Cuba

Centroamérica. Historia. Provincias. Clima. Relieve. Flora. Fauna. Fiestas. Gastronomía

  • Enviado por: Maria
  • Idioma: castellano
  • País: Cuba Cuba
  • 20 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster Superior en desarrollo e información Turística
Divulgación Dinámica
El Master Superior en Desarrollo e Información Turística lo forman tres titulaciones en una sola acreditación. Estas...
Solicita InformaciÓn

Dirección y Gestión de Hoteles
Fomento Profesional
El turismo es el sector que mayor aportación realiza al PIB de la economía y, dentro de él, el subsector hotelero...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Relieve
La isla de Cuba es larga y estrecha, y por su configuración semeja un gran caimán.
Mide 1200 km de largo. Tiene tres grandes zonas montañosas: La Sierra Maestra (en la región oriental), La Sierra del Escambray (en el centro) y La Cordillera de los Organos (en el occidente). Posee 5 746 km de costas, más de 200 bahías y 289 playas.

Clima
Cuba es un país tropical, con un promedio de 330 días de sol al año
La temperatura media anual: 25,5 0C
Mes más frío: enero con 21 0C
Mes más cálido: julio con 30 0C Radiación solar anual: 80 kilocal
Promedio de temperatura en las aguas costeras:
.25 0C en invierno
.28 0C en verano
Promedio de humedad relativa: 78 %
Promedio anual de precipitaciones: 1 515 mm.
Meses de menos precipitaciones: diciembre y agosto.

Flora y Fauna
La flora cubana posee más de 8 000 especies de plantas,  tanto ornamentales y medicinales como comestibles y productivas, por lo que constituye un importante atractivo turístico.
La fauna subtropical de Cuba se caracteriza por la no existencia de fieras ni otros animales dañinos (serpientes o insectos venenosos) que se encuentran en otros países. Su diversidad abarca 900 clases de peces, 4 000 de moluscos, 300 de aves y
1 000 de insectos.
Entre los ejemplares que más se destacan están el tomeguín del pinar, el manjuarí oriundo de Cuba y que habita en los ríos; el almiquí, que es un verdadero fósil viviente; y el cocodrilo. También abundan los ejemplares raros como el zunzuncito o pájaro mosca, el ave más pequeña del mundo (5 cm); el murciélago mariposa; la iguana; los caracoles Polimita (autóctonos) y la ranita Cubensis, la más pequeña del mundo.
Las aves más bellas son el tocororo, el flamenco y la cotorra.

Idioma
El idioma oficial de la República de Cuba es el español. No obstante, muchos de sus habitantes hablan inglés y francés.

Otros datos

INDICADORES GENERALES

Superficie (km2)

110 860

        Isla de Cuba

104 945

        Isla de la Juventud

2 200

       Cayos adyacentes

3 715

Mayor elevación

         Pico Real del Turquino (m)

1 974

Río de mayor longitud

         Cauto (Km)

370

 

Población residente al 31 de diciembre (Miles)

11 139,9

Población residente en edad laboral (Miles)

6 621,5

Esperanza de vida al nacer (94-95) (años)

74,8

Tasa de mortalidad infantil (Por mil nacidos vivos)

7,1

Habitantes por médico

175

Acceso a agua potable (%)

93,8

Analfabetismo (Población de 10 años y más)
(Censo de población y viviendas 1981)

3,8

Ocupados (Miles)

3753,6

Salario medio - Entidades estatales - (peso)

