Coronel Mohamed Alí Seineldin

Lider militar. Formación Carrera. Virtudes y valores. Ambiente. Compromiso. Obetivos

  • Enviado por: Scipion
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas
publicidad

TRABAJO PRÁCTICO

CUALIDADES DE LIDER: Coronel Mohamed Alí Seineldin

INDICE

OBJETIVO-------------------------------------------------------------------------------------------- 2

RESEÑA BIOGRÁFICA---------------------------------------------------------------------------- 2

Formación y carrera militar -------------------------------------------------------------- 2
Alzamiento carapintada
-------------------------------------------------------------------- 2

VIRTUDES Y VALORES--------------------------------------------------------------------------- 3

Obediencia y humildad--------------------------------------------------------------------- 3
Previsión
-------------------------------------------------------------------------------------- 4
Integridad
------------------------------------------------------------------------------------- 4

CARÁCTER------------------------------------------------------------------------------------------- 4

AMBIENTE------------------------------------------------------------------------------------------- 4

OBJETIVOS------------------------------------------------------------------------------------------ 5

COMPROMISO CON LA EXCELENCIA------------------------------------------------------- 5

BIBLIOGRAFIA Y PÁGINAS CONSULTADAS---------------------------------------------- 5

OBJETIVO

El presente trabajo tiene como objetivo mostrar cualidades que hacen a un líder militar. El líder elegido es el Coronel Mohamed Alí Seineldin, que para muchos es el prototipo de soldado argentino, y cuyas virtudes son un ejemplo para aquel que posee la vocación castrense. De todos modos cabe destacar que este es un pequeño resumen de las capacidades y virtudes que lo caracterizaban, y el trabajo muestra de forma muy resumida y mediante hechos comprobables, que un líder se es no solo en el combate, sino también en la vida diaria.

RESEÑA BIOGRAFICA

Nació en Concepción del Uruguay el 12 de noviembre de 1933; Provenía de una familia árabe practicante de la religión drusa, pero siendo joven se convirtió al catolicismo. Siendo niño su familia se trasladó a Concordia, en donde vivió hasta el inicio de su carrera militar.

Formación y carrera militar

En 1957 egresó del Colegio Militar de la Nación, con el grado de Subteniente del arma de Infantería. Su primer destino militar fue en la ciudad de Monte Caseros, en Corrientes; posteriormente, prestó servicios en la Escuela de Suboficiales "Sargento Cabral" y en el Colegio Militar de la Nación, establecimientos de formación de los futuros suboficiales y oficiales del Ejército Argentino.

Más tarde fue jefe de una compañía de paracaidistas en Catamarca. Cuando completó sus estudios superiores en la Escuela Superior de Guerra, se le otorgó el título de Oficial de Estado Mayor. Luego se desempeñó como profesor en esta misma escuela; colaboró en los planes de estudio de diversos organismos de la Policía Federal Argentina; fue jefe de los cursos de "Comandos" del Ejército; y participó en el operativo “Independencia” en la Provincia de Tucumán.

En oportunidad de suscitarse el conflicto con Chile, fue trasladado hacia la Patagonia. En 1981 y 1982 fue Jefe del Regimiento de Infantería 25, en Sarmiento, provincia de Chubut. El 2 de Abril de 1982 compartió con esta Unidad militar, el honor del desembarco en las Islas Malvinas.

Luego de su ascenso al grado de Coronel en 1984, fue designado por el Gobierno Nacional como Agregado Militar y Naval en Panamá, Costa Rica, Haití, República Dominicana y Jamaica. En ese cargo se desempeñó durante 1985 y 1986; concluido ese período y, por especial solicitud del Gobierno de Panamá, le fue extendida su comisión en ese país en el carácter Instructor y Asesor Técnico de las Fuerzas de Defensa de Panamá por el término de dos años (1987 a 1989).

Alzamiento carapintada

Seineldín fue el líder del alzamiento carapintada contra la cúpula del Ejército el 3 de diciembre de 1990, donde unos 50 soldados se hicieron con el control de instalaciones militares en Buenos Aires. El mismo día, el gobierno declaró el estado de sitio durante 60 días. Los mismos se rindieron el 4 de diciembre y ese mismo día se levantó el estado de sitio. Según los informes, 13 personas resultaron muertas y decenas más fueron heridas como consecuencia de los enfrentamientos. 

