Crónica de una muerte anunciada; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Realismo mágico. Argumento y personajes. Ambiente. Consideración penal

  • Enviado por: Sebastian
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 19 páginas
publicidad

  • Ubicación de la Obra dentro de la Literatura Universal

  • Novela: Crónica de una Muerte Anunciada

    Autor: Gabriel García Márquez

    Fecha de publicación: 1981

    Género Literario: Realismo mágico

    Dentro de la Literatura Universal, la novela es una narración extensa, por lo general en prosa, con personajes y situaciones reales o ficticios, que implica un conflicto y su desarrollo que se desenlaza de una manera positiva o negativa. El término novela (del italiano novella, `noticia', `historia', que a su vez procede del latín novellus, diminutivo de novus, `nuevo') procede de las narraciones que Giovanni Boccaccio empleó para designar los relatos y anécdotas en prosa contenidos en su Decamerón. Ahora bien, como género es el resultado de la evolución que arranca en la epopeya y se continúa en el romance.

    En el curso del presente siglo la novela ha sufrido importantes transformaciones temáticas y estilísticas. A partir de 1940 se produce el llamado boom de la literatura latinoamericana cuyos rasgos definitorios son la preocupación por la estructura narrativa, experimentación lingüística, invención de una realidad ficcional propia, intimismo y rechazo de la moral burguesa. El Realismo mágico, género al que pertenece Crónica de una Muerte Anunciada, fue cultivado principalmente por los novelistas iberoamericanos durante la segunda mitad del siglo XX. El término fue acuñado al parecer por el novelista cubano Alejo Carpentier al formular la siguiente pregunta: "¿Qué es la historia de América Latina sino una crónica de lo maravilloso en lo real?". El realismo mágico, como gran parte de la literatura de la segunda mitad de siglo, es esencialmente ecléctico. Funde la realidad narrativa con elementos fantásticos y fabulosos, no tanto para reconciliarlos como para exagerar su aparente discordancia. El reto que esto supone para la noción común de la "realidad" lleva implícito un cuestionamiento de la "verdad" que a su vez puede socavar de manera deliberada el texto y las palabras, y en ocasiones la autoridad de la propia novela.

    Estas tendencias se encuentran ya presentes en primeros novelistas como François Rabelais y Laurence Sterne; otros precedentes más inmediatos pueden ser las novelas de Vladimir Nabokov Pálido fuego (1962) y El tambor de hojalata (1959) de Günter Grass. Pero el realismo mágico floreció con esplendor en la literatura latinoamericana de 1960 y 1970, a raíz de las discrepancias surgidas entre cultura de la tecnología y cultura de la superstición, y en un momento en que el auge de las dictaduras políticas convirtió la palabra en una herramienta infinitamente preciada y manipulable. Al margen del propio Carpentier, que cultivó el realismo mágico en novelas como Los pasos perdidos, los principales autores del género son Miguel Ángel Asturias, Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y, sobre todo, Gabriel García Márquez. Las novelas de este último, Cien años de soledad (1967), El otoño del patriarca (1975) y Crónica de una muerte anunciada (1981) siguen siendo las cumbres del género.

    En esta obra, Gabriel García Márquez consigue disolver las fronteras entre la crónica periodística y la literatura, elaborando una exacta y eficaz pieza de relojería. Los hechos que rodean la muerte de Santiago Nasar, van siendo reconstruidos uno a uno por el narrador, agregando cada vez, con los testimonios de los protagonistas, la información necesaria para que el muro se levante en equilibrio, la curiosidad del lector quede azuzada y se forme una ambiciosa historia coral, nutrida de múltiples voces. Las voces de todos aquellos que, años después, recuerdan, confiesan u ocultan algún detalle nuevo del crimen, algún matiz que completa la tragedia.

    Crónica de una muerte anunciada es, por lo demás, una joya rara en la obra de García Márquez, pues es él mismo quien relata la historia en primera persona. El «yo» inquietante que desde el principio reconstruye los hechos se va reconociendo en el autor hasta descubrirse del todo. De este modo, el título del libro se acaba de llenar de sentido: no sólo es una muerte anunciada, sino que además se trata de una crónica, en el mejor estilo periodístico. García Márquez, el cronista, cita las fuentes de cada información precisando el origen, sin que nada quede al azar de la imaginación. Y es aquí en donde el libro adquiere su máxima precisión. Las fronteras de la crónica periodística y de la literatura se disuelven y ningún dato queda suelto, nada de lo narrado aparece sin una previa justificación.

    II. RESUMEN DEL LIBRO

    Si bien en el libro, se aprecia claramente que la muerte de Santiago Nasar que permitió a la mayoría de los habitantes del pueblo suponer lo que iba suceder, es decir, fue una muerte anunciada, me parece que en relación al titulo del libro la narración de los hechos, no se hizo según el estilo de la crónica, si bien, por lo menos no según el significado literal que tiene este tipo de narración, dicho así se da una crónica “Cuando la historia se escribe con arreglo al tiempo en que van ocurriendo los hechos, unos tras otros, sin preocupaciones de plan o conjunto y sin una concepción critica”

    Consecuente con este orden de ideas, procurare hacer el resumen de los hechos narrados en este libro, apegado a un orden cronológico consecuente con el momento en que se supone sucedieron los hechos: La novela se desarrolla, en un pueblito caribeño cerca de la Cartagena de Indias en Colombia. Zona caribeña a la cual inmigraron comunidades de árabes a principios del siglo pasado. Eran comunidades pacíficas y laboriosas, cuya única pasión tormentosa eran los juegos de barajas. Dentro del grupo de árabes que llegaron de último, al termino de las guerras civiles, se encontraban Ibrahim Nasar y Yamil Shaium, este último a la postre se convertiría en el consejero hereditario de la familia de Ibrahim.

