Criminología socialista

Criminología. Derecho Penal. Criminalidad. Mecanismos sociales. Delincuente concreto. Pensamiento criminológico

  • Enviado por: Sophie
  • Idioma: castellano
  • País: Cuba Cuba
  • 24 páginas
publicidad

TEMA I. Objeto, Método y Sistema de la Criminología Socialista.

  • Objeto de la Criminología Socialista

Desde los primeros días del triunfo de la revolución cubana, el Estado y el Gobierno dictaron las primeras medidas encaminadas a proporcionar la base legal y jurídica de acuerdo con las transformaciones económicas y sociales del país. El desarrollo del sistema socialista en Cuba establece las premisas para liquidar las raíces del delito, pues reduce las posibilidades para la comisión de delitos y actividades antisociales. El establecimiento de la PS/MP valida el aumento de los bienes materiales y su utilización por las grandes masas del pueblo. La elevación de la conciencia jurídica de los trabajadores, la cultura y la educación se presentan como formas nuevas que se relacionan con el aumento de la criminalidad.

En nuestra sociedad cubana se parte del criterio de que la criminalidad es evitable, no condicionamos su existencia a fenómenos inherentes a la propia naturaleza humana. El fenómeno delictivo dentro del socialismo están bajo una red de indicadores sociales, educacionales, culturales y jurídicos que coadyuven a la supresión del delito y de las conductas antisociales.

El tratamiento criminológico no penal de la transgresiones de los menores de edad, crearon el cuerpo legal necesario, lo que facilita la construcción de una criminología socialista.

La criminología socialista, por su objeto y finalidad, es la ciencia que contribuye a esclarecer los determinantes criminógenos que propician la delincuencia, favorecen el cumplimiento de las principales líneas contra tales actividades, elevando a un nivel más alto la tarea de enfrentamiento a las conductas antisociales.

  • Objeto de la Criminología Socialista:

  • Estudia la delincuencia en general como fenómeno socio - histórico.

  • Estudia los determinantes generales y específicos que generan la delincuencia como conjunto de influencias negativas.

  • Estudia la actividad del delincuente, sus particularidades y características criminológicas de su conducta.

  • Estudia la elaboración de una red de medidas preventivas, que permiten conocer las influencias nocivas, para liquidar los vestigios de delincuencia en el país.

  • La Criminología contrarresta las esferas de influencia negativas y propicia el aporte positivo de construcción de indicadores para la destrucción de las conductas delictivas.

  • Estudia el enriquecimiento del sistema de la legalidad socialista.

  • Examina los indicadores preventivos, tanto sociales general como criminológicos especiales.

  • Estudia además los indicadores sociales y su relación con el hombre que viola la ley.

    • Controversia teórica actual sobre el objeto de la Criminología Socialista.

    Al estudiar el objeto de estudio de la criminología socialista es necesario superar los puntos de vistas burgueses que se resumen los planteamientos siguientes:

  • Explicar totalmente la criminología por medio del objeto y método de cualquier ciencia particular.

  • Considerar la criminología como una ciencia ecléctica, donde convergen diferentes ramas del conocimiento, sin prevalencia de ninguna de ellas.

  • Reducir el quehacer criminológico al examen del hombre delincuente, sustituyendo la explicación social general de la criminalidad por el análisis del hombre concreto.

  • Considerar a la criminología como una ciencia causal explicativa, tal definición restringe el campo de la criminología sólo a la descripción de los hechos delictivos y sus causas.

  • Los autores socialistas, examinan este problema considerando a la criminología fundamentada sobre dos ciencias: el derecho y la sociología. Otros expresan que la criminología sólo existe a partir de las regulaciones que la ley penal establece, siendo por tanto una ciencia jurídica.

    Nuestra posición teórica considera a la criminología como una ciencia independiente, aunque reconocemos que su relación mayor depende de dos ciencias: la Sociología y el derecho. Es una ciencia social, pues estudia los mecanismos sociales.

    El sistema de la criminología. Lugar que ocupa en relación con otras ciencias.

    La criminología recepciona todos los conocimientos acerca de la sociedad global y del hombre como tal.

    La criminología socialista es una ciencia activa y viabiliza soluciones para reducir el lado negativo de ciertas contradicciones sociales, que abandonados pueden conducir a un conflicto social.

    La criminología es una ciencia social puesto que estudia los mecanismos sociales, la relación de la delincuencia con el lado regresivo de algunas contradicciones sociales que pueden condicionar su aparición y desarrollo.

    Principios de la criminología:

  • Recepciona los conocimientos acerca de la marcha del desarrollo objetivo social y del ser humano y su relación con la criminalidad.

  • Utiliza el marco de análisis de diferentes ramas del conocimiento.

  • Es una auténtica ciencia independiente que decide y determina con sus métodos propios el momento en que otras ciencias aportan un material útil.

    • La criminología se relaciona con el Derecho Penitenciario, cuando aporta elementos de resocialización del delincuente.

    • Con el Derecho Administrativo y Laboral al facilitar y regular la actividad subjetiva de organismos estatales.

    • Con la psicología social ofreciendo los fundamentos para descubrir la esfera psicológico - social de las tradiciones y costumbres negativas, que puedan surgir en la sociedad.

    • Con la sociología pues ofrece un análisis de las condiciones sociales donde está inserta el comisor.

    • Con las ciencias pedagógicas ya que el conjunto de normas y medidas educacionales de esta ciencia se pone en función de los menores transgresores de la ley.

    La complejidad de la criminología radica en:

  • Su principal tarea es descubrir cuales mecanismos sociales se han tornado criminógenos.

  • Demostrar con el examen e investigación criminológico los elementos sociales positivos.

  • Delimitar el papel que desempeñan las contradicciones sociales en el socialismo.

  • Desarrollar la iniciativa creadora y crítica efectiva en la búsqueda de soluciones.

  • Utilizar el marco social analizando los procesos que se tornan criminógenos.

  • Elaborar las recomendaciones a los organismos que puedan modificar la realidad criminológica.

    • La Criminología Socialista estudia las estrategias sociales a seguir para evitar que las contradicciones sociales generen un conflicto o un delito.

    Metódica de la Criminología.

    El fundamento general de la criminología descansa en los principios de la teoría marxista - leninista y en la utilización del método dialéctico que se expresa en el estudio del movimiento de la delincuencia, en el desarrollo dentro del marco de las contradicciones antagónicas o no, según se trate, de diferentes sistemas sociales

    El método científico es la reunión de elementos idóneos que ayudan a descubrir la verdad científica y se aplica a la solución de problemas científicos.

    La criminología socialista requiere de un método especial de acción que se diferencia del método del positivismo criminológico. Este método debe estar iluminado por el método filosófico general de la teoría marxista - leninista.

    El conjunto de medios técnicos y procedimientos particulares que se utilizan para la elaboración científica de la lucha contra el delito es lo que se denomina metódico de la criminología.

    La criminología socialista debe enriquecer, mediante la investigación criminológica, el aparato conceptual, ofreciendo líneas metodológicas a seguir para probar su eficacia en la solución de determinados problemas criminológicos. Nuestra consideración criminológica es construir fines que se proponga al alcanzar la criminología y los problemas que necesite solucionar.

    La delincuencia está sujeta al movimiento histórico.

    • El análisis de las determinantes sociales que engendra la delincuencia responde a las diferentes esencias sociales que la determinan.

    • Los hábitos, tradiciones y puntos de vistas antisociales, el reflejo del modo de ser en la conciencia del hombre delincuente aparecen también regulados como parte del proceso histórico social.

    • La forma de realización o cumplimentar la esencia socio - histórico de grupos de individuos e individuos aislados está ligada en última instancia a las condiciones objetivas del desarrollo social.

    • Las condiciones objetivas del desarrollo social están engendradas con el proceso de formación de cada miembro de la sociedad influyendo en el reflejo individual y de grupo.

    Fundamento general: Teoría Marxista - Leninista.

    Crítica al positivismo criminológico.

    La vieja denominación positiva reproduce un esquema de explicación a partir de las definiciones penales planteadas y describe el fenómeno delictivo basándose en una realidad finita y parcelada. Esta definición restringe el campo de la criminología y evita el aporte de la solución social criminológica a los determinantes nocivos encontrados. Esta conspira a favor del quietismo, de una pasividad ante las reformulaciones sociales y oscurece el verdadero papel de la criminología socialista.

