Cultura precolombina

Tradiciones y costumbres americanas primitivas. Rasgos distintivos. Sociedad. Individuos. Dinamismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
De la Crisis al Cambio: Salidas Profesionales y Opciones de Futuro para los Periodistas del Siglo XXI.
Instituto Superior De Arte - I/art
Con este curso de IART adquiriras un amplio conocimiento de como esta afectando la crisis al mundo de la prensa!
Solicita InformaciÓn

Metodología de Proyectos Culturales.
Instituto Superior De Arte - I/art
La gestión cultural se ha convertido en una profesión multidisciplinar que trabaja con proyectos. Por este motivo, en...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Sobre la Cultura.

Para abordar el siguiente ensayo relacionado con la cultura, lo desarrollaré de acuerdo a las siguientes proposiciones dadas por la profesora Diana Veneros en clase: 1) Todos los hombres tienen cultura; 2) La cultura se aprende; 3) La cultura es dinámica.

A lo expuesto anteriormente comenzaremos por definir qué es cultura. Existen muchas definiciones para el concepto de cultura pero hay una en especial, que es para mí, bastante clara y precisa. Marvin Harris dice: “La cultura alude a las tradiciones aprendidas y socialmente adquiridas que aparecen en forma rudimentaria entre los mamíferos, especialmente entre los primates”. Esto influye también al “…estilo de una vida total, socialmente adquirido, de un grupo de personas, que incluye los modos pautados y recurrentes de pensar, sentir y actuar”.

Como vemos cultura es un término bastante amplio en la cual, el ser humano está inmerso. Yo defino Cultura como un conjunto de rasgos distintivos tanto espirituales, materiales como intelectuales que caracterizan a una sociedad en un período determinado. Todos estos elementos no son posibles si no existieran otros individuos, y como todo individuo es social se integra a la cultura y a la sociedad, tanto como la cultura lo integra a él.

Con respecto a lo anterior Clifford Geertz afirma, “Sin hombres no hay cultura, pero igualmente, y esto es más significativo, sin cultura no hay hombres”. Hablamos de los individuos que, en conjunto, piensan organizadamente dentro de una sociedad para producir actividades sociales, tanto de acción material como de acción individual. No nos olvidemos también de que la cultura, abarca estilos y formas de vida compartidas por los miembros de la sociedad, que se explican en función de las relaciones integradas en el espacio y en el tiempo. Al espacio, se refiere al medio ambiente o contexto espacial y, a tiempo como: todas las culturas son en su contexto. Y como define Herkovits “cultura es la parte del ambiente hecha por el hombre”. Eso es una característica del hombre respecto a otras especies; el hombre se distingue de éstos porque es capaz de modificar la realidad. En cierto modo, la cultura sería una manipulación de la naturaleza. Por ejemplo, las grandes culturas nacieron para tratar de explicar y dominar la naturaleza. El hombre realizaba ciertas manifestaciones, que a la larga, desarrollaron sus propias costumbres y su propia lengua, lo que originó la cultura. Esto vendría siendo una cualidad que está implícitamente en todo devenir histórico; los hombres que viven o han vivido, representan formas culturales que se expresan en tradiciones, costumbres y en una determinada religión. Por tanto, y siguiendo con nuestra primera proposición, diríamos que todos los hombres tienen cultura. Y ¿porqué decimos esto? Porque tanto la producción material, social y simbólica del Hombre (llámese lenguaje y religión) es cultura.

