Cultura China

Civilizaciones orientales. Localización. Política. Sociedad. Religión. Inventos

  • Enviado por: Rei Ayanami
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Curso: 3ºC

Indice:

-Introducción

-Ubicación temporal

-Ubicación geografica

-Organizaciones politicas y sociales

-Religión

-Elementos culturales

-Conclusion

-Bibliografia

Introduccion

En este informe daremos a conocer la civilizacion china:

En el encontraran información sobre su ubicación, religión, organizaciones politicas y sociales...

La sociedad china ha sido históricamente eminentemente agrícola de lo cual da idea el alto porcentaje de población dedicada al Sector.

Ubicación temporal

Hace cien mil o medio millón de años, según los últimos cálculos, una especie de animales prehumanos llamados homínidos aparecieron en el norte de China. Fósiles de estos homínidos, algo más primitivos que otros fósiles de la misma edad encontrados en otras partes del mundo, han sido descubiertos en estrecha asociación con miles de utensilios de piedra, hueso o cuerno, en compañía de restos carbonizados y cenizas, de residuos de comida intactos y de fósiles de muchos animales, algunos de los cuales se han extinguido. Estos homínidos tales como el hombre de Pekín sabían andar a dos pies y mantener vertical el cuerpo, tenían estatura baja: en promedio 1,558 metros para el sexo masculino y 1,435 para el femenino; sus cejas sobresalían sobre la cuenca de sus ojos como aleros de una casa. Su capacidad craneana (850-1220 cc.) era como el doble de la del gorila, la del chimpancé y otros primates superiores, pero algo menor que la del hombre moderno (1350 cc. De promedio). Contaba con planos y sobresalientes pómulos y su hueso nasal era muy ancho, lo que indica que su cara y nariz eran chatas. Los huesos de las piernas del hombre de Pekín, tienen tamaño y forma similar a los del hombre moderno. Los restos de cráneos y de dientes de homínidos muestran cinco características que son comunes en el hombre moderno del Asia oriental, pero mucho menos comunes en el hombre de cualquier otra parte. El homo Sapiens de Asia parece haber evolucionado lentamente desde este tipo prehumano hasta el que comúnmente se conoce como el de la raza mongoloide.

Hace 100 mil años, la cultura china entró en la etapa “palaentrophus”. Los fósiles de esta etapa se dispersan ampliamente en el país, de los cuales son famosos los siguientes: el hombre de Maba descubierto en el distrito de Quijang, Guandong, en el Sur de China, el hombre de Changyang en el distrito del mismo nombre en Hubei; en el Norte de China, el Hombre de Dingcun en el distrito de Xiangfen, Shanxi.

Hace 40 mil años, dicha cultura entró en la etapa de “neoanthropus”. A partir de ese entonces, la pesquería y la caza avanzaron notablemente, y estaba formándose la sociedad matriarcal. En muchos sitios de nuestro vasto territorio se han encontrado huellas del hombre de aquel entonces; en el Sur de China el Hombre de Liujiang en el distrito homónimo y el hombre de Qilishan en el distrito Laibin, en la región autónoma Zhuang de Guangxi. El hombre de Ordos a las orillas del río Sjara-Osso-gol. En el norte de China, se descubrió la cultura Zhiyu, distrito Shuoxian, Shanxi cuya historia data de 28.000 años atrás.

La continuidad de la evolución humana en el norte de China y en las anchas capas de terreno al norte y al oeste fue interrumpida durante la época glacial del pleistoceno medio. Una tremenda capa de hielo, de un espesor medio que oscilaba entre 6,500 pies en Europa y 2,300 en los Montes Urales y que se iba nivelando gradualmente al acercarse a Mongolia, desencadenó huracanes de velocidad superior a cuantos se han conocido desde entonces. Pasando de un clima más frío a otro más cálido, estos huracanes produjeron un levantamiento de tierras en regiones tales como el Tarim y las llanuras de Gobi y depositaron estas tierras a lo largo de toda la cuenca del Río Amarillo, desde Kansu casi hasta el Golfo de Peichihli. Estas condiciones hicieron la vida más difícil, si no imposible, y arrojaron al hombre a otras partes por algún tiempo.

