Corazón

Anatomía. Corazón. Sistema cardiológico. Cardiología. Ubicación. Cavidades internas. Aurículas. Ventrículos. Tejidos. Válvulas. Ciclo cardiaco. Sístole. Diástole. Circuitos vasculares. Circuitos cardiacos. Afecciones. Miocarditis. Arteriosclerosis

  • Enviado por: Parisino
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Integral Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

¡Ejercicios resueltos de Límites de Funciones!
¡Ejercicios resueltos de Límites de Funciones!
En este curso de 7 horas, el profesor Willians Medina explica de manera impecable el tema de Límites de...
Ver más información

publicidad

EL CORAZÓN

'Corazón'


El Corazón
Para que la sangre cumpla su función de transporte y distribución es
necesario que llegue a todo el cuerpo. Los vasos sanguíneos son los canales
por don-de la sangre circula y el corazón es el que cumple la función de
bombearla. Este se divide en 3 grandes aspectos de los cuales hablaremos a
continuación; estructurales, funcionales y las afecciones.
Estructural.

1.-Ubicación.

El corazón se encuentra situado en la cavidad torácica detrás del esternón y
entre los pulmones, en el interior de un saco membranoso llamado pericardio,
y apoyado en el músculo diafragma. Su posición no es totalmente central, ya
que su extremo inferior se encuentra desplazado ligeramente hacia la
izquierda. Es de forma cónica, situándose su base ancha hacia arriba a la
derecha. Dicha base se prolonga hacia los vasos sanguíneos arteriales y
venosos (arteria aorta y pulmonar, venas pulmonares y ca-va), que ayudan a
mantenerlo fijo.
Mide aproximadamente 12 cm de longitud, 9 cm de anchura y 6 cm de diámetro
antero posterior. Su peso en el hombre suele oscilar entre 280 y 340g,
mientras que en la mujer es menor y oscila entre 230 y 280 g.

2.-Cavidades internas.


Este consta de cuatro cavidades. Las dos superiores se llaman aurículas y
las dos inferiores se llaman ventrículos.

-Aurículas:
a)Aurícula derecha: La aurícula derecha es una pequeña cavidad superior con
una capacidad de unos 50 mililitros de sangre, aproximadamente.  Sirve como
cámara receptora para toda la sangre venosa (pobre en oxígeno y cargada de
dióxido de carbono) que vuelve de la vena cava superior e inferior, y de
muchos vasos sanguíneos diminutos que recogen la sangre de las paredes de la
propia cámara.  La aurícula derecha es ligeramente más grande que la
izquierda, que es ligeramente más potente.  Las paredes de la aurícula
derecha tienen un grosor menor de 0,3 cm. La pared está formada por dos
capas de músculo.  La capa superficial expande ambas aurículas, y la capa
interna, compuesta de muchos fascículos pequeños, forma un arco sobre la
cavidad auricular formando ángulos rectos con la capa superficial. En la
parte superior de la aurícula derecha hay una pequeña parte de tejido
especial del corazón denominada nodo sinusal o nodo sinoauricular.  Es el
marcapasos del corazón.  Produce el latido del corazón y establece el reposo
del mismo.
b)Aurícula izquierda: La aurícula izquierda es una pequeña cavidad superior
del corazón.  La sangre oxigenada llega de los pulmones a través de las
cuatro venas pulmonares a la cámara blanda de la aurícula izquierda.  La
cámara está constituida por dos capas de músculo superpuestas: una capa
superficial y una capa interna, compuesta de muchos pequeños fascículos.  La
pared de la cámara es ligeramente más gruesa y más potente que la aurícula
derecha.
-Ventrículos:
a)Ven-trículo derecho: Es una cavidad mucho más grande y más fuerte, por
supuesto tiene una pared mucho más gruesa y expulsa la sangre cargada en
dióxido de carbono, del corazón hacia la arteria pulmonar.
b)Ventrículo izquierdo: Expulsa sangre cargada en oxigeno hacia la arteria
aorta y permitiendo que llegue a todo el organismo.

