Deficiencias motóricas

Parálisis cerebral. Espina bífida. Distrofia muscular. Minusvalías físicas

  • Enviado por: Wixi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

MENTAL

Tema 1: El niño con minusvalía física

Deficiencia: Anormalidad que a nivel orgánico produce y mantiene la alteración motora.

Discapacidad: Repercusión a nivel de actos motores que en cada persona provoca la deficiencia en su aparato locomotor.

Minusvalía: Refleja la consideración a nivel social del afectado de deficiencia motora.

Parálisis Cerebral (PC)

  • 1844 ≤ Little ≤ “Diplejía Espástica”.

  • 1889 ≤ Osler ≤ “Parálisis Cerebral”

  • A lo largo del s. XX, incrementa el número de estudios sobre la PC, preferentemente desde el punto de vista médico.

  • Años 60 ≤ Se aborda desde la ciencia psicológica.

  • 1950 Phelp Define la PC: “trastorno persistente, pero no invariable, de la postura y del movimiento debido a una lesión no evolutiva del encéfalo antes de que su crecimiento y desarrollo se completen”.

· Causas de la PC

  • Pueden ser múltiples, variadas e interactuantes.

  • Tomando como referencia el momento del parto:

    • Prenatales: 50%. Adquirida por:

          • Ciertas enfermedades sufridas por la madre en el embarazo: rubéola, herpes, etc.

          • Falta de O2 a la madre en el embarazo (anoxia), anemia, etc.

          • Toxemia, diátesis, etc... en la madre.

          • Anoxia prenatal.

          • Traumas que afectan al feto.

    • Perinatales: 33%. Adquirida por:

          • Anoxia por obstrucción del cordón umbilical.

          • Asfixia.

          • Traumatismo craneal ≤ mal uso de los fórceps.

          • Partos excesivamente largos y partos que producen sufrimiento fetal.

          • Parto prematuro.

    • Postnatales: 10%. Adquirida por.

          • Traumatismo craneal.

          • Infecciones: meningitis, encefalitis...

          • Accidentes vasculares: embolias, hemorragias...

          • Tumores, quistes, etc.

· Clasificación de la PC

  • Tipos: Basadas en el carácter de la alteración de los movimientos musculares.

    • Parálisis espástica: 75%. Lesión en la corteza cerebral y afecta a los centros motores produciendo hipertonía. Movimiento voluntario (gran rigidez) interferido por espasmos. Movimientos lentos y explosivos.

    • Parálisis atetoide: 10%. Lesión en los ganglios basales. Movimientos involuntarios y lentos. Extremidades inferiores suelen estar menos afectadas que las superiores. Frecuentes los problemas de oído y afectados los músculos de la lengua, faringe y laringe.

    • Parálisis atáxica: <8%. Lesión en el cerebelo. Inestabilidad en la marcha, pobre equilibrio. Problemas de coordinación visomanual.

    • Parálisis mixta: 10%. Combina los tipos anteriores.

  • Topografía: Referencia a la localización de la lesión y a la parte del cuerpo afectada en su movimiento. Sólo aplicable al tipo espástico.

    • Monoplejía: 1 extremidad.

    • Hemiplejía: Mitad lateral del cuerpo.

    • Paraplejía: Piernas.

    • Cuadriplejía o tetraplejía: 4 extremidades.

    • Diplejía: Tetraplejía con extremidades inferiores más afectadas que las superiores.

  • Grados: Según el grado de afectación en la movilidad.

    • Leve: Motricidad fina más afectada que la gruesa. Se puede andar y hablar. Frecuentes los problemas de articulación.

    • Moderado: Motricidad fina y gruesa afectadas. Ayuda técnica para desplazarse. Suelen presentar graves problemas de articulación. Habla poco inteligible.

    • Severo: Nivel de afectación casi total. Ni usar las manos ni andar. Depende totalmente de otra persona.

  • Tono: Referencia al estado muscular en reposo.

    • Isotónicos: Normal.

    • Hipertónicos: Aumentado.

    • Hipotónicos: Disminuido.

    • Variable: Poco consistente.

· Trastornos asociados a la PC.

