Crátilo o del Lenguaje; Crátilo, Hermógenes y Sócrates

Literatura filosófica clásica. Dialéctica. Discurso. Derecho natural. Verdades razonadas. Futuros maestros

  • Enviado por: Loló Mancilla
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad

Cratilo o del lenguaje.

Hermógenes, Cratilo y Sócrates.

Solo el uso puede representar una cosa mediante

Lo que se le parece y mediante lo que no se le parece...

Es necesario que la convención y el uso contribuyan

Hasta cierto punto a la representación de los

Pensamientos que expresamos.

Sócrates, los diálogos de Platón

La dialéctica es la característica del texto. Inicia con la invitación que Hermógenes le hace a Sócrates a participar en el diálogo que él sostenía con Cratilo acerca de la propiedad de los nombres de las cosas. Cratilo afirmaba que el nombre es significante por naturaleza y Hermógenes decía que por convención.

Mediante unos ejemplos de lo que es bueno y malo, y si los hombres son buenos o malos. Sócrates estableció por medio de una plática que sostuvo únicamente con Hermógenes, que los seres humanos tienen una esencia por naturaleza al igual que los nombres, continua hablando del legislador quien era el que formaba con sonidos y sílabas el nombre que correspondía naturalmente a cada cosa. Sócrates continuó afirmando con ejemplos que así se varíe letras o acentos el nombre sigue teniendo su esencia. Así pues, discute con Hermógenes la raíz de muchas palabras como el nombre de los dioses, las divinidades, las virtudes, los sentimientos, las acciones, las descripciones entre otros.

Es en este momento donde aparece Cratilo al ser invitado por Hermógenes para discutir a cerca de las conclusiones que lograron obtener con Sócrates. Sócrates hace obvia su admiración por la investigación que Cratilo y sus discípulos han hecho acerca de la propiedad de los nombres. Continuando con la discusión, Sócrates y Cratilo hablaron sobre la propiedad de los nombres. Ellos llegan al punto del nombre dado por la imitación de la imagen y deducen que el lenguaje primitivo tuvo que surgir por algún tipo de imitación del objeto a mencionar, y con el tiempo el uso y la ley lo forman y regulan, donde también influye la cultura donde se desarrolla. Cratilo concluye que la verdad esta de parte de Heráclito y finaliza el diálogo con el compromiso de seguir investigando sobre el tema.

Platón, discípulo de Sócrates, es el autor de Cratilo o del lenguaje, en su obra maneja dos visiones del concepto de la propiedad de los nombres de las cosas, estos dos conceptos son puestos en escena por Cratilo y Hermógenes. Sócrates cumple la función de guiar el diálogo y en sus manos esta la misión de convenir acuerdos de las diferentes opiniones allí expuestas. El autor nunca aparece en la historia como personaje pero es quien narra la situación, es así como Platón deja conocer las voces de los participantes del diálogo y no interfiere ni opina, él solo transcribe al papel.

El discurso está narrado en tiempo presente, aunque se remontan a hechos históricos cuando exponen la raíz de las palabras. El autor pretende describir una escena cotidiana, en la que dos conocidos - Cratilo y Hermógenes- discuten algo y casualmente encuentran alguien quien podría ayudarlos a resolver el dilema -Sócrates-. No es acertado decir que Cratilo se ausenta en la primera parte del diálogo que Hermógenes y Sócrates sostenían, él simplemente escuchaba con atención para así poder intervenir en la segunda parte con Sócrates y como consecuencia, el papel de oyente lo recibe Hermógenes.

El método empleado por Platón es la dialéctica. Utiliza opiniones en oposición y esa es la razón para no manejar una verdad absoluta durante el desarrollo del texto, la verdad siempre se encuentra en movimiento, cambia, se transforma, esa es una cualidad del texto: no hay definitivamente nada quieto.