3.-Tejido.

Está formado por tres capas de tejidos, que de fuera hacia adentro son:
pericardio, miocardio y endocardio.

-Endocardio: Es la más interna, consta de una delgada capa de células lisas
y planas, igual a las de los distintos vasos sanguíneos.
-Miocardio: Es una capa de fibras musculares, donde reside la capacidad
contráctil del corazón, esta ubicada entre las otras dos. El grosor de este
no es homogéneo. En las aurículas, las paredes son muy finas, mientras que
las de los ventrículos son de gran espesor. Por su parte, el ventrículo
izquierdo presenta una pared mucho más gruesa que el derecho, debido a que
tiene que enviar la sangre a todo el organismo.
-Pericardio: es el que reviste al corazón con una doble capa. Cada una de
esas hojas de revestimiento se llama pericardio parietal y pericardio
visceral.

4.-Válvulas.

Las aurículas comunican cada una con su correspondiente ventrículo a través
de u un orificio ocluido por una válvula. Existen 4 de estas válvulas: la
tricúspide, la mitral, la semilunar aórtica y la semilunar pulmonar.
-Tricúspide: que se halla entre la aurícula y el ventrículo derecho, esta
constituida por tres membranas (he de ahí su nombre) y los bordes libres
están sujetos a los músculos capilares de las paredes de los ventrículos por
medio de tendones denominados cordones tendinosos; así la válvula solo se
abre en una dirección determinando el sentido del flujo Sanguíneo.

-Mitral: o bicúspide, recibe el nombre de mitral por la semejanza entre la
mitral de un obispo esta situada entre la aurícula y el ventrículo
izquierdo, al igual que la válvula tricúspide esta afirmada por cuerdas
tendinaginosas que se insertan en ella y en la pared del ventrículo
izquierdo.

-Semilunar aortica: o sigmoidea y recibe su nombre por su forma de
medialuna, separa el ventrículo izquierdo de la aorta, es integrada por tres
hojas o pliegues.

-Semilunar pulmonar: al igual que la aortica, recibe su nombre por su forma
de medialuna, se localiza entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar,
también es integrada por tres hojas o pliegues.








Funcional.

1.-Ciclo cardíaco (sístole y diástole).

El corazón funciona con ciclos de contracción y relajación. El movimiento de
contracción se llama sístole, y por él logra impulsar la sangre hacia el
cuerpo. El de relajación, llamado diástole, facilita la entrada de la sangre
al corazón. Este es el ciclo cardíaco, que dura unos 0,8 segundos y abarca
el intervalo que hay entre el final de una contracción cardíaca y la
siguiente.

Al analizar el ciclo cardíaco se distinguen las siguientes etapas: diástole
general, sístole auricular y sístole ventricular. Comenzaremos describiendo
el final de la diástole.

-Diástole general: Al final de esta etapa las válvulas mitral y tricúspide
se abren, mientras que las semilunares de las arterias aorta y pulmonares se
cierran. En estas condiciones, la sangre fluye al corazón llenando las
aurículas y los ventrículos. La velocidad del flujo disminuye a medida que
las cavidades se van llenando. Luego, las membranas de las válvulas mitral y
tricúspide se des-plazan hacia la posición de cierre. La presión sanguínea
permanece baja.

-Sístole auricular: Esta etapa determina la apertura de las válvulas
auricu-loventriculares para permitir el flujo de sangre hacia los
ventrículos. La contracción auricular provoca un 30% del llenado y el 70%
restante ocurre en for-ma pasiva.

