Criminología como ciencia empírica e interdisciplinaria

Objeto. Metodo. Funciones. Modelos. Delito. Delincuente

  • Enviado por: Vicente Garri
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

CAPÍTULO 1. LA CRIMINOLOGÍA COMO CIENCIA EMPÍRICA E INTERDISCIPLINARIA

1. CONCEPTO, OBJETO, MÉTODO Y FUNIONES DE LA CRIMINOLOGÍA

La Criminología es una ciencia y sus características son:

Método: empirismo e interdisciplinariedad.

Objeto: análisis del delito, el delincuente, la víctima y el control social.

Funciones: explicar y prevenir el crimen, intervenir en la persona del infractor y evaluar los diferentes modelos de respuesta al crimen.

2. LA CRIMINOLOGÍA COMO CIENCIA

Aporta una información válida, fiable y contrastada sobre el problema orinal, gracias al análisis y la observación de la realidad (método empírico)

La Criminología es una ciencia empírica, una ciencia del “ser”, pero no una ciencia “exacta”

3. RELACIONES DE LA CRIMINOLOGÍA CON OTRAS DISCIPLINAS EMPÍRICAS Y NORMATIVAS

Criminología, Política Criminal y Derecho Penal, mantienen relaciones muy estrechas, pues las tres disciplinas se ocupan del delito.

El Derecho Penal es una ciencia jurídica, cultural, normativa: una ciencia del deber ser y emplea un método deductivo-sistemático para analizar el hecho criminal y la Criminología es una ciencia empírica, fáctica, del ser.

Escuela Clásica: se limitó a estudiar el crimen como hecho individual y como abstracción jurídica.

Escuela Positiva: el delito y el delincuente dejan de ser abstracciones jurídicas. El centro de gravedad se desplaza de los dogmas y principios apriorísticos (libertad humana, culpabilidad, justicia, igualdad…) a los factores individuales y sociales que explican el fenómeno criminal. La Criminología nace enfrentada a la ciencia penal y como alternativa a la misma.

Un Derecho Penal distanciado de la investigación criminológica, da la espalda a la realidad y la Criminología no puede prescindir del Derecho Penal, ya que una práctica criminológica desconectada del Derecho Penal, prescinde del único instrumento que hace posible la aplicación práctica del saber empírico con absoluto respeto de las garantías de seguridad e igualdad que rigen en un Estado de Derecho.

La Criminología, la Política Criminal y el Derecho Penal son tres pilares del sistema de las ciencias criminales, inseparables e interdependientes.

Criminología: aporta la esencia empírica y su fundamento científico.

Política Criminal: trasforma la experiencia criminológica en opciones y estrategias concretas asumibles por el legislador y los poderes públicos.

Derecho Penal: convierte en proposiciones jurídicas, generales y obligatorias el saber criminológico esgrimido por la Política Criminal con estricto respeto de las garantías individuales y principios jurídicos de seguridad e igualdad propios de un Estado de Derecho.

4. EL EMPLAZAMIENTO INSTITUCIONE DE LA CRIMINOLOGÍA: DIVERSOS MODELOS

Modelo europeo occidental: dependencia orgánica y funcional respecto a las disciplinas jurídicas e instituciones del Derecho.

Influye la propia naturaleza de la Criminología como ciencia joven e interdisciplinaria; su metodología múltiple; la diversidad de disciplinas que se preocupan del crimen; su orientación teorética y los desplazamientos de los centros de interés de la investigación (Biología, Psicología, Psiquiatría y Sociología)

Modelo “socialista”: aún mayor dependencia y fuerte vinculación de aquélla al “marxismo-leninismo”.

La Criminología socialista se autodefine como mera “rama de la jurisprudencia” o “elemento parcial de la dirección de la sociedad”, resaltándose de esta modo su función “instrumental” al servició de una “política criminal” consolidadota y guardián del sistema. La Criminología se presenta como “ciencia aplicada” en apoyo de la realidad práctica y de la legalidad socialista.

Modelo “angloamericano”: nace y se establece entre las ciencias sociales y sociológicas, con clara independencia de las disciplinas jurídicas, desde un principio, logrando un reconocimiento y estabilidad institucional.

El éxito se debió a la rápida sintonización con los problemas reales que preocupan a la sociedad americana, la credibilidad y el rigor del método empírico e interdisciplinario utilizado en las investigaciones y la ausencia de la polémica criminólogos-juristas.

Criminología en el continente americano de habla hispana: bebe de las fuentes del positivismo criminológico italiano biologicista, para cumplir una función auxiliar y legitimadora del Derecho Penal, recibiendo un impulso teórico poderoso gracias a la Criminología crítica y radical la “reacción social”.

5. EL CONCEPTO CRIMINOLÓGICO DE DELITO

Criminología y Derecho Penal operan con conceptos distintos de “delito”. La primera se ocupa también de hechos irrelevantes para el Derecho Penal (“campo previo” del crimen, “esfera social” del infractor, “cifra negra”…) o perspectivas del crimen que trasciende de la competencia del penalista.

El concepto filosófico de “delito natural”, tampoco se ajusta a las necesidades de la Criminología.

El concepto sociológico de conducta desviada sufre de semejantes limitaciones, ya que enmarca la desviación desde un punto de vista subjetivo: es la sociedad la que decide lo que es desviado de lo que no lo es.

Para la Criminología el delito se presenta, como “problema” social y comunitario.

Es un problema “de” la comunidad, nace “en” la comunidad y en ella debe encontrar fórmulas de solución positivas.

6. LA PERSONA DEL DELINCUENTE COMO OBJETO DE LA CRIMINOLOGÍA

El individuo delincuente alcanzó su máximo protagonismo durante la etapa positivista. El principio de la “diversidad” (delincuente como realidad biopsicopatológica) convirtió a éste como centro casi exclusivo de la atención.

En la moderna Criminología, el delincuente (unidad biopsicosocial) ha pasado a un segundo plano, como consecuencia del giro sociológico y necesario para superar enfoques individualistas en atención a objetivos politicocriminales. El centro de interés se ha desplazado hacia la conducta delictiva misma, la víctima y el control social.

7. LAS FUNCIONES DE LA CRIMINOLOGÍA

Información sobre el problema criminal, que tiene un triple ámbito:

Formulación de modelos explicativos

Prevención eficaz del delito

Intervención en el hombre delincuente

En consecuencia, y para garantizar una intervención rehabilitadota del delincuente, corresponden a la Criminología tres cometidos.

· Primero: esclarecer cuál es el impacto real de la pena en quien la padece.

· Segundo: diseñar y evaluar programas de reinserción.

· Tercero: mentalizar a la sociedad de que el crimen no es sólo un problema del sistema legal, sino de todos.

Criminología I

3