Del Antiguo Régimen a la Primera Guerra Mundial: El Despotismo Ilustrado y Revolución industrial

Historia universal contemporánea. Siglo XVII al XX. Sociedad Estamental. Revolución Rusa. Ilustración. Impresionismo

  • Enviado por: Eduardo Aguado
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 33 páginas
publicidad

Apuntes

  • CONCEPTO DE ANTIGUO RÉGIMEN

  • Los revolucionarios franceses del siglo XVIII tenían conciencia de estar construyendo un nuevo orden político, social y económico. Para marcar bien el cambio llamaron antiguo régimen al conjunto de instituciones y modos de organizar el gobierno y la sociedad anteriores a la revolución de 1789.

  • DEMOGRAFÍA DEL ANTIGUO RÉGIMEN

  • En 1789 estalla la revolución francesa que marcará las diferencias demográficas a partir del siglo XVIII. Durante el siglo XVII ocurre un estancamiento demográfico ya que la mortalidad es muy alta, la media de vida no es larga (es muy difícil superar los 55 años.) También se registraba una alta mortalidad infantil. El crecimiento de la población era lento debido a la elevada mortandad.

    Abundan las catástrofes que asolan Europa: malas cosechas, descenso de la producción... eso provoca escasez de alimentos. Todo esto debido a las múltiples guerras (la guerra de los 100 años, la guerra de los 30 años, la guerra de sucesión española...) propiciarán un descenso de la población. La pirámide de población es joven: pocos ancianos y muchos niños por la elevada fertilidad femenina.

    Predomina la población rural. Cuatro de cada cinco habitantes vive en el campo de donde el exceso de población les hará emigrar a las ciudades. Esto traerá consigo un progresivo crecimiento de éstas lo que les dará mayor peso.

    La estructura familiar es bastante patriarcal, de gran envergadura porque se incluye a los parientes próximos en el círculo familiar. La esperanza de vida es escasa, a esto contribuyeron las penalidades, guerras, pestes y crisis alimentarias.

    Antes de la mitad del siglo XVII la natalidad y la mortalidad eran muy altas. En el siglo XVII ocurre una crisis demográfica o estancamiento motivado por: epidemias, hambrunas, emigración a América. La natalidad está en función de la edad de matrimonio. Lo principal es la conjunción de los siguientes factores.

    En el siglo XVII existe un predominio absoluto de la economía agrícola (la agricultura es esencialmente cerealista) destaca la importancia del bosque ya que proporciona maderas y pastos. Las prácticas son comunitarias (obligación de rotación de cultivos, derecho de pasturaje, disfrute de terrenos comunales...) En definitiva, poca evolución económica desde el siglo XII. En el siglo XVIII ocurre un despegue que llevará a finales del mismo a una preocupación de los teóricos. En 1710 ocurre la última gran epidemia de peste. A partir de ahora la Tasa de Natalidad (Tn) sigue siendo elevada pero la mortandad disminuye; Como consecuencia aumenta la población y se alarga la esperanza de vida.

    Causas:

    • Relativo descenso de guerras.

    • Progresos de la medicina (sólo para una minoría.)

    • Mejora climatológicas; implica un crecimiento de los rendimientos cerealísticos.

    • Desciende el número de enfermedades (fiebres, epidemias.)

    • Puede decirse que el hombre Europeo vive más porque se alimenta mejor. Cuando no hay trigo se da el cultivo de la patata (Inglaterra, Alemania, Francia.)

    • Se da expansión del cultivo del maíz.

    Consecuencias:

    • El crecimiento de la población provocó la puesta en cultivo de nuevas tierras; provocó el éxodo rural hacia las ciudades (nuevas formas de producción industrial en las que se emplea el excedente de mano de obra)

    • Hay una mayor proporción de hombres jóvenes.

    • Para alimentar a tanta gente la agricultura Europea tiene que aumentar su producción. Se desarrollan nuevos cultivos (no sólo el maíz y la patata, sino también las legumbres, arroz, la viña.) Todo esto está ayudado por la aparición de nuevos inventos (En 1701 se inventa la sembradora.)

  • EL ANTIGUO RÉGIMEN Y SU EVOLUCIÓN

    • Se transforma la política, pasándose de las monarquías feudales a las monarquías absolutas que triunfan en toda Europa excepto en Inglaterra y Holanda.

    • Se transforma la economía (se empieza a ver el mercantilismo y las primeras formas del capitalismo.)

    • Se transforma la sociedad (auge de la burguesía y consolidación de la sociedad estamental.)

    • Se transforma la mentalidad con la difusión de la cultura, aparición del racionalismo y el nacimiento de la ciencia moderna.

    • Todas estas transformaciones entre otras, fueron a la vez gloria y ruina del antiguo régimen porque sucumbió en el siglo XVIII superado por los nuevos planteamientos racionalistas que socavaron sus bases.

  • UNA SOCIEDAD RURAL

    • Industria:

    Muy poco desarrollada, de tipo artesanal (mano de obra de los obreros, mediocridad de las herramientas y de las técnicas.) Existen pequeños talleres. Muy sometida a la influencia de la agricultura (si hay malas cosechas los campesinos cobran menos y la crisis llega hasta los artesanos.) El trabajo industrial es esencialmente urbano. La característica más importante de la industria del Antiguo Régimen es que es de tipo artesanal. Destacan la industria textil y la metalúrgica; ambas sometidas a sistemas de gremios.

    En Europa Occidental funcionaba alguna manufactura (según el sistema creado en Francia en el siglo XVIII.)Eran grandes locales donde muchos artesanos, que se agrupaban en gremios, trabajaban en la fabricación de un producto determinado (tejidos, tapices, sombreros... .) También existían importantes industrias fuera de las ciudades, como la minería y las relacionadas con la transformación de productos agrícolas. Algunos utilizaban máquinas complejas que aprovechaban la fuerza del agua y la del viento (los molinos harineros, los martinetes de las herrerías rurales.) Como necesitaban mucho dinero para pagar las materias primas, los salarios y la comercialización de los productos manufacturados, estas empresas solían ser propiedad del estado, que así dirigía la economía decidiendo la producción y los precios.

    Desde el siglo XVI con la ampliación de los mercados internacionales, los gremios eran incapaces de atender el crecimiento de la demanda, sobre todo los productos textiles por lo que muchos comerciantes organizaron nuevos sistemas de producción. Estos comerciantes adquirían materia prima que distribuían entre los campesinos para que la elaboraran, recogiendo después el producto acabado. A este sistema se le conoce con el nombre de industria rural o protoindustria.

    • COMERCIO INTERIOR Y COMERCIO INTERNACIONAL

    La población campesina era generalmente muy pobre, y en gran parte se autoabastecía de los productos básicos. Por este motivo el comercio interior estaba muy poco desarrollado y únicamente satisfacía la demanda urbana y la de los estratos acomodados de la sociedad.

