Criminología

Concepto. Autores más respresentativos. Enseñanza

  • Enviado por: Sophia
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas

publicidad

FORMACIÓN DEL CRIMINOLOGO Y LA ENSEÑANZA DE LA CRIMINOLOGÍA

Para que se empiece a enseñar la Criminología, se deben responder algunas preguntas básicas, que tal vez todos los presentes ya sepan, pero que aún nosotros como estudiantes tenemos de incógnita; para empezar: ¿qué es la Criminología?

Haciendo referencia del libro del Dr. Rodríguez Manzanera, podemos definir según diferentes autores a la Criminología:

Según Quiroz Cuarón es “una ciencia sintética y empírica, sus límites están fjados por su contenido: el estudio triple del delincuente y del delito, bajo los aspectos antropológico-biológico, psicológico y sociológico” derivándose de ella que es “una ciencia sintética, causal, explicativa, natural y cultural de las conductas antisociales”

Esta definición es la que ha regido la vida estudiantil y la que nos enseñan desde primer semestre, pero antes de continuar, creo que debemos definir que es sintético...tal vez muchos ya creen saberlo, y tal vez muchos más dudan su significado, pero como alumnos principiantes en la materia, me parece conveniente dejar en claro un aspecto que define a la Criminología, y que, sin embargo, al momento de hacer un sondeo entre mis compañeros, pocos sabían definir bien a bien que es sintético:

Según el diccionario de la Real Academia Española, sintético es relativo a la síntesis; y a su vez Síntesis es la exposición que reúne los diferentes elementos de un conjunto; es la composición de un cuerpo o de un conjunto a partir de sus elementos separados.

Derivado de esta definición, entonces con claridad podemos decir que la Criminología es sintética, porque compone una nueva ciencia a partir de diferentes ciencias separadas, pero no solo eso, también se encarga de unir diferentes ideas para formar un solo pensamiento y realizar un trabajo con una sola forma de elaborar determinado caso.

Según Garofalo es “una ciencia del delito”

Para seguir describiendo ¿qué es la Criminología?, me parece necesario hacer una separación de definiciones, porque para nosotros delito abarca el ámbito jurídico, y la palabra más ad hoc para definir una conducta antisocial es “crimen”, así que para empezar, cambiaremos un poco la definición de Garofalo, porque la original enfoca a la Criminología en un ámbito meramente de derecho, y es una cuestión que nos debe preocupar, porque si no vemos más allá del derecho, estamos limitando las capacidades de la ciencia Criminológica. La utilizaremos como “una ciencia del crimen”

Quintanilla Saldaña dice que es “ciencia del crimen o estudio científico de la criminalidad , sus causas y medios para combatirla”

Esta definición se acerca más a lo que tenemos pensado, pues dice que es una ciencia del crimen, en lo cual como ya lo he mencionado, estamos totalmente de acuerdo, pero la disyuntiva “o” no debe existir, así que podríamos definir a la Criminología como: la ciencia del crimen que estudia con métodos científicos la criminalidad, sus causas y medios para combatirla”; pero creo que esta definición se limita, porque nos dice que solo actúa cuando ya ocurrió el crimen, no durante ni antes...tal vez quedaría mejor como “ciencia del crimen que estudia con métodos científicos a la criminalidad, sus causas y medios para combatirla, así como los medios para prevenirla y detenerla”

Hans Gross y Ernes Seeling dicen que es una “conducta psíquico-corpórea y culposa de un hombre, que por ser contraria a la sociedad está jurídicamente prohibida y amenazada con una pena”

En esta enunciación entramos otra vez en el ámbito jurídico, que no es por hacerlo menos, porque sabemos que de ahí nace la criminología, pero como una ley de la vida, todo hijo debe seguir su camino, dejando los brazos maternos atrás...creo que es tiempo de que la Criminología se desarrolle independientemente del Derecho, claro sin abandonarlo por completo, para que empiece a sobresalir y a trabajar con lo que realmente le atañe: la criminalidad y quiénes la efectúan.

