Cuatro amigos; David Trueba

Cinematografía. Cine español. Personajes. Temas. Estilo

  • Enviado por: Manolo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

PERSONAJES.

Sólo es el protagonista, es el quien narra la historia en primera persona.

Es un chico de unos veinticinco años, alto, moreno, no del todo agraciado, pero con aspecto interesante, es bastante frívolo y enamoradizo a la vez, se produce un paralelismo durante todo el libro entre sus sentimientos amorosos mas profundos y su frialdad.

Trabajaba en el periódico en el que trabajó su padre, aunque siempre estuvo insatisfecho, no se decidió a abandonar el trabajo hasta antes de emprender las vacaciones, tal vez, por miedo a las represalias que pudiesen tomar sus padres, con los que vivía tras su ruptura con Bárbara, con la que compartió apartamento.

En lo referido a la amistad, es quizá el que más en serio se toma su relación con sus amigos, esto se debe, a que ellos son lo único que tiene.

Blas es un chico estudiante de filología inglesa, vive con sus padres, el un militar serio y severo, ella, juega el papel de “esposa de”. Es bajito y algo obeso, de ahí viene su nefasta capacidad para ligar. Sufre bastante debido a que la mayoría de las mujeres que se le acercan, lo hacen por un motivo distinto a el que él piensa. Probablemente sea el más inocente de los cuatro, y son sus tres amigos, los que tienen que sacarles de los problemas en los que eso si, el solo, se mete.

Raúl está casado con Elena, tiene dos mellizos, aunque es uno de los que más se queja de su situación social. Es alto, demasiado, moreno, con gafas y no muy guapo, le encanta el sexo duro, y al parecer, también serle infiel a su mujer. Está empeñado en intentar vivir mejor con Elena, pero a duras penas lo consigue. En el grupo es el mayor, pero el menos centrado, sus amigos, siempre tienen que estar animándolo.

Claudio es de los cuatro el más guapo, es medianamente alto, el pelo larguito y castaño, aunque no por ser el más guapo es el más agraciado, aunque el, piensa que con ser guapo todo lo demás no importa, pero esto es falso, puesto que es un simple repartidor, y en el trasfondo se sus múltiples líos amorosos, siempre está la frustración de no sentirse querido, aun teniendo a sus amigos, con los que disfruta y comparte momentos, siendo también el mejor amigo de Sólo.

Otros personajes muy importantes en la novela, son los femeninos, pues en la mayoría de los casos, son el núcleo orbital de los problemas de los cuatro protagonistas.

Una de ellas es Anabel, una chica que conoció Blas la noche antes de emprender el viaje, es por ella por quién se producen las primeras discusiones entre ellos, y por este motivo deciden dejarla abandonada antes que seguir contendiendo entre ellos.

Sonja se cruza en sus caminos, y la verdad es, que aunque algunos al principio se mostraron escépticos, luego se entusiasmaron, eso si, por el mero echo de que les quitase las ganas de sexo cuando a ellos se les apeteciera, y este es el único motivo por el que la resisten, prueba de ello, es la indeferencia que mostraron tras su misteriosa partida.

Estrella es una solitaria señora, vive en el hotel que le construyó su amante latinoamericano, con la misma fachada y la misma suite en la que vivían sus apasionadas aventuras sexuales. Es un pilar fundamental durante la estancia en el hotel, sin ella los chicos se hubiesen aburrido mucho más, sobre todo Sólo, que decidió despedirse de la anciana por todo lo alto, haciendo el amor con ella.

Elena es la mujer de Raúl, comparte su gusto por el sadomasoquismo, y tiene la particularidad de dejar a Raúl siempre con remordimientos de conciencia, y por eso Raúl no puede dejar de pensar en ella, a la vez, que le da la tabarra a sus amigos con las desavenencias matrimoniales que sufren ambos.

Bárbara es el centro de todos los problemas de Sólo, y este a la vez, trasmite su malestar tras el fin de la relación al resto de los amigos. Sólo no podía evitar acordarse de ella, sobre todo, cuando el intentaba olvidarla.

Esta mujer, juega un papel fundamental en la novela, pues muy a pesar de los cuatro chicos, y sobre todo de Sólo, es ella la única protagonista de la “gran ruta cochina” o del “viaje al centro de las piernas”.

TEMAS.

