Cumbres borrascosas; Emily Brönte

Literatura universal del siglo XIX. Romanticismo. Narrativa romántica victoriana. Novela. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Igor El Burro
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Las Relaciones Culturales entre Gibraltar y la Comarca
UNED
El fin de este curso es profundizar en la peculiar estructura de un territorio marcado por la frontera como es el Campo...
Solicita InformaciÓn

Cantabria en la Época Contemporánea. Política, Sociedad, Economía y Territorio
UNED
¿Te gustaría conocer los aspectos más relevantes de la historia de Cantabria? Conoce el origen y causas de su...
Solicita InformaciÓn

publicidad

C U M B R E S B O R R A S C O S A S

CAPITULO I - NIVEL ANECDÓTICO

Resumen de la obra

En una noche lluviosa comienza cuando el señor Lockwood llega al lugar donde se encuentran Catherine hija y Heathcliff, ya dentro de la casa Catherine le asigna un misterioso cuarto, ahí el señor Lockwood comienza a observar como la recamara esta prácticamente en el olvido, posteriormente por la ventana repentinamente aparece un espectro de una mujer muy hermosa, Lockwood inmediatamente al percatarse de este acontecimiento sale horrorizado del cuarto y de igual forma llegan a su auxilio Heathcliff y Catherine y en ese momento se hace un flash back de 30 años.

En aquel tiempo el Sr. Eanshaw (padre de Catherine madre) llega sorpresivamente a su hogar con un vago, un niño llamado Heathcliff, en la casa del Sr. Eanshaw su hija Catherine poco después lo acepta pero no es así con su hermano Hindley que lo trata con desprecio, posteriormente Catherine y Heathcliff son los mejores amigos y se alcanza a percibir algo mas que amigos para un futuro. Unos años después la madre de Catherine muere, poco después Hindley contrae matrimonio con Francisca para también ver como muere su padre.

Al morir el Sr. Eanshaw, el pobre Heathcliff queda prácticamente indefenso de las burlas y discriminaciones de Hindley, sin embargo esto no le impide que este locamente enamorado de Catherine y también ella por el, en una de sus juntas, Catherine y Heathcliff deciden ir a espiar a la casa de los Linton, otra de las familias de gran poder económico, pero desgraciadamente son descubiertos por los perros guardianes y Heathcliff casi logra escapar no de esa manera Catherine la cual fue alcanzada, al ver esto Heathcliff decide detenerse por su amada, una vez capturados Catherine al ser identificada como miembro de la familia Eanshaw de inmediato le brindan atención y servicio. Heatchcliff es inmediatamente mandado al calabozo.

Después de haber estado un buen tiempo en casa de los Linton, Catherine regresa a su casa (las cumbres) y se da cuenta de que su hermano Hindley ha prohibido que Heathcliff se acerque a Catherine, esta ultima ya no casi no tiene contacto con Heathcliff y empieza a relacionarse mas con Edgar, hijo de los Linton, quien cada vez visita mas a Catherine.

Tiempo después nace Hareton Eanshaw, el cual es hijo de Hindley y Francisca, lamentablemente Francisca muere en el parto, al suceder esto Hindley se convierte en otro hombre y se olvida totalmente de su hijo, para eso la encargada de su hijo es la ama de llaves Elena, días después Edgar le propone matrimonio a Catherine y esta increíblemente acepta, esa noche Catherine le cuenta lo sucedido a Elena, pero sin darse cuenta de que Heathcliff se encontraba escuchando la conversación y al enterarse de que acepto casarse decide irse de las cumbres. Catherine y Edgar contraen matrimonio.

Durante los dos siguientes años Edgar y Catherine llevan una vida tranquila y normal, hasta que reaparece Heathcliff que de inmediatamente empieza a crear disturbios entre Edgar y Catherine, y en esos días, la hermana de Edgar se enamora de Heathcliff a pesar de las advertencias de Elena y Catherine de que solo la quería por el factor económico, al darse cuenta de esto Heathcliff le propone matrimonio y prácticamente se la rapta. Después de un lapso de tiempo, Catherine da a luz a una preciosa bebe, pero al igual que su cuñada, días después muere a consecuencia del parto. Edgar se encuentra desilusionado y sin ánimos, el único motivo que lo mantiene con vida es su hija Catherine. Heathcliff maldice a Catherine y perjura que Catherine no descansará en paz.