    Por los tiempos en que Ibrahim Nasar inmigró, la época de mayor prosperidad del pueblo ya había pasado; producto de mudanzas del río que provocaron que los barcos de mar no visitaran más el pueblo; por lo cual logró comprar a cualquier precio un antiguo deposito con el propósito de poner una tienda de importación que nunca puso, y solo cuando se iba a casar lo convirtió en una casa para vivir. A pesar de los cambios realizados al deposito, conservó la puerta principal y la posterior, la cual siempre fue la entrada de mayor uso, principalmente porque daba a la calle del puerto sin pasar por la plaza. La puerta del frente, salvo en ocasiones festivas permanecía cerrada y con tranca, ya que de utilizar esta puerta había que darle una vuelta completa a la casa para llegar al puerto.

    Ibrahim Nasar contrajo nupcias con Placida Linero, fue un matrimonio por conveniencia que no tuvo ni un solo momento de dicha, esto en gran parte por la idea meramente utilitarista que tenía Ibrahim respecto al matrimonio, concepción que entre otras cosas de su carácter, heredó a el único hijo producto de ese matrimonio.

    Santiago Nasar, nombre que se le puso en honor a su madrina de bautizo Luisa Santiaga, Fue el único hijo, de este desdichado matrimonio, lo cual sin embargo no afecto a Santiago, el era feliz con se padre, de el aprendió el amor por los caballos, la maestranza de las aves de presas altas, el valor y la prudencia. También aprendió de su padre el uso de las armas, sobretodo a no dejar en la casa las armas cargadas, esto a raíz de un accidente que tubo su padre con el arma que usaba debajo de la funda de su almohada, la que fue accidentalmente disparada causando varios daños. Su niñez fue normal, a pesar de que a los cuatro años se tragó una medalla de oro de la Virgen del Carmen, la cual conservo en su estomago por el resto de su vida. En el tiempo en que Santiago rondaba los diez años de edad, se nombró como alcalde municipal a don Lázaro Aponte, coronel retirado, que fue alcalde del pueblo inclusive después de la muerte de Santiago.

    María Alejandrina Cervantes, propietaria de la casa de las misericordias, fue la pasión desquiciada de Santiago, el cual a sus quince años mantuvo con ella una tórrida relación por catorce meses, hasta que Ibrahim Nasar se lo quitó de la cama a correazos y lo encerró por más de un año en El Divino Rostro su hacienda de ganado.

    Por la época en que Santiago tubo sus amoríos con María Alejandrina Cervantes, los gemelos: Pablo y Pedro Vicario, habrían de tener alrededor de dieciocho años eran los únicos hijos varones de un matrimonio que además tuvo cuatro hijas, ellas habían sido criadas para casarse y ellos para ser hombres. Los gemelos habían nacido con seis minutos de diferencia, siendo Pablo el mayor, a sus veinte años(dos años después) se presentaron juntos para prestar el servicio militar, Pablo fue eximido para que se quedara al frente de la familia, esto debido a que su padre Poncio Vicario, había perdido casi por completo el sentido de la vista en su cotidiana labor de orfebrería de pobres; Pedro Vicario cumplió el servicio militar durante once meses. El régimen de la tropa le maduro la vocación de mandar y la costumbre de decidir por su hermano, quien desarrollo por él una dependencia de hermano menor, además regreso con una blenorragia de sargento que resistió los métodos mas brutales de la medicina militar y las recetas del doctor Dionisio Iguaran.

    Ibrahim Nasar muere aproximadamente un mes después, Santiago ahora de dieciocho años se ve forzado a abandonar los estudios al termino de la secundaria, con el propósito de hacerse cargo de la hacienda heredada por su padre.

    En el pueblo transcurre la vida sin novedad, hasta que aproximadamente dos años y medio después de la muerte de Ibrahim Nasar, en el mes de agosto, llega al pueblo, en el buque semanal, Bayardo San Róman, rondaba los treinta años de edad y definitivamente no era un hombre de conocer a simple vista. Y si algo era cierto era que Bayardo San Róman tenía un gran encanto personal lo que le permitió entre otra cosas gozar del beneplácito de la gente. En el pueblo el dio a entender que era un ingeniero de trenes, además tenia conocimiento en el uso del telégrafo y aparentemente también sabia algo de medicina. Era un amante de las fiestas largas pero de buen beber, en fin, se decía de él que no solo podía hacerlo todo y hacerlo todo y hacerlo bien sino que además contaba con recursos interminables. El que relata la crónica, cuyo nombre no aparece en el libro pero se sabe que es el hijo de Luisa Santiaga, que de ahora en adelante identificaremos como GABRIEL, se encontraba fuera del pueblo por razón de sus estudios, así que conoce a Bayardo en primera instancia por las cartas que le escribía su madre(se hace esta acotación por la importancia de este personaje en la trama). Y luego de forma personal en diciembre cuando tubo sus vacaciones de navidad, fecha en la cual, Bayardo San Román había formalizado su compromiso con Ángela Vicario la hermana menor de apenas veinte años de los gemelos Vicario. Se cree que Bayardo y Ángela se conocieron en algún momento comprendido entre los dos meses después de haber llegado Bayardo al pueblo, dato que sin embargo es incierto. La madre de los hermanos Vicario, Purísima del Carmen quien escondía bajo su aspecto manso y afligido su rigor de carácter, fue la única en de la familia Vicario en ponerle un pero al compromiso, consistente en la necesidad de que Bayardo San Róman acreditara su identidad, este lo hizo trayendo a su familia, que eran sus dos hermanas, su madre, Alberta Simonds, y su padre, Petronio San Róman, él cual había sido héroe de las guerras civiles. Después de acreditar su identidad se dio como un hecho el compromiso de boda.