El ex Coronel fue juzgado por un tribunal militar que lo halló culpable. Durante el juicio asumió la total responsabilidad de las muertes que provocó dicho enfrentamiento, y realiza un alegato conocido como "El Nuevo Orden Mundial" el 7 de agosto de 1991. Comenzó a cumplir su condena en la cárcel de la calle Caseros, en el barrio de Parque Patricios, y luego se le trasladó al Penal de Magdalena, ambos ubicados en Buenos Aires.

El 25 de mayo de 2003 el presidente Eduardo Duhalde lo indultó; al ser liberado trabajó como supervisor de una empresa de vigilancia privada y colaborador de un pequeño empresario agrícola en Catamarca.

El 2 de septiembre de 2009 sufrió un paro cardíaco mientras trabajaba en su oficina y falleció mientras era trasladado a un centro de salud.

VIRTUDES Y VALORES

Mohamed Alí Seineldin fue una persona que se caracterizó por poseer muchas virtudes acordes a su profesión; virtudes que no solo aplicaba en el combate, sino también en la vida diaria. Es conocido su sentido de patriotismo y sacrificio por el bienestar de los demás, además de su generosidad para con el que necesitaba de su ayuda.

También se caracterizaba por poseer un permanente ejemplo personal y preocupación por el bienestar de sus subordinados, como se muestra en la siguiente anécdota, que sucedió cuando se desempeñaba como Jefe de curso de Sargentos:

Cuando se encontraban realizando unas maniobras como integrantes de una patrulla, al llegar la noche, el en ese entonces Mayor Seineldín le dijo a un Tte. 1ro oficial instructor que hiciera la lista de imaginarias. Recibió como respuesta que ya estaba hecha. “En el primer turno estoy yo, en el segundo el sargento fulano, el tercero el sargento mengano y en cuarto está Ud.”

–“Bien”, respondió Seineldín, “cuando termine su turno me despierta a mí”. Solo durmió dos horas e hizo el turno de los dos sargentos y el suyo…

Así mismo, esta preocupación por sus subordinados se ve cuando, al llegar a Jefe, hizo que a la hora de la comida la misma se repartiese primero los soldados, después los suboficiales, luego los oficiales, y por último, si quedaba, a los Jefes (cuando antiguamente se realizaba al revés, siguiendo estricto orden jerárquico).

Obediencia y humildad

Otra de las virtudes principales por la cual se caracterizo fue por poseer humildad en lo que hacía, como se ve en la siguiente anécdota en el cual rechaza una condecoración luego de volver de Malvinas, por el solo hecho de que lo realizo porque era su deber. Asimismo, también se muestra la buena predisposición para ejecutar las órdenes que se le imparten, pese a que la orden era relevarlo del cargo que desempeñaba:

Al Poco tiempo de su llegada de Malvinas, el entonces Teniente Coronel Seineldín, recibió una llamada telefónica del Comandante en Jefe General Nicolaides, produciéndose el siguiente dialogo:

–“Teniente Coronel Seineldín, le hablo personalmente para comunicarle que, por exigencia de los generales debo relevarlo. Conozco el buen desempeño del Regimiento 25, pero no me queda otro camino que decidir su relevo”, dijo el General

–“Mi general le informo que no me afecta y lo acepto. Desde el primer momento que supe que sería el único jefe que continuaría en funciones, me sentí incomodo, en razón que todos mis camaradas Jefes de Unidades, cumplieron correctamente con su misión”, le respondí. Ante esta contestación, que creo él no esperaba, me dijo:

–“De todas maneras, sepa que lo voy a condecorar por su desempeño”

–“Mi General, le ruego que no lo haga, pues si recibo alguna condecoración, correré el riesgo de caer en la soberbia; mi obligación moral es seguir trabajando por la Patria y el Ejército; una condecoración significa que la tarea ya fue acabada, y no es así; ahora me impulsan los espíritus de todos los camaradas que dejaron su vida en el campo de combate…

Previsión

Seineldín demostró una buena capacidad para el análisis de los datos que disponía lo que le permitía ver desde una perspectiva lógica, como se proyectaría la situación y así anticiparse a los hechos. Tres años antes de que se produjera el Conflicto de Malvinas él ya había planteado que se debería haber iniciado la preparación de Hipótesis de conflicto por las islas, pero no se le dio importancia. Lo mismo sucedió en 1975, cuando había logrado reunir los datos suficientes que le indicaban que se encontraban prontos a tener que participar en una guerra civil, la que sería dura y larga, caracterizada por la modalidad de la guerrilla y el terrorismo; en esa oportunidad tampoco fui tomado en serio.

