Creación de un taller de automóviles

Automoción. Instalación. Tipos. Características. Inversión. Organización. Puestos de trabajo

  • Enviado por: Pedro Herrero
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 34 páginas
publicidad
cursos destacados
Certifícate en PMP - Plan Plata ¡Garantizado!
Certifícate en PMP - Plan Plata ¡Garantizado!
¡CURSO 100% TELEPRESENCIAL!



Otorga las 35 Horas de...
Ver más información

INTRO: Como ser un Trader Profesional
INTRO: Como ser un Trader Profesional
Aprender a operar los mercados bursátiles requiere un método y un estilo de aprendizaje táctico,...
Ver más información

publicidad

Introducción

Decidirse a instalar un taller de reparación de automóviles merece un estudio previo muy detenido y sin apresuramientos, es necesario tener también previsto el rendimiento que el taller podrá proporcionarnos y la forma como podremos hacer frente al pago de los créditos de que vamos a necesitar para la instalación del taller.

Por tanto necesitaremos elaborar un presupuesto previo. Para realizarlo hemos de contestar las siguientes preguntas:

  • ¿Qué clase de taller quiero montar?

  • ¿Qué clase de herramientas voy a necesitar?

  • ¿Cuánto me va a costar todo esto?

  • ¿De cuánto dinero dispongo, o que posibilidades de crédito?

  • ¿Cuánta va a ser la cantidad de trabajo que se estima que va a venir al taller una vez abierto al público?

Partiremos intentando resolver estas cuestiones y planteando y tratando de solucionar las que vayan surgiendo a medida que desarrollamos las cuestiones.

Una vez instalado necesitamos que el taller nos proporcione beneficios, es decir que realmente nos proporcione beneficios, debemos estudiar el taller como negocio.

Y un breve estudio sobre la organización administrativa, es decir, lo referente a las horas de trabajo y todo lo que en ello influye.


1.- Instalación del Taller

1.1 Tipo de taller

Obviamente lo primero que debemos decidir es el tipo de taller que vamos a montar, puesto que puede ser de distintos tipos, no ya solo según su tamaño, sino también por la especialización de las reparaciones que en él se lleven a cabo.

El tipo de taller va a influir especialmente en el equipo de herramientas requeridas que son muy diferentes según la especialización del taller, lo que significa un valor económico también variado. También influye en otros aspectos como pueden ser el personal, y en definitiva sus salarios que pueden variar sustancialmente según su especialización, y por último quizás sea necesario que el local disponga de ciertas características particulares.

Básicamente distinguimos cuatro tipos de talleres de reparación del automóvil:

  • Reparación Mecánica.

  • Reparación Eléctrica.

  • Reparación de Chapa/Pintura.

  • Talleres especializados.

  • En nuestro caso escogemos un taller de reparación mecánica, aunque en un primer momento pensamos montar uno eléctrico, pero este último presenta mayor dificultad en la captación de clientes puesto que el usuario de un coche no es capaz de diferenciar la avería eléctrica de la mecánica y en primer lugar lleva su coche a un taller mecánico. Así pues es habitual que los talleres eléctricos lleguen a algún tipo de acuerdo con talleres mecánicos para recibir los clientes con avería eléctrica que les llegan.

    1.2 Taller mecánico

    Como su propio nombre indica, este tipo de talleres se dedica exclusivamente a las reparaciones en la parte mecánica del automóvil.

    Para identificar estos talleres debe colocarse una placa con el símbolo de una antigua llave inglesa en una de las casillas de la parte superior (para cada una de las distintas especialidades). En la parte media la especialidad de los vehículos que ser reparan, y en la parte baja el distintivo de la provincia y el número correspondiente al taller en el registro especial obligatorio de los talleres.

    Es muy importante hacer constar que está prohibido en los talleres independientes hacer constar en sus letreros tanto externos como internos, que se hallan especializados en cualquier marca.

    Cuando un taller es independiente no puede hacer indicaciones de marca, aun cuando disponga de los útiles necesarios para trabajar en determinados modelos de una marca concreta, ya que la ostentación del logotipo de la marca o su nombre se reserva exclusivamente para los agentes o concesionarios de la marca.

    Como las averías mecánicas son las más frecuentes en el automóvil, y de las que es más necesaria su reparación urgente, los talleres dedicados a la mecánica son los más numerosos en comparación con los demás tipos posibles.

    Sin embargo, y por la misma razón, no son siempre los más rentables debido a la gran competencia que deben afrontar.

    La cantidad de profesionales mecánicos es bastante abundante, y no suelen tener problemas de contratación de personal, pero se necesita tener un taller amplio y bien equipado y con muchas y adecuadas herramientas con el fin de hacer rentable al máximo las posibilidades del taller.

    1.3 Características del local

    Debemos pensar que no siempre podremos contar con un local absolutamente ideal para el proyecto. Muchas veces diseñados sin un fin concreto y cuyas condiciones de luz y ventilación o acceso de los vehículos, aunque para el trabajo escogemos unas condiciones correctas.

    Debemos tener en cuenta factores como:

    • Espacio del local

    • Iluminación

    • Ventilación

    • Situación (céntrica y concurrida).

    • Facilidad de acceso y salida de los automóviles.

    • Precio del alquiler o compra del local.

    • Otros factores.

    1.3.1 Espacio del local

    Realmente la elección del taller debería realizarse después de analizar el tipo de taller, y toda su maquinaria.

    Debemos tener muy en cuenta la extensión del local pues va a condicionar las posibilidades de ampliación de los coches a atender así como la posibilidad de ampliar las especialidades del taller, en caso de tener éxito. Este factor así como la situación en una zona transitada y céntrica suele estar directamente relacionado con el precio del alquiler o compra del local y por esto hay que considerar en conjunto todos estos factores para encontrar un compromiso.

    Lo normal es que los locales situados en las zonas urbanas se encuentren en los bajos de los edificios y es común encontrarnos con columnas, escaleras, etc. que son impedimentos para el manejo de los vehículos a reparar, por ello la distribución tiene una cierta importancia. Estos locales suelen ser de formas rectangulares y pensados para albergar tiendas comerciales, por lo que las puertas posiblemente sean demasiado bajas y estrechas, aunque por supuesto esto depende de la constructora y puede variar según cada diseño de los arquitectos.

