Decisisones financieras en la empresa

Autofinanciación. Recursos ajenos. Inversión. Criterios

  • Enviado por: Casielles
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

El entorno financiero viene determinado por el sistema financiero, es decir, el conjunto de mercados medios, activos e instituciones financieras que permiten canalizar los recursos desde los ahorradores hasta los inversores.

Las decisiones financieras se refieren a la inversión de recursos en activo y a la obtención de fondos, estando ambos tipos de decisiones relacionadas mediante el coste de capital.

Las decisiones financieras son de dos tipos:

  • Decisiones de inversión: la empresa colocará sus recursos en aquellos proyectos de inversión en los que espera obtener beneficio en el futuro, para ello evaluará los beneficios y los costes que se derivan del proyecto.

  • Decisiones de financiación: suponen que la empresa determinará el nivel de endeudamiento y la estructura financiera de la misma. La empresa necesita fondos para llevar a cabo sus proyectos de inversión. Las decisiones de financiación se refieren a la selección de fondos entre los diversos medios de financiación y por medio de estas decisiones se determinará la estructura financiera de la empresa.

  • La selección de estos medios de financiación se basa en los diferentes costes de los recursos, su disponibilidad, aspectos fiscales, etc.

    La decisión sobre la estructura financiera consistirá en determinar la relación entre recursos financieros ajenos y propios que maximice el valor de la empresa o que minimice el coste de capital.

    Los fondos propios de una empresa incluyen todos aquellos recursos financieros que son propiedad de la empresa ya sean externos o internos. Los fondos propios externos tienen su origen en las aportaciones de los socios y configuran los recursos propios de la empresa. Los fondos propios internos procederán de las amortizaciones y de las provisiones que constituyen las posibilidades de autofinanciación de la empresa

    Los recursos ajenos engloban recursos externos que generan deuda, es decir, que son proporcionados por acreedores a corto, medio y largo plazo.

    Autofinanciación.

    Esta configurada por la acumulación de beneficios, es decir, de beneficios no repartidos entre los accionistas y constituyen las reservas. También esta configurada por la provisión que es una cantidad destinada a cubrir pérdidas o gastos claramente delimitados en cuanto a su naturaleza pero que a la fecha de cierre del ejercicio no se encuentran cuantificados ni tan poco se conoce la fecha precisa en que se producirán, por ejemplo grandes reparaciones, indemnizaciones, depreciación de existencias, etc.; por lo tanto las provisiones nacen vinculadas a la cobertura de alguna contingencia o riesgo concreto, pero mientras no se apliquen a su finalidad la empresa puede utilizar esos fondos.

    La amortización permite la recuperación financiera de las inversiones fijas, dotándose para cubrir la depreciación anual sufrida por el inmovilizado como consecuencia de su utilización en el proceso productivo, esa depreciación puede ser tanto técnica (desgaste físico) como económica (obsolescencia).

    Recursos ajenos.

    Distinguimos dos tipos de recursos:

    1.- Recursos ajenos a largo plazo, dentro de los cuales distinguimos:

    a) Los títulos: que son créditos contra la sociedad emisora que se subdividen en un elevado número de participaciones que otorgan a sus compradores el derecho a recibir el pago de unos intereses y a que se les devuelva en la fecha concebida y en la forma estipulada el principal, por ejemplo en el caso de las obligaciones podemos distinguir tres tipos:

  • Obligaciones de cupón americano, en las que el interés se paga de forma periódica y a lo largo de la vida del título

  • Obligaciones de cupón cero, que se caracterizan porque se percibe la totalidad de los intereses generados en el momento del vencimiento.

  • Obligaciones al descuento, en las que el cobro de los intereses se realiza por anticipado y en el momento de suscribir el título, es decir, el desembolso a efectuar será el nominal menos el interés.

  • Las obligaciones al descuento también se le suelen conocer con el nombre de letras (letras del tesoro).

    Las cédulas que son títulos con garantía hipotecaría.

    b) Prestamos y créditos: en este caso se recibe una cantidad de dinero a devolver en un periodo de tiempo, pero los intereses se pagan sobre la totalidad del principal. En el caso del crédito la institución financiera pone a disposición de la empresa una cantidad que constituye el límite máximo de recursos de los que puede disponer, esto hace que la empresa pueda disponer de la cantidad que estime oportuna pagando intereses solamente por la parte utilizada. En ocasiones tiene que pagar una comisión por la cantidad no utilizada.

    2.- Recursos ajenos a corto plazo, distinguimos:

  • Crédito comercial: tanto los impuestos como las cotizaciones a la Seguridad Social, los sueldos y los créditos con proveedores y otros acreedores son una fuente de financiación a corto plazo para la empresa, ya que se devengan en un periodo de tiempo, pero se pagan en otro constituyendo de este modo una fuente de financiación.

  • Descuento comercial: hace posible disponer del importe de un efecto comercial antes de su vencimiento.

  • Factoring: en este caso la empresa vende a una sociedad de factoring un crédito concedido a un cliente antes del vencimiento. La sociedad de factoring se encarga de su cobro y asume el riesgo de insolvencia del cliente, suelen cobrar a la empresa una comisión en función del riesgo asumido.

  • Decisiones de inversión.

    Estas decisiones suponen comprometer una serie de recursos actuales con la esperanza de que se van a obtener beneficios en el futuro.

    Se distinguen una serie de componentes en los proyectos de inversión, como son:

  • Desembolso inicial, lo constituyen la totalidad de pagos y gastos en la adquisición de una activo hasta que este entra en funcionamiento.

  • Flujos diferenciales, recogen las diferencias entre cobros y pagos a lo largo de los sucesivos ejercicios en los que dura el proyecto.

  • Flujo terminal, es el valor de venta del activo e incluye el efecto impositivo sobre esa venta.

  • Vida del proyecto u horizonte temporal, se refiere al periodo de tiempo de duración del proyecto.

  • Criterios de selección de proyectos.

    Distinguimos entre:

    1.- Criterios aproximativos:

    a) Flujo neto por unidad monetaria comprometida, su principal inconveniente es que no tiene en cuenta el periodo de tiempo en que se generan los distintos flujos de caja.

    r flujo neto por unidad monetaria comprometida

    qt flujo de caja

    A desembolso inicial

    Si r > 0 seleccionamos el proyecto, si r < 0 rechazamos el proyecto.

    b) Flujo medio por unidad monetaria comprometida, este método adolece el mismo defecto que el método anterior y además favorece a los proyectos de menor duración.

    r' flujo medio

    qt flujo de caja

    A desembolso inicial

    N periodo de tiempo de duración del proyecto

    r' > 1/n seleccionamos el proyecto, si r' < 1/n rechazamos el proyecto

    c) Payback (plazo de recuperación), este método solamente tiene en cuenta el número de años que se tarda en recuperar el desembolso inicial. En este método no se consideran los flujos de caja generados con posterioridad al plazo de recuperación del desembolso inicial.

    2.- Criterios clásicos.

    a) VAN (valor actual neto): para cada proyecto se calcula el valor actual neto del mismo.

    K coste medio de utilización de los recursos

    Si VAN > 1 aceptamos el proyecto, si VAN < 1 rechazamos el proyecto.

    b) TIR (tasa interna de retorno): este método calcula cual es la tasa de rendimiento de la inversión. Para ello se iguala la expresión del VAN a cero y despejamos la tasa.

    t = 1+r

    Si r > K aceptamos el proyecto, si r < K rechazaomos el proyecto, si r = K nos es indiferente.

    Organización empresarial Tema 11

    125

    130