Creatividad y autoestima de los alumnos

Educación. Marco conceptual. Tipos de enseñanza. Método. Instrumentos. Procedimento

  • Enviado por: Daniela C M
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

“Creatividad y autoestima de los alumnos”.

CAPÍTULO I

I RESUMEN

Desde el área de educación, en las escuelas básicas, se abordó la investigación desde la perspectiva enseñanza-aprendizaje, con el objetivo de responder a nuestra interrogante “Los estilos de enseñanza influyen en la creatividad y autoestima de los alumnos”.

La muestra estuvo compuesta por 60 estudiantes de enseñanza básica, algunos de origen mapuche, la totalidad de sector urbano divididos en dos grupos, cada uno dependiente de un tipo de profesor, el primero, pertenece a una escuela particular subvencionada y el segundo a una escuela municipal, los cuáles se determinaron previa observación en nuestras prácticas pedagógicas y se confirmó su estilo con una pauta determinada con criterios de evaluación, lo que nos permitió trabajar con un docente de estilo autoritario y con uno de estilo democrático los alumnos se les tomo un test de autoestima y creatividad, que se analizó con ayuda de uno de sus creadores Miguel Ripol, los datos que arrojaron los test de autoestima que se analizaron con una previa investigación de este test.

La investigación cobra mucha importancia por la relación de esta con nuestra futura labor profesional, y por la importancia que tienen las variables involucradas en el desarrollo del niño y niña durante su etapa escolar, dada nuestra implicancia con ellos, se hace relevante conocer teóricamente a través de nuestra investigación, la relación de las prácticas utilizadas por los docentes en el desarrollo de la creatividad y autoestima de los alumnos, aporte que sin duda nos será de gran importancia para considerar en nuestra labor profesional y aportar así teóricamente con un conocimiento construido a través de la investigación en el contexto de la educación chilena.

CAPÍTULO 2

II INTRODUCCIÓN

En el ámbito escolar durante el proceso de enseñanza aprendizaje, nos vamos apoderando de una serie de herramientas que nos permiten desarrollarnos como personas, y vivir distintas experiencias en las diversas interacciones, producidas entre profesor y alumno, por tanto “es pues el profesor quien, en la interacción que establece con sus alumnos, define en principio las tareas a realizar y las reglas que presiden su desarrollo” Coll C. (1999, Pág. 301)

De lo anteriormente expuesto, podemos señalar la importancia del rol docente en la formación personal de cada alumno, en el desarrollo de la creatividad y la autoestima considerando que intervienen en ellos los diferentes estilos de enseñanza utilizados por el docente el aula, por esto que en el siguiente marco teórico se da cuenta de cómo dos de estos estilos que son el democrático y el autoritario, influyen en las variables mencionadas.

“La imaginación creadora de un niño puede ser impulsada o coartada a través de la educación” Pacheco, J. (1998, pág.7). A esto se debe la importancia de nuestro problema de investigación ya que consideramos que el papel que desempeña el docente dentro del aula es fundamental para el desarrollo de las variables en estudio.

Surge así nuestro problema de investigación, “ Los estilos de enseñanza influyen en la creatividad y autoestima de los alumnos”, considerando lo anteriormente expuesto se estima relevante el problema de investigación ya que se sitúa en un contexto real y cercano a nuestra realidad como futuras docentes, a la vez consideramos su factibilidad por que se cuenta con el espacio físico, con los recursos humanos y materiales que nos permitieron llevar a cabo la investigación cuyos objetivos fueron los siguientes:

Realizar investigación cuantitativa

Comprender el problema planteado

Aportar una nueva información referente al proceso de enseñanza de los docentes

Conocer mediante datos cuantificables y medibles la influencia que tienen en las variables autoestima y creatividad, los estilos de enseñanza autoritario y democrático, utilizados por los docentes.

CAPÍTULO 3

III. MARCO CONCEPTUAL.

La autorrealización personal lograda en la etapa escolar, durante el proceso de enseñanza aprendizaje, sin duda se ve influenciada por los estilos de enseñanza utilizados por el profesor en el aula.

“Si la manera o estilo lo definimos en general como un conjunto de orientaciones actitudes que describen las preferencias de una persona cuando interactúa con el medio; los estilos de enseñanza constituyen el rasgo esencial, común y característico referido a la manifestación peculiar del comportamiento y actuación pedagógica de un docente. Así, los estilos educativos son como formas fundamentales, relativamente unitarias que pueden describirse separadamente del comportamiento pedagógico. Los estilos de enseñanza podrían definirse de forma global como las posibilidades precisas relativamente unitarias por su contenido, del comportamiento pedagógico propio de la práctica educativa” (Ausubel, 1983.p. 255).

