Crónica del rey pasmado; Gonzalo Torrente Ballester

Literatura española contemporánea del siglo XX. Novela histórica. Ironía. Picaresca. Estilo cortesano. Personajes. Argumento

  • Enviado por: Bea Red
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

FICHA DEL LIBRO

Título: “Crónica del rey pasmado”

Autor: Gonzalo Torrente Ballester

Editorial: Planeta

Año de edición: 1992

Género: Novela

Nº páginas: 230

Fecha de lectura: Del 3 al 14 de noviembre

Categoría narrativa: Novela

  • Tiempo: S.XV.

  • Lugar: Palacio real y alrededores

  • Personajes:

El rey, la reina, Marfisa (prostituta), conde de Peña Andrada (amigo y alcahuete del rey), Gran Inquisidor, Valido, padre Villaescusa, padre Almeida, padre Rivadesella.

Trama o argumento

La trama se centra en la vida personal del rey (creo que es Felipe IV).

El libro comienza describiendo dos hechos que después serían tomados por actuaciones del diablo: la existencia de una serpiente en el pueblo, y el supuesto de avistamiento de un joven brujo volando.

La escena aparece después con el rey en la cama con Marfisa, siendo despertado por el conde de Peña Andrada, que les contrajo la cita. De esto se acabó enterando todo el palacio, (el Valido, el padre Villaescusa…) y debido al pensamiento de aquella época no fue aceptado.

El rey, que era la primera vez que veía a una mujer desnuda, no apartaba este pensamiento de la cabeza, (estaba “pasmado” como bien dice el título). Quiso mirar unos cuadros de desnudos, y pidió ver a su mujer desnuda en el momento del acto sexual, cosa que escandalizó a la corte, sobre todo al ortodoxo padre Villaescusa. Estos actos, junto con los primeramente mencionados fueron tomados por actuación del diablo (que supuestamente mantenía conversaciones con el padre Rivadesella); y se pensaba que los “pecados” del rey iban a repercutir en el país y en las guerras exteriores. Por ello se reunió una comisión de sacerdotes, presidida por el Gran Inquisidor. Éste, después de haber ordenado la detención de Marfisa, la previno para que se escondiera, ya que en realidad el también había sido cliente suyo y no le preocupaban esos “pecados” del rey. Después de ello Marfisa se escondió en un monasterio, disfrazada de monja. En la comisión se estudiaron las cuestiones de si en realidad el deseo del rey era pecado, si repercutía en el pueblo, si los reyes estaban casados… En esta discusión participaron sobre todo el padre Villaescusa y Almeida, ambos con opiniones encontradas. Después, habló el conde de Peña Andrada sobre su participación en todo ello.

El padre Valdivielso, confesor del rey, no consideró el deseo del rey como pecado, y más tarde murió. El padre Villaescusa y el Valido conspiraron para evitar que el rey se encontrara con su esposa. Villaescusa organizó procesiones como penitencia por los pecados del rey, e implicó al Valido y su esposa en esa penitencia.

Mientras, el padre Almeida, el conde de Peña Andrada y Marfisa, dispusieron una cita para los reyes en el monasterio, sin estar sujetos a la vigilancia de los poderosos de la corte.

Al final el encuentro prosperó, pero obligó al conde y al sacerdote a huir, para no ser condenados por ello; al igual que a Marfisa y su criada.

El autor y su obra

Gonzalo Torrente Ballester (1910-1999), escritor español realista de prosa culta, que se ha servido de técnicas experimentales. Su narrativa renovó la novela española del siglo XX.

Se ha dedicado a la enseñanza de literatura, a la crítica, a la producción novelística y al teatro, como en El viaje del joven Tobías (1938), Lope de Aguirre (1941) y El retorno de Ulises (1946). En 1943 publicó su primera novela, Javier Mariño. Le siguieron El golpe de Estado de Guadalupe Limón (1946), Ifigenia (1950), la trilogía Los gozos y las sombras, Don Juan (1963) y Off-side (1969). Estas novelas tienen un planteamiento realista desde una óptica irónica.

Publicó en 1972 de La saga/fuga de J.B. después de casi treinta años. Sus siguientes publicaciones ahondaron en el dualismo, la contraposición del ser humano, y la Historia. A este periodo pertenecen La isla de los jacintos cortados (1982), Nelson y Chateaubriand; Filomeno, a mi pesar (1988, Premio Planeta), y Crónica del rey pasmado (1989), sobre la vida privada y erótica del joven Felipe IV.

Como ensayos, destacan el Panorama de la literatura española contemporánea (1956), Teatro español contemporáneo (1957), Siete ensayos (1972) y El Quijote como juego (1975). Escenas amatorias (1992), es un ensayo propio de la literatura erótica. En 1975 fue elegido miembro de la Real Academia Española. Ha recibido el Premio Nacional de Literatura en 1981, el Premio Príncipe de Asturias en 1982 y en 1985 el Cervantes. Entre sus últimas obras se encuentran La boda de Chon Recalde (1994) y Los años indecisos (1996). En 1999 se publicó su primer libro infantil, Doménica.

Comentario y opinión personal

Este libro me ha parecido muy interesante, ya que analiza con ironía y realismo la sociedad de la época, que personalmente me parece casi inverosímil; la manera de pensar y de actuar; casi me parece irracional. Puedo señalar algunos aspectos que se destacan en el libro:

  • El fanatismo religioso. Se describe cómo la sociedad se ve totalmente guiada por la religión, que controla todos y cada uno de los actos humanos, e impone conductas bajo penas de prisión o muerte.

  • La hipocresía del clero. Me llama la atención, aunque no lo desconocía, la hipocresía de los grandes mandatarios eclesiásticos, que pregonan unas conductas que luego ellos son los primeros en no seguir; y aparentan devoción para continuar con su poder y riqueza.

  • La manipulación y falta de libertad del rey. Un aspecto que sí que me ha sorprendido, es el control al que tienen sometido al rey, que en realidad, pese a ser llamado absolutista, no decide ni su propia vida personal; y menos el gobierno, que está en manos del Valido.