206

Cuba
Cuba
Cuba
Fuente: Sitio del Gobierno de la República de Cuba

SINTESIS HISTORICA

Después de casi tres meses de peripecias por mares y océanos, el 27 de octubre de 1492, Cristóbal Colón exclamó:
"Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos vieron". Había llegado a las costas de Cuba.
Dieciocho años después, en 1510, Diego Velázquez inicia la conquista del territorio cubano. A partir de esa fecha se fundan las primeras villas: Baracoa (1512), Bayamo (1513), Trinidad (1514), Sancti Spíritus (1514), Santiago de Cuba (1515), La Habana (1515) y Camagüey (1515). Aunque algunas de estas siete villas fueron trasladadas de lugar por distintos motivos, constituyen hoy objetivos de marcado interés turístico por los monumentos históricos que en ellas se encuentran.
Desde que los conquistadores españoles se asentaron en Cuba, sometieron a los aborígenes a la esclavitud, por lo que su población fue extinguida en pocos decenios. Para suplir esta mano de obra, España importó de Africa miles de negros para trabajar como esclavos en las plantaciones azucareras. Introdujo así uno de los elementos que, al mezclarse con el español, dio origen al cubano o criollo.
Desde sus primicias, la historia de Cuba no fue más que la lucha entre los hombres que vivían en la colonia y Ia metrópoli.
A medida que el criollo se ligaba fuertemente a Cuba, su tierra de origen, fue perdiendo cada vez más su contacto con España y no estuvo dispuesto a ocupar un lugar secundario frente a comerciantes y gobernantes metropolitanos que lo obligaban a negociar sólo con ellos. Fue surgiendo así un sentimiento nacionalista que encontró su máxima expresión en el siglo XIX con el inicio de las guerras independentistas.
Con el advenimiento del siglo XVII empezó la decadencia española. Francia, Inglaterra y Holanda le disputaban a España sus conquistas de ultramar y las aguas y costas cubanas se infestaron de corsarios y piratas que hicieron florecer el comercio de contrabando, hecho que repercutió sobre la incipiente economía cubana al  incrementar el ganado, la producción de azúcar, café y tabaco, tres renglones fundamentales que perduran hasta el presente. Además, la piratería aportó una historia rica en leyendas.
A mediados del siglo XVIII, un hecho inesperado sacudió fuertemente el panorama económico, político y social de Cuba: la ocupación de La Habana por los ingleses en 1762.  Durante once meses entraron en el puerto habanero más de mil barcos que establecieron un amplio comercio con las Trece Colonias Cuba
norteamericanas, a la vez que los ingleses introdujeron más de diez mil esclavos para impulsar el desarrollo de la industria azucarera.
Recuperada La Habana en 1763 a cambio de la Península de La Florida (descubierta y conquistada por España en el siglo XVI), España introdujo en Cuba numerosas transformaciones en todos los órdenes.
Ante esta perspectiva, el proceso de formación de la nacionalidad cubana se aceleró y se hizo cada vez más fuerte la idea de la liberación. El 10 de octubre de 1868 se inició la lucha por la independencia nacional.  El hacendado y abogado bayamés Carlos Manuel de Céspedes, incendió el ingenio azucarero de su propiedad, "La Demajagua", proclamó la independencia de Cuba y dio la libertad a sus esclavos. Estalló la primera guerra independentista, que duró diez años (hasta 1878). En esta guerra se destacaron figuras como Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Ignacio Agramonte, Calixto García y otros.
En 1878 se inició una tregua en las hostilidades en la que surgió la figura culminante de las luchas cubanas por la independencia: José Martí (1853-1895), quien fundó el Partido Revolucionario Cubano. El 24 de febrero de 1895, estalló nuevamente la guerra dirigida por José Martí, quien cayó en combate tres meses después, el 19 de mayo. Máximo Gómez y Antonio Maceo continuaron luchando y extendieron la Cuba
guerra desde el oriente del país a toda Cuba. España nada pudo hacer ante el avance de las tropas independentistas.
Estados Unidos, que vio la inminencia del triunfo cubano y que ambicionaba desde décadas atrás la posesión de Cuba, declaró la guerra a España tomando como pretexto el oscuro hecho de la explosión del acorazado norteamericano "Maine", anclado en la Bahía de La Habana.
La guerra concluyó con la firma de un tratado de paz (Tratado de París, del 10 de diciembre de 1898) entre España y Estados Unidos en virtud del cual Norteamérica recibió el control absoluto de Cuba, Puerto Rico y Filipinas.
El 20 de mayo de 1902 a Cuba se le concedió, después de tres años bajo tutela estadounidense, una independencia formal controlada por una oligarquía dependiente de Washington que convirtió al país, de hecho, en neocolonia de Estados Unidos. Desde entonces, se sucedieron gobiernos corrompidos e intervenciones norteamericanas que cumplían la misión de entregar cada vez más las riquezas del país a intereses foráneos.
El 10 de marzo de 1952 el general Fulgencio Batista dio un golpe de estado e instauró una de las dictaduras más represivas en la historia de Cuba. El 26 de julio de 1953, un grupo do jóvenes con Fidel Castro al frente, atacó en Santiago de Cuba (al oriente del país), el cuartel Moncada, segunda fortaleza militar cubana, con el objetivo de armar al pueblo e iniciar una insurrección general. El asalto terminó en derrota militar, pero destacó a Fidel Castro como líder de la futura revolución.
Fidel Castro y los asaltantes sobrevivientes fueron condenados a prisión en el Presidio Modelo de Isla de Pinos (hoy Isla de la Juventud). Una fuerte campaña popular consiguió la amnistía de los prisioneros, quienes se exiliaron en México en 1955.
En México, Fidel Castro organizó a sus compañeros del ataque al cuartel Moncada y a otros revolucionarios que se le unieron, entre ellos el argentino Ernesto "Che" Guevara.  Salió del puerto mexicano de Tuxpan hacia Cuba a bordo del yate "Granma" y desembarcó el 2 de diciembre de 1956 por la playa Las Coloradas, al sur de la región oriental, reiniciando la lucha armada, esta vez como guerrilleros en las montañas de la Sierra Maestra. Al mismo tiempo se organizó en todo el país la lucha clandestina.
El primero de enero de 1959, el dictador Fulgencio Batista, definitivamente derrotado por las fuerzas revolucionarias comandadas por Fidel Castro, abandonó Cuba. Había triunfado la Revolución Cubana.
El gobierno revolucionario inició un programa socialista para el desarrollo nacional del país, a la vez que impulsó un profundo programa de desarrollo social que ha hecho de Cuba el país de mayores niveles de justicia social de todo el Tercer Mundo. Se destacan en este programa los altísimos logros de la salud pública en la que Cuba aspira a ser una potencia mundial; en la educación, gratuita a todos los niveles y obligatoria hasta la enseñanza media; en el deporte, donde obtuvo el primer lugar de los Juegos Panamericanos de 1991 y quinto lugar por países en la Olimpiada de 1992; y en la cultura asequible a todos los cubanos y proclamada por nuestros artistas en todo el mundo.

ATRIBUTOS NACIONALES

BANDERA
La bandera cubana fue enarbolada por primera vez en 1850 en la ciudad de Cárdenas por un grupo de insurrectos contra la corona española.
Las 3 listas azules representan los departamentos en que se hallaba dividida la Isla en aquellos momentos. Las 2 listas blancas evocan la pureza do las intenciones independentistas del pueblo cubano. El triángulo equilátero representa la libertad, la igualdad y la fraternidad, ideales revolucionaris de fuerte ascendencia en los cubanos de aquella época. El rojo del triángulo es el anuncio de la sangre que sería necesara verter para alcanzar la independencia. La estrella blanca es símbolo de absoluta libertad entre los demás pueblos.
Al iniciarse la guerra de independencia, el 10 de octubre de 1868, Carlos Manuel de Céspedes mandó diseñar otra bandera, que es la que figura junto a la enseña nacional en la sala de sesiones del Parlamento cubano.

ESCUDO
El Escudo Nacional tiene la forma de una adarga ojival. La llave dorada que aparece en el campo superior hace referencia a la posición de Cuba entre las dos Américas (de ahí el nombre de "Llave del Golfo"). El Sol simboliza el nacimiento de un nuevo estado. Las 3 franjas de color azul turquesa separadas por listas blancas representan los departamentos en que estaba dividida Cuba en épocas de la colonia. La palma real que aparece en el tercer espacio o cuartel simboliza el carácter indoblegable del cubano, ya que éste árbol soporta en pie los más furiosos vendavales.


