Créditos ECTS (European Credit Transfer and Accumulation System)

Pedagogía. Educación Superior. Universidades. Créditos ECTS (European Credit Transfer and Accumulation System). EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) Programa Erasmus. Programa Sócrates. CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas). Horario lectivo

  • Enviado por: Isita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

Título reducido: CRÉDITOS ECTS

La Implantación de los Créditos ECTS en la Facultad de Formación y Profesorado de la Universidad Autónoma de Madrid

Universidad Autónoma de Madrid

Resumen

Se investigó cómo la implantación de los créditos ECTS está siendo aceptada por alumnos y profesores y cómo afecta a los resultados académicos. Los participantes han sido alumnos y profesores de Magisterio de Lengua extranjera y Educación Musical y algunas autoridades educativas de la UAM. Los métodos utilizados han sido entrevistas individuales, observación paticipante y la asistencia a una conferencia sobre la implantación de los créditos.

Hemos comprobado que la falta de información en alumnos y profesores es notable y que la formación previa y recursos necesarios para llevar a cabo la implantación son inexistentes y ello causa insatisfacción y falta de motivación. Esto nos hace pensar que es necesario un nuevo plan para implantar los créditos y la implicación de todos.

La Implantación de los Créditos ECTS en España

Un sistema de créditos es una forma sistemática de describir un programa de educación asignando créditos a sus componentes. La definición de los créditos en los sistemas de educación superior puede basarse en distintos parámetros, como la carga de trabajo del estudiante, los resultados del aprendizaje y las horas de contacto.

En España se utilizan dos sistemas de forma simultánea en estos momentos: el ECTS para la transferencia, y un sistema nacional de créditos para la acumulación. El sistema nacional de créditos tiene que ver con las horas presenciales y se usa como sistema de acumulación. El número de créditos por curso varía en función de la universidad y del programa de que se trate. Puede ir de 60 a 85.

El ECTS se adoptó en 1989, en el marco del programa Erasmus, integrado ahora en el programa Sócrates. El ECTS es el único sistema de créditos que se ha ensayado y utilizado con éxito en toda Europa. El ECTS se estableció inicialmente para la transferencia de créditos: el sistema facilitaba el reconocimiento de los períodos de estudios en el extranjero, incrementando así la calidad y el volumen de la movilidad de los estudiantes en Europa. El ECTS se está convirtiendo ahora en un sistema de acumulación que podrá aplicarse a nivel institucional, regional, nacional y europeo. Éste es uno de los objetivos clave de la declaración de Bolonia de junio de 1999.

En realidad no se trata de una reforma sino de un profundo cambio estructural. Los objetivos docentes y el modelo de aprendizaje que implican los nuevos decretos y otros relacionados, fundamentalmente el de los créditos europeos, exigen hacer una transformación profunda de los planes de estudio actuales. No sirve una simple equivalencia aritmética entre los créditos actuales y el sistema europeo de créditos. 

La experiencia de algunos de los planes de estudios actualmente en vigor, tras un riguroso análisis de sus resultados, podrá ser utilizada como base para elaborar nuevas propuestas de grado aunque deberán adaptarse a la nueva normativa. El actual catálogo de títulos deberá estar totalmente renovado en octubre de 2007.

Los créditos ECTS representan, en forma de un valor numérico (entre 1 y 60) asignado a cada unidad de curso, el volumen de trabajo que el estudiante debe realizar para superar cada una de ellas. Traducen el volumen de trabajo que cada unidad de curso requiere en relación con el volumen total de trabajo necesario para completar un año de estudios en el centro, es decir, lecciones magistrales, trabajos prácticos, seminarios, periodos de prácticas, trabajo de campo, trabajo personal - en bibliotecas o en el domicilio - así como los exámenes u otros posibles métodos de evaluación. Así pues, el ECTS se basa en el volumen total de trabajo del estudiante y no se limita exclusivamente a las horas de asistencia.
Los créditos ECTS representan el volumen de trabajo del estudiante de manera relativa, no absoluta. Indican solamente el volumen de trabajo requerido para superar cada unidad de curso en el centro o departamento responsable de la asignación de créditos.
En el marco del ECTS, 60 créditos representan el volumen de trabajo de un año académico. Por regla general, 30 créditos equivalen a un semestre y 20 créditos a un trimestre de estudios.

No existe ninguna norma general con respecto al número de horas por curso. El número total de créditos sí está regulado, pero la decisión acerca de la duración de los estudios sigue dependiendo de cada universidad.

El artículo 13 de la nueva Ley española de diciembre de 2001 menciona el ECTS y abre las puertas a futuros desarrollos legales. La Conferencia de Rectores españoles celebrada en diciembre de 2000 tomó una decisión unánime a favor del uso del ECTS como sistema de acumulación en España. En estos momentos, se está preparando un decreto que se espera esté listo dentro de un año. El ECTS se convertirá en el sistema de créditos oficial en España de la mano de dicho decreto.

