Cristobal Colón. Descubridor. Viajes. Proyectos. Carabelas. América. Mundo Nuevo. Año 1492.

Descubridor. Viajes. Proyectos. Carabelas. América. Mundo Nuevo. Año 1492

  • Enviado por: Chamán
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE Pag

Orígenes de Cristóbal Colón ....................................... 2

La vida de Cristóbal Colón .......................................... 2

El proyecto de Cristóbal Colón .................................... 3

Los viajes de Cristóbal Colón ...................................... 4

Primer viaje ......................................................... 4

Segundo viaje ...................................................... 4

Tercer viaje .......................................................... 4

Cuarto viaje ......................................................... 5

Mapas ..................................................................... 5

Mapa del siglo XIX ....................................... 5

Mapa de los viajes de Colón .......................... 5

Orígenes de Cristóbal Colón.-

Cristóbal Colón, navegante genovés al servicio de Castilla (¿Génova 1451?- Valladolid 1506). Las dudas y polémicas acerca del lugar en que el descubridor nació, sobre la fecha de su nacimiento y las primeras etapas de su vida, han tenido como punto de partida el empeño de su primer biógrafo "Hernando Colón, hijo natural del navegante" por oscurecer los orígenes plebeyos y humildes de quien había de llegar a convertirse en virrey y almirante, y cabeza de uno de los linajes más ilustres de la nobleza castellana. Numerosas ciudades se han disputado la cuna de Cristóbal: en Italia, aparte de Génova, diversas localidades de Liguria (Piacenza, Cogoletto, Savona, Cuccaro, etc.), Venecia, Córcega, etc. También se la he querido hacer griego, portugués, y en España, entre otras filiaciones de menos fortuna, gallego (tesis sostenida por Celso García de la Riega con documentación sobre la que en su día emitió dictamen negativo la Academia de la historia), extremeño, catalán, y finalmente, mallorquín. En general, estas diversas teorías "con las que a veces se enlaza el posible origen judío de Colón" se desentienden de la documentación material genovesa, muy difícil de desmontar. Aparte de la amplia base que nos ofrece la Raccolata colombiana para probar el arraigo de los Colombo en la región ligur desde el siglo XIV (en Mocconesi, cerca de Terrarrosa o Terrarrubra), sabemos por esta misma fuente documental que Domenico Colombo (padre de Cristóbal) era aprendiz de tejedor en la propia Génova desde 1429; su familia residía por en esta época en Quinto, y el propio Domenico aparece en los diversos documentos de la Raccolta unas veces en Génova y otras en Quinto o en Savona.

La vida de Cristóbal Colón.-

Cristóbal Colón, artesano e hijo de artesanos, vinculado al principio a los negocios de su padre, aparece desde muy pronto enrolado en navegaciones comerciales y al servicio de las grandes casas mercantiles de su ciudad natal; por tanto, en lo que se refiere a sus actividades y formación como navegante, el que había de ser almirante del mar Océano parte de una práctica y una afición de autodidacta.

En 1476 fijaría su residencia en Lisboa, desde donde realizó viajes de gran amplitud (hasta Islandia, en el mar del Norte). Allí casó con Felipa Moniz de Perestrello, muy bien relacionada, por su padre, con los círculos vinculados a las grandes empresas descubridoras que Portugal estaba desarrollando por entonces, con el empeño de circunnavegar África para llegar al Índico y alterar la ruta tradicional de las especias. Diego Perestrello, padre de Felipa, era capitán donatario y colonizador de la isla de Porto Santo (Madera). El enlace de Cristóbal con esta familia marcó una inflexión decisiva en su vida: Colón fue desprendiéndose cada vez más de las actividades mercantiles y orientándose hacia las empresas geográficas y científicas.

El proyecto de Cristóbal Colón.-

En cuanto a los orígenes de su gran proyecto, parecen indudablemente relacionados con las ideas que el humanista florentino Paolo del Pozzo Toscanelli participó, primero verbalmente y luego a través de una extensa carta, a Fernando Martins, canónigo de Lisboa y muy allegado al rey. Esta carta contiene ya el proyecto colombino. Parte éste de un supuesto cierto (la esfericidad de la tierra) y dos grandes errores:

  • Creer mucho más extendidas las tierras del continente euroasiático, en el sentido de los paralelos, y, por tanto, mucho más breve el espacio marítimo entre costa y costa.

  • Una medida equivocada del grado ecuatorial, que haría mucho más reducido el diámetro terrestre de lo que es en realidad.

