David

Teología. Figura religiosa. Rey de Judea. Goliat. Jerusalén. Saúl

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Magisterio de educación Infantil

Asignatura: Biblia y teología cristiana

Universidad Escuni Madrid

Vida de David

  • Juventud

David fue el octavo y último hijo de Ishai o Jesé, un ciudadano de Belén. Aparentemente su padre era un hombre de vida humilde. El nombre de su madre no ha quedado registrado. Algunos piensan que era la Nahash de los 2 Samuel 17:25. En cuanto a la apariencia de David, es descrito como un hombre guapo (1 Samuel 16:12; 17:42).

Su primera ocupación fue atender los rebaños de su padre en las llanuras de Judá. De lo que sabemos de su historia posterior, sin duda, él pasaba su tiempo, mientras vigilaba al carnero, con sus instrumentos musicales (flauta y arpa). Sus primeras hazañas registradas fueron sus encuentros con las bestias salvajes. El decía que con su propia mano y sin ayuda había matado a un león y a un oso, cuando intentaron atacar su rebaño, pegándoles hasta matarlos con un palo (1 Samuel 17:34,35).

Mientras David se involucraba cada vez más con el trabajo de pastor, Samuel hizo una inesperada visita a Belén. Allí ofreció sacrificios y convocó a los ancianos de Israel y a la familia de Jesse a la comida de sacrificio. A medida que iban llegando los invitados, Samuel miraba a cada uno sin encontrar lo que buscaba. Al entrar David, el profeta inmediatamente reconoció al elegido de Dios, señalado para suceder en el trono al Rey Saúl, quien se estaba alejando de los caminos de Dios.

David fue ungido con aceite en su cabeza con arreglo a la ley. Tras este suceso, regresó a su vida como pastor de ovejas, pero "el espíritu del Señor llegó a David desde ese día en adelante" y "el espíritu del Señor se alejó de Saúl" (1 Samuel 16:13, 14).

No mucho después de este suceso, David fue enviado a calmar con su arpa el atormentado espíritu de Saúl, quien sufría una extraña depresión y melancolía. Tocó su arpa de una forma tan magnífica que Saúl quedó maravillado y comenzó a sentir afecto por el joven pastor de ovejas. Después de esto, David volvió a Belén, destacando posteriormente en las guerras contra los filisteos. Los ejércitos filisteo e israelita libraron una batalla en el valle de Elah, unas 16 millas al Sur-Oeste de Belén, adonde fue enviado David por su padre para llevar provisiones a sus tres hermanos, que luchaban al lado del rey. Cuando llegó al campamento israelita, David, ahora un joven (1 Samuel 17:42), se enteró que el campeón de los filisteos, Goliat de Gath, vino a desafiar a Israel. David juró pelear con el campeón filisteo y Saúl le ofreció su propia armadura real para hacerlo, pero David la rechazó ya que no estaba acostumbrado a usarla y se sentía incómodo con ella.

David sólo tomó su honda, y con su entrenada puntería arrojó un guijarro de río que golpeó la frente del gigante, de forma que éste cayó al suelo inconsciente. Entonces David corrió a cortar la cabeza de Goliath con su propia espada (1 Samuel 17:51). El resultado fue una gran victoria para los israelitas, quienes persiguieron a los filisteos hasta las puertas de Gath y Ecrón. Sin embargo, la popularidad que David consiguiera con su heroísmo despertó los celos de Saúl (1 Samuel 18:6-16), la cual se hizo notar en varias formas. Fue creciendo en el rey un odio hacia la persona de David, y urdió varias estrategias para acabar con su vida (1 Samuel 18:29). No obstante, todos los complots del cada vez más enfurecido rey fueron inútiles. Saul veía cómo ante cada intento de matar a David, la admiración del pueblo por este joven héroe aumentaba, sobre todo la de Jonatán, el hijo de Saúl, quien tenía una profunda amistad con David.

Mientras duró esta persecución de Saúl, David vivió en el exilio y aceptó como fortaleza la ciudad de Ziklag del rey filisteo Achish de Gath (1 Samuel 27:2-6). Hasta la muerte de Saúl en Gilboa, David trabajó como general mercenario para los filisteos, y adoptó la tecnología del hierro en lugar del bronce que había usado hasta entonces.

  • David como rey de Judea

David volvió a Israel bajo órdenes de Dios (2 Samuel 2) después de la muerte de Saúl y Jonathan y el período de luto. Volvió a Hebrón donde la gente de su tribu nativa, la tribu de Judá, lo eligió como su rey. Las tribus del norte, por el contrario, no reconocían a David, y en cambio, seguían al hijo de Saúl, Isboset.