Muere Hindley, Catherine se encuentra con Heathcliff quien la invita a su casa, esta acepta a pesar de la voluntad de Nely, ya estando en casa de Heathcliff se encuentra con su primo Linton y empiezan a mandarse cartitas de amor y a verse en secreto, en una de sus reuniones Heathcliff los sorprende y los encierra en las cumbres, para ese entonces Edgar cae en una grave enfermedad, Heathcliff obliga a Catherine a casarse con su hijo Linton,, tiempo después y casi desapercibidamente muere Linton, ahora Heathcliff es dueño de las tierras tanto de Eanshaw como de los Linton y obliga a vivir a Catherine con el. Ahora Catherine empieza a enamorarse de Hareton el cual es su primo.

Ahora es cuando llega el Sr. Lockwood y ya volviendo al presente, después de escuchar los gritos y salir en su ayuda tanto como Heathcliff como Catherine, el señor Lockwood empieza a describir al fantasma que vio e inmediatamente lo reconoce gracias a Catherine hija con el rostro del fantasma el cual era el de Catherine madre, al escuchar esto Heathcliff inmediatamente se dirige al cuarto donde se encontraba el Sr. Lockwood, y ve al fantasma de Catherine y se conmueve, se acerca a el y al día siguiente misteriosamente aparece muerto sin ningún rastro. Ahora Catherine y Hareton son libres y ahora viven juntos y juntaron sus tierras y vivieron felices para siempre!.

CAPITULO II SIGNOS DE CULTURA

Costumbres

En la obra me alcance a percatar que una de las costumbres que siguen como el esposo de las hijas es prácticamente el heredero de la fortuna de los padres de las hijas. Tal como se cuando Heathcliff contrae matrimonio con Catherine Linton (hija de Edgar y Catherine) se ve como automáticamente se hace acreedor de toda la fortuna de los Linton con solo casarse.

También podríamos decir costumbres es de cómo las grandes familias organizaban grandes fiestas con unos enormes banquetes y también excelentes bailables, pero solo asistían gente de la misma categoría social, otra costumbre es la que acabo de mencionar, que ambas familias tanto la Earnshaw como la Linton solo tenían roce social con la gente que también era de dinero.

Una costumbre que también tienen las dos familias, es que en ambas tienen la presencia de sirvienta (ama de llaves) en el caso de los Earnshaw vendría siendo Elena.

Pues la costumbre de siempre vestirse bien y elegantes con ropa muy costosa, eso siempre era costumbre de ambas familias.

Valores

Un valor que siempre seguían era la cortesía, porque siempre esta gente era muy cortes hacia los demás, siempre saludaban a todos, incluso se alcanza a notar la cortesía que tuvieron los Linton hacia Catherine cuando es descubierta junto con Heathcliff pero a la vez se alcanza a notar la discriminación de clases sociales, puesto que Catherine al ser reconocida como miembro de los Earnshaw y Heathcliff como un don nadie, pues de inmediato a Catherine le prestan la atención necesaria mientras que a Heathcliff no lo toman en cuenta.

Otro valor vendría siendo la ambición (en este caso es antivalor) la ambición se ve personificada en Heathcliff que a fin de cuentas llego a la gloria al adjudicarse las fortunas tanto de los Earnshaw como de los Linton que debido a tanta ambición fue capaz de engañar tanto a la hermana de Edgar como a la hija Catherine solo con el fin de conseguir ese dinero.

El odio también se denomina en Heathcliff que recuerda los maltratos que Hindley le hacía cuando eran niños y ahora el recarga todo ese odio en el hijo de Hindley que es Hareton.

Obviamente el amor también se hace presente, se demuestra tanto en Catherine como en Heathcliff y también tanto de Edgay hacia Catherine.

