Crisis de 1995 en México

Historia de México. Siglo XX. Revolución mexicana. Macroeconomía. Clase empresarial. Deudores. Expectativas. Inflacción. Comprar. Tasas de interés. PIB (Producto Interno Bruto) Recesión

  • Enviado por: Ardillita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

La Crisis de 1995 en México

Supongo yo, que la crisis económica que vivimos ahora, puede ser la más grave que se haya vivido en México, después de la Revolución Mexicana. De hecho se venía gestando desde el 94 y se ha agudizado terriblemente tras la devaluación del Peso, en el pasado mes de diciembre. Comparada con otras crisis que me ha tocado vivir (en el 76 la de Echeverría, en el 82 la de López Portillo y en el 87 la de De Lamadrid) tengo la impresión de que ésta golpea no sólo a la clase obrera y campesina, sino que también y de forma por demás inesperada, a la clase media y media alta y desde luego a la clase empresarial. Me parece apreciar, que por el contrario de las otras crisis, hay ahora mucho más gente de medianos recursos, altamente endeudada, tanto en moneda nacional, como en moneda extranjera. Esto la hace distinta de las anteriores, en las que el principal deudor resultaba ser el propio Gobierno Mexicano.

Los Deudores.
Serán ellos los más golpeados por la crisis, de ellos sabemos a diario por los distintos medios de comunicación y por lo que directamente nos informamos o nos platican. Aquí no pretendo hablar de estas crisis, pues han sido ampliamente difundidas y comentadas, pero desde luego resulta claro, que si debes algo lo mejor que se puede hacer es pagarlo lo más pronto posible, pues de lo contrario los altísimos intereses, en el futuro próximo, harán prácticamente impagable la deuda.

¿Que pueden hacer los que no deben?
Pienso que quienes formamos parte de este grupo, debemos adoptar una actitud más positiva y más optimista, pues es aquí donde, en lugar de preocuparnos y dejarnos llevar por las noticias fatalistas, podemos sacar algún beneficio de la crisis si actuamos con inteligencia.La primera parte es entender desde ahora, como nos habrá de afectar la crisis, en el curso del presente año y de acuerdo con eso, empezar a planear la solución de la nuestra.

Las expectativas.
Según los más recientes escenarios económicos previstos por la iniciativa privada, para fin de año se prevé lo siguiente:

** INFLACION DURANTE 1995

45.2%

** TASA DE CAMBIO A DICIEMBRE 1995

N$ 6.70

** TASAS DE INTERES 1995

70%

** PRODUCTO INTERNO BRUTO

-4.1%

** BALANZA DE PAGOS

-2000 MDLS

Pasemos enseguida a analizar el significado real que cada una de éstas cifras puede tener para nosotros, como simples ciudadanos o empresarios y de que forma nos pueden afectar o beneficiar.

** LA INFLACION.
El aumento del 45.2%, significa que el promedio de los precios al consumidor tendrá ese porcentaje de incremento en el año, es decir algunas cosas podrán aumentar más y otras menos, pero el promedio de aumento, será alrededor del 45%. Hay algunos precios, de los energéticos y de algunos servicios que nos proporciona el gobierno y particulares, que ya han sido anunciados y que por lo mismo ya sabemos desde ahora a cuanto ascenderán en el curso del presente año, por ejemplo:

GASOLINA

35% + 0.8% MENSUAL

45%

ENERGIA ELECTRICA

20% + 0.8% MENSUAL

30%

GAS COMBUSTIBLE

20% + 0.8% MENSUAL

30%

AUTOPISTAS

14% + 0.8% MENSUAL

24%

TELEFONOS

10%

10%

IMPUESTO IVA

DE 10% A 15%

50%

 

Por otra parte, es de suponerse que los precios que menos habrán de subir serán los llamados de primera necesidad o Canasta Básica. También debe visualizarse desde ahora, que la pérdida de poder adquisitivo generalizado, que ahora golpea también a la clase media y media alta, bajará la demanda de muchísimos productos de consumo no necesario, que se verán precisados a mantener precios o a promoverse mediante ofertas. Esto lo podremos ver fundamentalmente en lo referente a cadenas de restaurantes y hoteles, turismo y diversión y probablemente en bienes intermedios como aparatos de fabricación nacional, muebles y línea blanca.

Como y donde comprar
Ya desde 1994 en que se inició la crisis por bajo poder adquisitivo, empezamos a observar enormes variaciones de precio en un mismo producto ofrecido por distintos establecimientos comerciales, lo cuál probablemente se acentuará durante este año.

LA RECOMENDACION ES VERIFICAR PRECIO, MARCA Y CALIDAD DE TRES PROVEEDORES ANTES DE COMPRAR, POR PEQUEÑO QUE PAREZCA EL GASTO.

Invertirás más tiempo, pero podrás ahorrar mucho dinero. Una forma de acelerar la verificación es consultar la sección amarilla y preguntar por teléfono precio, marca, calidad y existencia antes de salir a comprar. En el caso de no poder verificar, debe comprarse en cadenas de establecimientos comerciales que tienen precios fijos o de descuento en forma permanente.