Pero, en esencia, la teoría de Toscanelli es la de Colón: la facilidad de alcanzar el oriente (el gran foco del mercado de las especias) navegando hacia occidente. Ofreció Colón su proyecto a Juan II de Portugal; el rey lo sometió a una junta de técnicos, presidida por Diego Ortiz de Calzadilla, obispo de Ceuta: ésta lo rechazó, con buen fundamento. Es posible que Juan II intentase, sin embargo, poner en práctica la idea, enviando, a espaldas del genovés, una expedición que no tuvo éxito. De aquí que Colón, disgustado, decidiese salir de Lisboa y acudir a la vecina corte de Castilla; su esposa había muerto, y el abandono de sus antiguos negocios le había creado una situación económica difícil, que compartía con su hermano Bartolomé.

Colón entró en contacto, primero con los miembros del consejo real, y luego directamente con los reyes, quienes, como había hecho Juan II, sometieron el proyecto a una junta (la llamada “Junta de Salamanca”); por las mismas razones que en Portugal, también en Castilla fue rechazado por los técnicos (1487). Pero Isabel no desechó la idea: realmente, la ruta a oriente por occidente abría una remota posibilidad de expansión a Castilla.

Sin embargo, hasta 1492, ya ultimada la guerra de Granada, no serían firmadas las capitulaciones de Santa Fe (17 abril), no sin dificultades e incluso con un rompimiento motivado por las exigencias de Colón, que ya anteriormente, en 1491, desalentado, había querido abandonar Castilla y acudir al rey de Francia, determinación de la que le disuadieron, en La Rábida, fray Antonio de Marchena y fray Juan Pérez. Pero, en definitiva, obtuvo en estas capitulaciones los títulos de virrey y almirante y los derechos sobre la décima parte de cuanto se obtuviese en las tierras alcanzadas.

Los viajes de Cristóbal Colón.-

  • Primer viaje. Realizada la expedición, gracias sobre todo a los buenos oficios de los hermanos Pinzón, salió Colón de la costa de Huelva con las embarcaciones Pinta, Niña y Santa María el 3 de agosto de 1492 y, tras una breve escala en Canarias, el 6 de septiembre inició la travesía atlántica. La expedición alcanzó tierra en Guanahaní (Watling, en las Bahamas), que Colón bautizó San Salvador (12 octubre), no sin antes tener que sobreponerse a la inquietud de los tripulantes, lógicamente exacerbada al prolongarse el viaje más de lo previsto. Sucesivamente tocaron otras islas del mismo archipiélago (Santa María, Fernandina, Isabela) y, por último, Juana (Cuba, ya en las grandes Antillas) y la Española, donde de momento, encallada la Santa María, hizo construir Colón un primer establecimiento (el fuerte Navidad). Al regreso hubo de enfrentarse con un temporal que separó a las carabelas: la Pinta alcanzó Galicia, y Colón, en al Niña, Lisboa. Juan II lo recibió ceremoniosamente, y en seguida inició la disputa diplomática con los Reyes Católicos sobre sus derechos a las islas descubiertas.

  • Segundo viaje. Entretanto Colón, que había sido recibido triunfalmente en Barcelona por los Reyes Católicos, realizaba su segundo viaje (1493-1496), en el que descubrió el archipiélago de las pequeñas Antillas, Puerto Rico y Jamaica, a más de circunnavegar en buena parte por Cuba y realizar una fundación (La Isabela) en La Española (el fuerte Navidad había sido destruido por los indígenas).

  • Tercer viaje. En el tercero (1498-1500) descubrió costa continental (en la desembocadura del Orinoco) y luego las islas de Trinidad y Cubagua, antes de llegar a La Española. Fue entonces cuando atravesó Colón sus primeras dificultades graves como virrey, dada su escasa capacidad de gobierno.

  • Cuarto viaje. Realizó un cuarto viaje (1502), pero se le prohibió expresamente tocar la Española. En esta ocasión descubrió Colón la costa de América Central, entre Honduras y Panamá.

Sin embargo, Colón, que murió dos años después de su regreso, nunca llegó a sospechar que las tierras por él descubiertas no tenía nada que ver con Asia; en tal sentido el descubrimiento intelectual del Nuevo mundo cabe atribuirlo a Américo Vespuccio; en cambio, no es cierto que éste visitara el continente antes que Colón en un fantaseado viaje.

6

- 5 -