    Además de la zona de reparación debemos tener en cuenta a la hora de las distribución que tenemos que contar con los siguientes servicios:

    Zona de oficina .- Debe hallarse a la entrada del taller o en un lugar donde haya una buena visibilidad. El oficinista o el encargado del taller podrá de esta manera controlar mejor el tránsito de entrada y salida del taller. Lo mejor es construir este recinto por medio de carpintería metálica y acristalamiento, porque es más barato y no requiere permisos municipales de obras y los cristales proporcionan gran visibilidad, además en cualquier momento pueden ser desmontados y trasladados de lugar si ello fuera necesario.

    Zona de almacén .- Un pequeño almacén para guardar los determinadas piezas de uso muy corriente en el taller, como pueden ser filtros de aire, bujías, tornillería, abrazaderas, relés, etc. Además hay que mantener este almacén para mantener en él, a la espera de su utilización, los recambios que se hayan pedido al recambista con el fin de realizar determinadas reparaciones.

    Zona de servicios.- No debemos olvidarnos de que el local esté dotado con una zona de servicios para el personal. Esta zona deberá comprender como mínimo dos subzonas: una dedicada a un inodoro completo con lavabo, que incluso pueden llegar a utilizar los clientes, y otra dedicada al equipo de duchas, vestuario y taquilleros para el personal. Mejor si estás dos zonas tienen puertas independientes. Como no es un gran taller basta con una pequeña zona.

    Zona de estacionamiento de máquinas móviles .- Con el fin de trabajar en un espacio lo más cómodo posible, los aparatos móviles cuando no se estén usando se guardarán en esta zona para no estorbar.

    Zona de bancos de trabajo .- En el taller que nos ocupa con un máximo de cuatro operarios, situamos cuatro bancos. Entre los bancos debe haber espacio para situar máquinas, carritos, comprobadores, etc. así como poder poner en los bancos taladros de columna y otras herramientas especiales, disponiendo bien a mano del resto de las herramientas y de manera que se tengan que desplazar lo menos posible, así que en esta zona colocaremos algún armario para almacenar herramientas especiales.

    Zona de recepción y espera.- Para evitar el caos, señalizaremos una zona de entrada y otra de salida. La primera es la que llamaremos de `recepción y espera', aquí el encargado recoge el coche que trae el cliente, los coches permanecerán en esta zona hasta que sean atendidos. Si hay alguna reparación rápida, el coche, puede ser atendido en esta zona para no alterar el orden de los demás vehículos.

    Zona de reparación.- Aquí se almacenan los coches para trabajar con ellos.

    Escogemos un taller con una superficie total de 259 m2 aproximadamente, la representación de las distintas zonas según acabamos de ver quedaría más o menos de la siguiente forma, tratando de buscar un reparto de las distintas zonas lo más razonable posible para facilitar la comodidad de los trabajadores y el máximo aprovechamiento del espacio del local:

    Donde las distintas zonas vienen indicadas de la siguiente forma:

    • 1 - Oficina.

    • A - Almacén.

    • 2 - Cuarto para cambiarse de ropa el personal

    • B - W.C.

    • D - Ducha.

    • 3 - Zona de estacionamiento máquinas móviles.

    • E - Compresor.

    • F y G - Lavaderos de máquinas y piezas.

    • 4 - Zona bancos de trabajo

    • H - Bancos de trabajo.

    • I - Banco de comprobaciones eléctricas

    • J y K - Soportes de motores y carritos móviles.

    • M - Muela eléctrica.

    - N - Elevador.

    Según el plano que hemos visto la extensión de la distribución realizada con respecto a las distintas zonas podría ser:

    Zona 1: Oficina y almacén _______ 9,5 m2

    Zona 2: Servicios ______________ 7 m2

    Zona 3: Estacionamiento ________ 10 m2

    Zona 4: Bancos de trabajo _______ 18 m2

    Zona 5: Recepción _____________ 55 m2

    Zona 6: Reparación ____________ 159,5 m2

    La mayor parte es la zona de trabajo, pudiendo ser ampliable a la zona de recepción y espera en caso de necesidad.

    Producción de este taller

    Con las medidas proporcionadas, este taller, para 4 electro-mecánicos , debería proporcionar un rendimiento tal que sea capaz de realizar reparaciones de tipo medio de unos 11 automóviles diarios teniendo en cuenta una jornada laboral del grupo de entre 30 a 38, de las cuales por lo menos 34 horas de trabajo deberían poder ser facturables.

    1.3.2 Iluminación

    La iluminación es muy importante para el correcto desarrollo del trabajo, facilita el trabajo, reduce el riesgo de accidentes y en consecuencia significa un ahorro económico.

    Debe ser uniforme. No se deben crear zonas de sombra.

    La luz solar conlleva un aumento de la temperatura, debemos considerar este aspecto en verano pues el ambiente muy caluroso contribuye a la fatiga.

    Si bien se prefiere la luz natural, y es más económica, esta suele ser muy irregular en su intensidad según las horas, estado atmosférico, etc. Por esta razón muchas veces es mejor la luz artificial, sobretodo, tratándose de un taller como el descrito en un núcleo urbano, difícilmente la luz natural podrá cumplir con las necesidades del local, y debemos recurrir a la artificial.

    Usaremos luz de tubo fluorescentes para la iluminación general, en una cantidad suficiente para una perfecta iluminación.

    En el puesto de trabajo deberemos tener lámparas de mano para iluminar correctamente los recovecos del motor, con algún sistema que permita dejar libres las manos del operario.

    1.3.3 Ventilación

    En los talleres, como consecuencia de poner los motores en marcha y los productos volátiles que se utilizan (gasolinas, etc)y otros materiales (amianto, etc) es facil que el ambiente del local se enrarezca, además los gases de escape pueden ser muy venenosos ( en especial el CO) y resulta siempre perjudicial para los operarios que trabajan en ella.

    Debemos ventilar el local de manera que haya una corriente de aire permanente que arrastre al exterior los gases nocivos, esto es lo que constituye la ventilación del local.