    Tareas actuales de la criminología socialista.

    Estas dimanan de la propia esencia de las grandes directrices que las transformaciones revolucionarias obligan a su cumplimiento.

    Estas tareas son las plasmadas en la Constitución `como a educación de la niñez y la juventud en el espíritu comunista”. “Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes”. En el Código Penal se plantea “la necesidad de contribuir a formar en los ciudadanos la conciencia del respeto a la legalidad socialista”. Estas tareas vienen dadas en la criminología cuando está contribuye a revelar el mecanismo de la conducta delictiva y establece las bases sociales psicológicas donde se formaron los puntos de vistas antisociales de los comisores. Otra tarea es “Sobre la formación de la niñez y la juventud”, a tenor de la preocupación del Estado Cubano por la correcta formación de las nuevas generaciones.

    Otra tarea es coadyuvar a la resocialización del delincuente, pues la criminología socialista ofrece un marco adecuado con el resultado de sus investigaciones para lograr la neutralización de las conductas no acordes con la sociedad socialista.

    • Elementos criminógenos que inciden en la formación de los menores de edad.

    • Resocialización del delincuente.

    • Contribuye a revelar el mecanismo de conducta delictiva.

    • Establecer las bases sociales psicológicas donde se formaran los puntos de vistas antisociales de los comisores.

    • Establecer con criterio científico el pronóstico criminológico o delincuencia esperada para un período determinado.

    • Remodelación de los factores negativos y medidas para evitar la proliferación de las conductas antisociales.

    TEMA II. Los determinantes generales de la delincuencia. Los determinantes criminógenos en la sociedad cubana.

    Los determinantes criminógenos en la sociedad cubana actual y las diferencias con la sociedad capitalista.

    La delincuencia en Cuba después del 59 sufre transformaciones porque se producen cambios en lo económico, político y social y trae consigo cambios en la delincuencia.

    En el socialismo se elimina la causa que origina la comisión delictivas, la lucha científica contra el delito no puede enmarcarse dentro de parametros de espontaneidad o considerar su desaparición con sólo lograr las conquistas sociales y políticas que el proletariado alcanza. El socialismo aseguró la igualdad ante los medios de producción y ante los hombres y creó la igualdad de empleo y la distribución de los productos. Los elementos criminógenos que rodean al hombre en el socialismo tienden a disminuir cada día, pues las condiciones objetivas se tornan más perfectas y acabadas que permiten liquidar paulatinamente las raíces del delito.

    El examen causal de la delincuencia en el capitalismo esta embricado con la propio esencia y reproducción de las relaciones capitalistas de producción.

    Algunas teorías psicológicas explican las conductas delictivas debido a la pobre canalización social de impulsos inconscientes.

    Las contradicciones entre las fuerzas reacccionarias oscurantistas y las fuerzas democráticas y progresistas que ocasionan, delitos contra los trabajadores expresados en el atropello de sus derechos. Además existe un crecimiento de la delincuencia organizada, la existencia de negocios turbios, la criminalidad de “cuello blanco“. El grupo de mayor incidencia criminal la constituyen los jóvenes. El enriquecimiento ilícito de los funcionario, el compromiso estatal con traficantes de drogas y contrabandistas de artículos, el engaño a la población y otros delitos de corrupción y depredación de los bienes del pueblo, contribuyendo al auge de la criminalidad.

    La existencia del fenómeno delictivo presta sus causas sin las cuales este no puede darse, pero para poder gestarse estas causas deben existir determinadas condiciones que faciliten la acción de ellos, las cuales por sí solas, no pueden generar el delito pero facilitan a la aparición de estos fenómenos negativos.

    Concepto de delincuencia.

    Es un fenómeno condicionado históricamente. Su esencia social está dado porque su surgirmiento y crecimiento ocurre en determinado momento del desarrollo de la vida social, cuando aparce la propiedad privada, la división de sociedad en clases y el Estado.

    La delincuencia como fenómeno social negativo sólo es analizable en el conjunto de fenómenos en el cual se presenta, expresado en número específico de delitos.

    El carácter y tipo de la delincuencia es diferente en formaciones económico - sociales distintas.

    La delincuencia: es un fenómeno socio - jurídico con carácter mutable - pasajero, cuyo surgimiento es en un momento determinando de la vida social.

    Estado, estructura y dinámica de la delincuencia.

    El Estado de la delincuencia se logra a través de un análisis cuantitativo de los delitos cometidos en un tiempo, zona o región teniendo en cuenta los índices de la tasa poblacional. Los índices cuantitativos constituyen la corteza externa de la delincuencia, pero sus características esenciales no están dadas solamente por el número de delitos cometidos, pues en ocasiones puede aumentar la cifra total de delitos y disminuir la estructura de delitos graves y lograr una mejoría en la delincuencia.

    Otra particularidad se deriva del registro por la vía penal de conducta que pueden analizarse por otras vías.

    La estructura de la delincuencia expresa las particularidades de esto. Dentro del análisis estructural de la delincuencia se consideran las motivaciones para tales actos, la implementación o medios para la comisión de estos hechos, las formas de culpa, edad, sexo y elementos sociales nocivos que favorezcan el análisis de este fenómeno negativo.

    La dinámica de la delincuencia, caracteriza el movimiento y variabilidad del estado y la estructura de ella expresando el movimiento de los delitos para un tiempo determinado, zona, región o provincia. Estos índices están sujetos a las condiciones histórico - concretos de una sociedad específica: su variación depende del tipo de sistema social, de la política criminal y la legislación imperante, del aumento o disminución de la tasa poblacional y del desarrollo en general en la infraestructura preventiva.

    • Estado: valores, cuantitativos de la delincuencia, época, zona y proporción.

    • Estructura: características, tipos de delitos, delitos graves, edades, sexo.

    • Dinámica: Relaciones que se establecen entre estado y estructura.

    Clasificación de los determinantes criminógenos.

  • Por el mecanismo de acción (Principales y coadyuvantes): se considera por el carácter de las determinantes principales viene dado por la necesaria acción que ejercen ciertos mecanismos sociales deficitarios para lograr la aparición del fenómeno negativo; que viene dado los nuevos valores socialistas y los viejos rasgos capitalistas, que superviven en la conciencia de los hombres.

  • Por el nivel de funcionamiento: se basa en los determinantes principales y coadyuvantes que generan la delincuencia. Para su conocimiento requiere el examen de tres niveles:

  • Nivel general: llamado a trazar los determinantes que a nivel social se examinen siendo un nivel probabalístico asociado, en el conjunto de fenómenos sociales, los factores criminógenos.

  • Nivel particular: obedece a la relación que se presenta en grupos de delitos particulares. Siempre se enlaza la conducta delictiva al establecer los determinantes sociales y psicológicos.

  • Determinantes sociales negativos que influyen en la incorrecta formación del hombre, los cuales se expresan en conductas no ajustados a los requerimientos de la sociedad socialista.

  • Determinantes sociales que expresan la relación de un delito con una situación delictiva concreto.

  • Por su naturaleza: pueden dividirse en objetivos y subjetivos. En el capitalismo el desarrollo social es objetivo ya que amplia las oportunidades para el delito. En el socialismo el campo de posibilidades para el delito se reduce.

  • Por su contenido: pueden ser de índole variada, económicos, sociales, ideológicos, de organización y dirección.

  • Coadyuvantes: se relacionan con aquellos elementos que por sí mismo no engendran delincuencia pero lo facilitan (deficiente vigilancia, deficiencia de los órganos que enfrentan al delito).

    Características de la delincuencia antes y después del triunfo de la Revolución Cubana. Diferentes niveles.

    En Cuba antes del triunfo de la Revolución la delincuencia aumentaba a medida que acentuaba la miseria, la explotación, el analfabetismo y el desempleo. El fenómeno delictivo alcanzó enormes proporciones provocados fundamentalmente por las condiciones económicos y sociales de vida.

    El analfabetismo: a pesar del aumento cada año del presupuesto para el Ministerio de Educación y para la satisfacción de las necesidades de los alumnos, pues este presupuesto no se utilizaba para afrontar las escuelas públicas sino que pasaba a las arcas personales de ministerios y funcionamientos. Existían además escuelas privadas a la que sólo asistían las clases más altas.