HIMNO NACIONAL
El Himno Nacional de Cuba es el anteriormente Llamado Himno de Bayamo. El abogado y músico bayamés, Pedro Figueredo, compuso en 1867 la melodía y un año después, el 20 de Octubre de 1868, cuando las tropas independentistas tomaron la ciudad de Bayamo, escribió la letra del que luego sería declarado Himno Nacional:

Al combate corred bayameses:
que la patria os contempla orgullosa
no temáis una muerte gloriosa
que morir por la Patria es vivir
En cadenas vivir; es vivir
en afrenta y oprobio sumidos
del clarín escuchad el sonido
a las armas valientes corred.         

FLOR NACIONAL
La mariposa es una flor blanca, bella y olorosa, oriunda de Cuba. Fue símbolo de insurrección durante las guerras de independencia. Crece en lugares húmedos como en las orillas de ríos y lagunas, pero se cultiva en los patios y jardines de muchas casas cubanas.

AVE NACIONAL
El tocororo, un pájaro autóctono, de la familia del quetzal. Es el ave nacional cubana, ya que su plumaje reproduce los colores do la bandera cubana: azul, rojo y blanco.

ARBOL NACIONAL
La Palma Real es el árbol nacional cubano. Aunque las palmas no son oriundas de Cuba, no existe un paisaje cubano sin una palma real.

EL PUEBLO CUBANO

El cubano, un pueblo que es la síntesis de varias razas y culturas, tiene un encanto muy particular del que es imposible resistirse. Alegre, locuaz y con gran sentido del humor, es esencialmente amistoso y solidario, servicial con todos, y muy particularmente con quienes visitan su país.
Música y baile forman parte inseparable de la vida cubana.
Amigo del chiste, la risa brota en forma franca y explosiva. Apasionado con sus ideas y convicciones, le gusta el debate.
Pueblo hospitalario como hay pocos, a los cubanos les gusta departir con sus visitantes, es por ello que las puertas de los hogares están siempre abiertas. Y es que el cubano ha hecho de la palabra bienvenido algo más que una simple fórmula de saludo al recién llegado. Esta palabra se inscribe en el vocabulario de cada cubano con mil acepciones cotidianas y se concreta a cada momento en una hospitalidad espontánea, amable y amistosa, que hace más cálido el ambiente de la Isla.
Esta rica mezcla de indio, español y africano, que durante siglos pobló a Cuba, ha fundido una nacionalidad cubana con características americanas y caribeñas y, también, inigualablemente propias.

FIESTAS NACIONALES

Días festivos:

1ro. de enero: Día de la Liberación
1ro. de mayo: Día del Trabajo
26 de julio: Día de la Rebeldía Nacional, junto con el 25 y 27 del propio mes.
10 de octubre: Aniversario del inicio de las Guerras de Independencia en 1868.
25 de diciembre: Navidad.

Conmemoraciones nacionales, aunque no son días feriados:

28 de enero: Nacimiento de José Martí, Héroe Nacional de la República de Cuba, en 1853
24 de febrero: Aniversario del reinicio de la Guerra de Independencia, en 1895
8 de marzo: Día Internacional de la Mujer
13 de marzo: Aniversario del ataque al Palacio Presidencial de La Habana, por un grupo de jóvenes revolucionarios que pretendieron ajusticiar al tirano Fulgencio Batista, en 1957
19 de abril: Aniversario de la derrota de los mercenarios invasores en la Bahía de Cochinos, en 1961
30 de julio: Día de los Mártires de la Revolución
8 de octubre: Aniversario de la muerte del Comandante Ernesto Che Guevara, en 1967
28 de octubre: Aniversario de la muerte del Comandante Camilo Cienfuegos, en 1959
27 de noviembre: Conmemoración del fusilamiento de ocho estudiantes de Medicina, por el gobierno colonial español, en 1871
7 de diciembre: Aniversario de la muerte en combate de Antonio Maceo en 1896, figura relevante de las Guerras de Independencia contra el poderío colonial español

PROVINCIAS

El archipiélago cubano está formado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud (antigua Isla de Pinos) y 4195 cayos e islotes.

Limita al noroeste con el Golfo de México; al norte con el Estrecho de la Florida y el Canal Viejo de Bahamas, que la separan de los Estados Unidos y Bahamas respectivamente; al este con el Paso de los Vientos, que la separa de Jamaica, y con el Mar Caribe; y al oeste con el Estrecho de Yucatán, que la separa de México.

Capital: Ciudad de La Habana (fundada en 1519 por orden de Diego Velázquez).

División administrativa: 14 provincias y un municipio especial.

PINAR DEL RIO

Recorriendo la autopista que conduce a Pinar del Río se descubre la diferencia geográfica con las demás provincias del país. Altas montañas que constituyen las formaciones geológicas más antiguas de Cuba, con crestas suntuosas y pobladas de vegetación pero sensibles a la erosión, que en una paciente labor durante milenios ha formado cientos de cavernas de belleza indescriptible. Característicos de esta provincia son los famosos "mogotes", elevaciones de rocas calcáreas con laderas verticales que encierran cuevas atravesadas por ríos subterráneos, en ocasiones hasta navegables. Los pliegues de las montañas han formado los "hoyos", hendiduras muy fértiles que los campesinos han aprovechado para sembrar el tabaco más prestigioso del mundo, el de Vueltabajo. Prácticamente, Pinar del Río está rodeada por el mar: azul, cálido y acariciante que atesora incomparables fondos submarinos de riquezas multicolores. Las múltiples tonalidades del verde, la variedad de su fauna y su flora, así como las maravillas de su naturaleza distinguen a Pinar del Río, la más occidental, por donde el sol se despide de Cuba

LA HABANA

La llanura habanera, surcada por el río Ariguanabo, es el soporte agrícola de Ciudad de La Habana. Sus campos de tierras rojas sembrados de viandas, frutales o tabaco ofrecen a la vista un cambiante mar de tonos verdes que se funden en el horizonte, y aquí o allá, sola o en grupos, se alza la Palma Real, la reina de la campiña cubana. La provincia La Habana prácticamente circunda la capital del país, por lo que numerosas playas al este y al oeste de la ciudad pertenecen a ella: Jibacoa, Arroyo Bermejo, Amarilla y El Salado poseen bellas instalaciones turísticas. La ganadería está ampliamente desarrollada en la provincia con grandes granjas, como El Valle de Picadura, Los Naranjos y Niña Bonita. En el pueblo pesquero de Santa Cruz del Norte se encuentra la mayor fábrica de bebidas de Cuba: la ronera Santa Cruz, donde se elabora el famoso ron "Havana Club". El poblado de San Antonio de los Baños es la sede del Festival del Humor, que se celebra ocasionalmente en memoria de Marcos Behemaras, humorista habanero, en días de chistes, bromas, caricaturas y canciones.