    El comercio internacional, principalmente marítimo era mucho más floreciente. Traficaban mercancías que no se producían en Europa (especias, metales preciosos, tejidos exóticos, productos tintóreos, tabacos, azúcar... .) Era también importante el comercio de esclavos, capturados en África y llevados hasta América para trabajar en las grandes plantaciones azucareras. El mar mediterráneo, que había sido el centro de la economía Europea en la Edad Media y hasta el siglo XVI perdió su papel en el XVII a favor del océano Atlántico, a causa de los descubrimientos geográficos. Las grandes potencias coloniales Europeas establecieron un sistema de comercio desigual conocido como Pacto Colonial, por el que la metrópolis exportaba a las colonias productos manufacturados a cambio de materias primas. El incremento de los intercambios, sobre todo en el siglo XVIII impulsó el comienzo de la división del trabajo, tanto a escala nacional como internacional, por lo que muchos territorios se especializaban en las producciones para las que estaban mejor dotados.

  • LA CIUDAD

  • Las ciudades habían crecido en importancia y en número pero no albergaban más que una fracción minoritaria de la población salvo en los Países Bajos y en Italia.

    Aunque muchos nobles residían en las ciudades y participaban en su gobierno, su poder estaba allí mucho más limitado. La ciudad era una aglomeración humana diversa, formada por aristócratas, artesanos, comerciantes y vagabundos. Las condiciones sanitarias eran perores que en el campo, por eso las epidemias se cebaban sobre todo en la población urbana.

  • ESTRUCTURA DE LA SOCIEDAD ESTAMENTAL

  • La sociedad medieval dividida en señores y vasallos dio paso a una sociedad mucho más compleja, en la que existían diferencias de riqueza pero no eran las principales circunstancias que separaban a los hombres, sino el nacimiento y los privilegios, es decir, la diferencia de jerarquías sociales en el Antiguo Régimen estaba basada en el nacimiento y en los privilegios.

    Una sociedad estamental era aquella dividida entre privilegiados, nobles y no privilegiados, plebeyos. La sociedad se dividió en tres estamentos:

  • Nobleza.

  • Clero.

  • Tercer estado o estado llano.

  • Cada estamento tenía funciones propias, un estatuto jurídico particular y, en consecuencia una mentalidad determinada.

    • CLERO:

    Tenía privilegios muy dispersos. Estaban exentos del pago de impuestos directos (no pagaban impuestos por tierras propias), cobraban rentas por las tierras que arrendaban. Cobraban el diezmo (porcentaje variable sobre productos agrícolas que los campesinos pagaban a la Iglesia.) Con todo esto el clero financiaba los gastos de culto, de los hospitales y de centros de beneficencia o de enseñanza. Su importancia, sin embargo, era muy desigual: En los países protestantes habían perdido todo su poder en el siglo XVI, con la desaparición de conventos y monasterios. En los países católicos las altas jerarquías eclesiásticas eran monopolizadas por la nobleza mientras que el bajo clero, a veces muy pobre, estaba más cerca del pueblo.

    • NOBLEZA

    También estaba exenta en la mayor parte de los impuestos directos y vivía de las rentas de las tierras. Era el sector social dominante. La condición del noble daba acceso al poder. Los nobles ostentaban altos cargos en el ejército, en la administración y en la Iglesia, pero no podían dedicarse a la industria ni al comercio para no perder su título de nobleza. Además, tenían derechos feudales sobre los campesinos que habitaban en sus señoríos, estos derechos eran muy variados y contribuían a aumentar las rentas de los nobles, podían pagarse con trabajos o servicios gratuitos, en especia, en pagar impuestos por utilizar un puente o un camino que pertenecía al señor, usando obligatoriamente las instalaciones del señor (horno, molino... .) Había diferencias de riquezas entre la alta nobleza que vivía en la corte y ejercía altos cargos y la pequeña nobleza rural que vivía en sus fincas en el campo, aunque no trabajaban la tierra.

    • tercer estado

    Muy diversa composición (desde burguesía comercial hasta míseros jornaleros agrícolas pasando por la pequeña burguesía urbana: artesanos, tenderos... y campesinos propietarios.)

    La mayor parte del estamento estaba formado por campesinos (80% de la población Europea) que viven en la miseria. Eran generalmente vasallos de los señores feudales aunque también los había libres.

    Sobre todo este estamento recaía la mayor parte del pago de impuestos y no tenían ningún privilegio.

    El crecimiento económico, sobre todo en el siglo XVII introdujo gran complejidad en la sociedad rural Europea; ciertos nobles vieron disminuida su fortuna y algunos hasta se arruinaron; mientras que algunos vasallos acumularon grandes capitales. Estos campesinos ricos tenían que cultivar sus tierras con el trabajo asalariado de sus vecinos más pobres, o cediéndolas en arrendamiento.

    En Resumen: El tercer estado no tenía privilegios, eran los que más impuestos pagaban y trabajaban para los demás. Los otros dos estados tenían ventajas fiscales y jurídicas, tenían privilegios, no trabajaban y cobraban de sus tierras. Los clérigos podían ser humildes o del alto clero: obispos, arzobispos, priores y cardenales, tenían buena educación, cultura y algunos tenían parentesco con la nobleza. Los del bajo clero podían llegar a ser del alto clero.

  • TENSIONES SOCIALES

  • La sociedad del Antiguo Régimen se vio sacudida intermitentemente por estallidos de violencia social: entre campesinos y señores, entre campesinos y monarquías o simplemente entre pobres y ricos en las ciudades... . En estas últimas se producían con mucha frecuencia crisis de desabastecimiento y subida del precio de los alimentos básicos como el pan, que a menudo desembocaba en revueltas.

    Aquella sociedad se enfrentaba a grandes dificultades. El desarrollo agrario dio lugar a la aparición de propietarios plebeyos o poderosos. El desarrollo del comercio y la producción artesanal tropezaba con la rígida regulación de los gremios, que controlaban la entrada en el oficio y muchos aspectos básicos de la producción. A esto se unían los privilegios de la nobleza. Durante mucho tiempo la burguesía evitó el enfrentamiento. Numerosos burgueses obtuvieron títulos nobiliarios y se integraron en los sectores sociales dominantes y muchos productores manufactureros trasladaron la producción a las áreas rurales para escapar del control gremial.

    La implantación de la sociedad burguesa exigía profundas transformaciones de la sociedad tradicional. En Inglaterra los cambios políticos fundamentales se realizaron en el siglo XVII: la revolución puritana y la llamada revolución gloriosa de 1688. Así durante el XVIII la sociedad capitalista avanzó sin encontrar obstáculos presentes en el continente. En este, donde el poder feudal era mayor, los cambios tuvieron lugar en el siglo XVII con la revolución francesa y las revoluciones liberales de la primera mitad del siglo XIX. En América del Norte, donde se había instaurado una sociedad más democrática que la Europea y la nobleza era casi inexistente, las principales tensiones fueron las que enfrentaron a los colonos recién llegados y a las poderosas familias de plantadores establecidos allí desde siempre.