    La ultima semana de enero, casi seis meses después de la llegada de Bayardo, Santiago había cumplido los veintiún años, ya era un hombre, su aspecto era pálido y esbelto, con los cabellos rizados y los párpados árabes de su padre, cuando iba al monte a administrar la hacienda ganadera heredada por su padre, usaba ropa de montar y su arma 357 Mágnum al cinto, cuyas balas blindadas, según él , podían partir a un caballo por la cintura. Bayardo, que para ese entonces ya se había hecho amigo de tragos de el grupo de amigos de Santiago, Cristo Bedoya, GABRIEL y su hermano Luis Enrique, estaba ya apunto de casarse con Ángela Vicario, después de un noviazgo que a diferencia de los acostumbrados en esta época largo y vigilado, fue de apenas cuatro meses, debido a las urgencias de Bayardo, de hecho no fue mas corto debido a que Pura Vicario exigió se esperara a que terminara el luto que la familia le guardaba a la hija intermedia que había muerto hacia ya dos años de fiebres crepusculares. Tiempo que de yodas maneras transcurrido muy rápido debido a la manera irresistible que tenía Bayardo de arreglar las cosas; por ejemplo cuando compro para su futura esposa la casa del viudo de Xius, que según Ángela era la mas bonita del pueblo, además pago por ella el caprichoso precio de veinte mil pesos por una casa que no valía ni cinco mil; y así de ese estilo fueron los preparativos de la boda, de hecho, cuanto más aumentaban los planes de la boda, más ideas de delirio se le ocurrían para hacerla más grande. El único problema en relación a la boda, no era la falta de amor de Ángela respecto a su futuro esposo, ni siquiera el desprecio que en algún momento llego a sentir por él, el verdadero problema fue que Ángela había perdido su virginidad dos meses antes de la boda, lo cual era más que muy grave para una mujer decente de esa época, sus dos únicas confidentes, le ayudaban a hacer flores de trapo junto a la ventana, le aconsejaron no comentarle esto a nadie, asegurándole que de seguir al pie de la letra ciertas artimañas de comadrona, su esposo no notaria nada la noche de la boda, se caso con esa ilusión. Por su parte Bayardo San Róman se caso con la ilusión de comprar la felicidad con el peso descomunal de su poder y su fortuna, pensar que hasta trato de aplazar la boda por un día, cuando se anuncio la llegada del obispo al otro día, en la mañana del lunes, Pero Ángela Vicario se opuso, no quiso que la bendijera un hombre que solo cortaba las crestas para la sopa y botaba el resto del gallo a la basura. Sin embargo aun sin la bendición del obispo la fiesta adquirió una fuerza propia tan difícil de amaestrar, que al mismo Bayardo San Róman se le salió de las manos y termino por ser un acontecimiento público.

    El domingo, el día de la boda, el general Petronio San Róman y su familia vinieron en el buque de ceremonias del Congreso Nacional, en el cual habría de irse ese mismo día al terminar la boda, el doctor Dionisio Iguaran, para evitar la molestia de estar en el pueblo al día siguiente cuando llegara el obispo.

    Santiago Nasar era un hombre de fiestas y el día de la boda gozo calculando los costos de la misma, los cuales se propuso comprobar junto con Cristo Bedoya hasta el ultimo céntimo. El acto formal termino a las 6:00 p.m. cuando se fueron en el buque del Congreso Nacional los invitados de honor. En algún momento después, que probablemente fue por ahí de las nueve de la noche los recién casados partieron a la casa que había sido del viudo de Xius a consumar su matrimonio, dejando a los invitados de la boda, especialmente al grupo de amigos de Santiago en un jolgorio que les duraría hasta la mañana del día siguiente. A las 10:00 p.m. Ángela Vicario mando a pedir a su casa, en carácter de urgencia una maletita de cosas personales, en la cual guardaba los remedios de comadrona que le habían asegurado le ayudarían a fingir su virginidad. A partir de aquí todo salió mal, resulto que a pesar de la estolidez impuesta por su madre, Ángela Vicario llevaba una decencia pura escondida dentro de si, así que no hizo nada de lo que le dijeron, le pareció una porquería que no se le podía hacer a nadie, de modo que se dejo desnudar sin reserva en el dormitorio iluminado y se dispuso a morir.

    Pura Vicario, su esposo y sus dos hijas mayores ya se habían dormido a fondo cuando tocaron a la puerta, “Fueron tres toques muy despacio -contaba Pura Vicario- pero tenían esa cosa rara de las malas noticias”, eran las 2:00 a.m., momento en el cual los gemelos Vicario, ajenos a la tragedia que estaba por suceder, aun se encontraban en la casa de María Alejandrina Cervantes, junto a Santiago, Cristo Bedoya, GABRIEL y su hermano Luis Enrique, todos estaban cantando y bebiendo. A esta hora cuando Pura Vicario abrió la puerta, vio a Bayardo San Róman en el resplandor del farol público, Ángela Vicario estaba en la sombra de modo que solo la vio cuando Bayardo San Róman la agarro por el brazo y la puso en la luz. Bayardo no entro, sino que empujo con suavidad a su esposa de cinco horas hacía el interior de la casa, se despidió de su suegra con un beso en la mejilla y unas palabras y desapareció. Pura Vicario golpeo con rabia a Ángela, tanto así, que esta pensó que la iba a matar. Poco antes de las tres, cuando los gemelos llegaron a su casa obedeciendo al urgente llamado de su madre, encontraron a Ángela Vicario tumbada boca abajo en el sofá del comedor y con la cara macerada de golpes, Pedro Vicario el mas resuelto de los Hermanos, la levantó en el vilo por la cintura y la sentó en la mesa del comedor, fue cuando Ángela confeso que su autor había sido Santiago Nasar.

    El grupo de amigos de Santiago, habían estado juntos en la casa de María Alejandrina Cervantes hasta pasadas las tres, cuando ella misma despacho a los músicos y apago las luces del patio de baile para que sus mulatas de placer se acostaran solas a descansar. Así que los amigos se llevaron los músicos a una ronda de serenatas, y siguieron la fiesta por su lado.