CIUDAD DE LA HABANA

La Ciudad de La Habana fue fundada en 1519 por Diego Velázquez. Dos veces fue trasladada de lugar hasta llegar al sitio privilegiado que hoy ocupa en la costa noroccidental de la isla. Cuarenta años después fue designada capital de Cuba y su puerto devino escala obligada de los buques provenientes del continente, que con sus bodegas atestadas de oro y plata se dirigían en convoy hacia España, para defenderse de los ataques de piratas y corsarios. El tránsito naval propició el floreciente comercio, que en pocos años favoreció a la villa con un mayor crecimiento en comparación con el resto de las ciudades del país. La Ciudad de La Habana, como capital de Cuba, concentra las máximas funciones del aparato estatal y de gobierno. Las industrias que posee ejercen un peso considerable en la economía nacional. Su puerto es el más importante del país y por él entran y salen más de la mitad de las importaciones y exportaciones cubanas.

MATANZAS, La Atenas de Cuba

En sus orígenes fue un poblado indio llamado Yucayo junto a la Bahía de Guanima. Los españoles bautizaron el lugar como Matanzas después que un navío con treinta hombres y dos mujeres naufragaron cerca del puerto y fueron atacados y muertos por los indios cuando simularon llevarlos en sus canoas a tierra firme. Sólo quedaron tres hombres y una mujer muy hermosa de la que se apropió el cacique del poblado.

En esa misma zona, los españoles en 1693, fundaron la ciudad con el nombre de San Carlos y San Severino de Matanzas junto a la espléndida bahía de mayor calado de Cuba. La provincia de Matanzas se encuentra en la región occidental de Cuba. Por tener costas al norte y al sur, además de sus inigualables accidentes geográficos se considera privilegiada por la naturaleza. Es vecina de La Habana. Su riqueza principal radica en el turismo.

Matanzas tiene el orgullo de poseer en su territorio la mejor playa del mundo: Varadero, ubicada en la península de Hicacos. Además del Valle del Yumurí con su belleza ondulante y la Ciénaga de Zapata, con gran riqueza forestal y avícola, Matanzas es atravesada por los ríos Yumurí, San Juan y Canímar, por lo que también se conoce como la Ciudad de los Ríos.

Esta provincia es fiel exponente del sincretismo religioso afrocubano.
Los negros esclavos asentados en los alrededores del Valle del Yumurí resolvieron la prohibición de sus amos españoles de celebrar sus cultos africanos, con la identificación en los santos cristianos de los colores de sus dioses. Así, cuando festejaban a la Virgen de la Caridad, en realidad adoraban a Ochún. De ahí nació el Palo Monte, el Ñañiguismo o Abacuá y por último la Regla de Ocha o santería en las regiones de Jovellanos, Colón y la ciudad de Matanzas.

CIENFUEGOS, La Perla del Sur

En el centro de la isla, esta provincia rodea una de las bahías más bellas de Cuba, Jagua, asentamiento de comunidades aborígenes y más tarde asediada por corsarios y piratas, la cual cuenta con tantas leyendas que posee una mitología propia. Tradicionalmente agrícola, en los últimos años ha alcanzado un desarrollo que la convierte en una de las provincias de mayor potencial industrial del país.

Situada en una lengua de tierra que se adentra en la bahía, la ciudad de Cienfuegos, fundada en 1819 por colonos franceses procedentes de Burdeos, se llamó Fernandina de Jagua. Perfectamente simétrica en el trazado de sus calles que se subdividen desde el Parque Central José Martí, está considerada como una ciudad moderna, clara y amplia. Cienfuegos posee palacios, parques, teatros, iglesias, restaurantes y una avenida llamada Paseo del Prado que se prolonga hasta el mar, donde se reúne la gente, siempre risueña, culta y elegante. "La Perla del Sur" como se le conoce también, siempre está dispuesta a recibir a quienes gustan de caminar por sus calles.

VILLA CLARA

Es una de las provincias centrales de la isla que posee una belleza serena en sus campos sembrados de caña, alterada por las torres de los ingenios en donde se procesa la dulce azúcar cubana. Sus costas, hacia el norte, permiten que el cálido y cariñoso Océano Atlántico suspire en cuatro playas: El Salto, Cataratas, Isabela y Caibarién. Santa Clara, la ciudad, capital provincial, fue fundada tierra adentro en 1689 por antiguos pobladores de una villa costera para huir de los constantes ataques de corsarios y piratas. Sencilla y discreta, sus habitantes viven en típicas construcciones de casas de ladrillos y tejas de barro rojo al estilo de las pequeñas ciudades españolas

SANCTI SPIRITUS

Combina en su geografía el relieve montañoso, los valles y las playas. Sancti Spíritus se encuentra prácticamente en el centro mismo de la isla, colindante hacia occidente con las provincias de Villa Clara y Cienfuegos y con Ciego de Avila hacia oriente. Las aguas del Canal de las Bahamas bañan sus costas del norte, y al sur, el Mar Caribe le ha formado envidiables playas, soleadas y cálidas todo el año. En la Sierra del Escambray se encuentra Topes de Collantes, pintoresco paraje montañoso hacia el cual se asciende por una de las vías más impresionantes de Cuba, por los paisajes que ofrece a todo lo largo de un itinerario que esquiva los caprichos del relieve.

