Culturas de Mercado, rutinas de vida; Guillermo Davinson y Lucy Ketterer

Globalización. Pequeños mercados. Situación comercial indígenas chilenos. Vida cotidiana mapuches. Mujeres indígenas. Pueblos precolombinos

  • Enviado por: Nora Torres
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad

Estilo de vida y Desarrollo.

El libro “Culturas de Mercado, Rutinas de vida” muestra la realidad a la que se ven expuestas diariamente las personas que comercializan sus propios productos naturales en la feria Pinto de la ciudad de Temuco y su vida construida en torno a esta misma.

Estos microempresarios comerciantes hacen de sus oficios un estilo de vida, ya que deben pasar largo tiempo ofreciendo sus productos es por ello que deben abandonar a sus familias o muchas veces las hacen participe de este negocio, mas que nada pensando en el desarrollo de sus familias y en como conseguir dinero para poder superar la pobreza en que mucha de estas familias mapuches se encuentran debido a que son muy pocas las puertas que se les abren, son totalmente discriminados y tienen pocas posibilidades de surgir en la vida, estamos insertos en un país que es muy discriminatorio y no es capaz de aceptar a lo que no se conoce.

En este primer capitulo del libro se relata la historia de Luisa Quidel, mapuche de treinta y nueve años que se desempeña como vendedora ambulante en la Feria Pinto de la ciudad de Temuco.

Esta mujer se dedica a la venta de trigo mote, producto típico Chileno, cuya elaboración es artesanal, ya que es realizada por la mujer en su hogar todas las noches luego de regresar de la feria donde comercializa el producto.

Este ensayo fue desarrollado en el marco de la asignatura investigación

cuantitativa de la Carrera de Trabajo Social de la Universidad San Sebastián

(Valdivia) y los insumos son parte del análisis del libro, Culturas de Mercado,

rutinas de vida de Guillermo Davinson y Lucy Ketterer, (2006) Temuco: Ediciones

Universidad de La Frontera"

Temuco es una ciudad donde la Etnia mapuche predomina, y no es raro ver a estas mujeres y sus familias vendiendo sus productos en la feria o en las calles de la ciudad son reconocidos por sus pobladores y desde luego muchos de ellos creen en sus productos ya que no solo comercializan productos de alimentación, si no también de saneamiento medicinal.

Muchos de estos comerciantes son de sexo femenino lo que esta totalmente demostrado que son las mujeres mapuches quienes están a cargo de enfrentar este tipo de oficio por medio de sus productos naturales y desde luego el hombre esta encargado de los trabajos mas pesados por decirlo así o si no muchas de estas mujeres son abandonadas por sus esposos.

Estas mujeres indígenas son capaces de dejar todo de lado (hogar) para poder tener un espacio donde poder producir y dar sustento a sus productos y de esta manera poder tener una rentabilidad para su futuro y desde luego para el futuro de cada integrante de su familia, pero por el solo hecho de ser mujeres muchas veces se les cierran las puertas por lo llamado el sexo débil.

No solo basta con combatir con la situación de ser mujeres si no también luchan por quedarse en sus puesto ya que gran parte de los comerciantes que ofrecen sus productos en la calle se encuentran ilegalmente no son propietarios de estos puestos lo que les trae problemas en si con la seguridad mas bien dicho con carabineros.

Se debe destacar que gran parte de las mujeres que están en estas ferias son mujeres de esfuerzo que hacen sacrificios por poder conseguir sustento para sus familias y así darles un futuro mejor a sus hijos.

Hoy en día no solo ocurre esto con los Mapuches son cientos de familias las cuales deben ofrecer sus productos mediante las ferias debido a que no tienen educación ni medios para poder surgir y desenvolverse en otras actividades desde luego estas personas no se dejan estar y deciden formar parte de este “negocio” que en algunos meses del año es bueno, como en otros no lo es.

Puedo concluir diciendo que hoy en día existe un sector muy grande de pobladores chilenos ya sea mapuches o no mapuches que están totalmente desprotegidos por el estado, son totalmente abandonados y no son parte de nuestra sociedad por el solo hecho de ser pobres o de pertenecer a otra “raza” no vivimos en un país donde se dice que existe democracia pero así lo aparentamos y queremos que nos hagan ver desde fuera, pero esto se encuentra muy lejos de la realidad.

Nuestro gobierno chileno es capaz de demostrar ayuda en casos contados y obviamente demostrados por televisión para que se den cuenta que el estado si participa con los pobres lo que es totalmente falso solo se trabaja con las minorías. Debemos estar orgullosos de las grandes personas con poder de emprendimiento que existe en nuestro país que de alguna forma son capaces de salir adelante buscando una que otra alternativa para poder subsistir que desde luego no es nada fácil en este mundo que cada ves es mas globalizado y los que no tienen educación superior son discriminados, pero ellos tratan de salir adelante buscando todos sus esfuerzos

A pasar de todo esto estas personas se destacan y no ocultan sus identidades y sus raíces como muchos de los chilenos que cada vez van perdiendo más su identidad o se avergüenzan de esta van tomando conductas y actitudes de otros países creyendo que por tener conductas de aquellos serán valorados de mejor manera. No se tiene claro que nuestra propia identidad, nuestra cultura es lo que nos destaca de los domases países y por lo que en realidad si somos valorados.

Bibliografía.

Davinson, Guillermo y Lucy Ketterer

  • Culturas de Mercado, rutinas de vida. Temuco: Ediciones Universidad de la Frontera.