    El analfabetismo y el bajo nivel educacional fueron factores determinantes en la delincuencia juvenil.

    El desempleo: Es una cuestión que se remontaba años atrás, comienza a materializarse a partir de la primera Guerra Mundial. El desempleo se vio agravado al ser nuestra sociedad de tipo rural, ya que la principal fuente era la agricultura. A esta se le aumenta la vagancia, la ociosidad, los vicios y la mendicidad, aumentando así el robo, el hurto y la estafa.

    En general la población cubana se encontraba inmersa en un gran retraso cultural. Las condiciones de vida y la insalubridad eran caldos de cultivo para la delincuencia. La desigualdad existente en la sociedad burguesa cubana, fue la razón primordial del delito en Cuba, la promiscuidad facilitaba las fugas escolares, la ausencia del hogar y todos los vicios.

    La situación delictiva se mezcló con la actividad estatal de sus funcionarios y gobernantes los cuales controlaban los más diversos vicios de la sociedad. La corrupción administrativa favoreció el tráfico de drogas, las casas de prostitución, el alcoholismo y vicios de todo género.

    En Cuba, después del triunfo de la Revolución; la insuficiente organización de la lucha contra la delincuencia, las dificultades materiales debido a la deficiente base técnica - material del país, unido a la inexperiencia en la administración estatal, fueron condiciones que permitieron el aumento de algunos delitos como contra los Derechos Patrimoniales.

    Sin embargo el juego, la prostitución y el proxenetismo, el tráfico de drogas, dejaron de existir.

    Todavía existen algunas negligencias e irresponsabilidades en funcionarios aislados y ciudadanos en el desempeño de sus funciones, ocasionando algunas violaciones administrativa de poca monta que luego se convierten en delitos graves.

    La delincuencia, como fenómeno social es abordable en el socialismo pues como fenómeno en aumento es ajeno a la esencia de este sistema. Su tendencia a la disminución y su erradicación es tarea dl período de construcción del socialismo.

    TEMA III. El problema del delincuente concreto.

    La categoría personalidad, su génesis histórico - social.

    Mediante la comunicación con el mundo externo el hombre asimila formas de conducta, modos de actuar y se nutre de elementos objetivos de la esencia social que paulatinamente se transforman en características psicosociales que van conformando su esfera personal.

    La personalidad contiene la naturaleza social del hombre en general y es fruto sui géneris y único del contenido de este medio. Por lo que cada hombre posee una personalidad única y los valores asimilados por él se correlacionan con un complejo sistema de necesidades, interés, ideales y convicciones morales que reflejan lo común con otras personas y su distinción como algo autónomo y singular.

    La personalidad constituye en concreto socio - histórico individual, y está sujeto a la dimensión social, que la engendra y desarrolla y en lo particular a la forma de existencia de cada cual.

    Concepción marxista de la personalidad: Marx “la esencia de la personalidad humana la forma no su sangre, no su naturaleza física abstracta, sino su calidad social.

    Valoración crítico de la categoría. Estado actual de opinión.

    La sociedad constituye el factor principal bajo cuya influencia se desarrollo y forma la personalidad.

    El micromedio social nocivo influye en el delincuente, conformando paulatinamente un sistema de motivos antisociales, que una vez formados, aparecen como rasgos propios e individuales, por medio de los cuales se expresa su posición ante la vida. Esta clara que el grado de deformación no puede ser homogéneo.

    En el estudio criminológico sobre la personalidad toma gran interés el estudio del micromedio que influyó en la formación desfavorable del delincuente. Esto no significa que existe una personalidad delictiva y que el derecho de desarrollarse un hombre en un ambiente social nocivo propio para la desviación moral y social, tenga necesariamente que delinquir a desviarse moralmente, pues aquí es donde la personalidad desempeña en papel activo, proyectándose hacía su medio con relativa independencia, expresando su esencia social de acuerdo con sus fines y objetivos.

    El valor social del hombre está determinado por la transcendencia de las fuerzas histórico - sociales de su época y por la consecuencia de sus acciones con sus puntos de vistas hacia la sociedad, hacia los demás y hacia si mismo.

    El examen del hombre como ser social tiene por finalidad analizar sus expectativas, aspiraciones y su posición ante la sociedad.

    El criminólogo socialista se ocupa de proporcionar y garantizar, aún después del egreso del sancionado, de los elementos derechos del hombre. Se estudia su estilo de vida para conocer sus conflictos e intereses personales, para resolver los puntos de vistas que le proporcionen desagrado social y personal. Se trata de la incorporación social, de la búsqueda de vías efectivas para mejor situación personal, por medio de un mayor conocimiento del hombre como tal.

    Los valores sociales quebrados, las deficiencias del entorno social, que no han sido superados y su personal elección teñida de reflexión moral, es lo que interesa a la criminología socialista.

    No hay búsqueda de personalidad criminal, ni aceptación de una personalidad predelictiva.

    Valoración del análisis de las características criminológicos del delincuente concreto.

    Se analiza al hombre concreto durante la extinción de la sanción, para incorporarlo poco a poco a la valoración social del trabajo y al honor que se deriva de las tareas socialmente útiles.

    La delincuencia precisa ser medida con instrumentos tomados de propio estilo, lenguaje, formas de actuar pensar, por lo que es necesario reconocer la experiencia de quienes a diario realizan actividades tendentes a neutralizar el delito. Se hace necesario además de centrar el análisis de cuáles y cuántos indicadores deben ser los seleccionados para la investigar la delincuencia como fenómeno y asociación de probabilidad de estos indicadores con la sociedad y los determinantes criminógenos que subsisten.

    Además estos indicadores expresan en que medida, grado y profundidad sirven para mejorar el trabajo de reeducación social de los delincuentes.

    Indicadores: (factores para valorar la delincuencia).

  • Indices sociales demográficos: sexo, edad.

  • En relación con la familia: integración revolucionaria de la familia.

  • Género de vida: condiciones económicas, relaciones sociales.

  • Esfera psicosocial.

  • Su rol social: estudiante, trabajador, desvinculado laboralmente.

  • Características jurídicas: vinculados con hechos delictivos, grado de participación.

  • Estos indicadores hay que interrelacionarlos pues en conjunto van a dar una fuente informativa para el análisis del delincuente.

    Se hace un análisis:

    • Lo general: Este examen sería el conjunto de fenómenos objetivos y subjetivos que influyen en la personalidad del delincuente.

    • Lo concreto: El delito que se ha cometido, las causas de un delito concreto.

    • Lo particular: El conjunto de fenómenos sociales que inciden en grupos particulares de delitos.

    Utilidad práctica del examen de las características criminológicas del comisor concreto, nivel general de las características criminológicas del comisor concreto, nivel general y particular en el examen de la criminalidad.

    Los autores socialistas establecen una relación estrecha entre el bajo nivel educacional y la delincuencia.

    El nivel cultura es un componente fundamental en la correcta formación de los puntos de vistas.

    En nuestro país existe una intensa lucha contra la subculturización y se lucha por el aumento del nivel educacional y cultura. En Cuba el nivel escolar y educacional es sumamente bajo en los delincuentes.

    En cuanto a la situación familiar es muy precaria, se encuentra que con frecuencia encontramos hábitos y tradiciones antisociales. La familia tiene una responsabilidad principal en la formación de puntos de vistas negativos. La familia es el reflejo de la sociedad que le toco vivir a cada uno. Factor a considerar es la despreocupación por la educación escolar de adolescentes y jóvenes en algunas familias de comisores. Creen cumplidos sus obligaciones con el envió de los hijos a los centros educacionales sin mantener responsabilidad ante el cumplimiento de los deberes escolares.

    La escuela y la familia tienen la mayor influencia en el joven como miembro de la sociedad en el período de construcción de la conciencia, la voluntad y el carácter. El problema de la delincuencia conduce al análisis del problema de las necesidades deformadas exaltadas que aparecen en la esfera psicológica de los violadores con detrimento de necesidades de contenido instructivo.

    TEMA IV. Ideas fundamentales acerca del desarrollo del pensamiento criminológico.

    Las primeras aproximaciones. El debate.