  • Crisis epilépticas: Pocos casos en los que estas crisis afectan a tener problemas de aprendizaje.

  • Alteraciones sensoriales: Pueden verse afectados los órganos de la vista, el oído, las sensaciones táctiles, kinestésicas y propioceptivas.

  • Problemas de retraso intelectual: 50% de niños con PC tiene un desarrollo intelectual por debajo de la media.

  • Déficits de atención: Nivel de atención bajo, muy dispersa.

  • Problemas emocionales: Ansiedad, depresión, frustración, aislamiento y baja autoestima.

  • Alteraciones en el lenguaje y el habla: Debido a la afectación del movimiento de los órganos articulatorios y de fonación. Disartria (habla mal articulada) problema mas frecuente.

  • Problemas de personalidad: Niños sensibles y con poco control emocional.

  • Problemas en el rendimiento escolar: Los problemas de aprendizaje escolar están relacionados con las alteraciones anteriores.

Espina Bífida (EB)

  • Defecto congénito del tubo neural. Anomalía del desarrollo del arco vertebral posterior, el cual no cierra bien, por lo que se puede dañar la médula espinal.

  • No suele presentar síntomas directos, diagnóstico de forma accidental. Rara vez precisa tratamiento.

  • El grado de afectación depende del lugar y extensión de la lesión.

  • Disfunciones más frecuentes: Falta de control de esfínteres, paraplejía, infecciones renales, pérdida de sensibilidad cutánea e hidrocefalia.

  • Incidencia: 1 a 4/1000 nacidos vivos.

· Causas de la EB.

  • No están bien determinadas.

  • Consecuencia del cierre defectuoso del tubo neuronal en las 1as semanas del desarrollo embrionario.

  • Entre los factores causantes están: los de tipo genético, exposición a radiaciones y a tóxicos, gripe materna...

  • Pruebas diagnósticas: entre las semanas 14 y 16 del embarazo.

· Tipos de EB.

  • Oculta: Cierre defectuoso de las láminas de la columna vertebral en la región lumbosacra. No hay protrusión ni de la médula espinal ni de las meninges. 5% de la población. Externamente se puede detectar por una pequeña depresión cutánea. No hay anomalías neurológicas. Si la médula se adhiere de forma anormal a la zona de la malformación, pueden manifestarse alteraciones neuromusculares, debilidad en las extremidades inferiores, inestabilidad en la marcha y problemas en el control de esfínteres.

  • Meningocele: Profusión en la espalda de un quiste herniano con meninges. Contiene líquido cefalorraquídeo. El daño puede repararse por cirugía.

  • Mielocele: El abultamiento tiene líquido cefalorraquídeo y médula espinal.

  • Mielomeningocele: Defecto más grave del SNC. El saco herniano contiene líquido cefalorraquídeo, médula espinal y sus meninges. Causa: el tubo neural no se ha cerrado durante el desarrollo embrionario. Hay casos que el tubo se abre por un aumento de la presión del líquido cefalorraquídeo. Afecta a 2/1000 nacidos vivos. Región lumbar, dorsal baja o sacra. Según la cantidad de tejido neural afectada provoca paraplejía, defectos en músculos y esqueleto, y trastornos genitourinarios graves. Suele asociarse con hidrocefalia y Arnold-Chiari. Pueden sobrevivir con los cuidados 'Deficiencias motricas'
    adecuados.

· Localización

Según la localización, varía la gravedad:

Cráneo: 8%. Parálisis espástica que suele ir acompañada de lesión cerebral.

Cuello: 4%. Debilidad muscular en una o las dos extremidades superiores quedando afectada la motricidad fina de los dedos.

Espina dorsal: 6%. Escoliosis, parálisis ligera o parcial por debajo de la lesión (paresia). Si hay incontinencia urinaria suele ser entrenable.

Espina lumbar: 69%. Parálisis flácida ≤ músculos de caderas y nalgas muy debilitados. Posible dislocación de la cadera. Es frecuente la falta de control de esfínteres.

Zona sacro-coxígea: 13%. Suele aparecer paresia ligera por debajo de las rodillas. No hay control de esfínteres.

· Otras deficiencias asociadas a la EB.

