Cultivo de maíz y frijol intercalado en los valles centrales de Oaxaca

Agronomía. Cosecha. Plagas. Fertilización. Enfermedades

  • Enviado por: Peluso
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

SERVICIOS AGRICOLAS DEL SUR S.A. DE C.V.

“COMO CULTIVAR MAIZ Y FRIJOL INTERCALADO EÑ LOS VALLES CENTRALES DE OAXACA”

Abril del año 2007.

Introducción

En los Valles Centrales de Oaxaca el maíz de temporal se siembra en aproximadamente 90 000 has. de las cuales el 78.5 % se encuentra asociado o intercalado con fríjol de semiguia o trepador, calabaza e higuerilla. La superficie sembrada con maíz-fríjol intercalado de semiguia o fríjol delgado se estima en 14 000 has. con rendimientos medios de 800 kgs/ha de maíz y 200 kgs/ha de fríjol respectivamente.

La producción, la mayoría de las veces es de autoconsumo, observándose cada año déficit de los dos granos básicos, el cual se acentúa más en temporal por las lluvias escasas y mal distribuidas, así como la fuerte incidencia de plagas.

Este documento contiene información para lograr un manejo eficiente del cultivo intercalado maíz y fríjol. El campo agrícola experimental de Valles Centrales de Oaxaca (INIFAP) considera que con esta tecnología generada es factible tener aumentos del 30% en el rendimiento de maíz y 200% en fríjol con relación al promedio observado a nivel regional.

Lo anterior se basa en resultados experimentales obtenidos durante varios años en diferentes lugares de los Valles Centrales. Sembrando maíz-fríjol intercalado se tiene la ventaja de tener ambos cultivos en el mismo terreno; con esto se asegura al menos la cosecha de alguno de ellos y se reducen los riesgos d perdida de la inversión

Preparación del terreno

Esta práctica conviene hacerla en los meses de diciembre y enero, después de levantar la cosecha del cultivo anterior. Para esto se debe realizar un barbecho a 20 o 30 cm. de profundidad con el propósito de incorporar las hierbas y residuos de la cosecha anterior, así como eliminar parcialmente las plagas del suelo. Asimismo, al inicio de las lluvias o durante la primer quincena de junio se pueden dar dos pasos de yunta o uno de rastra, con lo cual el suelo queda listo para la siembra.

Variedades

Maíz.

Conviene utilizar variedades criollas por ser adecuadas para sembrarse en asociación o bien intercaladas. Se caracterizan por tener un ciclo de 120 días de la siembra a la cosecha, tiene 2.2 m de altura y hojas delgadas, lo cual favorece la penetración de luz al fríjol; además muestran cierta tolerancia a la sequía.

Fríjol

Para el fríjol también se deben usar las variedades criollas, las cuales florean a los 45 días y maduran a los 90 días después de la siembra. Su hábito de crecimiento es de semiguia; el grano por ser pequeño y negro tiene preferencia para consumo regional. Debido a su precocidad escapa al daño de enfermedades como el que causa la roya o chauixtle y, además, es ligeramente tolerante a la sequía.

Época de siembra

La siembra de maíz intercalado con fríjol está condicionada al establecimiento del temporal; debido a lo anterior, se tienen definidas dos fechas de siembra: del 15 al 30 de mayo y del 20 de junio al 15 de julio; de esta manera la cosecha puede realizarse sin problemas de daños por las lluvias ya que en el primer caso coincidirá con la canícula seca de agosto y la otra cosecha será en octubre cuando prácticamente ya no llueve.

Forma de siembra

Se sugieren dos formas de siembra para maíz y fríjol intercalados:

Siembra en el mismo surco

La siembra de maíz y fríjol se hace al mismo tiempo y en el mismo surco a “tapapie”. Los surcos deben estar separados a 60 cm. y a 92 entre golpes o matas de maíz, depositando la semilla a 5 u 8 cm. de profundidad. Para fríjol conviene depositar en forma intercalada 2 a 3 granos separados a 30 cm. entre cada 2 matas de maíz (Figura 1) o bien “graneado” depositando 5 semillas de fríjol entre cada 2 matas de maíz; en ambos casos la semilla debe quedar a 5 cm. de profundidad (Figura 1).

Figura 1. Siembra de Maíz y Fríjol en el mismo surco.

Siembra de un surco de maíz y uno de fríjol.

Este método consiste en surcar a 60 cm de distancia y sembrar a “tapapie” un surco de maíz solo y uno de fríjol solo. El maíz se siembra “mateado” a una distancia entre matas de 55 cm, depositando 2 granos por golpe a 5 u 8 cm de profundidad; la siembra del fríjol es a chorrillo “graneado” colocando las semillas a 12 cm de distancia entre ellas y a 5 cm de profundidad (Figura 2).

Figura 2. Siembra de un surco de maíz y uno de fríjol.

Cantidad de semilla para la siembra.

