Crónica de una muerte anunciada; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa. Novela. Realismo mágico. Argumento. Personajes. Tema: fatalidad

  • Enviado por: Uddy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Índice

  • Narrador……………………………………………2

  • Tiempo y Espacio……………………………….3

  • Personajes………………………………………….5

  • Evolucion de los sentimientos de Angela Vicario hacia Bayardo San Roman…………………………………………………8

  • fatalidad de la obra Cronica de una Muerte Anunciada………………………………9

  • Narrador

    El narrador está en primera persona, ya que es un amigo del protagonista de la historia. Aparentemente es un narrador omnisciente, puesto que sabe casi todo los detalles de la obra; pero en realidad sabe todo porque se lo ha preguntado a otro personaje o porque él mismo estaba presente. Por eso no es realmente omnisciente, sino que se informa de lo ocurrido. Además no lo sabe todo porque en ningún momento nos dice quién hizo perder la virginidad a Ángela. El narrador es García Márquez porque nombra a algunos de sus familiares más allegados.

    Predomina la narración, pero, como ocurre en la mayoría de los libros, no es lo único que hay, puesto que aparece la descripción y el diálogo.

    No sigue una progresión lineal en el tiempo, más bien todo lo contrario. El autor para añadir más intriga cuenta lo que desea sin fijarse en la continuidad cronologina. Continuamente avanza y retrocede en su relato. Por eso la novela comienza de la misma forma que acaba, con el asesinato de Santiago Nasar.

    Tiempo y Espacio

    Tiempo

  • Época:

  • En ningún momento de la obra se nombra la fecha en la que sucedieron los acontecimientos, por eso no se puede precisar. Fue desarrollada en una época machista y donde el honor de la mujer era defendido por sus familiares. Además abundaban las clases sociales y los matrimonios de conveniencia, por lo que deducimos que no es una época ni mucho menos moderna. Los hechos también nos desvelan que no hay grandes avances.

  • Tiempo interno:

  • No existe una relación cronológica continua y hay saltos en el tiempo durante toda la novela; es más, la novela empieza con el asesinato de Santiago Nasar y acaba con la misma escena. Sin embargo, en los hechos narrados transcurren incluso varios años entre ellos. Pero en la escena del asesinato sólo pasa una noche.

    Espacio

    La novela transcurre en un pequeño pueblo costero llamado Riohacha, en Colombia, por tanto los lugares son amplios. El acontecimiento más importante de toda la obra, el asesinato de Santiago Nasar, también se desarrolla en un lugar amplio, ya que ocurre en la plaza del pueblo. Tiene lugar en la época en que la sociedad era pura y netamente machista. Los sucesos como formas antiguas de condiciones de vida y las tradiciones que hoy en día ya son consideradas como inaceptables.

    Se desarrolla en un ambiente rural, por eso decimos que es un ambiente de calma, caracterítico de pueblos en los que no existe gran desarrollo. Además hay un ambiente de familiaridad entre sus ciudadanos porque todos se conocen. Sin embargo esta calma se turba por el crimen y se crea un ambiente de nerviosismo.

    Peronajes

  • Principales:

    • Santiago Nasar: Es el protagonista de la obra, es el personaje destinado a morir. Joven de descendencia árabe de 21 años. Era esbelto, pálido, amable, sociable, responsable, respetado y querido en el pueblo. Se hacía cargo de la hacienda familiar. Por las mentiras de Ángela acerca de la pérdida de su virginidad fue asesinado por los gemelos Vicario. Su verdadera novia es Flora Miguel, pero cuando se entera de su supuesta aventura con Ángela, rompen su relación. Justo antes de que lo asesinaran estaba en casa de su novia, y allí fue donde se enteró que lo buscaban los gemelos. después se fue a casa y justo cuando estaba a punto de entrar su madre le cerró la puerta creyendo que ya estaba en casa. Entonces lo cogieron los Vicario y lo apuñalaron en la plaza, en la puerta de su casa. Santiago muere sin saber la causa de esto porque es inocente.

    • Ángela vicario: Se le podría considerar el personaje más importante de la novela, ya que es a partir de su mentira cuando se desarrolla toda la trama. Era la hija pequeña de una familia pobre, y por eso se casó con Bayardo por conveniencia, por el dinero. Era muy bella, lo que hizo que éste se fijara en ella en las fiestas del pueblo. Al principio no le quería, pero no vuelve a tener noticias suyas hasta después de muchos años.