    En general se efectúa de forma natural a través de ventanas abiertas a los lados del local, pero si esto no es posible, o en las zonas de gran concentración se hace necesario la ventilación artificial por medio de potentes ventiladores eléctricos situados en huecos al efecto.

    La ventilación la podemos efectuar de dos formas:

    • Extrayendo el aire - Adecuado para todos aquellos procesos en los que se crean gases que hay que eliminar.

    • Introduciendo el aire - Para renovar el aire viciado, adecuado por ejemplo en oficinas.

    1.3.3 Otros factores

    Entre las correctas condiciones del local debemos considerar también cuestiones como el correcto y suficiente abastecimiento de agua y electricidad.

    Es deseable además contar con insonorización del local para evitar molestias a los vecinos, así como sistemas de climatización (frío/calor) calefacción y/o aire acondicionado, para mantener una temperatura adecuada para el mejor rendimiento de los trabajadores (entre 15º y 20º).

    1.3 Taller mecánico

    Este es un aspecto de vital importancia, tanto desde el punto de vista económico, y más aún desde el laboral, pues tener la herramienta adecuada es fundamental para realizar un trabajo rápido y de calidad obteniendo así el mejor rendimiento del equipo.

    En especial actualmente, la mano de obra aumenta su valor cobrando gran importancia económica las horas empleadas en las reparaciones, el gasto que supone la adquisición de una herramienta es insignificante con respecto a la facturación de la mano de obra y gracias a la herramienta adecuada reducimos mucho el tiempo de trabajo que además es más fácil para el trabajador que trabaja más contento. Todo esto repercute en beneficio del cliente, y a la larga del propio taller sin ninguna duda.

    Toda inversión que realicemos en herramientas será rentable a la larga.

    En lo que respecta el equipo básico de herramientas y máquinas que cada taller ha de poseer, según su especialidad, existe una normativa promulgada por el Ministerio de Industria en donde se regula el equipo mínimo exigible para conseguir legalizar el taller y poder inscribirse en el Registro Especial de Talleres de Reparación.

    EQUIPO MÍNIMO PARA TALLERES DE MECÁNICA

    • Útiles y herramientas de equipo motor, caja de cambios, dirección, ejes, ruedas y frenos.

    • Dispositivo para medida de la presión de la compresión.

    • Prensa hidráulica de 10 toneladas.

    • Grúa, o aparato de elevación, de hasta 1.000 Kilogramos.

    • Cuentarrevoluciones de hasta 10.000 r.p.m.

    • Taladro portátil de hasta 10mm de diámetro.

    • Foso o elevador adecuado.

    • Gato hidráulico sobre carrillo.

    • Bancos de trabajo y carrillos de transporte.

    • Juego de útiles, herramientas manuales y material complementario: aceiteras, alicates, arcos de sierra, cinta métrica, compases, cortaalambre, cortafríos , destornilladores, equipos para roscar, escofinas, escuadras, juegos de llaves: hexagonales, de estrella, articuladas, acodadas, de vaso; limas planas , de media caña, redondas; martillos, mordazas, niveles , rasquetas, reglas, tijeras curvas y rectas.

    Estos son los requisitos mínimos que por supuesto pueden ampliarse, y que en general deberá mejorarse para ofrecer un servicio competitivo con otros talleres y de calidad.

    Las distintas marcas de automóviles exigen a los talleres que deseen llevar su representación unas serie de maquinarias y herramientas, así como unos requisitos de calidad, superficies, etc. entrando según unos valores en las distintas categorías, concesionario, agentes, etc. No nos interesa en este caso puesto que se trata de un taller general.

    Como referencia del material extra que hay que comprar recogemos el siguiente:

    Parte del motor

    • Analizador de humos Diesel.

    • Analizador de gases de escape.

    • Aparato para la comprobación del ajuste de válvulas.

    • Aparato para la comprobación del muelle de válvulas.

    • Aparato para la comprobación de la ortogonalidad de las bielas.

    • Aparato de control de la compresión de los cilindros, uno para motores diesel (10 a 15 Kg.) y otro para motores gasolina (3 a17 Kg.).

    • Balanza de cero constante para la comprobación del peso de los pistones y bielas.

    • Calibre con comprobador para verificar el diámetro de los cilindros, con valores de 50 a 150 mm de diámetro.

    • Collares para la introducción de los pistones en los cilindros.

    • Escariadores para el ajuste del orificio del bulón y el casquillo de pies de la biela.

    • Pinzas para efectuar el montaje de los segmentos o aros.

    • Rectificadoras de superficies planas.

    • Rectificadora de válvulas.

    Parte de frenos y dirección

    • Alineador de ruedas.

    • Comprobador de convergencia.

    • Equilibradora de ruedas (portatil).

    • Rectificadora de discos de freno.

    • Rectificadora de tambores de freno.

    • Rectificadora de zapatas de freno.

    Máquinas o herramientas varias

    • Elevadores o fosos.

    • Equipo para el lavado de piezas.

    • Esmeriladora doble con muela de 200mm.

    • Horno eléctrico para el calentado de piezas.

    • Prensa hidráulica de 30 toneladas.

    • Taladradora de columnas capaz de hasta 35 mm de diámetro, además del taladro portátil de hasta 10 mm. de diámetro.

    • Torno paralelo de 1,5m entre puntos.

    • Manómetro para medir presiones en circuitos de inyección de gasolina.

    Según las necesidades del taller se pueden y deben ir añadiendo nuevas herramientas, cabe señalar la gran cantidad de herramientas específicas diseñadas por cada marca para la reparación de sus modelos, así por ejemplo SEAT-VW/AUDI tiene diseñadas más de 600 herramientas especiales, muchas de las cuales son fundamentales para conseguir los tiempos de reparación que la fábrica anuncia en sus manuales, no obstante, en la mayoría de los casos, es posible hacer esas reparaciones sin necesidad de esas herramientas aunque el tiempo de operación sea ligeramente superior.


    2.- El taller como negocio

    Los datos concretos más importantes que necesitaremos para la creación de un pequeño presupuesto serán:

  • Importancia y volumen de las inversiones que va a ser necesario realizar para conseguir los fines previstos.

  • Estudio de los sistemas de financiación a los que puede recurrirse para obtener el dinero necesario.

