Cultivo de café en el Salvador

Agricultura. Cultivos. Problemas en su producción. Maquinaria. Oligarquía cafetalera. Trabajadores del campo. Exportación. Crisis económica de 1929. Futuruo de la producción de café

  • Enviado por: Mario Navas
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


INICIO DEL CULTIVO DEL CAFÉ EN EL SALVADOR

1. Introducción a la producción del café

2. Producción

3. Problemas al momento de la producción

4. El café y los cambios Sociales

5. Exportación y el papel del estado

6 La crisis económica de 1929 sus repercusiones en la producción y exportación del café

7. El futuro de la reactivación de la producción del café

8. Conclusiones

9. Bibliografía

1. Introducción a la producción del café

El café se transformó en el producto sustituto a explotar (después de la producción de cacao, añil y bálsamo) los países Centro Americanos solo pudieron ampliar la producciones del café porque los habitantes de los países industrializados empezaron a consumir café en tales cantidades que el grano se convirtió durante el siglo XIX en un producto muy popular.

La demanda de la gente para tomar café significo asimismo, que el precio que se pagaba por el grano llego a tales niveles que muchos países decidieron integrarse al mercado mundial del café. Es decir que el café se convirtió en la “mayor esperanza”, para los países agricultores y el gobierno de el salvador impulso la principal fuente de “riqueza natural” a la agricultura con el fin de producir el café.

No fue suficiente, por supuesto, que haya habido una demanda en el mercado mundial para que el “grano de oro” se impusiera por encima de todos los otros productos de exportación de El Salvador. Para establecer una producción cafetalera cualquier tamaño, un factor determinante es la obtención de tierras de suficiente altura y fertilidad como para permitir el crecimiento y la productividad óptimos del árbol de café. A mediados del siglo 19, El Salvador tenía muchas tierras adecuadas para el café, pero la mayor parte de estas nunca habían sido explotadas, excepto para la extracción de maderas y la caza de animales.

Antes de que fueran utilizadas para el café, muchas de estas tierras altas del occidente, centro y oriente del país estaban cubiertos de bosques de distintos tipos.

2. Producción

Dado que El Salvador tenía tierras fértiles para la producción del café esta fue planeada de la manera siguiente:

2.1 Preparación de la tierra

Los empresarios o agricultores que quisieran establecer una finca de café primero tenía que preparar el terreno para la siembra de las plantitas de café, que previamente habían sido atendidas en semilleros, Parte de esa preparación consistía en despejar los suelos mediante la tala de algunos de los árboles, dejando en pie otra cantidad considerable que se conservaba para dar sombra a los cafetales.

Los productores también tenían que asegurar suficiente mano de obra para cuidar los árboles y limpiar los cafetales regularmente. Cuando los árboles comenzaban a producir granos de café a los cinco o seis años de haber sido sembrados, el productor tenía que obtener suficiente mano de obra

Durante los meses de cosecha (generalmente de diciembre a febrero) como para recoger todo el café y hacerlo llegar a los comerciantes o beneficiadores. Esta mano de obra podía provenir de los propios miembros de la familia del productor de café o de trabajadores a quienes se les pagaba de acuerdo al peso del grano que recogieran. En esta labor participaban adultos y niños de ambos sexos, pero en especial figuraban las mujeres y muchos trabajadores de la vecina república de Guatemala que venían a trabajar a El Salvador por unos meses al año.

Además del cultivo propiamente, la producción de café incluye una fase industrial mediante la cual se despulpa la semilla y se seca para que quede solamente el grano.

2.2 Maquinarias Utilizadas

Al principio, durante los años de 1860 a 1880, no se usaba maquinaria muy complicada para este proceso. Existían unas máquinas pequeñas para despulpar y secar, algunas de las cuales fueron inventadas en El Salvador. A medida que la producción de café se expandió, algunos de los productores y comerciantes invirtieron en la compra de maquinaria más compleja, casi siempre de fabricación inglesa o norteamericana.

