Corantioquia

Portección y medio ambiente. Centro de antioquia. Recuperación de las especies. Fauna. Proceso de reubicación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 6 páginas
publicidad

CORANTIOQUIA

El objetivo principal de esta visita, fue concientizarnos y mostrarnos que existe una entidad que busca la protección del medio ambiente y de los recursos naturales renovables, la cual rescata la fauna silvestre, sometiéndolos a un tratamiento médico veterinario en lugares especiales, proporcionándoles a estos los cuidados necesarios para poder decidir sobre su destino final

¿Qué es CORANTIOQUIA?

La ley 99 de 1993, que instauró en Colombia el Ministerio del Medio Ambiente y reordenó el sector público para la gestión y conservación del mismo y sus recursos naturales renovables, dispuso la creación de la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, CORANTIOQUIA,entidad corporativa de carácter público y de orden nacional, con patrimonio propio, personería jurídica y autonomía administrativa y financiera, encargada de controlar y regular el impacto ambiental de las industrias sobre el medio ambiente.

Cada especie en su lugar”: Reubicación de la fauna silvestre

Video presentado por nuestro expositor Juan Camilo Restrepo; en el cual se nos habla y se nos muestra el proceso que se lleva a cabo cuando es recuperada o entregada voluntariamente alguna especie de la fauna silvestre el cual lleva un proceso de cuatro etapas las cuales son:

  1. Recuperación de la Especie: Decomiso o entrega voluntaria
  2. Evaluación y Tratamiento de la Especie: Proceso en el cual se evalúa el estado y las condiciones del animal tanto físicas como psicológicas por decirlo de alguna forma, ya que se mira que tan amaestrados están, también se hace una evaluación muy profunda de su estado de salud con un tratamiento médico veterinario en lugares especiales
  3. Liberación
  4. Plataformas de Reubicación: Construidas y administradas por la sociedad civil, en donde se han construido jaulas de aclimatación para que los animales pasen el tiempo suficiente para acoplarse visual y fisiológicamente a las nuevas condiciones de vida. Posteriormente, pasado el período de aclimatación, se inducen a ampliar su área de acción abriéndoles las puertas y ofreciéndoles alimento afuera de la jaula y condiciones ambientales seguras en el espacio inmediato a la jaula, lo que con suerte induce a los animales a recuperan sus capacidades motoras y de adaptación a las nuevas condiciones

Muchos de estos animales silvestres aun conservan su estilo primitivo de supervivencia, aunque en algunas ocasiones está enmascarado por comportamientos aprendidos debido principalmente al tiempo prolongado de contacto con seres humanos. La experiencia muestra que la gran mayoría son capaces de recuperarse y volver a cumplir con sus funciones ecológicas. Pero sea cual fuere el caso, estos seres vivos merecen la oportunidad de tener vidas dignas en ambientes apropiados.

Luego nuestro expositor dio paso a explicarnos las clases de faunas que hay, las cuales se clasifican en:

  • Fauna Doméstica: Son todos los animales pertenecientes a especies de cría o de mejoramiento genético y que le han servido incondicionalmente al ser humano, a través del tiempo; dentro de los cuales encontramos: Vacas, Caballos, Perros, Gatos, Ovejas, Conejos, Gallinas, entre otros. Sobre estas especies no se pueden realizar actos de decomiso, pero sí de protección sobre estos.   
  • Fauna Exótica: Especies cuyo origen y evolución están por fuera de los límites físicos del territorio patrio y para tal efecto pueden ser silvestres o domésticos, como son: tigres de Bengala, leones, jirafas, chimpancés, entre otros.
  • Fauna Amansada: Individuos de la fauna silvestre que han sufrido procesos de amansamiento: Comportamientos condicionados y reacciones manipuladas por quienes los tienen.
  • Fauna Silvestre: Especies animales terrestres, que no han sido objeto de domesticación, mejoramiento genético, cría regular o que han regresado a su estado salvaje, como lo son: anfibios, reptiles, aves y mamíferos colombianos 

Colombia es considerada como uno de los cinco países con mayor diversidad del mundo, Pero también somos uno de los quince países del mundo en donde más se trafica con la fauna silvestre las causas determinantes en la reducción de poblaciones silvestres.