Déficits de tipo:

  • Neurológico: Distintos grados de parálisis.

  • Motor: Alteraciones de la cadera, deformaciones del raquis, del pie y problemas de coordinación motora.

  • Sensitivo: Pérdida de sensibilidad cutánea.

  • Dificultades en la percepción, atención y memoria: problemas de aprendizaje

  • Conductuales: Alteraciones del carácter y comportamiento, baja autoestima.

Distrofia Muscular

  • Enfermedad genética ≤ atrofiamiento progresivo de los músculos esqueléticos simétricos. Causa desconocida, parece por error congénito del metabolismo

  • Inicio: pérdida insidiosa de fuerza y deformidad progresiva.

  • Diagnóstico: biopsia muscular, electromiografía y árbol genealógico.

· Tipos:

  • Distrofia muscular de las cinturas: Autosómico recesivo. Debilidad y degeneración de los músculos de la cintura escapular o pélvica. Dos tipos:

    • Distrofia muscular escapulohumeral: 1º cintura escapular, luego a la pelviana.

    • Distrofia muscular pelvifemural: Empieza en la cintura pelviana.

  • Distrofia muscular distal (de Gowers): Afecta a adultos. 1º moderada atrofia en brazos y piernas que se extiende poco a poco hacia los músculos próximos y faciales.

  • Distrofia muscular miotónica: Flacidez facial, disartria y ptosis (caída del párpado superior).

  • Distrofia muscular seudohipertrófica benigna (de Becker): 8 - 20 años.

  • Distrofia fascioescapulohumeral (Landouzy - Dejerine): <10 años. A veces en la adolescencia. Atrofia simétrica progresiva de los músculos de la cara, hombros y brazos. Afecta a toda la musculatura voluntaria. No hay tratamiento.

  • Distrofia muscular de Duchenne: Atrofiamiento simétrico y progresivo de los músculos de la pelvis y de las extremidades inferiores hasta afectar a la musculatura involuntaria. Recesivo ligado al cromosoma X ≤ sólo en varones. 50% de todas las distrofias musculares. Aparece a los 3-5 años. Hacia los 12 ≤ silla de ruedas. Marcha de ánade, dificultad para subir escaleras, contracturas, caídas frecuentes y lordosis pronunciada. Problemas pulmonares y de corazón. Muerte de los 10-15 años después de aparecer los 1os síntomas. No hay pruebas para detectarla antes de nacer. Objetivos del tratamiento: detener la evolución rápida de la enfermedad, retrasar la aparición de las disfunciones o alteraciones típicas a través de medidas terapéuticas ≤ mejorar la calidad de vida. Tratamiento psicopedagógico: que el niño esté en la escuela todo el tiempo posible, favorecer el desarrollo de sus capacidades y cultivar sus aficiones.

· Características de los niños afectados.

  • Inestabilidad emocional: aceptación de la enfermedad, negación del final.

  • Altos niveles de ansiedad e inseguridad.

  • Actitudes negativas: agresividad, mutismo...

  • Refugio en la fantasía.

  • Pasividad: dependencia afectiva.

  • Bajo autoconcepto.

  • Bajo rendimiento escolar: saber la poca expectativa de vida.

Otras causas de minusvalías físicas

· Poliomielitis:

  • Enfermedad infecciosa causada por uno de los tres poliovirus causantes. Puede evitarse por inmunización.

  • Transmisión: contaminación fecal o secreciones orofaríngeas.

  • Incremento de la gravedad cuanta más edad.

  • Secuelas: constituyen una de las discapacidades más frecuentes en España.

  • 3 formas:

    • Poliomielitis ansiomática: sin síntomas clínicos, pero confiere inmunidad.

    • Poliomielitis no paralítica: Evolución prolongada. Características: fiebre, cefalea, náuseas, vómitos, molestias abdominales, dolor de espalda, irritación de las meninges, dolor y rigidez en la espalda.

    • Poliomielitis paralítica: Aparición brusca de parálisis y fiebre, cefalea, dolor y debilidad.

· Artritis reumatoide juvenil (enfermedad de Still):

  • Antes de los 16. Afecta a las grandes articulaciones.