Al final del período glacial reapareció un hombre de un tipo humano distinto, pues sus restos han sido encontrados en la superficie del terreno primario arcilloso, a lo largo del norte de China, Mongolia, Manchuria y Siberia. Fue en ese tiempo, es decir, hace veinte mil años, cuando el hombre comenzó a emigrar a América del norte y posiblemente al Japón. Su habilidad para crear utensilios, algunos en forma de aguja, era grande. A menudo traía piedra desde largas distancias. Vivía en pequeñas comunidades; y sin duda, iba adquiriendo un considerable conocimiento de las raíces y las hojas del campo, de la pesca y de los animales salvajes que corrían por las llanuras. Un hallazgo sugiere que empezaba a explorar la superficie del mineral de hierro, por su polvo rojo. Hace unos seis o siete mil años los clanes y las tribus vivían dispersos en el vasto territorio del país. Desde el norte del Nordeste de China, atravesando las regiones autónomas de Mongolia interior y de Ningxia, hasta las de Xinjuang y Tíbet se desparramaba la cultura de los objetos microlíticos: La cultura de Yangshao en el curso medio del río Huanghe y la cultura de Majiayao en el curso superior del mismo.

En esa época el hombre se hallaba viviendo en casas excavadas en el suelo, y en comunidades más amplias, había domesticado por lo menos un animal, el cerdo, y manufacturaba cierta clase tosca del alfarería, algunas de cuyas piezas tenían dieciocho pulgadas de altura y la base punteada. Su principal utensilio agrícola era la azada de piedra afilada, y el arco y la flecha, probablemente, su principal instrumento defensivo y ofensivo.

Con el correr de los siglo añadió al haber de su hogar al perro. El mijo se convirtió en su principal cosecha y también puede que cultivase algo de trigo y de arroz de baja calidad. Cuando el terreno se hizo menos productivo se trasladó a otra zona, quemó los arboles, desecó el terreno y planto en él sus cosechas. La utilización del fuego les proporcionó alimentos cocidos, disminuyendo, como resultado, el proceso digestivo y por ende mejorando la asimilación de las sustancias nutritivas y acelerando cada vez más el desarrollo de su estado físico. Al mismo tiempo el fuego podía protegerlo del frío, prevenirlo del ataque de los animales feroces y ayudarlo eficazmente en el cacería. La caza y la recolección fueron sus principales actividades productivas, el descubrimiento de gran cantidad de huesos de ciervo toros o quemados en las cuevas, confirma que en el ciervo fue el principal objeto de su caza. Posiblemente sus mas eficaces armas eran palos y antorchas

Continuo pescando. Vestidos hechos de pieles y cortezas y tal vez cáñamo le propagaron abrigo. Adornó a sus mujeres con conchas perforadas. En ciertas áreas, particularmente en el valle central y superior del Río Amarillo, y en el norte, desarrolló la producción de alfarería; puede que usara para ello el torno. Hicieron vasijas de diversas formas, algunas de ellas pintadas, ya monocromadas, ya policromadas. Algunas de estas formas de vasijas son análogas, a su vez, a las del Asia occidental, Rusia y la India. Pero una que es peculiar de China es un trípode de pies huecos, que podía ponerse al fuego para calentar cosas. Con propósitos de cambio, y también como amuleto usaron el kaurí, una concha pequeña que acaso procediera de un lugar tan distante como las Islas Maldivas, al sudeste de la península Índica.

Origen geográfico

País del este de Asia, el tercero más grande del mundo en superficie, después de Rusia y Canadá, y el mayor en cuanto a población. Su nombre oficial es el de República Popular China.

Limita al norte con la República de Mongolia y Rusia, al noreste con Rusia y Corea del Norte, al este con el mar Amarillo y el mar de la China Oriental, al sur con el mar de la China Meridional, Vietnam, Laos, India y Nepal, al oeste con Pakistán y al noroeste con Kirguizistán y Kazajstán.

China cuenta con más de 3.400 islas costeras, la mayor de las cuales es Hainan, en el mar de China Meridional. La superficie total de China es de unos 9.571.300 km2, sin englobar a la China Nacionalista, conocida oficialmente como República de China. La capital de China es Pekín; la ciudad más grande del país es Shanghai.

