Corrientes del Pensamiento

Pierre Bourdieu. Los Herederos. La Elección de los elegidos

  • Enviado por: Antonio Julián Vergara
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 13 páginas
publicidad

Corrientes del Pensamiento

Trabajo Monográfico

Tema: LOS HEREDEROS

Índice:

Introducción 3

Pierre Bourdieu 4

Los Herederos 5

La Elección de los Elegidos 6

Conclusión 12

Bibliografía 13

Introducción

Para poder concretar la monografía decidí limitarme solo al análisis de las condiciones de la desigualdad de los alumnos frente al sistema educativo; temiendo que al realizar un estudio extensivo del libro perdiera la capacidad de expresar concretamente y correctamente ideas y conceptos elaboradas por los sociólogos franceses.

Para la consideración de los temas a abordar en la monografía he tenido en cuenta que, aunque la metodología del autor sea diferente, Bourdieu tiene un punto de análisis del tipo marxista. De todas maneras, a mi entender, la consideración del autor no compromete a dos clases separadas dialécticamente que luchan por el poder, sino que analiza frente a una institución de constitución burguesa la capacidad de los estudiantes de diferentes orígenes sociales para llevar a cabo sus estudios.

También me valí de los enlaces que la cátedra ofreció mediante su blog en Internet, así como de algunos otros autores que me parecieron interesantes mediante la búsqueda. De estas búsquedas comprendí algunos de los conceptos implícitos en el desarrollo del libro, y algunos otros para comprender el autor en general, asimilando así la manera mediante la cual están dadas las consideraciones sobre los estudiantes y sus situaciones frente a la educación superior. Algunos de éstos conceptos son: capital cultural, habitus, y alguna consideración de la teoría de los campos, aunque estos no aparecen dentro de la monografía.

Pierre Bourdieu

Para poder comprender la obra de este sociólogo, quizás también como extensión de la introducción, creo que tener en cuenta un poco de su carrera ayudara a esclarecer los modos de elaboración de sus teorías.

Se trata de un sociólogo muy reconocido por la academia, sus investigaciones sobre la educación son muy influyentes hoy en todo el mundo. Nacido en una comuna francesa alejada de las grandes ciudades llamada Denguin en 1930, estudió filosofía en la escuela normal de París. En 1964 publica el libro que es tema de esta monografía en conjunto con otro investigador, Jean-Claude Passeron. Su obra es una de las más ricas del mundo intelectual, su legado comprende alrededor de 40 estudios sobre diversos temas; además participó dirigiendo prestigiosas revistas de sociología. Su análisis no sólo comprende la educación sino también la cultura, las tecnologías, y hasta la dominación masculina. Entre 1964 y 1980 es director de la L'École Pratique de Hauts Études y catedrático de Sociología en el College de France desde 1981, solo para citar algunas de sus participaciones en el mundo intelectual.

“El discurso de Bourdieu, que ya se había manifestado con matices críticos antes de mayo del 68, se acentúa en los últimos años de su vida con nuevas argumentaciones contra el neo-liberalismo y en favor de la sociedad civil y del naciente foro social mundial, participando cerca de los sindicatos, de las organizaciones no gubernamentales, de los emigrantes y de las asociaciones cívicas contra las posiciones neoliberales que nutrían el discurso de la sociedad llamada postmoderna. Bourdieu fue uno de los fundadores de la editorial Liber-Raisons d'agir, impulsora del movimiento Attac. Falleció, como consecuencia de un cáncer, en 2002.”

Los Herederos

Los puntos de inflexión mas importantes de este texto, tomándolo desde un punto de vista un tanto acotado, son: la consideración de la imposición simbólica de la educación por sobre los estudiantes universitarios, y la dominación de sus oportunidades laborales mediante la otorgamiento de títulos y distinciones. Para el momento de su postulación este tipo de críticas al sistema educativo supuso una gran conmoción y crítica entre los sectores liberales progresistas, que consideraban que los estudios y la escolaridad era un afianzamiento del sistema republicano.

Desde la perspectiva de clase el autor se vale de categorías de estudio marxista; pero su desarrollo fehaciente de la educación, tanto desde el punto de vista de ex-estudiante como de profesor, no tiene relación con el subjetivismo alemán, ni con sus estudios sobre la industria de la cultura. A mi parecer los estudios sobre los diferentes espacios de la educación tienen una estrecha relación con algunos de los postulados durkheimianos, difiriendo del positivismo y su postulado funcionalista biologista; utilizando diferentes postulados teóricos de los “clásicos” de la sociología.

De todas formas el pensamiento del autor no se basa ni en una ni en la otra de las características teóricas de los anteriormente nombrados, sino que mediante el uso de esto como herramientas para el pensamiento el autor elige su propia corriente epistemológica.