Sobrevino una guerra civil entre Judá (seguidores de David) y las tribus del norte (seguidores de Isboset). Eventualmente, Abner, el comandante y asesor de Saúl, se fue desilusionando de Isboset y cambió de bando al lado de David. La guerra terminó cuando Isboset fue asesinado en el año 991 adC.Reinado de David sobre la Monarquía Unida

  • Reinado de David sobre la monarquía unida

Tras la muerte del heredero de Saúl, los líderes de las tribus israelitas decidieron finalmente proclamar rey de Israel a David por consentimiento popular, tras ser recibidos en audiencia por el rey de Judá en Hebrón, reinando desde ese momento en ambos reinos hebreos. Gobernó su reino unificado durante siete años desde Hebrón, pero ante los recelos de los israelitas por mantener su capital en territorio de Judá, finalmente decidió conquistar la fortaleza jebusea de Jerusalén para convertirla en su nueva capital. Su elección se basaba en que esta ciudad se hallaba ubicada sobre un promontorio (el monte Moriah) que la hacía prácticamente inexpugnable, unido al importante factor de que no pertenecía a ninguno de los dos reinos, ya que permanecía en manos de una tribu cananea, los jebuseos, que habían logrado mantener el dominio de la ciudad frente a los dos reinos hasta ese momento.

Tras la conquista de la ciudad, David proclamó a Jerusalén como su capital, y llevó el Arca de la alianza al Monte Moriah, donde tuvo intención de construir un templo, pero Dios, no lo autorizó a hacerlo. Una razón fue que el Templo debía ser un sitio de paz y reverencia, pero como David había peleado tantas batallas, se había convertido, según la biblia, en un "hombre de sangre".

David como figura religiosa

  • David en el judaísmo

En el Judaísmo, el reinado de David representa la formación de un Estado Judío coherente, con su capital política y religiosa en Jerusalén y la institución de un linaje real que culminará en la era Mesiánica. La supuesta descendencia de David como hijo de una conversa (Ruth) es tomado como prueba de la importancia de los conversos dentro del judaísmo. El hecho de que Dios no le haya permitido construir un templo perpetuo es tomado como prueba del imperativo de paz en asuntos de estado. David es también visto como una figura trágica; su inexcusable toma de Bathsheba, y la pérdida de su hijo son vistas como tragedias centrales en el judaísmo.

  • David en el Cristianismo

En el Cristianismo, David tiene importancia como el ancestro del Mesías. Muchas Profecías del Viejo Testamento indicaban que el Mesías descendería de la línea de David; los Evangelios de Mateo y Lucas trazan el linaje de Jesús hasta David para completar este requerimiento.

David es también relacionado figurativamente con Cristo, la derrota de Goliat es comparada con la forma en que Jesús venció a Satán mientras estaba en la cruz. Más frecuentemente, David es la figura del creyente cristiano. Los salmos que escribió muestran a un Cristiano que depende de Dios en los momentos de adversidad, tanto como los de gloria y los de arrepentimiento.

  • David en el Islam

En el Corán, David es conocido como Dawud , y es considerado uno de los profetas del islam, para quien fueron revelados por Alah los Salmos de Zabur. Como en el judaísmo, se cuenta que David mató a Goliat lanzándole una piedra. La creencia general dice que durante su reinado se pusieron los cimientos de la Domo de la Roca. Ver similitudes entre la Biblia y el Corán. Los Musulmanes rechazan la descripción bíblica de David como un adúltero y un asesino. Esto es por la creencia islámica en la infalibilidad y superioridad moral de los profetas.

DAVID Y GOLIAT.

Resumen.

Los filisteos reunieron sus tropas en Socó y los hombres de Saúl, los israelitas, en el valle del Terebinto.

En la batalla, las tropas se dispusieron para el combate y uno de los filisteos, Goliat, salió de entre las filas y dijo que se enfrentaría a uno de los hombres que escogieran. Si vencía Goliat, los israelitas serían siervos de los filisteos, pero si lo hacía el israelita, serían siervos los filisteos. Goliat, repitió estas palabras durante 40 días.

David, uno de los hijos de Jesé, lo mandó al frente para que llevara comida a sus tres hermanos y saber como se encontraban.

Cuando llegó David, se dirigió a las filas al encuentro con sus hermanos. Goliat volvió a repetir las palabras y David lo oyó.

David preguntó qué quién era ese hombre que se atrevía a desafiar al ejército del Dios vivo y dijo que se batiría con él. Ante este hecho, el rey Saúl, vistió a David con su armadura y su espada. No aguantó el peso debido a que no estaba acostumbrado, así que cogió su cayado y 5 piedras. Cuando se enfrentó a Goliat, sacó una honda y lanzó una piedra que se incrustó sobre la cabeza de Goliat derribándolo. Cuando cayó, David se acercó y lo remató cortándole la cabeza con la espada de Goliat.

David cogió la cabeza de Goliat y se la llevó a Jerusalén.

Ideas principales.

  • La grandeza de Dios.

  • La fe frente a la fuerza física.