Religión

La religión que se sigue en la obra de cumbres borrascosas es obviamente la católica o cristina, se ve cuando hay fallecimientos como se proponen a realizar todo el ritual correspondiente o el cortejo fúnebre, por ejemplo cuando muere el Sr. Earnshaw. También se denomina cuando se ve el símbolo de la cruz, la cruz simboliza la religión cristiana.

Familia

La familia es representada en la obra tanto por los Earnshaw como los Linton, pues son las principales familias en las cuales la obra se desenvuelve o se desarrolla. En los Earnshaw se ve claramente como la unidad familiar es muy buena, pero esta familia se va a desplomar en dos aspectos: uno es cuando Heathcliff llega a cambiar la vida de esta familia, otro es cuando muere el padre de Catherine.

CAPITULO III SIMBOLOGÍA

Pues básicamente encontramos varios símbolos en la obra de Cumbres Borrascosas, podríamos mencionar el lugar, la obra se desarrolla en el campo, las cumbres son hechas de piedra que simboliza algo sin vida que combinado en el lugar donde se encuentran las cumbres que es en el campo se encuentra lejos de la civilización la combinación sería soledad con algo sin vida.

Otro símbolo sería el río, como ya lo hemos visto en clase, el río simboliza una vida, pero en este caso simboliza la vida que podría ser la de Catherine o la Heathcliff.

También podríamos mencionar como las dos principales familias que intervienen en la obra, tanto los Earnshaw como los Linton, pues los dos viven en unas enormes mansiones que nos simboliza esto? Generalmente simboliza riqueza o el poder económico que ambas familias poseían a esto ultimo le agregamos el tipo de ropa, la condición en la que vivían, etc.

Otra cosa es cuando muere una persona (en este caso el Sr. Earnshaw) se ve como todas las personas que asisten al sepulcro van todas vestidas de negro, el color negro simboliza eso, el luto, la muerte, misterio.

La cruz también es un símbolo importante, puesto que la cruz simboliza la religión que en este caso es la cristiana o católica.

CAPITULO IV ROMANTICISMO

¿Qué es el Romanticismo?

El romanticismo es una revolución artística, política, social e ideológica tan importante que todavía hoy viven muchos de sus principios: libertad, individualismo, democracia, nacionalismo, reivindicación de los sentimientos y de la pasión, etc.

El romántico concibe para sí y en sí mismo un alma que experimenta intensamente el amor por la naturaleza, que se consume en sus emociones y en sus dolores, y que en el fondo siempre se busca a sí misma en todo lo que hace.

El movimiento romántico supone una ruptura con una tradición, con un orden anterior y con una jerarquía de valores culturales y sociales, en nombre de una libertad auténtica. Se proyecta en todas las artes y constituye la esencia de la modernidad.

Aunque la unanimidad del movimiento romántico reside en una manera de sentir y de concebir al hombre, la naturaleza y la vida, cada país desarrolla el movimiento romántico de una manera distinta; incluso cada romanticismo nacional desarrolla distintas tendencias.

En Francia o en España se suelen distinguir un romanticismo de apariencia católica y nacional de otro más liberal y materialista.

El Romanticismo significó un cambio de gusto de la época y de las teorías estéticas de la creación, se impuso lo moderno frente a lo neoclásico.

La vanguardia romántica nace en Alemania, bajo el principio del progreso hacia el infinito de los seres racionales y en las manifestaciones nacionalistas alemanas. La búsqueda de una identidad nacional se hace coincidir con la necesidad de impulsar una cultura propia.

El romántico, sin embargo, entiende que en el interior del hombre actúan distintas fuerzas. Además de su rebeldía contra el orden del mundo heredado, se opone a la separación entre razón y sentimiento, entre lo real y lo irreal.

Para el romántico la Naturaleza no es un objeto, sino un todo orgánico, vivo. El yo romántico rechaza formar parte de la Naturaleza como una pieza más de su engranaje, y, por eso, hace constar su individualidad, su capacidad creadora y transformadora de su interior, y plantea una relación con la Naturaleza como una comunicación del Uno al Todo.