Organización política y social

La organización social y política se conocen datos precisos desde la dinastía Chou. Posteriormente los Tsing establecieron el absolutismo, pero esto no duro mucho ya que los Han volvieron al sistema de organización feudal.

Las clases sociales en China fueron integradas: la primera por una aristocracia que dominaba las funciones políticas y religiosas, la segunda por los funcionarios del estado o burocracia que degeneró en una rutina mecánica; y la tercera estaba constituida por artesanos y campesinos. Además el pueblo chino contó con una esclavitud muy pronunciada.

Se organizaron en dinastías siendo la primera de ellas la dinastía de los Hía (s. XXII-XIX a. De C.) correspondiente a una cultura neolítica evolucionada. La primera dinastía de mayor importancia fue la dinastía de los Cheu, que estuvieron establecidos hasta el año 770 a. De C

Religión

Las religiones dominantes en China han sido primero, el confusionismo y luego se le han sumado el taoísmo y el budismo.

La religión fue algo muy importante en la civilización china (Actualmente hay más de 16.000 templos e iglesias dispersas en la región)

Confusionismo

Principal sistema de pensamiento en China; se desarrolló a partir de las enseñanzas de Confucio y sus discípulos, y tenía que ver con los principios de la práctica del bien, la sabiduría empírica y las propias relaciones sociales. El confusionismo ha influido en la actitud china ante la existencia, fijando los modelos de vida y pautas de valor social, y proporcionando la base de las teorías políticas e instituciones chinas, éste se implantó durante la dinastía Shang. Desde China se extendió a Corea, Japón y Vietnam y en las últimas décadas ha despertado interés entre los eruditos de Occidente.

Aunque el confusionismo llegó a ser la ideología oficial del Estado chino, nunca ha existido como una religión establecida con una iglesia y un clero. Los eruditos chinos alabaron a Confucio como gran maestro y sabio, pero nunca lo adoraron como a un dios. Confucio tampoco se proclamó a sí mismo una divinidad. A diferencia de las iglesias cristianas, los templos erigidos en honor a Confucio no eran lugares en los que grupos organizados se reunían para alabarle, sino edificios públicos diseñados para ceremonias anuales, en particular el cumpleaños del filósofo. Varios intentos para divinizar a Confucio fracasaron debido a la naturaleza de la filosofía.

Los principios del confusionismo están recogidos en los nueve libros antiguos chinos transmitidos por el maestro y sus seguidores, que vivieron en una época de gran inquietud filosófica. Estos escritos pueden dividirse en dos grupos: los Cinco Clásicos y los Cuatro Libros.

Taoísmo

Es un sistema religioso y filosófico, que data del siglo IV a.C. Entre las escuelas de pensamiento de origen chino.

Las creencias filosóficas y místicas esenciales taoístas se encuentran en el Tao-te Ching (Clásico del Camino y su poder), un texto que data del siglo III a.C. atribuido a la figura histórica de Laozi (Lao-tsé), y en el Chuang-tzu, un libro de parábolas y alegorías que también data del siglo III a.C., pero atribuido al filósofo Chuang-tzu. Mientras el confucionismo exhorta a los individuos a someterse a las normas de un sistema social ideal, el taoísmo mantiene que el individuo debe ignorar los dictados de la sociedad y solo ha de someterse a la pauta subyacente del universo, el Tao (camino), que no puede ni describirse con palabras ni concebirse con el pensamiento. Para estar de acuerdo con el Tao, uno tiene que “hacer nada” (wu-wei), es decir, nada forzado, artificial o no natural. A través de la obediencia espontánea a los impulsos de la esencia natural propia de cada uno y al despojarse a sí mismo de doctrinas y conocimientos, se alcanza la unidad con el Tao y de ello deriva un poder místico(). Este poder permite trascender todas las distinciones mundanas, incluso la distinción entre la vida y la muerte. En el orden sociopolítico, los taoístas pedían un retorno a la vida agraria primitiva.

Budismo

Es una religión de gran importancia a escala mundial, fundada en el noreste de la India. Se basa en las enseñanzas de Siddhartha Gautama, más conocido como Buda o El Iluminado.