Preguntas.

  • ¿Quién luchaba en la batalla de David contra Goliat?

Filisteos vs. Israel.

  • ¿De quién era hijo David?

Jesé.

  • ¿Con qué derribó David a Goliat?

Con una honda.

PROMESA DEL TRONO PERPETUO 2 Samuel 7,1-29

Resumen:

Cuando David se estableció en su casa, le dijo a Natán que el vivía en una gran casa y para Yahvé no tenía un gran templo. Natán le responde que debe hacer lo que su corazón le dicte. Pero Yahvé le dice a Natán que le diga a David que Él le ha acompañado siempre pero no necesita a cambio que le construya un templo. Sin embargo, Él sí le va a establecer una casa en Israel para que habiten allí él y sus descendientes, y no sea perturbado por sus enemigos.

Yahvé siempre va a confiar en David, aunque éste le falle. David se siente alagado por la confianza que tiene hacia él Yahvé y porque le porque le dice que todos sus descendientes reinarán como él, ante el pueblo de Israel.

Ideas principales:

  • Yahvé elige a David y su descendencia como rey y futuros reyes de Israel

  • La confianza de Yahvé en David

  • Yahvé elige a Israel como su pueblo

  • Gratitud de David hacia Yahvé por la confianza que ha puesto sobre él.

Preguntas:

  • ¿Por qué Yahvé no quiere que David le construya un templo?

Porque Él no necesita un lugar donde se le represente, ya que está representado en David y en todo el pueblo de Israel.

  • ¿Por qué Yahvé decide hacerle una casa en Israel a David?

Para que gobierne en Israel, y no sea molestado por sus enemigos.

  • ¿Por qué David se siente agradecido?

Porque a pesar de que en algunas ocasiones ha fallado a Yahvé, Él siempre ha estado acompañándole.

DAVID UNGIDO REY DE LA CASA DE JUDÁ

Al saber David la muerte de Saúl y de sus hijos, lloraron a éste, que había sido rey de Israel.

David tomó sobre sí la misión de reagrupar las tribus de Israel.

El Señor le había ordenado subir a Hebrón y lo hizo con los hombres de Judá. Estos ungieron a David, rey de la casa de Judá.

El general de Saúl, tomó al hijo menor de éste, y le proclamó rey de todo Israel. Su reinado duró dos años, mientras que David reinó sobre la casa de Judá en Hebrón, siete años y seis meses.

La guerra entre filisteos e israelitas se eternizaba, mientras David se hacía fuerte, la casa de Saúl iba debilitándose.

Tras la muerte del general, todas las tribus de Israel volvieron sus ojos a David, que ya había sido su jefe en tiempos de Saúl.

En Hebrón, reunidas todas las tribus y en presencia del Señor, declararon a David rey de todo el pueblo. Tenía entonces treinta años y su reinado se prolongaría durante los cuarenta años siguientes. Siete años y seis meses reinó en Hebrón sobre Judá y treinta años más en Jerusalén sobre todo Israel.

Preguntas:

  • ¿Qué misión tomó David tras la muerte del rey Saúl?

Reagrupar las tribus de Israel

  • ¿Quiénes ungieron a David rey de la casa de Judá?

Los hombres de Judá

  • ¿Durante cuánto tiempo y en qué territorios reinó David?

Siete años y seis meses en Hebrón sobre Judá y treinta años en Jerusalén sobre todo Israel.

Ideas principales:

  • Tras la muerte de Saúl, David decide reagrupar las tribus de Israel.

  • David subió a Hebrón donde fue ungido rey.

  • Las tribus de Israel declaran a David rey de todo el pueblo. Su mandato duró los cuarenta años siguientes.

MENSAJE DE LOS TEXTOS.

  • ¿Qué nos enseña?

    • Nos enseña la confianza de Dios en el hombre, a pesar de sus grandes fallos como humanos porque confió en David como rey.

    • La mejor arma para superar las dificultades adversas de la vida es la confianza en nosotros mismos y en dios como David cuando luchó contra Goliat.

    • El poder genera, en algunas personas, envidia y egoísmo como en Saúl.

    • ¿Cuál es que su proyección actual?

      • Teresa de Calcuta, Ghandi, Martin Luther King, etc. Personajes de esa índole, ya que estos lucharon a lo largo de su vida por la justicia y el bien de los demás, creyendo en si mismos y en su Dios.

      • En la proyección actual, podemos encontrar diferentes grupos, asociaciones, ONGs, Fundaciones o congregaciones religiosas... que dedican sus actuaciones a labores de servicio a los demás.

      BIBLIOGRAFÍA.

      • Biblia de Jerusalén

      • Biblia didáctica sm

      • Biblia para los más jóvenes susaeta

      • Biblia juvenil editorial Alfredo Ortells

      • La fe de los grandes creyentes editorial ccs.