-Sístole ventricular: Al iniciarse la contracción de los ventrículos se
cierran las válvulas mitral y tricúspide. En esta primera etapa, la presión
ejercida por los músculos de las paredes ventriculares sobre la sangre,
eleva la presión sanguínea hasta un punto que provoca la apertura de las
válvulas semiluna-res de las arterias aorta y pulmonar. Al abrirse estas, la
sangre sale expelida desde el corazón a los órganos del cuerpo, en una fase
denominada expulsión ventricular. Esta fase, rápida en un comienzo, declina
en intensidad a medida que progresa la sístole.

La cantidad de sangre bombeada por cada ventrículo durante la contracción es
de unos 70 a 90 ml.

Una vez que ha pasado la contracción del músculo ventricular, la presión
dentro del ventrículo disminuye más aún. Se produce el cierre de las
válvulas semilunares de las arterias en una fase conocida como relajación
ventricu-lar. Finalmente se produce la abertura de las válvulas mitral y
tricúspide, permitiendo el acceso de la sangre a los ventrículos. En un
comienzo el llena-do es rápido y va disminuyendo en rapidez a medida que se
acerca la próxima contracción.

Cuando el corazón impulsa la sangre, lo hace en una serie de etapas, que se
van sucediendo y que constituyen el ciclo cardíaco, manifestado a través del
ritmo de los latidos, que en una persona adulta en reposo suele ser de unos
70 por minuto. Pero veamos qué ocurre entre latido y latido, comenzando por
la sístole auricular.

El ciclo cardíaco dura 0,8 segundos, en reposo. De este tiempo 0,27 segundos
corresponden a la sístole, mientras que los 0,53 segundos restantes
correspon-den a la diástole.

Es claro que hay factores que alteran la frecuencia del latido cardíaco,
como el ejercicio físico. En estos casos, también se altera la duración del
ciclo y por lo mismo, la de cada una de las etapas.

A una frecuencia de 200 latidos por minuto, la duración de la sístole
disminuye de 0,27 a 0,13 segundos, y se debe, principalmente, a un
acortamiento de la du-ración del período de vaciamiento sistólico. La
duración de la diástole se redu-ce más aún, llegando a 0,14 segundos cuando
la frecuencia es de 200 latidos cardíacos por minuto.

2.-Circuitos Vasculares.

Desde que la sangre ingresa a la aurícula derecha hasta que vuelve de nuevo
a ella, ha realizado dos recorridos. Este proceso se llama circula-ción
doble. Consta de dos circuitos: el circuito menor o pulmonar y el cir-cuito
mayor, sistémico o general.

El corazón tiene su propio circuito especial que per-mite su irrigación y
que recibe el nombre de circuito coronario,  del cual hablaremos a
continuación.

-Circuito coronario: El corazón se nutre a través de su propio sistema; un
circuito especial llama-do circuito coronario.

Las paredes cardíacas son demasiado gruesas, por lo que los nutrientes y el
oxígeno no se difunden a través de ellas. Necesita por eso su propio sistema
conductor: el circuito coronario. Este nace de la arteria aorta, en el lugar
en que el vaso sale del corazón y se divide en dos ramas principales: la
arteria coronaria derecha y la izquierda. Cada una de ellas se dirige hacia
la mitad derecha e izquierda de este.

Después de pasar por los capilares, la sangre pasa a la aurícula derecha a
tra-vés de un conjunto de venas llamadas seno venoso. De esta forma, las
células cardíacas pueden recibir los nutrientes que necesitan y eliminar sus
desechos metabólicos.

-Circuito pulmonar: La sangre que viene de los tejidos corporales y que
retorna al corazón por las venas debe eliminar el dióxido de carbono y a la
vez enriquecerse con el oxíge-no. El circuito pulmonar se encarga de
dirigirla hacia los pulmones. El reco-rrido que realiza la sangre entre el
corazón y los pulmones incluye los siguien-tes pasos: ventrículo derecho,
arteria pulmonar, capilares pulmonares, venas pulmonares y la aurícula
izquierda.