  • LA POLÍTICA

  • La forma de gobierno predominante en la Europa Moderna fue la Monarquía absoluta, que tenía sus orígenes en la monarquía autoritaria o estado moderno del siglo XVI.

    • ESTADO MODERNO

    Los monarcas medievales habían visto limitado su poder por el de la nobleza y el de las ciudades. Los reyes del siglo XVI intentaron conseguir mayor autonomía y libertad de acción aunque nunca alcanzaron un poder absoluto: para ello se valieron de distintos instrumentos o medios:

    • La expansión territorial; mediante una política de uniones matrimoniales o mediante la guerra.

    • Una burocracia profesionalizada: formada por letrados, miembros de la pequeña nobleza o incluso plebeyos.

    • Un ejército poderoso: pero básicamente formado por mercenarios.

    • Una fiscalidad independiente: de la aprobación de donativos o servicios por los parlamentos o por las cortes.

    Esta nueva forma de estado recibe diversos nombres: monarquía autoritaria, territorial o Estado Moderno.

    No todos los reyes Europeos consiguieron sus propósitos, sin embargo, en el siglo XVI se consolidaron tres grandes monarquías modernas: la Española de los reyes católicos y los primeros monarcas de la casa de Austria, la francesa de Luis XI y Francisco I y la Inglesa de Enrique VII e Isabel I. Alemania e Italia mantuvieron la disgregación política medieval hasta el siglo XIX.

    • LAS PRIMERAS REVOLUCIONES BURGUESAS

    Durante el siglo Xvi en los Países Bajos Españoles el calvinismo había hechos grandes progresos, sobre todo en el Norte, la futura Holanda. Por eso la política antiprotestante de Felipe II chocó con la oposición de la mayor parte de la población que consideraba que el gobierno Español era contrario a los intereses nacionales.

    En las Provincias unidas Holandesas se instauró un régimen de gobierno republicano dirigido por un Estatúder y controlado por un parlamento o Estados generales en que estaba representada la burguesía comercial de las grandes ciudades holandesas.

    En Inglaterra el absolutismo y la política favorable al catolicismo de los primeros reyes Ingleses de la casa de los Estuardo provocó el enfrentamiento con el parlamento y los calvinistas llamados puritanos. Por eso estalló una rebelión antimonárquica dirigida por Oliver Cromwell. El rey Carlos I fue derrotado y ejecutado en 1649. En su lugar se instauró un gobierno republicano dirigido por Cromwell que no duró mucho tiempo ya que los Estuardo restauraron la monarquía. Sin embargo, esta restauración no duró mucho tiempo ya que en 1688 tuvo lugar otra revolución, en esta ocasión pacífica que depuso a Carlos II. Ocupó el trono el holandés Guillermo de Orange quien tuvo que jurar una declaración de derechos en la que confirmaba las libertades políticas inglesas. Este hecho fue muy importante ya que supuso el fin del absolutismo en Inglaterra y el establecimiento de una monarquía constitucional limitada por unos derechos superiores a la autoridad del rey.

    • LA MONARQUÍA ABSOLUTA DEL SIGLO XVII

    fuera de Holanda e Inglaterra en el resto de Estados Europeos el sistema de gobierno autoritario del siglo XVI culminó en la monarquía absoluta del XVII. Aunque el término absolutismo indica la acumulación de poderes por parte del monarca esto no fue así realmente. Todos los reyes europeos tuvieron que reconocer alguna limitación de su poder, pero algunos establecieron monarquías absolutas más perfectas que otros siendo la más perfecta de todas la de Luis XIV (1643-1715.) Aunque ayudado por ministros competentes como Colbert o Louvois, Luis XIV dirigió la política francesa de modo muy personal. Su principal objetivo era engrandecer el país y sobre todo mantener su hegemonía. En su pretensión de conseguir que las fronteras francesas llegaran al Rin provocó numerosas guerras entre sus vecinos y no consiguió su propósito.

    • EL DESPOTISMO ILUSTRADO

    Durante el siglo XVIII los reyes Europeos, excepto los ingleses seguían siendo absolutistas y justificaban su poder por delegación divina. Pero no podían ignorar las profundas transformaciones que estaban ocurriendo. La política de muchos de estos monarcas estuvo influida por ciertas ideas del movimiento cultural de la época: La ilustración. Aunque algunos reyes, como los franceses, siguieron la política absolutista de Luis XIV, la mayoría optó por introducir prudentemente las ideas reformistas planteados por los filósofos ilustrados. Incluso hubo monarcas que tuvieron por consejeros a algunos de los filósofos franceses. Federico II de Prusia tuvo a Voltaire y catalina II de Rusia tuvo a Diderot. Déspotas ilustrados serían entonces los monarcas que utilizan su poder absoluto para racionalizar la administración, fomentar la producción (agricultura, industria, comercio...) e iniciar reformas que redundaran en la mayor o menor felicidad del pueblo. Algunos de los grandes déspotas ilustrados son los anteriores nombrados que conocían perfectamente el pensamiento de la ilustración y llevaron a cabo importantes iniciativas en relación con la enseñanza, la justicia, las obras públicas. En España destacó como rey ilustrado Carlos III (1759-1788) cuyos principales ministros fueron: el conde de Aranda, Campomanes y el Marqués de Floridablanca.

    En conjunto la obra de gobierno de los déspotas ilustrados tuvo poco éxito en sus objetivos últimos de racionalización y mejora del bienestar de sus súbditos. El estallido de la revolución francesa en 1789 y su extensión por Europa demostraría su fracaso, aunque muchos puntos del programa reformista serían recogidos en el siglo XIX por los gobiernos liberales burgueses. Lo ideal hubiera sido que los déspotas ilustrados hubieran limitado los privilegios de la aristocracia, pero en su lugar aumentaron los poderes y privilegios de ésta, contando con ellas a la hora de emprender las reformas.

    • DEFENSORES Y CRÍTICOS DEL ABSOLUTISMO

    Defensores: desde una perspectiva secular racionalista y utilitaria de Thomas Hobbes defendió en su obra Leviatán el carácter absoluto del poder soberano que podía estar en un monarca o en una asamblea para asegurar la paz y la convivencia dentro de un estado. Otro defensor fue el obispo francés Bossuet que en su obra La política sacada de las mismas palabras de la sagrada escritura dijo que el poder le venía directamente al rey de Dios, con lo que sólo tendría que rendirle cuentas a Él.