En Topes de Collantes está la principal instalación de turismo de salud del país. Esta provincia cuenta, entre otros de sus atractivos, con dos de las primeras villas fundadas en el siglo XVI por los conquistadores españoles. Sancti Spíritus, hoy ciudad principal, creció partiendo del pequeño conglomerado de casas que junto con la iglesia y su bella plaza empedrada constituyen su casco histórico.

Trinidad, la otra villa primada, conserva con gran autenticidad el ambiente y las edificaciones coloniales. Sancti Spíritus, con una economía que de forma tradicional ha descansado en la producción de azúcar y el cultivo del tabaco, ahora incorpora con éxito un turismo floreciente, que la convierten en una complaciente anfitriona para aquellos amigos de todo el mundo que busquen en sus playas y montañas: salud, descanso y distracción.

CIEGO DE AVILA

Esta es una provincia llana: su parte más elevada no supera los 50 metros sobre el nivel del mar. Por sus llanuras corren pocos ríos, pero bajo tierra hay cuencas freáticas potentes que hacen posible la irrigación de una agricultura próspera. Además de la caña de azúcar, esta provincia tiene las mayores siembras de piña del país.
La historia de esta región es rica en hechos y lugares de interés. De sus remotos aborígenes se conservan numerosos sitios arqueológicos que prueban su alto desarrollo cultural, y de la última mitad del siglo XIX están los torreones de la línea fortificada que dividió a la isla en dos, durante la guerra de independencia.
El mayor atractivo de la provinica está en el rosario de islas que la circundan por el norte y el sur, y hacen de ella un fuerte destino del turismo.

CAMAGÜEY

Es la mayor provincia del país, con más de 14 mil kilómetros cuadrados; su geografía se caracteriza por extensas llanuras, que favorecen el cultivo de la caña de azúcar y el pastoreo de grandes masas ganaderas. Ambos renglones son los más importantes de esta zona, seguidos por los cítricos y el arroz.

Los primeros colonos españoles que se asentaron en el lugar dieron origen a una próspera burguesía criolla que, con el decursar del tiempo, tendría destacada participación en el desarrollo de la cultura nacional y los procesos políticos que desencadenaron las gestas independentistas.

Camagüey no está ausente de bellezas naturales, a pesar de la aparente monotonía de sus planicies:

Los ríos que la cruzan han formado maravillosos parales de verdor y piscinas naturales labradas en calizas marmóreas, como los célebres cangilones del río Máximo, sin réplica en ningún otro lugar del país.

Sus cayos e islotes del norte y del sur, son también valiosas reservas de la flora y la fauna y de playas de arenas blanquísimas y aguas transparentes que esperan por ser conquistadas.

La capital de la provincia es la ciudad de Camagüey, una de las siete primeras villas fundadas por Diego Velázquez en 1515 con el nombre de Santa María del Puerto del Príncipe, en el lugar conocido como Punta del Guincho, en la ladera occidental de la bahía de Nuevitas. Los constantes ataques de los piratas obligaron a sus primeros moradores a trasladarla, en 1516, hacia las márgenes del río Caonao; en 1528 se asentó definitivamente en el cacicazgo indígena de Camagüei o Camagüebax, en el centro de la provincia. Bien pronto perdió el rimbombante nombre con el cual la bautizó su fundador, quedando sólo Puerto Príncipe, que también perdió: hoy todos la llaman Camagüey.

Es, de todas las ciudades cubanas, la más colonial en el trazado de sus calles, laberínticas unas, sinuosas otras; calles que desembocan en plazas y plazuelas, pues Camagüey bien pudiera ser la ciudad de las plazas. El temor a los piratas hizo que las calles formaran laberintos de una sola salida y plazoletas propias para emboscadas.

Esta maraña de calles parece reflejar el espíritu de sus habitantes. lnútil buscar aquí el abigarramiento del barroco típico de otras ciudades cubanas, el de ésta es más sobrio, de discretas líneas y menos imponente.

Esta diferencia es visible en las construcciones, incluso en las de más abolengo. No se advierte en ellas la presencia del gusto palaciego, sino más bien un acento de burguesía rural cómoda y confortable. Lo más significativo de estas casas está puertas adentro: el patio interior, núcleo esencial de la estructura de la vivienda. Son patios sombreados, con galerías formando arcos en las mansiones de más alcurnia y en los conventos, mientras las casas más humildes están provistas de colgadizos bajos sostenidos por sencillas columnas de madera lisa, poco trabajada. En estos patios, sembrados de yerbas medicinales y aromáticas, se sitúan los tinajones que han dado fama a la ciudad.

Los Tinajones
A Camagüey se le conoce como la Ciudad de Los Tinajones. Sus primeros pobladores tuvieron un serio problema con la falta de agua, pues la extensa llanura camagüeyana no es abundante en
recursos hidrográficos. Sin embargo, llovía mucho. El problema era cómo almacenar el precioso líquido: fueron alfareros españoles radicados en la villa quienes encontraron solución al almacenamiento de la lluvia. Ellos crearon los ahora famosos tinajones, tomando como modelos las tinajas de barro que llegaban de España con vinos y aceites. Descubrieron, a partir de arcillas locales, una pasta fácil de moldear, resistente y con propiedades refractarias. Con ella comenzaron la producción manufacturera de grandes tinajones para guardar el agua. Surgió así la más importante industria alfarera del país, que se mantiene hasta nuestros días.

Desde entonces, el tinajón se convirtió en implemento imprescindible en toda casa camagüeyana. Lo situaban en los lugares más sombreados, donde todavía pueden verse hoy, sobre la tierra o hundidos en ella hasta la mitad, pero siempre debajo de los canalones que recogían el agua de lluvia en los aleros de los tejados.

LAS TUNAS

Es una de las provincias orientales con costas al norte y sur de la isla. La primera es bañada por las aguas del Canal Viejo de Bahamas y la segunda por el Mar Caribe.
Tiene escasas elevaciones y es atravesada por varios ríos. Los más importantes del norte son Chaparra y Cabrera; hacia el sur se encuentran el Sevilla, el Tana y el Jobabo.