Se originó como un movimiento monástico dentro de la tradición brahmánica dominante en aquel entonces, aunque rápidamente el budismo se fue desarrollando en otra dirección, adquiriendo características propias. Buda no sólo renegaba de algunos aspectos muy significativos de la filosofía hindú, sino que también desafiaba la autoridad de sus sacerdotes, no aceptaba la validez de las escrituras védicas, y estaba en contra de los sacrificios al culto en los que se basaban estas escrituras. Además Buda abrió las puertas de su movimiento a personas de todas las castas sociales, rechazando abiertamente la idea de que los asuntos espirituales de las personas estuvieran determinados por la condición social dentro de la que nacen.

Hoy en día, el budismo está dividido en dos grandes ramas: el Theravada o Camino de los Sabios, y el Mahayana o Gran Vehículo. Los seguidores del Mahayana se refieren en forma despectiva a los del Theravada usando el nombre de Hinayana o Pequeño Vehículo.

El budismo ha tenido una influencia muy fuerte no sólo en la India, sino también en países tales como Sri Lanka, Tailandia, Cambodia, Birmania y Laos, donde la rama predominante es la Theravada. Por su parte, en china la rama Mahayana ha tenido una especial influencia, junto con paises como Japón, Taiwán, Tibet, Nepal, Mongolia, Corea y Vietnam, así como en la India. Se estima que el número de miembros de la religión budista que hay en el mundo, oscila entre los 150 y los 300 millones. La razón por la que existe una diferencia tan grande en esta estimación se debe a dos causas: en gran parte de Asia la afiliación religiosa tiende a no ser exclusiva; y resulta especialmente difícil poder estimar la influencia del budismo en países comunistas como China.

En China una de las primeras acciones del Partido Comunista al obtener el control en 1949, fue eliminar, de modo oficial, la religión organizada. Antes, las religiones dominantes en China habían sido las ya mencionadas. A causa de la naturaleza casi secular del confucionismo, y debido a que la mayor parte de los chinos estaban vinculados a las tres grandes creencias, por lo que carecían de una fuerte fidelidad a una sola religión, la población ofreció muy poca resistencia al cambio del ejecutivo.

Además del budismo y taoísmo, las principales religiones formales de China, eran la cristiana y el islam. La mayor parte de los templos y escuelas de estas cuatro religiones se secularizaron. Sólo con la Constitución de 1978 se permitió el desarrollo oficial de las religiones organizadas en China, aunque también establecía que la población tenía el derecho a no tener creencias religiosas y 'a propagar el ateísmo'.

Desde que se han garantizado los derechos religiosos, los grupos cristianos en las ciudades y las sectas budistas tanto en el campo como en la ciudad han sido muy activas. Los chinos musulmanes étnicos (o hui) así como los pueblos musulmanes minoritarios como los uigur, kazajos y kirguises, mantienen su fe en el islam, pero hoy practican su religión de un modo más abierto.

Elementos culturales

La brújula.

La brújula tuvo su origen en China en el siglo IV a C. Su adaptación y reconocimiento en Occidente tuvo lugar cerca de 1500 años después.

Las primeras brújulas chinas no utilizaban agujas. Los "indicadores" tenia la forma de concha, de pez o de tortuga, aumentando la precisión de la lectura la introducción de la aguja. Fue en esa época en la que los chinos introducirán los primeros marcadores e indicadores, elementos fundamentales de la ciencia moderna. Esto aconteció en el siglo III d.C.

La brújula con aguja magnética fue construida en el siglo VII o VIII con una aguja flotando sobre el agua.

La pólvora, los fuegos artificiales y los cohetes.

El lugar de nacimiento de fuegos artificiales se reconoce generalmente como China, con la primera mezcla explosiva encontrada allí y denominada "polvo negro", durante la dinastía cantada (960-1279). Se dice que un cocinero de la antigua China encontró que una mezcla del sulfuro, del salitre, y del carbón de leña era muy inflamable y estallaría si estaba incluida en un espacio pequeño. La primera aplicación de esta tecnología era para la hospitalidad. Los chinos siguen siendo los mayores productores de fuegos artificiales. Una vez que la receta para el polvo negro fue perfeccionada, encontraron que podía ser utilizado fácilmente como combustible del cohete, e hicieron los cohetes de madera tallados a mano con las dimensiones para ser colocados e la boca de un dragón, en el siglo VI. Estas flechas accionadas salían como cohetes de la boca del dragón, y fueron utilizadas contra los invasores de Mongolia de 1279. El principio de accionamiento de estos cohetes todavía se utiliza hoy en fuegos artificiales.