Con esto, los beneficiadores lograban una mayor ganancia al comprar el grano sin procesar de muchos productores, ya fueran estos campesinos o agricultores mayores.

2.3 Formas y lugares de producción del café

Para iniciar los trabajos del ciclo agrícola, muchos de los productores de café a menudo se endeudaban con los comerciantes, beneficiadores o exportadores. Estos comprometían su próxima cosecha para pagar el préstamo. Si el precio del café subía, el productor lograba cancelar el préstamo sin problema; pero si el precio del café bajaba, entonces el productor podía terminar endeudado por más de lo que le pagaban por su café. Si estas deudas se acumulaban, los productores podían terminar perdiendo sus tierras a manos de sus acreedores. Esto dificultaba especialmente la participación de los pequeños propietarios en la producción cafetalera, pues, como no existían bancos que les prestaran, casi siempre tenían que depender de comerciantes o terratenientes grandes que cobraban tasas de interés de hasta el 2% mensual.

Ya que la producción cafetalera estaba restringida a ciertos tipos de suelos, incluyendo aquellos ubicados cerca de carreteras, ferrocarriles y puertos existentes, la economía del grano tuvo siempre un carácter regional. Los departamentos productores siempre han sido los mismos: Santa Ana, Ahuachapán, La Libertad, Usulután y, en menor grado, La Paz y San Vicente. Y aun dentro de estos departamentos existen zonas costeras y otros terrenos planos que nunca han sido utilizados para la producción de café. La producción cafetalera empezó casi siempre en las afueras de las ciudades (Santa Ana, Ahuachapán, Santa Tecla, Santiago de María) y se extendió hacia el interior, llegando a veces a ocupar tierras en municipios aledaños.

Las fincas de café durante el siglo 19 no eran muy grandes; sólo unos pocos productores tenían fincas de más de veinte o treinta hectáreas. La mayor parte de las fincas estaban por debajo de este tamaño, aunque para fines de siglo ya existían empresarios que ocupaban varios cientos de hectáreas, además de tener sus propios beneficios y casas de exportación. Por ejemplo, a comienzos del siglo 20, el señor Ángel Guirola ya tenía 310 hectáreas en producción en Nueva San Salvador y era uno de los productores más fuertes del país en esa época. Otros productores producían café en sólo unas pocas hectáreas, a la par de sus siembras de granos básicos, frutas y vegetales. En algunos casos, varias haciendas en la región costera que se originaron en el período de la colonia también participaron en la producción de café, pero sólo dedicando una pequeña porción de sus tierras al arbusto.

Aunque la producción cafetalera trajo al país ingresos que de otra manera tal vez no hubiera tenido, la dependencia alrededor de un producto que absorbía grandes recursos naturales y humanos también acarreó riesgos y problemas. El principal problema durante el siglo 19 fue la fluctuación frecuente de los precios del café en Europa o Norteamérica, que a veces bajaban por debajo del costo de producción del grano. Cuando el precio bajaba, los ingresos de los distintos sectores sociales relacionados con el café bajaban también, afectando así los ingresos del estado y el bienestar de la economía en general.

3. Problemas al momento de la producción

3.1 Los problemas básicos al momento de su producción son los siguientes:

-La incertidumbre y la vulnerabilidad de la producción del café determinaron que muchos pequeños productores decidieran vender sus propiedades, ya sea por deudas o por el riesgo que conllevaba el cultivo.

-Tendencia a que las tierras se concentraran en menos manos después de una etapa inicial cuando el número de terratenientes y cafetaleros se expandió a mayor velocidad que la población total. Esta tendencia hacia la concentración de las tierras cafetaleras en pocas manos se aceleró dramáticamente después de 1920.

-Además, un sector muy reducido de beneficiadores comenzó a captar la mayor parte de las ganancias de la producción del café al concentrarse aún más estos aspectos de la economía cafetalera.