  • Síntomas: Hinchazón, rigidez y calor. En la fase activa: Fiebre, cefalea, dolor y debilidad.

  • Periodo de recuperación: Puede alcanzar los 2 o 3 años. Durante el tratamiento: Reposo y medicación, analgésicos y antiinflamatorios.

  • Punto de vista educativo: actividad normal.

· Lesiones medulares o del SNC:

  • Causas: accidentes de tráfico, caídas o lesiones deportivas.

  • Consecuencias: hemiplejía, paraplejía o tetraplejía.

· Osteogénesis imperfecta:

  • Trastorno genético hereditario ≤ carácter autosómico dominante.

  • Producir huesos quebradizos y frágiles ≤ traumatismos ligeros = rotura.

  • Dos formas:

    • Osteogénesis imperfecta congénita: antes del nacimiento y si sobrevive: enano deforme. Desarrollo mental normal si no hubo traumatismo craneal.

    • Osteogénesis imperfecta tardía: cuando el niño da sus primeros pasos se ven los síntomas. La gravedad y frecuencia de las fracturas disminuyen con la edad, pudiendo desaparecer tras la pubertad. No hay tratamiento.

· Trastornos ortopédicos:

  • Genu varum y genu valgum: Genu varum, curvatura hacia fuera de una o ambas piernas a la altura de las rodillas: “piernas en paréntesis”. Genu valgum, curvatura de las piernas hacia dentro. Rodillas se rozan, tobillos distantes: “piernas en X”. Corrección: aumento de fuerza muscular y crecimiento óseo. Si no, necesaria intervención quirúrgica. Recomendable el ejercicio físico.

  • Anomalías del pie: Suelen ser hereditarias y han de ser corregidas con plantillas correctoras o zapatos ortopédicos. En algunos casos es necesaria cirugía.

    • Pie plano: Aplanamiento del arco del pie.

    • Pie cóncavo o cavo: La punta del pie mira hacia abajo y hacia adentro. Casos más graves ≤ cirugía.

    • Pie equino: Por la flacidez de los pies, la punta mira hacia abajo por la gravedad.

    • Pie talo: Pies grandes, difícil acomodación en el zapato dificultando su marcha. Ulceraciones.

  • Subluxación de la cabeza del radio: Anomalía congénita o adquirida que no se suele tratar hasta terminado el crecimiento. Impide girar completamente las palmas hacia arriba y hacia abajo con el codo flexionado. Prominencia del hueso en la parte exterior del codo.

  • Luxación congénita de cadera: Trastorno congénito. La cabeza esférica del fémur no está en contacto con el acetábulo o cavidad cotiloidea por la falta de profundidad de ésta. Si no se detecta a tiempo ≤ marcha deambulante.

  • Enfermedad de Perthes (coxa plana): 4-8 años. La falta de aporte sanguíneo a la epífisis de la cabeza del fémur produce una necrosis del núcleo de osificación ≤ problemas de deambulación y dolores.

  • Cifosis o espalda redonda: Suele provocar dolor de espalda al dificultar la posición de sentado.

  • Escoliosis: Desviación lateral de la columna.

  • Lordosis: Curvatura de la columna lumbar y cervical observable cuando la persona se ve desde un lado.

Escoliosis, lordosis y cifosis, pueden corregirse con ejercicio físico y adquiriendo hábitos posturales correctos.

· Agenesias de miembros:

Ausencia congénita de un órgano o una parte de él, provocado por una falta de tejido primordial y de desarrollo del embrión.

  • Sindactilia: Dos o más dedos se hallan unidos por la piel o presentan una unión absoluta con fusión de huesos y uñas. Se corrige por cirugía a realizar lo más pronto posible, por repercusiones a nivel emocional y en los aprendizajes de tipo motriz.

  • Focomelia: Anomalía congénita. Afecta al desarrollo de los huesos largos. Ausencia de la porción superior de una o más extremidades. Se asocia a la toma de talidomida en las primeras semanas del desarrollo del embrión.

  • Amelia: Alteración congénita. Ausencia de una o más extremidades. Los niños afectados llegan a adquirir una extraordinaria habilidad con el muñón, prótesis, boca o pies.