Si a través de la práctica educativa se puede fomentar o coartar la creatividad así como la autoestima de los alumnos tenemos dos tipos de estilos de enseñanza, que según sus características permiten o no el desarrollo de estas variables mencionadas anteriormente.

“El estilo autoritario (denominado también directo o tradicional) se caracteriza, como su mismo nombre indica, por el papel preponderante y directivo del profesor en cuanto al desarrollo del que hacer educativo. él es quien dirige , ordena, decide, manda en definitiva, cuando , cómo y de que manera hay que trabajar en clases. Este estilo puede tener consecuencias negativas, en cuanto que fomenta la sumisión y la dependencia y no permite al individuo mostrarse tal y como es creando en el grupo un clima tenso y conflictivo, que afecta a la actitud hacia el aprendizaje. Como queda de manifiesto, no se potencia el trabajo creativo y espontáneo sino que el sujeto actúa de forma reacia a las iniciativas del líder. Al analizar las producciones de estos alumnos se contaba que estas son mayores pero de menor calidad”. (Bueno, 1998.p. 521).

Según Kertész el estilo de enseñanza Autoritario, si bien apunta a hacer cumplir las metas educacionales y la disciplina, sus contenidos (las palabras y conceptos que usa) y/o su proceso de comunicación es amedrentante o desvalorizante para el receptor, generando habitualmente conductas sumisas o rebeldes en el estudiante, a la vez que reduce su autoestima y motivación. Esto deja en evidencia que el estilo autoritario reduce la autoestima en los alumnos. (1993).

El desarrollo de la creatividad así como el desarrollo de la autoestima se pueden potenciar es evidente que este tipo de estilo no ayuda en gran medida a que esto sea así.

“Si queremos conseguir formar personas responsables y comprometidas tendremos que desarrollar la autoestima. Para comprometerse la persona, necesita tener confianza en sí misma, creer en sus aptitudes y encontrar en el propio interior los recursos necesarios para superar las dificultades inherentes a su compromiso. Asimismo, para ser creativos se necesita tener confianza en sí mismos y ser conscientes de la propia valía. Para ello , cuando estamos ante un educando, actuaremos con las siguientes pautas: recompensar cualquier trabajo creativo, y apreciar cualquier esfuerzo creativo que realice, haciéndole ver que sus ideas tienen valor; tratarle con respeto; conseguir un clima que le de seguridad para pensar, crear y sentir libremente; también podrá preguntar cuando crea oportuno; animarle en sus aficiones:

Se le inspirará confianza en su capacidad creativa a la vez que se le observará su talento en cualquier campo ayudándole a su mayor desarrollo .también podemos verificar esta relación entre creatividad y auto confianza” (Bueno, 1998.p.247).

De lo anteriormente expuesto se puede señalar, que a través de la práctica pedagógica el docente puede fomentar la auto- confianza en la capacidad creativa de los alumnos.

Por otro lado tenemos el estilo democrático ya que según sus características permite e potencia la manera de crear y a la vez mejorar la autoestima de los alumnos.

“El estilo democrático (también llamado indirecto o progresista) es aquel en el cual hay una toma de decisiones compartida entre el profesor y los alumnos; se llega al consenso, a la elección acordada de lo que se hace y estudia a través del diálogo y el respeto mutuos. Es por eso que este estilo puede ser más eficaz y positivo, puesto que fomenta la originalidad y la participación crítica, despierta la motivación por el trabajo y la cooperación; se anima a los sujetos a que presten más atención al grupo y a las relaciones personales. Los alumnos bajo este estilo desempeñan un trabajo de mayor calidad. (Bueno, 1998.p.521).

Independiente del estilo que practique el profesor en el aula, el sistema educativo también puede aportar al desarrollo de estas potencialidades en los alumnos.

“La escuela puede ayudar obviamente en la realización de las potencialidades creadoras existentes, proporcionándoles oportunidades a la espontaneidad, a la iniciativa y a la expresión individualizada; concediéndole espacio en el currículum a tareas lo suficientemente estimulantes para los alumnos con dotes creativas; y recompensando las realizaciones creadoras; pero no pueden realizarse las potencialidades de creatividad singular es éstas en primer lugar no existen. La escuela solamente puede contribuir a realizar su expresión en aquellos individuos que en verdad tengan las potencialidades necesarias” (Ausubel, 1982.p. 638).