Por otra parte, como se dijo en la clase de la profesora Veneros, en la cultura existe un elemento fundamental que es lenguaje. Partiendo sobre la segunda proposición, el lenguaje es un código clásico de la relación humana culturalmente organizada, sobre todo para el aprendizaje de la cultura. Gracias al lenguaje, no necesariamente oral, el individuo representa con éste un modo para comprender, conocer, y designar las cosas que lo rodean. Algunos antropólogos dicen que la cultura son una “serie de mecanismos de control-planos, recetas, reglas, construcciones - (lo que los ingenieros de computación llaman programas)- que gobiernan la conducta”. Como la cultura representa una experiencia social, ésta se transmite de unos individuos a otros para instruir las técnicas que le permitirán al individuo relacionarse con el mundo externo. Es por eso que toda la cultura de una sociedad es absorbida por las personas a través de la endoculturación, que posibilita a que el hombre aprenda las costumbres tanto materiales como instrumento de supervivencia y del vivir de los hombres, como por ejemplo: las armas; como lo espiritual referente a las ideas, valores, orientación y concepción del mundo. Este aprendizaje se realiza por la transmisión de los mayores a los menores, en donde los primeros van continuando la cultura de su grupo enseñándole a las generaciones nuevas los elementos para que puedan desenvolverse en su entorno. Puede ser de que la generación anterior replique las pautas suyas a la otra generación pero, las pautas no siempre pueden repetirse debido a que se le agregan otras pautas nuevas. Sin embargo, hay que tener precaución con eso porque la endoculturación explica la continuidad de la cultura pero no ve la evolución que tiene ésta. A mi parecer esto cambia debido al contexto en que se esté viviendo y por ende, algunas pautas no se adecuan al momento y se modifican. Pero, a pesar de que la cultura tiene un aspecto netamente social, también el aprendizaje de la cultura influye en el aspecto individual. ¿En qué sentido? nos preguntaríamos, en que mediante el aprendizaje de está socialización, nosotros (las personas) vamos diferenciando nuestros gustos, nuestros valores, nuestras forma de vida. Es mediante este proceso en que la persona llega a ser individuo de una sociedad, y eso porque nos permite acumular para luego transformar todo lo que tomamos del aspecto social. Con lo que aprendemos, nos vamos transformando en seres diferentes de los demás. A través de la cultura, el hombre toma conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que le trasciendan.

Pues bien, entramos ahora a la última proposición sobre si la cultura es dinámica, o no. Es obvio que las culturas son dinámicas, y sino lo fueran estarían muertas. Uno tiene que pensar que toda cultura está en constante movimiento, y como tal, va cambiando. La cultura es algo vivo, no es una obra de arte o una estatua de museo, inmóvil. De modo, que una sociedad cualquiera conserva a lo largo de su historia, su identidad particular pero lo hace en medio de cambios importantes, que se pueden reflejar en el más mínimo detalle. Lo “ideal” es que esa cultura intente evolucionar a mejores realizaciones tanto en lo material como en lo humano. Tener una mejor convivencia, por ejemplo entre los de una misma sociedad es un buen signo de que la cultura es dinámica, como también con otras culturas, sin perder su propia identidad. El hecho de que ciertas tradiciones antiguas pasen de generación en generación hace que la cultura se modifique a lo largo de los años, pudiendo entender está modificación como un movimiento o dinamismo de la cultura. El lenguaje es un claro concepto de cómo ha sufrido este dinamismo, como también ha ido sufriendo modificaciones. Un ejemplo son ciertos modismos que se decían en una determinada época, pero que ya perdieron su vigencia y se reemplazaron por otros más relacionados con lo actual. Pero de alguna forma, algunas palabras quedan en nuestro conciente colectivo y se agregan a nuestro vocabulario. En fin, con lo anterior podemos afirmar que la cultura es dinámica y si alguien duda de eso, puede tomar una foto suya actual y compararla con una de hace 10 años. ¿Es lo mismo? ¡Claro que no!

Finalmente, la cultura es algo muy importante para el Ser humano, ya que con ella, ha podido sobreponerse a su entorno y lo ha hecho mucho más fácil. Básicamente la cultura es simplemente un sistema de ideas y creencias; a la forma de ver y enfrentar al mundo. Prácticamente todo lo que haga el hombre es cultura; es una producción con significados que está en constante modificación. Por tanto, toda esta producción son transmitidos a través de generaciones que asegura la continuidad de la misma. Haciendo este trabajo, uno se da cuenta de que ese concepto tan erróneo de confundir cultura como ser “alguien sabio”, es un gravísimo error. Todos hacemos cultura; el señor que limpia las calles de la cuidad hace cultura al igual que el zapatero, el hombre de negocios, etc. Y eso es porque todos estamos inmersos en una sociedad en particular, con sus propias costumbres. Claro que no todos pensamos igual pero aún así, nuestra sociedad nos permite tener las herramientas “base” para poder tamizar lo que aprendemos para que de esta manera nos transformemos en seres diferentes a otros. Y gracias a ello, la cultura cambia.

Marvin Harris, Introducción a la Antropología General, (Madrid, Alianza 2001) p. 165.

Ídem

Clifford Geertz, La interpretación de las culturas, (Barcelona, Gedisa 2001) p. 55.

Melville Herkovits, El hombre y sus obras: Introducción a la antropología cultural, (México, F.C.E, 1952) p. 29.

Clifford Geertz, Op cit, p.51.

Vídeos relacionados