    Críticas: La crítica más dura del absolutismo es de John Locke cuyas obras justificaron y dieron contenido teórico a la gloriosa revolución de 1688. En su obra Dos tratados sobre gobierno civil dijo que la base del poder civil es un contrato entre los miembros de la sociedad, que se expresa en la ley y cuya finalidad es asegurar los derechos naturales de quienes lo suscriben. En el siglo XVIII los críticos más fervientes fueron: Montesquieu en su Espíritu de las leyes defendió la división de poderes ejecutivo, legislativo y judicial, es decir, la capacidad de hacer las leyes, imponerlas y juzgar sobre su cumplimiento, para evitar que la concentración de los tres en una persona diese lugar a la tiranía. EL segundo fue Roosseau con su obra El contrato social en el que defendía los derechos de la colectividad frente a los individuales, señalando que la voluntad general debía ser el verdadero inspirador del Gobierno.

  • LA ILUSTRACIÓN

  • La corriente de pensamiento que había surgido con la reforma en el siglo XVI impuso en la cultura y en la ciencia unas formas rígidas y ortodoxas. Sin embargo, en el siglo XVIII aparece una corriente de pensamiento que rechaza los principios establecidos y busca nuevas formas para la explicación de los fenómenos naturales y sociales. Este movimiento se llama ilustración (fue un movimiento intelectual crítico y contrario a las influencias ejercidas por la Iglesia.) Frente a la actitud mental predominante en el siglo XVIII caracterizada por la situación establecida y por la sumisión de las jerarquías existentes como derivadas directamente de Dios surge esta corriente.

    La ilustración tiene unas características básicas:

    • Toda fuente de conocimiento emana de la razón. Ésta se considera capaz de estudiar problemas empíricos y resumirlos en principios universales fáciles de entender.

    • Rechazo de todo principio establecido por creencia o por tradición que implica el surgimiento de un espíritu crítico hacia las estructuras y principios heredados.

    • Confianza en todo lo creado por la razón, lo que dio lugar a la idea de que el hombre podía mejorar su situación basándose en el desarrollo científico y técnico que los ilustrados denominaban progreso humano.

    • Continua búsqueda de la felicidad apoyándose en los logros obtenidos por la ciencia o la técnica y eliminando las sombras sobre las mismas y también sobre la felicidad que habían arrojado las estructuras de pensamientos y corrientes anteriores.

    Se difundió por todas las naciones europeas. Fue un movimiento de carácter aristocrático y burgués y sólo alcanzó levemente a las masas populares. Se ha identificado la ilustración con una serie de pensadores franceses y de otras nacionalidades en los que predominó una actitud racionalista (ver crítica del absolutismo):

    • Voltaire: ataca las creencias sin fundamento y los principios basados en la fe, la intolerancia y la costumbre.

    • Montesquieu, Rousseau: basan sus obras en el análisis de las estructuras políticas y sociales.

    • Diderot, D´Alambert: intensifican el desarrollo de las ideas científicas y técnicas como base del progreso humano y del logro de la felicidad; esta idea fue la impulsadora a desarrollar una obra de gran difusión: La Enciclopedia.

    Los ilustrados de otras nacionalidades tienen diferentes rasgos de los franceses:

    • Herder: (Alemania) para toda persona es importante su pertenencia a una comunidad nacional.

    • Vico: (Italia) decía que la historia es la sucesión de civilizaciones todas igualmente valiosas. Para lograr la felicidad es necesario el estudio de la historia.

    • Padre Feijoo, Jovellanos: (España.)El padre Feijoo criticaba toda teoría que sólo viniese avalada por la autoridad y la tradición. También se enfrentó a supersticiones y leyendas con un escepticismo racionalistas. Jovellanos representó la tendencia que pretendía poner en práctica las ideas políticas más audaces de la ilustración. Luchó contra la inquisición e inició una reforma universitaria.

  • INTRODUCCIÓN

  • En la segunda mitad del siglo XVIII se inicia en Gran Bretaña una transformación del sistema de trabajo, de la estructura de la sociedad que se difunde a través de otros países. Se pasa del viejo mundo rural al mundo de las grandes ciudades, del trabajo manual a la máquina, del taller a la fábrica. Ocurre una transformación radical: los campesinos abandonan las aldeas y se trasladan a las ciudades, lo que crea una concentración industrial allí donde crece el número de trabajadores asalariados. Se pasa de una sociedad estamental a una sociedad de clases.

    Está época es la base del mundo contemporáneo. Se evoluciona continuamente, cada cambio que se produce pone en marcha otros.

    El desarrollo de descubrimientos teóricos permite avances técnicos, se incrementan las capitales y se invierten más, lo que provoca un desplazamiento masivo del campo a la ciudad (éxodo rural.)

  • BASES DE LA INDUSTRIALIZACIÓN

    • EL PAPEL DE LA AGRICULTURA

    Sobre este papel existen diferentes posturas, algunos dicen que primero tuvo lugar una revolución agrícola (por el incremento de los rendimientos) que ocasionó después la industrialización. Se moderniza el utillaje del campo, lo que provoca la aparición de maquinaria moderna que obliga al trabajador en paro a ir a la ciudad a buscarlo (depende del tipo de propiedad.) Inglaterra fomenta los avances creando premios para los nuevos inventos. También se da la especialización comarcal (se investiga cada zona para dedicarle a un cultivo específico.) Esto implica mejores rendimientos y una mejora de la dieta, con lo cual se reduce la mortalidad.

    • INDUSTRIA DEL ALGODÓN

    La lana pierde importancia, en las primeras fases de la industrialización el algodón es el sector palanca que propicia el crecimiento. Es muy importante por la abundancia (se cultiva en América, en Egipto, en La India.) En el siglo XIX se cultiva también en Europa porque es una materia muy barata y satisface la demanda. Es un sector que se tecnifica muy rápidamente usando como fuente de energía el vapor y empleándose procesos de fabricación en cadena.

    El comercio exterior es un estímulo para la industrialización: se compra trigo y se venden productos textiles. Hay barcos transportados por esclavos que vendían productos en América y volvían cargados de algodón.

    En 1830 con el desarrollo del ferrocarril el algodón perderá importancia.

    En la Industria del algodón se dan todos los rasgos típicos de la industria surgida a partir de la revolución:

    • La materia prima utilizada es barata.

    • Hay una concentración geográfica industrial.

    • Se da una constante renovación de técnicas.

    • Hay un crecimiento continuo.

    • INDUSTRIA SIDERÚRGICA

    es el segundo gran motor de la industrialización

    En los primeros años del XVII escasea la madera que, junto con el carbón era el más importante material de combustión, por lo que se tienen que habilitar otros, así se da el descubrimiento de un nuevo combustible: carbón de coque (otra palanca de la revolución industrial.) Es barato y tiene gran potencia calorífica. Destaca la cercanía de los centros industriales que lo producen a las minas de donde se sacan.