Como postula Maslow”El sistema educativo puede ayudar a que la persona alcance su autorrealización personal, independientemente del nivel de capacidad que tenga, mucha gente dispone de la semilla de la creatividad, pero el contexto no les proporciona el alimento necesario”. (Bueno, 1998.p.189).

“La creatividad es la capacidad humana de modificar la visión que tiene de su entorno a partir de la conexión con su yo esencial.  

Esto le permite al hombre generar nuevas formas de relacionarse con ese entorno, crear nuevos objetos, generar nuevas propuestas de vida. Esta capacidad, si bien esta fuertemente determinada por los genes y la historia personal, también puede ser estimulada y desarrollada”. Venturini J. (1998). Esto sin duda pone implica el papel que desempeña el educador ya que es quien puede estimular y desarrollar la autoestima de los alumnos en el proceso de enseñanza aprendizaje que viven diariamente.

“Si la creatividad se puede diagnosticar y cultivar será necesario tener en cuenta en el sistema educativo el objetivo de la creatividad y las condiciones mejores para su desarrollo”. (Bueno, 1998. p. 185).

Todos los seres humanos tienen la necesidad y la capacidad de crear. Desde el tejido hasta la creación de sitios web, cada quien busca la manera de expresarse artísticamente y de participar en la vida de su comunidad. Fomentar la creatividad desde temprana edad es una de las mejores garantías de crecer en un ambiente sano de autoestima y respeto mutuo, elementos esenciales para la instauración de una cultura de humanos tienen la necesidad y la capacidad de crear. Desde el tejido hasta la creación de sitios web, cada quien busca la manera de expresarse artísticamente y de participar en la vida de su comunidad. Fomentar la creatividad desde temprana edad es una de las mejores garantías de crecer en un ambiente sano de autoestima y respeto mutuo, elementos esenciales para la instauración de una cultura de paz. UNESCO (2001). Por esto se hace necesario que a través de la práctica pedagógica el docente utilice las herramientas necesarias así como el ambiente que permita que los alumnos desarrollen su creatividad. “Los profesores pueden hacer muchas cosas para ayudar a sus alumnos a aprender, a comprender los contenidos, destrezas y actitudes fijadas como metas educativas.

La manera en que estas llevan a cabo esas actividades influyen determinantemente en el progreso de los estudiantes.” (Ausubel, 1982. p.302).

Nadie puede sentirse ajeno hoy al tema de la creatividad esencial en una época de cambios que experimenta nuestra sociedad y reclamado por las nuevas generaciones como una condición de la propia anhelada autorrealización, es por esto que el rol del docente se vuelve fundamental e indispensable en la manera en la que el docente trabaja en la sala de clases ya que. Según las autoras Solar y Ségure. (1993), Los estilos de enseñanza utilizadas por el docente pueden conducir al logro de aprendizajes memorísticos o significativos, a inhibir o facilitar el desarrollo del pensamiento creativo. A sí mismo la valoración que otorgue el docente a la creatividad de los alumnos contribuye a que estos desarrollen una autoestima positiva, por esto nuestra actual reforma educacional, plantea y espera que al interior de cada establecimiento educacional, se busque desarrollar estos aspectos tan importantes para la autorrealización de cada individuo. Ministerio de Educación (2001) “Es necesario considerar que la aceptación por parte del profesor o profesora, de la tarea realizada por los niños los lleva a reforzar su interés por resolver problema, a manifestar el impulso de crear con una mayor motivación frente a los nuevos desafíos, a aumentar la valoración que tienen de sí mismos debido a la mejor comprensión de sus capacidades, y a sentir mayor seguridad y confianza al ser reconocidos cuando toman decisiones propias.

Pero la creatividad no brota de la nada. Debe alimentarse, dársele libertad de existir y prosperar al amparo de una protección jurídica y no debe reprimirse ni censurarse. UNESCO (2001).

“Educar en la creatividad es educar para el cambio y formar personas ricas en originalidad, flexibilidad, visión futura, iniciativa, confianza, amantes de los riesgos y listas para afrontar los obstáculos y problemas que se les van presentado en su vida escolar y cotidiana, además de ofrecerles herramientas para la innovación.