Todas las universidades españolas utilizan el ECTS como sistema de transferencia. Las universidades están preparando y desarrollando proyectos piloto para implementar el ECTS como sistema de acumulación en espera de que el decreto previsto pase a ser oficial.

Los lectores de este documento deben recordar que la Guía oficial ECTS, incluyendo créditos y asignación de créditos, puede encontrarse en la "Guía del usuario ECTS" publicada en la página web de la Comisión (http://europa.eu.int/comm/education/socrates/guide-es.doc). Esta Guía está siendo revisada y la versión actualizada aparecerá en breve.

Actualmente no hay ningún documento en el que se recojan las opiniones de los profesores y alumnos españoles que están probando este sistema, por lo que no sabemos si este nuevo sistema está siendo aceptado por la comunidad educativa. Tampoco sabemos si está siendo eficaz. Por ello, pensamos que este trabajo de investigación podría ser útil para analizar mejor y más profundamente el desarrollo de esta implantación.

Este trabajo de investigación etnográfica pretende conocer el grado de información de los estudiantes y profesores en las especialidades de Magisterio de Lengua Extranjera y de Música de la Universidad Autónoma de Madrid respecto a la implantación del sistema de créditos ECTS que se está probando como experiencia piloto. Sobre este aspecto se hipotetiza que tanto profesores como alumnos no están realmente informados acerca de este nuevo sistema.

Además se pretende averiguar el nivel de satisfacción por parte de alumnos y profesores acerca de este nuevo sistema de créditos que se está implantando en España.

Sobre este otro aspecto se hipotetiza que los estudiantes no están satisfechos con el desarrollo de este sistema.

Método

Participantes

Seis estudiantes voluntarios de primero de Magisterio de Lengua Extranjera, 20 estudiantes voluntarios de segundo de Magisterio de Lengua Extranjera, tres estudiantes voluntarios de tercero de Magisterio de Lengua Extranjera, tres estudiantes voluntarios de primero de Magisterio de Música, cinco profesores de Magisterio de Lengua Extranjera y de Música y una autoridad educativa.

Procedimiento

Se ha llevado a cabo un estudio etnográfico mediante la realización de diversas entrevistas individuales y la observación participante del desarrollo de las clases en las que se está probando el sistema de créditos ECTS.

Además, hemos registrado gran cantidad de opiniones de alumnos y profesores de ambas especialidades asistiendo a una conferencia sobre este tema que se realizó en la facultad de Formación de Profesorado y Educación de la Universidad Autónoma de Madrid.

Las variables que se han controlado han sido la información/desinformación de alumnos y profesores respecto a la implantación de este sistema, las horas no presenciales que los estudiantes dedican al estudio, las ventajas e inconvenientes que encuentran desde su experiencia y la satisfacción/insatisfacción respecto a los créditos ECTS.

Se informó a los participantes de que el objetivo de la investigación era descubrir su grado de información y satisfacción acerca de este nuevo sistema de créditos europeos.

Resultados

Este trabajo de investigación dio como resultado un alto porcentaje de desinformación tanto en alumnos como en profesores, ya que, como hemos comprobado, las instituciones educativas a las que correspondía esta tarea (como el Ministerio de Educación o la misma Universidad Autónoma) no han ofrecido la información necesaria ni la formación requerida para llevar a cabo una implantación efectiva de los ya mencionados créditos ECTS.

Hemos registrado los datos obtenidos respecto a la falta de información en la siguiente tabla:

Cuando nos referimos a un porcentaje tan alto de profesores informados parece contradictorio con los resultados que anteriormente hemos ofrecido, pero no es así porque en la mayoría de los casos la información o bien ha llegado tarde y mal o han tenido que buscarla por sus propios medios, sin recibir ninguna ayuda ni formación previa que les prepare para afrontar la implantación del nuevo sistema.

Esto produce desorganización tanto en las aulas como en la estructura interna de la universidad, con la consecuente pérdida de interés y motivación de profesores y alumnos, y el incumplimiento de los objetivos de los créditos ECTS.

A continuación reflejamos en una tabla dicha falta de motivación:

Esta insatisfacción tan extendida entre los alumnos es debida además a la gran carga de trabajo que supone el nuevo programa, acompañada de la sensación de que este trabajo no es lo suficientemente valorado, dependiendo casi totalmente de la calificación obtenida en el examen final.

Además, hemos comprobado que existe una gran desconfianza por parte de los profesores respecto a la autoría de los trabajos, ya que el número de alumnos por aula supera con creces el estipulado por el programa de créditos ECTS, con la consiguiente acumulación de trabajos a corregir. El profesor se siente entonces desprovisto de ayuda e incapaz de realizar una evaluación continua y efectiva del trabajo de los alumnos.

En el caso de los alumnos, sentirse infravalorados y fuera de los objetivos del programa provoca en ellos una enorme desmotivación y una falta de interés por colaborar en la implantación del nuevo sistema. Pocos son los alumnos informados que de verdad entienden los objetivos del sistema y que están satisfechos con él, pero no dejan de reconocer que son necesarios muchos cambios tanto en la metodología como en los recursos materiales, y el esfuerzo tanto por parte de profesores como por parte de alumnos (punto en el que también están de acuerdo los docentes, que sienten que están llevando a cabo el programa sin ningún tipo de recurso y con la necesidad de introducir cambios continuamente).