  • Rendimiento necesario mínimo que ha de proporcionar el taller para dar unos beneficios que están de acuerdo con la inversión, es decir que se hallen por encima de lo que el mismo dinero daría en inversiones bancarias habituales.

  • 2.1 Presupuesto

    Necesitamos conocer los gastos generales estos serán los siguientes:

    • Coste de las herramientas.

    • Coste de los alquileres, apertura, impuestos y varios.

    • Costes de acondicionamiento del local.

    - Costes de las herramientas

    Anteriormente hemos desglosado las herramientas necesarias para el taller, solamente tenemos que sumar precio total de todas las herramientas, con su posible descuento. Este es el momento de tratar las condiciones de pago de las mismas. Y nunca está de más visitar a varios proveedores para contrastar las diferencias de precio y calidades.

    En la compra de aparatos muy costosos, como puede ser un banco de pruebas Diesel es mejor tratar directamente con el representante de una marca concreta, lo que permite unas mejores condiciones de adquisición, descuentos, garantía, mantenimiento, servicio, pago, ...

    - Costes de los alquileres, apertura, impuestos y varios

    Este es otro importante capítulo de gastos, algunos de estos pagos pueden ser mensuales, otros solo en la instalación.

    Tanto si el local es de propiedad de alguno de los socios como si se trata realmente de un local alquilado hay que asignarle el precio de un alquiler mensual. Esto se hace para desvincular el capital inmovilizado que representa el precio del local, del rendimiento que se espera obtener del local como negocio.

    El gasto de alquiler figurará en la contabilidad como un gasto más al que se debe hacer frente con los beneficios brutos.

    Si el local es verdaderamente de alquiler conviene tener en cuenta el coste de los contratos así como los meses de depósito (que exige la ley).

    Los impuestos de apertura deben tenerse en cuenta, pues hay que pagarlos al abrir el taller.

    Necesitaremos un vado permanente que hay que pedir al ayuntamiento con una solicitud estándar, igual que la que presentamos.

    La constitución de la sociedad donde deben quedar muy claras las condiciones, aportaciones, etc. solo por constituirla ya representa un desembolso, pero además es aconsejable que de esto se encargue un buen abogado especialista en Derecho Administrativo, hay que añadir por tanto sus honorarios así como los de la notaría.

    Es altamente recomendable disponer de un seguro, puesto que en el taller podemos tener varios coches y si ocurre algún percance el precio de todos ellos puede ser enorme.

    Dentro de Gastos varios se incluyen una serie de gestiones que llevarán consigo un desembolso que hay que añadir, son por ejemplo: contratación de electricidad, agua, teléfono, trabajos de imprenta (publicidad, tarjetas, facturas, etc.).

    Además podemos añadir los suministros iniciales que necesitamos para poner en marcha el taller y el material oficina (papelería, ordenador, impresora, fax).

    - Acondicionamiento del local

    Es una fuente de importantes costos, lo ideal sería tener que realizar la menor cantidad posible de gastos en este apartado. Pero algunos serán inevitables si el local no ha sido utilizado anteriormente como taller:

    Fosos, instalación de aire comprimido, extracción de humos, iluminación, letreros, pintura, portones de entrada.

    Como quiera que hablamos de obras más o menos importantes conviene comparar los precios de varios contratistas.

    FORMALIZACIÓN DEL PRESUPUESTO DE INVERSIONES

    Una vez considerados todos los gastos y recogidos todos los presupuestos pasamos ahora a sumarlos para ver si concuerda con nuestras previsiones y posibilidades.

    Concepto

    Cantidad

    Presupuesto herramientas necesarias

    5.258

    Presupuesto máquinas necesarias

    3.550

    Presupuesto gastos

    Alquiler (contrato y depósito)

    500

    Apertura y radicación

    580

    Vado permanente

    90

    Constitución de Sociedad

    380

    Seguros

    180

    Varios

    400

    Presupuesto acondicionamiento local

    2.220

    TOTAL ESTIMADO

    13.158

    Miles de ptas.

    Si la cifra obtenida entra dentro de nuestros planes es el momento de comenzar, sino, debemos reconsiderar alguno de los gastos previstos, pero siendo conscientes de que seguramente ese gasto tendremos que acabar por realizarlo antes o después, ya que en un principio lo consideramos necesario para el taller.

    Pero ahora debemos tener en cuenta otra cosa y es la posibilidad de habernos olvidado de algo, y en especial las importantes desviaciones que puede sufrir el presupuesto en el capitulo de acondicionamiento del local por los añadidos “fuera de presupuesto” que aparecen en los trabajos de ejecución de las obras “aprovechando” la circunstancia de que los albañiles ya están trabajando en el local. U olvidos como hacer la puerta más ancha, colocar un polipasto o unos ganchos en el techo, el desnivel del vado, etc., en definitiva olvidos corrientes que no se han tenido en cuenta.

    Podemos decir que subirá un 20% más de lo presupuestado si hemos hecho el presupuesto con precaución y atención. Asi que al monto total debemos añadir el 20% del presupuesto del acondicionamiento del local, como reserva de imprevistos.

    TOTAL ESTIMADO .... 13.158

    Capítulo de imprevistos ............ 444

    TOTAL = 13.602.000 pts.

    2.2 Obtención del dinero

    Una vez que ya conocemos aproximadamente la cantidad de dinero que necesitaremos nos planteamos cómo obtenerlo.

    Básicamente las fuentes de financiación pueden ser cuatro:

  • Entidades bancarias.

  • Créditos directos de los proveedores.

  • Asociación con socio capitalista.

  • Otros sistemas.

  • - Entidades bancarias

    Se trata de pedir un crédito del banco, es un sistema suficientemente conocido, para ello necesitamos un aval, y además debemos reembolsar el dinero en cómodas mensualidades pero con intereses generalmente altos. El mayor problema en estos casos para por la obtención de un aval, este puede ser propiedades, depósitos a plazo fijo en el propio banco, un avalador, o incluso si el director es conocido nuestro puede autorizarnos basándose en lo buenos que somos.

    En este sentido algunos bancos disponen de unos créditos llamados “de inicio profesional” que si bien son de escasa cuantía ofrecen mayores facilidades que los tradicionales. Además muchos bancos tiene variedad de tipos de créditos en función del uso que se le vaya a dar al dinero y el cliente que seamos.