El romántico transforma el instinto en arte y el inconsciente en saber. Quiere fusionar al sujeto con la obra artística, el "yo" en el "no-yo", el Uno con el Todo. Crear, para los románticos, significa aproximarse a su verdad, a la última dimensión del ser.

El conflicto del hombre romántico, el "mal del siglo", su crisis religiosa y existencial es consecuencia de su propia singularidad y de la imposibilidad de fundir su Yo con la alteridad, con el Todo.

El romántico hereda del ilustrado el tedio de la civilización, que produce seres artificiales e insensibles; hereda la admiración hacia lo primitivo y lo salvaje, estropeado por la cultura y la civilización. Al romántico le asusta el futuro de la ciencia y el progreso, y quisiera volver a la integración con la Naturaleza: “al árbol de la vida que existió antes del árbol de la ciencia”.

Como una definición más concreta podríamos decir que el Romanticismo (literatura), es un movimiento literario que dominó la literatura europea desde finales del siglo XVIII hasta mediados del XIX. Se caracteriza por su entrega a la imaginación y la subjetividad, su libertad de pensamiento y expresión y su idealización de la naturaleza. El término romántico se empleó por primera vez en Inglaterra en el siglo XVII con el significado original de 'semejante al romance', con el fin de denigrar los elementos fantásticos de la novela de caballerías muy en boga en la época.

Hacia finales del siglo XVIII los gustos literarios en Alemania y Francia se alejan progresivamente de las tendencias clásicas y neoclásicas (véase Clasicismo). Los autores románticos encuentran su primera fuente de inspiración en la obra de dos grandes pensadores europeos: el filósofo francés Jean-Jacques Rousseau y el escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe.

El romanticismo literario

El Romanticismo en literatura significa libertad, en la elección de la forma y en la elección del contenido. Se trata de una literatura revolucionaria porque supone la eliminación de la norma clásica.

De ahí que los temas históricos y nacionales tengan un papel de mucha importancia en la medida que se reivindica la propia identidad.

Los románticos consideran que cada tema impone reglas particulares y prefieren los temas históricos y que expresen los derechos de los oprimidos. La novela se convierte en un medio de describir sensaciones y pasiones.

El protagonista frecuentemente es el doble del autor, el cual penetra en su interior y describe sus sentimientos, al igual que recrea lo maravilloso, lo exótico o la aventura.

El espíritu romántico

Fue precisamente Rousseau quien estableció el culto al individuo y celebró la libertad del espíritu humano al afirmar "Siento antes de pensar". Goethe y sus compatriotas, el filósofo y crítico Johann Gottfried von Herder y el historiador Justus Möser, incidieron en aspectos más formales, colaborando en una serie de ensayos titulados Von deutscher Art und Kunst (Sobre el estilo y el arte alemán, 1773), una obra en la que ensalzan el espíritu romántico manifestado en las canciones populares alemanas, la arquitectura gótica y las obras de Shakespeare. Goethe se propuso imitar la libertad estilística de Shakespeare en su Götz von Berlichingen (1773), un drama histórico sobre un caballero rebelde del siglo XVI. La obra, que justifica la insurrección contra la autoridad política, inauguró el movimiento literario conocido como Sturm und Drang (tormenta e impulso), considerado como precursor del romanticismo alemán. En esta tradición se inscribe también la célebre novela de Goethe Las desventuras del joven Werther (1779). Esta obra, que figura entre las principales referencias del movimiento romántico, exalta los sentimientos hasta el punto de justificar el suicido por un amor no correspondido, y establece un tono y un estado de ánimo imitado por los autores románticos tanto en sus obras como en su vida personal: una tendencia al frenesí, a la melancolía, al hastío del mundo y a la autodestrucción.

