Crónica de una muerte anunciada; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Realismo mágico. Argumento de la novela y personajes

  • Enviado por: Sickma 3d
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas
publicidad

1.- Título de la obra:

Crónica de una Muerte Anunciada

2.- Nombre del Autor:

Gabriel García Márquez.

3.- Número de páginas:

125 páginas.

4.- Fecha de edición:

1989, 24ª impresión: 3 de julio del 2001.

5.-Personaje principal:

Santiago Nasar.

6.-Personajes secundarios:

Plácida Linero, María Alejandrina Cervantes, Victoria Guzmán, Divina Flor, Clotilde Armenta, Rogelio de la Flor, Pedro Vicario, Pablo Vicario, Margot, Flora Miguel, padre Carmen Amador, Cristo Bedoya, Ángela Vicario, Jaime, Luisa Santiaga, Bayardo San Román, Poncio Vicario, Purísima del Carmen, Alberta Simonds, Petronio San Román, Xius, Dionisio Iguarán, Mercedes Barcha, Luis Enrique, Faustino Santos, Lázaro Aponte, Prudencia Cotes, Magdalena Oliver, Yamil Shaium, Nahir Miguel, Poncho Lanao, Wenefrida Márquez.

7.-Personaje más agradable:

Santiago Nasar.

8.- Razones por las que se le escoge:

Es un personaje responsable desde el deceso de su padre, es un tipo decidido, es atrevido, algo indiscreto y pienso que era el personaje que menos la debía por lo que le hicieron.

9.- Personaje más desagradable:

Purísima del Carmen.

10.-Razones por las que se le escoge:

Es una mujer muy perfeccionista al punto que desespera o cae mal; es una persona demasiado aferrada a lo que son las “buenas costumbres” y siento que le dio y a mi modo de ver las cosas, le dieron demasiada importancia a la pequeñez de la virginidad de su hija.

11.- Relieve:

Alta Guajira, es un relieve bajo, cercano al mar, en el cual se desarrolla la historia.

12.-Hidrología:

Mar Caribe.

13.-Flora y Fauna:

Gallos, perros, cerdos, golondrinas, becerro, mula, vacas, pescados.

Almendros, mango, tamarindo, caña, planta de café, malvas, zacate.

14.-Resumen de la obra:

La historia comienza a ser relatada cuando Santiago Nasar se levanta a las 5:30 del día en que lo iban a matar. Él era huérfano de padre y dejó los estudios los cuales llegaron hasta secundaria, para hacerse cargo de la hacienda de la familia. Ese día todos los habitantes de aquel pueblo ya sabían cuál era el cruel destino de Santiago, pero había pocos, entre ellos él y sus familiares y sus amistades más cercanas que lo ignoraban. Él se había levantado después de sólo dormir dos horas después de la gran boda efectuada el día anterior entre Bayardo San Román y la joven Ángela Vicario. Fue una celebración muy memorable e inolvidable en la que hubo comida en abundancia, al igual que bebidas; al pueblo arribaron en un barco muchos invitados de gran porte y nombre entre los cuales estaba el General Petronio San Román, héroe de guerras civiles del siglo anterior. El esposo ya había comprado la casa más hermosa y elegante del pueblo que era la del viudo Xius a un altísimo precio ya que, para el viudo, era de mucho valor sentimental y de recuerdos de los instantes más felices de su vida cuando todavía le vivía su esposa. Después de la ceremonia y la fiesta se pasaron a retirar a su nueva morada donde ocurrió algo inimaginable y de desdicha: Ángela Vicario no era virgen, por lo cual, Bayardo fue a la casa de sus suegros a devolver a la novia. La novia fue recibida y más tarde golpeada, insultada y agredida por su madre, Pura Del Carmen, con la intención de hacerle confesar quién había sido el culpable; hasta que ella confesó que había sido Santiago Nasar. Ese era el gran motivo por el cual los hermanos de Ángela planearon matar a Santiago. Todos decían que era por el honor de la familia Vicario. Los asesinos, Pedro y Pablo Vicario, ya lo estaban espiando desde la madrugada y decidieron esperarlo en la tienda de Clotilde Armenta. Ese mismo día arribaba el obispo al pueblo que detestaba el pueblo; pero no así le era indiferente la sopa de crestas de gallo. Había mucha gente en el puerto con regalos al obispo pero éste no se bajó, sino que sólo pasó saludando a bordo del barco. Cuando arribaba el barco del obispo, Pablo y Pedro Vicario se disponían a matar a Santiago, pero Doña Clotilde les dijo que por lo menos esperaran a que pasara el obispo, ellos accedieron. Los gemelos ya habían afilado dos cuchillos con los que mataban cerdos para matar a Santiago, pero éstos dos, primero se los recogió Lázaro Aponte, pero eso no impediría que ellos procedieran a limpiar el honor de su hermana, y fueron por otros cuchillos, no tan buenos como los anteriores pero como quiera sí podrían matar a una persona. Eran poco antes de las siete de la mañana cuando Santiago se iba acercando a la tienda de Doña Clotilde por la explanada sin saber sobre su trágico final, el padre de su prometida poco después le avisó de lo que él no sabía y se quedó estupefacto y no lo creyó posible. También le llegaron las malas noticias a su madre quien preocupada le preguntó a sus sirvientas sobre su paradero y Dulce Flor le dijo sin saber bien, para que no estuviera alterada que estaba arriba en su cuarto. Ya lo veían venir sus verdugos y se pararon cuando doña Clotilde agarró a uno de ellos y le gritó a Santiago que se fuera, éste volteó; sólo vio cómo caía al suelo y empezó acorrer hacia su casa, pero los gemelos lo siguieron hasta que Santiago llegó a su puerta y empezó a tocar, puesto que la madre había cerrado la puerta porque le habían dicho que él se encontraba dentro sano y salvo. En su puerta fue donde los hermanos Vicario lo empezaron a acuchillar pero tres cuchilladas fueron las mortales. Los hermanos salieron corriendo perseguidos por los árabes y fueron encarcelados durante 3 años. Santiago siguió caminando hasta su cocina donde se desplomó muerto.

15.- Crítica personal de la novela-crónica:

Excelente, por la forma en que está planteada la narración por parte del propio autor, quien participa como uno de los personajes de esta obra. Asimismo, por la forma en que va entretejiendo los elementos de esta historia reconstruida por él mismo, 27 años después de ocurrido los sucesos narrados; resultando un todo muy concordante, de tal manera que resulta creíble el hecho. Por otra parte, me pareció un libro muy interesante por el estilo sencillo que provoca una lectura fluida, tal como lo expone ese gran autor de las letras hispanoamericanas, Gabriel García Márquez.