    Incluso si tenemos problemas para dar un aval al banco podemos recurrir a las Sociedades de Garantía Recíprocas.

    Podemos acudir también a las Cajas de ahorro, que suelen ofrecer mejores condiciones y además suelen tener créditos especiales para estas situaciones.

    Más ventajosos son inclusos los créditos oficiales, a través de Banco de Crédito Industrial (BCI) o del Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa (IMPI) , aunque estos pueden presentar algunos problemas por los trámites burocráticos y algunas restricciones para el destino final del dinero (maquinaria nacional, etc.)

    En general para la obtención de un crédito necesitaremos una o varias de las siguientes cosas:

    • Las escrituras de nuestras fincas

    • La firma de uno o varios avaladores que tengan gran solvencia.

    • Memoria del negocio y presupuesto del material a adquirir.

    • El aval de una Sociedad de Garantías Recíprocas.

    - Créditos directos de los proveedores

    Es un crédito más fácil de lograr, consiste en pagar parte de las herramientas en el momento de su adquisición y el resto en plazo más los intereses, pero que es más rentable y fácil de obtener que un crédito bancario.

    Existen varios tipos de financiación, aplazamientos, ayudas a talleres que comienzan, etc., y además el leasing que consiste básicamente en un alquiler con opción final de compra.

    - Asociación con socio capitalista

    Es una persona que aporta su dinero a la constitución de la empresa, generalmente suele ser alguien más o menos conocido.

    - Otros sistemas

    Son por ejemplo las ayudas oficiales, en la lucha contra el paro existen varias ayudas que pueden ser estatales, provinciales o municipales para incentivar la creación de empresas y la contratación. Hay que informase muy bien pues hay muchas.

    Varias oficinas informan al empresario para la creación de una empresa, sobre las mejores opciones y sobre las muchas ayudas y subvenciones que ofrecen las distintas administraciones (Provincial, estatal, municipal), por ejemplo el Servicio de Asesoramiento y Promoción Empresarial (SAYPE).

    Además según el tipo de sociedad (por ejemplo la cooperativa) la Ley establece algunas posibilidades según el momento.

    Para nuestro caso, necesitamos 13.602.000 pts de los cuales 3.500.000 es de maquinaria y 5.258.000 de herramientas.

    Supongamos que los proveedores de las herramientas nos aplazan el pago de manera que pagamos el 40% del total ahora y el 60 % restante más los intereses correspondientes a dos años. Y que a los proveedores de maquinaria les pagamos el 70% y el resto lo aplazamos.

    Además se nos conceden subvenciones del Ayuntamiento:

    - Subvención para crear sociedades mercantiles por noveles 50% del coste de constitución de la sociedad.

    - Subvención para el desarrollo empresarial de PYMES 200.000 pts.

    Total del presupuesto previsto 13.602

    Crédito proveedores herramientas 3.154

    Crédito proveedores maquinaria 1.065

    Subvenciones (200 + 190) 390

    Recursos propios 6.000

    Crédito de Caja de Ahorros 2.993

    (especial PYMES)

    0

    2.3 Beneficios y Gastos de personal

    Una vez que hemos resulto el problema del capital inicial para que el taller empiece a funcionar debemos ver si vamos a ser capaces de hacer frente a los créditos, y para ello necesitamos ingresar dinero, por lo tanto hacer clientes. Y de ver si el taller podría subsistir si ocurriese algún percance que no cubra el seguro, enfermedades, etc.

    Los datos en los que nos hemos de basar son las apreciaciones del número de reparaciones que vamos a ser capaces de llevar a término por mes. Es como evaluar la capacidad máxima de trabajo que podrá tener nuestro taller. Será un dato orientativo.

    A los ingresos obtenidos por el trabajo cada mes debemos quitar la mano de obra y los impuestos. Del dinero que quede deberemos tener suficiente para pagar los intereses y los demás gastos del taller, y lo que quede será el beneficio neto del taller como negocio.

    Cobraremos el precio de la hora al mismo valor que lo estén haciendo otros talleres de la zona, por ejemplo 4.000 pts/h

    Si tenemos 4 trabajadores que trabajan 8 horas diarias, 40 horas a la semana por operario.

    Para realizar este estudio orientativo analizamos los siguientes puntos:

    • Coste del personal.

    • Coste de las cargas de estructura (sin intereses).

    • Coste de los intereses.

    • Distribución de los beneficios.

    - Coste del personal

    De los cuatro trabajadores de que disponemos tenemos 3 oficales de primera y 1 oficial de tercera.

    Sueldo en mano - Oficial de primera 220 x 3 = 660

    Oficial de tercera 140 x 1 = 140

    Más dos pagas extra, así que anualmente

    220 x 3 x 14 = 9.240

    140 x 1 x 14 = 1.960

    11.200 coste anual

    Costo real para la empresa - Debemos añadir el pago de la S.S. , las retenciones a

    cuenta del IRPF, y otros, supongamos que en total es un 30% de la nómina de los Of. De 1ª y un 25% del de tercera.

    Oficial de primera 3.080 + 30% = 4.004

    Oficial de tercera 1.960 + 25% = 2.450

    3 Oficiales de primera 4.004 x 3 = 12.012

    1 Oficial de tercera 2.450

    TOTAL COSTE ANUAL PERSONAL = 14.462.000 pts.

    - Ingresos por horas de trabajo

    Un taller de reparaciones vende horas de trabajo así que lo principal es venderlas todas, es decir facturarlas todas.

    Para ello hay que tener el taller permanentemente ocupado

    Los cuatro operarios tienen una jornada de 8 horas diarias y un periodo de vacaciones de 30 días anuales, más las fiestas oficiales.

    Sin contar posibles ausencias por enfermedad, accidente o permisos (justificados o no) serán unos 231 días a 8 horas por días resultan un total de 1.848 horas de trabajo por operario y año.

    Tenemos 4 trabajadores así pues 1.848 X 4 = 7.392 horas al año.

    Si conseguimos vender todas las horas a 4 miles la hora

    Ingresos por mano de obra anuales = 29.568

    No obstante no conviene ser muy optimista (porque esto era en el mejor de los casos), la experiencia nos dice que hay muchas hora muertas en las que los operarios no saben en que trabajar o hacen cosas improductivas. Hay meses en que se trabaja a tope, y otro en los que no hay trabajo.