El papel moneda.

Entre los numerosos inventos que debemos al ingenio de los chinos, parece contarse también el del papel moneda. Desde la mas remota antigüedad, los chinos realizaban los intercambios comerciales sobre la base del trueque. Hasta mediados del segundo a.C. se empleaban como medios de cambio los llamados "cauríes" pequeñas conchas que han permanecido en uso en algunas partes de Asia y Africa hasta hace pocas décadas.

En el cuarto año del emperador Wu, de la dinastía Han (año 119 a.C.), los aristócratas pagaban un tributo a la corte, constituido por fragmentos de piel de gamo de diversos formatos y colores.

Entre los años 200 y 600 d.C para los pagos elevados se utilizaban a menudo rollos de seda de tamaños estándar. Los chinos los primeros en hacer uso de aquella delgadisima capa situada entre corteza y el tronco de la que se extraía un tipo de papel por lo demás no muy resistente.

El primer uso "monetario" de este papel fueron recibos bancarios que comenzaron a emplearse como medios de pago. Obviamente, no existían bancos propiamente dichos, se trataba de tiendas privadas que aceptaban depósitos de metales preciosos, por los cuales recibían remuneraciones comprometiéndose a transferir sumas a distancias.

El método de fabricación del papel en la antigua China consistía en preparar una suspensión densa de fibras vegetales obtenidas por tributación de corteza de morera y de tallos de ramio (y también de fibras extraídas de las plantas de arroz y del bambú).Se sumergía en dicha suspensión un cedazo rectangular de mallas muy finas forma sobre en la que se depositaban y mezclaban las fibras.

Apilada y prensada a fin de eliminar el agua, y luego extendida al sol para que se secara, cada hoja se pegaba debidamente sobre una superficie , como objeto de evitar que la tinta se corriera al escribir

El Papel.

Fue hacia el año 105 cuando Cai Lun o Tsai-lun, como era conocido el eunuco de la corte Han oriental del emperador chino Hedo o Ho Ti, fabricó por primera vez papel utilizando materiales como corteza de morera, tejidos de seda y trapos de ropa vieja y un molde fabricado de tiras de bambú. El emperador le había encomendado la misión de buscar nuevos materiales para escribir.

Los primeros antecedentes que se tienen datan del año 150. Durante 500 años la técnica de cómo fabricar papel estuvo sólo en conocimiento de China.

La imprenta.

Ya en el siglo II d.C. los chinos habían desarrollado e implantado con carácter general el arte de imprimir textos. Igual que con muchos inventos, no era del todo novedoso, ya que la impresión de dibujos e imágenes sobre tejidos le sacaba al menos un siglo de ventaja en China a la impresión de palabras.

Dos factores importantes que influyeron favorablemente en el desarrollo de la imprenta en China fueron la invención del papel en 105 d.C. y la difusión de la religión budista en China. Los materiales de escritura comunes del antiguo mundo occidental, el papiro y el pergamino, no resultaban apropiados para imprimir. El papiro era demasiado frágil como superficie de impresión y el pergamino, un tejido fino extraído de la piel de animales recién desollados, resultaba un material caro. El papel, por el contrario, es bastante resistente y económico. La práctica budista de confeccionar copias de las oraciones y los textos sagrados favorecieron los métodos mecánicos de reproducción.

Los primeros ejemplos conocidos de impresión china, producidos antes de 200 d.C., se obtuvieron a base de letras e imágenes talladas en relieve en bloques de madera. En 972 se imprimieron de esta forma los Tripitaka, los escritos sagrados budistas que constan de más de 130.000 páginas. Un inventor chino de esta época pasó de los bloques de madera al concepto de la impresión mediante tipos móviles, es decir, caracteres sueltos dispuestos en fila, igual que en las técnicas actuales. Sin embargo, dado que el idioma chino exige entre 2.000 y 40.000 caracteres diferentes, los antiguos chinos no consideraron útil dicha técnica, y abandonaron el invento.