A continuación encontré algunos aportes que ayudan a dar peso a mi intención por dilucidar el origen teórico del autor:

“En la perspectiva de Bourdieu, esta preocupación por la cientificidad no positivista de la sociología lo lleva a buscar -de manera crítica- en la tradición clásica de la disciplina la integración de los aportes teóricos de Marx, Durkheim y Weber..”

Bourdieu no sólo se basa en la comprensión de que las oportunidades de la educación son limitadas para aquellos grupos con menor poder adquisitivo, sino que refiere que hay otros tipos de dominación por parte del sistema educativo francés, a saber: el simbólico y el cultural. Basa este postulado realizando una comparación entre datos empíricos (obtenidos de algunos institutos como la École Pratique des Hautes Études) sobre los orígenes socioeconómicos y demográficos de los estudiantes, y las prácticas de cada uno de estos sectores referente al conocimiento, la institución y la división del trabajo social.

De esta manera propone que el pensamiento universitario y los estudios superiores son más accesibles para los estudiantes de niveles económicos más altos, no sólo por poseer la capacidad de afrontar los gastos de la institución sino porque los saberes que se proponen dentro de la misma están arraigados en la percepción de “los herederos” de la cultura, que mantenían su elite ilustrada generación tras generación. “Así el paso por las instancias educativas formales consagraba, mayoritaria sino exclusivamente, a los estudiantes cuyas procedencias familiares los colocaban en situaciones aventajadas, o de complicidad objetiva, ante la acción escolar “igualitaria”, que valoraba positivamente las sensibilidades, predisposiciones y conocimientos que traían de sus hogares y trayectorias previas, en múltiples aspectos coincidentes con los contenidos y destrezas impartidas como “nuevas” para todos, pero que algunos ya poseían”

Este libro tuvo una gran repercusión sobre los estudiantes de franceses del momento. Dado que en la década de 1960 las movilizaciones sociales eran muy fuertes, y la participación de los gremios muy activa, la posición duramente crítica de los autores frente al sistema educativo (tanto como su rápida distribución) fomentaron que fuera utilizado como ideología política durante la cadena de protestas realizadas durante mayo de 1968 en la ciudad de París, lugar donde Bourdieu trabajaba como director de una escuela.

La Elección de los Elegidos

En las consideraciones sobre Los Herederos tomé en cuenta alguna de las contribuciones tanto epistemológicas como sociales del texto y su alcance en el pensamiento contemporáneo del siglo XX. Dentro de este apartado recrearé algunas de las pautas que llevan al pensador a categorizar un sistema educativo como elemento de dominación y perpetración de las clases económicas más altas, no sólo desde el punto de vista de la capacidad monetaria de inserción, sino también de los modos de legitimación de la cultura burguesa frente a la idea de una educación “igualitaria”.

El texto se introduce con una pregunta que desarrolla en este capítulo “¿Alcanza con comprobar y deplorar la desigual representación de las diferentes clases sociales en la enseñanza superior...?”. El desarrollo de la pregunta contestará no sólo que comprobarlo es necesario, sino que es menester cambiarlo; de todas maneras el tema central del primer capítulo del texto es la comparación de los diferentes estratos sociales de los alumnos según la ocupación del padre, el sexo y otras relaciones para la elección de los estudios a realizar. “En realidad para las clases más desfavorecidas, se trata de una simple y pura eliminación.”. Los autores profundizan las investigaciones estadísticas en función de las relaciones proporcionales de los integrantes de las facultades según su posición social manifestando la desigualdad pertinentemente. De todas maneras en el examen de los gráficos indica que el sexo también es condición de ingreso a los estudios, mostrando que las mujeres tienen desventajas a la hora de acceder los estudios (proporción que no se mantiene en la actualidad); también aludiendo que la restricción de la elección de una categoría social dada a cierta disciplina. Estas consideraciones estadísticas lleva a los autores a tener en cuenta que la división social del trabajo comprende a la división en sexos como prácticas que establecen un espejo de la realidad de las posibilidades de las mujeres frente a un mundo de varones. Explicitando esto en la conclusión del libro, comparan al género femenino con los estudiantes de la clase baja frente a los de la alta, en función de que se repite la brecha entre varones y mujeres en posibilidades laborales y profesionales dentro de la universidad y fuera de ella. “Como regla general, la restricción de las elecciones se impone a la clase baja más que a las clases privilegiadas y a las estudiantes antes que los estudiantes, siendo la desventaja mucho más marcada para las mujeres que provienen de un origen social más bajo.”