-También debe recordarse que durante el siglo 19 el café fue sólo uno de varios productos de importancia, tales como el añil, el ganado, los granos básicos, el azúcar, el bálsamo, los materiales de construcción, las manufacturas artesanales, las pieles y las maderas. Esto significó que la mayor parte de los salvadoreños se vio afectada de distintas maneras por la producción cafetalera. Incluso, muchos no tuvieron ningún contacto con la actividad cafetalera lo más probable es que el salvadoreño promedio, ya fuera habitante urbano o rural sólo viese un cafetal durante el corte del café cuando se dedicaba a ganar algún dinero adicional a su oficio regular.

4. El café y los cambios Sociales

La expansión de la producción del café estuvo acompañada de cambios significativos en la economía que creció a un ritmo nunca antes visto, este crecimiento económico beneficio desigualmente a los sectores de la sociedad pues solo una pequeña parte se beneficio de esta producción

4.1 El nacimiento de la oligarquía cafetalera

Una pequeña porción de la población enriqueció como nunca antes lo pudo haber imaginado. Este grupo estaba compuesto por los principales inversionistas y comerciantes, especialmente los que participaron en la expansión de los productos exportación principales, como el café y azúcar.

¿De dónde provenía el pequeño grupo que logró, gracias a la caficultura, amasar importantes fortunas? Una buena parte descendía de hacendados y comerciantes que habían acumulado capitales y otros recursos mediante la producción afuera. Además, la expansión cafetalera atrajo a pequeño grupo de inmigrantes europeos que, buscando acrecentar sus fortunas, vinieron a invertir sus capitales en la producción, el financiamiento y la exportación del café.

Rápidamente estos inmigrantes fueron asimilados por el sector más acaudalado de la población. Estos llegaron ser partícipes del poder que para entonces disfrutaban los salvadoreños más ricos, a través de alianzas matrimoniales, de relaciones de negocios y de la activa participación la política del país.

Por otra parte, un pequeño grupo de la llamada clase dominante (el grupo más rico poderoso de la sociedad) provino de las filas del campesinado. Gracias al esfuerzo, sacrificio y a menudo la explotación de los recursos de sus propias comunidades campesinas, algunas familias campesinas a través de los años fueron enriqueciéndose hasta convertirse en terratenientes acomodados; es decir, propietarios de fincas y otras actividades comerciales mayores que las del campesinado independiente. Sin embargo, estos casos fueron excepcionales y, hasta donde hoy día se sabe, los campesinos enriquecidos integraron los estratos más bajos del grupo dominante. Por lo tanto, este sector social dominante no fue homogéneo; es decir,.había diferencias con respecto al grado de acumulación de riquezas y también, como se analizará más adelante, en el grado de influencia sobre la política económica del estado.

La rápida expansión cafetalera en las últimas décadas del siglo 19 coincidió con el fin de las devastadoras guerras centroamericanas en las que cada facción de la élite salvadoreña participó tratando de imponer sus intereses particulares. Hacia 1870, las confrontaciones bélicas cesaron por varios años y se aceleró la siembra de café en gran escala. Se estaban dando las condiciones para que el grupo más poderoso de la sociedad impusiera al resto de la sociedad un nuevo proyecto de desarrollo.

Estarían en manos de la clase dominante aquellas actividades económicas ligadas a la caficultura, tales como las grandes fincas cafetaleras y los beneficios para procesar el grano. Asimismo, se harían cargo de algunos casos de la exportación del café

4.2 Los trabajadores del campo

Cuando se comenzó a producir exportar el café en El Salvador, eran dos grupos de trabajadores los campesinos y jornaleros si bien los campesinos mas pobres jornaleaban.