-Circuito mayor, sistémico o general: La sangre sale de los pulmones rica en
oxigeno, es decir, lista para su distri-bución a todo el cuerpo. Este
proceso se cumple a través del circuito mayor, sistémico o general, que
corresponde al recorrido que realiza la sangre entre el corazón y los
distintos órganos y tejidos del cuerpo.

El circuito mayor cumple la misión de transportar el oxígeno y nutrientes a
las células y recoger los productos de desecho del metabolismo para
conducir-los a los órganos encargados de su eliminación. Está constituido
por: ven-trículo izquierdo, arteria aorta, capilares de los tejidos y
órganos, venas cava y aurícula derecha.

3.-Automatismo cardíaco.

Si el corazón fuese removido cuidadosamente y dispuesto en condiciones
apropiadas, veríamos que podría continuar latiendo durante varias horas. El
corazón posee su propio sistema de conducción que le da la capacidad de
seguir funcionando, separado del cuerpo. Hay cuatro estructuras incluidas en
la pared del corazón que conducen los impulsos a través del músculo
cardíaco, causando que primero se contraigan las aurículas y a continuación
los ventrículos.  Estas estructuras son el nodo sinoauricular (nodo SA), el
nodo auriculoventricular (nodo AV), el fascículo de His y las fibras de
Purkinje.

-Nodo sinoauricular: Es una pequeña masa de tejido muscular cardíaco
es-pecializado. Se ubica en la porción superior de la aurícula derecha,
cerca del orificio de abertura de la vena cava. Este tejido muscular se
caracteriza por su capacidad de autoestimularse y provocar la propia
contracción. Por esta capa-cidad se le suele denominar como el "marcapasos"
cardíaco. La conducción de los impulsos normalmente comienza en el nodo SA. 
Genera un breve impulso eléctrico de baja intensidad 72 veces por minuto en
un adulto en reposo. Desde este punto el impulso se expande sobre las
láminas de tejido de las que están formadas las dos aurículas, excitando las
fibras musculares a su paso. La señal de contracción generada en el nodo
sinoauricular hace que el corazón lata entre 70 y 80 veces (pulsaciones) por
minuto. La onda de contracción se pro-paga luego hacia el resto de la
aurícula derecha y a toda la aurícula izquierda, con una velocidad
aproximada de 0,3 m/s, provocando la contracción auricular.
Fibras internodales. Estas fibras, ubicadas en las paredes musculares de la
aurícula derecha, son las encargadas de transmitir la onda de contracción,
generada en el nodo sinoauricular, hacia el nodo auriculoventricular. Su
nom-bre se debe, justamente, a la ubicación entre los nodos, que posibilita
su con-tacto funcional.

-Nodo auriculoventricular: Se encuentra en la aurícula derecha, cerca de su
base. Este tejido especializado tiene por función provocar un leve retraso
en la propagación de la onda de contracción hacia los ventrículos. Esto es
im-portante porque asegura que las aurículas completen su contracción y
vacíen la sangre contenida antes que los ventrículos se contraigan. En caso
de que el "marcapasos" deje de funcionar este nódulo es capaz de hacer latir
al corazón a un ritmo de 40 a 60 latidos por minuto.
Luego la onda de contracción abandona el nodo auriculoventricular y es
transferida hasta un conjunto de células musculares especiales, llamadas
fibras de Purkinje. Estas se agrupan en una masa llamada haz
aurículoven-tricular o haz de His.