    El Estado creado por mutuo consentimiento de los hombres, debía garantizar el orden social y la libertad individual. La revolución inglesa ofrece la visión práctica para el apoyo de la teoría iusnaturalista y contractual de Hobbes y Loker, de proclamar al hombre libre el deber de defender sus derechos individuales conformándose así las leyes naturales.

    La idea iluministas de la moral absoluta y el Estado eterno se reflejan en estos derechos individuales.

    En la sociedad burguesa, se vio un paso de avance en el siglo XVIII pues se perfilaron las ideas de diversos pensadores y entre ellos Rousseau, acerca del origen de las desigualdades sociales, que condujeron a presentar una revolución de los conceptos de propiedad privada y su relación con el malestar social. El cual se encargaría de explicar los males sociales y la criminalidad bajo el retrato teórico de las transformaciones histórico - sociales del capitalismo.

    • Surgimiento del Derecho Natural como reacción contra el derecho feudal. Ideas de Loke y Hobbes.

    • La transformación del Derecho Natural en la sociedad industrializada.

    • La individualización afianza la desigualdad. Rousseau. “Civilización de desigualdades y una cultura extraña y hostil de los intereses del pueblo”.

    • Análisis de la criminalidad como forma de afianzar el poder - Positivismo.

    El surgimiento de la criminología está enmarcada en los siglos XIV y XV.

    Aparece la doctrina jurídica naturalista que aborda la problemática social asociada a hechos naturales. Las sociales son propias de la naturaleza humana. Ve al hombre como un ente aislado de la sociedad. La burguesía surge como clase progresista encontrando apoyo en las masas populares.

    El surgimiento de modelo positivista. El factor biogenético. Desarrollo actual de esta tendencia.

    El ideal de progreso de Iluminismo fue contrarrestado con la elevada tasa de delincuencia vinculada a la explotación capitalista. Se hace necesario conocer más allá de los límites del reconocimiento legal del delito por lo que surge la dicotomía (estudio del hombre delincuente). La exageración concedida a la sucesión de hechos sociales fragmentados, conformó una secuencia teórica en el surgimiento de criminología positiva.

    El nacimiento de la criminología como ciencia, desgaja del Derecho Penal, hizo surgir limitaciones físicas, intelectuales y culturales del autor del delito como responsable de la criminalidad.

    En el estudio de la delincuencia en la sociedad capitalista sólo la naturaleza biológica inferior y las limitaciones del ejecutor del delito formarían parte de un enorme campo de especulaciones, donde la criminología ofrecerá sus hipótesis para explicar la realidad. Los defectos biológicos, físicos y genéticos del delincuente actúan ahora como catalizadores para accionar la conducta delictiva. La inferioridad antropológica y biogenética serán enarbolada como características permanentes para explicar los diferencias de los delincuentes.

    Los intentos de ofrece un cuadro coherente y lógico acerca del hombre delincuente considerado como una variante subnormal de la especie humana. Posteriormente las concepciones de Cesar Londroso y sus seguidores, sufrirían un colapso con los investigadores de Charles Goring.

    La supuesta inferioridad biológica de los delincuentes fue refutada pues se compararon grupos de reclusos con poblaciones normales, llegó a la conclusión de que no existía una variante única para caracterizar a los delincuentes.

    • En la actualidad la posición relacionada con la transmisión hereditaria de la delincuencia y su caracterización por estigmas físicas parece olvidada.

    • Los defectos neurológicos se pueden encontrar en otra masa de población que no ha cometido delitos. Intentos explicativos con una base neurológica congénita están aún por elaborarse, como elemento causal de peso.

    • El modo Positivista tiene como características que:

  • Niega la existencia de las leyes objetivas en la naturaleza y en la sociedad.

  • Afirma que el conocimiento de los fenómenos no eran accesibles al hombre.

  • El modelo positivista: estudia la criminología a partir del ejecutor de los hechos delictivos, considerando así al hombre como máximo responsable de la criminalidad sin comprometer a la sociedad capitalista. Nace el determinismo y el hombre es analizado por causas de su propia inferioridad.

    El modelo biogenética: Aparece en Egrench para él la delincuencia aprenden lentamente y no fijan por experiencia los procesos negativos que se derivan de la realización de un hecho antisocial, es decir, el hombre aprende a cometer el delito pero no se fija en las consecuencias que se pueden ocasionare a partir de cometerlo.

    Planteo además la teoría del aprendizaje que consiste una serie de manifestaciones que son determinables por herencia.

    Esfera psicopatológica en el marco de explicación de la criminalidad. Crítica a estas posiciones.

    Los estudios psicoanalíticos permitieron la exploración de la vida emocional hacia la explicación de un carácter en los delincuentes retardado e inmaduro, con escaso dominio de los impulsos y con una débil valoración ética cuando se trata de resolver urgencias personales, no existe la tolerancia de la frustración.

    La esfera psicopatológica: estudia la criminología explicando supuesto artificiales construidos con características de los rasgos de la personalidad aparecidos como improntas cuasi genéticos cuasi psicológicos pues explican al delincuente a partir del análisis psicopatológico explorando su vida emocional, su carácter de retardado e inmaduro, con escaso dominio de los impulsos planteando esto como determinantes para la decisión delictiva

    La psicopaía se refiere a los determinantes del carácter, como impulsores de la decisión delictiva, que aparecen tempranamente y se relacionan con alguna impronta genética, existiendo gran similitud entre las descripciones ofrecidas por los psicoanalistas y las características psiquiátricas del tipo psicópata.

    La teoría de las predicciones aparecerá modelando numerosos trabajos criminológicos que enfatizan un tratamiento a tiempo para evitar la aparición de un futuro delincuente.

    Los trabajos del psiquíatra Baweby revelaron una serie de efectos que forman el carácter psicopático de futuros delincuentes juveniles. Uno de los elementos es la privación del afecto materno en los primeros años de vida.

    Sin embargo, las diferencias entre delincuentes y no delincuentes, presenta defectos en la selección del universo a explorar y en la metodología que se emplea para investigar.

    Lo anteriormente explicado refleja un oscurecimiento del problema central de la criminología, al explicar su realidad a partir de supuestos artificialmente construidos tales como la caracterización de los rasgos de la personalidad aparecidos como improntas cuasi genéticos cuasi psicológicos que irrumpen en la infancia.

    La oposición a estos postulados se utiliza para suavizar las tendencias criminógenas ligadas a una realidad natural, el discutido concepto de desviación social.

    La tendencia sociológica. Nivel actual. Teoría sobre la desviación social.

    La sociología y el problema de sus iniciadores contribuyeron con la difusión de sus teorías a la creación de una sociología que ayuda a la cuestión criminal.

    La criminalidad se analizó al calor de otro cuadro teórico y metodológico, donde las alternativas variaban desde el estudio y análisis de pequeños colectivos humanos, hasta llegar al hombre concreto.

    El examen macro - sociológico pretendió enfatizar el estudio de las leyes generales de la sociedad.

    Algunos autores plantean que la tendencia a desarrollar una sociología criminal en parte se debió a ciertas anormalidades sociales que se relacionan con altas tasas delictivas.

    La fórmula ofrecida se presenta como una atractiva negación a la utilización del marco teórico y metodológico de las ciencias naturales, donde el hombre es analizado a través de una compleja cadena causal.

    El papel del concepto desviación social o conducta desviada viene impuesto por las circunstancias siguientes:

  • El abandono de las concepciones acerca de la diferencia biológica, sólo se refiere a diferencias en la aceptación o grado, con relación a las normas sociales que se presuponen iguales para todos.

  • La instancia valorativa donde se analiza de concepto de desviación social, donde la propia integridad a la que aspira el sistema capitalista, se relativiza respecto a las concepciones de las diferencias naturales precedentes.

  • El concepto de desviación social sirvió a los fines de reparación y diferenciación de los delincuentes, la conducta desviada aparece definida en su consecuencia estadística, con relación a la violación de ciertas normas.

    El concepto de desviación social, obliga a buscar una explicación de las conductas desviadas en el contexto socio - histórico concreto, de la propia realidad a examinar.

    • La tendencia sociologizante: explica el problema de la criminología a partir del estudio de las leyes generales de la sociedad, planteando algunos autores que a ciertas anormalidades sociales se relacionan con altas tasas delictivas, estudian pequeños colectivos humanos hasta llegar al hombre en concreto.