    Según unas estadísticas bastante rigurosas realizadas en Barcelona se estableció que el promedio de trabajo en un taller de mecánica es del 75 %

    Este porcentaje puede variar mucho según el área geográfica, el prestigio del taller, etc.

    También hay que contar con las enfermedades del personal, sus faltas de puntualidad, accidentes, y el absentismo en general.

    Así pues debemos restar a las horas anuales ese 75% a las 7.392 horas anuales

    Horas anuales 5.544 x 4 = 22.176

    TOTAL DE INGRESOS POR HORAS FACTURABLES = 22.176.000 pts

    En la práctica muchas de esas horas de absentismo pueden recuperarse después por medio de la horas extras u horas extraordinarias que aunque se pagan al personal a mayor precio siempre resultan económicamente beneficiosas para el taller, además podemos obtener algunos beneficios extra de comisiones que nos queden del material de repuesto, no obstante no lo tenemos en cuenta por prudencia y para compensar otros factores negativos que se nos hayan olvidado.

    2.4 Coste de las cargas de estructura

    No solo vamos a tener gastos por el pago al personal, existe un grupo importante de gastos que tiene que afrontar el taller. Los gastos periódicos como alquileres, teléfono, electricidad, material de oficina, seguros, etc.

    - Alquileres

    Como ya dijimos, tanto si es de propiedad como si está verdaderamente alquilado deberemos asignarle un precio que los beneficios del taller deberán absorber.

    Supongamos que el alquiler se estipula en 190 al mes, al año deberemos pagar 190 x 12 = 2.280

    TOTAL ALQUILER LOCAL = 2.280

    - Teléfono, electricidad, limpieza, etc.

    Estos gastos aunque no muy grandes por si solos, juntos y en todo un año constituyen una cantidad a tener en cuenta. Los datos son orientativos.

    Teléfono: 20 x12 = 240

    Alumbrado: 44 x 12 = 528

    Agua: 10 x 12 = 120

    Limpieza: gastos generales = 100

    TOTAL TELEFONO, ETC. = 998

    - Material de oficina

    Comprende el papel, facturas, albaranes, material informático, papelería en general, etc.

    Impresos para papel de facturas 40

    Tarjetas, sobres y demás impresos 25

    Papel impresora 10

    Material vario 40

    TOTAL MATERIAL OFICINA = 115

    - Seguros

    El seguro es muy importante como ya se explicó antes.

    Seguro incendios. Prima anual = 150

    TOTAL SEGUROS = 150

    - Material vario de producción

    En este apartado consideramos todos aquellos gastos que se van a producir en el taller sin que puedan atribuirse o cargarse a una factura (aunque antes si se hacía).

    Por ejemplo los trapos que se gastan en la limpieza, las brocas que se rompen, el aceite, la gasolina, tornillería, grapas, tubos, arandelas, etc, etc. Todos estos materiales no pueden cuantificarse por si solos así que hacemos un controlo de los gastos que ocasiona y luego repartirlo todo por igual. Le damos un valor hipotético, orientativo anual.

    TOTAL MATERIAL VARIO = 60

    2.4 Coste de las cargas de los intereses

    Los pagos de los intereses de las cantidades aplazadas, son un coste importante y debemos añadirelo a las cargas de estructura.

    Teníamos los siguientes:

    - Crédito proveedores de herramientas y maquinaria

    Como las condiciones pueden ser las mismas en los dos vamos a hacerlo como si fuese todo de un mismo proveedor y el crédito fuese uno solo:

    Crédito proveedores herramientas = 3.154

    Crédito proveedores maquinaria = 1.065

    CRÉDITO TOTAL = 4.219

    Creación de un taller de automóviles

    Pago aplazado de 4.219, a cinco años (60 meses) con un interés del 5 % anual sobre el capital. Ello significa un interés general del 5 x 5 = 25% lo que representa un valor total de intereses de:

    Aunque para la devolución de este préstamo deberemos pagar mensualmente una cantidad igual a las suma del capital más los intereses dividido por los 60 meses que constituyen los cinco años de aplazamiento, vamos a ver lo que nos va a costar el capítulo de intereses durante un año

    Los intereses nos costarán anualmente 1.055 : 5 = 211

    Y la devolución del capital anualmente 4.219 : 5 = 843

    - Crédito Caja de Ahorros

    Este crédito lo hemos obtenido en condiciones mucho menos favorables, el aplazamiento es a 6 años, pero el interés anual es del 8% lo que da un interés general del 48%, igual que antes calculamos sobre el capital total (2.993) el total de pago en concepto de intereses.

    La elección del número de años a pagar es importante pues, como vemos el interés general depende del número de años, a más años más interés, pero si escogemos pagar en pocos años, no podremos hacer frente a un desembolso por la amortización del capital, que será mucho mayor cuanto menor sean los años en que tenemos que devolver el crédito.

    Creación de un taller de automóviles

    Y como antes, aunque la devolución sea mensual vamos a contabilizarla anualmente

    Los intereses nos costarán anualmente 1.436 : 6 = 239

    Y la devolución del capital anualmente 2.993 : 6 = 500

    - Resumen

    Ya estamos en condiciones de exponer claramente el coste de los intereses y la amortización del capital, anualmente:

    Intereses crédito proveedores .... 211

    Intereses crédito bancario .......... 239

    TOTAL INTERESES de CRÉDITOS = 450

    Añadimos a esta cantidad el retorno del capital prestado que suma:

    Amortización crédito proveedores .... 843

    Amortización crédito bancario .......... 500

    TOTAL AMORTIZACIÓN de CRÉDITOS = 1.343

    El pago de intereses es un gasto del negocio, pero lo presentamos por separado de la amortización del capital ya que el capital generado por el préstamo entrará en nuestra contabilidad en una cuenta diferente puesto, que al estar representado por maquinaria, significará un inmovilizado, es decir que tendrá un cierto valor si algún día lo vendemos, mientras que como es lógico, los intereses no los podemos vender.

