Crisis económica en Chile

Historia económica. Siglo XXI. Crisis financiera global. Origen. Causas. Consecuencias para Chile. Crisis crediticia. Crisis de las hipotecas subprime. Plan de rescate financiero. Medidas contra la crisis. Cronología de 2007-2008

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas
publicidad

INFORME DE POLÍTICAS MACROECONÓMICAS

“Crisis Subprime y efectos en Chile”

CRISIS SUBPRIME Y SUS EFECTOS EN CHILE

SUBPRIME

Subprime es un tipo especial de hipoteca de alto riesgo, utilizado para la adquisición de viviendas y orientada a clientes de escasos recursos (esto implica un nivel de riesgo de impago mayor al resto de los créditos). Tienen un tipo de interés más elevado y con mayores comisiones bancarias. Los bancos norteamericanos tenían un límite a la concesión de este tipo de préstamos, impuesto por la Reserva Federal.

Este crédito (para el caso del banco una deuda) puede ser transada mediante compra de bonos o titularizaciones de crédito, por tanto se pueden retirar de los activos del balance, siendo transferidas a fondos o planes de pensiones.

NATURALEZA DE LA CRISIS

La raíz del problema surge por dos factores; el primero, el inversor desconoce el riesgo asumido por adquirir una Subprime, los capitales financieros circulan a gran velocidad y cambian de manos con frecuencia, automatizando los procesos, de esta manera no todos los inversores conocen la naturaleza de la operación adquirida; y el segundo hecho fueron los atentados del 11 de septiembre del 2001 ya que obligo a los principales Bancos centrales a bajar los tipos de interés a niveles inusualmente bajos ( con el objetivo de reactivar el mercado). Estos factores dieron paso a una gran burbuja inmobiliaria fundamentada en una enorme liquidez

En el caso estadounidense, la compra-venta de vivienda con fines especulativos estuvo acompañada de un elevado apalancamiento, es decir, con cargo a hipotecas que, con la venta, eran canceladas para volver a comprar otra casa con una nueva hipoteca, cuando no se financiaban ambas operaciones mediante una hipoteca puente. El mercado aportaba grandes beneficios a los inversores, y contribuyó a una elevación de precios de los bienes inmuebles, y, por lo tanto, de la deuda.

Esta situación cambio a partir del 2004 ya que la Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir los tipos de interés para controlar la inflación generada. El precio por tanto de la vivienda se vio aumentado, disminuyendo las ventas. Para el año 2006 las ejecuciones hipotecarias debidas al impago de la deuda crecieron y numerosas entidades comenzaron a tener problemas de liquidez para devolver el dinero a los prestamistas, lo que llevo a la quiebra a medio centenar de entidades hipotecarias. La crisis también llego a la bolsa con la caída en el índice bursátil de la construcción estadounidense en un 40%.

La información recabada indica entonces que el origen de la crisis se encuentra en una incorrecta valoración de los riesgos, intencionada o no (un error que habría sido amplificado por la automatización del mercado de valores, la desinformación de los inversores particulares) y la liquidez sin precedentes del período 2001-2007. Asimismo, parece ser que las entidades bancarias recababan liquidez mediante la técnica de retirar de sus activos el dinero prestado por la vía de "colocar cédulas hipotecarias o CDOs, de CLOs y de CMOs u otras obligaciones respaldadas por paquetes de activos corporativos e hipotecarios". El alto riesgo de las Subprime habría sido transferido a los bonos de deuda y las titulizaciones, y de ahí a fondos de pensiones y de inversión. De hecho, las entidades de valoración de riesgo (como Standard s & Poors (S&P) o Moody´s) comenzaron, tras la crisis, a ser investigadas por su posible responsabilidad, y sólo cuando la crisis se desató, las agencias de calificación de riesgo endurecieron los criterios de valoración. Asimismo, los legisladores norteamericanos y europeos comenzaron a barajar un endurecimiento de los criterios de concesión de hipotecas.