    Se empieza a utilizar el hierro en las fábricas, lo que ocasiona el principio de la industria siderúrgica. Se usa para todo, de ahí que los historiadores lo llamen “El pan de la industria”.

    En esta época se desarrollan grandes fundiciones inglesas.

    • ERA DEL FERROCARRIL

    Nace en Inglaterra y es otro motor de la industrialización. Su origen está en la máquina de vapor de Watt que promovió la siderúrgica. Después se aplicó a los medios de transporte y también al ferrocarril, donde tuvo mayor repercusión. El primer tren de carbón fue el Stakton Parlington y el Fussé fue el primer tren de pasajeros.

    A partir de 1840 otros países construyen sus primeros ferrocarriles. El ferrocarril canalizó los beneficios obtenidos, permitió la especialización regional (los países donde el nivel industrial era bajo, el ferrocarril no era rentable) su desarrollo repercutió favorablemente en otros sectores: El consumo de hierro y la industria siderúrgica aumentaron.

  • DIFUSIÓN DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

    • RASGOS GENERALES DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL INGLESA

    En el siglo XVI empieza la era del desarrollo económico: comercio internacional.

    A mediados del siglo XVIII ocurre una profunda transformación: se da un gran crecimiento de la población (tiene igual desarrollo con el demográfico.) Al industrializarse entonces Gran Bretaña los cambios que se producen en la economía permiten un aumento de la renta por habitante.

    Tuvo gran importancia el impulso de la revolución agrícola: algunos agricultores y propietarios van a invertir en la industria, siendo la textil y la siderúrgica las dos palancas de la revolución industrial inglesa.

    Sometida a evoluciones técnicas constantes (las universidades de Glasgow y Edimburgo son pioneras en la aplicación de las ciencias.)Inglaterra fomenta el comercio, crea constantes cambios de inversiones, favorece la industria siderúrgica, relaciona las especializaciones. Estos cambios provocaran a su vez cambios de las finanzas de la sociedad.

    En 1850 se frena la revolución industrial y algunos países sentaron las bases del poderío económico mundial. Inglaterra tiene la supremacía (la primera marina del mundo, la mejor red de comunicaciones, las técnicas más avanzadas.)

    • OTROS PAÍSES

    EE.UU., Francia, Alemania y otras potencias del siglo XIX, Rusia y España inician un poco más tarde su revolución industrial.

  • REPERCUSIONES DE LA INDUSTRIALIZACIÓN

    • UNA SOCIEDAD DINÁMICA

    Con la industrialización aparecen nuevos grupos sociales (banqueros, obreros, industriales...), se crea una sociedad más compleja con una estructura nueva y más dinámica. La sociedad industrial es una sociedad de clases siendo los grupos abiertos y estando determinados por el poder económico (Rousseau dijo que la ley era igual para todos los ciudadanos, no siendo ninguna función monopolio de ningún grupo social.) Es la época de las clases medias aunque existen grandes diferencias en la educación y en la cultura. Los artesanos pasan por un mal momento (no pueden competir con la industria.)

    • PROBLEMAS SOCIALES DE LA INDUSTRIALIZACIÓN

    Entre las empresas hay grandes competencias por el mercado, necesitan invertir capital que no puede ser desperdiciado en pagar a los obreros por lo que los salarios son muy bajos. Otro agravante es la cada vez mayor especialización y avance de las máquinas lo que provoca un descenso de la mano de obra humana. Otro problema es la enorme fluctuación de los salarios y también los grandes abusos que se producen: horarios excesivos, el menor salario que reciben las mujeres y niños, las malas condiciones en el trabajo, lo que provoca revueltas obreras y muchas huelgas y sublevaciones.

    • UNA CIVILIZACIÓN DE CIUDADES

    La industria provoca un gran crecimiento urbano, existiendo factores que contribuyen a eso:

    • Las fábricas exigen bastante mano de obra.

    • En las ciudades convergen las comunicaciones.

    • En las ciudades se establecen la banca y el comercio.

    • La afluencia de campesinos de los pueblos hace que crezca el sector terciario.

    A partir de esa situación surgirán problemas de difícil solución: hacinamiento, segregación racial, mal abastecimiento... .

    • ASPECTOS FINANCIEROS DE LA INDUSTRIA

    Hay una necesidad creciente de material: la fábrica exige inversiones que sólo la banca y un nuevo tipo de empresa pueden adoptar. La revolución exige un capital fijo (invertido en maquinaria y edificios) y un capital variable (invertido en stocks de materias primas y de mercancías.) Así surge la sociedad anónima y la banca: la S.A. exige mediante títulos la propiedad (acciones) y la banca facilita los préstamos a corto plazo para la producción y sus gastos anteriores a la expedición de la mercancía. Esta estructuración es imprescindible para la revolución industrial. Destaca la gran importancia de la bolsa.

  • CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA R.I

    • Aplicación de nuevas tecnologías a la producción de bienes y servicios (aplicación de los nuevos inventos.)

    • Surgieron poco a poco unidades de producción diferentes a las pequeñas explotaciones agrarias y a los talleres artesanales. En el campo aparecieron explotaciones con una mayor superficie. En la industria las fábricas eran los ligares donde se concentraban y encadenaban todas las operaciones necesarias para elaborar un producto y eran también los espacios donde los obreros se especializaban en las tareas requeridas por cada etapa de producción. Los gremios desaparecen pero otros sistemas como el putting out o el trabajo artesanal convivieron con la fábrica durante la revolución industrial.

    • Se originó una especialización económica por regiones enteras. Cada región dejó de producir como antes un poco de todo, naciendo así grandes mercados nacionales e internacionales (esto eleva la productividad del trabajo.)

    • Este crecimiento económico supuso que el valor de la producción industrial y de servicios llegase a superar el valor de la producción agraria. Ej. Renta nacional: suma de todos los bienes y servicios producidos durante una año. A principios del siglo XVIII 70 de cada 100 libras venían de bienes agrarios. En 1851 80 de cada 100 libras vienen del valor de bienes industriales y de servicios agrarios (conclusión: se ha producido un aumento en la producción de vestidos, trigo, barcos... .)

    • El crecimiento económico fue diferente a cualquiera de los producidos anteriormente porque se convirtió en un crecimiento sostenido. Cada año se produjo y e consumió más aunque también hubo retrocesos o crisis, pero cuando el consumo y la producción se recuperaban lo hacían siempre por encima del nivel máximo alcanzado anteriormente.

  • EVOLUCIÓN DE LAS ARTES FIGURATIVAS EL IMPRESIONISMO A LA 1ª GUERRA MUNDIAL

  • En el siglo XIX asistimos a un cambio de coyuntura que se manifiesta en todos los niveles artísticos y sociales. En la vida artística hay dos factores importantes:

    ! Popularización de la fotografía, abaratamiento del retrato y aparición de la cámara de bolsillo. A todo esto se suma la fijación del movimiento por la utilización de películas mucho más sensibles.