¿Qué se hace con las especies decomisadas o entregadas de manera voluntaria?

Cuando se decomisan o se entregan voluntariamente animales silvestres, éstos son llevados a los Centros de Atención de Fauna Silvestre y puestos a disposición de la Autoridad Ambiental, todos los animales que ingresan a estos centros de atención especializados se les abre una ficha de ingreso en donde se reseña el nombre y datos del dueño o poseedor ilegal, además los antecedentes de la captura (lugar, procedencia, edad, tipo de alojamiento al que estaba sometido tiempo de cautiverio y dieta suministrada); se identifica taxonómicamente al animal y se le asigna un número y una marca por medio de tatuajes, anillos u otros medio que permitan su fácil identificación. Luego se efectúa la evaluación físico-psíquica para determinar el estado de salud al momento de ingreso, se le suministran los primeros auxilios. Por último los animales son puestos en jaulas o encierros para que cumplan el periodo de cuarentena, donde se les realiza los tratamientos adecuados para su recuperación. De acuerdo con el estado en que se encuentren pueden clasificarse en las siguientes categorías:

  • Animales física y etológicamente aptos para ser reubicados: Son animales que en términos generales presentan una condición relativamente buena, su comportamiento es natural y acorde con los de su especie. Esto permite prever que después del periodo de cuarentena, en un corto o mediano plazo, el animal podrá ser reubicado en espacios acordes a su condición.
  • Animales física y/o etológicamente limitados: Son animales que pueden presentar lesiones físicas serias, irreparables en algunos casos, o con un periodo de recuperación demasiado largo y complicado. Algunos de estos animales pueden presentar desarreglos serios de conducta, generalmente inducidos por el largo periodo de contacto con los humanos y por haber sido capturados demasiado jóvenes, lo que les impide, desarrollar el comportamiento característico de su especie. Algunos de estos animales podrán ser reubicados a través de las plataformas de reubicación, mientras que otros tendrán que permanecer en condición de encierro el resto de su existencia.
  • Animales de distribución zoo-geográfica diferente al área de influencia: algunos de estos individuos no pertenecen a la zona geográfica del departamento de Antioquia, lo que se constituye en un tropiezo inicial para realizarle la reubicación, debido a que estos tienen que ser llevados a las zonas de distribución natural, reportados y enviados a las corporaciones respectivas del país.
  • Animales que pueden representar un peligro para el hombre y los animales domésticos: En esta categoría se encuentran los felinos, zorros, hurones, etc. Son animales que difícilmente son reubicados y su destino final es casi siempre como parte de la colección de algún zoológico.

El Proceso de la Reubicación

Cuando se decomisa un animal, entra en un proceso complejo que con suerte termina en el regreso de este a un ambiente igual o similar al de sus orígenes. En este proceso se requiere el trabajo de un grupo interdisciplinario de profesionales especializados en los procesos de rehabilitación de fauna silvestre y del concurso de personas interesadas en proporcionarles ambientes más dignos a los individuos que sobrevivan a los procesos de rehabilitación. Por desgracia, muchos de los animales que son recuperados en acciones de decomiso o son devueltos en forma voluntaria, llegan con muchas limitaciones tanto físicas (mutilaciones, afecciones de la piel, escamas o mucosas, atrofias musculares, deformaciones esqueléticas...) como de comportamiento, entre las que el amansamiento es la más grave, pues no solo el animal reconoce al ser humano como su guardián y alimentador si no que en la mayoría de los casos han perdido el instinto para sobrevivir en condiciones naturales, olvidándose incluso de reconocer a los enemigos y los alimentos que ingieren los de su misma especie en condiciones naturales. Existen casos donde los animales decomisados nunca vuelven a ver a sus semejantes desde que son hechos prisioneros, a veces desde edades muy tempranas.

