundamentales del paso del feudalismo al capitalismo son: la transformación de la forma social de existencia de la fuerza de trabajo que consiste en la separación de los medios de producción de los productores directos; la transformación del régimen social de reproducción de la fuerza de trabajo y la polarización de los productores directos o fragmentación del campesinado.

    Un elemento que Takahashi considera como fragmentador del sistema feudal fue el paso de la renta en dinero, supuso unas modificaciones tales que los campesinos se encontraron en situación de productores de mercado, se produjo en un intervalo de dos siglos entre el paso de los servicios en trabajo a los pagos en dinero y la desaparición de la servidumbre hasta la fase auténticamente capitalista en la Inglaterra del XVI, pero la liberalización del pago en trabajo por parte de los campesinos no implica directamente la aparición del capitalismo como así afirma tajantemente Sweezy, pues seguían soportando el pago de la renta en dinero.

    Takahashi está de acuerdo con Dobb que encuentra el germen del capitalismo industrial no en la alta burguesía sino en la clase de pequeños productores de mercancías, estos mejoraron sus condiciones y adquirieron la fuerza de trabajo de sus vecinos más pobres.

    La revolución burguesa del XVII que destruyó el feudalismo significó el primer paso hacia la subordinación del capital mercantil al capital industrial.

    Hay dos caminos de transición de régimen feudal:

    Por un lado el productor se convierte en comerciante y capitalista, Takahashi encuentra este camino como revolucionario.

    Por otro lado el camino dos el comerciante comenzó a apoderarse directamente de la producción, el comerciante se hace industrial.

    Sweezy admite que a través del camino número 1 el productor se convierte en empresario capitalista en pleno sentido.

    Concluyendo las palabras de Takahashi:

    “La manera en que se formó el capitalismo en cada país estaba vinculada a las anteriores estructuras sociales, o sea a la intensidad interna y la organización de la economía feudal de cada país”.

    Un nuevo punto de debate es la siguiente cuestión:

    ¿Había un equilibrio entre distintos modos de producción o predominaba alguno de ellos?

    -Los factores preparatorios del sistema de producción capitalista tenia un origen temprano, por lo general en los tiempos medievales. Pero se trataba de elementos aislados, que no formaban entre sí ningún sistema articulado.

    -Se encontraba en una posición marginal dentro de la sociedad feudal dominante.

    Todos estos elementos, a partir del siglo XVI, empezaron a crecer en Occidente pero en Europa Oriental sufre un recrudecimiento el sistema feudal.

    Signos precapitalistas:

    a) crecieron los intercambios debido a los descubrimientos geográficos.

    b) incremento de la circulación monetaria, que implica mayor dependencia del conjunto de la actividad económica al patrón monetario.

    c) Aumento de los núcleos urbanos, lo que lleva a un declive del mundo rural. Las transformaciones no se produjeron de forma lineal:

    SIGLO XVI: revolución de los precios

    SIGLO XVII: aguda crisis

    SIGLO XVIII: crecimiento demográfico y económico.

    Según P. Vilar, faltaba invadir el cuerpo social y asumir el control de la producción.

    Las condiciones eran:

    1) la producción industrial se desarrollaba en corporaciones que impedían la libre iniciativa.

    2) no existía separación entre los medios de producción y los productores.

    3) los mercados no dominaban la producción social.

    El salto cualitativo se dará en el siglo XVIII, con la Revolución Política, que diera una sanción desde el punto de vista jurídico al cambio de estructuras y allanara el camino al dominio del Estado por las clases sociales que se identificaban con el nuevo modelo de producción.

    Los economistas burgueses, al hacer del capital el origen de la producción, se veían con dificultades para explicar a su vez el origen del capital

    Marx demostró que si el capital moderno se reproduce y se acumula solamente por el libre juego de las fuerzas económicas fue preciso, sin embargo, que su acumulación primitiva se hiciera gracias a las crisis, la violencia, los desequilibrios, los acaparamientos y las usuras que marcaron el fin del régimen feudal. Una nueva cuestión es sí la crisis genera un nuevo sistema.