    2.5 Resumen general de gastos

    Hacemos ahora una recapitulación de todos los gastos de estructura y de intereses que vamos a tener que afrontar anualmente en nuestro futuro negocio:

    TOTAL ALQUILER DEL LOCAL

    2.280

    TOTAL TELÉFONO,ETC

    990

    TOTAL MATERIA OFICINA

    115

    TOTAL SEGUROS

    150

    TOTAL MATERIAL VARIO

    60

    TOTAL INTERESE CRÉDITOS

    450

    TOTAL GASTOS DE ESTRUCTURA

    4.045

    Este gasto es el previsible para un año, tenemos que ver si somos capaces de afrontarlo con la venta de nuestra horas de trabajo.

    2.5 Distribución de beneficios

    Ya hemos creado la memoria sobre el rendimiento del futuro taller, solo queda reunir todos los datos y hacer unas cuantas restas manejando todos los números.

    En primer lugar vemos los ingresos económicos que el taller va a proporcionarnos en el caso d ella venta de todas sus horas de trabajo estimadas como facturables, cálculos que ya hemos hecho antes. Al resultado debemos restarle todos los gastos que el taller ocasiona y que hemos visto en detalle antes.

    La diferencia entre lo que previsiblemente ingresaremos y lo que tenemos previsto gastar nos dará el beneficio neto antes de impuestos, lo que es una base muy importante para considerar la rentabilidad general del taller que estamos proyectando.

    Las cuentas son las siguientes:

    miles de pts.

    TOTAL INGRESOS POR HORAS FACTURABLES

    22.176

    Menos

    TOTAL COSTE ANUAL DEL PERSONAL

    14.462

    TOTAL BENEFICIO BRUTO

    7.714

    Menos

    TOTAL GASTOS ESTRUCTURA

    4.045

    TOTAL BENEFICIO ANTES DE IMPUESTOS

    3.669

    Esto que acabamos de hacer es nuestra cuenta de explotación, y sale una cantidad interesante, aunque hemos de generara recursos para poder pagar la amortización o devolución del capital que los bancos nos han prestado.

    Los beneficios de 3.669.000 pesetas antes de impuestos, son suficientes para permitirnos afrontar el pago de la partida

    TOTAL AMORTIZACIÓN de CRÉDITOS = 1.343

    Esta importante partida debe poder ser absorbida por los beneficios, pues de otro modo no podríamos hacer frente a los compromisos de crédito. De este modo el resultado real de la explotación será igual al resultado de restar esta última cifra.

    3.669 - 1.343 = 2.326

    BENEFICIO REAL ANTES DE IMPUESTOS

    2.326.000 pts.

    Hay que tener en cuenta que de esta cantidad debemos pagar los impuestos, pero la cantidad parece suficiente para poder hacer frente a nuestras obligaciones con el estado y obtener un cierto margen de beneficio. ES RENTABLE.


    3 - Reestructuración

    En nuestro caso podemos afrontarla perfectamente, pero en el caso de que no fuera posible deberíamos reestructurar nuestro presupuesto para ajustarlo a unas condiciones económicas más favorables.

    Para la reestructuración consideramos las siguiente posibilidades, o bien la combinación de varias de ellas entre si:

  • Aumentar el número de puestos de trabajo.

  • Aumentar el precio de facturación de las horas

  • Disminuir el volumen de nuestros compromisos de crédito.

  • 3.1 Aumentar el número de puestos de trabajo

    Si en vez de cuatro puestos de trabajo preparamos el taller para que trabaje un mayor número de operarios, aumentarán nuestros beneficios sensiblemente, porque la incidencia en los gastos de estructura sobre la hora de producción será más pequeña y el beneficio general obtenido mucho mayor.

    Sin embargo la contratación de personal es un arma peligrosa porque hemos de asegurarnos de que nuestros tiempos muertos no superan por ningún conceptao el 75% del total de hora programadas, y hacer trabajar el taller con más operarios es mucho complicado, podríamos decir que la dificultad aumenta en proporción geométrica al número de trabajadores , por tanto el riesgo es mucho mayor.

    3.2 Aumentar el precio de facturación de las horas

    Puesto que lo que vendemos en el taller son horas de mano de obra, es evidente que aumentando el precio de esta aumentaremos los beneficios.

    Por ejemplo si aumentamos en 200 pts el precio de la hora (por 5.533 horas al año) obtenemos un beneficio añadido de más de 1.100.000 pts.

    Ahora bien, el aumento del precio de la hora se le repercute directamente al cliente, de modo que el taller podría dejar de ser competitivo y quedarnos sin clientes, aumentando nuestro desprestigio entrando de este modo en un `pozo sin salida', aumentando los tiempos muertos y la ruina estaría garantizada.

    Esta opción es la última que deberíamos plantearnos, y solo talleres con una buena reputación y modernas instalaciones y maquinaria podrán permitirse este lujo.

    3.3 Adisminuir el volumen de nuestros compromisos

    de crédito

    Es el procedimiento más razonable, la revisión del presupuesto de herramientas y maquinaria, así como el de reacondicionamiento del local, de modo que después de una atenta reflexión, elimináramos algunas de sus adquisiciones o de los trabajos reflejados en los presupuestos.

    Por ejemplo eliminar el número de herramientas repetidas.

    Máquinas de comprobaciones poco frecuentes, muy caras, cuyas comprobaciones se puedan hacer manualmente pueden eliminarse aunque significa una mayor pérdida de tiempo de horas de hacer el diagnóstico, pero dejaría el presupuesto general al alcance de nuestras posibilidades.

    Incluso comprar máquinas y herramientas de segunda mano, ocasión en la que podemos encontrar algunos `chollos' regateando.

    Estos son solo unos ejemplos corresponde al empresario decidir por si mismo sobre todos estos factores, y es aquí donde demostrará sus dotes.

    - Quizás una adecuada combinación de todos estos factores (subir unas pocas pesetas la hora, contratar un ayudante a tiempo parcial, y mejorara el presupuesto incial) sea la respuesta más adecuada . Incluso puede ser conveniente hacer una reestructuración aunque el presupuesto salga en un principio beneficioso, pues de este modo podemos optimizar el beneficio.


    4 - Organización

    Dentro de este apartado tratamos el resto de los aspectos importantes para el funcionamiento óptimo del taller, necesario para conservar el rendimiento que lo haga rentable.