En las siguientes tablas resumimos de forma concreta los resultados obtenidos acerca de las principales cuestiones que se abordan en esta investigación. En la primera columna se encuentran algunos de los supuestos básicos del nuevo sistema; en la segunda aparecen los planteamientos y dudas sobre dichos supuestos; y en la última columna, los resultados reales obtenidos tras la investigación:

ALUMNOS

SUPUESTOS

DISCUSIÓN

RESULTADOS

El Proceso afecta a todos los estudiantes universitarios

Falta de información sobre el Proceso tanto para alumnos como profesores.

Aunque aceptan las propuestas de mejora se sienten como “conejillos de indias”

Se ha producido el cambio de créditos duros a créditos ECTS.

No es seguro todavía que los créditos ECTS vayan a ser reconocidos.

Falta de motivación

Para cumplir los objetivos se necesitan nuevos y más recursos.

Los recursos son los mismos.

Profesores y alumnos ven mayores dificultades para responder a las necesidades del proceso.

Se debe tener en cuenta el trabajo autónomo del alumno y no evaluar sólo en función de un examen

La carga de trabajo aumenta considerablemente

Los alumnos sólo aprueban si superan el examen

PROFESORES Y AUTORIDADES EDUCATIVAS

SUPUESTOS

DISCUSIÓN

RESULTADOS

Supone una metodología participativa, de acción, investigación, experimentación

Se siguen impartiendo clases magistrales.

El profesor no lleva acabo el rol de enseñar a aprender ni los alumnos consiguen convertirse en un agente creador.

El Proceso nace en 1999 y debe estar realizado en el 2010

En las especialidades que nos preocupan se implantó en mayo del 2004 sin formación previa para profesores.

Existió y existe descoordinación entre profesores a pesar del esfuerzo por adaptarse

Para cumplir los objetivos se necesitan nuevos y más recursos.

Los recursos son los mismos.

Profesores y alumnos ven mayores dificultades para responder a las necesidades del proceso

El número de alumnos por aula no debe superar los 15 alumnos para garantizar una evaluación continua.

El número de alumnos supera en exceso los 15 alumnos

Los profesores desconfían y ponen en duda el trabajo autónomo de los alumnos.

Discusión

En el presente estudio etnográfico se investigó el grado de información y satisfacción de alumnos y profesores respecto a la implantación del sistema de créditos ECTS.

El sistema de créditos ECTS supone un cambio total en el desarrollo de cada una de las clases, por lo que debería ser un tema en el que tanto estudiantes como profesores estuvieran debidamente informados. Como habíamos hipotetizado al comienzo de la investigación hemos comprobado que en la práctica esto no sucede así y que una gran mayoría de los estudiantes desconoce el funcionamiento del sistema en el que están inmersos como alumnos de una experiencia piloto. Por su parte, los profesores tuvieron que investigar e indagar por su cuenta para adaptar su propia metodología a las características del nuevo sistema.

Debido a esta desinformación y a la precaria implantación del nuevo sistema de créditos, la mayor parte de los sujetos a los que afecta este cambio educativo no consideran estar satisfechos.

Por ello, consideramos que sería muy interesante y útil ampliar esta investigación extendiéndola a otras especialidades de diversas universidades y comparar los resultados con los obtenidos en universidades de otros países europeos en las que también se está implantando o ya está vigente el nuevo sistema de créditos ECTS. Podrían llevarse a cabo investigaciones más detalladas que recogiesen la opinión de alumnos y profesores y comparar los resultados con los de años anteriores para comprobar si los cambios que se van introduciendo son realmente efectivos y olvidar las pesadas e inefectivas encuestas que se realizan al final de cada cuatrimestre, donde los alumnos no pueden expresar libremente su opinión y se limitan a valorar la asignatura de forma superficial.

También deberían crearse programas para informar y fomentar la motivación de profesores y alumnos, que son los grandes protagonistas del proceso educativo.

Para solucionar esta investigación hemos pensado que lo mejor sería comenzarla desde una perspectiva interna, es decir, inmersos en un proceso educacional del que formamos parte como alumnos y al que teníamos fácil acceso. El interés por realizarla reside entonces en este motivo y en el hecho de que el programa era piloto y que ello afecta a nuestro futuro profesional. Como futuros docentes nuestras ideologías abogan por una educación para todos, igualitaria y en la que alumno y profesor estén implicados

Referencias

http://www.uam.es/europea/

http://europa.eu.int/comm/education/programmes/socrates/ects_es.html

http://europa.eu.int/comm/education/socrates/guide-es.doc

León, O. G., y Montero, I. (1997). Diseño de investigaciones. (2ª ed.) Madrid: McGrawHill.

Woods, Peter. (1986). La Escuela por Dentro. Barcelona: Paidós Ibérica.

6

La implantación de los