          • Bayardo San Roman: Hombre de unos 30 años, marido de Ángela. Era un hombre guapo, atractivo, adinerado, culto, amable, orgulloso, estaba acostumbrado a comprar cualquier cosa que deseara con dinero. Le gustaban las fiestas y era buen bebedor. Cuando ce que Ángela no es virgen la abandona, y nadie sabe nada de él hasta después de 23 años. Ángela le escribe miles de cartas pero Bayardo nunca le responde, hasta que un día se decide a volver con ella.

          • Pedro y Pablo Vicario: Son gemelos, de 24 años. Hermanos de Ángela Vicario. El mayor es Pablo que nació 6 minutos antes que su hermano Pedro. Eran matarifes de cerdos y tenían un criterio de éstos. Pablo es más imaginativo pero cuando su hermano regresa del servicio militar, se vuelve completamente dependiente de él. Pedro era más sentimental y autoritario. Su carácter es un poco agresivo, impulsivo y un tanto machista. Pedro fue el que tomó la decisión de matar a Santiago Nasar al principio, pero después de haber sido descubiertos por el alcalde fue Pablo quien asumió el mando. Nunca se arrepintieron de este hecho, a pesar de que no sabían con seguridad si era o no cierto. Ellos no querían matar a Santiago, sólo meterle miedo y hacerse los valientes ante todo el pueblo. Por ello, van buscando a Santiago por lugares en los que sabían que no iba a estar, proclamando por todo el pueblo sus intenciones.

    • Secundarios:

      • Plácida Linero: Madre de Santiago Nasar. Era una mujer pacífica y tranquila. Podía interpretar los sueños ajenos, aunque no fue capaz de ver l que realmente significaba el sueño que tuvo Santiago el día en que lo asesinaron. Ella fue quien le cerró la puerta de su casa a su hijo cuando era perseguido por los hermanos Vicario, ya que pensaba que su hijo estaba dentro porque se lo dijo Victoria Guzmán; lo único que intentaba era protegerlo.

      • Victoria Guzmán: Era una mulata que trabaja en la cocina de la casa de Santiago quien era sobreprotectora con su hija pequeña y de mal genio. Tuvo una aventura cuando era joven con el padre de Santiago, de la que nació Divina Flor, pero no la reconoció como hija. Por eso sentía odio hacia la familia Nasar.

      • Divina Flor: Hija de Victoria Guzmán. Era tímida y callada, y ayudaba a su madre en la casa de Santiago. Sabía, al igual que su madre, que iban a matar a Santiago, pero se callaron porque querían que lo mataran.

      • Pura Vicario: Madre de Ángela Vicario y los gemelos Vicario. Era una mujer sobrepotectora, que quería que la hija se casara para mantener la honra de la familia en alto.

      • Evolución de los sentimientos de Ángela Vicario hacia Bayardo San Roman

        Bayardo San Roman lo único que quería era una buena esposa, por eso eligió a Ángela Vicario, porque parecía una buena mujer y supongo que era inteligente y bella. Para conquistarla hizo todo lo que pudo. Aunque Ángela no le quería, pero Pura Vicario la madre de Ángela, que era una señora que sólo pensaba en el dinero, obligó a su hija a casarse con Bayardo San Roman, incluida una frase que pasará a los anales de la historia por su significado materialista: “También el amor se aprende” . Encima de arruinar ( en un principio ) la vida de su hija, cuando se da cuenta de que no era virgen, le pega una paliza, por haberla deshonrado. Más bien le pegó por darse cuenta que su vida de lujos infinitos prevista días antes había terminado antes de empezar. Bayardo San Roman cuando devolvió a Ángela Vicario a su madre diciéndole unas palabras, se fue a su casa, y se emborrachó perdidamente hasta que su familia se lo llevó. 23 años después de los hechos el narrador se entrevista con Ángela Vicario y ésta le cuenta lo que ocurrió la noche de bodas, ella estaba preparada para simular que era virgen y sin embargo no hizo nada. El narrador nos dice que durante 17 años le escribió una carta semanal a Bayardo sin obtener respuesta de éste, y que él recibió un montón de cartas de Ángela, hasta que se dio cuenta de que ella estaba enamorada de él, por lo que un mediodía de Agosto Bayardo se presentó en casa de Ángela y se quedó a vivir con ella.