    Después de que Ángela les revelo el nombre, los gemelos Vicario pasaron al deposito de la pocilga la cual tenían en pos de ayudar a la economía de la familia y escogieron de sus útiles de sacrificio los dos mejores cuchillos, los envolvieron en un trapo y se fueron a afilarlos en el mercado de carne, Faustino Santos, un carnicero amigo, los vio entrar a las 3:20 a.m., veintidós personas declararon haber oído cuanto dijeron los gemelos, y todos coincidían en la impresión de que lo habían dicho con el único propósito de que los oyeran, “vamos a matar a Santiago Nasar”. Faustino Santos se quedo con la duda de lo que habían dicho los gemelos, porque a pesar de que eran muchachos buenos, noto una lumbre de verdad en sus amenazas, así que se lo comunico a un agente de policía que paso un poco mas tarde a comprar una libra de hígado para el desayuno del alcalde, el agente se llamaba Leandro Pornoy.

    Rogelio de la Flor era codueño con su esposa Clotilde Armenta de una tienda que vendía leche al amanecer, víveres durante el día y se transformaba en cantina desde las seis de la tarde, la tienda estaba ubicada en la acera que estaba en frente de la puerta principal de la casa de Plácida Linero. La madrugada del lunes, Rogelio se acostó pasadas las tres sin haber cerrado la tienda debido a la cantidad de clientes descarriados que hubo por la boda, de todas maneras, su esposa, Clotilde Armenta, ya estaba levantada porque quería terminar antes de que llegara el obispo; a las 3:30 a.m., ya la tienda estaba abierta vendiendo leche.

    Fue a Santiago al que se le ocurrió junto con su grupo de amigos, subir a la colina del viudo de Xius para cantarles a los recién casados, eran casi las cuatro y a pesar de la algarabía no se recibieron señales de la casa del viudo de Xius, lo que ellos no sabían era el trágico desenlace que se estaba gestando en ese momento, a raíz de la noticia de la deshonra de Ángela Vicario. Cuando venían bajando la colina Luis Enrique, los invito a todos a desayunar, pero Santiago se opuso porque quería dormir una hora hasta que llegara el obispo. Santiago se fue con Cristo Bedoya, con quien estaba de acuerdo para encontrarse mas tarde en el puerto, de quien se despidió en la entrada posterior de su casa. Cristo Bedoya se fue a descansar a casa de sus abuelos, en lugar de ir a su casa, donde sus padres lo estaban esperando para alertarlo del peligro que corría Santiago. GABRIEL se despidió de su hermano Luis Enrique, y se dirigió a casa de María Alejandrina Cervantes quien dejaba la puerta sin tranca esperando su llegada, GABRIEL se quedo aquí hasta pasadas las siete de esa mañana.

    Los hermanos Vicario entraron a las 4:10 a.m. a la tienda de Clotilde Armenta, a pesar de que a esa hora solo se vendía leche y cosas de comer, a los hermanos les vendió una botella de agua ardiente de caña , no solo por el aprecio que les tenía, sino también porque estaba muy agradecida con la porción de pastel de boda que le habían mandado. Se bebieron la botella entera con dos grandes tragantadas, pero siguieron impávidos. La segunda botella se la tomaron mas despacio, sentados, mirando con insistencia hacia la casa de Plácida Linero, cuyas ventanas estaban apagadas. Lamas Grande del balcón era la de Santiago Nasar. Pedro Vicario le pregunto a Clotilde Armenta si había visto luz en esa ventana, y ella le respondió que no, pero le pareció una pregunta extraña, al cuestionarlo respecto a su extraño interés, Pedro Vicario respondió que lo andaban buscando para matarlo. Clotilde Armenta creyó en sus amenazas así que apenas termino de preparar los trastos de la leche se fue a despertar a su marido para contarle, pero su esposo no le dio importancia. Cuando Clotilde Armenta volvió a la tienda, los gemelos estaban conversando con el agente de policía Leandro Pornoy, que iba por la leche del alcalde. No oyó lo que hablaron, pero supuso que algo le habían dicho de sus propósitos, por la forma en que el agente observo los cuchillos al salir. Habían de ser las cuatro pasadas cuando el agente Leandro Pornoy le revelo las intenciones de los hermanos Vicario a el alcalde. Un poco mas tarde mientras el alcalde desayunaba un guiso de hígado su esposa le contó que Bayardo San Róman había devuelto a Ángela Vicario.

    Los hermanos Vicario nunca vieron encenderse la ventana del cuarto de Santiago Nasar, él entró a su casa a las 4:20 a.m., por la entrada acostumbrada, la posterior, y no tubo que encender ninguna luz para llegar al dormitorio porque el foco de la escalera permanecía encendido durante la noche. Al sentirlo entrar, los perros le ladraban por costumbre, pero el los apaciguaba con el campanilleo de las llaves. Victoria Guzmán estaba vigilando la cafetera en el fogón cuando él pasó por la cocina hacia el interior de la casa, Santiago le dijo que tomaría el café mas tarde, y le pidió decirle a Divina Flor, hija de Victoria Guzmán que lo despertara a las 5:30 a.m.

    Hacia unos instantes Clotilde Armenta había mandado, a la pordiosera de la leche a casa de Placida Linero, con el recado urgente de el peligro que corría Santiago, la pordiosera llego unos instantes después de que Santiago subiera a el cuarto a dormir antes de que llegara el obispo y alerto a Victoria Guzmán del peligro.