** LAS TASAS DE INTERÉS.
Como ya vimos, el aumento en las tasas de interés es el causante de que los deudores se vean agobiados por los altos intereses que hagan prácticamente impagables sus deudas. Pero también éstas altas tasas son las que hacen atractiva la inversión en México y promueven el retorno de las inversiones extranjeras y de las mismas nacionales, que huyeron antes, o después de la devaluación. Para los ahorradores patrimoniales, las altas tasas de interés les permiten protegerse de la inflación y de la devaluación, todo dependerá de que comprendan que la mejor forma de lograrlo es reinvirtiendo los intereses o bien un alto porcentaje de los mismos. Los empresarios que manejan adecuadamente las tesorerías de sus empresas, podrán lograr muy altos rendimientos diarios, que les ayuden a compensar las caídas en las ventas y los altos costos del crédito adquirido con anterioridad.

A continuación se indican algunas recomendaciones para obtener mejores tasas de interés y mejores rendimientos:

** EL PRODUCTO INTERNO BRUTO.
En términos generales, el Producto Interno Bruto de una nación es el monto total de la producción en bienes y servicios generada en el curso de un año. De allí que cuando nos dicen que el PIB crece, significa que se genera una mayor producción en el país, incluso cuando crece, en porcentaje, más que la tasa de natalidad en el año en cuestión, significa que el PIB por habitante crecerá también, indicando, en promedio un mejor ingreso teórico anual de cada habitante. Por el contrario, cuando crece menos que la tasa de natalidad y aún peor como ahora que nos dicen que el PIB, no solo será menor, sino que tendrá un valor negativo, significa que el ingreso teórico anual por habitante será bastante menor de lo que era. Si a esto le agregamos que el peso se devaluó con respecto al dólar, entonces al convertir el ingreso por habitante a dólares, nos encontraremos en una situación altamente desfavorable, perdiendo mucho terreno al compararlo con el de otros países. El PIB por habitante es una variable que solo sirve para comparar la producción por habitante de un país con respecto a otros, no es la cantidad promedio anual real que ganan las personas. Sin embargo si sube estará indicando posible aumento promedio de riqueza de la población y si baja lo contrario, pobreza en la población. La caída a valores negativos del PIB, es indicativa de una alta recesión en el país. La combinación de una alta inflación con una recesión como la que ahora sufrimos, se conoce en la práctica como ESTANFLACION, que resulta mucho más perjudicial que una simple inflación.

¿Que significa la recesión?
En un afán por reducir el monto del dinero en circulación, se toman medidas económicas a nivel nacional que producen una contracción de la economía, quiebran empresas, se despiden miles de trabajadores y se pospone la ejecución de nuevos proyectos. Las medidas las estamos viviendo, alzas en los precios de los insumos y servicios del gobierno, alza de impuestos y alza de las tasas de interés, todo esto combinado con un incremento salarial mínimo, dan como consecuencia la recesión de la economía. El resultado neto de este proceso es una reducción considerable del poder adquisitivo de la gente, y así forzar la ruptura en el corto plazo, de lo que llaman burbuja o inicio de la espiral inflacionaria que ha provocado la reciente devaluación. De no implementar un plan de recuperación, es evidente que nuestro país, podría caer rápidamente en un ciclo de Inflación-Devaluación, similar al que sufrimos en el período 82-88. Es notorio que el costo social es muy alto, como dije al principio, una caída del PIB a niveles negativos representa fundamentalmente una disminución general en el ingreso por habitante de un país.

Como nos afecta la recesión
Como empresa afecta fundamentalmente, en la posible baja de la demanda de los productos o los servicios que se presten, en algunos casos como en la industria de la construcción, la publicidad, venta de automóviles y artículos de lujo, los efectos son inmediatos. En otras ramas, como las empresas exportadoras o las empresas desplazadas antes de la devaluación, por las importaciones indiscriminadas de productos, se da el caso de una aumento substancial de la demanda. Por otra parte, afecta también en la cobranza de las empresas y en el encarecimiento del crédito. En las personas físicas afecta también, pues se estancan los salarios y las prestaciones y además aumenta la posibilidad de quedarse sin trabajo, o bien de no encontrar mejores oportunidades.

CONCLUSIONES:
La situación que vivimos es muy difícil, pero no es imposible de sortear. Si tú eres de los afortunados que no tienes deudas, de cualquier forma la crisis habrá de golpearte severamente: los incrementos salariales se mantendrán por debajo de la inflación, las oportunidades de trabajo escasearán, las ventas de la mayoría de las empresas caerán y el desempleo aumentará, pero es posible que siguiendo algunas de las recomendaciones que aquí hago, y entendiendo mejor el significado de las variables macroeconómicas que traté brevemente de analizar; salir adelante de la crisis resulte un poco más fácil de lo que se cree.