La creatividad puede ser desarrollada a través del proceso educativo, favoreciendo potencialidades y consiguiendo una mejor utilización de los recursos individuales y grupales dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Siguiendo con estas ideas no podríamos hablar de una educación creativa sin mencionar la importancia de una atmósfera creativa que propicie el pensar reflexivo y creativo en el salón de clase”. (Betancourt, 1993.p.42).

Por otro lado se dice que cuando un niño desarrolla la creatividad a la vez mejora positivamente su autoestima.

“Esta autoestima positiva se genera especialmente cuando el ambiente de la sala de clases es estimulante con respecto a la creatividad; cuando se genera un clima psicológico aceptador del niño o niña tal como es, cuando se le hace sentir que tiene libertad para actuar y pensar y que puede alcanzar logros. También contribuye a este propósito que los niños puedan ver sus realizaciones concluidas esto les permite identificar sus avances técnicos (componente cognitivo) y disfrutar al sentirse capaces de concluir una tarea (componente afectivo).” (Romero, 2001).

Si el alumno creativo desarrolla una autoestima positiva, suele suceder que aquel que no tenga un gran potencial creativo, no tenga también una buena autoestima.

Según el autor Yuri, Suele asociarse a la apatía, y la falta de creatividad, y el desinterés con la autoestima baja, que linda con estados depresivos, y es cierto. La relación entre creatividad y autoestima es importante y estable; a tal punto que las personas con mayor creatividad son los que tienen una mejor relación consigo mismos y su entorno social.

La creatividad pone en juego los siguientes factores, directamente influidos por la autoestima:

· Un acto creativo siempre conlleva un riesgo. Y las personas necesitan poseer bastante confianza en sí mismo para poder afrontarlo.

· Para actuar de modo creativo, se debe confiar en los demás. Y saber que lo seguirán aceptando si fracasa algo.

· Comportarse de manera creativa exige que funcionen conjuntamente el intelecto, la imaginación visual, los aspectos lúdicos y la destreza física y mental. Y en las personas excesivamente ansiosas o temerosas, tal funcionamiento es improbable, porque la ansiedad entorpece la conjunción feliz de todas esas habilidades.

· La autentica creatividad es algo que surge de dentro y no algo que pueda "provocarse". Y si el individuo depende mucho de los elogios y de las alabanzas de otras personas, tenderá a satisfacer los deseos de los otros.

· Ser creativo significa que uno conoce con bastante claridad cuáles son sus propias imágenes y modelos mentales. El creativo suele obtener una enorme satisfacción al convertir esos modelos en realidad (ver algo con la "imaginación" y hacerlo tangible). Pero si espera con ansiedad el juicio de los demás o fracasa sin más (ambas situaciones son características de las personas con poca autoestima), acaba por no saber experimentar esa satisfacción personal.

Por lo general, la creatividad no se expresa mediante un talento asombroso, genialidad o precocidad; los "genios" dotados intelectual o artísticamente son raros. Por el contrario, las personas que son creativas lo reflejan en su vida cotidiana, en sus juegos y en sus tareas, en pequeñas cosas tales como ordenar sus habitaciones, jugar a juegos espontáneos de gran fantasía y enfocar las cosas con una perspectiva diferente (así, un libro puede convertirse en la muralla de un fortín y barrer la casa puede ser una "batalla" librada contra la suciedad)”. (1999).

Con respecto al autoconcepto Romero postula que la percepción valorativa de mi ser, de mi manera de ser, de quien soy yo, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran mi personalidad.

La autoestima se aprende, fluctúa y la podemos mejorar. Es a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de como nos ven nuestros padres, maestros, compañeros y las experiencias que vamos adquiriendo.

El nivel de autoestima es el responsable de muchos éxitos y fracasos escolares.

Una elevada autoestima, vinculada a un concepto positivo de sí mismo, potenciará la capacidad de la persona para desarrollar sus habilidades y aumentara el nivel de seguridad personal, mientras que un bajo nivel de autoestima enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso. (2001).

De lo anteriormente expuesto podemos decir entonces que existe mucha relación en la autoestima y creatividad de los alumnos y depende también de los estilos de enseñanza potenciar estas variables o cohibirlas.