    ! Extensión de la luz artificial obtenida primero mediante combustión de gas, después de queroseno (alrededor de 1859 se explotan los primeros pozos de petróleo) y en las dos últimas décadas gracias a la electricidad que triunfa públicamente en la exposición universal de París de 1900.

    Estos dos aspectos enfatizan el valor de la luz como elemento configurador de la apariencia visual. La realidad no es algo tangible, sino perceptible para la morada desde condiciones físicas muy variables. De aquí nacen el impresionismo y todos los restantes movimientos de vanguardia. Inicialmente se trata de adecuar la pintura a los nuevas condiciones perceptivas (la imagen se ve cada vez más deprisa por la influencia del tráfico). Muy pronto se abre el camino hacia la desmaterialización y a la ruptura con toda la tradición. Los artistas se interrogan a sí mismos sobre su trabajo y sobre su función social (su “utilidad”.) De todos estos interrogantes surge una concepción del arte como investigación abierta que da respuesta a los problemas existentes y aporta nuevos universos; esto es quizá el sentido de las vanguardias.

    Se rompe con los viejos lenguajes apareciendo el arte como un ejemplo de actividad libre. Se diferencian tres etapas.

  • Los artistas inauguran una nueva actitud pero no rompen del todo con los géneros tradicionales ni tampoco con la concepción espacial heredada del Renacimiento (impresionismo, posimpresionismo.)

  • El fauvismo, futurismo, cubismo... marcan un corte radical al proponer el uso arbitrario del color y la disolución del espacio.

  • Más tarde surgen nuevos lenguajes artísticos solidarios con las condiciones de industria moderna e integrados en la naciente cultura de masas; el cartel, la historieta (TBO) heredan modos representativos tradicionales, pero sus aportaciones, al igual que la fotografía, tienen mucha importancia para la configuración imaginaria de nuestra época.

  • EL IMPRESIONISMO

  • Hacia 1860 muchos indicios hacen pensar que están surgiendo nuevas orientaciones en la pintura europea: pincelada suelta, tonos más claros, preferencia por el aire libre... .

    Su mayor importancia está en la dinámica de cambio y renovación que van a imprimir en el arte occidental.

    En una exposición parisina de 1874 colgaron lienzos muchos pintores, entre ellos Claude Monet que tituló uno “Amanecer del sol. Impresión” esta palabra fue recogida burlescamente por la crítica que bautizó al nuevo movimiento con el nombre de impresionismo. Nace como derivación del realismo cambiando la técnica y la estética (el impresionismo se basa en la apariencia y el realismo pinta la existencia.) Se construye una nueva psicología: la de las sensaciones, nace el impresionismo.

    • E. Manet (1822-1883): Hijo de un alto funcionario ingresa en la escuela naval pero sus repetidos suspensos le hacen abandonarlo. Se inclina por la pintura frecuentando estudios privados y copiando en el Louvre a Tiziano, Tintoretto y a Velázquez, entre otros. Recibe formación tradicional pero no académica.

    Sus obras son rechazadas por diversas exposiciones, así se abre otra paralela gracias a la cual encontrará celebridad: “el almuerzo sobre la hierba” fue considerado un cuadro pornográfico y ocasiono un escándalo que le dio celebridad.

    Se rechazaba de Manet:

    • Manchas de colores planos.

    • Violenta oposición de tonos.

    • Pinceladas sueltas.

    • Sensación de abocetamiento (no sabían que todo esto ya apareció en Velázquez y en Goya.)

    En 1865 presenta la “Olimpia” (armonías insólitas, tonos claros, contraste de la piel blanca de la Olimpia con el oscuro de las paredes y la mujer negra.)

    En 1867 abre una exposición, conoce a Berthe Moriset que le acerca al impresionismo.

    Manet es considerado como el primer impresionista influyendo bastante sobre los demás pintores del grupo.

    Transcurridos unos pocos años desde la 1ª exposición impresionista surgen síntomas de cansancio y se anuncian nuevas corrientes: neoimpresionismo; fenómeno de los años 80 que se prolonga con ecos apagados hasta principios del siglo XX. Otros artistas siguen sus propios caminos:

    • Toulousse - Lautrec: hace carteles reflejando la idea de arte - comunicación.

    • Gauguin: planos de color arbitrarios, búsqueda de temas exóticos.

    • Van Gogh: inaugura una nueva relación entre el artista y el mundo exterior.

    • P. Cézanne: crea un nuevo orden, inicia una reconstrucción racial y perdurable de la naturaleza.

    • Pintores simbolistas: investigan el sueño y el sub - consciente, preludiando el surrealismo.

    Como se aprecia en los 25 años que hay entre 1880 y 1905 la herencia impresionista fue recogida de modos muy diversos y creadores.

  • FACTORES Y CARACTERÍSTICAS DEL IMPRESIONISMO

    • Dos conceptos básicos para los impresionistas son: la luz y tiempo - movimiento. Captan el instante y pintan lo que se mueve, (nubes, humo, reflejos, bailarinas, gente en la calle o carreras de caballos...)

    • Aparecen nuevos temas (paisajes, marinas, vistas fluviales nocturnas, interiores con luz artificial, fiestas o bailes populares, personajes bohemios, marginados... .) Podría definirse como una reacción en contra de los contenidos y grandilocuentes de la pintura burguesa oficial.

    • El color es la base de la pintura impresionista, usan colores primarios (azul, amarillo, rojo) y el blanco.

    • Nueva valoración de la luz y nuevo colorido: Pretenden primero practicar un realismo “absoluto”, por eso suprimen el negro. Llegan a una conclusión: El color no existe, ni tampoco la forma, sólo es real para el pintor la relación aire - luz. La luz es el verdadero tema del cuadro (serie de la catedral de Roven de Monet.) El resultado son unos cuadros muy luminosos en los que las manchas de color colocadas unas al lado de otras se realzan mutuamente y reavivan la luminosidad del cuadro.

    • Nueva técnica, suelta y ligera: pinceladas vigorosas y cortas que aportan muchas veces mucha masa pictórica y otras muchas diluyen el óleo consiguiendo casi un aspecto de acuarela. Los cuadros tienen animación de masa - color que permiten apreciar el cuadro por su propia entidad - material.

    • Nueva valoración del espacio ilusorio: las figuras ya no ocupan el centro del cuadro y están cortadas.

    • Abandonan el dibujo clásico, no buscan representar los contornos precisos y representan las formas no con líneas sino con pinceladas muy sueltas de color quedan a las figuras contornos imprecisos, diluidos. Sus obras tienen aspecto inacabado, abocetado.