    • La teoría de la desviación o desorganización social: plantea que los desviados son grupos apartados con valores diferentes al resto de la sociedad y la desorganización social es una merma de influencia de las reglas o normas de conductas.

    Los planteamientos de W.I Thomas y Florian Znaiescki radican en que los desviados son grupos apartados, con un esquema de valores diferentes al conjunto de la sociedad. Reconocen que la desorganización social consiste en una merma de influencia de reglas de conducta.

    Los desviados serán aquellos que han disminuido sus propósitos de trabajar en la sociedad por un bienestar común.

    El nudo central de esta teoría fue retomada por varios autores que conformaran a estudiar las subculturas delictivas y sus normativas, dentro de grupos considerados socialmente desviados, con el propósito de estudiar el grado de cohesión de grupo, de organización social, tales como los problemas de barrios, zonas de distribución de la delincuencia y ciertos factores demográficos.

    Los elementos ecológicos y demográficos.

    La influencia de los factores ecológicos y demográficos facilitaron numerosos trabajos de criminología, cuyo centro de interés se afianzó en la localización geográfica de las zonas criminales, las cuales se formaban al paso de la urbanización de las grandes ciudades utilizaron el concepto de contagio social para representar estas asimilaciones de conducta delictiva en áreas localizadas.

    La tesis sobre la anomalía social y los conflictos subculturales de Robert Merton, pretende lograr a través de un arreglo entre valores prácticos y valores culturales, produce una situación anómica que introduce respuestas sociológicas desviantes. Recrea la ilegitimidad de las escasas oportunidades ofrecidas en las vías institucionales al vincular el éxito económico con la posibilidad de movilidad social.

    El intento de Merton de integración totalizadora, no es más, que la necesidad de buscar el equilibrio del sistema con la uniformidad de todos sus elementos.

    La delincuencia como forma de aprendizaje.

    Sutherlan define la delincuencia como algo inherente a todas las capas sociales y que es un fenómeno socio - cultural.

    La personalidad criminal está configurada dentro de una concepción del bajo mundo, con valores que conducen a la conducta antisocial.

    Los conflictos socio - culturales tienen como consecuencia grupos disconformes y la desorganización social es la quiebra de la sociedad.

    El criminal es infractor de una norma social pero se asocia a esto con la cultura.

    Sutherlan y la Criminalidad del Cuello Blanco.

    Corrupción administrativa que compromete al poder estatal y es realizado por los funcionarios públicos y cuadros del Estado pero a la vez es la que tiene más transcendencia en la sociedad puesto que para lograr efectividad de su gestión tiene que relacionarse forzosamente con empleados corruptos, obreros simples, delincuentes profesionales u otros que faciliten el mercado seguro para sus bienes o la protección de los mismos.

    El modelo interaeccionista.

    Se presenta ahora como una teoría de remodelación de los procesos de criminilización, haciéndolos más benignos y vulnerables. (valoración política).

    Existen en el interaeccionismo elementos teóricos operantes en cuanto al etiquetamiento sobre personas desviadas o delincuentes.

    El modo interaeccionista aparece con algunas contradicciones teóricas, resulta de su exposición central un momento positivo de examen al reconocer la valoración social del poder del uso, la costumbre y el etiquetamiento sobre personas y procesos determinados, a tener de ciertos hechos sociales negativos, dentro de los cuales está el delito y el delincuente.

    Etiquetamiento: predisposición de la sociedad con respecto a los delincuentes.

    La criminología crítica o Nueva Criminología.

    Tiene como objetivo sintetizar los puntos de divergencia, con la criminología positivista o trazar sus puntos fundamentales creando una criminología rigurosa, van atacar el sustento positivista de la inferioridad del delincuente. Va a demostrar la inconsistencia del delincuente. Abre una nueva posibilidad de examen cuando define la criminología positivista como una forma de sustentar el poder capitalista.

    Define la nueva criminología a la delincuencia como fenómeno socio - jurídico, reconoce la existencia de leyes objetivas, reconoce la división de la sociedad en clases antagónicas.

    Definición oficial determinantes que cristalizan y conforman la conducta delictiva. Y la reacción de la sociedad los delincuentes, predisposición de la sociedad con respecto al delincuente.

    • Sus objetivos se afianzan en una crítica al tradicionalismo positivista anterior y a las estructura de poder capitalista (Realismo Sociológico).

    • Demuestra la inconsistencia de los planteamientos acerca de la inferioridad del delincuente.

    • Demuestran la falsedad de la llamada desidiologización del Derecho.

    Conclusión y debate actual sobre tales corrientes.

    La criminología positivista, logró aproximaciones cualitativas, su modelo se desarrollo, por medio de reconocimientos académicos y sociales y se ajustan al sistema capitalista.

    El surgimiento del concepto de un consenso social nuclear, permitió analizar bajo otra óptica más moderna, se convierte en natural la acción del desviante y naturales serán los esfuerzos de la sociología y criminología por integrar al sistema al desviado.

    El interés sobre la peligrosidad del autor del delito hace surgir el concepto de desorganización social como elemento de estudio criminológico.

    TEMA V. La Prevención de las transgresiones de la ley y de los delitos y de la delincuencia en la sociedad

    Naturaleza jurídico social de las transgresiones de la ley en la Sociedad Cubana.

    Las transgresiones de la ley por su esencia y naturaleza comportan el examen de la realidad social donde se producen. Con ello se relacionan ciertos mecanismos sociales deficitarios, insuficiencias de algunas gestiones administrativas, defectos temporales que se presentan en ciudadanos aislados.

    La premisa más importante para el análisis de las transgresiones de la ley es la consideración de que sus raíces estuvieran condicionadas a sociedades de explotación, y que todavía ejercen su influencia a través de diferentes manifestaciones, como son los defectos organizativos, los defectos económicos, la esfera ética y en la educacional.

    En la evolución correcta de la conducta ilegal en el socialismo no está condicionada a su esencia, ni conectada con el modo de vida socialista, sino con reminiscencias del sistema anterior tanto en lo económico como en otros elementos sociales. La influencia sistemática que el imperialismo ejerce en conjunto y en específico sobre grupos de ciudadanos aislados es fuente directa de transgresiones.

    Otro campo de fuente de conflictos que puede conducir a las violaciones es la esfera de la vida cotidiana. Es en esa esfera donde más se condenan los puntos de vista antisociales y los hábitos y costumbres nocivas.

    El análisis de las transgresiones de la ley se divide en dos:

  • El plano objetivo: donde transcurre el desarrollo de las fuerzas productivas, la estructura social.

  • El plano subjetivo: donde intervienen actividades concretas de determinados ciudadanos y funcionarios, que pueden apartarse de las leyes que rigen el movimiento de la sociedad socialista. A veces inconscientes a las exigencias sociales.

  • En el plano de la desviación del sentido socialista de la actividad hay que tener en cuenta:

  • Actividad negligente y poco diligente de algunos funcionarios y ciudadanos en relación con su contenido y funciones de trabajo.

  • Actitudes indiferentes de funcionarios aislados hacia subalternos.

  • Actitudes egoístas e individuales de grupos de ciudadanos aislados en general.

  • Actitudes que minimizan la importancia de las pequeñas violaciones

  • La dinámica o tendencia de los delitos en Cuba es de disminución, cambiando la estabilidad de las formas graves, mejorando la composición dentro de la estructura de estos, las formas de implementación y los medios para ejecutarlo.

    Concepto de prevención de los delitos.

    Se refiere fundamentalmente, a la liquidación de las razones que lo generaron. Al conjunto de medidas e indicadores elaborados por el Estado, las organizaciones políticas y de masas y organismos o entidades estatales para minorizar el delito, sus causas y consecuencias neutralizando sus efectos.

    Medidas Preventivas: Naturaleza, características y clasificación.

    Son aquellos indicadores económicos, culturales, sociales, educativos, ideológicos, técnicos y científicos destinados a suprimir los factores criminógenos, reducir sus efectos y consecuencias, descubrir los determinantes sociales que producen la delincuencia para eliminar esas condiciones inmediatas y haya una disminución del estado de la delincuencia, su estructura y denámica.

    • Naturaleza Jurídica.

    • Deben recoger la iniciativa y la originalidad de los trabajadores (criterio de innovación).

    • Deben estar destinados a proteger los intereses de la mayoría (criterio ideológico).