“Los estilos de enseñanza varían en primer lugar porque varían también las personalidades de los profesores. Lo que rinde buenos resultados para un maestro puede ser completamente ineficaz para otro; por consiguiente, el profesor debiera adaptar su estilo de enseñanza a las fuerzas y debilidades de sus antecedentes, de su personalidad y de su preparación. Esto no significa, naturalmente que todas las técnicas de enseñanza sean igualmente eficaces ni que la técnica pedagógica no sea susceptible de enseñar. Por principios de cuentas, puede suponerse que cierto profesor elige necesariamente el estilo que se adecua más a él; y más allá de la asistencia que pueda prestársele a esa elección, a la mayoría de los aspirantes a profesores puede ayudárseles a emplear más eficazmente sus estilos.” (Ausubel.1982.p.520).

CAPÍTULO 4

IV. HIPÓTESIS

  • A mayor autoestima, mayor creatividad de los alumnos, de enseñanza básica.

  • Los alumnos con docentes que enseñan con un estilo democrático tienen mayor creatividad que los alumnos de docentes que enseñan con un estilo autoritario.

CAPÍTULO 5

V. MÉTODO

Participantes

La población estuvo compuesta por estudiantes, pertenecientes al área educacional de enseñanza básica, del área urbana, de la ciudad de Temuco, de ellos se extrajo la información necesaria para comprobar nuestras hipótesis planteadas.

De esta área educacional, se tomó una muestra de cincuenta y cuatro alumnos, de los niveles NB3 y NB4 correspondientes a los cursos 5º y 6º año básico, cuyas edades fluctúan entre los diez a doce años de edad, de sexo masculino y femenino, la mayoría de ellos chilenos y algunos de origen mapuche, de estratos social medio y bajo.

La técnica de muestreo es de tipo probabilística intencionado, se incluyó a estos alumnos por el grado de cercanía en nuestras prácticas pedagógicas, por lo que nos permitió mayores posibilidades de aplicar los test y recoger los datos necesarios para poder llevar a cabo la investigación.

Tabla nº 1: Descripción de muestra

Criterios

hombre

Mujer

Edades

Entre 10-11

17

10

Edades entre

11-12

12

15

Nivel socioeconómico

medio

18

12

Nivel socioeconómico

bajo

11

13

Procedencia

urbana

29

25

Origen mapuche

2

2

De escuela particular subvencionada

17

10

De escuela municipal

12

15

Diseño

Nuestro diseño fue no-experimental, porque no se manipuló ninguna de las variables, por otro lado fue un diseño transaccional y correlacional, ya que la muestra fue tomada en un cierto período de tiempo determinado y se relacionaron las dos variables dependientes, creatividad y autoestima.

Instrumento

A los docentes a cargo de los respectivos cursos, se les aplicó una pauta de evaluación del proceso de enseñanza (ver anexo 2), utilizando determinados criterios que nos develen el tipo de estilo que utiliza el docente al momento de enseñar, si es de estilo autoritario o democrático, tres señales nos llevaron a determinar los estilos

A los alumnos se les aplicó un test de creatividad para estudiantes de enseñanza (TECBA). Este instrumento fue construido por Lucio Rebién y Miguel Ripoll en 1992, el objetivo de este test es evaluar la creatividad en términos de tres medidas: fluidez, frecuencia y originalidad este instrumento consiste en un cuadernillo, con figuras a completar por el alumno como cruces, círculos, triángulos y cuadrados. (Ver anexo 3)

También se les aplicó a los alumnos un test de autoestima, la escala original de Piers-Harris, que evalúa a niños y adolescentes entre ocho y dieciocho años de edad. La adaptación y normalización de este test fue realizado en 1992 por María Elena Gorostegui. Los ítems de las escalas se contabilizan en dirección positiva o negativa, para reflejar esta dimensión autoevaluativa, por lo que un alto puntaje sugiere una auto evaluación positiva y lo contrario una negativa, consta de sesenta ítems, los que consisten en declaraciones sobre como se siente la gente de sí mismo y que el alumno debe indicar si son aplicables o no a él, usando respuestas dicotómicas si o no (ver anexo 4)

El puntaje que se obtenga evaluará una dimensión total de autoestima y seis dimensiones específicas, que son: la conducta, status intelectual y escolar, apariencia física y atributos, ansiedad, popularidad y felicidad y satisfacción. (Ver anexo 5)

El puntaje total se expresa como puntaje bruto, percentiles y estaninas. También proporciona un puntaje estandarizado (T). El puntaje obtenido por el niño transformado en puntaje (T) puede caracterizarse como: alto nivel de autoestima (60-70), nivel promedio alto de autoestima (55-59), promedio (45-54), promedio bajo (40-44), bajo (35-39), muy bajo (30-34).