Integridad

Su obrar iba de acuerdo con lo que pensaba, siempre tratando de buscar el bienestar de los demás, actuando de acuerdo a sus principios. Mucha gente vio su recto proceder como amenaza a sus intereses, lo cual hizo que a lo largo de su carrera se ganase muchos enemigos. Tal es el caso de cuando estuvo en Panamá, en donde las autoridades norteamericanas trataron de ganarse su simpatía, pero ante la negativa del mismo, paso a ser catalogado como poco confiable. Otro hecho demuestra que incluso quisieron asesinarlo, pero quien tenía que contratar a un tercero para que lo hiciese fue detenido por el servicio de inteligencia panameño (esta persona había sido enviado por la SIDE Argentina, lo que demuestra que quienes lo veían como amenaza no eran solo extranjeros).

CARÁCTER

Era exigente y no pedía nada que él no pudiera hacer. Poseía un probado valor demostrado en más de una oportunidad, especialmente en el Conflicto de Malvinas, donde acompaño a los soldados en las trincheras, comió su misma comida y corrió los mismos riesgos, dando el ejemplo en todo momento, y no dejando caer la moral de su tropa, actitud que destacan los veteranos de Malvinas que estuvieron a sus órdenes.

Siempre estaba preparado para soportar los esfuerzos que pudiera demandarle entrar en combate, se preocupaba permanentemente por su condición física, la que no descuidaba ni siquiera estando en campaña.

Además poseía una profunda fe cristiana y su permanente preocupación por sus subalternos, lo transformaba en un verdadero líder carismático.

AMBIENTE

Seineldin creció en un una familia de origen árabe que practicaba la religión drusa, y al llegar a Argentina se convirtió en el cristianismo, consagrándose a la virgen del Rosario. La crianza mediante costumbres drusas permitieron inculcar en él principios propios de esta religión, tales como:

  • Creer en Dios
  • Proteger la patria
  • Mantener la palabra propia (honestidad)
  • Proteger al hermano
  • Ayudar al prójimo
  • Respetar a los ancianos

OBJETIVOS

De objetivos firmemente establecidos, se propuso desde un inicio estar al servicio de Dios y de la Patria, buscando el bien en todo momento, y manteniéndose firme a sus principios. Esta actitud de ayudar la mantuvo hasta el último día, cuando falleció trabajando en su oficina de la fundación Cuerpo y Alma, una ONG que atendía la salud de pacientes de bajos recursos en el interior del país.

Otro de los objetivos a los cuales estuvo comprometido es a la causa Malvinas, la cual defendió y fomento al igual que muchos otros veteranos.

COMPROMISO CON LA EXCELENCIA

Es un oficial que se caracterizaba por realizar sus actividades con responsabilidad, empeño y dedicación. Tal es el caso de cuando fue designado como Agregado Militar. Apenas llegado a su nuevo destino, realizó un viaje por toda la jurisdicción para ponerse a disposición de los Ejércitos. En Haití y Jamaica, por motivos de idioma, no pudo concretar ningún tipo de trabajo, pero en los demás países su acción fue intensa. Como referencia, únicamente en Panamá entre1985 y 1986 realizo lo siguiente:

  • Fundó y organizó la Escuela Militar para cadetes. Hizo los planes de estudios (tres años de carrera) supervisando personalmente la forma como se impartía la instrucción.
  • Envió a la Argentina más de cien alumnos para los diversos Institutos Militares.
  • Realizó alrededor de 70 asesoramientos militares.

La instrucción no solo hacía hincapié en la formación militar, sino que también en la exaltación de los valores espirituales, morales y éticos que siempre lo caracterizaron.

Otra anécdota en la cual se demuestra su obsesión por cumplir con las tareas asignadas, incluso más allá de los límites de la prudencia, fue cuando siendo oficial instructor en el Colegio Militar, mientras daba clases sobre el uso de granadas antitanque, una esquirla lo hirió en la pierna. Los cadetes quisieron auxiliarlo pero él se lo impidió y siguió dando la clase como si nada hubiese ocurrido. Recién finalizada la misma se dirigió hacia la enfermería, donde llegó y debió ser atendido con urgencia.

BIBLIOGRAFIA Y PÁGINAS CONSULTADAS

Razzolini, Luis Alberto. “Seineldin, el gran patriota”. 1raEd. Sgo. del Estero. Lucrecia 2010
http://seineldin.8m.com
http://es.wikipedia.org
http://www.taringa.net
http://www.bajandolineas.com.ar