La explicación para las afirmaciones anteriormente citadas sobre el texto Los Herederos, es la relación de estas estadísticas con las elecciones que toman los individuos de las diferentes clases para sus estudios universitarios. Los autores agregan una interpretación a las estadísticas, no solamente desde el punto de vista de las diferencias socioeconómicas, sino también la relación existente entre las posibilidades y la elección de la carrera. Recordamos que estas investigaciones fueron realizadas en Francia entre 1960 y 1963; la relación de inserción se vincula con la profesión de los padres, tomando a la medicina y al derecho como las disciplinas más exclusivas del sistema educativo, relegadas éstas a los sectores medios y altos. La desventaja educativa como restricción de la elección se expresa, para los que no fueron eliminados, como otra de las desventajas frente a un sistema que impone las relaciones de los estudiantes con el saber; confiriendo a los sectores de menor posibilidad de adquisición la doble restricción. “Así, estos estudiantes deben pagar con el precio de la elección forzada entre las letras y las ciencias su entrada en la enseñanza superior, que para ellos tiene dos entradas y no cinco...” El siguiente de los problemas a analizar es el estancamiento de los estudiantes que no tienen la posibilidad de depender directamente de sus padres. “... el origen social es, de todos los determinantes, el único que extiende su influencia a todos los dominios y a todos los niveles de la experiencia de los estudiantes, en el primer lugar sus condiciones de existencia.”

En el marco del desarrollo teórico los autores destacan las condiciones objetivas (por las cuales luego se propondrá el socio análisis) de los estudiantes como seres provenientes de una sociedad basada en la desigualdad económica, y relativizada con una supuesta “igualdad” en el sistema educativo. Esta desigualdad está dilucidada en el libro, y es relativa a todos los estudiantes pero como un valor negativo, “...los estudiantes considerados en su rol propio tienen en común... el sufrir y experimentar la subordinación de su provenir profesional a una institución que... monopoliza un medio esencial del éxito social.”.

Otro de los síntomas de la eliminación de las clases bajas de la educación superior son los modelos culturales. Para las clases altas la inserción dentro de la educación es mucho mas fácilmente realizable dado que poseen una “herencia cultural” que se transmite por las generaciones. Dentro de los oficios en la sociedad, los más privilegiados están mas directamente vinculados con el saber ilustrado, mientras que las clases más bajas y sus trabajos son relativos a otros tipos de saberes que no son relativos a la educación superior (dentro de este desarrollo puede verse casi delimitado el concepto de capital cultural, desarrollado por Bourdieu en otras publicaciones). Es por eso que un/a estudiante que proviene de una familia cuyos integrantes son parte de una profesión liberal tiene un menor esfuerzo metódico para aprender de los materiales de la carrera. “En efecto, (los estudiantes) están separados, no por divergencias que podrían establecerse por categorías estadísticas y que difieren por una relación diferente y por razones diferentes, sino por sistemas de características culturales que comparten... con su clase de origen”. En este punto difiere en el contenido y la modalidad de los estudios comprometidos y los tipos de conducta que adquieren los estudiantes, y la expresa relación de su clase social con la sociedad global. Asumir el compromiso de reproducir el contenido de la educación para las clases que no son pertenecientes a la burguesía y algunas profesiones de sectores medios, es entonces aceptar una irrealidad en la cual el estudiante pierde el reconocimiento de su origen dentro de una educación que lo prepara, si su esfuerzo es el suficiente, a adentrarse de manera segmentada y con menor posibilidad dentro del sistema de las profesiones ilustradas. “Para los hijos de los campesinos, de obreros, de empleados o pequeños comerciantes, la adquisición de la cultura educativa equivale a una aculturación”. Esta frase representa lo drástico que es para los integrantes de la comunidad estudiantil de clases más bajas entrar en un sistema de imposición de los conocimientos que se aleja de sus condiciones objetivas de conocimiento de las diferentes realidades.

Me gustaría remarcar luego del siguiente párrafo que las posiciones de estos autores franceses es muy disímil a la posición alemana frente a las consideraciones de sujeto y objeto de referente en la escuela de Frankfurt, las raíces antropológicas dentro de las teorías sociológicas de Los Herederos hacen al reconocimiento de los diferentes individuos del sistema como referentes y a tomar en cuenta. Las entrevistas son uno de los métodos por los cuales los autores se valen de información que no se explicita dentro de los marcos estadísticos, para una comprensión teórica en tipos ideales de referente lógico. Se consuma así la unión de los sistemas positivistas y críticos en un solo sistema de investigación que se referencia en la metodología weberiana, y se construyen conceptos que son utilizados en la conclusión para plantear una educación en vías de racionalización de los distintos tipos de actitudes en las escuelas. Las páginas 42 y 43 de Los Herederos se refieren directamente a estas prácticas y las relaciones entre la universidad como un refugio o como una institución para desarrollar métodos y técnicas de pensamiento racional. “Así, ignorada o rechazada, se ejerce en el medio estudiantil la influencia de los factores sociales de diferenciación, pero sin seguir los caminos de un determinismo mecánico.”, así cuando una persona se presenta en situación de privilegio frente a la cultura dominante corre el riesgo de “dilapidar” sus haberes culturales frente a la facilidad del sistema que no se le impone. Mientras que para las personas que están desfavorecidas frente a la cultura la cual debe adquirir, si supera la barrera de la eliminación, puede que la misma desventaja juegue en su favor como una barrera que debe superar, como un reto. De todas maneras estas dos posiciones, son en el mismo texto, actitudes a profundizar para el desarrollo correcto de las barreras y las facilidades del sistema.