-Haz auriculoventricular o de His: Tiene por función acelerar hasta seis
veces la velocidad de conducción de la onda de contracción (unos 4 mis). De
es-te modo las fibras de Purkinje aseguran una transmisión rápida y
simultánea de la onda de contracción hacia ambos ventrículos. El haz de His
es capaz de estimular, por si solo, la contracción del corazón a un ritmo de
15 latidos por minuto.
Finalmente, las fibras del haz de His descienden hacia el tabique
interventri-cular y luego se dividen en dos grandes brazos, llamados Rama
izquierda y Rama derecha del haz, que originan otras de menor tamaño cada
vez. Estas transfieren la onda de contracción a los ventrículos.
Regulación extracardíaca. Además de la regulación que ejerce el corazón
sobre sí mismo, existe otra que no le es propia. Está dada por nervios, que
vienen del Sistema Nervioso, y regulan la frecuencia y la fuerza de los
latidos del corazón.
El centro de control nervioso se encuentra en el encéfalo, específicamente
en una estructura llamada bulbo raquídeo.
Los nervios que participan de este control de los latidos cardíacos son los
ner-vios simpáticos y los parasimpáticos. Los nervios simpáticos pueden
provo-car un aumento de la frecuencia cardíaca, en tanto que los nervios
parasimpá-ticos pueden hacer que disminuya.

Afecciones.

Los trastornos del corazón son responsables de mayor número de muertes que
cualquier otra enfermedad en los países desarrollados. Pueden surgir como
consecuencia de defectos congénitos, infecciones, estrechamiento de las
arterias coronarias, tensión arterial alta o trastornos del ritmo cardiaco.



1.-Las cardiopatías congénitas.

Incluyen la persistencia de comunicaciones que existían en el transcurso de
vida fetal entre la circulación venosa y arterial, como el ductus
arteriosas, que es un vaso que comunica la arteria pulmonar con la aorta,
únicamente hasta que se produce el nacimiento.

2.-Cianosis.

Esta afecta la división del corazón en cuatro cavidades y a los grandes
vasos que llegan o parten de ellas. En los "bebés azules" la arteria
pulmonar es más estrecha y los ventrículos se comunican a través de un
orificio anormal. En esta situación la piel adquiere una coloración azulada
debido a que la sangre recibe una cantidad de oxígeno insuficiente. En la
antigüedad la expectativa de vida para dichos lactantes era muy limitada,
pero con el perfeccionamiento del diagnóstico precoz y el avance de las
técnicas de hipotermia, es posible intervenir en las primeras semanas de
vida, y mejorar la esperanza de vida de estos lactantes.

3.-Cardiopatías reumáticas.

Anteriormente la constituían como una de las formas más graves de enfermedad
cardiaca durante la infancia y la adolescencia, por afectar al corazón y sus
membranas. Esta enfermedad aparece después de los ataques de la fiebre
reumática. El uso generalizado de antibióticos eficaces contra el
estreptococo ha reducido mucho su incidencia, pero todavía en los países en
vías de desarrollo sigue siendo la primera o una de las primeras causas de
cardiopatía.

4.-La miocarditis.

Es una inflamación o degeneración del músculo cardiaco. Esta se asocia, o
está causada con más frecuencia, por una infección viral, aunque suele ser
consecuencia de diversas enfermedades como sífilis, bocio tóxico,
endocarditis o hipertensión. Puede aparecer en el adulto como enfermedad
primaria, o en el anciano como enfermedad degenerativa. En la mayoría de los
casos afecta a todo el corazón. Los síntomas suelen ser dolor precordial
asociado con frecuencia a fiebre, taquicardia y descenso de la presión
sanguínea. Si es grave, el deterioro de la función muscular puede conducir a
insuficiencia cardiaca. También puede asociarse con dilatación (aumento
debido a la debilidad del músculo cardiaco) o con hipertrofia (crecimiento
en exceso del músculo cardiaco). El tratamiento depende de la causa que la
produce, aunque por lo general los pacientes se mantienen en reposo y se
recuperan de forma espontánea. Sin embargo, en muchos casos se pueden
producir una o más recaídas, y algunas veces se produce fibrosis y debilidad
permanente del músculo cardiaco.

5.-Arteriosclerosis.