    Por esta misma hora, cuando el coronel Lázaro Aponte estaba terminando de desayunar, fue que finalmente unió las dos noticias que había recibido, por una parte, lo informado por el oficial, que los hermanos Vicario estaban esperando a Santiago para matarlo; y por otro lado lo que le dijo la esposa, que Bayardo San Róman había devuelto a Ángela Vicario a la casa, entonces el coronel Lázaro Aponte se dirigió a la plaza por la calle del puerto nuevo, iban a ser ya casi las cinco, cuando entro a la tienda de Clotilde Armenta, encontró a los gemelos no tan borrachos como el esperaba y se limito a quitarles los cuchillos y mandarlos a dormir. Clotilde Armenta sufrió una gran desilusión por la ligereza del alcalde, le pareció que debió haberlos arrestado sobre todo para librar a los muchachos de ese enorme compromiso.

    Después de que el alcalde los desarmo Pedro Vicario dio por cumplido el compromiso, entonces fue Pablo quien asumió el mando, convenciendo a Pedro de terminar la ejecución de los planes, así fue Pablo el que entro solo a la pocilga a buscar los otros dos cuchillos mientras el hermano agonizaba gota a gota tratando de orinar debajo de los tamarindos y luego estuvo como media hora cambiándose la gasa que llevaba en el pené. Pablo le puso el cuchillo a Pedro en la mano y lo llevo casi a la fuerza a buscar la honra perdida de la hermana. Salieron por el portón de la porqueriza con los cuchillos sin envolver, una de las casa que estaba abierta a esa hora era la de Prudencia Cortes, la novia de Pablo Vicario, esperaron un rato a que estuviera el café y luego se fueron otra vez al mercado a afilar los cuchillos.

    Clotilde Armenta no había terminado de vender la leche cuando volvieron los hermanos Vicario, con otros dos cuchillos envueltos en periódicos. Uno era de descuartizar, con una hoja oxidada y dura de doce pulgadas de largo por tres de ancho, que había sido fabricado por Pedro Vicario con el metal de una segueta. El otro era más corto, pero ancho y curvo.

    A las 5:30 a.m. Vitoria Guzmán cumplió la orden de despertar a Santiago , pero no mando a Divina Flor, sino que subió ella misma al dormitorio con el vestido de lino que iba usar Santiago en ves de su ropa de montar por la venida de obispo, pues no perdía ninguna ocasión de preservar a su hija de las garras de Santiago; él había dormido poco y mal y despertó con dolor de cabeza fue al cuarto de su madre a buscar una pastilla que le aliviara el dolor y luego bajo a la cocina para terminar de tomarse el café, para esa hora Victoria Guzmán ya estaba enterada de que los hermanos Vicario esperaban a Santiago para matarlo sin embargo no le informo nada.

    A eso de las seis de la mañana, cuando estaba llegando el obispo, era muy poca la gente del pueblo que no estaba enterada de que los gemelos Vicario planeaban matar a Santiago y los motivos que tenían para hacerlo, inclusive Flora Miguel, que había despertado con los primeros bramidos del buque del obispo, noticia que la enfureció porque pensó que en lugar de matarlo lo iban a obligar a casarse con Ángela Vicario.

    A las 6:05 a.m. Santiago había salido de la casa, a diferencia de lo que acostumbraba salió por la puerta principal que era por donde lo esperaban los gemelos, la única explicación valida a esta conducta era la que tenia la madre de Santiago “Mi hijo nunca salía por la puerta de atrás cuando estaba bien vestido” Divina Flor que también estaba enterada del peligro, dejo la puerta de enfrente sin tranca en contra de las ordenes de Placida Linero, en caso de que Santiago tuviera que entrar de urgencia , fue a esa hora cuando los gemelos Vicario casi después de tres horas de haberlo estado esperando en la tienda de Clotilde Armenta lo vieron pasar, ambos agarraron el rollo de periódicos con los cuchillos adentro y empezaron a levantarse, fue cuando Clotilde Armenta les dijo que por lo menos esperaran a que se fuera el obispo, lo que los detuvo momentáneamente. Un poco después el padre Amador pasa por enfrente de la tienda de Clotilde Armenta sin embargo no hace nada, a pesar de el recado que ella le había mandado.

    En el puerto había mucha gente esperando la llegada del obispo, la mayoría le traía gallos ya que al obispo le gustaba mucho la sopa de crestas de gallo. Santiago se reunió en el puerto con Cristo Bedoya y con Margot( hermana de GABRIEL) quien después de que se fue el obispo lo invito a desayunar a su casa, Santiago acepta gustoso la invitación pero le dice que primero, de be de ir a su casa a cambiarse, eran las 6:25 a. m. Cuando Santiago tomo del brazo a Cristo Bedoya y se fueron hacia la plaza. De aquí en adelante los pocos que aun no se enteraban de lo que iba a pasar se enteraron, por ejemplo, Margot , que luego informo a su madre Luisa Santiaga Quien salió a su casa para tratar de hacer algo pero sin embargo no pudo.

    Yamil Shaium que para esa hora también se había enterado, llama a Cristo Bedoya a su tienda cuando los ve pasar a ambos por la plaza y le cuenta lo que ya se sabe en el pueblo para ver si es cierto. Cristo Bedoya tubo tiempo apenas de escuchar la información de Yamil Shaium cuando salió corriendo de la tienda para alcanzar a Santiago en la esquina donde lo vio doblar, sin embargo no lo vio por ningún lado, le pareció muy difícil que Santiago hubiese llegado a la casa tan rápido pero de todas maneras fue haber si lo encontraba. Lo que paso fue que cuando Santiago al momento de pasar por la casa de su novia Flora Miguel, ella lo hizo pasar para reclamarle lo que había pasado, tiempo en el cual , su futuro suegro Nahir Miguel después de informarse con su hija de lo que estaba pasando, finalmente le cuenta a Santiago.