Aunque el término “campesino” se aplique corrientemente a todos los trabajadores del campo aquí se refiere exclusivamente a aquellos que trabajan en pequeñas extensiones de tierras propias o arrendadas

En cambio el jornalero se dedicada a vender su fuerza de trabajo a cambio de remuneración

Sin embargo a veces el campesino muchas veces trabajaba en fincas ajenas con el fin de aumentar los ingresos.

Estos dos grupos veían la manera de trabajar y producir para tener una mejor vida

5. Exportación y el papel del estado

A mediados del siglo XIX con la incorporación de California a los Estados Unidos de América y la “fiebre del oro”, cobro vida la actividad comercial a lo largo de la costa del pacifico se abrieron nuevas oportunidades, bajaron los costos de transporte y el comercio exterior se hizo mas atractivo. De esta forma fue posible empezar a exportar el café gradualmente y a mediados del siglo XIX el café sustituyó al añil

5.1 El papel del estado

Para el estado, el aumento de la producción exportadora desde sus inicios en 1885 significó una importante fuente de ingresos directos e indirectos. El estado decretó impuestos sobre 1a exportación del café, pero más especialmente sobre la importación de productos extranjeros. Es decir, el aumento del intercambio comercial sirvió para aumentar los ingresos del estado. Esto no significó que los gobiernos utilizaran estos fondos para promover el desarrollo económico. Gran parte de estos recursos se espumaba a través de la corrupción y los gastos militares. Sin embargo, el estado llegó a identificar su futuro con la promoción de las actividades económicas ligadas a la exportación, y así se vio obligado a impulsar algunos incentivos para su expansión.

La construcción de los puertos significaron una gran ayuda al gobierno salvadoreño porque a medida que El Salvador exportaba el café a mayores escalas; se incrementaron las importaciones por parte de los socios comerciales mas importantes: Estados Unidos de América y Europa, y estos tenían que pagar impuestos en las aduanas del gobierno salvadoreño cada vez que ingresaban productos al país; estos ingresos significaron el 60% de los ingresos del gobierno de el salvador.

Además de los impuestos de importación, el gobierno central y los municipios también cobraban una serie de impuestos de origen interno. El más importante fue el llamado “Estanco de agua ardiente” mediante el cual la producción de venta de licores solo se podía realizar si las empresas importadores pagaban impuestos municipales

Mediante todas estas estrategias el gobierno de el salvador lograba obtener recursos con los que lograba cumplir sus funciones de control social y de desarrollo de infraestructura sin tocar directamente los bolsillos de los grandes cafetaleros

5.2 medios de transporte para su exportación

En el pasado los salvadoreños siempre tropezaban con el mismo problema: el costo del transporte resultaba tan caro para entregar el producto a los clientes de Alemania, Francia, Estados Unidos que no había forma de competir con otros proveedores es por ello que se crearon los puertos (Acajutla, La Libertad, y La Unión) para poder exportar mas fácilmente a través de la vía marítima y así reducir los costos de exportación

A raíz de la construcción de los puertos también el gobierno se vio obligado a crear una red de caminos para ingresar que vinculara las regiones central y occidental

6. La crisis económica de 1929 sus repercusiones en la producción y exportación del café

La experiencia democratizadora que por primera vez vivir el pueblo de El Salvador, coincido con una de las crisis más severas del sistema capitalista mundial. Romeo Bosque y Araujo tenían intenciones en mejorar las condiciones de vida de las masas, pero el periodo en que les correspondió gobernar fue el menos oportuno para hacer realidad tales aspiraciones, sus propuestas de apertura política y reforma social lejos de propiciar un clima de consenso nacional, despertaron sentimientos de frustración y rencor en los sectores populares.

Frustración porque la política reformista creaba nuevas aspiraciones, mientras el nivel de vida de los sectores medios y populares descendía abruptamente.

Rencor porque con las crisis los contrastes sociales se agudizaban y el peso de la misma caía con especia fuerza sobre las espaldas de los pequeños propietarios y de los desposeídos.