Temas Románticos

Anarquismo: Gran parte de los movimientos libertarios y abolicionistas de finales del siglo XVIII y principios del XIX tienen su origen en conceptos de la filosofía romántica como pueden ser el deseo de liberarse de las convenciones y la tiranía, y el gran valor de los derechos y la dignidad del ser humano. Del mismo modo que los temas racionales, formales y convencionales característicos del neoclasicismo estaban abocados al rechazo, los regímenes autoritarios que favorecieron y auspiciaron este movimiento hubieron de enfrentarse inevitablemente a importantes revueltas populares. La política y los temas sociales fueron claves en la poesía y la prosa románticas en todo el mundo occidental, y fructificaron en documentos humanos, notables por su vigor y su vigencia en el mundo actual. El año de 1848 estuvo marcado en Europa por el estallido de graves revueltas políticas, y la corriente romántica fluyó con fuerza en Italia, España, Austria, Alemania y Francia.

En Guillermo Tell (1804), del dramaturgo alemán Friedrich von Schiller, un oscuro montañés medieval se convierte en símbolo inmortal de la lucha contra la tiranía y el gobierno extranjero. En la novela Los novios (1827), del escritor italiano Alessandro Manzoni, una pareja de campesinos derrota finalmente el feudalismo en el norte de Italia. Lord Byron y Percy Bysshe Shelley, que encarnan para los lectores de poesía inglesa la figura del poeta romántico por antonomasia (tanto en su estilo vital como en sus obras), protestaron airadamente contra los males políticos y sociales de la época y defendieron la causa de la libertad en Italia y Grecia. El poeta ruso Alexandr Serguéievich Pushkin, cuya admiración por las obras de Byron es manifiesta, alcanzó la fama con su 'Oda a la libertad' y como muchos autores románticos fue perseguido por subversión política y condenado al exilio.

El desencanto generalizado de los románticos con la organización social se plasmó a menudo en la crítica concreta de la sociedad urbana. La casa del pastor (1844), del poeta francés Alfred de Vigny, manifiesta la convicción de que una morada humilde posee más dignidad que un palacio. Anteriormente Rousseau había afirmado que las personas nacen libres, pero la civilización las encadena. Este sentimiento de opresión se expresó con frecuencia en la poesía, como revela la obra del visionario inglés William Blake, quien en su poema 'Milton' (c. 1808) habla de los "oscuros molinos satánicos" que comenzaban a desfigurar la campiña inglesa; o el largo poema de Wordsworth El preludio (1850)

El egocentrismo: Según el romántico, el alma del hombre es su enemigo interior, una obsesión incurable por lo imposible, que priva del goce de la vida al individuo y hace que ésta le sea adversa. El alma romántica convierte al individuo en singular y universal, de modo que el Universo sólo es posible concebirlo partiendo del conocimiento de sí mismo.

Este egocentrismo romántico tiene sus raíces en la filosofía kantiana y en el idealismo trascendental.

La Libertad: El romántico se concibe como un ser libre, el cual se manifiesta como un querer ser y un buscador de la verdad. No puede aceptar leyes ni sumisión a ninguna autoridad. Muchos románticos heredaron la crisis de la conciencia europea que la Ilustración provocó al cuestionar, en nombre de la razón, los dogmas religiosos.

La libertad, como el infinito, es más una aspiración que una realidad.

El amor y la muerte: El romántico asocia amor y muerte. El amor atrae al romántico como vía de conocimiento, como sentimiento puro, fe en la vida y cima del arte y la belleza. Acrecienta su sed de infinito, aunque el romántico nunca alcanzará su armonía.

El romántico ama el amor por el amor mismo, y éste le precipita a la muerte y se la hace desear, descubriendo en ella un principio de vida, y la posibilidad de convertir la muerte en vida: la muerte de amor es vida, y la vida sin amor es muerte.

En el amor romántico hay una aceptación de la autodestrucción, de la tragedia, porque en el amor se deposita la esperanza en un renacer. En el amor se encarna toda la rebeldía romántica. En la muerte, el alma romántica encuentra la liberación de la finitud.

La religión de los románticos: Las posturas románticas acerca de la religión son variadas. No obstante, la creencia no la fundan los románticos en ninguna norma establecida, sino en un sentimiento interior y en una intuición esencial de lo divino que conduce a una unión mística con Dios.
Lo que hay de nuevo en la religión de los románticos, sobre todo en Alemania, es este sentimiento interior. El intercambio o comunicación entre el individuo y el universo denota una vida superior, y la primera condición de la vida moral.