    Por este tiempo Cristo Bedoya entro a la casa de Placida Linero, eran las 6:56 a.m. cuando subió al segundo piso para convencerse de que Santiago no había entrado, lo fue a buscar a su cuarto y lo que encontró fue su ropa de montar y su arma en la gaveta, tomo el arma y se la puso al cinto en ese momento Placida Linero despertó pero Cristo Bedoya le dijo cualquier cosa y salió de la casa, eran aproximadamente las siete cuando enfrente de la tienda de Clotilde Armenta Pedro Vicario le corrobora a Cristo de sus intenciones, fue a la plaza donde pregunto a varios el paradero de Santiago sin que nadie le supiera dar razón, en la puerta del club social ve al coronel Lázaro Aponte y le cuenta lo que acababa de pasar enfrente de la tienda de Clotilde Armenta, sin embargo el coronel entra al club y se olvida de lo que le contaron, momento en el cual Cristo Bedoya comete su único error y se va a casa de Luisa Santiaga pensando que Santiago no se había ido cambiar y se había ido directo a desayunar, en el camino, debido a que el era un estudiante de medicina lo llaman para que ayude a un agonizante, acto en el cual perdió siete minutos en los cuales se consumo el asesinato.

    Cuando Santiago salió de la casa de Flora Miguel donde le dieron la noticia, estaba sumamente confundido, se dirigió a su casa por la puerta de la cocina pero de repente debió recordar que la puerta principal estaba abierta y cambio el rumbo, fue cuando lo vieron los hermanos Vicario, Santiago Nasar estaba a menos de cincuenta metros de la casa cuando se echo a correr perseguido por los gemelos Vicario . Unos minutos antes Placida Linero había sido informada de todo por Victoria Guzmán, quien le mintió a conciencia pues le dijo que no le había informado a Santiago pues aun no lo sabia cuando él bajo a tomar café, al mismo tiempo en la sala a Divina Flor le pareció haber visto Santiago entrar por la puerta de la plaza y subir por las escaleras hasta los dormitorios, y así se lo hizo saber a Placida Linero quien en ese momento vio a través de la puerta a los hermanos Vicario quienes venían corriendo hacia la entrada principal de la casa con los cuchillos desnudos, desde donde ella estaba ubicada no pudo ver que venían persiguiendo a Santiago así que corrió a la puerta y la cerro de un golpe, cuando le estaba pasando la tranca oyó unos gritos de Santiago y unos puñetazos en la puerta, pensó que Santiago insultaba a los gemelos desde el piso de arriba así que subió a ayudarle; los golpes en la puerta eran de Santiago, quien necesitaba apenas unos segundos para entrar cuando se cerro la puerta, alcanzo a golpear varias veces la puerta con el puño y enseguida se volteó para enfrentarse a manos limpios contra sus enemigos, después de causarle numerosas heridas a Santiago con los cuchillos los gemelos huyeron hacia la iglesia perseguidos de cerca por Yamil Shaium con su escopeta y otro grupo de árabes desarmados.

    Santiago que había caído de rodillas se levanto y le dio la vuelta a la casa para entrar por la entrada posterior, donde se desplomo. Rogelio de la flor quien hasta ese día había gozado de gran vitalidad, muere al instante de la impresión que le causa el presenciar el descuartizamiento de Santiago.

    Los gemelos Vicario fueron encerrados en el calabozo del pueblo. El mismo lunes en la tarde debido a que el doctor Dionisio Iguaran no estaba en el pueblo y que Cristo Bedoya se excuso por se r amigo intimo de Santiago el alcalde Lázaro Aponte le ordeno al padre Carmen Amador(que había llevado estudios de medicina) que le practicara la autopsia a Santiago, se realizo a las 6:00 p.m. y arrogo los siguientes resultados: siete de las numerosas heridas eran mortales. El hígado estaba casi seccionado por dos perforaciones profundas en la cara anterior. Tenía cuatro incisiones en el estomago, y una de ellas tan profunda que lo atravesó por completo y le destruyo el páncreas. Tenía otras seis perforaciones menores en el colon trasverso, y múltiples heridas en el intestino delgado. La única que tenia en el dorso, a la altura de la tercera vértebra lumbar, le había perforado el riñón derecho. La cavidad abdominal estaba ocupada por grandes témpanos de sangre, y entre el lodazal de contenido gástrico apareció una medalla de oro, que había tragado de pequeño. La cavidad toráxico mostraba dos perforaciones: una en el segundo espacio interno costal derecho que le alcanzo a interesar el pulmón, y otra muy cerca de la axila izquierda. Tenia además seis heridas menores en los brazos y en las manos, y dos tajos horizontales: uno en el muslo derecho y otro en los músculos del abdomen. Y tenia una punzada profunda en la palma de la mano derecha.

    A Santiago lo enterraron en la madrugada del martes debido al mal estado del cuerpo, unos instantes antes la familia Vicario se había ido del pueblo hacia Manaure, mientras se calmaban los ánimos, por consejo del alcalde.

    El sábado siguiente se acordaron de Bayardo San Róman quien estaba totalmente borracho en la casa del viudo de Xius, el alcalde llamo a la familia quienes vinieron a llevárselo para nunca mas volver.

    El sábado siguiente llega a el pueblo el juez instructor, el juicio dura tres días, y se condena a los hermanos Vicario a pasar un número incierto de años en la cárcel de Riohacha.

    En los años posteriores al asesinato de Santiago, GABRIEL realiza una investigación exhaustiva para esclarecer los hechos que rodearon la muerte de Santiago, entrevistando a la gran mayoría de los que tuvieron alguna participación en los hechos, con tan solo unas pocas excepciones, una de ellas fue el agente de policía Leandro Pornoy quien murió un año después por una cornada en el cuello en unas fiestas del pueblo. Así en la investigación, encontraron 20 años después, en el Palacio de Justicia de Riohacha unas trescientas hojas del sumario del juicio lo que les permito averiguar varios aspectos del carácter del juez instructor, como la impresión que dejo este en el sumario, de que Santiago no podía haber sido el autor de Ángela Vicario. También por esa época entrevisto a Victoria Guzmán quien aun guardaba un gran resentimiento contra Santiago y sobre todo contra su padre, ella con el transcurso de los años admitió que tanto ella como su hija sabían que a Santiago lo iban a matar cuando él había entrado esa mañana a tomar el café.