    • El arte es concebido como un proceso de investigación, de búsqueda (ahora es cuando ocurre la investigación de colores complementarios y contrastes simultáneos -1839 (Chevreul.)

    • Nueva relación con el publico: los cuadros están algo inacabados y es preciso reconstruirlos mentalmente.

    • Hay un nuevo modo de concebir la relación entre los propios artistas. Constituyen un grupo consciente y coherente. Sus ídolos son Manet y Pisarro. Se reúnen en el café Guerbois.

    • Muchos crean composiciones nuevas influidas por la fotografía en la originalidad de los encuadres y en el interés por captar imágenes instantáneas de un movimiento.

    • Los pintores impresionistas son:

    • Manet: precursor de este movimiento. En su obra se ven etapas.

    • C. Monet: figura central del impresionismo. Gran maestro de la representación del agua y el cielo en sus momentos más fugaces. Es el más impresionista.

    • Pisarró: el más viejo y el más cercano a Manet.

    • Sisley: pureza impresionista en su obra.

    • Renoir: muestra distintos ambientes de parís. En su obra se ve la división del toque colorado.

    • Degas: formación académica que se nota en su pasión por el dibujo. Pintor de bailarinas y de inetriores de la noche parisina.

  • OBRAS IMPRESIONISTAS

    • Claude Monet:

    + Amanecer del sol. Impresión.

    + La Grenouvillere.

    + Regatas en Argenteuil.

    + La estación de Saint - Lazare.

    + la fiesta del 30 de junio de 1878 en la calle de Saint - Denis (sin formas ni contornos.)

    + La catedral de Ruan (serie.)

    + Las ninfeas.

    • A. Renoir:

    + El baile en Moulin de la Galette.

    + El columpio.

    + Jóvenes en el Prado.

    + La fillete à la gerba.

    • E. Degas:

    + Bailarinas rusas (pastel.)

    + La orquesta de la ópera.

    + Ensayos de ballet es escena.

    + Mujer contemplando la planta del pie derecho (escultura.)

    + Bailarinas en la barra.

    + El desfile o caballos de carreras delante de las tribunas.

    + Carreras en provincias.

    + Dos bailarinas descansando.

    • Gaugin:

    + La bahía de San Pedro.

    + El mercado (egipcio.)

    + ¿De dónde venimos? ¿Qué somos? ¿A dónde vamos? (Rasgos nativos isla de Tahití.)

    + El caballo blanco. (Anchas pinceladas de colores planos.)

    + Siesta. (Colorido latinoamericano.)

    + El cristo amarillo.

    A principios del siglo XX el mundo estaba dominado por las potencias europeas que poseían vastos imperios coloniales. La Primera Guerra Mundial cambió radicalmente esta situación.

    4.1 EL MUNDO EN 1914

    La 1ª Guerra Mundial fue el resultado de la quiebra del equilibrio internacional. Dicho equilibrio estaba basado en la hegemonía mundial de Gran Bretaña y en el peso de Francia. Esta situación comenzó a alterarse con el desarrollo económico y militar de Alemania tras su unificación. La rivalidad económica y política entre las potencias europeas fue la causa profunda de este conflicto.

    Esta rivalidad e manifestó inicialmente fuera de Europa en torno al reparto de África y de Asia, trasladándose las tensiones más tarde a Europa. El conflicto estalló en los Balcanes y constituyó la causa inmediata de la guerra. La descomposición del imperio otomano a lo largo del siglo XIX hizo que las grandes potencias se apresurasen a asegurar su influencia en la zona. Las potencias más interesadas eran: Austria-Hungría, que controlaba Bosnia y Rusia, que apoyaba a Serbia. El acercamiento de Alemania a Austria-Hungría hacía previsible la creación de una zona de influencia alemana de Europa- (Ver mapa Pág.151.)

    En este contexto de recelos y colisión de intereses se fue creando una nueva política de alianzas:

    • Triple Alianza formada por: Alemania, Austria e Italia.

    • Triple Entente compuesta por: Rusia, Francia e Inglaterra.

    Las potencias se lanzaron a una frenética carrera de armamento e impulsaron el militarismo en la educación y en la opinión pública (paz armada.)

    En 1914 Europa estaba dividida en dos bandos: los imperios centrales (Alemán, Austro-Húngaro) y las potencias del Entente (Francia, Rusia, Gran Bretaña.) A las que se unen Serbia y Montenegro (Agredidas por Austria-Hungría), Bélgica (invadida por los alemanes) y Japón (que ambiciona las colonias alemanas del pacífico.)

    A lo largo de la contienda, nuevas potencias se irán uniendo a los dos bandos convirtiendo el conflicto en una guerra auténticamente mundial: El imperio otomano y Bulgaria se suman a las potencias centrales, a los países de la Entente se unieron Italia, Rumania, Grecia, Portugal, EE.UU., China y algunas repúblicas de Suramérica.

    4.2 EL DESARROLLO DE LA GERRA

    El detonante del conflicto fue el asesinato en Sarajevo el 28 de junio de 1914 del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona austro-húngara. Austria dirigió a Serbia un ultimátum (por considerarla responsable del atentado), que fue respaldado por Alemania y rechazado por Serbia.

    A partir de este momento se pusieron en práctica las alianzas y en pocos días, Rusia, Alemania, Francia y Gran Bretaña entraron en guerra.

    Lo que se suponía iba a ser una guerra corta y rápida duró cuatro años. En un principio los ejércitos alemanes llevaron una ofensiva generalizada hacia el este (entrando en Rusia) y hacia el oeste. Era la guerra relámpago que fracasó ante la resistencia de Francia en la batalla del Marne (septiembre 1914.)

    Estabilizados los frentes las tácticas cambiaron. Comenzó una guerra de trincheras cuyo objetivo era conseguir el mayor número posible de bajas en el enemigo. Destaca la batalla de Nerdune, de febrero a diciembre de 1916.

    La victoria de la Entente se produjo por la confluencia de tres hechos:

    • La entrada en la guerra de EE.UU. En 1917 que aumentó los recursos de los aliados.

    • La gran ofensiva en todos los frentes del ejército aliado.

    • El estallido de procesos revolucionarios en Austria y Alemania bajo la influencia de la revolución rusa de 1917.

    Entre los meses de octubre y noviembre los imperios centrales se rindieron incapaces de resistir el avance aliado; la guerra había terminado.

    4.3 LAS CONSECUENCIAS DEL CONFLICTO. EL NUEVO MAPA DE EUROPA

    La ª Guerra Mundial provocó 12 millones de muertos y 16 millones de mutilados; por esto y por el gran número de países involucrados se le ha denominado la Gran Guerra.