Procedimiento

Se habló con los docentes de nuestras prácticas pedagógicas, de los cursos 5º y 6º año básico, para conseguir el acceso a realizar la observación correspondiente. Luego de haber observado a los docentes, se analizó la pauta de evaluación y se estableció uno de estilo autoritario y otro de estilo democrático. Posteriormente se aplicaron los test a los alumnos, individualmente de cada curso, el test de autoestima y creatividad, así se estableció la relación de las dos variables, la influencia de los estilos de enseñanza y se comprobaron las hipótesis.

Análisis

Una vez obtenidas las muestras los datos de los test de autoestima, estos fueron clasificados según el puntaje obtenido, para así poder tener un mejor análisis de estos. Posteriormente se realizó un segundo análisis, con los datos obtenidos se realizó el procedimiento para llegar a comprobar nuestras hipótesis, utilizando el análisis cuantitativo del tipo t de student para determinar las correlaciones entre dependencia, estilo de enseñanza del profesor y la variable de autoestima, para de esta comprobar las hipótesis planteadas.

Una vez realizados los procedimientos estadísticos se puede decir que existen diferencias significativas entre ambos grupos, con respecto a la autoestima, considerando los resultados obtenidos a través de la t de student.

En cuanto a la comprobación de la variable creatividad, nos resultó imposible llevar a cabo la evaluación del test, a pesar de los esfuerzos realizados por nosotras, dado que no fue posible ubicar a Don Miguel Ripoll quien podía ayudarnos a resolver el puntaje y los criterios del test de creatividad. Sin embargo en los anexos se entrega una tabla con los puntajes de los criterios del test, pero como dije anteriormente no fue posible terminar el proceso de evaluación del test.

CAPÍTULO 7

VII REFERENCIAS

Ausubel, D. (1982). Psicología educativa, México, Trillas

Betancourt, M. (1993). Siempre de corazón, La Habana, San Miguel del Padrón

Bueno, J. (1998). Psicología de la educación aplicada, Madrid, CCS

Coll, C. (1999). Psicología de la educación, Madrid, Alianza

Kertész, R. (1993). El placer de aprender, Documento. Publicado en Internet www.inun.edu.ar/cdliderazgo/formación.html

Ministerio de Educación. (2001). Planes y programas de estudio, Chile, Magisterio

Pacheco, J. (1998). Construyendo imaginarios, Colombia, Magisterio

Romero, M. (2001). La autoestima. Documento publicado en Internet www.pntic.mec.es/recursos/infantil/salud/autoestima.htm

Solar, M y Ségure, J. (1993). Estrategias docentes. Su efecto en el desarrollo de la creatividad en los alumnos, Chile, Paideia

UNESCO. (2001). Documento publicado en Internet www.unesco.org/culture/creativity/html

Venturini, J. (1998). Publicado en Internet html://Venturini.com/creatividad.html

Yuri, L. (1999). Autoestima-Creatividad. Publicado en Internet html://www.serbanca.laredweb.com.ar/autcrea.htm

Anexo A

variable

Tipo de variable

Modalidad

Definición conceptual

Definición operacional

Estilo de enseñanza del profesor

Independiente

Autoritario

democrático

“Los estilos de enseñanza constituyen el rasgo esencial, común y característico referido a la manifestación peculiar del comportamiento y actuación pedagógica de un docente. Así, los estilos educativos son como formas fundamentales, relativamente unitarias por su contenido, del comportamiento pedagógico propio de la práctica educativa” (Ausubel, 1983)

Nivel de medición:

Cualitativa nominal, ya que no hay jerarquía entre las modalidades de la variable.

Autoestima

Dependiente

Alta

Media

baja

“ Es la percepción valorativa de mi ser, de quien soy yo, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran mi personalidad” (Romero, 2001).

Tipo de medición:

Cualitativa, porque hay un orden entre ellas y es ordinal, porque tiene una jerarquía.

Creatividad

Dependiente

“La creatividad es la capacidad humana de modificar la visión que tiene de su entorno a partir de la conexión con su yo esencial.

Esto le permite al hombre generar nuevas formas de relacionarse con este entorno, crear nuevos objetos, generar nuevas propuestas de vida. Esta capacidad, si bien esta fuertemente determinada por los genes y la historia personal, también puede ser estimulada y desarrollada”. (Venturini J.1998)

Tipo de medición cualitativa, de modalidad ordinal, porque hay un orden entre ellas y e intervalar porque el cero no tiene un valor verdadero.