    Por ultimo, 23 años después, logra hablar con su prima Ángela Vicario, quien aun vivía en Manuare, en esta entrevista logra comprobar el gran cambio en la personalidad de Ángela quien ahora era una mujer de cuarenta y tres años, mucho mas resuelta y dueña de su propio destino, quien escribió incansablemente por media vida a Bayardo San Róman de quien se dio cuenta estaba perdidamente enamorada tan solo unas horas después de que él la devolviera a su casa, Bayardo finalmente diecisiete años después del asesinato, llega a casa de Ángela para vivir con ella el resto de la vida. Trato también de entrevistar a Pura Vicario y a Bayardo San Román pero los dos lo evadieron de mal modo. Finalmente comprobó en ese día lo que poca gente creyó pero que en cambio Ángela Vicario mantuvo toda su vida “Santiago Nasar fue mi autor”.

    II. ANÁLISIS PENAL DEL LIBRO

  • Los actos no realizados por el alcalde Lázaro Aponte, el padre Carmen Amador e Indalecio Pardo, pueden llenar los requerimientos típicos necesarios de la conducta(por omisión), descrita en el articulo 144 de nuestro código penal cual es la OMISIÓN DE AUXILIO, esto según lo que estipula el articulo referente a quien encuentre a una persona herida o amenazada de un peligro cualquiera y omita prestarle el auxilio necesario según las circunstancias, cuando pueda hacerlo sin riesgo personal, con diferentes matices, según analicemos la responsabilidad de uno o de otro. Ahora bien según la doctrina existente y lo visto en clase este tipo de delitos exigen un carácter doloso en la omisión, así en relación a los tipos omosivos dolosos el aspecto cognoscitivo, dentro de la estructura típica omisiva requiere el efectivo conocimiento de la situación típica y la previsión de la causalidad, dentro del aspecto conativo se requiere que la finalidad dirija la previsión de la causalidad, que en este sentido es igual a la requerida en los tipos activos. En relación al tipo en particular de omisión de auxilio el sujeto activo puede ser cualquiera, independientemente de la preexistencia de un vinculo de obligación, el deber de ayudar surge en este tipo en forma objetiva de la situación de peligro en que el sujeto pasivo se halle. En esta figura se impone un expreso deber de solidaridad social. La conducta debida es la de prestar un auxilio cualquiera que haga menos grave la situación del sujeto pasivo o bien alertar a la autoridad. El termino peligro cualquiera abarca un ámbito de tutela muy amplio, respecto a cualquier sujeto que se encuentre o bien que se tenga conocimiento de que estaba amenazado por un peligro. Ahora bien, en un análisis de los casos en concreto, es mi opinión que los tres realizaron la conducta(no prestar auxilio) de forma dolosa , ya que fueron alertados varias veces de el peligro que corría la vida de Santiago en el caso del alcalde y del padre, y en relación a Indalecio Pardo él tenia pleno conocimiento de la situación. Sin embargo todos omitieron el prestarle la ayuda necesaria cuando tuvieron la oportunidad, en mi opinión su conducta fue de carácter dolosa ya que concurren el aspecto cognoscitivo en relación al conocimiento efectivo del tipo objetivo que en este caso seria el conocer el peligro que corría la vida de Santiago Nasar y según el aspecto conativo que requiere que la finalidad dirija el curso causal, en este caso la finalidad no fue el que mataran a Santiago ya que eso no es lo que exige este tipo, sino el no prestar la ayuda debida,. no porque temieran por su vida sino por razones que en todos los casos no eximen su responsabilidad. En el caso de el padre Carmen Amador no le presto ayuda a Santiago por dos simples razones, primero porque pensó que el asunto le correspondía a la autoridad, faltando a su deber de solidaridad social y segundo porque ese día llegaba el obispo y el andaba muy ocupado en los preparativos de su llegada. Indalecio pardo no alerto a Santiago ni hizo nada para ayudarlo cuando lo vio pasar por enfrente, a pesar de que Clotilde Armenta que conocía los vínculos entre él y Santiago le pidió expresamente que por favor le avisara y a pesar de que sin amenaza alguna hacía su persona , los gemelos le contaron que a penas se fuera el obispo iban a matar a Santiago, su razón “Se me aflojo la pasta” . En relación a el alcalde Lázaro Aponte, en una primera instancia, si cumplió con su deber ya que encontrando a los gemelos Vicario borrachos y armados les quito las armas y los mando a dormir, sin embargo en una segunda oportunidad en la cual un visiblemente alterado Cristo Bedoya, amigo cercano de Santiago, le informa que acababa de ver a los gemelos Vicario con cuchillos de matar puercos y amenazando matar a Santiago, el alcalde prefiere en primera instancia entrar al club social a confirmar una cita para jugar domino esa noche. En los tres casos se observa que concientemente eligen no prestar la ayuda debida por razones pueriles.

  • Respecto a la paliza que le propino por casi una hora Pura Vicario a su hija Ángela Vicario, que le produjo una serie de marcas temporales en la cara y el quedar por un rato tumbada en un sillón, concurre la contravención señalada en el articulo 348 inciso 1 del código penal, GOLPES QUE CAUSEN DAÑO, este tipo exige a él sujeto activo para que la conducta sea típica que, golpeare o maltratare a otro o le causare un daño en el cuerpo o en la salud, que determine una incapacidad para el trabajo por diez días o menos, según estas exigencias la conducta de Pura Vicario es típica ya que golpeo y maltrato a su hija.