Si bien el problema inmobiliario era importante, no se conocían sus reales implicancias hasta el año 2007

LA CRISIS (CRONOLOGÍA)

Año 2007

  • Febrero. El Wall Street Journal advertía sobre el peligro de las hipotecas Subprime, así como el problema generado por los impagos de otros productos hipotecarios.

  • 14 marzo. La Asociación de Bancos Hipotecarios revela que el número de impagos en el sector hipotecario en EEUU (unos seis millones de contratos por 600.000 millones de dólares) alcanza su punto más alto en siete años.

  • 27 marzo. Los precios de la vivienda registran su primera caída interanual desde 1996.

  • 2 abril. New Century suspende pagos.

  • 18 abril. Citigroup reconoce pérdidas de más de 5.000 millones de dólares en el primer trimestre.

  • 18 julio. Quiebran dos fondos de inversión del banco estadounidense Bear Stearns.

  • 3 agosto. American Home Mortgage, el décimo banco hipotecario de EEUU, declara suspensión de pagos.

  • 9 agosto. El Banco central Europeo (BCE) inyecta en el mercado 94.841 millones de euros y la Reserva Federal de EEUU (Fed) 24.000 millones de dólares.

  • 10 agosto. La Comisión de Valores de EEUU investiga las cuentas de las firmas de Wall Street (Goldman Sachs, Merrill Lynch y Bear Stearns). Homebanc declara la bancarrota.

  • 13 agosto. El BCE, la Fed y el Banco de Japón inyectan dinero para aumentar liquidez.

  • 31 agosto. El presidente de EEUU, George W. Bush, tranquiliza a inversores y entidades financieras. La crisis hipotecaria eleva el Euribor al 4,661%, el mayor nivel en siete años.

  • 11 de septiembre. Se conoce que la compañía británica Victoria Mortgages, con una cartera de créditos valorada en 440 millones de euros, se declara insolvente.

  • 14 septiembre. El banco británico Northern Rock, el quinto del país por hipotecas concedidas, se desploma en la Bolsa de Londres.

  • 6 diciembre. Bush anuncia un plan para aliviar la crisis hipotecaria que afecta a 1,2 millones de personas.

  • 12 diciembre. La Fed estadounidense, el BCE y los bancos centrales de Inglaterra, Suiza y Canadá acuerdan un plan para afrontar la liquidez.

Año 2008

  • 18 enero. Bush propone un plan para reactivar la economía, dotado con US$145.000 millones.

  • 21 enero. Caen las bolsas mundiales ante el temor a una recesión de la economía estadounidense.

  • 22 enero. La Reserva Federal recorta un 0,75% los tipos de interés, hasta el 3,5%, la mayor rebaja en 25 años.

  • 17 febrero. El Gobierno británico nacionaliza el Northern Rock.

  • 17 marzo. Bear Stearns pierde en unas horas de cotización casi el 90% de su valor, después de que JP Morgan acordara comprarlo a un precio de dos dólares por acción.

  • 8 abril. El FMI calcula que las pérdidas derivadas de la crisis ascienden a 600.000 millones de euros.

  • 11 julio. IndyMac Bank, el segundo banco hipotecario estadounidense, pasa a ser controlado por las autoridades federales.

  • 7 septiembre. El Gobierno estadounidense anunció que intervendría las dos mayores compañías hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac.

  • 14 septiembre. Diez bancos internacionales anuncian un programa de préstamos de US$70.000 millones  para hacer frente a la crisis, el colapso del banco inversor Lehman Brothers y la compra de Merril Lynch por el Bank of America.

  • 15 septiembre. Lehman se declara en quiebra.

  • 16 de septiembre. EL BCE inyecta 70.000 millones de euros y la Fed US$50.000 millones en el sistema financiero; La Fed rescata a la aseguradora AIG con un préstamo de US$85.000 millones.