Según la filosofía del derecho¹, la dialéctica es “Principio motor del concepto, que disuelve pero también produce las particularidades de lo universal”, se puede concluir que la dialéctica surge de una realidad personal que al ser compartida con el interlocutor cambia, y es posible obtener una verdad razonada.

Platón utiliza la dialéctica como oposición al método empleado por los sofistas que era la retórica, pues está trata de argumentar a través de falsas verdades, la retórica persuade, no admite acuerdos con el otro, lo seduce con espejismos.

La dialéctica maneja un modelo para que sea posible obtener las ya mencionadas verdades razonadas.

Tesis.

Para Cratilo los nombres son exactos por naturaleza porque hay identidad absoluta entre el nombre y la cosa.

Antítesis

Para Hermógenes, los nombres son siempre exactos pero no por naturaleza sino por medio de la convención entre los miembros pertenecientes a la comunidad de hablantes

Síntesis.

Sócrates cumple la función de mediador y concluye que es posible que el nombre se originara como imitación al objeto, y con el uso el nombre evolucionara, agregando o quitando sílabas y variando su significado, además de ser cambiante de acuerdo en el medio que sea utilizado.

Derecho natural: doctrina sobre el derecho ideal, derecho que se deriva, según la teoría de la razón y de la naturaleza ,estás teorías fueron expuestas por Sócrates, Platón entre otros.

La gran cualidad de la dialéctica utilizada es la guía que ofrece al lector, conduciéndolo de la mano en búsqueda de la definición del lenguaje en su esencia, utilizando los principios de las palabras para darnos a entender que el lenguaje es usado a diario y no lo valoramos por ser un producto histórico e inherente al hombre. ² Además, el lector se hace partícipe de la obra, se cuestiona y toma posiciones a medida que avanza, es como si Sócrates estuviera cuestionando al lector con sus preguntas y deducciones.

¿Cuál modelo de maestro seguir?

El texto nos cuestiona acerca de las distintas formas de obtener un conocimiento.

Las preguntas de Sócrates, al menos en principio, producen el deseo de saber y que se construya un saber. Es posible acceder al conocimiento mediante una dialéctica donde Sócrates hace caer en cuenta a los personajes de las falencias de sus teorías estructuradas.

Éste es un ejemplo que nosotros como futuros maestros debemos reflexionar. Sócrates, les permite pensar, además de dejar claro a Hermógenes que él no sería quien dijera la ultima palabra y que Cratilo no es conocedor fidedigno de la propiedad de los nombres de las cosas, solo en común acuerdo pero siendo objetivos podrían resolver su problema³.

Aplicado a la sociedad actual, el conocimiento abre la mente de las personas y eso las hace más críticas, objetivas y congruentes con sus actos pero nuestra cultura de educación no tiene como objetivo la autonomía del estudiante para hacerlo construir su pensamiento, sino que se espera que el maestro sea quien tiene el poder absoluto y por medio de retórica inducir a los estudiantes a su propio conocimiento establecido por años y no por actos.

MAESTRO SOFISTA.

Convence sin consecuencia

argumentativa.

Es de su interés la forma y no el fondo.

MAESTRO MODELO.

(Sócrates)

Analiza el contenido objetivamente.

Reconoce sus falencias, pero busca soluciones a éstas.

Podemos concluir que Platón en su obra realizó un homenaje a su gran maestro Sócrates y para estudiantes de Español e Inglés como nosotros, es interesante saber cómo podemos resolver las dudas de nuestros futuros alumnos que seguramente nos preguntaran el por qué de los nombres de las cosas.

2. “Donde hay un hombre hay un lenguaje” Teresa de Morales, Profesora lingüística y literatura, Universidad Pedagógica Nacional.

3. «Estoy dispuesto a unir mis esfuerzos a los tuyos y a los de Cratilo y a hacer las posibles indagaciones con vosotros examinemos, por lo tanto, juntos...]».

Posiciones complementarias