Los autores consideran que para que el desarrollo de una carrera académica sea correcta la racionalización es uno de los factores decisivos frente a los contenidos. La enseñanza no es una “aventura del saber”, sino que es la aprehensión de los métodos para que el conocimiento y los conceptos sean correctamente utilizados; pero tampoco considera al metodismo absoluto la solución sino que las experiencias sin conceptos son arbitrarias o estadísticas. “Por el contrario, usada racionalmente, la herencia cultural favorece el éxito educativo sin atarse a los intereses, más o menos estrechos, que define la escuela.”.

Conclusión

La rica conclusión de los autores frente a la desigualdad en la educación es que no solamente se concreta en condiciones de desigualdad económica o política, sino que la exclusión toma una parte muy importante en la validez de los valores culturales “positivos” que se les imponen a los alumnos. El planteo de los sociólogos trasciende la igualdad frente al sistema económico de los posibles estudiantes, dado que los excluidos también pueden ser individuos de sectores medios que no poseen acceso al capital cultural de las clases altas, “El peso de la herencia es tal que se la puede poseer de manera exclusiva sin llegar a necesitar de la exclusión, pues todo pasa como si sólo se excluyera a los que se excluyen.”. Es por eso que la eficacia de la eliminación del sistema educativo es tan implícita que si se igualaran las condiciones de medios económicos la exclusión se conservaría. De cierta manera estas indicaciones contienen mucho peso en las ideas del mayo francés que se consolidó como una revolución contra-cultural, una lucha frente a las condiciones de dominación simbólica, explicitando las mismas. La confrontación contra el sistema de imposición de la cultura burguesa para los estudiantes es muy clara en este texto, “Por eso no hay mejor manera de servir al sistema - creyendo combatirlo - que imputar únicamente a las desigualdades económicas o a una voluntad política todas las desigualdades ante la educación.”

Considero que los temas abordados en libro son hoy actuales frente a la realidad de los diferentes sistemas educativos del mundo. Más allá de las estadísticas sobre las escuelas francesas de ese momento, las consideraciones de estos autores sobre desigualdades económicas, culturales y educativas son hoy todavía vigentes y debatibles.

Bibliografía

  • INFOAMERICA, http://www.infoamerica.org/teoria/bourdieu1.htm

- César Germaná, REVISTA DE SOCIOLOGÍA - Volumen 11 - 1999 - Número 12, http://sisbib.unmsm.edu.pe/Bibvirtual/publicaciones/sociologia/1999_n12/art013.htm

  • Ricardo Sidicaro; Los Herederos estudio preliminar, Siglo Veintiuno, Buenos Aires, 2009

  • Pierre Bourdieu y Jean-Claude Passeron, Los Herederos, Siglo Veintiuno, Buenos Aires, 2009

INFOAMERICA, http://www.infoamerica.org/teoria/bourdieu1.htm

INFOAMERICA, http://www.infoamerica.org/teoria/bourdieu1.htm

César Germaná, Revista de Sociología - Volumen 11 - 1999 - Número 12, http://sisbib.unmsm.edu.pe/Bibvirtual/publicaciones/sociologia/1999_n12/art013.htm

Ricardo Sidicaro; Los Herederos estudio preliminar, Siglo Veintiuno, Buenos Aires, 2009

Pierre Bourdieu, Los Herederos, Siglo Veintiuno, Buenos Aires, 2009, pág. 13

Pierre Bourdieu, Los Herederos, Siglo Veintiuno, Buenos Aires, 2009, pág 14

Ibidem 6, pág 20

Ibidem 6, pág 21

Ibidem 6, pág 26

Ibidem 6, págs 27 y 28

Ibidem 6, pág 37

Ibidem 6, pág 39

Ibidem 6, pág 42

Ibidem 6, pág. 42

Ibidem 6, pág 44

Ibidem 6, pág 45

13