  • 18 de septiembre. La crisis financiera obliga a los bancos centrales de EEUU, Canadá, Japón, Suiza, Inglaterra y el BCE a inyectar US$180.000 millones en los mercados.

  • 22 de septiembre. La Fed aprueba la transformación de los dos últimos grandes bancos de inversión estadounidenses, Goldman Sachs y Morgan Stanley, en bancos comerciales.

  • 23 de septiembre. El inversor Warren Buffett inyecta US$5.000 millones a Goldman Sachs para salir a su rescate.

  • 25 de septiembre. Washington Mutual protagoniza el mayor hundimiento de una entidad financiera en la historia de EEUU. El Gobierno toma el control del banco, que atesora US$307.000 millones en activos, y acuerda una venta de urgencia a JP Morgan.

  • 28 de septiembre. Los líderes del Congreso de EEUU y la Casa Blanca cierran el acuerdo sobre el plan de rescate financiero por valor de US$700.000 millones; Las autoridades de Bélgica, Holanda y Luxemburgo alcanzan un acuerdo para inyectar en el banco Fortis 11.200 millones de euros.

  • 29 de septiembre. El Grupo Santander adquiere, a través de su filial Abbey, la red de sucursales y los depósitos de la británica Bradford & Bingley, nacionalizada por el Gobierno de Londres; El Gobierno alemán y un grupo de bancos anuncia que ofrecerán al Hypo Real Estate unas garantías por valor de 35.000 millones de euros; Citigroup adquiere las operaciones bancarias de Wachovia; La Bolsa de Nueva York baja un 6,98% y sufre la mayor caída en puntos de su historia, después de que la Cámara de Representantes de EEUU rechazase el plan de rescate financiero.

  • 30 de septiembre. El Senado de EEUU aprueba un plan de rescate financiero de US$700.000 millones; Bélgica, Francia y Luxemburgo inyectarán 6.400 millones de euros en el banco Dexia; Irlanda anuncia la protección total durante dos años de los depósitos de los seis grandes bancos del país.

  • 3 de octubre. El Reino Unido amplia la garantía de depósitos a 63.836 euros; es aprobado el plan de rescate financiero de US$700.000 millones por la Cámara de Representantes en EEUU

  • 5 de Octubre. El Gobierno alemán y la banca privada acuerdan un nuevo paquete de ayuda al banco hipotecario alemán Hypo Real Estate (HRE) por valor de 50.000 millones de euros.

  • 7 de Octubre. Los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) aseguran que no permitirán quebrar a ninguna entidad financiera que pueda arrastrar al resto del sistema, y elevan la garantía de los depósitos, hasta un mínimo de 50.000 euros, para convencer a la ciudadanía de la estabilidad del sistema; España aumenta a 100.000 euros las garantías de depósitos y anuncia que destinará entre 30.000 y 50.000 millones de euros para aliviar la financiación de la banca.

  • 8 de Octubre. La Bolsa de Tokio baja un 9,38%, su mayor descenso desde 1987; El Gobierno británico anuncia un plan de rescate de 62.000 millones de euros para estabilizar el sistema financiero del Reino Unido. El dinero servirá para comprar acciones en los principales bancos del país; La Reserva Federal, el Banco Central Europeo y los Bancos Centrales de Inglaterra, Suiza, Suecia y Canadá acuerdan coordinadamente una bajada simultánea en los tipos de interés para hacer frente a la crisis. A la medida se suman otros bancos emisores, como el de China. Japón se excluye pero apoya la iniciativa coordinada.

  • 15 de Octubre. Wall Street registra su mayor caída porcentual de la historia al ver insuficientes las medidas de los gobiernos en contra de la crisis

PLAN DE RESCATE FINANCIERO

El eje del plan consiste en la capacidad del Tesoro para adquirir la deuda de mala calidad de los bancos por importe de hasta 700.000 millones de dólares.