Para todos los románticos no existe Dios fuera del mundo y del hombre, y debemos actuar motivados por el entusiasmo y el amor ("sintiéndose lleno de Dios", F. Schlegel), una comunicación directa entre el hombre y la Naturaleza, el hombre y Dios, el Uno y el Todo.

Rasgos Románticos de Cumbres Borrascosas

Coincidiendo con el espíritu romántico de su época, Emily Bronte concibe una literatura en la que parece buscarse, sobre todo, a sí misma. Así, podríamos identificar a la autora en el personaje de Catherine Earnshaw, e intuir parte de su personalidad a partir de esta protagonista. Esta identificación con los personajes y la búsqueda de uno mismo a partir de ellos es muy propio del escritor romántico.

Cumbres Borrascosas rompe con las leyes establecidas anteriormente. Como criticaron algunos críticos de su época, la obra es demasiado pasional y turbulenta, y sus personajes no respetan el orden y la jerarquía de la sociedad del momento, una sociedad que por el cambio que representa la obra de Emily Bronte no duda en censurarla y no hace el más mínimo elogio a su búsqueda por la libertad auténtica.

Otra relación de los personajes de Cumbres Borrascosas con los románticos es su rebeldía contra el orden del mundo heredado, y la conciencia de que en el interior del ser humano existen diferentes fuerzas, a veces contradictorias, que pueden conllevar la autodestrucción. El romántico cree que la razón y el sentimiento no tienen porque separarse. Así, Catherine sabe que su destino está definitivamente atado a Heathcliff, pero así y todo se casa con Linton, desafiando a la Naturaleza y creando sentimientos ambiguos que la arrastraran hasta la muerte, dónde se liberará para siempre.

Catherine y Heathcliff, que en mi opinión son los máximos sujetos representantes del romanticismo en la obra, ya que los otros personajes siguen una línea más bien tradicional y costumbrista, se rebelan contra los habitantes de las Cumbres, que no aceptan esta búsqueda de la libertad y que los quieren someter, creen en el amor verdadero y lo asocian con la muerte. Los dos creen que después de la muerte van a encontrarse y que las ánimas muertas pueden volver e irrumpir en las vidas de los mortales. Sin este sentimiento de amor puro por alguien o algo, y sin la creencia de que la muerte puede convertirse en vida, la existencia de una persona romántica no tendría sentido. Es el caso también de Heathcliff y Catherine, y de seguramente, la hija de Catherine también.

Para los románticos, Dios no es sino el sentimiento interior por el que actúan motivados y entusiasmados. Catherine y Heathcliff no sienten inclinación alguna hacia el Evangelio, pero sus espíritus están llenos de sentimiento de un ser supremo que guía sus ánimas, y que los comunica con el Todo.

Los demás habitantes de Cumbres encarnan el mundo tradicionalista que seguramente tuvo que soportar la autora en algunos de los colegios dónde estudió y en la gente de su alrededor a excepción de su familia. Emily Bronte ama la libertad en un mundo dónde su familia es diferente por basarse en ella como Catherine Earnshaw la busca también a pesar de las trabas y contradicciones que ofrecen los demás personajes de la obra.

CAPITULO V EL PODER

En la obra de “Cumbres Borrascosas” se dan a conocer dos principales ejemplos de lo que es el poder, empecemos por cada uno de ellos:

  • Poder Económico

  • Poder Autoritario

Poder Económico: Este se ve claramente en gran parte de la obra y emprendido por Heathcliff cuando muere Hindley se nota como ahora el ya no es el mismo mugroso de antes, o cuando llega a la casa de los Linton pero ya bien vestido gracias al poder económico, también cuando muere Edgar y el mismo Heathcliff se adjudica todas las propiedades de los Linton, ahí ve demostrado el poder económico en la obra.