No podemos dejar atrás a Durkheim, quien dice: “...es el delito... el objeto de una ciencia especial: la Criminología”

Cambiaremos delito por crimen: “...es el crimen...el objeto de una ciencia ESPECIAL: la Criminología”

¿Porqué especial?, pues porque es de las pocas ciencias que interaccionan con otras ciencias, y me parece oportuno hacer ver que la Criminología no es cualquier estudio, porque tiene diferentes visiones, ve con diferentes ojos y amplía las posibilidades de acción de un crimen.

Un abogado va a ver una conducta antisocial de manera jurídica, y la va a enfocar solo en el ámbito legal; un psicólogo en el ámbito psicológico y mental; un médico en causas genéticas, un sociólogo por las causas externas y ambientales; todos y cada uno de ellos en una sola ciencia, pero el Criminólogo no; la Criminología se encarga de unir todas y cada una de las diferentes posibilidades de acción para encontrar el verdadero porqué de un acto criminal; es la encargada de estudiar las diferentes ciencias que rodean al ser humano para poder comprender cada una de sus conductas; la Criminología es ESPECIAL porque se encarga de fusionar los conocimientos de todas las ciencias existentes, y no solo en el ámbito social, sino también matemático, biológico, químico, etc. Es ESPECIAL porque nos enseña a abrir nuestra mente a todas las posibles situaciones que se presentan en la vida del ser humano...no se limita, siempre ve y va más allá.

Tal vez la mayoría de los presentes ya sepan ¿Qué es la Criminología?, tal vez no cambia mucho la idea que tengo acerca de la definición del cuestionamiento anterior, con las definiciones ya establecidas y tal vez parezca un atrevimiento de mi parte para todos los asistentes el cambiar definiciones ya establecidas por años, pero creo que debemos evolucionar de igual manera que evolucionan los tipos de conductas antisociales y crímenes existenetes...van a un paso delante de nosotros, y eso es porque no evolucionamos con la misma rapidez, y debemos empezar a hacerlo:

“La Criminología es una ciencia compuesta que tiene como objeto estudiar las causas de la criminalidad y las conductas antisociales con un método científico, con el fin de prevenir, detener y combatir los motivos que originan el crimen” es decir, el estudio criminológico debe existir antes, durante y después de consumado un hecho criminal.

No sé si sea nueva mi definición, si ya haya existido alguien que la dijo, pero creo que es lo más adecuado para lo que hasta el momento he vivido dentro de la Criminología...tal vez pasado el tiempo cambie mi perspectiva, pero por el momento creo que es la más adecuada

Ahora haré un breve recuerdo sobre la historia de la Criminología en la Facultad de Derecho y Criminología, que es de donde saqué la información que hasta el momento tengo.

En 1966 se da la primer cátedra de Criminología, como optativa de Derecho, a cargo del Lic. Marco Antonio Leija y contaba con aproximadamente 90 alumnos.

Cuando se dieron las primeras clases de Criminología (llamada Principios de Criminología), hubo un problema muy importante: la bibliografía. No existía material en esa época, no se encontraba material para impartir las cátedras; eso originó que se pensara en erradicar la materia que se daba como optativa en la Carrera de Derecho, pero el afán de los maestros que confiaban en la profesión, logró que se aceptara como clase en el décimo semestre de la Licenciatura en Derecho.

La Criminología empezó a transmitirse en los estudiantes de Derecho Penal con la confianza de que no solo se quedara en Derecho, sino que también los mismos estudios de Principios de Criminología, comenzaran a interesarse en las Ciencias Criminológicas.

En septiembre de 1974 se iniciaron las primeras clases de la carrera de Criminología, se daban las clases con el sueño que ahora vemos hecho realidad, que la carrera prosperar y que existieran criminólogos lo suficientemente capaces, para estudiar las conductas criminógenas.