La principal forma de enfermedad cardiaca en los países occidentales es
esta. En este trastorno, los depósitos de material lipídico denominados
placas, formados por colesterol y grasas, se depositan sobre la pared
interna de las arterias coronarias. El estrechamiento gradual de las
arterias a lo largo de la vida restringe el flujo de sangre al músculo
cardiaco. Los síntomas de esta restricción pueden consistir en dificultad
para respirar, en especial durante el ejercicio, y dolor opresivo en el
pecho que recibe el nombre de angina de pecho (angor pectoris). La placa de
ateroma puede llegar a ser lo bastante grande como para obstruir por
completo la arteria coronaria, y provocar un descenso brusco del aporte de
oxígeno al corazón. La obstrucción, denominada también oclusión, se puede
originar cuando la placa se rompe y tapona el conducto en un punto donde el
calibre de la arteria es menor o cuando se produce un coágulo sobre la
placa, proceso que recibe el nombre de trombosis.

6.-Infarto de miocardio.

7.-Angina de pecho.

Es el síntoma causado por el aporte insuficiente de oxígeno al corazón
(isquemia), habitualmente producido por estenosis u obstrucción de las
arterias coronarias. Es una de las manifestaciones de la enfermedad llamada
cardiopatía isquémica (su otra manifestación típica es el infarto de
miocardio, en el cual, además del dolor, se produce una necrosis o muerte
del tejido cardiaco por la falta de oxígeno). Se caracteriza por una
sensación de dolor, opresión o "atenazamiento" bajo el esternón. El dolor
puede extenderse desde el pecho, habitualmente hacia el brazo izquierdo. Los
ataques de angina de pecho duran varios minutos, y pueden desencadenarse por
situaciones de estrés psíquico o, más frecuentemente, por actividades
físicas que exigen un aumento del aporte de sangre al corazón. La
cardiopatía isquemia es una enfermedad típica de personas de mediana edad y
de los ancianos, especialmente de aquellos que presentan arteriosclerosis.
El dolor de la angina de pecho mejora con el reposo y la relajación. A los
pacientes se les suministra fármacos que relajan y dilatan los vasos
sanguíneos, proporcionando así un mayor aporte de oxígeno al músculo
cardiaco. A veces es necesaria la cirugía para sustituir las arterias
coronarias por unos nuevos vasos que garanticen un adecuado aporte sanguíneo
al corazón, que puede ser una técnica quirúrgica denominada bypass
coronario. En este procedimiento se sutura una parte de una vena de la
pierna (safena) a la arteria coronaria ocluida para formar un puente que
evite la zona ateroesclerótica. En la mayoría de los pacientes la
intervención alivia el dolor de la angina y en muchos de ellos evita un
infarto mortal, o un segundo procedimiento quirúrgico que es la
cateterización y dilatación con balón, o angioplastia coronaria transluminal
percutánea. En esta intervención se introduce en la arteria coronaria un
conducto hueco (catéter) con un balón en su extremo. Cuando el balón alcanza
la zona aterosclerótica se insufla. La placa se comprime y se restablece el
flujo normal. Se calcula que una de cada seis intervenciones de bypass
puede ser sustituida por este método menos agresivo. Sin embargo, la
coronariopatía continúa siendo la principal causa de muerte en los países
civilizados.




8.-Arritmia.