De ellos podrá usar 250.000 millones inmediatamente y otros 100.000 millones si el presidente de EEUU (George W. Bush), determina que los necesita. El Congreso puede retener los otros 350.000 millones si no está satisfecho con el desempeño del programa.

El plan ha sido aprobado el día 3 de octubre del presente año, sin embargo no ha sido una aprobación fácil, que en una primera versión fue rechazado por la Cámara de Representantes, fue suavizado y aprobado por el Senado y finalmente votado de nuevo por la Cámara baja.

El plan, En su intento de sumar apoyos entre los legisladores, el Senado incorporó nuevas medidas al plan de rescate, como alivios fiscales y medidas que benefician al ciudadano medio relacionadas con la protección de los depósitos bancarios y medidas sanitarias.

Como consecuencia de estas adiciones, el Acta de Estabilización Económica de Urgencia de 2008, como se llama oficialmente a este paquete de medidas, ha pasado de tener 102 páginas en su versión original a contar con 451 páginas.

Las medidas principales contenidas en el plan aprobado son las siguientes:

- Se eleva de 100.000 a 250.000 dólares la garantía que se aplica a los depósitos de los clientes bancarios cuando una entidad se ve abocada al cierre o a la quiebra. Esa medida tiene por objeto mantener la confianza en el sistema bancario y evitar la fuga de dinero de una entidad a otra.

- Millones de contribuyentes con ingresos medios se beneficiarán de la exención a la llamada Tasa Mínima Alternativa, una norma que, en general, implica impuestos más elevados.

- Se conceden desgravaciones fiscales y otros incentivos para las empresas o particulares que inviertan en energías renovables, como plantas solares o eólicas, producción de etanol celulósico, o en la compra de coches eléctricos o híbridos.

- Se conceden exenciones fiscales para las empresas que inviertan en nuevos mercados, en investigación y desarrollo, así como a los pequeños comercios y restaurantes que inviertan en mejoras.

- Se da autoridad a la Comisión de Valores estadounidense para prohibir la práctica conocida como "Mark to market", que permite a las entidades asignar a un bien el valor de mercado.

Estas medidas se unen a otras ya contenidas en el programa, como las siguientes:

- Los contribuyentes recibirán derechos de compra de acciones ("warrants"), con lo que se beneficiarán si las empresas que reciben la ayuda se recuperan.

- El Gobierno limitará los ingresos de los directivos de las compañías participantes en el programa. Los jefes de empresas en quiebra no podrán recibir beneficios multimillonarios cuando son despedidos, los cuales se conocen en el argot financiero estadounidense como "paracaídas dorado".

- El Gobierno también elevará los impuestos a empresas que paguen a sus directivos por encima de 500.000 dólares al año.

- Se establecerá un consejo de supervisión del programa, que incluirá al presidente de la Reserva Federal, el presidente de la Comisión del Mercado de Valores, el director de la Agencia Federal de Financiación de Viviendas y el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.

EFECTOS EN CHILE

Chile, también se ha visto afectado a la crisis financiera a través de los mercados financieros, reduciendo el acceso a financiamiento, desestabilizando la bolsa de comercio y afectando las cotizaciones del peso chileno. Sin embargo, la economía chilena ha administrado de buena manera las variables disminuyendo las probabilidades de caer abruptamente.

Este panorama de estabilidad se vera afectada cuando EEUU entre en recesión, ya que se observara una caída en el precio de las exportaciones y moderación de los volúmenes enviados. Asimismo, habrá una menor confianza del consumidor afectando las ventas y con ello la producción, a su vez los bancos endurecerán los criterios para dar créditos.

Estos efectos implicarían una disminución del crecimiento de la economía chilena, cambiando violentamente las inversiones y en consecuencia provocarían desempleo (disminuye la generación de nuevos puestos de trabajo), disminuyendo aun mas el consumo de las familias.