Recordando las experiencias del Lic. Marco Antonio Leija (quien fue el primero en dar la materia de Criminología en Derecho), con gusto y deseos de experimentar la misma experiencia, sabemos que la primer clase de la primera generación de Criminología se impartió el primero de septiembre de 1974 a las siete de la noche, también fue impartida por él.

Precisamente aquí es donde nace el logo del Criminólogo, con las preguntas que lo caracterizan: ¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Con qué?, ¿Para qué?, pero también deben identificar el nacimiento de la Criminología. Sería muy interesante que a los alumnos interesados en estudiar la carrera de Criminología, que en los cursos propedéuticos se les preguntara ¿Qué es la Criminología?, ¿Quiénes conforman la Criminología?, ¿Cómo se conforma la Criminología?, ¿Cuándo se usa la Criminología?, ¿Dónde se utiliza la Criminología?, ¿Con qué objeto se usa la Criminología?, y ¡para qué existe la Criminología?. Dependiendo de la manera en que se contesten dichas preguntas, se elegirá al alumno que estudie la carrera, porque es necesario, antes que empezar a adentrarse, a la carrera, conocer su historia y sus bases.

No trato de hacer un manual para seguir una carrera, ni trato de dar nuevas formas de enseñanza, aclaro que es solo un punto de vista particular y mi intención es únicamente darlo a conocer

Ya arrancamos, ya estamos en el camino...después de la Reforma académica de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Autónoma de Nuevo León, que dio como resultado - por las necesidades sociales del momento y con proyección al futuro - se da la creación del Colegio de Criminología como rama directa de los estudios jurisprudenciales.

Hace 29 años que se sembró la semilla de la educación criminológica; ahora vemos con orgullo que se ha sembrado en tierra fértil, pues ha dado como resultado no sólo la conversión de la Facultad de Derecho y Colegio de Criminología a Facultad de Derecho y Criminología; también ha dado como fruto 50 generaciones de Criminólogos, quienes hoy por hoy prestan sus servicios para salvaguardar la paz social, prevenir la criminalidad y coadyuvar a la Justicia de los Estados, para detectar, prevenir y combatir el crimen y sus actores.

También ha florecido el Instituto de Investigaciones Criminológicas, inaugurado el 26 de junio de 2003, siendo Director de la Facultad el Lic. Helio E. Ayala Villarreal y fungiendo como Coordinador del Instituto de Investigaciones Criminológicas (INSCRIM), el Licenciado Juan García Rodríguez, quien junto con otros profesores interesados en la materia, dieron brillantes aportaciones para que se conformara lo que actualmente es la base para los lineamientos de Investigaciones en el Instituto.

Entre una de las razones por las que estoy interesada en el Instituto y en la asistencia a esta mesa es porque me encuentro personas que piensan que la Criminología es solamente “atrapar ladrones”, y lo demás es cuestión del Derecho Penal. Todavía es época en la cual causa confusiones el pensar en una Licenciatura en Criminología y que ésta se aprende de la práctica frecuente de la lucha contra la inseguridad.

En esta época, nuestra Universidad coordinada con un grupo de profesores de la carrera de Criminología, con un concepto disímil acerca de la carrera, han educado en diferentes asignaturas a alumnos de la carrera de Criminología, dando las bases y programas necesarios para un profesionista destacado en sus diferentes áreas.

No es fácil encontrar textos sobre los problemas de nuestra carrera, ya que muchas personas no creen en los objetivos de la misma y hay falta de interés por recopilar información; no creen en los objetivos de las materias ni en la finalidad de la materia, a pesar de que al paso del tiempo se hace más tangible la necesidad de la Criminología y expertos en las diversas ramificaciones.

Si valoramos la carrera por la constitución global que nos da sobre medicina legal, física, química, estadísticas, etc. Y sobre los problemas sociales, jurídicos y administrativos del país; si pensamos que con esta formación podemos tener la capacidad para una percepción y acción más metódica al servicio de la comunidad, entonces puedo esperar algo de interés en los presentes, así como estimulante para estudiantes y comunidad en general que aun no creen en la Criminología como necesaria para la prevención del crimen y las conductas antisociales.