Poder Autoritario: Al igual que el poder económico, este poder se ve representado por Heathcliff en varias ocasiones, cuando su hijo Linton vuelve con el y el ahora tiene el poder autoritario sobre el, también cuando muere Edgar y Catherine se encuentra casada con Linton, se ve como los domina a los dos juntos, otro ejemplo sería como después de la muerte de Hindley ahora Heathcliff se hace cargo de su hijo Hareton.

CAPITULO VI COMENTARIO PERSONAL DEL AMOR

El amor yo lo denomino como una emoción, un sentimiento que a la vez puede ser un arma de dos filos, porque? Porque es bueno cuando te enamoras te sientes bien, todo te sale bien, estas a gusto contigo mismo y todo lo demás, o sea que tu vida es color de rosa y escapas de la realidad y vives en un mundo donde todo lo fantástico es posible pero claro siempre en compañía de aquella persona especial para la otra persona.

Es malo porque en algunas ocasiones siempre descuidas todo por estar con esa persona, como por ejemplo podría decir un noviazgo entre dos personas en una misma escuela, el o ella o en la mayoría de los casos los dos, siempre pierden o descuidan sus estudios que en cierta forma son mas importantes para ese entonces.

Creo que hay varios factores que hacen que el amor se de o no se, los cuales serían:

  • Atracción Física

  • Afecto

  • Cariño

  • Desconfianza

  • Falta de comunicación

  • Distancia

Todos las variables anteriormente mostradas hacen que nazca o desaparezca el amor.

CAPITULO VIII RELACION ENTRE CATHERINE EANSHAW Y EUGENIA GRANDET

Primero antes que nada me gustaría dar unas referencias o características de cada uno de los personajes.

Catherine Eanshaw: Era una joven bella que desde niña conoció prácticamente el amor pero junto a su hermanastro, vivía en una familia de muy buena posición económica, sin embargo decidió evadir su verdadero amor por un matrimonio a la segura junto a otro magnate.

Eugenia Grandet: Al igual que Catherine Eanshaw también era joven y bella que también descubrió el amor pero junto a su primo, su familia también tenía buena posición económica y social, también decidió olvidarse de su amor y casarse con otro magnate.

Yo la relación que es les encuentro son los siguientes puntos:

  • Ambas encontraron el amor con alguien de su familia

  • No pudieron vivir o establecerse con su amor por la diferencia de clases o factor económico.

  • Las dos decidieron casarse a la segura con jóvenes de familias ricas.

  • Los dos personajes eran manejados por sus padres

CAPITULO IX COMENTARIO PERSONAL DE LA OBRA

Pues creo que conforme avanzamos el curso las lecturas fueron mejorando porque los primeros libros estaban horriblemente aburridos, sin embargo creo que este fue el que mas gusto de todos los que leímos porque además de que nos muestra una trama romántica que ha mi gusto ese tipo de tramas son de mi agrado, creo que la influencia de varios personajes y las varias generaciones en una misma obra creo que te tenía mas en la obra, te intrigaba que era lo que iba a pasar con la obra si en la obra muere la que parece en un principio uno de los personajes principales, la cual es Catherine Eanshaw, además los personajes se atreven a desafiar el destino, porque al saber tanto Catherine como Heathcliff de que están hechos uno para el otro, ambos deciden casarse con otras personas que creo yo eso esta fuera de lo normal, y me gusta que haya ese tipo atrevimiento o rompimiento de reglas. Lo que también se me hizo muy exagerado fue el numero de muertes que hay, hay un buen de muertitos para una sola obra. Bueno ya para concluir creo que podría decir que este fue un buen trabajo porque no se me hizo pesado y además me gusto la obra.

BIBLIOGRAFÍA

Ø BRONTE, Emily (1847). Cumbres Borrascosas. Edición de Paz Kindelán, traducción de Rosa Castillo, ediciones Cátedra, “Letras universales”, 1996, 4ª edición.

Ø Enciclopedia Microsoft Encarta 2000 “El Romanticismo”.

Ø Enciclopedia Británica “Hispánica” Tomo 12 Pág. 405.