    3. CONCLUSIONES Y CRITICA.

    Exponemos a continuación algunas conclusiones, críticas y problemáticas personales que hemos encontrado en el desarrollo del trabajo.

    En primer lugar creeemos que la obra excede de eurocentrista y evolucionista, incluso desde la visión del marxismo sobre feudalismo, todos exponen la cuestión de modo unilineal, sin cuestionarse no cómo el capitalismo sucede al feudalismo sino porqué.

    Nos inclinamos más sobre el concepto que aporta Gunder Frank, sobre su definición del feudalismo ( Para Gunder Frank el feudalismo era un sistema político y económico con base en la adquisición de homenaje y servicio. Los señores contaron muchos sirvientes o vasallos quienes tenían el deber comprometido de apoyar en tiempo de guerra o inquietud civil ).

    Estamos de acuerdo con la interacción de causas que aportan los autores para explicar el declive del feudalismo pero encontramos numerosas contradicciones entre ellos mismos.

    Creemos acertada la idea de A Testart, al decir que cuando tratamos el tema de las relaciones de producción hay que tener en cuenta su definición: relaciones que los hombres mantienen entre ellos dentro de la producción, pero que todo esto estaría dentro de algo superior: unas relaciones sociales, que los marxistas en cierto modo han olvidado. Para ello plantea si el productor, que no es un hombre libre, produce para su subsistencia por poseer sus propios medios de producción porque hay unas razones extraeconómicas, que les obliga a dar a los propietarios de la tierra en forma de renta su excedente de trabajo, creando una dependencia que no es exclusivamente económica, ya que se puede dar fuera de la producción ejemplo la relación de dependencia entre señores. Por ello la relación fundamental del modo de producción feudal es una relación de dependencia personal, hierática y mediatizada por la tierra, cuya posesión da poder y crea una sociedad donde reina la desigualdad jurídica. También parece interesante, cuestión que no aparece en "La transición del feudalismo al capitalismo "el papel del catolicismo, la religión; la dominación ejercida por la religión sobre la sociedad feudal se da como fenómeno ideológico.

    También compartimos la opinión de la diversidad del poder y que varias clases o grupos poderosos pueden detentar el poder del Estado.

    En definitiva nos parece interesante el debate por las cuestiones que plantean y nos

    han hecho reflexionar, pero creemos que dejan un poco de lado las razones extraeconómicas que tanto caracterizaron al feudalismo.


    4. BIBLIOGRAFÍA Y APÉNDICES DOCUMENTALES.

    -Sweezy, Dobb, Hilton, Lefebvre, Hill y Takahashi : “La transición del feudalismo al

    capitalismo”.

    Editorial Ayuso, Madrid 1.976.

    -Bloch, Marc :”La sociedad feudal”.

    Akal, 1986.

    -Aston y C.H.E. Philips :”El debate Brenner”.

    Editorial Crítica.

    -Postan, M : “Ensayos sobre agricultura y problemas generales de la enonomía

    medieval”.

    Editorial Siglo XXI, Madrid 1981.

    -Parain, Ch. Vilar, P. y otros : “El feudalismo”

    Editorial Ayuso, Madrid 1985.

    -Hindess, B. :”Los modos de producción precapitalistas”.

    Editorial Península.

    -Anderson, P. :”Transiciones de la antigüedad al feudalismo”.

    Editorial Siglo XXI, Madrid 1.979.

    -Testart, A. :”Le communisme primitive I, Economie et ideologie”.

    -Gunder Frank :”La nota explicativa” Notes for 25 and 27 February 1998, in no particular order.

    The Great Transformation From Feudalism to Capitalism

    TRANSITIONAL IDEOLOGICAL MODES : FEUDALISM, CAPITALISM, SOCIALISM by Andre Gunder Frank INTRODUCTION TO TRANSITIONS AND MODES IN THE WORLD SYSTEM

    --http://www.eh.net/Archives/eh.res/may-97/

    1

    22

    Vídeos relacionados