    • Deben apoyar el orden legal existente (criterio de la legalidad).

    • Sintetizar los avances de la ciencia y la técnica (criterio científico).

    • Clasificación:

  • Medidas a diferentes escalas y finalidad: las encaminadas a ejecutar las tareas de la construcción comunista: abarcan medidas culturales, educativas, sociales, correccionales.

  • Medidas legales: Son aquellas directamente reglamentadas como las procesales, correccionales, laborales, etc.

  • Medidas contra el desarrollo del delito: Comprenden las medidas profilácticas tempranas: abarca el descubrimiento de la tentativa para cometer el delito. Es una de las vías más certeras para prevenir la delincuencia.

  • Medidas sobre un delito en concreto: las medidas que ejercen sobre un delito concreto la importancia de la sanción y luego la reeducación del sancionado.

  • Medidas técnicas: Incluyen el trabajo de los diferentes profesionales y técnicos que contribuyen con su iniciativa a crear alarmas, registros automáticos que previenen delitos en distintas esferas comerciales y de servicio.

  • Medidas político - sociales: Abarcan la compleja red de trabajo político en colectivos obreros, grupos de ciudadanos, miembros de organizaciones.

  • Medidas complejas: Pueden ser aquellas mediante las cuales se solucionan la desaparición de un determinante criminógeno, implantando simultáneamente otras acciones.

  • Particulares sobre la educación jurídica y la profilaxis social e individual.

    La educación jurídica es parte orgánica de la educación moral, laboral, política e ideológica.

    Las nuevas leyes penales dictadas por el Estado Cubano plantean el principio de castigar rigurosamente la comisión de los delitos a fin de fortalecer la legalidad socialista, eliminar el clima de impunidad.

    La educación jurídica no va simplemente destinada a ciudadanos en circunstancias desfavorables para evitar que se cometan delitos. Abarca la actividad estatal de aquellos organismos más comprometidos en la lucha contra el delito. El papel más relevante de esta educación la debe impulsar los organismos, organizaciones y entidades estatales que enfrentan la actividad delictiva.

    El trabajo de los tribunales, la fiscalía cuando se establecen débiles contactos con la opinión pública, escasa propaganda sobre el derecho.

    La educación jurídica asegura el comportamiento moral de los ciudadanos y conduce a la unificación entre la palabra y la acción, entre el precepto legal y la conducta diaria del ciudadano, lo que equivale a subrayar, sin lugar a dudas su importancia.

    Carácter planificado y sistemático de la prevención en la sociedad cubana.

    La prevención del delito constituye la tendencia fundamental en Cuba en la estrategia de lucha contra la delincuencia. El nuevo carácter socialista de la Revolución se plasmó desde los primeros momentos con la aplicación de numerosas leyes y decretos, que reflejan el desarrollo social y regulan la vida económica, social y jurídica.

    Las leyes constituyen el principal baluarte contra la actividad delictiva en el país. Existe la necesidad de expresar a través de las leyes un planificado y organizado sistema coherente de lucha contra el delito. Pero este no puede ser eficaz para la solución de problemas prácticos contra la delincuencia sin una participación activa de las instituciones de investigación.

    En Cuba se desarrollan con más fuerza las investigaciones criminológicas que tienden a evidenciar mecanismos. El desarrollo de líneas de trabajo científico para la obtención de logros en este campo los realiza y controla el Ministerio del Interior, la Fiscalía General, el Ministerio de Justicia. Nuevos temas se añaden cada día a la labor investigativa de especialistas y criminólogos los cuales trabajan en la elaboración de medidas para aminorar la actividad antisocial.

    Significado e Importancia.

    Se deriva de la propia esencia del sistema. La formación del hombre comunista inspira al Estado Revolucionario y cohesiona a la ciudadanía en aras de ese esfuerzo común. En el socialismo se abren inusitadas posibilidades para la prevención de las conductas antisociales, por lograr las aspiraciones de las masas populares y dejar de tener los factores criminógenos la fuerza, estabilidad e intensidad que tenían en el sistema anterior.

    TEMA VI. Los sujetos de la actividad Preventiva. La disciplina estatal en el fortalecimiento de la legalidad y prevención de la delincuencia.

    Diferentes sujetos que realizan la actividad preventiva en Cuba.

    El Partido Comunista de Cuba es el que dirige y orienta las fuerzas de la sociedad humana, es el núcleo de su sistema político que vela por la buena marcha de las organizaciones estatales y sociales. Los organismos del partido en cada región, provincia y municipio por medio de entidades estatales, organismos y organizaciones, controlan una importante labor a estimular por diferentes métodos y vías la formación del hombre comunista, constituye con su presencia en las Comisiones de enfrentamiento del delito, una importante fuerza que mejora y garantiza la protección del régimen jurídico.

    Otra tarea preventiva de importancia la realiza la UJC, la incorporación de jóvenes 13 y 16 años a las Escuelas Talleres.

    La organización Pionero José Martí desarrollan un conjunto de actividades para combatir las manifestaciones antisociales que pueden presentarse en los jóvenes.

    Las Comisiones de Enfrentamiento al delito en provincia y municipio realizan una atención permanente contra la aparición de manifestaciones negativas en los jóvenes se realiza sistemáticamente con el Ministerio del Interior. Los jóvenes con problema de asistencia escolar tratan de reducir las causas y se programan visitas a los hogares.

    El Instituto de Educación Física y Recreación desarrolla con el Ministerio del Interior una actividad conjunta con los jóvenes internos en las colonias juveniles, jóvenes difíciles o aquellos que hayan cometido delito con el propósito de recrear y estimular.

    Los CDR agrupan voluntariamente a los vecinos y su principal función es realizar una facción sistemática contra actividades antisociales.

    El Ministerio de Educación: las escuelas permiten controlar a tiempo cualquier manifestación temprana que presenten los jóvenes y encauzar su conducta atacando a tiempo las conductas impropias.

    Otra forma de luchar los CDR es la utilización correcta del tiempo libre del joven por medio de organización de actividades culturales por zonas, sectores.

    Las FMC prestan especial atención a los menores violadores, jóvenes y adultos delincuentes.

    La prevención Criminológica especial y general.

    Los organismos que intervienen directamente en la prevención de las conductas delictivas contribuyen eficazmente a la eliminación de circunstancias nocivas que faciliten el delito. En esta actividad de los tribunales, la fiscalía, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia y los órganos del Poder Popular que desempeñan un papel importante, además del examen de las causas penales y civiles. La comisión para Estudios Constitucionales y jurídicos, les dedica sus esfuerzos a instrumentar políticas efectivas para el estudio del delito y desarrollar actividades tendentes a su prevención. Otra función es sobre la fiscalización de las actividades de los órganos de la práctica jurídica.

    La actividad profiláctica de la Fiscalía:

    En la protección y cuidado del orden público ocupa un lugar fundamental. Su actividad no se limita a la detención de las violaciones, sino también a buscar las causas y las condiciones que generan los delitos. La Fiscalía realiza actividades especiales encaminadas a elevar el nivel preventivo de las transgresiones de la ley en las circunstancias siguientes, revelación a tiempo de las causas y condiciones que generan los delitos, análisis del estado, estructura y dinámica de la delincuencia por zonas y regiones.

    Adoptar medidas para descubrir los actos socialmente peligrosos, eliminar las circunstancias que contribuyen a su realización, castigar los delincuentes y ejecutar sentencias con efectividad.

    La actividad profiláctica de los Tribunales:

    La función más importante es la educación de los ciudadanos en el cumplimiento de las leyes y la disciplina en el trabajo. Contribuyen a eliminar el clima de impunidad y en el respeto y decoro de la población. El tema de indicadores criminológicos, el objeto en el hombre concreto. Tiene por objeto analizar, su reubicación social: concuerda con la exigencia del progreso histórico. No se estudia como algo diferente, separado y búsqueda real del hombre como ser social, su posición en la sociedad.

    La actividad profiláctica del Ministerio del Interior:

    Realizar un trabajo multilateral de prevención. El trabajo específico de PNR consiste en determinar el Estado de la delincuencia por provincia, zonas, territorios y desarrollar medidas para evitarlas. Especial atención se pone en la prevención de conductas transgresoras en menores y jóvenes a través de los Oficiales de Prevención. Y otros organismos encargados de velar por la juventud.