    Los tratados de paz estuvieron muy influenciados por los “14 puntos” del presidente norteamericano Wilson. Entre ellos los dos más destacados eran: la creación de la Sociedad de naciones (organismo que garantizaba la paz y mediador con posibles conflictos futuros) u la aprobación del derecho de autodeterminación de los pueblos como principio modelador del nuevo mapa Europeo.

    El tratado de Versalles (1919) dictaminó la responsabilidad total de Alemania en el conflicto; tenía que pagar reparaciones a los vencedores, se le impuso la desmilitarización y perdió un 13,5% de su territorio y la totalidad de sus colonias. Otros tratados provocaron la recomposición del mapa de Europa. Austria quedo reducida a un pequeño país, el imperio otomano se disolvió y se colocaron bajo administración francesa y británica sus colonias en oriente Medio.

    A comienzos del siglo XX Rusia permanecía política, económica y socialmente en el Antiguo Régimen. Nadie esperaba que en Rusia triunfara una revolución, pero ésta estalló en 1917. En pocos años se transformó la estructura del estado, la economía y la sociedad rusa.

    5.1 LA RUSIA ZARISTA

    Rusia entró en el siglo XX con una economía muy atrasada, fundamentalmente agrícola y con un desarrollo industrial muy localizado impulsado desde el estado y basado sobre todos en la inversión extranjera. La aristocracia continuaba siendo la clase dominante y la burguesía era un grupo muy reducido en número y en influencia, la mayoría de la población estaba formada por campesinos liberados de la servidumbre recientemente (1861.)

    El régimen zarista continuaba un régimen autocrático. El zar tenía un poder absoluto y controlaba la vida política, la Iglesia, la educación, el ejército, el sistema económico sin control parlamentario.

    • DE LA REVOLCIÓN DE 1905 A LA 1ª GUERRA MUNDIAL

    A principios del siglo XX el resentimiento ante la arbitrariedad política, los desequilibrios producidos por la acelerada industrialización y el malestar existente entre el campesinado y la burguesía fueron creando diversos partidos clandestinos de oposición al régimen.

    El descontento se agudizó por los costes que suponía la agresiva política expansionista del gobierno que condujo a la guerra contra Japón en 1904-1905. La derrota rusa causó una oleada de movilizaciones en todo el país. Fue la revolución de 1905. en los centros industriales se crearon consejos de representantes de los obreros: los soviets. Dentro de ellos la mayor influencia correspondía al partido social-demócrata, divido en dos tendencias:

    • Los mencheviques: más moderados, veían necesario instaurar un gobierno liberal antes de pensar en la revolución socialista.

    • Los bolcheviques: creían que la revolución dirigida por el proletariado industrial no admitía fases intermedias. Su gran ideólogo fue Lenin.

    El zar se vio obligado a conceder una cierta liberalización política y aseguró su intención de gobernar junto a un parlamento o Duma pero pronto traicionó estos planteamientos.

    La entrada de Rusia en la 1ª Guerra Mundial fue el principio y el fin del régimen zarista. Las sucesivas derrotas y la escasez de alimentos en las ciudades propiciaron el descontento, en febrero de 1917 estallaron las primeras revueltas.

    5.2 LA REVOLUCIÓN RUSA Y LA GUERRA CIVIL

    La revolución de 1917 tuvo dos fases: la revolución de febrero y la revolución de octubre.

    • En febrero de 1917 el soviet de Petrogrado apoyado por algunos cuerpos del ejército obligó a dimitir al zar Nicolás II y entregó el poder un gobierno provisional dirigido por el menchevique Keresnky. Se proclamó la república, se concedieron libertades de expresión, reunión, asociación y huelga y se legión una asamblea constituyente. Pero estas medidas no fueron suficientes. Empezaron a construirse soviets en todos los centros de trabajo y rápidamente se hicieron con el control de la producción. En el ejército también se formaron comités de soldados que favorecieron la indisciplina y las deserciones. Al mismo tiempo se fueron produciendo movilizaciones campesinas. La tesis de Lenin “todo el poder para los soviets” iba ganando terreno.

    • En octubre de 1917 la guardia roja (milicia creada por los bolcheviques) asaltó el gobierno provisional forzando su disolución. La revolución de octubre de 1817 entregó el poder a los bolcheviques que firmaron la paz con Alemania (tratado de Brest-Litovsk, decretaron la abolición de la propiedad privada sin indemnización y marginaron a los demás partidos.

    Al mismo tiempo en la primavera de 1918 se desataba una guerra civil propiciada por los grupos más afectados por los cambios revolucionarios (la aristocracia terrateniente, la gran burguesía y el funcionariado del estado) que fueron apoyados por las potencias de la Entente, contrarios a la implantación de un régimen revolucionario en Rusia.

    5.3 LA FORMACIÓN DE LA UNIÓN SOVIÉTICA

    La victoria del ejército rojo en la primavera de 1920 consolidó la revolución y la hegemonía de los bolcheviques que a partir de 1910 pasaron a denominarse Partido Comunista.

    La guerra había obligado a la nacionalización de todas las empresas, a su control férreo desde el estado y a la imposición de requisas sobre la producción agrícola. El fin de la contienda hizo posible un cambio de política económica. La nueva política económica, el NEP, puesta en marcha en 1921 buscaba relanzar la economía y establecer una alianza entre el campesinado y el proletariado como base social del nuevo estado. La economía se liberalizó; se permitió a los campesinos comerciar con una parte de su excedente y se restablecieron as relaciones de mercado entre el campo y la ciudad; también se desnacionalizaron muchas empresas y se alentó la formación d cooperativas industriales.

    Sin embargo, está orientación económica más liberal contrastó con las resoluciones políticas adoptadas tras el X congreso del Partido Comunista en marzo de 1921, que fortaleció la identificación entre los órganos centrales del partido y del gobierno de la nación, prohibió definitivamente a los partidos comunistas, un régimen de partido único y negando la difusión de corrientes alternativas a la línea oficial dentro del propio partido.

    En 1922 se crea la Unión Soviética con toda su carga de esperanza y contradicciones, un régimen que desde el comunismo intentaba ofrecer una alternativa global. Política y económica al sistema capitalista y a los regímenes parlamentarios del resto de Europa Y EE.UU. (ver Pág. 153)

    5.4 LA URSS TRAS LA MUERTE DE LENIN

    En 1924 murió Lenin. Tras unos años de lucha entre los diferentes bandos el Partido Comunista, Stalin se hizo con el poder en 1929. Stalin intentó fortalecer el régimen comunista. Por un lado impuso un régimen de terror (purgas) que liquidó las posibles oposiciones. En segundo lugar aceleró la industrialización de su país para convertirlo en una gran potencia, para ello se impuso la colectivización agraria mediante la creación de los Koljos y la planificación de la economía por el estado a través de los planes quinquenales. A finales del los años 30 la URSS era la tercera potencia mundial, detrás de EE.UU. y Alemania.