La frecuencia cardiaca responde a las necesidades del organismo y está
sujeta a un amplio intervalo de variaciones que, por lo general, se
encuentran dentro de los límites normales. Las variaciones pequeñas en el
ritmo cardiaco suelen tener un significado mínimo patológico. La alteración
del ritmo cardiaco normal recibe el nombre de arritmia. Cuando además supone
una elevación del ritmo se denomina taquiarritmia (fibrilación ventricular,
auricular y sacudidas) mientras que cuando lo retarda se denomina
bradiarritmia (bloqueos auriculoventriculares y de rama). La causa inmediata
de muerte en muchos infartos de miocardio, haya o no ateroesclerosis, es la
fibrilación ventricular, que conduce a una parada cardiaca. Este tipo de
taquiarritmia origina la contracción rápida e ineficaz de los ventrículos.
El ritmo cardiaco normal se puede restablecer con la aplicación de una
descarga eléctrica sobre el tórax. Los defectos graves en el nodo
sino auricular o en las fibras que trasmiten los impulsos al músculo cardiaco
pueden provocar vértigo, desmayos y en ocasiones la muerte. El trastorno más
grave es el bloqueo cardiaco completo. Éste se puede corregir por medio de
la colocación de un marcapasos artificial, un dispositivo que emite
descargas eléctricas rítmicas para provocar la contracción regular del
músculo cardiaco. La mayor parte del resto de las arritmias no son
peligrosas excepto en quienes padecen una enfermedad cardiaca subyacente. En
estos pacientes, en especial en los que ya han sufrido un infarto, las
arritmias requieren un tratamiento a base de antiarrítmicos como propanolol,
lidocaína y disopiramida, entre otros.


9.-Afección Cardiopulmonar.

Es una patología frecuente entre las personas de edad avanzada, que suele
ser el resultado de una alteración pulmonar como el enfisema, o de una
enfermedad que afecta a la circulación pulmonar, como la arteriosclerosis de
la arteria pulmonar.

10.-Insuficiencia cardiaca congestiva.