    Los órganos del M.I estudian el carácter de los delitos, estructura, estado y dinámica y características de los comisores.

    También tiene importancia la prevención de las conductas de los menores, existiendo gran vigilancia sobre los familiares que evidencian signos antisociales adolescentes díficiles.

    Particularidades acerca del papel que desempeña la disciplina estatal en las transgresiones de la ley.

    No es posible abordar las tareas de la edificación socialista sin la eficaz organización y disciplina. La unión de todas las organizaciones, organismos y entidades estatales y sociales, unidas por el mismo sentido político y los intereses de toda la sociedad, facilita la autodisciplina de los trabajadores y autoconciencia ante el deber social. La disciplina estatal es una forma de xigencia de la legalidad socialista.

    La disciplina estatal se puede definir como el conjunto de normas jurídicas que responden a la legalidad socialista y regulan la actividad concreta de organismos, organizaciones, entidades estatales, funcionarios y ciudadanos y que se expresan a través de las tares de construcción de la sociedad socialista.

    Se evidencia que la exigencia por el cumplimiento de las obligaciones es la principal arma para evitar las transgresiones de la ley.

    La ventaja del sistema socialista en el cumplimiento de la disciplina estatal radica en que el propio sistema político unifica las organizaciones estatales y sociales.

    TEMA VII. La delincuencia juvenil. Características generales. Determinantes Criminógenos que ocasionan los delitos en los jóvenes. Diferencias con las transgresiones legales de los menores. Importancia del Decreto - Ley 64. Caracterización Criminológica de la transgresión juvenil.

    La delincuencia juvenil. Características generales.

    La delincuencia juvenil se encuentra dentro del contexto general de las relaciones sociales y se considera como un fenómeno negativo sujeto a las mismas consideraciones desde el punto de vista teórico, que la delincuencia adulta. En sentido general la delincuencia en los jóvenes y en los adultos constituye el resultado de la herencia del sistema capitalista y por otro lado las dificultades objetivas que se enfrenta nuestro proceso de construcción de la nueva sociedad. Por ella las características del joven en esta etapa requiere un minucioso examen así como el estudio de las condiciones sociales bajo las cuales existe y actúa. La delincuencia juvenil no es independiente de la delincuencia, pero si es un plano más específico que influye en ella el contagio con determinadas formas de conducta, expresiones que están alrededor, etc.

    Estado, estructura y dinámica de las transgresiones de los jóvenes.

    El Estado y la dinámica de la delincuencia juvenil en Cuba es evidentemente de disminución y los mecanismos que el Estado invierte en la evitación de estas conductas, sin embargo la edad vulnerable es los 17 años. La proporción de las mujeres en relación con los hombres es menor. Los 17 años es la edad más vulnerable para el delito porque aquí todavía el joven no ha alcanzado un grado suficiente de perfeccionamiento laboral, ni de independencia social. Tiene gran significado la autovaloración pues esta interviene para regular aquellas acciones en las cuales el sujeto se siente comprometido.

    Al entrar el joven en una relación más dinámicas se hacen más flexibles los vínculos familiares. Su lugar en el mundo y posiciones asumidas pueden quedar en sus consideraciones por debajo d la realidad objetiva, valorando los actos de los demás y los suyos propios.

    Características criminógenos que generan la delincuencia en los juveniles.

    Las investigaciones criminológicas demuestran:

  • Que en Cuba la delincuencia no es un fenómeno alarmante.

  • Que no existe delincuencia organizada.

  • Que no existe el pandillismo.

  • En la estructura de los delitos cometidos por los jóvenes nos e encuentran como mucho pero los delitos graves. Es significativos el hecho de que apenas aparecen los delitos de asesinatos, robo con violencia a personas, asaltos, violaciones múltiples

  • El nivel cultural es dos veces inferior en relación con el estado educativo de los jóvenes no delincuentes de su mismo edad.

  • Poco control familiar sobre su desarrollo escolar y educativo, ante todas las facilidades y oportunidades que tienen los jóvenes cubanos.

  • Débil participación en las tareas de la comunidad esto trae aparejado detrimento de los intereses sociales.

  • Debilidad en los intereses sociales.

  • Sus necesidades tienen como contenido intereses no elevados.

  • Bajo nivel cultural y educacional.

  • Características criminógenas que generan la delincuencia en los jóvenes.

  • La oposición entre los intereses sociales e individuales, esto se suaviza en el socialismo con la política estatal, pero aún quedan ciudadanos que desean obtener mayores ventajas que el resto, más circunstancias desfavorables pueden propiciar la comisión de un delito concreto.

  • En el capitalismo el sistema es generador de tales conductas.

  • En el socialismo se debe alas lagunas que el proceso educativo de estos jóvenes presentan.

  • Las dificultades que en el plano organizativo puedan aparecer pero la construcción de la nueva sociedad.

  • Condiciones que en el medio social cubano facilitaron tales conductas, conciencia atrasada de algunos ciudadanos.

  • El diversionismo ideológico que el imperialismo ejerce continuamente para desviar a los jóvenes de la construcción del socialismo.

  • La importancia que ejerce la familia en la educación y vigilancia de la disciplina es fundamental en los primeros años del adolescente, el papel formador de la familia.

    • Particularidades nocivas de la familia de los delincuentes:

  • Hogares rotos.

  • Inadecuado funcionamiento en el hogar.

  • Hogares con parientes o personas anormales.

  • Hogares anormales e incultos.

  • Hogares con delincuentes sancionados.

  • Hogares inseguros desde el punto de vista económico.

  • La presencia del delito en el socialismo se explica también porque la inmadurez del sistema no permite de un solo golpe, satisfacer, todas las necesidades. El desarrollo de la base económica presenta dificultades temporales y pueden provocar en algunos ciudadanos el deseo de satisfacerla aún a costa de los demás y de la sociedad.

    Importancia del Decreto Ley 64 del 30 de diciembre de 1982, en su atención con conductas desajustadas

    Establece un sistema de atención a menores con problemas de conducta donde se establece la atención desde el punto de vista preventivo a los menores que no son responsables personalmente y presentan una conducta desajustada. Se logro un exitoso salto en el tratamiento a los menores con trastornos de conductas.

    En este intervienen el Ministerio de Educación y del Interior que ajustan sus gestiones en aras de la prevención de estas conductas y ajuste de las desviaciones de conducta de los menores.

    Decreto - ley 64 fue publicado el 30 de diciembre de 1982, resuelve la disposición transitoria del C. Penal.

    Establece que es preciso una legislación sobre la atención a menores que no hayan cumplido los 16 años para el tratamiento a los que presentan trastornos de conducta.

    Implanta un sistema coherente y planificado donde el Ministerio de Educación y del Interior ajusta sus gestiones en aras de la prevención, la resocialización y ajuste de las desviaciones con la conducta de los menores. Es uno de los más altos logros de la materia criminal.

    TEMA VIII. La clasificación criminológica. Su importancia. Delitos de motivación codiciosa, de violencia y de imprudencia.

    Las clasificaciones criminológicas. Su importancia.

    Por su base están referidas a identificar grupos de comisores de delitos afines en cuya formación defectuosa existen elementos comunes creados y formados por motivos análogos.

    La posibilidad de agrupar de acuerdo a la base de motivos del comisor conociendo su grado de deformación, las raíces de esta deformación y las características comunes y diferentes en distintos perpetradores de categorías de delito semejante. Sirve a los altos fines e ideales del socialismo como sistema y permite rescatar al hombre delincuente cuando se trabaja su resocialización.

    Se evita el trabajo preventivo ciegas y fortalecen las bases de implantación de medidas y permiten la liquidación de actitudes negativas que pueden surgir.

    Estudio y características criminológicas en los comisores de los delitos de codicia.

    La motivación de codicia se expresa en los atentados delictivos relacionados con las actividades ilícitas de extracción de ganancias materiales a cuenta de intereses sociales del Estado o de diferentes ciudadanos.

    Los comisores obtienen por vías ilegales ganancias adicionales de orden material, de lo cual los culpables están conscientes.

    Los que ejecutan estos delitos en su mayor parte son hombres y las mujeres fraude en las compras, en las ventas.

    Características criminológicas de los comisores.

  • Estos comisores llevaban una vida de tipo parasitario.