        Fatalidad de la obra Crónica de una Muerte Anunciada

        El título contiene todos los elementos básicos de la fatalidad: hay una muerte que ha sido anunciada desde un tiempo atrás, y hay un relato testimonial que se limita a contar lo que ha pasado, pero sin intervenir en los sucesos. En cierto sentido, casi todas las ficciones de García Márquez ( cien años de soledad ) son crónicas de sucesos determinados de antemano, y aunque hay suspense, no hay sorpresa alguna. No es de extrañar, pues, que Crónica de una Muerte Anunciada empiece fatalmente de manera similar. La novela se presenta como una incursión del autor en el mundo del fatalismo. Santiago Nasar está condenado de antemano, fatalmente. No tiene arreglo posible, es un elemento estructural sin el cuando la obra no sería lo que es.

        En la novela, también el destino, el fatum, domina la historia hasta hacer de ella una tragedia de sentido fatal. Pero a diferencia de la tragedia clásica, aquí son las torpezas humanas, y no los dioses, que confluyen todas en un mismo resultado trágico.

        Las formas con que se revista en la obra la torpeza humana son varias:

        • Contradicción. Todo el pueblo sabe que los Vicario van a matar a Santiago Nasar, menos él, que no se entera hasta el final, y desde luego no entiende nada. La contradicción se presenta como una realidad de la trama, la torpeza humana, por eso resulta convincente y contribuye a crear la atmósfera trágica del relato.

        La segunda contradicción es que en una sociedad cerrada y puritana donde además todos se enteran de todo, Ángela Vicario hubiera podido perder la virginidad con un joven del pueblo, y que tal hecho no se supiera. Esto aparece como pura fatalidad del destino.

        • Ambigüedades. Son muchos los hechos que ni los personajes ni el lector, ni siquiera el narrador, consigue despejar. La obra está organizada en la ambigüedad esencial acerca de quién cometió el crimen de honor del que es víctima Ángela Vicario. La sensación que queda al lector es la de que Santiago Nasar fue asesinado por algo que quizás no cometió. Pero cuando Ángela muchos años después, puede desmentir su versión, la reafirma, pero nadie le cree.

        Junto a estas ambigüedades básicas aparecen otras que colaboran en el ambiente fatal. Por ejemplo, las distintas versiones que se dan sobre el clima que hacía el día de los hechos, a la identidad de la persona que deja el papel debajo de la puerta de la casa del protagonista o si los hermanos Vicario, antes de asesinarlo, estaban borrachos o no.

        • Casualidades o coincidencias. Son muchas, algunas especialmente fatales. Santiago, que casi nunca entraba en su casa por la puerta del frente, ese día lo hizo… donde le esperaban los Vicario; Luisa Santiago y la madre de Santiago, que presentían cualquier tragedia, ese día fallaron; Cristóbal Bedoya, el amigo, que era el único que podía avisarle, no lo encontró; el papel que dejaron debajo de la puerta avisándole del peligro, no es visto hasta mucho después del crimen; aunque la familia de Flora Miguel nunca se levantaban pronto, Santiago va temprano a la casa (nadie podía pensar que estuviera allí; Yamil Shaium no encontró los cartuchos para impedir el asesinato…).

        Todas estas casualidades son torpezas humanas que causan la fatal tragedia.

        Finalmente, los habitantes del pueblo son especialmente torpes a la hora de interpretar los hechos que les rodean. Se equivocan y posibilitan la tragedia. Los carniceros no atajaron a los Vicario porque pensaron que lo que decían era cosa de borrachos…; Merme Loaiza no le advirtió del peligro porque lo vio tan contento que pensó que todo se había arreglado, Plácida Linero, no sólo no interpretó bien los sueños de su hijo, sino que en el último momento se equivocó también, cerró la puerta de la casa cuando vio a los Vicario porque pensó que querían meterse dentro para matarlo, lo que sentenció a su hijo, que no tuvo escapatoria, Cristo Bedoya no consiguió proteger a su amigo porque pensó que estaba desayunando en casa de la familia del narrador ( lo cual hubiera sido lógico ), el padre Carmen Amador, cuando lo ve sano piensa que todo había sido un bulo.

        En conclusión, parece claro que los personajes de esta novela son esclavos indefensos del fatum, que llega a realizarse a través de las múltiples torpezas que cometen los figurantes de la tragedia. Tanta equivocación, tanta casualidad, conducen inexorablemente al mal. Pero cabe preguntarse si la fatalidad anula la moralidad. Si el crimen tenía que realizarse, ¿ qué culpa tienen quienes en el participaron de una u otra forma ?. Parece que ninguna. Sin embargo, al principio del capítulo 5 se enumeran algunas consecuencias que sufren ciertos personajes, perece que así espían el crimen.