    Debemos prestar atención a los aspectos legales que nos atañan y ser siempre precavidos en nuestros negocios con otras personas pues podemos tener la mala suerte de encontrarnos con algún “águila” y caer en sus trampas.

    Por ejemplo los contratos de alquiler del local debemos tener en cuenta que una vez firmado, el propietario podría subir el alquiler, con lo que o pagamos o perderemos mucho dinero. Esto es solo un ejemplo de la varias situaciones desagradables que nos podemos encontrar si no nos manejamos con mucho cuidado.

    Podríamos decir que de la gente `hay que esperar lo mejor y prepararse para lo peor'.

    - Clientes

    En los cálculos llevados a cabo se parte del supuesto de un rendimiento de horas facturable del 75%.

    Si el taller estuviera por debajo de esta media, el taller no cumpliría con su rendimiento económico, a veces el trabajo se amontona mientras que otras veces no se puede trabajar.

    Incluso a veces podemos tener el taller lleno, pero para pequeñas reparaciones, con lo que no será tan rentable, y tendremos el taller lleno para recibir coches con reparaciones más interesantes.

    Es por tanto muy importante la planificación, y debemos tener la capacidad de reorganizar el espacio físico del taller para adaptarlo a las nuevas necesidades.

    Una mala planificación puede hacernos perder clientes.

    Es muy importante disponer previamente de toda la información posible sobre el resto de talleres de la zona y otros factores

    • Cantidad de trabajo de talleres vecinos.

    • Comprobar el censo de vehículos.

    • Amistades.

    • Nuevos medios

    • Publicidad.

    Me gustaría destacar el factor de la publicidad pues lo considero muy importante si necesitamos captar nuevos clientes. Henry Ford decía que `si ganas 100 invierte 80 en publicidad'.

    4.1 Organización administrativa

    La organización administrativa de un taller es bastante sencilla y no presenta grandes dificultades. Será tanto más sencillo cuanto menor sea el número de trabajadores.

    Es recomendable que la contabilidad se encargue a una gestoría (que lo vendrá una vez al mes) si no tenemos conocimientos de contabilidad, pues el gasto no es mucho y nos simplifica mucho el trabajo con la garantía de que estará perfectamente al día.

    4.1.1 Control del trabajo

    Con el fin de cobrar al cliente las horas justas que se han empleado en la reparación es necesario que el operario reporte el número de horas (o fracciones de hora) que ha empleado. El encargado es el responsable de este control y de concienciar al operario de la importancia de este asunto.

    Al idear un sistema para el control de las horas de trabajo aparecen dos nuevos aspectos:

  • Orden de reparación

  • Horas de trabajo (ficha de asistencia)

  • - Orden de reparación

    La finalidad de este tipo de impreso es la siguiente:

  • Indicar exacta y claramente que es lo que hay que hacer en el vehículo que lleva este impreso

  • Darle un número al trabajo que lo singularice del resto de los trabajos realizados en el taller durante el año.

  • Tomar nota de los datos personales del cliente, con su domicilio o teléfono para avisarle en caso de que aparezca algún defecto oculto o coste adicional que el cliente deberá conocer previamente.

  • Recoger la firma del cliente autorizando el trabajo pactado.

  • Facilitar los datos necesarios para hacer la factura.

  • - Horas de trabajo (ficha de asistencia)

    El control de las horas de trabajo es absolutamente fundamental puesto que es lo que produce los ingresos del taller.

    Distinguimos aquí el control de asistencia del operario, es decir, para saber que ha venido y que está disponible, y conocer las faltas de puntualidad etc. Para esto existen en el mercado tarjetas y máquinas marcadoras de manera que el empleado ficha al llegar y al marchar.

    Pero para hacer un análisis más profundo del rendimiento del operario y del funcionamiento del taller, es necesario saber las horas que el operario emplea en cada reparación y las horas que se le facturaron al cliente por dicha reparación para contrastarlas y analizar los puntos a mejorar, etc.

    Al cliente se le hace un presupuesto previo basado en unos tiempos de reparación estándar y salvo que detectemos nuevas averías este presupuesto no se modifica, si el mecánico tarda más tiempo del previsto no se le puede cargar al cliente sin una causa muy justificada, y esto supone un menoscabo del rendimiento del taller, por el contrario si la reparación se realiza más rápido de lo que pone la factura, el beneficio es mayor para el taller, que puede invertir ese dinero en mejoras del taller, herramienta, etc. o en premios al empleado, con lo que trabajará más contento y rendirá mucho más.

    - Tiempos de reparación

    Existen para cada modelo una estimación del tiempo que un mecánico tarda en realizar cada reparación concreta, basándose en estos datos, se realiza un presupuesto al que el mecánico tiene que tratar de ajustarse.

    Como quiera que cada marca y modelo tiene unas características particulares los tiempos de reparación para la misma operación no tienen por qué ser los mismos para dos coches distintos y para conocerlos hay que recurrir al manual del modelo.

    Se utilizan horas y fracciones de horas.

    Muchas veces ocurre que para poder cumplir con el tiempo estimado en el manual hay que disponer de herramientas especializadas para esa marca o modelo concreto, y esto no es posible porque no se puede disponer de todas las herramientas especiales de cada marca (como ya comentamos SEAT/VW-AUDI tiene más de 600) con lo que el tiempo de reparación se alarga, y el encargado debe tenerlo en cuenta y preveerlo.

    Esta es una situación que perjudica muy seriamente al taller generalista frente a los talleres concesionarios que trabajan una sola marca, como nota anecdótica pero muy indicativa de lo que es las situación actual y el curso que está tomando vale el ejemplo del cambio de aceite de un BMW moderno. Al sacar el aceite el indicador de nivel obviamente llega a cero, pues al rellenar de nuevo permanece inactivo y se necesita una herramienta especial solo para activarlo de nuevo.

    Con esto lo que las marcas tratan es que el cliente solo pueda reparar y mantener el coche en los concesionarios oficiales que tienen unos precios mucho más elevados.

    *********************************************************

    Introducción

    F.O.L. - Gestión Creación de un taller Página 34

    Instalación

    El taller como negocio

    Reestructuración

    Organización