6.1 Origen de la crisis económica de 1929

La crisis económica de 1929 comenzó en Estados Unidos, cuando las acciones de las empresas que se compraban y vendían en la bolsa de Wall Street en la ciudad de Nueva York empezaron a bajar su precio en octubre de 1929 después de una década de alzas. La baja de los precios de las acciones afecto casi de inmediato el funcionamiento del sistema financiero norteamericano, que a su vez tuvo repercusiones en los bancos de los principales países europeos; como los bancos eran la principal fuente de créditos, las empresas dependían de ellos para financiar sus operaciones también empezaron a entrar en crisis económica y despidieron a buena cantidad de trabajadores

En cuestión de meses el desempleo llegaba a cifras impresionantes en Estados Unidos y Europa se contrajo y dejaron de comprar y vender los volúmenes y materias primas como en años anteriores

6.2 Repercusiones que ocasiono la crisis económica en la exportación del café

En ese momento en El Salvador el café marcaba el motor de la economía nacional, pues el 95% de las exportaciones del país correspondía al grano de oro (café) y sus principales compradores eran Estados Unidos y Europa

A partir de octubre de 1929 el café se encontraba en el mercado mundial con precios muy debajo del costo de producción, Para colmo la contracción económica de la economía en el mundo desarrollado afecto a tal punto la capacidad de consumo de café de sus habitantes que gran parte de la producción cafetalera no encontró colocación en el mercado ni a precios bajos.

Miles y miles de sacos acumulados en las bodegas de los puertos dispuestos a exportarse.

En algunos casos los dueños de las fincas de café optaron por no cortar el grano de oro debido a su baja cotización en el mercado internacional.

7. El futuro de la reactivación de la producción del café

Para que el café una cotización mayor en el mercado internacional se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

-Una prueba para desarrollar un mercado nuevo para el café.

-Mejorar la calidad en la producción del café

-Ayuda por parte del gobierno cuando existan desastres naturales y dañen la cosecha

Hoy en día la producción y exportación del café esta siempre a la baja un ejemplo claro es que en el año 2004, solo consistía del 7% de las exportaciones

8. CONCLUSIONES

La economía cafetalera tuvo sus grandes éxitos en el país ya que la economía salvadoreña creció a pasos nunca antes vistos permitió tener una mejor estructura, pero a la vez tenia sus debilidades en la producción es decir que la producción estaba en manos de pequeños núcleos de población los cuales se enriquecieron con todas las ganancias de su exportación y es ahí donde surge la oligarquía cafetalera.

Asimismo mucha población ni siquiera se daba cuenta de su producción, exportación y de las ganancias que representaban, porque muchas de estas se dedicaban a la producción de caña de azúcar y de otros productos.

Pero la producción cafetalera no duro mucho a pesar que era apoyada por el gobierno salvadoreño; esta decayó debido a la crisis mundial de 1929 en donde los principales compradores de grano de oro quedaron en una profunda crisis económica y por supuesto ya no compraban el producto y si lo hacían lo compraban a precios en el cual ni los costos de producción se podían obtener

Hoy en día el café siempre sigue bajo en su producción y exportación prueba de ello es que en 2004 solo represento el 7% del total de las exportaciones que realiza el país

9. BIBLIOGRAFIA

HISTORIA DE EL SALVADOR TOMO I

Comisión Nacional de los libros de texto gratuitos, Dr. Río Loza 116, Col. Doctores C.P 06720, México DF. Mayo de 1994 tiraje 200,000 ejemplares

HISTORIA DE EL SALVADOR TOMO II

Comisión Nacional de los libros de texto gratuitos, Dr. Río Loza 116, Col. Doctores C.P 06720, México DF. Mayo de 1996 tiraje 250,000 ejemplares

mario_navas444@hotmail.com

www.humano.ya.com/mnavas42

UES 2006

25/11/2006

10

Vídeos relacionados