Las Tunas es una provincia con un potencial turístico que se fundamenta en la oferta de las playas del Canal Viejo de Bahamas, además de las perspectivas de desarrollo de centros de pesca en las costas bajas del Sur.
Al ocurrir el descubrimiento, el lugar que hoy ocupa esta provincia era el enclave del poderoso cacicazgo de Maniabón. De aquel tiempo, una bella historia de devoción religiosa ha llegado hasta nosotros relacionada con la fundación de Las Tunas.
Cuentan los historiadores que Alonso de Ojeda llegó al pueblo indio de Cueybá en 1510, después de un naufragio que le hizo atravesar, en agotadora marcha, la ciénaga costera. Llevaba Alonso una imagen de la Virgen María rescatada del desastre, de la cual era apasionado devoto.
Prometió, por el camino, ofrecerla al primer pueblo que
encontrara y cumpliendo su promesa, al llegar a Cueybá regaló la imagen al cacique y le orientó que construyera una ermita. Así surgió el primer adoratorio de la religión católica en Cuba.
Después de 1513, cuando se fundó Bayamo, el territorio de Las Tunas quedó dentro de la demarcación del cabildo bayamés y a fines del siglo XVIII se organizó el partido de Las Tunas de Bayamo con un carácter más independiente. En 1847 adquirió personalidad propia al crearse su gobierno y en 1853 al poblado de Las Tunas se le confirió el título de
ciudad.
Hoy esta provincia sustenta su economía en la producción azucarera y en la rama química de la Industria. Se espera que el turismo sea también en el futuro un renglón importante.

HOLGUIN

Es la cuarta provincia más grande del país y la que más vecinos tiene pues colinda con cuatro provincias. Por el norte el Océano Atlántico baña sus costas.

Su región montañosa tiene importantes yacimientos de níquel y cobalto. Allí también nacen buena parte de sus ríos, numerosos y con un caudal considerable.

La Sierra Cristal, la mayor elevación de la provincia, alcanza los 1 231 m de altura, pero su curiosidad orográfica por excelencia es la Silla de Gibara, una loma que tiene la forma de una gigantesca silla de cabalgar y está ubicada en la serranía de Maniabón, en el norte.

En Holguín está también la mayor bahía de Cuba, Nipe, que es además, la de mayor calado. Otras bahías importantes son la de Levisa y la de Gibara.

Aunque Holguín fue tradicionalmente una región agropecuaria, actualmente es una de las principales zonas Industriales de Cuba. Llamada la Tierra del Níquel, su producción aporta el 15% de los ingresos económicos del país por concepto de exportaciones. Las minas de níquel y las plantas procesadoras del mineral, se encuentran en Moa y Nicaro y fueron construidas por los norteamericanos antes de 1959. Actualmente se construye una nueva planta en la zona de Punta Gorda, cercana a Moa.

Además tiene un considerable peso en su economía la producción
azucarera, con 10 centrales. Posee amplias áreas de cítricos y de cultivo del tabaco. La industria pesquera ocupa un lugar destacado. El turismo ha alcanzado un notable desarrollo en los últimos años y llegará a tener una apreciable importancia.

Ciudad de Holguín
(Dejemos que Marcel Lueiro nos cuente)

Desde 1976 la ciudad de Holguín es la capital provincial. Fue fundada en 1525 por el capitán García Holguín cuando recibió un hato de tierra en esta zona y construyó las primeras viviendas. Más de dos siglos después, el 18 de enero de 1752, fue declarada municipio y comenzó a desarrollarse como villa hasta que se convirtió en la importante ciudad que es hoy.

Loma de la Cruz
Es el lugar más conocido de la ciudad. Está ubicado al oeste y antaño se denominaba Cerro del Bramadero. En 1790 colocaron allí una cruz para rendirle culto todos los días 3 de mayo (Día de la Cruz). Esta festividad es simultáneamente sacra y profana. Se inicia con una peregrinación hasta el lugar y se celebra una misa. Después hay fiesta, una alegre romería con música y bailes. La escalinata de acceso, con 450 escalones, se inauguró el 3 de mayo de 1950. Desde la rotonda que se encuentra en la cima del cerro, al pie de la cruz, se divisa toda la ciudad, por lo que se ha convertido en un mirador (incluso los españoles construyeron en ese lugar una atalaya).

Mirador de Mayabe
Ubicado en lo alto de una colina en las afueras de la ciudad, consiste en un balcón natural desde donde se divisa todo el valle de Mayabe, que rodea a Holguín. Allí existe un centro turístico.

En Mayabe vive un personaje muy simpático y popular: el burrito Pancho, un asno que bebe cerveza y mastica crujientes chicharrones de cerdo.

La Villa Blanca de Gibara
Es esta una pequeña ciudad marinera a 30 km de Holguín, con angostas y elevadas calles, viejas casas de pescadores y decenas de botes flotando en su bahía. Se llama Gibara, pero todos la conocen como la Villa Blanca.

El puerto de Gibara fue en el siglo XIX el principal acceso marítimo por la costa norte oriental. Hoy es, fundamentalmente, un puerto destinado a los barcos de pequeño calado, que tienen importantes zonas de pesca en los mares adyacentes.

En la Villa Blanca de Gibara se encuentra el Museo de Ambiente Cubano del Siglo XIX. Instalado en una mansión de arquitectura neoclásica construida en 1872, ambientado en forma de casa familiar, con sus correspondientes salones y dormitorios, comedor, cocina y corredores, cada uno de ellos con muebles y objetos ornamentales de la época.

Puerto de Bariay
Por este puerto, cercano a la ciudad de Gibara, desembarcó en Cuba el 28 de octubre de 1492 el Gran Almirante Cristóbal Colón, para dar inicio así, con el descubrimiento de América, a una nueva era. Este hecho ha dado trascendental relevancia histórica al pequeño puerto.