Cuando se toma la decisión de reubicar un animal, es porque se tiene la esperanza de que pueda adaptarse a las condiciones ambientales que se le están ofreciendo. Además, es necesario asegurarse que el animal no tenga enfermedades que puedan transmitirse a las poblaciones que habitan el lugar o a los seres humanos, para lo cual se les debe realizar evaluaciones medicas que involucren análisis de laboratorio. Por otro lado, se debe regresar al individuo al área de origen o de distribución de su especie, para evitar riesgos de contaminar genéticamente a las poblaciones silvestres residentes en estos lugares, lo que resultaría en perdida de capacidades de adaptación al medio en el cual ha evolucionado su población, ocasionando la desaparición de la especie en mención en pocos años.

Una vez los animales están aptos para ofrecerles ambientes dignos, según evaluación de las autoridades ambientales, son llevados a PLATAFORMAS DE REUBICACIÓN: Sitios previamente seleccionados de acuerdo con sus características ecológicas y sociales. Donde se construyen jaulas de aclimatación donde los animales pasan el tiempo suficiente para acoplarse visual y fisiológicamente a las nuevas condiciones de vida.

Algunos problemas de la reubicación de fauna silvestre decomisada

Es de advertir, que en un alto porcentaje los animales que entran en el proceso de reubicación han estado por prolongados períodos bajo condiciones de encierro, que en muchos casos ha sido muy restrictivo y los ha hecho dependientes de los seres humanos. En este caso es de esperar niveles variables de amansamiento, que hacen que para los animales sea necesario crear los mecanismos necesarios para impedir su recaptura o agresión puesto que por desgracia ellos identifican al ser humano como protector y defensor.

El contagio de enfermedades de las poblaciones naturales de fauna silvestre o inclusive a animales domestico o el hombre, la pérdida de diversidad genética y las inadecuadas condiciones físicas o psicológicas para enfrentar de nuevo el ambiente libre, son los aspectos más importantes para tener en consideración cuando se piensa en reubicar un animal.

Existen muchas personas enemigas de los procesos de reubicación y sus teorías se basan en la incertidumbre de que se puedan cometer algunos de los aspectos descritos anteriormente.

Es, por consiguiente, primordial que los reubicadores solo contemplen en el programa de animales que provengan de las Autoridades Ambientales y así reducimos la potencialidad de introducir enfermedades a las poblaciones naturales que podrían llevar a la extinción, al menos localmente, de muchas especies o lo que sería pero introducir genes o especies a zonas donde nunca existieron. Es importante considerar que la reubicación de un individuo que ha sido extraído de un medio natural y sometido a procesos de amansamiento con todos los problemas que esto acarrea, expone a las poblaciones locales, ya sea por contaminación genética o por competencia de recursos alimentarios en el hábitat. Por otro lado, los animales lisiados o con problemas de conducta podrían estar destinados a la muerte en periodos cortos de tiempo.

El aprendizaje que se obtuvo en esta visita fue motivar, concientizar y educar tanto a la comunidad, como a cada uno de nosotros acerca de todos los problemas que conlleva el tener fauna silvestre en cautiverio, ya que siempre debemos tener en cuenta que este tipo de animales son un componente vital para el sano desarrollo del ambiente en el que ésta se desenvuelve debido a que con sus funciones generan salud y bienestar para el ecosistema, teniendo en cuenta también que todo el desarrollo y los resultados de estos procesos nos afectan directa o indirectamente; adquiriendo así una cultura de respeto frente a la fauna silvestre.

Recomendaciones

  • Los animales pertenecientes a la fauna silvestre cumplen funciones de vital importancia en los ecosistemas; es por esto que nos vemos en la necesidad de conservarlos, protegerlos y rehabilitarlos, utilizando todos nuestros recursos.
  • El trabajo conjunto de la comunidad con la policía ambiental, contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de la fauna silvestre que se encuentra fuera de su hábitat, además de facilitar una reubicación exitosa de éstos animales.
  • Todos somos responsables del desarrollo y del equilibrio de nuestro ecosistema, ya que todos somos parte vital de este.