  • El nivel de vida insuficiente se convierte en una condición para delinquir en estos perpetradores.

  • Esta no está relacionado con la solución de problemas familiares, sino con la satisfacción de necesidades tergiversadas.

  • Las necesidades mal educada que buscaban un nivel de vida por encima de sus ingresos a costa de ganancias ilegales y predominio de interés egoísta e individualista sobre los intereses sociales.

  • Medios ilegítimos para su satisfacción y aprovechamiento en beneficio propio de ciertas insuficiencias sociales y laborales.

  • Razones que determinan la delincuencia motivados por la codicia.

    Entre las causas más importantes; la influencia del modo de vida de la sociedad anterior que por una parte el imperialismo desarrolla una propaganda exagerada en el papel de la sociedad de consumo y por otra parte la supervivencia de contradicciones no antagónicas.

    La base de motivos se encuentra en la orientación desviada del tipo socialista de actuación que se generan por puntos de vistas codiciosos que rodean al comisor y encuentran apoyo en deficiencias de controles rigurosos, fallos administrativos y de cumplimiento de la disciplina estatal.

    Prevención de los delitos por motivos de codicia.

    La prevención radica en las principales directrices de la política estatal y gubernamental bajo la dirección del PCC. Los comisores de enfrentamiento al delito con soluciones prácticas y rápidas que generan medidas de diversas índole para liquidar las condiciones que generan estos delitos. Adquieren gran valor en la actualidad con resultados muy positivos.

  • Las comisiones de profiláctica de grupo e individual en los establecimientos penitenciarios.

  • La aplicación correcta de la política de estímulos materiales y morales de los trabajadores.

  • La vinculación de la norma al salario y oportunidades de empleo y ascenso social legítimo, garantizando en toda la población las condiciones necesarias para que tales conductas no florezcan como fenómeno.

    Delitos por motivación violenta.

    Estos delitos se realizan con atentados graves contra la persona, la vida, la dignidad, el honor y la libertad sexual de las personas. Estos delitos en nuestra sociedad significan una parte relativamente pequeña, delitos de asesinato, homicidio, lesiones graves y violación.

    Se cometen por celos y como resultado de riñas y disputas.

    Asesinato: prácticamente no existen en menores y jóvenes de 16 a 20 años y en adultos en general.

    Lesiones graves: se cometen por problemas, situaciones en ocasiones debido a la bebida.

    Violación: Tiene un nivel y una cultura muy bajo. Es preferentemente individual.

    Características criminológicas de los comisores de delitos por motivos de violencia.

  • Los rasgos más característicos son el egoísmo que se transforma en egocentrismo donde la conducta se subordina a sus caprichos y deseos.

  • El desprecio hacia los demás esta presente en un buen porciento.

  • La ausencia de valoraciones críticas y correctas de la situación que propicia el delito.

  • En los delitos de motivación violenta la pretensión prolongada y el deseo de ocasionar el daño.

  • Los violadores presentan poca integridad moral.

    • Prevención de los delitos de motivación violenta:

    El complejo de medidas generales para la lucha contra el delito adquiere especial significación para la motivación violenta.

  • Las tareas de construcción de la nueva sociedad se convierten en el arma principal y más eficaz contra esas conductas.

  • El papel de la comunidad a través de los colectivos en los barrios como miembros de los CDR en la vigilancia ciudadana detectando las familias donde florecen los escándalos, malos tratos, falta de respeto.

  • La preocupación para la tenencia y usos de distintas armas se regula en nuestra sociedad, como fuertes prohibiciones como una de las medidas más congruentes para evitar la agresión a los ciudadanos.

  • La regulación emitida para ciertos tipos de ciudadanos inestables con un modo de vida antisocial de frecuentar algunos lugares públicos durante la celebración de algunas fiestas.

  • Unido a un eficiente patrullaje de la policía se convierte en factores anticriminógenos que impiden estos delitos.

  • Sin embargo, creemos que aún es débil la labor de divulgación sobre la forma de prevenir este grupo y el modo en que se desencadenan.

  • Campañas permanentes que refuercen la educación formal y el cultivo de mejores cualidades del carácter, esta tarea se desarrolla en las organizaciones políticas y sociales. Constituyen la más poderosa fuente de alejamiento de circunstancias nocivas que conduzcan a la comisión de estos delitos.

  • En nuestra sociedad se viene constatando un descenso de estos delitos.

  • Delitos de Imprudencia.

    Desde el punto de vista estrictamente penal los delitos cometidos por imprudencia son menos peligrosos que los delitos premeditados donde el autor atenta con mayor o menor deliberación hacia diferentes bienes tutelados por la Ley Penal.

    Sin embargo, el delito por imprudencia puede ocasionar y ocasiona perdidas en la propiedad socialista, en la personal, en la vida y en la salud humana. (Violaciones de las normas de Seguridad).

    • Caracterización criminológica general de los delitos de imprudencia.

    La imprudencia obedece a una errónea valoración por el sujeto a cálculos realizados a la ligera y a una gran superficialidad en la conducta. La actitud indiferente e irresponsable hacia actos propios, de los cuales depende la destrucción de recursos materiales, riqueza del pueblo trabajador, la vida y la salud de lo semejantes, conducen a la caracterización general de todos los comisores de delitos imprudentes.

    En la estructura de los delitos por descuido las tres cuartas partes pertenecen a accidentes de tránsito. Todos estos delitos son muy similares en sus propiedades criminológicas.

    En los delitos de tránsito se combinan complejamente decenas de factores para producir hechos. La conducta de la víctima, las características del violador de las normas de seguridad del tránsito y el análisis de la difícil situación objetiva que facilitan estos delitos.

  • El estado de las vías, poca iluminación y señalización.

  • Falta de correspondencia entre la masa creciente de transportes y estado de las vías y carreteras.

  • Deficiente reparación y reconstrucción de las vías.

  • Falta de cruces apropiados para los peatones.

    • Entre las causas más comunes:

  • La evolución incorrecta de la situación.

  • Dispersión en la atención.

  • Violación de las reglas de tránsito, exceso de velocidad.

    • Concepto e importancia del pronóstico criminológico.

    La utilidad de los pronósticos está relacionado con los requerimientos de diversas ciencias. Especial importancia le concede la criminología para poder avizorar cuanta delincuencia es factible (que se puede hacer), de controlar y reducir en un tiempo determinado. Estrechamente ligado está el pronóstico criminológico a las circunstancias siguientes:

  • La necesidad de incrementar la profiláctica general: Doble explicación.

  • Búsqueda de métodos cada vez más perfectos para controlar la existencia de determinantes criminógenos y limitar el papel que desempeñan. Las personas reincidentes, los sancionados o los que exhiben una conducta antisocial, deben ser examinados para saber que situación externas son necesarias remodelar en evitación de las conductas antisociales.

  • La resocialización del delincuente: En el pronóstico individual adquiere extraordinario valor, para prever la conducta futura del comisor, las modificaciones de conducta que se exteriorizan en actos concretos, tanto como base de sus motivos, aspiraciones, planes sobre la vida y expectaciones. La evolución completa del comisor es un puente para realizar un trabajo de pronóstico individual.

  • El pronóstico utilizado a gran escala crea las bases reales y concretas para exigir la reeducación del sancionado. El pronóstico ayuda a incrementar la efectividad del control social al detectar en cuales individuos.

    El pronóstico ofrece una posibilidad eficaz de combatir con bases objetivas y fiables la delincuencia real.

    Una de las funciones primordiales del pronóstico criminológico es relacionar el desarrollo de ciertos indicadores sociales positivos, que se esperan para un período determinado y su influencia en la disminución de la tasa de delitos.

    La fiscalía, los tribunales y centros penitenciarios encontrarán en el pronóstico criminológico un arma eficaz para resolver el problema de evitar la delincuencia futura.

    De la misma manera los indicadores sociales negativos, pueden ser analizados en relación con el aumento de ciertos tipos de delitos. Esto permite a los organismos que directamente enfrentan la actividad delictiva organizar sus recursos, poner en tensión sus fuerzas para que no aparezca realmente la delincuencia analizada posible.

    Otro punto a considerar en el pronóstico social es cuando se trata de neutralizar las fuentes de influencia negativa y comparar luego los resultados de un programa preventivo con el detrimento de la delincuencia.

    0

    1