GRANMA

Granma es la provincia de los grandes contrastes entre paisajes, como los llanos del río Cauto y las alturas de la Sierra Maestra; y entre su costa sur, frente al Mar Caribe, que presenta el impresionante espectáculo de las terrazas marinas semejantes a una gigantesca escalera hacia el interior de la Sierra, y las costas del Golfo de Guacanayabo, bajas y cenagosas.

El río más largo de Cuba, el Cauto, tiene 250 km de su recorrido en esta provincia y forma una inmensa llanura, sembrada en su mayor parte de caña de azúcar y arroz.

La grandiosa Sierra Maestra muestra en esta zona un imponente farallón de 200 m de altura que se incrusta en el mar, formando la Fosa de Oriente hasta alcanzar más de 7 000 m bajo el nivel de las aguas.

En el Golfo de Guacanayabo se realiza la pesca del camarón, que constituye un importante rubro de exportación.

La hospitalidad de los granmenses es tan antigua como la historia de su descubrimiento, cuando los indios brindaron a Colón pan, agua y pescado; y su rebeldía se ha visto manifestada en cientos de ejemplos a través de las luchas independentistas y de liberación. Provincia oriental por excelencia en su geografía, sus ciudades, sus costumbres y su gente...

Ciudad de Bayamo
San Salvador de Bayamo, capital de la provincia, fue la segunda villa fundada por Diego Velázquez en Cuba (noviembre de 1513). Todos la conocen simplemente por Bayamo.

Erigida en el sitio conocido por Las Ovejas, contó desde su fundación con cabildo e iglesia. La ganadería, la caña de azúcar, el café, el cacao y el añil, tuvieron un desarrollo importante que posibilitó que bayameses y contrabandistas criollos y extranjeros incrementaran un comercio que llegó a tener gran magnitud. En este tipo de negocio tuvo gran importancia el Cauto como vía fluvial y lo convirtió en el centro de contrabando más activo de toda la Isla.

En 1804, el obispo de Cuba, Fray Juan de las Cabezas Altamirano fue secuestrado en Bayamo por el pirata francés Gilberto Girón, quien exigió un elevado rescate. Los bayameses no accedieron, sino que atacaron, lo rescataron y dieron muerte al pirata. Este hecho fue motivo de inspiración para el primer poema escrito en Cuba: "Espejo de Paciencia".

Bayamo tiene gran significación en la historia de Cuba. Diez días después de iniciada la Guerra de Independencia, el 20 de octubre, la ciudad fue tomada por los independentistas y convertida en la capital de la República en Armas.

SANTIAGO DE CUBA

Esta provincia se encuentra situada en la región oriental de Cuba. Su territorio es muy escarpado, donde predominan cordilleras de montañas que ascienden por el sur desde abismales profundidades marinas que le sirven de asiento en el Caribe.

Posee dos importantes accidentes geográficos: la Sierra Maestra y el Valle Central. En la Sierra Maestra se encuentra la montaña más alta del país, el Pico Real del Turquino (1 974 m). Por Baire la orografía conforma una de las zonas mineras más ricas del archipiélago.

La base económica principal de la provincia es la producción azucarera, para la cual pone a producir durante la zafra ocho grandes centrales. Son también renglones importantes los cítricos, el tabaco y las minas de cobre, hierro y manganeso.

Esta zona en los últimos años se ha beneficiado con un creciente desarrollo industrial. Santiago de Cuba es también uno de los polos turísticos más relevantes del país. Posee una magnífica infraestructura hotelera, con un hotel insignia de cinco estrellas en la ciudad y una red de instalaciones de playa y montaña. Su aeropuerto facilita los vuelos directos internacionales.

Ciudad de Santiago de Cuba
La capital provincial es la ciudad de Santiago de Cuba, fundada por Diego Velázquez en 1515, junto a la desembocadura del río Paradas; un año después fue trasladada al lugar que hoy ocupa. En 1520 se construyó su catedral, que al cabo de seis años fue destruida por un incendio. Durante la primera mitad del siglo XVI, Santiago de Cuba fue la capital del país y residencia oficial de los gobernadores españoles, hasta que a partir de 1553, La Habana ocupó este lugar.

Su primera actividad económica fue la búsqueda de oro, que pronto se agotó. El descubrimiento de yacimientos de cobre posibilitó la explotación de la primera mina de ese mineral en Cuba: en la zona de El Cobre, cercana a la ciudad.

Santiago de Cuba fue objeto de la codicia de piratas y corsarios que con frecuencia la asaltaban. El más famoso de sus atacantes fue el francés Jacques de Sores. Para protegerse de tales saqueos, las autoridades iniciaron en 1633  la construcción de un sistema defensivo en torno a la urbe. El Castillo del Morro y las baterías de La Socapa y La Estrella, perduran hasta hoy.

A través de su historia esta ciudad fue el vértice de una emigración caribeña que contribuyó a su desarrollo cultural, social y económico. En el siglo XVIII, un grupo de colonos franceses que escaparon de la sublevación de esclavos en Haití, introdujo el cultivo del café en Cuba, que comenzó a sembrarse en las montañas de la zona.

Guantánamo

Es la provincia más oriental de Cuba: ofrece los amaneceres más impresionantes del Caribe cuando el sol, al levantarse, multiplica las tonalidades rojas y amarillas en el mar.

Está considerada como la más montañosa del país, con una red fluvial muy amplia que va desde insignificantes arroyos hasta caudalosos ríos, entre los principales se encuentran Toa, Miel, Duaba y Yumurí. Según la tradición baracoense quien se baña en el río Miel, rejuvenece. Posee aguas cristalinas y muy cálidas.

En esta zona viven especies zoológicas casi extinguidas, como el almiquí, un roedor de épocas prehistóricas.

Sus centrales azucareros garantizan el proceso de la caña de azúcar. En las montañas se cultivan el café y el cacao, y es la principal productora de sal del país.

Al arribo de los españoles, la región estaba habitada por indios taínos, ceramistas, agrícolas y rebeldes, que nunca se plegaron al amo español. El cacique Hatuey luchó contra los conquistadores hasta caer prisionero y condenado a morir en la hoguera.