A mi parecer, los objetivos a corto plazo que nos pueden ayudar a ampliar el campo de formación del criminólogo, pueden ser:

  • Dar un punto de vista sobre los grandes problemas que existen en la sociedad acerca de la criminalidad y la seguridad pública, y sobre éste, realizar políticas que ayuden al Estado a la aplicación de los Planes de prevención realizados por los Criminólogos. En particular, exponer ideas de nuestra rama sobre: *El Estado y su desarrollo criminal; * Las políticas públicas criminológicas y la planeación del desarrollo de las mismas; * La organización y reorganización administrativa de las dependencias que tienen a su cargo la seguridad pública.

  • Para poder exponer ideas sobre el Estado y su desarrollo criminal, es necesario que en los programas de estudio, se nos de más práctica acerca de investigaciones, necesitamos profesores que nos enseñen a investigar y que nos apoyen con ideas...somos esponjas, aprendemos de todo lo que observamos a nuestro alrededor, y si aprendemos a ser vegetativos, entonces seremos Criminólogos vegetativos

  • Para poder crear Políticas Públicas es necesario no solo tener las ideas, también es necesario aprender a orientar las mismas, poder plasmarlas en un papel y sobre todo, saber luchar por ellas. Necesitamos de nuevo personas doctas en la materia criminológica, que tengan no solo el conocimiento, también la pasión por enseñarnos. Aunque por ahí un profesor dijo que la enseñanza es como una pirámide y que la base es lo que el profesor otorga de conocimientos al alumno, y se que la Licenciatura está casi en la cúspide de la pirámide, aun así creo que necesitamos que nos enseñen la pasión y el amor por la carrera, necesitamos profesores entregados a la Criminología, que luchen por ella y que vivan por ella, no de ella. ¿Con qué objeto?, con el único de crear Políticas Públicas que se enfoquen en la seguridad de la población, proyectos para prevenir la criminalidad y métodos para investigar los ya existentes. Se necesitan Criminólogos en la Administración pública del país, se necesita de la Criminología para lograr tener una visión más amplia en los diferentes campos de seguridad social.

  • Dentro de la organización y reorganización administrativa de las dependencias que tienen a su cargo la seguridad pública, es porque estoy segura de que se manejaría muchísimo mejor con Criminólogos a la par que los abogados, lo único que nos hace falta es un poco de orientación jurídica. Nos enseñan solo lo esencial, y nos exigen más de lo que nos explican. Creo necesario un poco de más énfasis en el ámbito jurídico, sin olvidar la esencia Criminológica; ver más allá de las leyes, aprendiendo de ellas, creo necesario que nos dejen proyectarnos jurídicamente y criminológicamente. Para la reorganización administrativa, propongo que se cambie la Ley Orgánica de la Procuraduría, en la cual afirma que solo personas con su título en Derecho pueden ocupar los cargos de Agentes del Ministerio Público; creo que el más apropiado para ese tipo de funciones es el Criminólogo, porque no solo se encargará de impartir justicia, también será el encargado de la readaptación y el seguimiento de los casos en donde exista una conducta antisocial.

  • Definir el papel que corresponde a esta profesión, y darle la jerarquía que en realidad merece a lado de otras carreras; dentro del servicio público y privado. Hay economistas, abogados, administradores de empresas, psicólogos, trabajadores sociales y un sinnúmero de profesionistas que están realizando las tareas que atañen al Criminólogo y de las cuales solo éste, con la capacidad de observación y pericia con el que se le caracteriza, puede realizar con mayor eficacia, porque para ello se le forma.