El bombeo deficiente de sangre se traduce en una insuficiencia cardíaca
congestiva. Las estadísticas indican que un 1O % de las personas
diagnosticadas con este trastorno fallecen durante el primer año. Es la
principal causa de muerte entre las personas hospitalizadas.
La investigación intensiva sobre los factores que hacen fallar al corazón
está descubriendo nuevas formas de tratar la insuficiencia congestiva. Los
médicos esperan que esto lleve a un cuidado precoz más efectivo que pueda
mejorar la eficiencia de este importante órgano y aliviar los síntomas antes
de que la enfermedad se torne grave.
En los Estados Unidos, la mayoría de las personas con insuficiencia cardiaca
congestiva sufren de una ineficiencia crónica de la bomba. El bombeo
inoperante disminuye la circulación de sangre en todo el cuerpo y permite
que la sangre se acumule en las venas que la retornan al corazón. Uno o
ambos lados de éste pueden fallar.
-Lado izquierdo. La mayoría de las formas de insuficiencia cardíaca afectan
al lado izquierdo. Cuando la bomba de ese lado comienza a funcionar mal, la
sangre se junta en los pulmones, haciendo que se congestionen con líquido.
Esto puede provocar una excesiva falta de aire durante el ejercicio y,
también, abatimiento y mayor cansancio durante o después de las actividades
normales.
Eventualmente, la persona tiene problemas para respirar cuando se encuentra
en la cama. El estar acostada hace que el exceso de líquido de las piernas y
pies vuelva a la circulación. Esto la despierta con ahogos en medio de la
noche.
-Lado derecho. A medida que los pulmones se congestionan, la bomba derecha
también se sobrecarga.
La sangre se acumula en las venas y determina que se hinchen (distiendan)
las del cuello. El líquido también suele juntarse en el hígado, haciéndolo
aumentar de tamaño. Pies y tobillos se hinchan. Y hasta dedos y manos
podrían retener liquido.
-Sus causas.
La insuficiencia cardiaca congestiva constituye un síndrome que puede ser
originado por varios problemas.
a )El daño al corazón producido por arterias coronarias estrechas o un
infarto miocárdico que debilita la acción de bomba del órgano.
b) Las válvulas cardiacas infectadas, estrechas o insuficientes habitualmente
lo sobrecargan.
c) Tanto el abuso crónico del alcohol como de otras drogas suelen reducir su
capacidad contráctil. Muchas veces, estas sustancias lo deterioran.
d) La presión arterial alta no controlada por años puede hacer que se engrase
y se torne rígida. Ello impide que se relaje en forma adecuada para llenarse
de sangre. La hipertensión arterial crónica también puede debilitar la
acción bombéate del corazón.
-La terapia.
El tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva incluye uno o más de
estos aspectos:
-Reposo. El reposo adecuado ayuda a conservar energía y disminuye la demanda
sobre el corazón. Sin embargo, hay que evitar permanecer en cama. En cambio,
es bueno descansar en una silla en forma periódica y evitar la fatiga
excesiva.
-Dieta. La restricción de sodio minimiza la retención de liquido. Esto
reduce la hinchazón en las piernas y la congestión pulmonar. Así se alivio
la falta de aire.
Ingerir la comida en pequeñas cantidades requiere, al parecer, menos
esfuerzo del corazón. Eliminar la cafeína baja el riesgo a un ritmo cardíaco
acelerado o de anormalidades en él.
-Medicamentos. Junto con el reposo y la dieta, los diuréticos sor casi
siempre una parte integral del tratamiento precoz.
Ellos aumentan la velocidad con que el organismo produce orino. Esto, a su
vez, reduce el liquido y sodio que se acumularían en los tejidos. En
conjunto con una restricción de sodio, los diuréticos calman la hinchazón y
la falta de aire. Como algunos promueven la pérdida de potasio, los médicos
acostumbran a recetar un suplemento de este mineral y recomiendan comer
alimentos ricos en él.
La medicina digital ha sido utilizada por muchos años para aumentar
levemente la acción de bombeo del corazón. No obstante en los últimos 10
años, los remedios que dilatan los vasos sanguíneos (vasodilatadores) han
mejorado la terapia con drogas y están emergiendo como terapia de primera
línea.
Tres vasodilatadores orales que tratan la insuficiencia cardiaca congestiva
son los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina captopril,
enalapril y lisinopril.
Dichos inhibidores ayudan de dos formas. Primero, disminuyen la producción
de angiotensina, una hormona que contrae las arterias, lo que permite que el
corazón se vacíe más fácilmente. Segundo, restringen la producción de
aldosterona, otra hormona que hace que el organismo retenga sodio y agua.
-Trasplante. En la Clínica Mayo y otros centros, las unidades especializadas
en este tipo de operaciones están efectuando un número creciente de
trasplantes de corazón o corazón-pulmón cuando los procedimientos
convencionales fallan.
-Bomba implantable. Los doctores insertan lo que ellos llamar un aparato de
asistencia ventricular izquierda en el tórax, para ayudar a la función de
bomba del corazón.
-Genética. Algunas personas heredan una condición cardíaca denominada
miocardiopatía dilatada. En esta forma grave de insuficiencia cardíaca
congestiva, el músculo se deteriora y agranda. Aunque no existe una terapia
eficaz disponible, la investigación genética presenta un potencial
atractivo.
-Hormonas. Los especialistas de la Clínica Mayo se encuentran desarrollando
y probando nuevas drogas para bloquear la destrucción de una hormona llamada
factor natriurético auricular.
Producido por el corazón, hace que los riñones eliminen el sodio del cuerpo.
En la insuficiencia cardíaca, el órgano no fabricaría la cantidad necesaria,
tal como el páncreas no secreta suficiente insulina en la diabetes. Los
doctores anticipan que los medicamentos aumentarían el nivel de este
factor.18
Los científicos están descubriendo que la hormona endotelina es un poderoso
constrictor de las arterias. Frecuentemente, quienes sufren insuficiencia
cardíaca congestiva tienen elevados niveles de ella. El control de esta
hormona puede derivar en otras formas para tratar el trastorno.

11.-Estenosis.

Estrechez anormal o patológica de un conducto, de un orificio, etc.
Estrechez mitral, aórtica.

12.-Embolia.

La que se produce en una arteria del cerebro y provoca el reblandecimiento
de la región que irriga, causando alteraciones en la función que ejercía (es
muy común la parálisis).

13.-Taquicardia.

Frecuencia excesiva del ritmo de las contracciones cardíacas.