Para siembras de maíz y fríjol en el mismo surco se deben usar 15 kg de semilla de maíz y 14 kg de fríjol por Ha. Cuando se siembra un surco de maíz y uno de fríjol se necesitan 12 kg de semilla de maíz y 11 kg de fríjol.

Fertilización.

En los dos sistemas de cultivo intercalado se debe fertilizar con 60 kg de N y 30 kg de P por Ha, distribuidos en 2 aplicaciones: al momento de sembrar conviene aplicar todo el P y una 3ra parte del N (20 Kg); para esto se puede usar 1 saco de urea mezclada con 1½ de Superfosfato de Calcio Triple por Ha. Otra posibilidad es de usar 2 sacos de Sulfato De Amonio (SO2NH4) y 3 de Superfosfato De Calcio simple. La segunda aplicación se hace en la escarda aplicando las 2/3 partes de N faltante, lo cual se puede hacer utilizando 2 sacos de Urea o 4 sacos de Sulfato de Amonio (SO2NH4) por Ha.

Combate de malas hierbas.

Es necesario mantener el cultivo libre de malas hierbas durante los primeros 40 días después de nacidas las plantas lo cual se puede hacer mediante 2 escardas: la 1ra a los 22 días después de la nacencia y la 2da 15 días después de la 1ra. Cada escarda debe complementarse con 1 o 2 limpias manuales.

Control de plagas.

Plagas del suelo.

Conviene controlar las plagas del suelo para evitar nacencias ralas en el maíz y fríjol o pérdida de plantas por pudriciones de la raíz. Esto es importante en aquellos terrenos donde se aplico estiércol o que en años anteriores se haya presentado este problema. Entre las plagas de mayor importancia tenemos al gusano de alambre o “canutillo” y a la gallina ciega o “bechano”, las cuales se pueden combatir con 20 kg / Ha de Furadan (Carbofuran) 5% granulado aplicado en la siembra.

Plagas del follaje.

En el maíz, el gusano cogollero, el picudo, la pulga saltona, los trips y pulgones causan daños de importancia económica; en el fríjol las plagas de mayor importancia son la chicharrita, la doradilla, la mosquita blanca y la conchuela o “carnerito”. Tanto en maíz como en fríjol este tipo de plagas se pueden controlar con una o dos aplicaciones de la mezcla de 1 kg de Kevin 80% P.H. mas 0.5 l de Folimat 1000 (Ometoato) / Ha disueltos en 200 l de agua; la primera aplicación se debe efectuar a los 15 o 20 días después de la nacencia y la segunda 15 días después de esta.

Prevención de enfermedades.

Entre las enfermedades que pueden causar daño al fríjol se mencionan la roya y la pudrición de la raíz principalmente. Para prevenir la roya se debe utilizar semilla sana, remover y destruir los residuos de plantas de fríjol infectadas durante la cosecha anterior, realizar rotación de cultivos y usar variedades resistentes. Para la pudrición de la raíz es necesario que se evite dañar las raíces al cultivar; controlar las plagas del suelo ya que las heridas causadas a la planta propician la enfermedad, si se tienen posibilidades, conviene tratar la semilla con Arazán utilizando 2 grs. de fungicida por Kg de semilla.

Cosecha.

Fríjol.

Por lo general es manual; se inicia cuando el 80% de las vainas están secas no coseche después de esta etapa para evitar pérdidas por desgrane. Después de arrancar las plantas de fríjol se llevan a una “era” para que se sequen y proceder a “varearlo” para separar el grano o bien trillarlo con tractor o animales, posteriormente se limpia el grano con ayuda del viento, quedando de esta manera limpio para su venta o almacenamiento. Cuando se almacena el grano para el consumo familiar se deben utilizar tambos de cerradura hermética para conservarlo libre de daños por gorgojos.

Maíz.

Una vez cosechado el fríjol y cuando las plantas de maíz presentan la mayor parte de las hojas amarillentas y el grano está “masoso blando”, se “zacatea” arrancando primeramente las hojas inferiores de la planta y después se corta la parte superior a la mazorca, con el fin de obtener forraje de mejor calidad; después de cortado, el rastrojo se ata en pequeños manojos y se dejan secar en el campo de 15 a 20 días.

La mazorca se cosecha manualmente cuando el grano está “masoso duro” y contiene alrededor de 30% de humedad. Para esto la mazorca se arranca con todo y totomoxtle y se lleva a un patio para su secado; enseguida se almacena en la troje colocándolas en capas de 20 cm aplicando 1 kg de Malation 4% (Paration Metilico) por ton. de mazorca para evitar daño de gorgojos.

Otra forma es pizcar la mazorca que ya esta en el patio, desgranarla y almacenar el grano que vaya a usarse para consumo familiar en tambos metálicos de cerradura hermética.

6

Cultivo De Maíz Y Fríjol De Temporal En Los Valles Centrales De Oaxaca

Maíz 92 cm

Fríjol

30 cm

Maíz 92 cm

Fríjol

30 cm

5 cm

Maíz 55 cm

Fríjol

12 cm

60 cm