En el año 1796 se fundó la población de Santa Catalina de Guantánamo, hoy capital provincial.

En la provincia Guantánamo se encuentra la primera ciudad fundada por los españoles en Cuba y una de las primeras en América: Baracoa.

Baracoa
En 1512 el adelantado Diego Velázquez funda, junto a la desembocadura del río Macaguanigua, en el extremo oriental de la provincia Guantánamo, la primera villa española en tierras cubanas, a la que puso el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa.

Desde esta ciudad encerrada entre montañas y con entrada por el mar, partió la conquista al resto del país.

ISLA DE LA JUVENTUD

Isla de La Juventud, que hasta 1975 se llamó Isla de Pinos, como se conoce internacionalmente, es la segunda isla en extensión del archipiélago cubano. Se encuentra situada al Sureste de Cuba, a 138 km de Ciudad de La Habana. Es la mayor isla del Archipiélago de los Canarreos. Aunque pequeña en extensión, se aprecia un marcado contraste entre la geografía del norte y del sur. Ambas regiones están separadas por la Ciénaga de Lanier, que se extiende de este a oeste.

COCINA CUBANA

En sus orígenes la cocina cubana es también el resultado de la confluencia de dos factores: el español y el africano, aunque en épocas posteriores se sumaron elementos de la comida asiática con la inmigración china de finales del siglo XIX.

Los españoles introdujeron en Cuba el arroz, los limones, las naranjas, el ganado vacuno y el equino, con los que confeccionaban su dieta alimenticia.

El africano esclavo aportó a los alimentos que proporcionaba el español, los que trajo consigo de su tierra natal, como el ñame y las legumbres originales de Cuba, desconocidos en Europa, tales como la yuca, el quimbombó, y el maíz. Posteriormente se van fusionando todos estos elementos hasta dar origen a la cocina cubana.
Ya desde el siglo XIX comienza a diferenciarse la cocina típica criolla de la española, hasta llegar a adquirir características propias, como ciertos guisos ejemplificados en el arroz con pollo, el arroz con frijoles (también llamado "moros y cristianos" o "arroz moro"), el congrí oriental (arroz con frijoles colorados} que constituye uno de los platos más típicos de la cocina cubana.
El plato nacional es el llamado ajiaco criollo, un conjunto de viandas, vegetales y carnes de diversos tipos cocinados juntos que varía por la sazón y diversidad de los ingredientes que se emplean en su confección. Los más comunes son: yuca, malanga, boniato, papa, plátanos verdes y maduros, maíz y pedazos de carnes secas y saladas.
Los platos cubanos más típicos son, además del ajiaco y de las combinaciones del arroz con distintos ingredientes, la carne de cerdo asada o frita, tostones (también llamados chatinos: trozos de plátanos verde aplastados y fritos), chicharrones de cerdo y picadillo de carne de res (famoso en Cuba es el picadillo a la habanera).
En Cuba hay una amplia red de restaurantes, muchos de ellos especializados en cocina cubana, pero también los hay de cocina internacional: francesa, italiana, china, árabe, española y otras.

COCTELERIA CUBANA

Cuba es la isla del azúcar. Y del azúcar se extrae el alcohol y de éste el aguardiente. El aguardiente, sometido a un proceso de envejecimiento y posterior destilación, da origen a un ron de exquisita calidad, químicamente puro: El ron cubano, tan famoso en el mundo como el tabaco.
En el siglo XIX la industria del ron adquirió en Cuba su mayor desarrollo. Se construyeron destilerías en Cárdenas, Santiago de Cuba, Cienfuegos y La Habana. Surgieron varias marcas que se impusieron en el mundo: "Campeón", "Obispo", "San Carlos", "Jiquí, "Bocoy", "Albuerne", "Bacardí "Castillo" y "Havana Club", esta última fundada en Cárdenas (Matanzas) en 1878.
El ron "Havana Club" es el más conocido de Cuba en el mundo, pero otras marcas han logrado, también, penetrar el difícil y a veces exclusivo mercado de las bebidas; entre ellas caben mencionarse "Caney", "Legendario", "Matusalén", "Varadero", "Bucanero", "Caribbean Club" y "Edmundo Dantés" con 25 años de añejamiento.

El ron cubano puede consumirse solo (strike), o con hielo (a la roca), en este caso los rones más idóneos son los dorados (con cinco años de añejamiento) o los añejos (siete años).
Los blancos o carta blanca (con 3 años de añejamiento) son los preferidos para hacer cocteles, al igual que los carta plata.
Cuba tiene una amplia variedad de cocteles, muchos de los cuales le han dado la vuelta al mundo y hoy se sirven en cualquier bar del orbe.
Entre los más famosos cocteles cubanos se encuentran:

Cuba Libre, quizás el más conocido internacionalmente: carta blanca, cola, un poco de jugo de limón, hielo y una rodaja de limón.

Mojito: refrescante liga de ron, jugo de limón, azúcar, soda, hielo y yerba buena.

Daiquirí: ron, azúcar, jugo de limón y hielo batido.

Mulata: similar al daiquirí, pero con ron añejo y crema de cacao.

Havana Special: ron carta blanca, marrasquino, jugo de limón y de piña, hielo.

Piña Colada: otro de los más conocidos cocteles cubanos, crema de coco, jugo de piña, ron carta blanca y hielo, se sirve batido.

Cubanito: jugo de limón, sal, salsa inglesa, salsa picante, hielo y ron carta blanca.

Isla de Pinos: azúcar, jugo de toronja, vermut rojo, hielo y ron carta blanca.

Manhattan: angostura, vermut rojo, hielo y ron carta oro.

High Ball: ron carta blanca, hielo y soda o ginger.

Presidente: curacao rojo, vermut Amat o Chamberry, ron carta blanca, una guinda y cáscara de naranja.

Saoco: ron carta blanca, agua de coco y hielo.

Cuba Bella: crema de menta, granadina, jugo de limón, hielo, ron carta blanca y ron añejo