  • Respecto a las conductas de Victoria Guzmán, se producen dos resultados, en primer lugar en el momento de ser cuestionada por Placida Linero y aun durante la investigación del juez instructor mantuvo la declaración de que ella no conocía el peligro que corría Santiago Nasar en el momento en que él bajo a las 5:30 a.m. a tomar café y en segundo lugar en el hecho de no comunicarle a Santiago Nasar del peligro que corría. Respecto a el primer hecho al no decir la verdad ante la autoridad competente, incurre en un FALSO TESTIMONIO ya que realizo la conducta exigida por este tipo penal en lo referente a testigo que afirmare una falsedad o negare o callare la verdad, en todo o en parte ,en su deposición, informe, interpretación o traducción, hecha ante autoridad competente. En lo relacionado a al segundo hecho y en relación al punto primero de este análisis Victoria Guzmán comete el delito de OMISIÓN DE AUXILIO, de forma dolosa, en la razón o motivada por el resentimiento que albergaba por Santiago y por su padre. Las dos delitos concursan materialmente ya que no existe entre ellos un vinculo de acción, conforme a un plan común en la realización de las conductas, es decir un delito no estaba relacionado al otro en un vinculo funcional, una conducta la realizo con una finalidad y la otra conducta con una diferente finalidad.

  • Por ultimo toca analizar la conducta realizada por los gemelos Vicario, la cual se encuadra dentro del tipo penal descrito en el articulo 111 del código penal, HOMICIDIOS SIMPLE en relación a quien haya dado muerte a una persona. La primera precisión que se debe hacer en este caso es que el delito fue realizado por varios autores, es decir por los dos hermanos, y fue realizado de tal forma que cada uno de ellos realiza la totalidad de la conducta exigida por el tipo, es decir los dos acuchillan hasta la muerte a Santiago, por lo cual se da una co-autoría entre los hermanos para realizar el resultado típico. La segunda precisión es el obvio proceder doloso de los gemelos Vicario, quienes a partir del momento en que recibieron la noticia de que su hermana menor había perdido la virginidad con Santiago Nasar dos meses antes de su boda con Bayardo San Róman, sabían que tenían que matar a Santiago Nasar para lavar la honra de la familia, dentro de este orden de ideas no cabe pensar en una instigación por parte de la familia de los gemelos para que ellos cometieran el crimen, debido a que ellos ya estaban resueltos a hacerlo, tampoco cabe pensar en la circunstancia de atenuación de la pena erguida en el articulo 113 inciso 1 del codigo penal, debido a que los hermanos no realizaron el crimen en razón de un estado de emoción violenta, de hecho a través del libro se aprecian claramente los repetidos intentos de los gemelos porque alguien los relevara de la obligación que les había caído sobre sus hombros sin embargo no tuvieron éxito y al final obligados por la tradición estúpida de que “Las ofensas de honor se lavan con sangre” , tuvieron que asesinar al que alguna ves había sido su amigo, no por estar en un estado de emoción violenta sino por cumplir con la obligación de lavar el honor de la familia.

  • Como una ultima acotación en relación al análisis penal del libro es interesante observar que el autor guarda una relación al tiempo en que se desarrolla los hechos inclusive en el sistema procesal penal usado, el que claramente se puede apreciar corresponde al sistema mixto en el cual el proceso se divide en dos etapas la instrucción y la etapa de juicio, la instrucción es encargada a un juez unipersonal etapa que además tiene un valor preparatorio, y la etapa de juicio es encargada a tribunales, que generalmente son colegiados, así debido al valor preparatorio de la instrucción en la etapa del juicio, en esta etapa no se entra a valorar las pruebas de nuevo sino que simplemente las revisan, imagino que por esta razón es que en libro el juicio dura apenas cinco días.

  • ANEXOS

    Crónica de una muerte anunciada; Gabriel García Márquez

    Gabriel García Márquez (1928- ), escritor, periodista y premio Nobel colombiano, considerado una de las figuras más representativas de la narrativa del siglo XX.

    Biografía

    Nacido en Aracataca (departamento de Magdalena), muy pronto su familia abandonó esta población atlántica para trasladarse a Bogotá. Allí se formó inicialmente en el terreno del periodismo, aunque también estudió derecho. A mediados de la década de 1940 comenzó a publicar en varios periódicos sus primeros artículos, cuentos y crónicas de cine; en 1946 trabajó como redactor de El Universal, periódico de Cartagena de Indias; entre 1948 y 1952 en El Heraldo de Barranquilla y a partir de 1952 en El Espectador de Bogotá. Entre 1959 y 1961 fue representante de la agencia cubana de noticias La Prensa en Bogotá, La Habana y Nueva York. Debido a sus ideas políticas, se enfrentó con el dictador Laureano Gómez y con su sucesor, el general Gustavo Rojas Pinilla, y hubo de pasar las décadas de 1960 y 1970 en un exilio voluntario en México y España.
    El compromiso político de García Márquez está integrado en su obra y se originó en el marco histórico de la Colombia del Bogotazo y todo el periodo de violencia que le siguió. Como otros escritores del boom de la Literatura latinoamericana defendió la Revolución Cubana pero, a diferencia de muchos de ellos, continúa apoyando a Fidel Castro y mantiene polémicas en la prensa y en encuentros con otros escritores sobre la actual situación de ese país, especialmente en lo que respecta a los derechos humanos.
    En 1986, ya premio Nobel, y precisamente por la repercusión internacional que tiene cualquiera de sus actividades, promovió la fundación de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba) junto con el cineasta argentino Fernando Birri, participando en varios guiones cinematográficos, tanto de obras propias como en colaboración con otros escritores. Esta escuela, que impulsa la formación de realizadores del llamado Tercer Mundo, forma parte de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, que también impulsó y de la cual es presidente.