La gran Muralla China; un aporte arquitectónico.

Los principios de la construcción de la Muralla China fueron defenderse de los ataques nómadas de los pueblos del norte.

Aunque se construyo en varias etapas, la primera etapa fue construida por instrucciones de Qin Shi Huangdi, también Shi Huangdi, o Ts'in She Huang-Ti (259-210 a.C.), primer emperador de China y fundador de la dinastía Ch'in.

Se habla de 400.000 personas laborando en la construcción durante el reinado de Qin Shi Huanti y sus descendientes, no obstante, la Gran Muralla siguió creciendo durante mas de 1500 años, con distintos materiales y características dependiendo de la región, Los gobernantes de la dinastía Han, siguieron conservando y alargando la muralla. Su construcción cesó definitivamente en el siglo XVII durante el predominio de la dinastía Ming.

Se dice que la quinta parte de la población china contribuyó en diferentes épocas en la construcción de la Gran Muralla y que muchos de los cuerpos de los obreros que murieron, añaden documentos históricos, sirvieron para amortizar el peso de las piedras.

La parte más famosa de la Gran Muralla, que se encuentra cerca de Beijing, en la localidad conocida como Badaling, fue construida durante la dinastía Ming (1368 a 1644 d.C) y es considerado patrimonio de la Humanidad.

El ábaco

La calculadora más sencilla es el bastidor de madera para contar, o ábaco, con cuentas móviles ensartadas en alambres que representan las unidades, las decenas, las centenas, etc. Este aparato se utiliza en China desde hace miles de años; es tan antiguo que se desconoce el momento y el lugar exactos de su invención. Parece ser una forma transportable de un método de contar aún más antiguo que consistía simplemente en guijarros, conchas o cuentas colocados dentro de una serie de líneas dibujadas en el suelo o en una mesa

Conclusión

Como se ha descrito a lo largo de todo este trabajo, la civilización China dicta mucho de ser una civilización cualquiera. Ayuda a ésto, su situación geográfica y la mentalidad de los dirigentes y sabios que la han manejado desde sus inicios, manteniéndola siempre totalmente aparte del resto del mundo.

Pragmáticamente, en el comienzo de la historia, éste “pueblo” se destacó por ser cuna de grandes inventos. Destacan entre ellos la brújula, construida al observar que las agujas magnetizadas indican el extremo norte del planeta; el papel, que lograron mezclando cortezas de árbol, cáñamo y trapos; la pólvora, empleada para los primeros fuegos artificiales; la porcelana y la ceda que provienen del gusano de la ceda de dicha tierra, por nombrar algunos.

Cabe destacar, que por la ideología de los Chinos, ninguno de los ya mencionados objetos tiene grabado el nombre del inventor, puesto a que los Chinos valoraban escasamente el renombre personal.

Su religión también es divergente con el común de ellas. El confusionismo, como ya se mencionó, más que una religión, es una filosofía de vida que impregna en el practicante valores motivados por la propia moral y autoconocimiento.

Mientras el confusionismo exhorta a los individuos a someterse a las normas de un sistema social ideal, el taoísmo mantiene que el individuo debe ignorar los dictados de la sociedad y solo ha de someterse a la pauta subyacente del universo. En otras palabras debe dejarse llevar por el yo inefable. Es paradójico en ésto, que dos ideologías tan distintas puedan convivir en el mismo tiempo y con un número similar de seguidores durante milenios sin que haya disputas.

Lo recién mencionado habla de una cultura que, a pesar de haber sido expuesta a constante discriminación social, es lo suficientemente culta como para aceptar diferencias tan importantes como las que se producen al tratar de definir el mundo y el génesis de todo.

También destaca en la civilización China las monumentales construcciones, resaltando la gran muralla china que llega a tener 2.400 Km. y los templos que honran a las distintas deidades del pueblo que llegaron a tener hasta trece pisos de alto.

BIBLIOGRAFÍA

Toda la información fue extraída de las siguientes fuentes:

-Enciclopedia Encarta 97

-Enciclopedia Planeta Multimedia

-Enciclopedia Planeta Agostini

-Atlas Encarta

-Icarito “civilizaciones antiguas”

Liceo profesional

Vídeos relacionados