Sin duda alguna, el tema que más llama la atención, es el sexo, por la frecuencia que se trata y por la forma de hacerlo.

Los protagonistas, buscan en el sexo una forma de evadirse de sus problemas, tales como la falta de afecto de Claudio; la escasez de sexo de Blas, la monotonía de la vida de Raúl y el desengaño amoroso de Sólo. Pero incluso ellos, en el fondo, saben que esa no es la liberación de sus problemas, pues solo consiguen olvidarlos en los momentos de placer, y en ocasiones, ni siquiera eso. Esto se refleja claramente en la situación de Sólo, pues es fácil ver el verdadero trasfondo del libro, la historia de amor no correspondido entre Sólo y Bárbara, una relación que tras la ruptura, Sólo, convierte en el mayor problema de su vida , ya que Bárbara, superó con creces la separación, y esto precisamente, traumatiza al enamorado corazón de Sólo.

El desafiará mediante todos los medios a sus sentimientos, e intentara olvidara Bárbara, pero finalmente le puede su corazón y se derrumba ante sus pies en el mismo día de su boda.

Durante toda la novela, queda visible la falta de autoestima en cada uno de los cuatro principales personajes, esto se debe a las frustraciones que padecen cada uno de ellos. Por ejemplo, Raúl: vive casi amenazado por su esposa Elena, que pretende que ejerza el papel de padre, además ella va perdiendo el gusto por el sadomasoquismo, una de las pasiones de Raúl. Blas estudia una carrera que no le gusta en absoluto, y no ve un futuro claro en su vida, es el que menos liga, y eso le produce un aumento de su abundante frustración. Claudio pretende aparentar ser el menos frustrado, pero nada más lejos de la realidad, aparte de que la que fuese su novia, Lorena, lo acababa de dejar, su padre murió, y el tuvo que buscar trabajo, vive en un piso pequeño, trabaja repartiendo bebidas, algo que no le gusta en absoluto, por miedo a que lo dejen las mujeres, y por su éxito entre las féminas, decide no comprometerse con ninguna mujer, pero esa falta de afecto, se hace notar en sus sentimientos.

Sólo es quizá el que más acusadamente vive sus frustraciones, el vivir con sus padres, y sobre todo, el hacerlo después de haber fracasado, el trabajo tan poco gratificante que tiene y sobre todo la nostalgia por Bárbara, hacen de el un hombre completamente frustrado.

Pero cuando Sólo, menos se lo espera, tropieza con Estrella, quien le enseñará a tomarse la vida, y le aconseja que aprenda a disfrutar de la soledad.

ESTILO.

El libro se desarrolla en un ambiente jovial y divertido, por eso, es frecuente encontrar frases obscenas y mal sonantes, tales como:

  • ...me cago en la leche, en la puta leche...

  • ...acojonante, todavía queda gente así...

  • ...vaya pedo que llevas...

  • ...eres un hijo de puta Sólo...

COMENTARIO CRÍTICO.

En general me parece entretenida, no muy extensa y con pequeños elementos que dotan a la obra de una mayor complejidad, como los fragmentos de la supuesta novela que escribiese el protagonista, “escrito en servilletas”. A mi parecer se extiende demasiado en detalles de poca relevancia, y de puro carácter morboso. El argumento me parece interesante, con una trama sencilla y la vez enroscada, que permite seguir la novela con suma tranquilidad, pero sin llegar a la monotonía y el aburrimiento. Estoy en total desacuerdo con las opiniones sobre aspectos generales que mantienen los protagonistas, quizás por eso me ha gustado menos, porque al no compartir las opiniones con los personajes, no me familiaricé con la obra.

También me parece que tiene un final un poco decepcionante, me lo esperaba un poco mas sorprendente.

A grandes rasgos, la considero mediocre, no tanto por el argumento en si, si no más por la forma de narrarla, un tanto insípida, y se nota demasiado que el autor pretende introducir a toda costa expresiones vulgares, pues varias de ellas están fuera de lugar.

De cada libro que leo, me quedo con algo grabado, de este será una frase que me llamó mucho la atención y que nunca antes la había oído:

- Yo nunca llego tarde, porque el rato que la gente emplea en esperarte, lo dedica a pensar en ti, y seguro que descubren mis defectos.

CUATRO AMIGOS

DAVID TRUEBA