Corticoides tópicos

Fármacos. Corticosteroides. Dermopatías

  • Enviado por: Francisco J. Molina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información

Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información


D07. CORTICOIDES TOPICOS

L

a acción farmacológica de todos los corticosteroides tópicos es idéntica y sus aplicaciones clínicas son las mismas. La diferencia fundamental hay que buscarla en la potencia del preparado. La potencia de los preparados tópicos de corticosteroides depende esencialmente de cuatro factores:

  • Características de la molécula. Como norma general los derivados fluorados (betametasona, fluocinolona, etc.) son más potentes que los no fluorados.

  • Concentración del principio activo.

  • Vehículo utilizado. Cuanto más graso sea el excipiente, mayor es la cesión de principio activo a la piel. Por tanto, a igualdad de principio activo y de concentración, la actividad es decreciente en este orden: ungüento>pomada>gel> crema>loción.

  • Lugar de aplicación. Hay zonas de la piel que absorben bien los corticoides (escroto, axilas, párpados, cuero cabelludo). En otras, la absorción es bastante menor (espalda, antebrazos, rodilla, palma de la mano).

  • La clasificación según potencia se suele hacer por métodos experimentales basados en el poder vasocinstrictor del preparado (que se corresponde bastante bien con la eficacia clínica en la mayoría de las aplicaciones, pero no en todas). Hay que tener en cuenta dos circunstancias de las clasificaciones por potencia:

    • Para tener en cuenta la influencia del excipiente, las valoraciones más fiables se hacen a nivel de preparado farmacéutico, no de principio activo.

    • No existe una clasificación universalmente aceptada. En Europa es habitual dividir en cuatro grupos: débil, intermedia, fuerte, muy fuerte. (clases I a IV). En Estados Unidos es común una división en siete clases. Las comparaciones internacionales se ven complicadas además por ser la clasificación europea ascendente (la clase I es más débil) mientras que la americana es descendente (la clase I es la más fuerte).

    En la tabla I hemos agrupado según el criterio europeo la mayor parte de los preparados del mercado español. Se ha tenido en cuenta la naturaleza del corticoide y su concentración, pero no la posible influencia de los excipientes.

    Obviamente las preparaciones fuertes y muy fuertes son eficaces en afecciones donde se obtienen resultados insatisfactorios con corticoides de potencia débil o moderada, pero el riesgo de efectos secundarios (atrofia dérmica, estrías, hipertricosis) es mayor.

    Por esto interesa elegir en lo posible el preparado de menor potencia que proporcione respuesta adecuada, teniendo en cuenta la gravedad de la enfermedad y su localización. En afecciones extensas en zonas de absorción, o en niños, es conveniente comenzar con un corticoide de potencia débil o intermedia.

    Los corticoides de mayor potencia deben reservarse a enfermedades graves o refractarias a preparaciones más débiles, y a regiones dérmicas de escasa permeabilidad. La tabla II recoge, a título indicativo, la potencia necesaria para tratar distintos tipos de patologías. Por lo general es prudente, una vez conseguida la remisión con un corticoide potente, cambiar a otro más débil para tratamientos de mantenimiento prolongados.

    Criterios parecidos deben aplicarse en la elección del vehículo. La tabla III incluye recomendaciones de selección según la localización de la lesión. Las lociones y cremas (fácilmente extensibles) son útiles en el tratamiento de lesiones húmedas y extensas. Los ungüentos y pomadas se utilizan en lesiones secas, liquenificadas o descamativas. En caso de conseguir el efecto deseado, puede recurrirse a vendajes oclusivos, que aumentan la absorción hasta 100 veces.

    El riesgo de efectos secundarios depende de la potencia del corticoide, del área de aplicación, de la duración del tratamiento y de si se utiliza o no vendaje oclusivo. Como regla general, no hay que esperar efectos sistémicos si la dosis semanal de un corticoide potente no supera los 30 gramos en adultos o 10 gramos en niños pequeños. Con los preparados débiles o moderados raramente se ven efectos sistémicos.

    RECUERDE

    Eviten en lo posible usar corticoides potentes en niños pequeños. La absorción sistémica puede producir retrasos en el crecimiento. Tengan en cuenta que los pañales de plástico pueden hacer efecto de vendaje oclusivo e incrementar inadvertidamente la absorción.

    TABLA I. CORTICOIDES TOPICOS CLASIFICADOS POR POTENCIA

    Potencia débil

    Hidrocortisona 1%;2,5%

    Fluocortina 0,75%

    Potencia intermedia

    Clobetasona, butirato 0,05%

    Dexametasona 0,2%

    Flumetasona, pivalato 0,02%

    Fluocinolona, acetónido 0,01%

    Triamcinolona, acetónido 0,04%

    Potencia alta

    Betametasona, valerato 0,1%

    Betametasona, dipropionato 0,05%

    Beclometasona, dipropionato 0,025%

    Budesónido 0,025%

    Desoximetasona 0,25%

    Diflucortolona, valerato 0,1%

    Fluclorolona, acetónido 0,025%

    Fluocinolona, acetónido 0,025%

    Fluocinónido 0,05%

    Fluocortolona monohidrato 0,2%

    Metilprednisolona, aceponato 0,1%

    Mometasona furoato 0,1%

    Prednicarbonto 0,25%

    Potencia muy alta

    Clobetasol 0,5 %

    Diflorasona, diacetato 0,05%

    Diflucortolona, valerato 0,3%

    Fluocinolona, acetónido 0,2%

    Halcinónido 0,1%

    Halometasona 0,05%

    TABLA II.

    DERMOPATIAS CLASIFICADAS POR LA RESPUESTA A CORTICOIDES

    SENSIBILIDAD

    COMENZAR CON:

    EJEMPLOS

    Muy sensibles

    Potencia débil a moderada

    Dermatitis seborreica. Dermatitis tópica en niños o ancianos. Otras patologías caracterizadas por eritema con mínima descamación o liquenificación.

    Moderadamente sensibles

    Potencia moderada a fuerte

    Dermatitis atópica en adultos. Dermatitis nummular. Psoriasis leve. Formas leves de dermatitis de contacto.

    Relativamente resistentes

    Potencia fuerte a muy fuerte

    Lupus eritematoso discoide. Psoriasis en placas. Liquen simple crónico. Liquen plano hipertrófico. Dermatitis crónicas de las manos.

    TABLA III.

    CRITERIOS DE SELECCIÓN DE FORMULACIONES DE CORTICOIDES TOPICOS

    FORMA

    FARMACÉUTICA

    PIEL

    GLABRA

    ZONAS

    VELLOSAS

    PALMA Y PLANTA DEL PIE

    ZONAS
    INFECT
    ADAS

    ZONAS

    INTERTRIGINOSAS

    Pomada/Ungüento

    ***

    ***

    Crema

    **

    *

    **

    *

    **

    Loción

    **

    **

    **

    Solución

    ***

    ***

    **

    Gel

    **

    *

    *

    *** = Uso preferente

    ** = Uso aceptable

    * = Util a veces