  • Analizar cuál debe ser la formación -en cuánto a contenido y método- del Licenciado en Criminología

  • Dentro de dicho análisis, es necesario que se apliquen métodos en los cuales el futuro criminólogo pueda desarrollar sus capacidades de observación durante el estudiantado, aplicando a partir de un semestre (tercero, por ejemplo, en el cual el futuro Criminólogo ya sabe la esencia de la criminología, y aun está con deseos de seguir aprendiendo), un día en donde se vaya con personal ya calificado a un lugar de los hechos,. Nuestra carrera es como la medicina, se necesita de la práctica constante y la actualización diaria, para no caer en lo obsoleto. Propongo que se hagan planes de trabajo estratégico en el que el estudiante deba acudir a una dependencia encargada de la seguridad, readaptación y/o prevención criminal, para que realice prácticas obligatorias , no es suficiente con seis meses de servicio social.

  • Como objetivos principales la carrera de Criminología tiene: enseñar a los alumnos que la carrera es de beneficio común de forma próxima para la sociedad -quien es la que desgraciadamente recibe todas las incomodidades de la conducta criminal- por lo tanto, como criminólogos debemos buscar, antes que el beneficio económico, el beneficio social, estudiando a la sociedad y la conducta criminal que de ella emana. La Criminología tiene en su haber, infinidad de investigaciones por realizar en lo que al crimen se refiere, y la manera de prevenir éstos, con la aplicación de métodos correctivos -y no represivos- a las personas que cometan conductas antisociales.

    “Vivimos tiempos de cambios extraordinarios que se han visto y se ven todos los días”

    Así es ahora, cada día que pasa va cambiando y todos lo vemos, pero desgraciadamente, son pocos los que lo aceptan, no sabemos, o no queremos saber qué sigue después de un día agitado, nos encerramos en nuestro mundo de trabajo y nos olvidamos de nuestro alrededor...hasta que somos víctimas de algún crimen

    Nuestros tiempos inician claramente el principio de una nueva época...que de seguir con nuestra conducta, puede ser el fin de todas; época en la cual quieren renacer a viva voz los gritos que claman justicia, y a los cuales nuestro gobierno pretende no escuchar...esto es lo que queremos los Criminólogos; quitar la banda de la boca a la sociedad, y quitar la venda de los ojos al gobierno.

    Como criminólogos observamos que el crimen va en aumento, que va delante de nuestras investigaciones infinidad de pasos, y en lugar de apresurarnos a ganar, nos limitamos a observar cómo el esfuerzo por un mundo mejor se queda en simple promesa.

    Creo que la Criminología es algo que debe interesarle a todo el mundo, porque se trata de una ciencia que se encarga de cuidar el bienestar y seguridad social, independientemente de quién sea o en qué parte del mundo viva. Hay diferentes cuestiones que para muchos son prioritarias, por ejemplo, para un abogado, tal vez sea importante ganar un juicio; para un psicólogo será ayudar a sanar a un paciente en tratamiento de un estado crítico mental, para un médico salvar una vida...pero si alguno de ellos se ve afectado íntimamente por un crimen, entonces sus prioridades se ven menoscabadasy pasan a segundo plano...desean aclarar quién o quiénes les han interrumpido ese curso que tenían en la vida, desean que se haga “justicia”, para poder seguir con sus actividades normales, y aún así, quedan secuelas, porque empiezan a vivir temerosos de que otro acto semejante vuelva a pasar, por lo menos durante un año aproximadamente.

    Esto me hace llegar a otra conclusión: El Criminólogo podrá trabajar siempre para cuidar el bienestar y seguridad social, ayudando a resolver incógnitas que para algunas personas que no tiene las cualidades de un Criminólogo, le sean difíciles, y en el momento que éste sea interrumpido por una actividad criminal, será un reto mayor a seguir, porque deseará encontrar quién fue, como, dónde, porqué...y la misma situación le ayudará a avanzar en la materia... a otro profesionista no le pasará igual...éste se sentará a esperar cuando volverán a herir su susceptibilidad, y pasando unos días se olvidará del hecho, hasta que vuelva a ocurrir